Está en la página 1de 2

Sentencia: 00097 Expediente: 07-110458-0675-VD Fecha: 23/01/2008 Hora: 8:10:00 AM Emitido por:

Tribunal de Familia

Temas (Descriptores) Subtemas (Restrictores)


Violencia doméstica sicológica Etapas del ciclo de violencia
Innecesario que se presente el incidente agudo para
ordenar medidas
Insinuaciones tendentes a desprestigiar y reclamos en la
vía pública

Medidas de protección en violencia Innecesario que se presente el incidente agudo para


doméstica ordenarlas
Insinuaciones tendentes a desprestigiar y reclamos en la
vía pública

Voto de mayoría

Documentos relacionados: Citas de Legislación y Doctrina

“ III.-
La Ley contra la Violencia Doméstica, tiene como fin primordial la protección necesaria
para garantizar la vida, integridad y dignidad de las víctimas de la violencia intrafamiliar. Se
trata de un trámite cautelar, no declarativo ni constitutivo de derechos, por lo que no es esta
vía donde pueda resolverse el problema de fondo. En consecuencia, la valoración de la
prueba, debe tomar en consideración la dinámica que se desarrolla en torno a una situación
de agresión sea simétrica o asimétrica. Además, como la agresión normalmente ocurre en la
intimidad del hogar, no es posible en la generalidad de los casos, contar con testigos
presenciales de los hechos. Esto implica una valoración integral de las probanzas y analizar
cualquier mínimo probatorio diáfano. Por esta razón, el artículo 13 de la citada Ley,
contempla un principio denominado “indubio pro agredido” que, precisamente tiene su
origen en la falta de equidad que existe en las relaciones abusivas, pues si se tratara de
relaciones donde impera la horizontalidad, no existiría la necesidad de hacer un reclamo
para salvaguardar la integridad. IV.-
Luego de revisar los antecedentes de este proceso cautelar autosatisfactivo, el Tribunal debe
llegar a la conclusión de que, la resolución recurrida debe revocarse, para en su lugar
mantener las medidas de protección. Si bien a la audiencia concurrieron las partes y sus
testigos, del intercambio de declaraciones de una y otra parte salen cierto elementos que nos
plantean que es mejor optar por la protección. Los típicos casos de violencia doméstica son
cíclicos donde identificamos claramente tres etapas, una es el de aumento de tensión, otro es
el del incidente agudo, para posteriormente caer en el de la reconciliación y el
arrepentimiento cariñoso, para luego nuevamente repetir el ciclo de esas tres etapas
nuevamente. Esas relaciones se caracterizan por una relación de poder y de codependencia.
En nuestro caso, la relación de las partes se ha caracterizado por un terminar y volver, pese
a que se ha terminado la relación, las partes continúan como un juego de indefinición que
resulta peligroso y que evidencia una codependencia, y eventualmente la relación
compatible con un ciclo de violencia. Aunque esa violencia no se ha demostrado, queda
dentro de lo posible. Así, que si bien no se demuestra, el incidente agudo, si está presente
una relación de codependencia y cíclica, que establece claramente la posibilidad y por ende
el mínimo para otorgar la protección, conforme con el artículo 13 de la Ley contra la
Violencia Doméstica. Con la lectora del acta de la audiencia de ley, nos podemos percatar,
que el conflicto entre las partes lo ocasiona la interrelación del padre con su hija y los
eventuales obstáculos que el mismo pueda encontrar, pese a ello no es agrediendo como el
accionado va a corregir dicha situación. Como es posible, que en una ocasión el accionado
haya ingresado a la casa de los padres de la actora, lugar donde aparentemente se
encontraba la menor hija de las partes, y comenzó a hacer insinuaciones desprestigiando a la
actora, o bien, le haga reclamos de una manera airada a la actora en la vía pública, como nos
lo declara el testigo aportado por la actora, esas formas o conductas del accionado se
catalogan como violencia verbal y psicológica. Por ende, se revoca la resolución recurrida y
en su lugar se mantienen las medidas de protección dispuestas en la resolución inicial por el
plazo de seis meses.”

Clasificación elaborada por el Digesto de Jurisprudencia del Poder Judicial. Prohibida su reproducción y/o
distribución en forma onerosa.
Tomado del Sistema Costarricense de Información Jurídica el: 14/3/2012 1:09:08 PM