Está en la página 1de 26

INFLUENCIA DE LA LUNA EN LA ACTIVIDAD GANADERA

1. INFLUENCIA DE LA LUNA

La influencia del magnetismo de la luna sobre la tierra da origen a las


mareas, pues sobre el lado que está en frente de la luna, el agua es como
“imantada" hacia ella (marea alta), mientras que del lado opuesto de
nuestro planeta, un movimiento idéntico pero de menor fuerza se ejerce
(marea baja). Nuestro satélite juega también un papel importante sobre el
movimiento de los líquidos en los seres vivos.

Conocemos cuatro tipos de fases lunares: Luna Nueva, Cuarto Creciente,


Luna Llena y Cuarto Menguante. La ciclicidad de las mismas, el no tener
un inicio y terminación puntual de cada fase y el grado de iluminación
mayor o menor de la luna, ha llevado a agrupar a las mismas en cuatro
periodos lunares: PRIMER PERIODO: De Luna nueva a cuarto creciente;
SEGUNDO PERIODO: De cuarto creciente a Luna llena; TERCER
PERIODO: De Luna llena a cuarto menguante y el CUARTO PERIODO:
De cuarto menguante a Luna nueva.

Los animales presentan cambios en los patrones de comportamiento


como respuesta a factores del ambiente; como muchos de estos factores
son cíclicos, la actividad de los animales también; los ritmos relacionados
a los cambios en las fases de la Luna, tienen su origen principalmente en
el efecto que la Luna tiene en la atracción de las masas de agua, en los
cambios en la calidad de luz que proyecta la Luna y en la cantidad de las
horas de luz; existe bastante información respecto a la influencia de la
luna en las actividades agrícolas, la misma que ha venido siendo
transmitida por tradición y otra que ha sido y está siendo probada con
alguna base y criterio científico. Lo que sucede a nivel agrícola, no ocurre
en el campo pecuario en igual dimensión, que permita determinar la
influencia de la luna en los procesos de manejo de los animales, siendo
justamente el objetivo del presente artículo, analizar dicha influencia
respecto a algunas funciones biológicas de reproducción que ocurren en
los bovinos, como son: Frecuencia en la presentación de celos naturales
y partos en los diferentes periodos lunares; Relación entre el periodo lunar
de Inseminación y el periodo lunar en que ocurre el parto; Influencia de
las fases de la luna en la reproducción programada y concepción.

Estudios aseguran que algunas fases de la luna influyen en la


prolongación del periodo de gestación y la frecuencia del celo en las
vacas. En Colombia muy poco se conoce sobre estas teorías, entérese de
lo que dicen.

Hay quienes creen que la luna tiene cierto efecto en la vida humana, como
el cambio de temperamento de hombres y mujeres. Lo que no se sabía
es que el satélite repercute en el comportamiento reproductivo y
gestacional de las vacas, según varias investigaciones.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Castilla – La Mancha, en


España, las fases lunares influyen en la gestación de las vacas de Lidia.
Para este trabajo se controló la duración de la gestación de 153 vacas,
procedentes de 3 explotaciones de ganado de esta raza durante 4 años
consecutivos (2004 a 2007).

Según el estudio, cuando había luna nueva, el periodo de gestación duró


280 días; en luna llena, disminuyó a 279 días; en la fase de cuarto
menguante, aumentó a 284 días; y en cuarto creciente llegó a los 285
días.
“Las fases lunares marcan periodos alternados de actividad y descanso
de los fluidos orgánicos de los animales, regulándose muchos procesos
de comportamiento".

Además explica que días previos a la luna llena se provoca inquietud,


emotividad, depresión e hipersensibilidad; mientras que antes de la luna
nueva hay manifestaciones de agresividad e impaciencia.

1.1. Un segundo estudio

Expertos del Centro de Biotecnología Reproductiva Animal, Cebirea,


de la Universidad Nacional de Loja, en Ecuador, indicaron que “los
animales presentan cambios en los patrones de comportamiento
como respuesta a factores del ambiente. Como muchos de estos
factores son cíclicos, la actividad de los animales también. Los ritmos
relacionados a los cambios en las fases de la luna se originan en el
efecto que esta tiene en la atracción de las masas de agua, en los
cambios en la calidad y cantidad de luz que proyecta".

