Está en la página 1de 10

Introducción:

Así como los sistemas de comunicación de descentralización conducen a la creación de


Internet, hoy en día una nueva tecnología -blockchain- tiene el potencial de descentralizar la
forma en que almacenamos datos y gestionamos la información, lo que puede reducir el papel
de uno de los actores reguladores más importantes en nuestra sociedad: el intermediario

La tecnología Blockchain permite la creación de monedas descentralizadas, contratos digitales


autoejecutables (contratos inteligentes) y activos inteligentes que se pueden controlar a través
de Internet (propiedad inteligente). El blockchain también permite el desarrollo de nuevos
sistemas de gobierno con una toma de decisiones más democrática o participativa, y
organizaciones descentralizadas (autónomas) que pueden operar a través de una red de
computadoras sin ninguna intervención humana. Estas aplicaciones han llevado a muchos a
comparar el blockchain con Internet, con las predicciones de que esta tecnología desplazará el
equilibrio de poder de las autoridades centralizadas en el campo de las comunicaciones, los
negocios y hasta la política o la ley. En este artículo, exploramos los beneficios y desventajas de
esta tecnología descentralizada emergente y argumentamos que su despliegue generalizado
conducirá a la expansión de un nuevo subconjunto de la ley, que llamamos Lex Cryptographia:
reglas administradas a través de contratos inteligentes autoejecutables y descentralizados
(autónomos) organizaciones. A medida que la tecnología Blockchain se adopta ampliamente,
las autoridades centralizadas, como las agencias gubernamentales y las grandes corporaciones
multinacionales, podrían perder la capacidad de controlar y dar forma a las actividades de
personas dispares a través de los medios existentes. Como resultado, habrá una creciente
necesidad de centrarse en cómo regular la tecnología blockchain y cómo dar forma a la
creación y el despliegue de estas organizaciones descentralizadas emergentes de maneras que
aún no se han explorado bajo la teoría legal actual.

El blockchain tiene el potencial de marcar el comienzo de una nueva era caracterizada por
sistemas de pago globales, activos digitales, gobernanza descentralizada e incluso sistemas
legales descentralizados. Permite a las organizaciones colectivas e instituciones sociales ser
más fluidas y promover una mayor participación, transformando potencialmente la forma de
gobierno corporativo y las instituciones democráticas operan La tecnología podría tener un
impacto en los mercados de capital al permitir que los ciudadanos comunes emitan valores
financieros utilizando solo unas pocas líneas de código.

Organizaciones autónomas y descentralizadas:

Más allá de estas oportunidades, el blockchain tiene la posibilidad de cambiar


fundamentalmente la forma en que las personas organizan sus asuntos. La tecnología puede
utilizarse para crear nuevas organizaciones basadas en software denominadas organizaciones
descentralizadas (DO) y organizaciones autónomas descentralizadas (DAO). Estas
organizaciones pueden volver a implementar ciertos aspectos del gobierno corporativo
tradicional mediante el uso de software, permitiendo a las partes obtener los beneficios de las
estructuras corporativas formales, al tiempo que mantienen la flexibilidad y la escala de los
grupos informales en línea. Estas organizaciones también pueden ser operadas de manera
autónoma, sin ninguna participación humana. Pueden poseer, intercambiar o intercambiar
recursos e interactuar con otros humanos o máquinas, planteando nuevas preguntas sobre las
nociones tradicionales de personalidad jurídica, agencia individual y responsabilidad. En este
artículo, describimos los beneficios potenciales de la tecnología Blockchain, al tiempo que
exploramos los desafíos concretos que presenta esta tecnología para la aplicación de la ley,
cómo nos contratamos y cómo visualizamos los derechos de propiedad en un mundo cada vez
más conectado a Internet. También cuestionamos si esta tecnología permitirá la creación de
formas avanzadas de gestión de derechos digitales y, lo que es peor, sistemas de gobernanza
algorítmica que pueden eliminar muchas de nuestras libertades fundamentales.

