Está en la página 1de 2

- Astereognosia.

Es un término que se utiliza habitualmente para denominar a la


agnosia táctil, esto es, a la incapacidad de identificar objetos a través del tacto en
ausencia de anomalías en la percepción en sí misma. Por contra, la estereognosia sería
la capacidad básica que nos permite percibir y reconocer este tipo de estímulos de forma
normal.
En este tipo de agnosia la persona no consigue recuperar de la memoria la
información necesaria para identificar claves estimulares relacionadas con el tacto,
como la temperatura, la textura, el tamaño o el peso. Sin embargo, sí es capaz de
hacerlo cuando utiliza otros sentidos (generalmente la vista), a menos que estén
presentes otras clases de agnosia.

Causas.
La evidencia disponible revela que la astereognosia aparece como consecuencia de
lesiones en dos regiones específicas de cualquiera de los hemisferios cerebrales: el
lóbulo parietal y la corteza de asociación (compuesta por partes de los lóbulos parietal,
temporal y occipital). También se asocia a daños en la columna dorsal o posterior de la
médula espinal.
Ubicación.
Lóbulo parietal y corteza de asociación.

- La Asomatognosia. Asomatognosia significa “carencia de reconocimiento del propio


cuerpo”. Es un extraño síndrome que aparece en algunos casos de infarto o derrame
cerebral. Los afectados comúnmente refieren que no conciben como propio alguna
parte de su cuerpo, por lo general uno de sus brazos, pero existen casos en que la
Asomatognosia ha afectado al cuerpo por completo: el paciente es incapaz de sentir
que tiene un cuerpo.
es incapaz de acceder a su consciencia el hecho de que esa parte de su cuerpo o su
cuerpo en general es suyo. No tiene la movilidad impedida, ni la sensibilidad en el
miembro impedida. El problema está en la parte de nuestro cerebro dedicada a
procesar la información corporal sensitiva.
déficits en el momento en el cual se debe diferenciar, constituir y considerar la
anatomía del cuerpo, este tipo de deficiencias se presentan por afecciones directas, en
el tejido del lóbulo parietal.
Dependiendo de donde se encuentra ubicada la lesión y su nivel de severidad, puede
presentar múltiples espectros, entre ellos la perdida de consciencia, no hay
movimientos voluntarios en las extremidades superiores o inferiores.
La asomatognosia se puede asociar o relacionar con otras deficiencias que se
ocasionaron a raíz de la misma lesión. Entre ellos se encuentran los delirios, donde se
presenta el desconocimiento del paciente con ciertas partes de su cuerpo, y piensa
que no le pertenecen.
Causas:
la principal causa del porqué se ocasiona la asomatognosia en el cuerpo, es por la
degeneración cerebral del lóbulo parietal del mismo órgano.

Ubicación. la corteza somatosensitiva, en el área parietal de nuestro cerebro