Está en la página 1de 17

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA EDUCACION


UNIVERSITARIA

ALDEA UNIVERSITARIA ANTONIO JOSE DE SUCRE

SAN FELIPE- ESTADO YARACUY

DISEÑO DE VENTILACIÓN E ILUMINACIÓN

PROFESOR

INGENIERO AMODEY

TRIUNFADORA

AURA FIGUEIRA C.I:15387797

LEIDIS TOBIAS C.I:19615883

CONSTRUCCIÓN CIVIL 2.2


INTRODUCCIÓN

En el mundo el sistema de ventilación iluminación representa uno de los puntos


emblemáticos en materia de construcción e ingeniería, ya que por medio de ellas
se puede acceder a espacios con mayor precisión, y así mismo permitirá el fácil
acceso del aire dentro de las construcciones es por ello que más adelante se
detallara la importancia de cada uno de ellas, como ejemplo tenemos
antecedentes históricos las construcciones egipcias la cual contaban con un
sistema de ventilación e iluminación al natural por medio del sistema solar siendo
esta un ejemplo a seguir porque poseen orificios artificiales que permiten la
entrada y salida de aire.A continuación se desarrollara a profundidad el tema ante
descrito.
DISEÑO DE VENTILACIÓN E ILUMINACIÓN NATURAL, DIMENSIONES
MÍNIMAS, MATERIALES.

VENTILACIÓN

Para que un sistema de ventilación sea de modo eficaz, es necesario que


funcionen adecuadamente sus tres partes fundamentales:

- Captación del aire.

- Recorrido del aire a través de la casa.

- Salida del aire Los sistemas de ventilación son los elementos constructivos que
se encargan de la renovación del aire contenido en el edificio. Para ello extraen el
aire maloliente e introducen aire fresco.

Rara vez la temperatura y humedad exteriores serán idénticas a las del interior,
por lo que con frecuencia el aire aportado deberá ser calentado, enfriado o
humedecido. Las áreas de convivencia y privacidad en una vivienda deben contar
con ventilación directa a través de la superficie practicable de los huecos de
iluminación. La superficie practicable será como mínimo 1/12 de la SU (superficie
útil mínima, en m2) del recinto. Las estancias en segundas luces, contarán con un
sistema de ventilación cruzada que garantice el flujo de renovación de aire de las
mismas. En aquellos casos en que el área de cocina cuente con ventilación
directa, la superficie practicable será también como mínimo 1/12 de la SU de dicho
recinto. El área de cocina y los servicios higiénico-sanitarios que no tengan
ventilación directa, tendrán garantizada una renovación continua de tres
volúmenes/hora a través de aspiradores estáticos o dinámicos. En casos de
rehabilitación se admitirán las soluciones existentes, siempre y cuando éstas no
sean mejorables o adaptables a los mínimos exigidos, sin perjuicio de la reducción
de sus valores arquitectónicos o compositivos. Si la rehabilitación supone la
redistribución total del inmueble o se procede a su vaciado interior, se cumplirán
los mismos condicionantes exigidos para edificios de nueva planta.