La tecnología Blockchain representa el siguiente paso en la economía de igual a igual. Al


combinar redes de igual a igual, algoritmos criptográficos, almacenamiento de datos
distribuidos y mecanismos de consenso descentralizados, proporciona una forma para que las
personas acuerden un estado de cosas particular y registren ese acuerdo de una manera
segura y verificable.

Nuevo sistema económico:

Antes de la invención de blockchain, simplemente no era posible coordinar actividades


individuales a través de Internet sin un cuerpo centralizado que garantizaba que nadie ha
manipulado los datos. Un grupo de personas no relacionadas no pudo confirmar que se
hubiera producido un evento sin confiar en una autoridad central para verificar que esta
transacción en particular no fue fraudulenta o inválida. De hecho, muchos informáticos no
creían que un grupo distribuido de personas pudiera llegar a un consenso sin un centro común
de intercambio de información. Esta noción está encapsulada en un conocido problema
informático de principios de la década de 1980, comúnmente conocido como el "problema de
los generales bizantinos". Este problema cuestionó cómo los sistemas informáticos distribuidos
podrían llegar a un consenso sin depender de una autoridad central, de tal manera que la red
de computadoras podría resistir un ataque de actores malintencionados. Se postula que tres
divisiones del ejército bizantino están acampadas fuera de una ciudad enemiga con la
esperanza de conquistarla. Un general independiente controla cada división y, para planear un
ataque, necesitan decidir un curso de acción común. Sin embargo, los generales solo pueden
comunicarse entre sí a través de un mensajero, y hay un traidor en el grupo que está tratando
activamente de evitar que los generales lleguen a un acuerdo engañándolos para que ataquen
prematuramente u ocultando alguna información relevante para que los generales no puede
planear un ataque coordinado.

Un blockchain resuelve este problema a través de un enfoque probabilístico. Obliga a la


información que viaja a través de una red de computadoras a volverse más transparente y
verificable usando problemas matemáticos que requieren un poder computacional
significativo para resolver. Esto hace que sea más difícil para los atacantes potenciales
corromper una base de datos compartida con información falsa, a menos que el atacante
posea la mayor parte de la potencia computacional de toda la red. Los protocolos Blockchain
garantizan que las transacciones en una cadena de bloques sean válidas y nunca se registren
en el repositorio compartido más de una vez, permitiendo a las personas coordinar
transacciones individuales de forma descentralizada sin la necesidad de confiar en una
autoridad confiable para verificar y borrar todas las transacciones.

Un blockchain es simplemente una base de datos cronológica de transacciones registradas por


una red de computadoras. Cada blockchain está encriptado y organizado en conjuntos de
datos más pequeños denominados "bloques". Cada bloque contiene información sobre un
cierto número de transacciones, una referencia al bloque anterior en el blockchain, así como la
respuesta a un complejo acertijo matemático, que se usa para validar los datos asociados con
ese bloque. Se almacena una copia de blockchain en cada computadora de la red y estas
computadoras se sincronizan periódicamente para asegurarse de que todas tengan la misma
base de datos compartida.

Para garantizar que solo las transacciones legítimas se registren en una cadena de bloques, la
red confirma que las nuevas transacciones son válidas y no invalidan las transacciones
anteriores. Se agregará un nuevo bloque de datos al final de la cadena de bloques solo
después de que las computadoras de la red lleguen a un consenso sobre la validez de la
transacción. El consenso dentro de la red se logra mediante diferentes mecanismos de
votación, el más común de los cuales es Prueba de trabajo, que depende de la cantidad de
poder de procesamiento donado a la red.

Una vez que se ha agregado un bloque a la cadena de bloques, ya no se puede eliminar y las
personas que se encuentran en la red pueden acceder y verificar las transacciones que
contiene. Se convierte en un registro permanente que todas las computadoras en la red
pueden usar para coordinar una acción o verificar un evento.

