Está en la página 1de 14

UNIVERSIDAD DE CIENCIAS MÉDICAS

BIOLOGÍA GENERAL I

GRUPO 19

TEMA: NANOMEDICINA

INTEGRANTES:

VALERIA MOLINA SOLANO

MAYO, 2018
Resumen:
La medicina es un campo sumamente importante para el ser humano, el cual, con
el paso del tiempo ha requerido múltiples innovaciones y acelerados avances
tecnológicos. Es por eso que se emplea la nanotecnología en esta área, ya que trabaja
con materiales a nivel nanométrico. La nanotecnología se define como el procesamiento
de separación, consolidación, y la deformación de los materiales por un átomo o una
molécula. Un uso importante de la nanotecnología, es en el campo de la medicina,
cuando esto ocurre, se le llama nanomedicina.

El nanodiagnóstico es la identificación de enfermedades en sus estados iniciales


ya sea a nivel celular o molecular, mediante la utilización de nanodispositivos y sistemas
de contraste. Esto es de gran utilidad ya que existen enfermedades que se deben tratar
desde sus inicios, para lograr prevenir secuelas permanentes o inclusive, la muerte. Para
lograr de forma eficiente un diagnóstico, se utilizan dos herramientas esenciales: los
nanosistemas de imagen y los nanosensores.

Estas herramientas se basan en el uso de nanoparticulas, en muchos casos


fluorescentes, las cuales trabajan en tiempo real, y, debido a su delgadez, logran
penetrar las membranas celulares. Gracias a esto se pueden estudiar las rutas
metabólicas de las células con mayor detalle, buscando de esa forma, algún tipo de
anomalía, y, por consiguiente, una forma adecuada de tratamiento. Existen otro tipo de
nanobiosensores, como los nanobiosensores nanofotónicos, plasmódicos y
nanomecánicos.

El correcto uso de la nanomedicina, puede llegar a curar enfermedades que hoy


en día no tienen una cura en específico, como lo es en el caso del cáncer y el VIH. Esto
traería consigo muchos beneficios, tanto para las personas que padecen estas
enfermedades, como para sus familias. Es importante recalcar, que como todo material
sintético, empelado en el organismo, puede traer consigo múltiples daños a nivel
metabólico, es por eso que se necesita un manejo controlado y regulado, para de
manera, lograr una mayor potencialización de esta rama de la nanotecnología.

2
1. INTRODUCCIÓN
La medicina es un campo científico y tecnológico que se encuentra siempre en
constante innovación. Cada día, aparecen nuevas técnicas y procedimientos quirúrgicos,
con el fin de lograr mayor efectividad en los tratamientos, así como mejores técnicas de
diagnóstico. La medicina, por ser la ciencia que se enfoca en el cuerpo humano, se
convierte en un atractivo y necesario campo de pruebas y posibilidades de aplicación de
las nuevas tecnologías. Una de estas áreas tecnológicas, con amplias aplicaciones en el
campo de la medicina, es el de la nanotecnología.

Según Taniguchi (1974): “La nanotecnología consiste principalmente en el


procesamiento de separación, consolidación, y la deformación de los materiales por un
átomo o una molécula.” Es decir, la nanotecnología es la modificación a nivel molecular
o atómica de un material. La nanotecnología en la actualidad se utiliza en muchas áreas
como la industria y la medicina. Cuando la nanotecnología se aplica a la medicina, se
refiere a una rama de la nanotecnología denominada nanomedicina. El verdadero inicio
de la nanotecnología sucede en la década de los años 80.