El estudio añade: "la influencia que la luna tiene en los bovinos se


basa en la frecuencia de celos naturales y partos en los diferentes
periodos lunares; relación entre el periodo lunar de inseminación y el
periodo lunar en que ocurre el parto; y la influencia de las fases de la
luna en la reproducción programada y concepción”

1.2. Frecuencia en la presentación de celos naturales en los


diferentes periodos lunares.

En nuestro medio decimos cuando un animal entra en celo que esta


“enlunado”, y si analizamos algunos de los síntomas de una hembra
en esta etapa, se nota que hay un aumento del flujo y temperatura
sanguínea a nivel del útero, crecimiento folicular, hiperactividad; con
estas referencias la mayor frecuencia de presentación de celos
naturales en bovinos pertenecientes a diferentes grupos raciales y
manejados en ambientes diversos, se presentan a continuación:

Cuadro 1. Frecuencia y porcentaje de celos en los diferentes


periodos lunares

PERIODO Primero Segundo Tercer Cuarto


(creciente) (llena) (menguante) (nueva
ó
tierna)

Hembras 223 236 170 199


en celo

% 27 28,5 20,5 24
Existe un periodo de aparente reposo sexual, que es en el tercero
con un 20,5%, (luna llena a cuarto menguante), lo cual es justificable
si se considera que las hembras están saliendo de un periodo
estrogénico o de actividad sexual y por tanto entran a una fase
progesteronica.

Conforme se entra al cuarto, primero y segundo periodo, la actividad


sexual se va incrementando, llegando a su punto máximo de mayor
frecuencia y porcentaje de presentación de celos en el segundo,
28,5% (cuarto creciente a luna llena), por lo que, podemos decir que
el ciclo sexual de las hembras bovinas sigue una aparente correlación
con las fases lunares descritas. Lógicamente que estos resultados y
afirmaciones encontrados requieren de un mayor ingreso de
información y análisis científico.

1.3. Frecuencia de nacimientos en los diferentes periodos lunares.

Antes de presentar los resultados encontrados en bovinos, vale hacer


referencia a los resultados obtenidos de un trabajo de investigación
(Carlos Xabier, 1996, España) con 344 datos acerca de la fecha de
nacimiento de un grupo de personas y con ello se determinó la fase
lunar en que nacieron, a continuación, los resultados acerca de que
en cual fase nacen más niños:
Cuadro 2. Frecuencia y porcentaje de nacimientos en bovinos
en los diferentes periodos lunares.

PERIODO Primero Segundo Tercer Cuarto


(creciente) (llena) (menguante) (nueva
ó
tierna)

Nacimientos 83 77 68 74

Porcentaje 27,5 25,5 22,5 24,5

Analizando los resultados del nacimiento de bovinos y del nacimiento


de humanos, vemos que siguen un comportamiento similar, pues el
primer periodo corresponde a la fase de cuarto creciente, que es la
fase donde más nacimientos ocurren en ambas especies.
Frecuencia y porcentaje de nacimientos
en los distintos periodos lunares
100
# y % nacimientos

80
60
40
20
0
Primer Segundo Tercer Cuarto
Nacimientos 83 77 68 74
Porcentaje 27.5 25.5 22.5 24.5

Del análisis del proceso fisiológico del nacimiento en los 302 registros
de bovinos, se puede determinar que el mismo sigue al igual que la
presentación de celos un proceso cíclico, con la curva mas baja en el
Tercer periodo (de reposo sexual) con el 22,5% de nacimientos; para
luego comenzar a incrementarse alcanzando el “pico” en el Primer
periodo (27,5%), para luego comenzar a bajar gradualmente la curva
en el Segundo periodo (25,5%) y nuevamente en el cuarto periodo
comenzar a subir la curva de frecuencias (24,5%).

1.4. Relación entre el periodo lunar de Inseminación y el periodo lunar


en que ocurre el parto.

La pregunta de muchos ganaderos y técnicos, es: ¿el periodo de


inseminación/ monta de la vaca, tiene que ver ó influye en el periodo
del parto?; para ello se ha recopilado información respecto al periodo
lunar de inseminación y el periodo en que ocurrió el parto de esos
animales, los datos analizados son de 287 registros, esperando con
el transcurrir del tiempo ir afianzando estos resultados con mas
información que permitan darle un mayor aval científico a esta
relación.