Sistemas de contrato inteligente: Hawk

Los sistemas de contratos inteligentes emergentes sobre las criptomonedas descentralizadas


permiten a las partes mutuamente desconfiadas realizar transacciones de forma segura sin
terceros de confianza. En el caso de incumplimientos contractuales o abortos, la cadena de
bloques descentralizada garantiza que las partes honestas obtengan una compensación
acorde. Los sistemas existentes, sin embargo, carecen de privacidad transaccional. Todas las
transacciones, incluido el flujo de dinero entre seudónimos y la cantidad negociada, están
expuestas en el blockchain.

Presentamos Hawk, un sistema de contrato inteligente descentralizado que no almacena las


transacciones financieras en el claro en la cadena de bloques, conservando así la privacidad
transaccional desde la vista del público. Un programador de Hawk puede escribir un contrato
inteligente privado de forma intuitiva sin tener que implementar criptografía, y nuestro
compilador genera automáticamente un protocolo criptográfico eficiente donde las partes
contractuales interactúan con la cadena de bloques, utilizando primitivas criptográficas como
pruebas de conocimiento cero. Para definir y razonar formalmente sobre la seguridad de
nuestros protocolos, somos los primeros en formalizar el modelo de cadena de bloques de la
criptografía. El modelado formal es de interés independiente. Abogamos por que la comunidad
adopte un modelo formal al diseñar aplicaciones sobre bloques de bloques descentralizados.

Las criptomonedas descentralizadas como Bitcoin [48] y altcoins [20] han ganado rápidamente
popularidad, y se citan a menudo como un vistazo a nuestro futuro [5]. Estos sistemas de
criptomonedas emergentes se construyen sobre una nueva tecnología blockchain donde los
mineros ejecutan un consenso distribuido cuya seguridad está garantizada si ningún adversario
ejerce una gran fracción del recurso computacional (u otras formas de). Los términos "cadena
de bloques" y "mineros" por lo tanto, a menudo se usan indistintamente. Blockchains como
Bitcoin llegan a un consenso no solo sobre un flujo de datos sino también sobre cómputos que
involucran estos datos. En Bitcoin, específicamente, los datos incluyen transacciones de
transferencia de dinero propuestas por los usuarios, y el cálculo involucra validación de
transacciones y actualización de una estructura de datos llamada conjunto de resultados de
transacción no utilizado que, imprecisamente, realiza un seguimiento de los saldos de las
cuentas de los usuarios. Nueva criptomoneda emergente
sistemas como Ethereum [57] adoptan la idea de ejecutar programas arbitrarios definidos por
el usuario en blockchain, creando así un expresivo sistema de contrato inteligente
descentralizado. En este documento, consideramos protocolos de contrato inteligentes donde
las partes interactúan con una cadena de bloques. Suponiendo que el protocolo de consenso
descentralizado es seguro, se puede pensar que blockchain es una parte conceptual (en
realidad descentralizada) en la que se puede confiar para que sea correcta y esté disponible,
pero no para la privacidad. Dicha cadena de bloques proporciona una poderosa abstracción
para el diseño de protocolos distribuidos. El poder expresivo de la cadena de bloques se
potencia aún más por el hecho de que las cadenas de bloques incorporan naturalmente una
noción discreta de tiempo, es decir, un reloj que aumenta cada vez que se extrae un bloque
nuevo. La existencia de un reloj de confianza es crucial para lograr la equidad financiera en los
protocolos. En particular, las partes contractuales malintencionadas pueden abortar
prematuramente a partir de un protocolo para evitar el pago financiero. Sin embargo, con un
reloj de confianza, se pueden emplear tiempos de espera para hacer que esos abortos sean
evidentes, de modo que la cadena de bloques pueda penalizar financieramente a las partes
que abortan mediante la redistribución de sus depósitos colaterales a partes honestas que no
aborten. Esto hace que el modelo blockchain de criptografía sea más poderoso que el modelo
tradicional sin una cadena de bloques donde se sabe que la equidad es, en general, imposible
en general cuando la mayoría de las partes puede estar corrupta [8], [17], [24]. En resumen, las
cadenas de bloques permiten a las partes, sin ningún conocimiento mutuo, realizar
transacciones de forma segura sin un intermediario de confianza central, y evitar un alto costo
legal y de transacción. A pesar de la expresividad y el poder de Blockchain y los contratos
inteligentes, la forma actual de estas tecnologías carece de privacidad transaccional. La
secuencia completa de acciones tomadas en un contrato inteligente se propaga a través de la
red y / o se graba en la cadena de bloques y, por lo tanto, es públicamente visible. Aunque las
partes pueden crear nuevas claves públicas seudónimas para aumentar su anonimato, los
valores de todas las transacciones y saldos de cada clave pública (seudónimo) son
públicamente visibles. Además, trabajos recientes también han demostrado ataques de
desanonización mediante el análisis de las estructuras gráficas transaccionales de las
criptomonedas [42], [52].

