Está en la página 1de 5

Secretario :

Expediente : XXXXX-2017-0-0701-JR-PE-01
Sumilla : Apelación de auto

SEÑOR JUEZ DEL JUZGADO DE TRANSITO Y DE SEGURIDAD VIAL


DEL CALLAO

Vxx Axx Vxx Qxx, con D.N.I. N° 00000000, en el proceso


seguido contra MAURICIO DE LA CRUZ
COLMENARES, por el supuesto delito Homicidio
Culposo, ante Ud. Con el debido respeto me presento y
expongo:

Pretensión

Que, con fecha 12 de abril del año en curso, se resolvió negativamente nuestra
petición de exclusión del proceso, razón por la cual apelo dicha resolución
denegatoria a efectos de que sea revocada, para dicho efecto cumplo con expresar
los siguientes fundamentos de hecho y de derecho.

Fundamentos de Hecho

1. Que, con fecha ..de.. del presente se nos notificó el informe fiscal, el mismo que,
para sorpresa nuestra, nos incluía como terceros responsables de la indemnización
que debe de pagarse a los deudos de quien en vida fuera…..Barja.

2. Que, no obstante el hecho fatídico acaeció el día .. de ..de.. y que con fecha.. de .. del
presente solicitamos por escrito ……. No se nos concedió la posibilidad expresarnos
respecto a la situación en la que nos colocaba el Ministerio Público.

3. Con motivo de la audiencia citada para el …. , presentamos un escrito peticionando


la exclusión del proceso señalando lo siguiente:

- Que no nos corresponde la calidad de tercero civilmente responsable debido


a que para su determinación no se han seguido las reglas del artículo 1981°
del Código Civil.
- Que es la persona jurídica denominada: LyS Corporation SAC a quien le
corresponde ser considerada responsable civil por el daño causado por su
dependiente por ser el agente causante del resultado típico.
- Que en virtud al Contrato de Alquiler, que adjuntamos, la persona jurídica
se encontraba en dominio del vehículo durante las 24 horas del día por
“período de 06 meses forzosos”.
- Que en el preámbulo de dicho contrato se identifica el representante y el
número de RUC de la empresa.
- Que además de la responsabilidad solidaria por la comisión del hecho fatídico
la empresa debe cumplir, a pesar de rehuir a las audiencias de conciliación,
con resarcir los gastos y daños ocasionados.
- Que, finalmente, en un otrosí, señalamos la nueva dirección de la empresa.

4. Que no obstante haber oralizado nuestra petición, quien representa al Ministerio


Público se mantuvo en su error, e insistiendo en no comprender a la empresa
aludida llegó a expresar que “Si corresponde cobrarle a la empresa entonces
deberíamos repetirle por la vía civil”.

Fundamentación del Error

Que si bien el Ministerio Publico tiene el poder de acusar no es menos cierto que
esta facultad se encuentra limitada, máxime si el Tribunal Constitucional en la
sentencia recaída en el expediente N° 06167-2005-PHC/TC, caso Cantuarias
Salaverry, en sus considerandos 29 al 32 señala:

29. La labor que el fiscal realice una vez recibida la denuncia o conocida la noticia criminal no ha
sido desarrollada en detalle por el ordenamiento jurídico vigente. Sin embargo, esta actividad
está sujeta a diversos principios y garantías que orientan su normal desenvolvimiento para que
éste sea conforme a la Constitución.
§ Principio de interdicción de la arbitrariedad
30. Desde la consolidación del Estado de derecho surge el principio de interdicción de la
arbitrariedad, el mismo que tiene un doble significado, tal como ha sido dicho en anterior
sentencia: "a) En un sentido clásico y genérico, la arbitrariedad aparece como el reverso de la
justicia y el derecho. b) En un sentido moderno y concreto, la arbitrariedad aparece como lo
carente de fundamentación objetiva; como lo incongruente y contradictorio con la realidad que
ha de servir de base a toda decisión. Es decir, como aquello desprendido o ajeno a toda razón
de explicarlo. En consecuencia, lo arbitrario será todo aquello carente de vínculo natural con la
realidad”. (Exp. N° 090-2004 AA/TC).