Cuadro 3. Relación periodo lunar de IA y periodo lunar del parto


(%).
Periodo Periodo lunar de Parto (%)
lunar de
IA Primero Segundo Tercero Cuarto

Primero 10 28 48 14

Segundo 25,5 6 24,5 44

Tercero 50 17 5 28

Cuarto 30 57 8 5

Las hembras bovinas inseminadas en el primer periodo (luna tierna a


creciente), tienden a parir entre el segundo (28%) y tercer periodo
(48%), siendo en el cuarto menguante la mayor frecuencia.

Las inseminaciones realizadas en el segundo periodo (creciente a


luna llena) que es el de mayor presencia de celos; los partos se
realizan con más frecuencia en el cuarto periodo (44%).

Relacion entre el periodo lunar de


inseminación y el periodo lunar de parto (%)
60
Porcentaje de partos

40 Primer periodo lunar


20 Segundo periodo lunar
0 Tercer periodo lunar
Primero Segundo Tercero Cuarto
Cuarto periodo Lunar
Periodo lunar de inseminación

La poca frecuencia de vacas inseminadas en el tercer periodo (luna


llena a menguante), tienden a parir entre el cuarto periodo (28%) y
primer periodo (50%).
Un dato muy interesante es el que se obtuvo con las hembras
inseminadas en el cuarto periodo (menguante a tierna), donde
prácticamente los partos se concentran entre el primero y el segundo
periodo con un 87% de incidencia.

1.5. Influencia de las fases de la luna en la reproducción programada


y concepción de las vacas.

Este trabajo de investigación se lo realizo en un grupo de vacas


criollas mejoradas, previo al inicio del trabajo se preparó los animales
tanto nutritiva como sanitariamente y se dividió el lote en cuatro
grupos de acuerdo a las fases lunares, con cuatro repeticiones
(diseño de bloques 4x4). El primer día de cada fase se sincronizó el
grupo de vacas, inyectando una dosis de PGf 2 α, vía intramuscular,
de acuerdo a la presentación del celo manifiesto se realizó la
inseminación y las vacas que no entraron en celo manifiesto, se las
insemino a las 96 horas a tiempo fijo, obteniendo los siguientes
resultados:

Cuadro 4. Porcentaje de celos manifiestos, tiempo de


presentación y porcentaje de concepción al primer servicio, en
vacas sincronizadas en las diferentes fases lunares.

Tiempo presentación del celo %


% celos (hrs). concepción
Tratamiento
manifiestos 1er
48 72 >90
servicio.

Luna nueva 100 --- 100 --- 40


Cuarto
60 20 40 --- 100
creciente
Luna llena 40 40 --- --- 0

Cuarto
80 --- 40 40 100
menguante
Total 70 21,4 64,3 14,3 64,3

Se obtuvo mejores resultados de presentación de celos manifiestos


en la fase de luna nueva ó cuarto periodo (100%); en tanto que el
mayor porcentaje de celos no manifiestos (60%) fueron en la fase de
luna llena (segundo periodo).

En lo referente al tiempo de presentación del celo post sincronización


con esta sustancia luteolitica, se determinó que el 64,3% de las vacas
que presentaron celo manifiesto en las diversas fases lunares, lo
hicieron a las 72 horas post sincronización, presentando también celo
a las 48 horas (21,4%) y a las 90 horas (14,3%).

En la fase de cuarto creciente y cuarto menguante (primer y tercer


periodo), es donde existe mayor respuesta a la sincronización, pues
del total de vacas que presentaron celo manifiesto, el 100% de las
mismas quedaron preñadas al primer servicio; en tanto que las vacas
que presentaron celo manifiesto en luna nueva (100%), apenas el
40% concibieron, es de resaltar que en la fase de luna llena es donde
no hubo ninguna vaca preñada.

1.6. Sincronización de celo por dos vías: subvulvar vs intramuscular,


en las diferentes fases de la luna, en el ganado Holstein mestizo
de la Hoya de Loja.

En una población de hembras Holstein mestizo de 60 días postparto,


se aplicó un diseño de bloques al azar 4x2 (fases de luna por vías de
administración), con un total de 8 tratamientos y tres repeticiones en
cada uno de ellos; previo al inicio del experimento, con 30 días de
anticipación, las hembras fueron manejadas técnicamente con la
finalidad de mejorar su condición corporal y por tanto obtener una
respuesta reproductiva mayor.