Hacemos hincapié en que la falta de privacidad es un obstáculo importante para la amplia


adopción de contratos inteligentes descentralizados, ya que muchas personas y organizaciones
consideran que las transacciones financieras (por ejemplo, los contratos de seguros o el
comercio de acciones) son sumamente secretas. Aunque ha habido avances en el diseño de
criptomonedas preservadoras de la privacidad como Zerocash [11] y varios otros [26], [43],
[54], estos sistemas renuncian a la programabilidad, y no está claro a priori cómo habilitar la
programabilidad sin exponer las transacciones y datos en texto claro para los mineros.

ser equiparado con un tercero de confianza, incluso cuando el gerente puede desviarse
arbitrariamente del protocolo o coludir con las partes, el gerente no puede afectar la ejecución
correcta del contrato. En el caso de que un gerente aborte el protocolo, puede ser penalizado
financieramente, y los usuarios obtienen una compensación en consecuencia.

Tampoco es necesario confiar en el administrador para mantener la seguridad o la privacidad


de la moneda subyacente (p. Ej., No puede duplicar, inflar la moneda ni desanonizar a los
usuarios). Además, si se ejecutan varias instancias de contrato simultáneamente, cada
contrato puede especificar un administrador diferente y los efectos de un administrador
corrupto se limitan a esa instancia. Finalmente, la función de administrador puede crearse una
instancia con hardware informático de confianza como Intel SGX, o sustituirse por un cálculo
multiparte entre los propios usuarios, como se describe en la Sección IV-C y el Apéndice A.

Terminología. En Ethereum [57], la porción del protocolo de la cadena de bloques se llama


contrato de Ethereum. Sin embargo, este documento se refiere a todo el protocolo definido
por el programa Hawk como un contrato; y el programa de blockchain es un componente del
protocolo más grande. En el caso de que un gerente aborte el protocolo, puede ser penalizado
financieramente, y los usuarios obtienen una compensación en consecuencia.

B. Ejemplo: programa de ejemplo de subasta sellado. La figura 2 muestra un programa Hawk


para implementar una subasta sellada de segundo precio donde gana el mejor postor, pero
paga el segundo precio más alto. Las subastas de segundo precio son conocidas por incentivar
la oferta veraz bajo ciertas suposiciones, [55] y es importante que los licitantes presenten
ofertas sin conocer la oferta de las otras personas. Nuestro programa de subasta de ejemplo
contiene una parte privada φpriv que determina el pujador ganador y el precio a pagar; y una
publicación pública φpub que depende de los depósitos públicos para proteger a los postores
de un gerente abortivo.

Por el momento, asumimos que el conjunto de postores es conocido a priori.

Requisitos de seguridad contractual. Hawk compilará este programa de subasta con un


protocolo criptográfico. Como se mencionó anteriormente, mientras los postores y el gerente
no divulguen voluntariamente la información, la privacidad de la transacción se mantiene
contra el público. Hawk también garantiza los siguientes requisitos de seguridad contractual
para las partes en el contrato:
• Ingrese privacidad independiente. Cada usuario no ve las ofertas de los demás antes de
comprometerse con las suyas propias (incluso cuando se confabulan con un administrador
potencialmente malicioso). De esta forma, las ofertas de los usuarios son independientes de
las ofertas de los demás.

• Privacidad posterior. Siempre que el gerente no divulgue información, las ofertas de los
usuarios se mantienen privadas entre sí (y del público) incluso después de la subasta.

