Está en la página 1de 4

Entre 15 y 16 años: la edad promedio de las jóvenes que llegaban embarazadas a la

Unidad de Sexualidad y Salud Reproductiva para Adolescentes, ubicada en la Ciudad


Hospitalaria Dr. Enrique Tejera (CHET), en valencia edo Carabobo, solo cuando fue
creada en el 2010. Dato que alarmaba a los especialistas que las atendían. Hoy: la
preocupación es mayor. Lamentablemente se están ‘embarazando’ entre los 10 y 11
años

Es Urgente la necesidad de difundir y crear conciencia sobre la importancia de la salud


sexual en los adolescentes. Que se están iniciando muy tempranamente en la sexualidad,
antes de la primera menstruación”

Las adolescentes que acudieron a esa Unidad de Salud Sexual y Reproductiva, en su


mayoría, proveniencia del municipio valencia y Tocuyito y de las zonas adyacentes a la
CHET. Presentaban características comunes: venían de familias disfuncionales,
similitudes repetitivas como que la madre tiene 24 años y ya la hija de 12 años también
salió embarazada a su misma edad. En algunos casos, coincidieron en estratos sociales,
hay pérdida de escolaridad,, alcoholismo, drogadicción, abuso sexual, incluso, hasta
llegar a incesto. Y llegaba su control tarde, cuando ya presentaban alrededor de las 16
semanas de gestación, con amenazas de pérdidas, además de desnutrición. En fin

En días recientes pude leer una nota de prensa en la cual la comunicadora Ana Isabel
Laguna abordaba los preocupantes datos que sobre el embarazo precoz se están
manifestando en Carabobo. Entre aquellos datos podemos ver, por ejemplo, que para el
2010 las edades donde se registraba el embarazo precoz eran entre 15 y 16 años en
promedio y ahora, en 2017, el embarazo precoz se está dando en niñas de entre 10 y 11
años. Aunque el fenómeno claramente es nacional, la nota de prensa deja muy
esclarecida que, según datos de la Unidad de Sexualidad y Salud Reproductiva para
Adolescentes, ubicada en la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera (CHET), estas
niñas provienen en su mayoría del municipio valencia y Libertador (Carabobo).

No es necesario tener las estadísticas de la CHET en la mano para saber que esta es una
realidad. En todas las comunidades de nuestro municipio, principalmente las más
deprimidas económicamente, sin distingo de raza, ideología o religión, cada vez más
niñas tienen bebes en sus brazos. El drama social se acentúa. Las madres prematuras
ven trastocados sus proyectos de vida, las circunstancias económicas dificultan la
alimentación de los bebes y, en definitiva, toda la sociedad fracasa cuando la pobreza
genera nuevas víctimas.

Esos datos estadísticos son públicos. Las autoridades públicas a nivel nacional, regional
y local saben que Venezuela tiene la tasa de embarazo precoz más alta del continente,
28/09/2017

También las elites académicas y el liderazgo mediático han constatado esa realidad. La
pregunta que yo particular mente me hago ¿Por qué no hay acciones frente a este
problema? pues la respuesta es también reveladora: No hay interés en comprender el
embarazo precoz como un problema de salud pública.

Cuando tocan el tema alcaldes, gobernadores o funcionarios públicos, líderes de


opinión, empresarios solo se alcanza escuchar la misma repeticiones y confinadas frases
de justificaciones “Es que la familia ha perdido los valores”, “Es culpa del Reguetón”,
“Es consecuencia de la TV y las novelas”,… Lo que en definitiva si hace falta son
políticas públicas.

Como también estarían pendientes el hacer frente a la falta de educación sexual


formativa en las escuelas, la dotación de preservativos y entrega de píldoras
anticonceptivas de emergencia conforme a normas estandarizadas y supervisadas,
promover la sexualidad responsable entre los jóvenes y, además, proveer servicios que
estén al alcance y sean optativos y gratuitos de esterilización para que las niñas eviten
llenarse de hijos producto de contextos socioculturales adversos.

Ana María Aguirre, psicóloga de la Asociación Civil de Planificación Familiar


(Plafam), precisó que normalmente las parejas de las adolescentes embarazadas suelen
ser cinco años mayores. También indicó que las relaciones sexuales con una niña menor
de 12 años son calificadas como violación de acuerdo con el artículo 259 de la Ley
Orgánica para la Protección del Niño y niñas y Adolescente (Lopna).

Base legar

En conclusión, y de acuerdo a nuestra Constitución y a la Ley Orgánica de Protección


de los Niños, Niñas y Adolescentes (LOPNA), los adolescentes tienen derecho a que se
les eduque en materia de planificación familiar y sexual, así como el derecho a ser
asistidos por instituciones públicas, en caso de que las jóvenes o menores de edad
queden embarazadas.

En tal sentido, constituye una obligación del Estado venezolano implementar políticas
públicas dirigidas a:

a) educar a la población adolescente en materia de salud sexual y planificación familiar;


b) proporcionar servicios de salud especializados en embarazos de alto riesgo como lo
es el embarazo en adolescentes;
c) proporcionar gratuitamente los métodos anticonceptivos y la información apropiada
para su uso;
d) dotar al adolescente de herramientas que le permitan planificar su vida familiar.
28/09/2017

UNIVERSIDAD DE CARABOBO
FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS Y POLÍTICAS
ESCUELAS DE DERECHO
2 AÑO

INFORME

EMBARAZO PRECOZ EN
VALENCIA.

Profesora: leanny rodríguez

Mahly gallardo
Ci: 18532202
Sección: 01 – aula 34
28/09/2017