Está en la página 1de 5

ESTRUCTURA LÍMITROFE DE LA PERSONALIDAD

Dittborn
Diagnóstico descriptivo
DSM describe trastorno de personalidad límite sin hacer referencia al tipo de estructura de
personalidad. El trastorno está caracterizado por un patrón general de inestabilidad de la s relaciones
interpersonales, en la autoimagen, en la afectividad y una gran impulsividad donde se destacan los
siguientes modos de funcionar:

 Esfuerzos por evitar un abandono real o imaginado.


 Relaciones interpersonales inestables.
 Alteración de la identidad
 Impulsividad
 Comportamientos, intentos o amenazas suicidas.
 Inestabilidad afectiva
 Sentimientos crónicos de vacío
 Ira inapropiada o intensa
 Ideación paranoide
Diagnóstico estructural
Kenberg describe estas organizaciones límites que se presentan síntomas y/o rasgos patológicos del
carácter, tales como:

 Ansiedad crónica, difusa, libre y flotante.


 Fobias múltiples.
 Síntomas obsesivo compulsivos.
 Síntomas de conversión y reacciones disociativas.
 Hipocondriasis y tendencias paranoides.
 Tendencias sexuales perversas polimorfas.
Kenberg utiliza tres patrones de análisis: la estructuración de la identidad, los mecanismos de defensa
y la prueba de realidad. En tanto, en la patología limítrofe existe difusión de identidad, mecanismos
de defensa primitivos y prueba de realidad conservada respectivamente (pero hay ciertas alteraciones
que se refieren al sentido de realidad).
Transferencia limítrofe en la situación de test
El paciente limítrofe se impacta en gran medida frente a los estímulos inestructurados del Rorschach
(incomodidad frente a la tarea, en expresiones gestuales de sorpresa, temor, suspicacia), es la prueba
completa la que produce la desorganización. No es infrecuente que el sujeto intente entablar contacto
con el examinador una vez finalizada la prueba, en un afán por reponerse de un impacto que no
esperaba.
Hay una transferencia masiva y primitiva, activada por relaciones de objeto en que la integración
entre los aspectos amorosos y agresivos es muy pobre. La transferencia en la situación de test puede
definirse siguiendo los patrones de lo lábil, lo prematuro y lo intenso. Sin embargo, el limítrofe no
rompe burdamente el encuadre y la intensidad del afecto tiende a incluir las verbalizaciones ante la
láminas.
Parámetros analizados en las estructuras limítrofes
Simbolización
Tienen una frágil frontera sujeto-objeto. No hay una falla gruesa en los procesos de simbolización,
pero, por momentos, sobre todo en situaciones de alta carga emocional, esta frontera se hace difusa y
se pierde temporalmente la diferencia entre la cosa concreta y la representación de la misma.
Conciencia de interpretación. Generalmente está conservada. Sin embargo, disminuciones o
aumentos, se suelen dar como un subproducto del shock producido por la angustia o el severo impacto
simbólico de alguna lámina.
Desviaciones hacia el proceso primario de pensamiento. Los elementos del proceso primario se
encuentran presentes, pero de una manera más atenuada. Emergen solo en situaciones de sobrecarga
emocional.
Confabulaciones. Se dan “confabulaciones altas” (calidad formal w- y w+). Es una respuesta
regresiva, que es frecuente encontrar en protocolos de pacientes limítrofes.
Fabulaciones. Suelen ser abundantes, sobre todo de carácter agresivo y/o paranoide. Los animales o
figuras humana se aprecian “enojados”, “que miran con fiereza”, “que dan miedo”, “que son malos”.
También pueden darse fabulaciones melancólicas con tonalidades de tristeza, pena, culpa,
desesperanza.
Combinaciones fabuladas. A diferencia de la psicótica cumplen las siguientes características: su nivel
formal oscila entre mediocre-aceptable a bueno, suele haber enjuiciamiento posterior.
Organización afectiva
Falla, más o menos masiva y generalizada en el control de los impulsos. Las fallas en el control de
impulsos en los neuróticos se manifiestan frente a áreas específicas de conflicto, a diferencia del
protocolo limítrofe, donde el fracaso es más inespecífico y la psicopatología más abarcadora.
Un índice frecuente es el severo decaimiento frente al color, donde se altera significativamente la
calidad formal de las respuestas y/o aparecen verbalizaciones patológicas graves.
F%. En aquellas estructuras en donde predomina lo paranoide o lo depresivo, el F% tendrá valores
altos, poniendo en evidencia manifestaciones inhibitorias de la personalidad. Mientras que los rasgos
histeroides e infantiles mostrarán predominio importante de afectos e impulsos con valores F% bajo.