• Equidad financiera. Las partes pueden intentar abortar prematuramente a partir del
protocolo para evitar el pago o afectar la redistribución de la riqueza. Si una parte aborta o el
administrador de la subasta aborta, la parte abortiva será penalizada financieramente
mientras que las partes restantes recibirán una compensación. Como es bien sabido en la
literatura de la criptografía, tales garantías de equidad no son alcanzables en general mediante
protocolos fuera de cadena, tales como el cómputo seguro multipartito [7], [17]. Como se
explica más adelante, Hawk ofrece mecanismos incorporados para aplicar reembolsos de
ofertas privadas después de ciertos tiempos de espera.
Hawk también le permite al programador definir reglas adicionales, como parte del contrato
Hawk, que rigen la equidad financiera.

• Seguridad contra un administrador deshonesto. Aseguramos la autenticidad contra un


gerente deshonesto: además de abortar, un gerente deshonesto no puede afectar el resultado
de la subasta y la redistribución del dinero, incluso cuando se confabula con un subconjunto de
los usuarios. Hacemos hincapié en que para garantizar lo anterior, la privacidad independiente
de entrada frente a un administrador defectuoso es un requisito previo. Además, si el gerente
aborta, puede ser penalizado financieramente y los participantes obtienen la remuneración
correspondiente.

Una subasta con los requisitos de seguridad y privacidad anteriores no se puede implementar
trivialmente sobre sistemas de criptomoneda existentes como Ethereum [57] o Zerocash [11].
El primero permite la programabilidad pero no garantiza la privacidad transaccional, mientras
que el segundo garantiza la privacidad transaccional, pero al precio de incluso la
programabilidad reducida que Bitcoin.

Aborto y tiempos de espera. Abortar se trata de usar tiempos de espera. Un programa Hawk
como la Figura 2 declara los parámetros de tiempo de espera utilizando la sintaxis especial
HawkDeclareTimeouts. Tres tiempos de espera se declaran donde T1 <T2 <T3:

T1: el contrato de Hawk deja de recoger ofertas después de T1.

T2: todos los usuarios deberían haber abierto sus ofertas al administrador dentro de T2; si un
usuario envió una oferta pero no abre en T2, su oferta de entrada se trata como 0 (y cualquier
otro dato de entrada potencial tratado como ⊥), de modo que el administrador puede
continuar.

T3: si el administrador aborta, los usuarios pueden reclamar sus ofertas privadas después del
tiempo T3.

El publicpub de contrato público de Hawk también puede implementar estructuras de


incentivos. Nuestro programa de subastas selladas redistribuye el depósito público del
administrador si se cancela. Específicamente, en nuestro programa de subastas selladas, φpub
define dos funciones, a saber, check y managerTimeOut. La función de verificación se invocará
cuando el contrato Hawk complete la ejecución dentro de T3, es decir, el administrador no
abortó. De lo contrario, si el contrato Hawk no completa la ejecución dentro de T3, se invocará
la función managerTimeOut. Observamos que, aunque no está escrito explícitamente en el
código, todos los contratos de Hawk tienen un punto de entrada predeterminado implícito
para aceptar los depósitos de las partes: estos depósitos son retenidos por el contrato hasta
que sean redistribuidos por el contrato. Los postores deben verificar que el gerente haya
realizado un depósito público antes de presentar sus ofertas. Aplicaciones adicionales Además
del ejemplo de subasta sellada, Hawk admite varias otras aplicaciones. Proporcionamos más
ejemplos de programas en la Sección VI-B.

C. Contribuciones

A nuestro leal saber y entender, Hawk es el primero en ofrecer simultáneamente privacidad


transaccional y programabilidad en un sistema de criptomoneda descentralizado.

Modelos formales para contratos inteligentes descentralizados. Estamos entre los primeros en
iniciar un tratamiento formal y académico del modelo de criptografía blockchain. Presentamos
un modelo formal de Compobilidad Universal (UC) para el modelo de criptografía blockchain:
este modelo formal es de interés independiente, y puede ser útil en general para definir y
modelar la seguridad de los protocolos en el modelo blockchain. Nuestro modelo formal
también ha sido adoptado por el trabajo de Gyges [35] en el diseño de contratos inteligentes
delictivos.