El primer día de cada una de las fases se procedió a sincronizar el


grupo de vacas correspondiente, luego, de acuerdo a como se
presentaban en celo se realizaba la inseminación. Así de esta manera
se procedió con los ocho grupos, obteniendo los siguientes
resultados:

Cuadro 5. Porcentaje de celos manifiestos de acuerdo a la fase


lunar y vía de administración de la PGF2α.

% celos manifiestos % celos


por via de manifiestos
Fase lunar
administración por fase

IM SV lunar

L. nueva 100 66,7 83

C. creciente 66,7 66,7 67

L llena 66,7 66,7 67

C. 66,7 66,7 67
menguante

Total 37,5 33,3 71

La mejor respuesta en la presentación de celos manifiestos fue en las


vacas sincronizadas en la fase de luna nueva (83%), mientras que en
el resto de fases la respuesta fue similar. En lo que tiene que ver a la
via de administración de la PGF2α, la via IM fue ligeramente superior
en respuesta de celos manifiestos con un 37,5%, frente al 33% de la
via SV.
En cuanto al tiempo de presentación del celo manifiesto, el 76,4% de
las vacas presentaron celo manifiesto a las 48 horas post
sincronización, un 17,6% a las 72 horas y un 6% a las 96 horas post
sincronización.

Cuadro 6. Porcentaje de concepción al primer servicio en las


vacas que presentaron celo manifiesto en las diferentes fases
lunares y vías de administración de la PGF2α.

% concepción al %
1er servicio concepción
Fase lunar
en cada
IM SV
fase lunar

L. nueva 33,3 50 40

C. creciente 100 100 100

L llena 50 50 50

C. 0 50 25
menguante

Total 44,4 55,6 53

El porcentaje de concepción alcanzado al primer servicio en las vacas


que presentaron celo manifiesto fue del 53%; siendo la fase de cuarto
creciente la que tuvo un 100% de respuesta positiva, seguido de la
fase de luna llena con el 50%, la luna nueva con el 40% y finalmente
el cuarto menguante con el 25%.

La vía SV fue ligeramente superior con el 55,6% a la vía IM (44,4%)


en lo que se refiere al % de concepción al primer servicio; esto,
posiblemente se debe a que previo a la administración de la PGF 2α
por vía SV, se requiere palpar el ovario funcional y por tanto hay una
mayor seguridad de acción directa del medicamento.

Capitulo II

INFLUENCIA DE LAS FASES LUNARES EN LOS SERES HUMANOS

La luna influye en nuestro estado de ánimo, varía nuestra vitalidad, capacidad


intelectual, sensibilidad, etc. Su ciclo de 28 días, que es la duración de una vuelta
completa alrededor de la tierra, afecta con la vibración específica según la fase
en que se encuentra.

Generalmente las personas no conocen las fases lunares, su significado e


importancia en el cotidiano vivir, de hecho muchos sólo conocen la luna llena
porque la asocian con imágenes románticas, el hombre lobo y otros cuentos.
Bien, ahora aprenderás a distinguir y diferenciar cada fase lunar, y podrás saber
cómo utilizar la energía que se le asocia.
Las fases lunares tienen su origen en el continuo movimiento del Sol, la Tierra y
la Luna. Son cuatro, duran siete días en promedio y en su conjunto completan
un mes lunar de 28 días y medio, aproximadamente. Los meses lunares son
trece, su punto de partida siempre será el día de luna nueva. En las cartas del
Tarot 13 es el número del Arcano que representa la Muerte, el fin natural de un
ciclo, la posibilidad de trascender, resurgir, renacer, resucitar a otro nivel de
experiencia, cambio y evolución, siempre que se reciba con los brazos abiertos
y la conciencia despierta.

2. SIMBOLISMO ESOTÉRICO

Una explicación esotérica de las lunas puede ser dada a través del
simbolismo del Tarot y de la Numerología. En las cartas del Tarot el
13 es el número del Arcano que representa la Muerte, es decir, el fin
natural de un ciclo, la posibilidad de trascender, resurgir, renacer,
resucitar a otro nivel de experiencia, señala cambio y evolución
siempre que se reciba con los brazos abiertos y la conciencia
despierta.
En resumen, cada nueva luna trae la posibilidad de un nuevo
comienzo, una nueva experiencia, un ciclo diferente o la oportunidad
de hacer las cosas de otra manera. Por si fuera poco todo este
simbolismo nos indica que también debemos tomar en cuenta que
cada lunación se colorea e impregna de las típicas características del
signo donde ocurre, otorgándole a cada Luna un sentido y una
dirección específica.