Respuestas de color deteriorado. Pueden aparecer, aunque con elementos de un control formal
relativamente aceptable.
Colores lábiles. C y CF aparecen habitualmente.
Láminas de color. Es frecuente ver un decaimiento notorio en la performance a las láminas de color,
surgen declives importantes en las calidades formales y verbalizaciones patológicas graves.
Color incoloro (F/C). Dificultad del limítrofe de integrar los afectos al funcionamiento general de la
personalidad.
Sexualidad. Dificultades en la identidad sexual. Figuras en las que no se menciona el sexo, inversión
de los sexos o mención de ambos sexos. También, la presencia figuras de espaldas, contenidos anales,
inversión de láminas. Cuando los niveles de simbolización en el test decaen y empiezan a aparecer,
además, contenidos sexuales directamente formulados, especialmente “penes”, “vaginas” y
“relaciones sexuales”, es probable que estemos frente a una sexualidad perversa.
Agresión. En prácticamente todas sus relaciones de objeto, lo agresivo se manifiesta directamente, es
decir, con escasa o nula represión. De forma menos evidente, las diferentes reacciones frente al color
evidencian también dificultades en el manejo de la agresión.
Color rojo. En paciente inhibidos habrá shock al rojo o atracción al rojo, sin que elabore una respuesta
propiamente tal. En estos casos la tonalidad emocional parece intensa y el examinado se nota
visiblemente impactado por el estímulo.
Análisis de contenidos. Lo agresivo puede expresarse en contenidos orales, anales y uretrales.
Respuestas de espacio en blanco. Afectos agresivos, que siguen la vía de la oposición y la rebelión.
Respuestas de movimiento menor (m). Frecuente. Expresan una evaluación temida de los propios
impulsos, sentidos y evaluados como fuerzas ingobernables sobre las que no tienen control, que
amenazan la integridad del Self y del objeto. Las “m” centrífugas, movimientos menores que “salen”,
señalan la presencia de afectos agresivos y una impulsividad primitiva.
Angustia. Poca tolerancia para padecerla y la casi inmediata apelación a recursos defensivos de todo
tipo para mitigarla. Estas se dan de cuatro formas:
1. Ansiedades autista contiguas: se desencadena por la situación inestructurada de test. Se ve
en palpar las láminas, balancear las piernas rítmicamente, tocar las cosas de alrededor,
hablarle al examinador. Son modos de defensa frente a las ansiedades de disolución. No se
rompe con la prueba de realidad, pues los sujetos suelen mitigar la angustia para ejecutar la
prueba. Indicadores:
a. Nivel de contenidos. Mayor apoyo en los elementos formales de la lámina, se
evidencia una falta de una base sólida que entregue una sensación de límite al Self
(precipicios, gente cayendo, etc.)
b. Textura. Este determinante sin elemento formal, o con una forma débil o secundaria.
Dan cuenta de sensaciones de falta de cohesión muy básicas, que necesitan ser
compensadas a través del contacto físico. Déficit en las relaciones tempranas.
c. Respuestas regresivas y simbióticas. Orales, anales y uretrales, en donde lo que se
acentúa es el elemento de contigüidad sensorial. También el uso de lien.
2. Ansiedades confusionales:
a. Confusión adentro-afuera: ciertos impactos de ciertas láminas.
b. Confusión bueno-malo: verbalizaciones del tipo de las fabulaciones.
c. Confusión femenino-masculino: pareja combinada. Contaminaciones hombre-mujer.
d. Confusiones zonales: aparición de perversiones, zonas erógenas concebidas con
funciones intercambiables.
3. Ansiedades esquizoparanoides: son muy abundantes.
a. Shock al gris generalizado: exclamaciones relativas al desagrado que le producen los
colores oscuros generalmente indican una movilización importante de la angustia.
Hay veces que es tanto el shock al gris que anulan el impacto del color. Cuando la
angustia es más masiva, la desestructuralización se generaliza e incluye láminas más
estructuradas como la lámina 5.
b. Aumento de las respuestas de difuminación: K y KF, señalan la presencia de angustia
en su forma libre y flotante (nubes, bruma tenebrosa).
c. Evasividad: huida a las respuestas populares, falta de tolerancia a la ansiedad.
También la compulsión a la globalidad, a la exactitud y a la completitud.
4. Ansiedades depresivas: difícil tolerar afectos tales como la pena, la tristeza y la culpa.
a. Desvitalizaciones
b. Respuestas C’ y C’F. Afectos disfóricos. Los conceptos son vagos y con pocos
elementos formales y no hay integración del afecto.
c. Textura. cF y c, en contenidos que denotan drialdad y lejanía en el contacto
interpersonal.
Sistemas defensivos