Al definir el modelo formal de blockchain, nos basamos en una noción llamada wrappers para
modularizar nuestro diseño de protocolo y simplificar la presentación. Los empaquetadores
manejan un conjunto de detalles comunes, como temporizadores, seudónimos y registros
globales en un lugar centralizado, de modo que no es necesario repetirlos en cada protocolo.

Nueva suite de criptografía. Implementamos un nuevo paquete de criptografía que vincula las
transacciones privadas con la lógica programable.

Nuestro conjunto de protocolos contiene tres primitivos esenciales: congelar, calcular y


finalizar. La primitiva congelación permite a las partes comprometerse no solo con datos
normales, sino también con monedas. Las monedas comprometidas se congelan en el
contrato, y la distribución de pago será determinada posteriormente por el programa φpriv.
Durante el cálculo, las partes abren sus datos y monedas comprometidos al administrador, de
modo que el administrador puede calcular la función φpriv. Con base en el resultado de φpriv,
el gerente ahora construye nuevas monedas privadas que se pagarán a cada destinatario. El
gerente luego somete a la cadena de bloques tanto las nuevas monedas privadas como las
pruebas de sabotaje de su buena formación. En este momento, las monedas previamente
congeladas ahora se redistribuyen entre los usuarios. Nuestro conjunto de protocolos
estrictamente generaliza Zerocash ya que Zerocash implementa transferencias de dinero
privadas entre usuarios sin programabilidad. Definimos la seguridad de nuestras primitivas
utilizando funcionalidades ideales, y demostramos formalmente la seguridad de nuestras
construcciones bajo un paradigma basado en simulación.

Implementación y evaluación. Construimos un prototipo de Hawk y evaluamos su desempeño


mediante la implementación de varias aplicaciones de ejemplo, que incluyen una subasta
sellada, un juego de "piedra, papel, tijeras", una aplicación de crowdfunding y un instrumento
financiero de intercambio. Proponemos optimizaciones de protocolo interesantes que nos
permitieron un factor de 10 × en el rendimiento relativo a una implementación directa.
Mostramos que para aproximadamente 100 partes (por ejemplo, subastas y crowdfunding), el
cálculo criptográfico del administrador (la parte más costosa del protocolo) es inferior a 2,85
min usando 4 núcleos, lo que se traduce en menos de $ 0,14 de tiempo EC2. Además, todo el
cómputo en cadena (realizado por todos los mineros) es muy barato, y menos de 20 ms para
todos los casos. Abriremos nuestro framework Hawk en un futuro cercano.

D. Antecedentes y trabajo relacionado

1) Antecedentes: el Bitcoin original ofrece una programabilidad limitada a través de un


lenguaje de scripting que no es ni Turing-complete ni fácil de usar. Numerosos esfuerzos
previos en la creación de aplicaciones tipo contrato inteligentes sobre Bitcoin (por ejemplo,
lotería [7], [17], micropagos [4], cómputo verificable [40]) han demostrado la dificultad de
adaptar el lenguaje de scripting de Bitcoin. Esto sirve para motivar un lenguaje de contrato
inteligente completo y amigable con Turing. Ethereum es el primer sistema de contrato
inteligente descentralizado de Turing completo. Con el lanzamiento inminente de Ethereum,
las empresas y aficionados ya están construyendo numerosas aplicaciones de contratos
inteligentes ya sea encima de Ethereum o bifurcando Ethereum, como los mercados de
predicción [3], procedencia de la cadena de suministro [6] , recaudación de fondos colectivos
[1], y operaciones de seguridad y derivados [28]. Seguridad de la cadena de bloques. Al igual
que los trabajos anteriores que diseñan

aplicaciones de contratos inteligentes para criptomonedas, confiamos en que la cadena de


