Está en la página 1de 3

Niveles de prevención

La prevención implica cualquier medida que reduzca la probabilidad de aparición de una


afección o enfermedad, o bien que interrumpa o aminore su progresión. Los tres niveles
básicos de prevención son: primaria, secundaria y terciaria.

Prevención primaria
Se lleva a cabo durante el periodo prepatogénico y tiene el propósito de mantener y
promover la salud, así como de evitar la aparición de la enfermedad. Incluye la
promoción de la salud y la protección específica.
La promoción de la salud abarca:
1. Educación para la salud.
2. Buenos niveles de alimentación, ajustados a las diferentes fases de desarrollo.
3. Atención al desarrollo de la personalidad (higiene mental).
4. Provisión de condiciones adecuadas de casa, recreación y condiciones de trabajo.
5. Educación sexual y para el matrimonio.
6. Consejo genético.
7. Exámenes selectivos periódicos.
El primer aspecto es fundamental: educación para la salud.
La educación para la salud tiene como propósito final la participación activa y consciente
de los individuos en beneficio de su salud, la de su familia y la de su comunidad,
fundamentada en el desarrollo de valores, actitudes, conocimientos y conductas.
La educación para la salud se debe dar en dos niveles:
1. Quienes carecen de los conocimientos adecuados para mantenerla y promoverla.
2. Quienes cuentan con los conocimientos pero no los practican.

Así, la educación para la salud debe empezar con:


a. El fomento de hábitos (educación informal) desde que el niño nace
b. Debe continuar en la escuela (educación formal).

Protección específica
Estas medidas protegen contra alguna enfermedad en especial:

1. Uso de inmunizaciones específicas. Si se desea prevenir la hepatitis B, el


individuo debe vacunarse contra ese padecimiento.
2. Atención a la higiene personal. Incluye aspectos como aseo de la piel, uso de ropa
y zapatos adecuados, postura, sueño, e higiene de boca, entre otros.
3. Saneamiento ambiental.
4. Protección contra riesgos ocupacionales.
5. Uso de nutrimentos específicos.
6. Protección contra accidentes.
7. Protección contra carcinógenos.
8. Protección contra alergenos.

Prevención secundaria
Se aplica cuando la prevención primaria fracasa, es decir, cuando el individuo enferma,
incluye:
1. Diagnóstico temprano y tratamiento oportuno.
Tiene como objetivos detener el proceso de enfermedad para que no avance, prevenir
la difusión de enfermedades transmisibles.
Consiste en:
a. Medidas para encontrar casos individuales y de masa.
b. Exámenes selectivos.
c. Encuestas de selección de casos.

2. Limitación de la incapacidad:

a. Es necesario proporcionar tratamiento adecuado para detener la enfermedad y


prevenir futuras complicaciones y secuelas.
b. Provisión de facilidades con el fin de limitar la incapacidad y prevenir la muerte.

Prevención terciaria
La prevención terciaria consiste en la rehabilitación, incluye:
1. Provisión de facilidades hospitalarias y comunitarias para adiestrar y educar con
el fin de usar al máximo sus demás capacidades.
2. Educación del público y la industria para emplear al rehabilitado.
3. Proporcionar trabajo como terapia en los hospitales.
4. Ubicación selectiva.

Niveles de aplicación de los métodos preventivos

1. Primer nivel: acción gubernamental amplia


Constituyen una acción de prevención inespecífica en la promoción de la salud, la
cual exige acción política y social muy compleja. Por Ejemplo: problemas de salud,
como las enfermedades nutricias (de la nutrición) y la tuberculosis, requieren de
programas gubernamentales encaminados a mejorar las condiciones de vida de la
población.
2. Segundo nivel: acción gubernamental restringida
Ciertos métodos de prevención ( Por ejemplo: la fluoración del agua, la yodación y
fluoración de la sal) hacen necesaria una acción gubernamental más restringida y
limitada a una o dos secretarías de Estado.
3. Tercer nivel: paciente y profesional
Esta se trata de una relación entre el paciente y el profesional en salud egresado de la
universidad. El paciente debe tener una voluntad individual, deseo y requerimiento
de servicios profesionales, Esto también implica factores económicos, educativos y
culturales, pero tiene como inconveniente el alto costo.
4. Cuarto nivel: paciente y auxiliar o subprofesional
Este nivel es mas simple que el anterior y también debe haber una acción bilateral del
paciente con una persona cuyo grado de estudios sea inferior al universitario. Este
personal auxiliar puede realizar determinados trabajos bajo la supervisión de
profesionales. Por ejemplo: las aplicaciones tópicas de fluoruros en programas
escolares amplios, lo cual sería imposible de llevar a cabo por un solo odontólogo.
Esta participación permite ampliar los horizontes de trabajo y reducir los costos.

5. Quinto nivel: acción individual


La aplicación de muchos métodos preventivos depende de decisiones individuales.
La propia persona interesada en su salud aplica dichos métodos, para lo cual necesita
un sentido desarrollado de responsabilidad y de cooperación. En la mayoría de los
casos, esos aspectos son difíciles de lograr.