Adecuando los fundamentos de la referida sentencia a la actividad fiscal, es posible afirmar que
el grado de discrecionalidad atribuido al fiscal para que realice la investigación sobre la base de
la cual determinará si existen elementos suficientes que justifiquen su denuncia ante el juez
penal, se encuentra sometida a principios constitucionales que proscriben: a) actividades
caprichosas, vagas e infundadas desde una perspectiva jurídica; b) decisiones despóticas,
tiránicas y carentes de toda fuente de legitimidad; y c) lo que es contrario a los principios de
razonabilidad y proporcionalidad jurídica.

§ Principio de legalidad en la función constitucional


31. El fiscal actúa como defensor de la legalidad y representante de la causa pública en el proceso
penal. En efecto, el respeto de este principio implica que el Ministerio Público ejercite la acción
penal por todo hecho que revista los caracteres de un delito, sin perder de vista que su labor se
ejecuta en función de la justicia y teniendo como parámetros a la Constitución y a la ley.

§ Debido proceso y tutela jurisdiccional


32. Al respecto, este Colegiado ha reconocido que el debido proceso se proyecta también al ámbito
de la etapa prejurisdiccional de los procesos penales, es decir, en aquella cuya dirección compete
al Ministerio Público (Exp. N.° 1268-2001 HC/TC). Por tanto, las garantías previstas en el artículo
4° del Código Procesal Constitucional serán aplicables a la investigación fiscal previa al proceso
penal siempre que sean compatibles con su naturaleza y fines, los mismos que deben ser
interpretados de conformidad con el artículo 1° de la Constitución, según el cual "la defensa de
la persona humana y el respeto de su dignidad son el fin supremo de la sociedad y del Estado".

Que la acusación formulada por el representante del Ministerio Público debe


contener la expresión de aquellos elementos legales y fácticos que sostienen su
petición al órgano jurisdiccional de que se aplique la norma penal al caso concreto.
Y, que en efecto, se ha cumplido con señalar la identidad del imputado, describir
los hechos considerados punibles así como las circunstancias en que dichos actos
se produjeron, ofreciendo, a su vez, material probatorio suficiente que sustenta
dicha acusación.

Al respecto, el magistrado y docente Ramiro Salinas Siccha1 ha señalado:


De modo que sin discusión se acepta que con la acusación se materializa el principio de
imputación necesaria y es deber legal del órgano jurisdiccional controlar este aspecto. En efecto,
la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema ha establecido como precedente vinculante lo
siguiente: a) la imputación necesaria supone la atribución de un hecho punible, fundado en el
factum correspondiente, así como en la legis atinente y sostenido en la prueba, presupuestos que
deben ser inescrupulosamente verificados por el órgano jurisdiccional que ejerciendo la facultad
de control debe exigir que la labor fiscal sea cabal, que la presentación de los cargos sea puntual
y exhaustiva, que permita desarrollar juicios razonables. b) No es suficiente la simple
anunciación de los supuestos de hechos contenidos en las normas penales; estos deben tener su
correlato fáctico concreto, debidamente diferenciado y limitado respecto de cada uno de los
encausados, tanto más cuando se trata de delitos de infracción de deber, donde las conductas
están íntimamente vinculadas al cargo que desempeñan y la función que le es confiada. A
diferencia de la disposición de formalización de la investigación preparatoria, donde se exige
una “sospecha inicial simple”, aquí en la acusación se exige una “sospecha suficiente”
plenamente controlable.

En consecuencia, la exigencia del deber de motivación de la acusación cumple las siguientes
finalidades: 1. Controlar la actividad de titular de la acción penal por parte de la opinión pública,
cumpliendo así con el requisito de publicidad. 2. Hacer patente el sometimiento del fiscal al
imperio de la ley. 3. Lograr el convencimiento del acusado, parte civil o en su caso, tercero
civil responsable, sobre la corrección de la decisión de solicitar pena y reparación civil,
eliminando la sensación de arbitrariedad al conocer claramente las razones que sustentan
la acusación. 4. Garantizar la posibilidad de control de la acusación que se realizará en la etapa
intermedia.