bloques descentralizada subyacente sea segura. Por lo tanto, suponemos que el protocolo de
consenso de la cadena de bloques obtiene seguridad cuando un adversario no maneja una
gran fracción de la potencia de cálculo. Las criptomonedas existentes están diseñadas con
seguridad heurística. Por un lado, los investigadores han identificado ataques en varios
aspectos del sistema [29], [34]; por otro lado, se han iniciado los esfuerzos para comprender
formalmente la seguridad del consenso de la cadena de bloques [32], [45]. Minimizando los
costos en la cadena. Dado que cada minero ejecutará los programas de contrato inteligente
mientras verifica cada transacción, las criptomonedas que incluyen Bitcoin y Ethereum cobran
tarifas de transacción que aproximadamente se correlacionan con el costo de ejecución. Si
bien no modelamos explícitamente tales tarifas, diseñamos nuestros protocolos para
minimizar los costos en la cadena realizando la mayor parte del cómputo de gran peso fuera
de la cadena.

Conclusiones

Sin embargo, como ocurre con todas las tecnologías, las cadenas de bloques
criptográficamente aseguradas pueden usarse tanto para el bien como para el mal. A pesar de
sus beneficios, muchas de las aplicaciones emergentes también presentan importantes
inconvenientes.

Dada la naturaleza transnacional, encriptada y descentralizada de las aplicaciones basadas en


blockchain, las personas malintencionadas pueden usarla para transacciones ilícitas. Esto,
junto con el seudónimo de blockchain, puede hacer cada vez más difícil para las agencias de
aplicación de la ley identificar y enjuiciar a los usuarios de estas tecnologías emergentes.

Con el crecimiento de la tecnología blockchain, el papel de los intermediarios y otros


guardianes centralizados puede reducirse, lo que requiere una recalibración de cómo
regulamos el comportamiento individual. A medida que más y más comunidades formen (y
formalicen) sus propios valores, incorporando prácticas comunitarias y normas sociales en el
código que rige las organizaciones descentralizadas, el comportamiento individual se volverá
más difícil de moldear a través de fuerzas externas impuestas por terceros, como las leyes y
regulaciones nacionales. Si la ley se vuelve menos eficiente en su capacidad para regular el
comportamiento individual, los gobiernos y otros actores estatales se verán obligados a
regular a los individuos de forma indirecta, moldeando las normas sociales, interviniendo en
los mercados y regulando el diseño de la arquitectura o el código.

Además de la regulación frustrante, en un entorno descentralizado, los gobiernos y los estados


pueden necesitar adoptar un enfoque diferente para dar forma a los mercados. Los mercados
y mercados creados o mantenidos por organizaciones autónomas descentralizadas no
permitirán la intervención del gobierno. Las leyes que tratan de evitar la manipulación del
mercado, la reducción de precios u otras prácticas anticompetitivas, así como las
reglamentaciones que prohíben a los mercados vender un bien o producto serán, por lo tanto,
mucho más difíciles de aplicar.

Finalmente, la naturaleza abierta de la arquitectura basada en blockchain significa que la


mayoría, si no todas las aplicaciones desplegadas en blockchain, pueden ser reproducidas y
ajustadas por cualquier persona, para cumplir diferentes funciones y satisfacer las necesidades
de diferentes grupos y comunidades. Como resultado, dictar la forma en que los
desarrolladores de software diseñan un protocolo de aplicación particular u obligar a los
desarrolladores de software a introducir una característica particular en el código solo
funcionará en la medida en que la base de usuarios realmente acepte cambiar al nuevo
protocolo. Si no se llega a un consenso entre los usuarios, el software permanecerá en uso. Por
lo tanto, si queremos preservar las oportunidades proporcionadas por las nuevas tecnologías
blockchain -en términos de libertades individuales y emancipación, instituciones democráticas
y expresión creativa- mientras evitamos o reducimos al mínimo los posibles inconvenientes
que podrían introducir en la sociedad, el tiempo ha Vamos a empezar a pensar en un nuevo
paradigma de ley que podría equilibrar el poder de la tecnología blockchain y los sistemas
autónomos emergentes en formas que promuevan el crecimiento económico, la libertad de
expresión, las instituciones democráticas y la protección de las libertades individuales.