Esto se debe a la aparición de los microscopios electrónicos, que aparecieron en


esta década. Con el uso de estos microscopios modernos, se podían visualizar y
manipular objetos de tamaños nanométricos. De esta forma, se inicia la investigación en
este nuevo campo. La innovación de la nanotecnología provocó que en muchos países
se incentivara la investigación en esta área, aumentando el financiamiento para la
investigación nanotecnológica. Este interés, además, motivó la búsqueda de la aplicación
de la nanotecnología a diversos ámbitos científico – tecnológicos de importancia como,
por ejemplo, en la medicina. En la actualidad, existen muchas aplicaciones de la
nanotecnología en la medicina. Algunas áreas de aplicación dentro de la medicina son
en el diagnóstico, tratamiento y en la prevención de enfermedades. Además, la aplicación
de la nanomedicina expande las posibilidades en el área de investigación médica, y; de
esta forma, se logra una mejor comprensión acerca de las enfermedades y de la eficacia
de los nuevos tratamientos existentes contra la misma. La nanomedicina ha tomado una
creciente importancia a nivel mundial, ya que ha permitido mejorar los diagnósticos y los
tratamientos de los pacientes.

3
Nanotecnología y su aplicación en la nanomedicina

A través de los años, el ser humano ha buscado la manera de mejorar su calidad


de vida, especialmente en el ámbito de la salud. Debido al avance de la tecnología, se
han podido realizar investigaciones más a fondo en busca de diversos mecanismos que
faciliten y potencien los procesos médicos. Para lograr esto, la medicina se apoya de la
nanotecnología, la cual se definió anteriormente como el procesamiento de separación,
consolidación, y la deformación de los materiales por un átomo o una molécula. Esto se
refiere a una modificación a nivel anatómico de algún material, para algún uso en
específico.

La nanotecnología es de suma importancia en el área de las ciencias de la salud,


específicamente en el área de la medicina, como lo es la nanomedicina. El objetivo de
esta rama es el diagnóstico y prevención de enfermedades en etapas tempranas de su
desarrollo, por medio de materiales a nivel nanométrico. Esta ha sido de vital importancia
en la innovación de técnicas y materiales médicos a nanoescala, las cuales interactúan
a nivel molecular en el organismo. La nanomedicina trabaja con escalas entre 1-100 nm.
En la figura 1 se muestran algunas de las medidas usadas en nanomedicina. Esto
permite que algunos materiales de diagnóstico o tratamiento, logren llegar a cualquier
parte del organismo, y que de esa manera se trate en sus etapas tempranas de
formación.

Figura 1. Escala nanométrica de la nanomedicina.

4
Según Lechuga (2011): “El nanodiagnóstico es la identificación de enfermedades
en sus estados iniciales ya sea a nivel celular o molecular, mediante la utilización de
nanodispositivos y sistemas de contraste” (p.3). Este diagnóstico es importante para la
medicina, ya que el identificar una patología de manera temprana ayuda a que exista
una respuesta rápida, así como la posibilidad de tener una solución para esa patología.
En el nanodiagnóstico hay dos herramientas esenciales: los nanosistemas de imagen y
los nanosensores. En la Figura 2 se puede apreciar los tipos de nanosistemas más
desarrollados.

Figura 2. Nanosistemas de diagnóstico.

2. Nanosistemas de imagen

Los nanosistemas de imagen se basan en el uso de nanopartículas,


generalmente, semiconductoras, metálicas o magnéticas, como agentes de contraste
para marcaje. Este tipo de nanosistemas funciona con fluorescencia, la cual es emitida
cuando ocurre una modificación en la estructura electrónica de las nanopartículas. A
continuación, se pueden apreciar en la Figura 3 en la imagen A, las disoluciones de
puntos cuánticos de distintos tamaños, con color de fluorescencia característico para
cada tamaño. En la imagen B, se puede observar un esquema de funcionamiento de un
punto cuántico. Por último, en la imagen C, se muestran experimentos en los que se han

5
inyectado puntos cuánticos en ratas y cómo estos se acumulan en células u órganos
dañados.

Figura 3. Nanosistemas de imagen.

La importancia de los nanosistemas de imagen es que pueden ayudar a detectar


con mayor facilidad, tumores en sus etapas iniciales, y de esa manera, se puede
proceder a extirparlos. Sin embargo, presenta grandes desafíos en su utilización, no solo
con respecto a los efectos secundarios en el organismo, sino en lograr que estos lleguen
a los sitios en donde deben detectar el tumor, sin ser eliminados por macrófagos. Para
evitar esta degradación, se procede a cubrir las nanopartículas con polímeros, los cuales
actúan como un traje de invisibilidad, y de esa forma se facilita su traslado hacia la zona
afectada.