Siendo el caso que en la acusación presentada por el Ministerio Público no se ha


individualizado correctamente al tercero responsable del pago de la reparación
civil por los daños y perjuicios generados por la comisión del hecho delictivo. Dado
que la comisión de un delito, implicará la aplicación de las reglas de la
responsabilidad extracontractual, toda vez que no existe vinculación contractual

1
LA ACUSACIÓN FISCAL DE ACUERDO AL CÓDIGO PROCESAL PENAL DE 2004, en materiales de
lectura del I Diplomado en el Nuevo Código Procesal Penal y las Técnicas de Litigación Oral. Modulo V.
Recuperado de : http://www.mpfn.gob.pe/escuela/
anterior entre el afectado y el obligado, la ley civil fijara factores de atribución
objetivos. En ese sentido el Código Penal, en acertada técnica legislativa, remite a
las “disposiciones pertinentes del código civil”.

Correspondiendo la aplicación el art.1981° que establece que “aquel que tenga a


otro bajo sus órdenes, responde por el daño causado por éste último, sí ese daño se
realizó en el ejercicio del cargo o en cumplimiento del servicio respectivo”.

Estando que obra en autos:


Por el principio de incorporación de los medios al proceso

Demostrando así que el magistrado ha incurrido en error al asumir la tesis de la


fiscalía que nos atribuye responsabilidad solidaria por la comisión de un hecho
sin que la parte recurrente tenga ninguna vinculación contractual o legal con el
imputado.

Fundamentación del Agravio

La resolución impugnada nos causa agravio en cuanto vulnera nuestro derecho


fundamental a una resolución judicial con mención expresa de la ley aplicable y
de los fundamentos de hecho en que se sustenten (art. 139°.5 de la Constitución
de 1993).

De la misma manera se ha vulnerado nuestro derecho fundamental a la aplicación


del principio de legalidad, cuando se nos ha comprendido en un proceso sin haberse
hecho expresión del fundamento legal (art.2°.24.d. de la Constitución de 1993)

También consideramos que se ha afectado la garantía que tiene toda persona a que
los funcionarios jurisdiccionales actúen en observancia del debido proceso. (art.
139°.3 de la Constitución de 1993).

Esta obligación de observar el debido proceso también recae sobre los miembros
del Ministerio Público quienes deben actuar como defensores de la legalidad y velar
por la recta administración de justicia. (arts. 158° y 159° de la Constitución de
1993), deber que consideramos que se ha incumplido.

Fundamentación de la pretensión impugnatoria

Que los siguientes dispositivos constitucionales y legales respaldan nuestra


pretensión impugnatoria:
Constitución de 1993
Art. 2°.20 que consagra el derecho a formular peticiones ante la autoridad
competente.
Art. 139° que enuncia principios de la función jurisdiccional como los de
observancia del derecho a la tutela, observancia del debido proceso, pluralidad de
instancia, motivación de las resoluciones, legalidad , inaplicabilidad por analogía
de normas que restringen derechos, iura novit curia, entre otros.

Código Procesal Penal


Art. I.3. que taxativamente dispone: “Las partes intervendrán en el proceso con
iguales posibilidades de ejercer las facultades y derechos previstos en la
Constitución y en este Código. Los jueces preservarán el principio de igualdad
procesal, debiendo allanar todos los obstáculos que impidan o dificulten su
vigencia”.
Art. X que establece que las normas del Título Preliminar prevalecen sobre
cualquier otra disposición del Código Procesal Penal.
Art. 113° que establece que en lo concerniente a la defensa de sus intereses
patrimoniales, quien actué como tercero civil goza de todos los derechos y garantías
que se conceden al imputado.
Art. 416° 1.d. que señala que el recurso de apelación procede contra los autos que
se pronuncien sobre la constitución de las partes.

Por lo tanto:
Con el respeto debido, pido que, en su oportunidad, se merituen los fundamentos
de hecho y de derecho aquí expuestos y se revoque la resolución impugnada y se
emita una nueva resolución.