2.1. El Poder De La Luna

Desde tiempos ancestrales, la Luna ha significado mucho más que un


astro que brilla en las noches. Ha sido objeto de supersticiones,
incógnitas, inspiración y leyendas.
El misterio que despierta ha seguido latente hasta nuestros días.
Muchos agricultores todavía se dejan guiar por sus fases para los
momentos de siembra y cosecha. A su vez, hay quienes aseguran
que es durante la luna llena cuando surgen más accidentes y
suicidios, confiriendo a este satélite natural cierto dominio sobre
nuestra psiquis.

Algunas creencias han motivado a la comunidad científica a realizar


diversos estudios respecto a la supuesta influencia que ejerce la luna
en la naturaleza. Se ha comprobado que la marea varía según la fase
lunar. También, que existen variaciones en la presión atmosférica y
oscilaciones en la intensidad del campo magnético. Incluso, se ha
observado que afecta los procesos metabólicos en los organismos
vivos y la conducta del ser humano.

Sin embargo, todavía sigue siendo objeto de estudio las verdaderas


causas que propician tales fenómenos. En el caso específico de la
influencia psíquica, la comunidad científica todavía clasifica tales
observaciones como especulaciones o supersticiones. En muchas de
las investigaciones, las razones para esta conclusión descansan, más
bien, no en el hecho de que no se observen ciertos cambios en el
comportamiento humano, sino, en que no existe data suficiente que
permita darles seriedad a tales aseveraciones.

2.2. La Influencia Psíquica

Durante siglos, diversas culturas le han dado cierto aire de misticismo


y poder a la Luna. “La naturaleza es sabia”, “El Universo nos ofrece
en todo momento lo que necesitamos para nuestro progreso y la Luna
es uno de esos recursos naturales”. Este satélite “influye en nuestro
campo áurico o energía”. De hecho, por eso no es casualidad que se
trate de “uno de los elementos que se utiliza en la astrología”.

De acuerdo con el conocimiento que se tiene sobre este astro, “la luna
nueva es la que mayor influencia positiva ejerce en el ser humano”.
Por el contrario, “el cuarto menguante y la luna negra son las menos
favorables”.
Si observamos y prestamos atención a la influencia de la Luna,
podemos tomar ventaja para mejorar nuestra salud física y espiritual”.
De esta manera, “abrimos las puertas para que su magia nos ayude
en nuestro diario vivir”.

2.3. Luna Nueva

La luna renace, inicia nuevo ciclo. Nuevos proyectos. Todo lo que


comencemos bajo su influencia se verá favorecido. Tratamientos,
viajes, estudios, siembras… No obstante, deberemos evitar la llamada
“Luna negra” y esperar a que vuelva a aparecer la Luna en el cielo,
aunque sea muy fina. Cuando miras al cielo, esta luna no está visible.

Percepción de una posibilidad La luna nueva simboliza un impulso


para el inicio de un período, marcado por una intensa energía. En esta
fase puedes sentir un fuerte deseo de hacer alguna cosa y
generalmente no saber qué.
Ese día se puedes sentirte perturbado sin razón aparente, por lo tanto
no se recomienda tomar decisiones o hacer cosas importantes.

Movimiento favorable para el recogimiento, visión e inspiración,


planificación y percepción de todo lo que deseas poner en marcha
durante los próximos 28 días.
Trata de no asumir actividades en exceso en los primeros tres días
luego de la luna nueva, pues existe el riesgo de que caigas en
confusión y estrés.

Si quieres que alguna acción o negocio quede en secreto, realízala


ocho horas antes o después de la luna nueva. Es aconsejable
mantenerse tranquilo, evitar discusiones o actividades que exijan
mucha atención y desempeño personal.
Durante este periodo evita ingerir alimentos sólidos, (si quieres bajar
de peso), opta por los jugos de frutas naturales y caldos de legumbres.

El ayuno se recomienda en esta fase, doce horas antes y después de


la luna nueva.

Evita cortarte el pelo, porque el acelerado crecimiento, a la larga lo


debilita. Si usas rasuradora, recuerda que el vello crecerá más rápido.
Es un tiempo favorable para abonar y arar el suelo, óptimo para la
siembra de grama si se acompaña de tiempo lluvioso.

Es la fase indicada para abastecerse y acumular energía. Es tiempo


de cuidar y restablecer.