2.2.1. Nanobiosensores

Según Marzán, L (2014).” Los nanobiosensores son dispositivos capaces de


detectar en tiempo real, sin necesidad de marcadores fluorescentes o radioactivos y con
una alta sensibilidad y selectividad, todo tipo de sustancias químicas y biológicas”. Esto
se refiere a que los nanobiosensores no necesitan de un tiempo extenso para poder
trabajar adecuadamente, ya que lo hace en tiempo real, siendo esta, una cualidad muy

6
importante. De la misma manera, no van a necesitar compuestos radiactivos, como lo es
en el caso de los nanosistemas de imagen.

En la figura 4 se puede observar el reconocimiento de una nanopartícula por parte


de un nanobiosensor. De esta manera de logra ejemplificar el uso de estos dispositivos
y su efecto en el espectro de absorción. Generalmente, estas sustancias pueden ser
aminoácidos, anticuerpos, proteínas o enzimas. Algunos ejemplos de nanobiosensores
son: nanobiosensores nanofotónicos, nanobiosensores plasmónicos y nanobiosensores
nanomecánicos, los cuales se explicarán más adelante con más detalle.

Figura 4. Arriba: Fotografía de nanocilindros de oro. Abajo: Fenómeno de


reconocimiento molecular en una nanopartícula biosensora.

2.2.2. Nanobiosensores nanofotónicos

En estos sensores se hace uso de la forma particular en que se transmite la luz


en el interior de los circuitos ópticos; esta transmisión tiene lugar a lo largo de la guía
óptica mediante múltiples reflexiones internas. Estos nanobiosensores siguen teniendo
la misma función de captar a tiempo real cualquier anomalía en el organismo. Este tipo
se enfoca en trabajar específicamente en las vías metabólicas, y de esa manera, servir
como un diagnóstico vital para algún problema que esté presente y que este se pueda
tratar a tiempo.

7
Otra de las ventajas del uso de nanobiosensores nanofotónicos, es que estos
pueden ayudar a ver dentro del interior de una célula, para analizar y estudiar sus rutas
metabólicas, de esa manera se puede saber si está funcionando de manera correcta.
Esto también se puede hacer con el ADN, ya que estos sensores logran ver qué sucede
en la estructura de la molécula de ADN, específicamente en las bases nitrogenadas. Esto
se da debido a que los nanobiosensores son sumamente delgados, lo que les permite
atravesar las membranas sin que se llegue a afectar su estructura y que sufran algún
daño.

2.2.3. Nanobiosensores Plasmónicos

El biosensor de resonancia de plasmón superficial (SRP), se basa en la


reflectividad de una capa de metal con el medio biológico. Este sensor permite detectar
de forma directa concentraciones en el rango nanomolar de forma directa y sin necesidad
de marcadores fluorescentes (Lechuga, 2011). La manera en la que este sensor trabaja
en por medio de una delgada capa de metal, que se deposita encima de él, en conjunto
con un material dieléctrico, o sea, que no es buen conductor de la electricidad. Luego,
este se lleva a un estado de excitación, en donde se obtiene una resonancia plasmódica
para cualquier ángulo de incidencia de la luz. Esto va a depender de la función que se le
asigne al biosensor. En la Figura 6 se puede ver un ejemplo del SPR y su
funcionamiento.

Figura 6. Biosensor de resonancia de plasmón superficial.

8
2.4. Nanobiosensores Nanomecánicos

Los biosensores nanomecánicos emplean como sistema de transducción la


deflexión nanométrica de una micropalanca o el desplazamiento de su frecuencia de
resonancia al interaccionar con el sistema biológico. Las microplacas tienen una
superficie sensorial muy pequeñas. Estas permiten el análisis, reconocimiento y estudio
de sustancias menores al femtomol (Lechuga, 2011).

