Está en la página 1de 5

Manolo Gallardo (n.

Ciudad de Guatemala, 10 de junio de 1936) es un pintor, escultor,


dibujante y retratista que ha destacado dentro del arte guatemalteco.

Historia:

Cuándo Manolo Gallardo estaba en primer grado de primaria lo castigaron por la insolencia de
acercarse al pizarrón a borrar un dibujo del profesor, lo que él le dijo fue: "Usted no sabe
dibujar, se lo haré yo". Su amor a la pintura es tan grande que se exigía y se exige mucho al
pintar. A pesar de que su padre no estaba de acuerdo a que él fuera pintor, luchó por lo que
quería. La técnica de Manolo Gallardo es un academicismo que aprendió en España, en la
Escuela de Bellas Artes de San Fernando, su pintura es muy realista, el trata de ser muy
auténtico y realista. Las obras de Manolo Gallardo son muy costosas ya que se inspira
demasiado realizándolas, el costo promedio de una de sus obras es de 20 mil dólares. Su
pintura es polémica, le gusta conmover a la gente y enviar un mensaje por medio de ella.

Biografía[editar]
Manolo Gallardo estudió en la Escuela Nacional de Artes Plásticas a mediados de la década
de 1950. Su primera exposiciòn fue en 1957 en el Instituto Guatemalteco Americano (IGA)
cuando sólo tenía 19 años y estaba estudiando medicina en laUniversidad de San Carlos de
Guatemala, la cual estudio sólo dos años y después y se fue para España para seguir con su
carrera artística.1 Cuando le dijeron que tenía una beca en España se dirigió inmediatamente
hacia ese país europeo, pero al llegar ahí, se dio cuenta que no existía tal beca.;Nota 1 tuvo
entonces que sobrevivir por un año por sí mismo en ese país. El segundo años ya obtuvo una
beca, y pudo estudiar pintura y esculturaNota 2 en la Real Academia de Bellas Artes de San
Fernando, en la Academia Artium y en la Academia de Eduardo Peña.2 Estando en España
ganó dos medallas compitiendo contra 150 alumnos.

Movimiento[editar]
A Manolo Gallardo lo sitúan como uno de los más diestros pintores figurativos
latinoamericanos, junto a personajes de la talla de David Manzur y Heriberto Cogollo de
Colombia, Luigi Stornaiolo de Ecuador, Clever Lara de Uruguay o Claudio Bravo de Chile. Su
estilo es básicamente realista y surrealista. Sus técnicas principales han sido el óleo, crayón,
carboncillo y lápiz. Sus temas han sido:

 la escultura humana
 bodegón
 paisaje
 retrato y
 libre creatividad.
2.
Vida
Gallardo nació el 10 de junio de 1936 (Manolo Gallardo, s.f.).

El pintor estudió en la Escuela Nacional de Artes Plásticas, a mediados de la década de 1950.


De 1957 a 1965 estudió alternadamente pintura y escultura, incluída la fundición de bronce
en España, en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Academia Artium y la de
Eduardo Peña (Mobil, 2002).

Su estilo era básicamente realista y surrealista. Sus técnicas principales eran el óleo, lápiz,
crayón y carboncillo. En escultura, modelado en barro y fundición en bronce. Sus temas eran
la figura humana, bodegón, paisaje, retrato y la libre creatividad (Mobil, 2002).

Participó en más de 100 exposiciones personales y colectivas, entre ellas, la del Museo
Regional de Chiapas -en México-, El Museo del Vaticano en Roma -Italia-, Expo 92 en Sevilla
y Casa Do Brasil en Madrid -España-, entre muchas otras (Manolo Gallardo, s.f.).

Gallardo también ha dedicado parte de su tiempo a la docencia, en la Escuela Nacional de


Artes Plásticas de Guatemala, en la Facultad de Humanidades de la Universidad de San
Carlos de Guatemala y en la Academia Gallardo de Guatemala(Díaz, 2010).
EFRAIN

Efraín Enrique Recinos Valenzuela (Quetzaltenango, 15 de mayo de 1928 - Ciudad de


Guatemala, 2 de octubre de 2011) conocido como Efraín Recinos, fue un ingeniero,
urbanista, pintor, escultor, muralista, escenógrafo, inventor y homo universalishasta el día de
su fallecimiento, con aún proyectos arquitectónicos en desarrollo. Destacó en el deporte;
siendo plusmarquista nacional, atleta olímpico en triatlón, seleccionado nacional de basketball
y fondista. Ejerció también como profesor de matemáticas y construcción, pero su legado
máximo lo alcanza por su protagonismo en la práctica y enseñanza de la arquitectura urbana,
siendo uno de los precursores de esta en su país.