ACTIVIDADES
• Establecer contacto con alguien que pueda ayudarte en alguna
meta.
• Trabajar en las relaciones amorosas
• Hacerte tratamientos de belleza
• Pedir aumento de sueldo.
• Pedir préstamos bancarios.
• Tratamientos para la salud.
• Eliminar sustancias tóxicas con más rapidez.
• Deshacerse de una mala costumbre o hábito nocivo.
esta fase contribuye a la recuperación del mismo.

2.4. Luna Creciente

Esta fase de la luna se divide en 2 etapas en la primera, es decir 1 o


2 días después de la luna nueva, se comienza a ver en el cielo un
pequeño cachito de luna.

Es momento de emprender proyectos y de hacer negocios, los tratos


económicos darán fruto en unos diez días. Una luna tan delgada es el
mejor horizonte para iniciar una relación. Tiempo de gran actividad,
de nacimiento, crecimiento.

En estos días se es más objetivo, productivo. Es momento de


emprender proyectos y de hacer negocios, los tratos económicos que
empieces ahora darán fruto en unos 10 días. En esta fase, el cuerpo
tiene una disposición natural a absorberlo todo en mayor cantidad o
más rápido, por lo tanto es mala época para comenzar una dieta es
más, trata de no comer comidas muy condimentadas, estás propensa
a hincharte.

La luna creciente es favorable para introducir cambios en viejos


hábitos, modos de pensar, actuar y sentir.

¿Quieres tener plantas? es el mejor momento para plantar.


ACTIVIDADES

• Llevar a cabo cambios importantes en cualquier aspecto.


• Resolver asuntos de negocios.
• Proteger el hogar (hacer canalización de energías, realizar actos de
bendición de propiedades, etc.).
• Hacer limpieza del aura.
• Estrenar casa o auto nuevo
• Empezar entrenamientos físicos, deportivos y laborales

La segunda etapa de esta fase lunar comienza al séptimo día de haber


iniciado la luna nueva. Para mayor efectividad, los rituales deben
llevarse a cabo alrededor de la puesta del sol.

• Adquirir objetos de valor


• Fortalecer los lazos afectivos con las amistades.
• Desarrollar motivación.
• Practicar rituales sencillos (como el encendido de una vela para
alguna invocación, etc.).

2.5. Luna Llena

Ahora al observar el cielo, verás el disco lunar a plenitud, reflejando la


luz solar.

Culminación, éxito de todo lo que empezó en la luna creciente. Ahora


está todo en su plenitud. Es el momento de dar a conocer las
decisiones importantes, de hacer públicos los proyectos, es decir, de
sacar a la luz todo lo que llevamos dentro, de confesar nuestros
sentimientos. Es buena etapa para dejar atrás lo ya concluido, pero
no es buena para iniciar nada. Nos ayuda a decidir cuando algo se ha
terminado definitivamente, una relación, un trabajo, una situación. Los
nacimientos son más probables en esta fase de la luna. También es
buena época para iniciar un amor, un noviazgo o casarse, pero
teniendo en cuenta que los días mejores son los 2 días anteriores a la
Luna llena.

Corresponde al día 14 de la fase lunar. Se cree que las plantas


medicinales recogidas durante este periodo proveen mayor eficacia.
lo que fue estimulado en la luna Nueva y realizado en la luna Creciente
llega a su máximo desarrollo.

Durante esta fase sentirás más necesidad de expansión social o


mental. Las personas son más receptivas, las relaciones sociales se
tornan más favorables. La fase de luna llena favorece la
comunicación, si quieres que algo sea muy comentado, divulgado y
conocido, hazlo ocho horas antes o después de esta fase.

No es buena idea someterse a cirugía durante esta fase, porque el


riesgo de una hemorragia es mayor.

El día de luna llena suele estar marcado por un gran movimiento,


excitación, alegría y expansión de las masas en general.

Esta fase es muy favorecedora de los asuntos afectivos, pues actúa


como un verdadero afrodisíaco.

ACTIVIDADES
• Resolver asuntos legales.
• Desarrollar poderes psíquicos.
• Interpretar y prestar atención a sueños proféticos.
• Para atraer el amor y el matrimonio.
• Concebir una guagua
• Proteger a los niños
• Participar y preparar proyectos artísticos.
• Ganar competencias.
• Solicitar préstamos.
• Multiplicar dinero o adquirirlo mediante el juego.