Una de las grandes ventajas de este tipo de nanobiosensores, es que se pueden


producir en mayor cantidad y a un precio muy bajo, lo cual va a reducir en gran escala,
los costos que se emplearían en otros materiales, para el mismo tratamiento. Al mismo
tiempo, al producirse en masa, se puede proceder a la detección simultanea de
sustancias desconocidas o de interés médico, al mismo tiempo. En la Figura 7 se puede
observar nanobiosensores mecánicos empleados en nanodiagnóstico.

Figura 7. Nanobiosensores mecánicos.

Existen muchas aplicaciones de la nanomedicina en las áreas de la salud,


especialmente en el tratamiento de enfermedades que alguna vez se consideraron
incurables, y que hoy en día, cabe la posibilidad de encontrar una solución. Un ejemplo
de la aplicación de la nanomedicina a enfermedades graves, es en el caso del VIH y el
cáncer. Con respecto de la información, Ángeles Muñoz Fernández, Dolores García
Alonso, Rosa Reguera. (2017) afirman:

9
“En los últimos años, la nanotecnología ha emergido con gran fuerza como una
nueva disciplina que ofrece soluciones a las limitaciones que encontramos en el
desarrollo de estrategias preventivas frente al VIH. En el caso de su aplicación
biomédica, estos nanomateriales permiten la aparición de novedosas drogas o
compuestos con ventajas farmacológicas útiles en el diagnóstico y terapia de
varias patologías, como cáncer o enfermedades infecciosas, entre las que destaca
el VIH.”

Es importante recalcar que el VIH ha sido una enfermedad que ha afectado a gran
parte de la población a nivel mundial, lo cual ha traído grandes consecuencias negativas,
tanto para las personas afectadas, como para sus familias. La posibilidad de una cura,
trae consigo muchos beneficios, entre los que se encuentran, en primer lugar, una mejor
calidad de vida para estas personas y una mayor participación social. De la misma
manera sucede con el cáncer, ya que esta es una enfermedad que causa graves
secuelas en la persona, teniendo en cuenta, lo agresivo de las sesiones de quimioterapia.
En resumidas palabras, sería un gran avance médico, el hallazgo de las curas para estas
dos enfermedades.

Según Echavarría Frank. (2013). “Uno de los principales problemas que enfrenta
la nanotecnología es la falta de estudios que se dirijan a discutir los posibles efectos de
esta tecnología en el medio ambiente y el hombre”. Algunos científicos han expresado
su preocupación acerca de los efectos a largo plazo asociados con las aplicaciones
médicas de las nanotecnologías y de si los materiales nanoestructurados serían
biodegradables o no. Además, el hecho que las partículas sean del tamaño de los
componentes naturales o de algunas proteínas sugiere que se pudiesen evadir las
defensas naturales del cuerpo humano y de otras especies, que causen daño a sus
células.

Ya se han reportado efectos negativos de algunas nano estructuras, como la


aparición de radicales libres, respuestas tóxicas en pulmones de ratas, daño al cerebro
de peces y modificación de funciones de los genes causados por fullerenos. Otra
desventaja de la nanomedicina, la cual preocupa a las industrias en general, es el tráfico
ilegal de materiales necesarios para terapias específicas y complicadas. Esto genera no

10
exista un control de calidad en los materiales que se están traficando, y mucho menos
sobre el uso que se le puede dar, ya que como antes se había dicho, el manejo
inadecuado de materiales con tamaño sumamente reducido, puede causar daños a nivel
biológico.

Anteriormente se mencionaron algunas de las desventajas del uso de la


nanomedicina como un diagnóstico y tratamiento para ciertas enfermedades; pero a su
vez, esta presenta múltiples beneficios. Varias técnicas usadas se han tratado de mejorar
con el paso del tiempo, para que, de esa manera, esta rama de la nanotecnología, logre
ayudar a tratar enfermedades que hoy en día se pueden considerar como incurables.