Calificado como un Hombre Renacentista, Recinos nunca gustó de ser centro de atención, ni
buscó fama en su trabajo. No obstante, debido a la magnitud de su obra, la relevancia de su
ingenio y el tamaño de sus creaciones, Recinos no pasa desapercibido en el paisaje urbano,
siendo sus obras detalles característicos de la Ciudad Capital de Guatemala.

Índice
[ocultar]

 1Biografía
o 1.1Muerte
 2Premios
 3Referencias
 4Enlaces externos

Biografía[editar]
Su padre fue hombre de grandes ideas; muy avanzadas para su época, de origen humilde,
pero muy habilidoso, soñador e idealista, guardaba todo lo que hacía su “Quiquito”. No lo
envió a la escuela a temprana edad, porque creía que los otros niños lo podían mal influenciar.
Debido a su trabajo, la familia se mudó en muchas ocasiones, ello permitió que los grandes
amigos de Efraín, fueran los lápices y, en mejores tiempos, los crayones.

Así, Efraín hijo, a sus escasos 5 años se inició en el arte cuando dibujaba terribles monstruos,
guerras, soldados y grandes batallas. Con los años las figuras se convirtieron en hermosas
damas, retratos y héroes. Su dibujo fue autodidacta, lleno de detalles y colores, aplicaba con
gran dominio y sentido común el libre uso de la perspectiva sus trazos estuvieron siempre
alejados de la influencia de su padre.

Aprendió a leer y escribir con gran soltura a sus 7 años de edad. La marimba, el violín y la
mandolina fueron instrumentos que sus manos empezaron a acariciar en el seno de su hogar
junto a sus hermanas Clemencia y Ana María y su padre.

A sus 9 años de edad empieza a hacer pequeños paisajes al óleo. Luego a sus 13 años,
superó en edad a sus compañeros de cuarto grado de primaria en la Escuela Costa Rica, de
Quetzaltenango. Y dado que había leído el Don Quijote de la Mancha dos veces, en sus
juegos utilizaba el cervantino, por lo cual fue tildado de loco.

Su padre lo inscribió en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de Guatemala para que


estudiara dibujo y escultura. Contrario a su experiencia en la escuela, aquí él fue el menor de
sus compañeros, todos adultos, por lo que recibió siempre duras críticas por parte de sus
maestros, quienes le gritaban y destruían su labor. Lo cual le provocaba mucha frustración.

Siendo adolescente, entre 1946 y 1950, hizo retratos de las jóvenes de las que estuvo
enamorado, su declaración de amor era hacer el retrato y entregarlo a la dama de sus sueños,
pero era ahí cuando desaparecía el amor, hasta que conoció a Elsa, la hermosa joven de
quien se enamoró y con quien se casó algunos años después.

Para comprar materiales de dibujo hacía retratos a crayón de héroes, historietas y personajes
políticos que vendía en las calles y con sus compañeros. Cuando terminó la educación
secundaria montó su primera exposición de dibujos al pastel, la cual terminaba con un dibujo
de una bomba atómica.

Cuando cursaba su bachillerato en el Instituto Nacional Central para Varones, donde varias
veces fue abanderado, incursionó en el deporte. Según él, nunca tuvo condiciones físicas para
el deporte, solo muchas “ganas”, con las cuales logró algunos récords nacionales: 800 metros
planos, 400 metros con vallas y 600 metros con obstáculos.

En 1951 asistió a los Juegos Panamericanos, junto con sus compañeros de la talla de Mateo
Flores, y obtuvieron el quinto lugar de la categoría general.

También se interesó por la práctica de las disciplinas de la arquería, el básquetbol, el patinaje


sobre hielo y ajedrez.
Al concluir su educación media ingresó a la Facultad de Ingeniería de Universidad de San
Carlos de Guatemala –en esa época no había Facultad de Arquitectura–. En el año de 1953
se destacó como mejor alumno.