 Escisión
 Nivel formal: dificultades para globalizar que se puede dar en ausencia absoluta de
respuestas globales, o por la presencia de globales vagas, que requieren de poca habilidad
integrativa. Figuras humanas vistas parcialmente, reflejas tendencia del sujeto al
establecimiento de contactos parciales y dificultades para percibir a otros como totalidad.
 Nivel de los contenidos: a un contenido de un valor afectivo determinado, le sigue un
contenido radicalmente opuesto. Figuras polares en actitudes de antagonismo. Los afectos
expresados siguen direcciones opuestas (escisión).
 Idealización: aparición de figuras humanas y/o humanoides a las cuales se les atribuyen
características de exagerado poder, belleza y potencia en general.
 Narcisismo:
o Contenidos grandiosos (idealización).
o Ambición de cantidad: necesidad de producir un impacto en el examinador.
o Ambición de calidad
o Lenguaje pedante
o Respuestas de reflejo
 Desvalorización: niegan los aspectos buenos del objeto, aparecen figuras denigradas o
disminuidas en cualidad o potencia.
 Negación de la realidad psíquica: forma más elaborada de negación por el grado en que los
contenidos emocionales conflictivos son suprimidos de la realidad externa y/o interna.
Argumentos muy burdos para intentar obviar una realidad ya percibida.
 Readministración: cuando en el retest se vuelven a mostrar las láminas rechazadas pueden
quedar en evidencia intentos de negación de la realidad psíquica.
 Identificación proyectiva: rompe drásticamente la separación entre sujeto que percibe y los
objetos percibidos.
 Defensas maníacas: combinación de shock larvado al gris seguido de contenidos de clara
tonalidad eufórica y de ánimo exaltados en las láminas de color.
Prueba de realidad
Los limítrofes conservan un grado adecuando de funcionamiento de la prueba de realidad y de evaluar
los estímulos con una objetividad aceptable.

 Conciencia de interpretación: no se aprecian aboliciones radicales en la capacidad para


enjuiciar las láminas como manchas que hay que interpretar.
 F+% ext: no disminuyen del 65%, ni suelen subir del 80%.
 Índice de realidad: 4 a 6 puntos, capacidad básica de contactar con lo obvio y de sentido
común.
Relaciones objetales
Predominan las relaciones de objeto parciales (Hd>H), indicando serias dificultades en el contacto
interpersonal. El uso constante de mecanismos primitivos de defensa para encarar la angustia, con los
consiguientes déficit en la función simbólica, produce una merma significativa en la capacidad de
empatía. Son personas que no evalúan adecuadamente y con suficientemente realismo las conductas
de los demás y las intenciones que las guían. Tendencia a contactos interpersonales utilitarios. Tienen
una severa incapacidad para la dependencia madura y con más tendencia a la simbiosis. Separaciones
difícilmente toleradas.
Tabulación:

 Pocas M
 M con formas mediocres y débiles (w+; w-)
 H significativamente mayor que M
 (H) igual o mayor que H
 Hd mayor que H
 A triplica a H.
 FM + m mayor que M
Nivel de los contenidos: las interacciones humanas asumen características agresivas y/o paranoides.
Litigio, competencia, rivalidad y envidia.

 Respuestas regresivas
 Respuestas simbióticas: identidades tienden a fusionarse, los roles a confundirse.