Una de las ventajas de nanomedicina son en terapias regenerativas. Estas


consisten en la sustitución o regeneración de órganos y tejidos dañados. La forma en la
que esta aplicación de la nanomedicina se lleva a cabo, es mediante la aplicación de
métodos procedentes de la terapia génica, celular y la ingeniería de tejidos. Esto estimula
al organismo, haciendo que produzca sus propios mecanismos inmunitarios y de
reparación de tejidos. En otras palabras, la función de la nanomedicina regenerativa, es
estimular al organismo, para que este, por sí mismo, logre buscar formas de tratar daños
internos en órganos y tejidos. En la figura 8 se observan nanorobots en glóbulos rojos,
estos están en investigación, y por consecuente, en una posible implementación dentro
de la nanomedicina.

Figura 8. Nanorobots en glóbulos rojos. Nanomedicina regenerativa.

11
Conclusión

Los avances en la medicina se están dando a pasos agigantados, es por eso que
se necesitan nuevos mecanismos, terapias y formas de diagnóstico, para que de esa
manera se logren tratar enfermedades actuales y futuras. Es por eso que la
nanomedicina es de suma importancia para la detección de diversos tipos de
enfermedades, las cuales, si no se tratan al inicio de su formación, pueden llegar a ser
letales.

Esta aplicación de la nanotecnología, ayuda a la regeneración de tejidos y


órganos, como lo es en el caso de la nanomedicina regenerativa, y en la detección de
anomalías en las rutas metabólicas de las células, y cambios en el ADN. Esto puede
ayudar a prevenir mutaciones en el ADN, y, por consiguiente, prevenir el cáncer. De la
misma manera, puede tratar enfermedades como el VIH, y tumores en partes del cerebro
que son de difícil acceso.

Es importante tener en cuenta que, como todo tipo de materiales aplicados a


seres vivos, va a tener sus consecuencias, tanto negativas como positivas. Es por eso
los procedimientos para crear este tipo de materiales debe realizarse con sumo cuidado,
ya que, si se altera su composición, esta podría ser letal para el organismo. Un ejemplo
de esto ha sido en el caso de experimentos realizados en animales, los cuales causan
daños a nivel neurológico; así como la aparición de radicales libre. Es por eso que
muchos científicos están sumamente preocupados por el uso excesivo de
nanotecnología en la medicina, ya que esto podría traer consigo que el organismo deje
de actuar por sí mismo, inhibiendo de esta manera, muchas funciones metabólicas
importantes.

Es por eso que un uso adecuado de la nanomedicina, así como regulaciones para
los materiales que se emplean, es vital para lograr el máximo aprovechamiento de esta
rama de la nanotecnología. De esa manera se podrán mejorar muchas de las técnicas
actuales, y a su vez, implementar nuevos mecanismos que pueden significar avances
importantes en el área de la medicina.

12
Bibliografía
Cuadros, M., Llanos, A., & Villegas, R. (2010). Nanotecnología en Medicina. 50.

Echeverría, F. (2013). Retos de este siglo: nanotecnologia y salud. Revista Cubana


Hematología, Inmunología y Hemoterapia.

Fernández, A. (2017). Aplicaciones de la nanomedicina para el dianóstico y tratamiento


de cáncer de mama. 2-20.

González, J., López, M., & Ruiz, G. (2006). Nanomedicina. Informe de vigilancia
tecnológica, 2-123.

Irache, J. (2008). Nanomedicina: nanopartículas con aplicaciones médicas. 1-4.

Lechuga, L. (2011). Nanomedicina: Aplicación de la nanotecnología en la salud. 1-15.

Muñoz, A. (2017). Nanotecnología y células dentríticas en el desarrollo de una vacuna


terapeutica frente al VIH. Ciencia y tecnología para el desarrollo, 1-183.

Nanova. (2018). ¿Qué es la Nanotecnología? Mayo,2018, de Nanova Sitio web:


https://nanova.org/que-es-la-nanotecnologia/

Pastrana, F., & Ávila, A. (2007). Nanomedicina: Estado del arte. 1-10.

Taira, J., & Zumbsteind, O. (s.f.). Nanomedicina. Nanotecnología en medicina, 1-10.

13
Mapa Conceptual

14

También podría gustarte