Un año más tarde, concursó en un certamen, donde presentó una perspectiva de una vivienda
en la cual utilizó técnicas de paisajismo aprendidas en la infancia, el premio lo llevó a ser parte
de la Dirección de Obras Públicas, entidad del gobierno a cargo de la construcción de la
infraestructura en el país. Así inició una carrera como dibujante de presentación
arquitectónica, en la cual les hacía las presentaciones a los arquitectos Montes, Pelayo
Llarena, Haeussler. En este período involucró a sus propios personajes, que poco a poco se
convirtieron en protagonistas de sus creaciones y hoy forman parte de la figuración que lo
caracteriza.

En 1956, ganó el examen privado de la carrera de Ingeniería con una Especialización en


Estructuras, con lo cual pasó a ser Jefe de la Sección de Diseño en Obras Públicas. Por las
noches y fines de semana pintaba y empezó sumergirse en la escultura.

En 1968, por espacio de casi un año, fue a estudiar cerámica, mosaico y vidrio soplado al
Instituto Politécnico de Leicester, Inglaterra. En este tiempo nace su (única) hija, Lorena; hija
de su esposa Elsa.
Recinos ha hecho una cantidad amplia de obras, pero entre sus principales creaciones están
los diseños, construcción ornamentación y pintura del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias -
Teatro Nacional de Guatemala- en 1978, el frontón en relieve del edificio del Crédito
Hipotecario Nacional, el mural escultórico de la Biblioteca Nacional y las Fuentes del Parque
de la Industria, entre otros (Móbil, 2002).

En este último, en el Parque de la Industria, se encuentran dos murales en los salones, un


obelisco y una fuente con espejos. Estos murales son únicos, porque fueron construidos con
láminas de metal. Por su parte, el obelisco domina la fuente, con 20 metros de altura
(Sandoval, 2011).

Sobre la Biblioteca Nacional, el mural tiene un personaje central, La Presidenta, una mujer con
uniforme militar. Fue creado en 1967 y es un altorrelieve en concreto. En broma, el maestro
decía: "si vamos a soportar tanta dictadura, por lo menos que las dictadoras sean mujeres
guapas" (Sandoval, 2011).

Además de las obras antes expuestas, la obra de Recinos está presente en otros lugares. En
el Auditorio del Conservatorio Nacional de Música se encuentra sus difusores acústicos, una
serie de murales con rostros de personajes históricos que además de adornar sirven para dar
una mejor acústica al teatro. Estos murales reúnen 89 retratos de artistas de diversos países.
Surgen como respuesta a la necesidad de unos palcos para mejorar la acústica, pero cuyo
costo impidió construirlos. Recinos dio de su bolsillo los fondos para crear este homenaje
(Sandoval, 2011).
En el Museo Nacional de Arte Moderno se exhibe una de sus mayores obras, La Marimba y
algunas de sus pinturas. También se pueden apreciar murales suyos en la fachada
del Aeropuerto Internacional La Aurora (Sandoval, 2011).
En este último, se conservan 18 murales creados por Recinos, en los que habla de las batallas
del hombre por conquistar los cielos. En uno de ellos hace mención a la leyenda de Ícaro
(Sandoval, 2011).

Por último, la obra del Crédito Hipotecario Nacional es una de las obras más representativas
de Recinos. Fue creada en 1965 para adornar la fachada del edificio. En los cinco paneles
tallados describe la evolución del comercio, desde la época del trueque hasta la llegada de los
bancos (Sandoval, 2011).

Obras más importantes:

Mural Poniente del Crédito Hipotecario Nacional.

Murales interiores y exteriores de la Terminal Aérea "La Aurora".

Mural de la Biblioteca Nacional.

Murales del Conservatorio Nacional de Música.

Murales, Fuente y Parque de la Industria.

Parque infantil zona 18.

Stand del Café de Guatemala.

Diseño y Construcción del Teatro Nacional de Guatemala.

La restauración y remodelación del Conservatorio Nacional de Música.

Ver
más:http://www.deguate.com/artman/publish/personajes_escultores/Efra_n_Reci
nos_821.shtml#.V1ymIVV97IW