Está en la página 1de 2

UNIVERSIDAD TÉCNICA DE MANABÍ

INSTITUTO DE CIENCIAS BÁSICAS


DEPARTAMENTO DE MATEMÁTICAS Y ESTADÍSTICA
PROYECTO DE PROBLEMATIZACIÓN Y RESOLUCIÓN DE
PROBLEMAS O CASOS

Según el diccionario de la lengua española:

Problematizar es: presentar algo como una cuestión. Problematizar las ideas recibida.

Según América González: El concepto de problema depende del enfoque general de


partida a la hora de definir esta importante categoría, no obstante existen algunos
aspectos provenientes de diferentes fuentes de la práctica social y la teoría psicológica
que son punto de partida obligado para presentar una definición de trabajo acerca de qué
es un problema.

Un problema se manifiesta como tensión o contradicción en el plano o los eventos de la


realidad.

“Es un hecho que demanda una respuesta ya sea en el plano teórico o práctico, científico
o vulgar, social o individual”. (López R., 2001)

Por tanto debe distinguirse entre las condiciones que hacen que un problema exista en la
realidad y la representación que del mismo tienen las personas.

Según Sternberg y Lubart (1997), la primera habilidad analítica fundamental de la


problematización es la de reconocer que se tiene un problema que hay que resolver; la
segunda parte de darse cuenta que se tiene un problema, consiste en entender
exactamente de qué se trata.

La definición de un problema es lo que se produce de antemano, sin embargo, la


redefinición no se puede producir hasta que se haya conseguido tener una definición
inicial.

Para los teóricos cognitivistas este momento inicial de la formulación del problema es
de carácter intelectual e interno.

Las categorías que utilizan para referirse a él son propias del procesamiento de la
información, que es su paradigma de partida.

La posición asumida por América González expresa un enfoque más integrativo que
toma en cuenta aspectos contextuales, sociales y culturales. Concibe la formulación del
problema como una acción de carácter social, donde se exteriorizan y comparten con los
demás los sentimientos, creencias e ideas que se tienen inicialmente sobre en qué
consiste el problema enfrentar.

A la acción de formular y evaluar propuestas de problemas de investigación, para


determinar la o las preguntas que han de orientar el proceso de conocimiento, o
denominaremos problematización, la cual constituye una tarea básica para el adecuado
desarrollo del proceso de investigación.

Para efectuar una buena problematización se requiere una actitud crítica, abierta y
flexible ante el objeto de estudio, poseer un conocimiento amplio y calificado, tanto de
la temática, como de los trabajos de investigación que se hayan realizado sobre el tema.
Es «... preguntarse sobre la complejidad de lo real que hace insuficiente la explicación o
que toma incomprensible y contradictoria la sociovisión ...» (Hidalgo Guzmán,
1997:52).

Problematizar es un proceso laborioso, que permite plantear el problema a investigar.


Sin embargo, es habitual acelerar la selección y centrar la atención en resolver
problemas, con ello se desatiende, por mucho, el identificarlos y plantearlos
adecuadamente, con lo cual se infringe la lógica del análisis. De igual manera se
propicia la adopción acrítica de prácticas investigativas que restringen trascender los
sobreentendidos (Pacheco Méndez, 2000).