Al cuarto día (aproximadamente) subsiguiente al inicio de la luna


llena se le conoce como la luna de diseminación. Tiene una
duración de tres días. Su influencia resulta conveniente para varias
aspiraciones.
• Tomar decisiones importantes.
• Realizar gestiones asociadas a la protección y la seguridad
• Controlar el estrés.

2.6. Luna Menguante


A medida que la luna mengua, los proyectos -sobre todo los
amorosos- corren el peligro de hacerlo con ella.

Nos conviene ser prudentes. Es tiempo de reposo. Terminar los


proyectos, cerrar temas pendientes. Momento de repliegue, lentitud.
Es tiempo de proyectar, reorganizarse.

Lo que se corte tardará más en crecer. Es momento de renovar


fuerzas, interiorizarlas.

Esta fase representa un período final y al mismo tiempo el momento


de prepararte para un nuevo ciclo de experiencias.

Es un período ideal para empezar alguna dieta. El cuerpo resistirá


mejor y obtendrás resultados inmediatos.

Es un momento favorable para el inicio de tratamientos médicos, de


limpieza o depuración a todo nivel. El pelo cuando es cortado en esta
fase crece lentamente, más grueso y con la raíz fortalecida.

El trasplante de las plantas dará mejores resultados en esta fase.


Además, hay quienes aseguran que las personas experimentan
mayor energía para la realización de las tareas de la casa. También,
existe la creencia de que las operaciones quirúrgicas tienen mayor
éxito de recuperación durante estos días.

ACTIVIDADES
• Recomendable para canalizar la energía del hogar.
• Limpiar el campo áurico.
• Vencer la melancolía y la depresión.
• Triunfar en asuntos judiciales de gran magnitud.

En términos astronómicos, dentro de esta fase, a los tres días previos


a la primera noche de la luna nueva se le conoce como luna negra. A
esta etapa se le considera nefasta. Supuestamente durante estas
noches se debe permanecer en el hogar y trabajar en meditaciones
que inviten a la relajación. Puesto que se le considera “una fase lunar
de desintegración, no deben tomarse decisiones de gran relevancia”.
Dentro del aspecto positivo de esta etapa, se le considera propicia
para obtener justicia y resolver peleas y guerras.

2.7. La Influencia de las Fases Lunares en Nuestro Estado de Ánimo


Desde que el hombre es hombre, se ha sentido atraído e influenciado
por la luna y sus misterios. ¿Por qué negarnos ahora?

La influencia de la luna sobre nuestro planeta tal vez va más allá de


lo que creemos.

La influencia de la luna en diversos procesos, como la regulación de


las mareas, las cosechas, los ciclos de ovulación y otros, es tan
cotidiana que lo “damos por hecho” y convivimos con ello
naturalmente. En general, no nos detenemos a observarlo.

Desde tiempos antiguos el ser humano ha sentido una atracción


especial por este satélite que nos rige de una forma especial y al cual
le hemos atribuido poderes de astrología, misticismo, embrujos y
hasta de lograr seducir a los corazones más duros.
Actualmente se habla sobre las conexiones entre la luna y nuestro
cerebro. ¿Magia, horóscopo de revista, personas lunáticas? ¡Nada
más alejado que esto! La relación entre la luna, el tiempo y nuestros
procesos cerebrales no es un asunto nuevo; sin embargo, gracias a
los avances tecnológicos hoy podemos hablar de ellos sin “parecer
curanderos”.

2.7.1. La cronobiología y nosotros

Durante muchos siglos el pensamiento racional logró imponerse sobre


el pensamiento intuitivo, metafórico, incluso el creativo, pretendiendo
denostarlo para hacer prevalecer la idea de que “la ley y el orden”
están por encima de cualquier cosa, negando -casi irracionalmente-
la naturaleza humana.

Sin embargo, desde hace unos años, cada vez más científicos han
ido transformando este paradigma y observando con mayor apertura,
lo cual demostró que mantener un pensamiento multidisciplinario,
abierto, elástico y con capacidad de adaptación provoca mayores
ventajas. Es así como varias disciplinas van saliendo a la luz, como
es el caso de la cronobiología, cuyo objetivo de estudio son los
procesos biológicos que siguen secuencias temporales previsibles, en
los ritmos y relojes biológicos. Posee especial interés para la
medicina, endocrinología y neurociencia.

Los seres humanos somos integrales. Desde esta perspectiva, el


tiempo, nuestro antiguo Titán griego, mejor conocido como Cronos -el
que se devoraba a sus hijos- ha regido nuestra vida. Existen día y
noche, horas, meses, años, procesos biológicos, físicos, emocionales,
que están íntima y totalmente ligados al paso del tiempo, ese sutil e
inevitable viento que a todos nos mece y del cual nadie puede quedar
exento.
Desde hace unos años, cada vez más científicos han ido
transformando este paradigma y observando con mayor apertura.

2.7.2. ¿Y entonces?

De alguna manera, la relación entre el mundo exterior –la luna– y el


mundo interior –el cerebro–, ha impactado en nuestra percepción de
tiempo y espacio: cuatro son las estaciones del año, las fases lunares,
los cuartos de hora, los elementos básicos del planeta, las fases de la
respiración, etc. En este caso, las cuatro fases lunares, según Mark
Filippi, doctor y autor del Método somático, se relacionan
directamente con cuatro neurotransmisores (responsables de llevar
información de una neurona otra), ya que cada uno interviene e influye
en nuestros procesos de sinapsis y cambios en los estados anímicos.

Explicamos ahora cada faceta y en qué alimentos podemos encontrar


estos beneficios, con el afán de que aprendamos a medir nuestros
propios procesos y aprovechar los tiempos lunares para su mejor
provecho:

2.7.3. Luna Nueva/Cuarto Creciente. Acetilcolina.

El Dr. Filippi dice: “Cuando estamos surcando en acetilcolina, nos


volvemos más sensibles, más aptos a actividades grupales y más
receptivos emocionalmente”, ya que este neurotransmisor tiene como
función básica la memoria y velocidad en el pensamiento; a su vez
que juega un importante rol en la coordinación muscular.
Este neurotransmisor como tal no se obtiene en los alimentos, sino
que se adquiere a través de la colina, misma que está presente en
huevos, germen de trigo, col, coliflor, bacalao y salmón.

2.7.4. Cuarto Creciente/Luna Llena. Serotonina

La función de este neurotransmisor es la del balance emocional:


sensación de bienestar y recompensa vs. depresión y agresividad.

En esta fase lunar, lo esencial es “guardarnos”: concentrarnos en


hacer lo que nos hemos propuesto, sin excedernos de más. Si bien
existirá el deseo de salir y complementar los días con actividades
sociales, es importante concentrarnos y cumplir nuestros objetivos.

Algunos alimentos que proporcionan serotonina y fortalecen la


sensación de bienestar: cúrcuma, leche, plátano, yogurt, queso,
levadura de cerveza, espárragos, arroz, avena, nueces, aguacate,
salmón.
2.7.5. Luna Llena/Cuarto Menguante. Dopamina

La dopamina está asociada con las experiencias y emociones que


producen los placeres, la recompensa y la excitación. Es como tener
“mariposas revoloteando”, esa sonrisa de cuando estamos
enamorados.

Función: energía mental, atención, control de impulsos, motivación.

Alimentos “dopamínicos”: pescado, pollo, huevo, betabel, alcachofas,


aguacate, algas marinas, espinaca, sandía, plátano, fresas, papaya.

2.7.6. Cuarto menguante/Luna nueva. Noradrenalina

Este neurotransmisor afecta a partes del cerebro donde se controla la


atención y las acciones de respuesta inmediata. Junto con la
adrenalina, este interviene en la respuesta automática que emite el
cerebro de "luchar o huir" ante una circunstancia. Es un estado
defensivo, en el que instintivamente nos protegemos, esta sensación
de “alerta” nos hará tomar las decisiones menos racionales; por ello
es cardinal estar concientices de cómo estamos siendo influenciados,
y de esta forma medir nuestras reacciones a la hora de comunicarnos,
expresar o manifestar un deseo.

Función: alerta, memoria, velocidad de pensamiento mental,


alteración del estado de ánimo. Propensión a la disociación.

Alimentos que ayudan a concentrarnos y evitar “reacciones sin


pensar”: manzana, plátano, aguacate, almendras, tofu, pollo,
leguminosas, semillas de girasol y verduras de hojas verdes.

2.7.7. Somos parte de un todo

Ahora que lo sabemos, podemos guiarnos por un calendario lunar y


anotar nuestras propias observaciones; al fin y al cabo, desde que el
hombre es hombre, se ha sentido atraído e influenciado por la luna y
sus misterios. ¿Por qué negarnos ahora?

Intereses relacionados