Otro aspecto importante establecido por las normas es el de la ventilación de


las piezas. Estos cambios inciden en un aspecto regulado de un modo mucho más
estricto en las viviendas de nueva construcción de modo que es establecen unos
criterios que deben asegurar unas condiciones no sólo de ventilación, sino
también higiénicas más adecuadas para los dormitorios y las salas de estar. En
este sentido, la entrada en vigor del nuevo decreto de habitabilidad supone un
incremento de la dimensión mínima de la apertura de ventilación de los
dormitorios, que de este modo pasarán de los 0,20 m² que fijaba el anterior
decreto a exigirse una apertura mínima de 0,40 m². Anteriormente, si se disponía
de una ventana cuadrada de unos 45 cm de lado ya se cumplía con éste requisito
de ventilación mínima. Con la entrada en vigencia del nuevo decreto se exigirá
que esta hipotética ventana mida unos 65 cm por cada lado. Se trata de un
incremento notable que viene a modificar un criterio excesivamente fláccido,
puesto que las dimensiones anteriormente vigentes no permitían asegurar una
adecuada ventilación del dormitorio. También se modifica el criterio para
considerar adecuada la ventilación de las salas de estar: si bien se mantienen las
dimensiones mínimas, ahora se establece una dimensión mínima de 4 m² para los
patios de parcela para que pueda ventilar en ellos una pieza con la condición de
sala. Si bien los dos cambios son importantes, el que tendrá mayores
consecuencias de cara a condicionar o incluso impedir la obtención de la
certificación de habitabilidad de segunda ocupación será esta segunda
modificación: como es sabido, el decreto establece los requisitos mínimos para la
obtención de la certificación de habitabilidad, y esta sólo puede obtenerse si el
inmueble dispone del programa mínimo de vivienda, compuesto por una sala, una
cocina (o bien una sala-cocina) y un baño. Por tanto, no es imprescindible que el
inmueble disponga de ninguna habitación, de modo que si las habitaciones de una
hipotética vivienda no cumplen con el requisito de los 40 cm² de ventilación, si la
sala, la cocina y el baño cumplen con sus requisitos mínimos respectivos, la
vivienda obtendrá igualmente la certificación, con la única salvedad de que la
pieza sin los 40 cm² de ventilación no computará como dormitorio, sino como “otra
pieza".

Estos cambios referentes a la ventilación de las habitaciones, junto con la


modificación de la altura libre mínima y la nueva obligación de disponer de
elementos protectores o baranda resistentes a los golpes para los desniveles
mayores a 0,60 m son las modificaciones más significativas introducidas por el
nuevo decreto en cuanto a exigencias mínimas de habitabilidad para las viviendas
usadas o nuevas. La mayor superficie de ventilación la ofrecen las ventanas con
vidrios en librillo. En otro tipo de ventanas lo más importante es que sus hojas no
obstruyan el paso del aire. Es muy aconsejable el empleo de ventanas de vidrio
fijo que llevan añadida una ventilación con aletas de vidrio móviles, lo que permite
dirigir el flujo de aire. En tiempo frío es aconsejable que las láminas de vidrio
dirijan el aire entrante hacia arriba, al contrario que en tiempo caluroso. En verano
las láminas deben dirigir el aire hacia el suelo. En aquellos ambientes de
permanencia prolongada por las personas, el borde inferior de las ventanas
(antepecho) no debe superar 90 cm por encima del nivel del piso.

ILUMINACIÓN

La orientación de una fachada de una casa, y por tanto de las ventanas


situadas en él, influyen en gran medida en la iluminación interior. Hay dos
aspectos importantes:

- El ajuste de la casa en su ubicación y su relación con el recorrido del sol

- Permitir que la gente conozca donde se encuentra en el interior de una casa.

Este sentido de orientación proviene del contacto con el mundo exterior, y


puede ser obtenido a partir de la percepción de la luz natural, incluso aunque no
haya visión hacia el exterior.

La orientación de la ventana con relación al sol afectará significativamente a la


ganancia solar y al grado consiguiente de penetración de luz solar.
Por ejemplo, una ventana que mira al norte admite poca radiación solar
comparada con una que mira al sur, este u oeste. Cuando una fachada mira al sur,
el sol estará alto en el cielo durante la parte más calurosa del día en verano, y

Consiguientemente la penetración solar podrá evitarse de modo efectivo


utilizando apantallamiento. Por esta razón a menudo se elige como orientación de
una casa la que sitúa su eje más largo alineado en sentido este - oeste, con
apantallamiento solar previsto en la cara sur. Si el sobrecalentamiento constituye
un problema potencial serio en términos de insolación, el suroeste es la peor
orientación, debido a que la luz solar no solamente es intensa en primavera y
otoño, sino que también tiene un bajo ángulo de incidencia, lo que la hace difícil de
apantallar.

Dibujo

Conviene orientar siempre nuestra superficie de captación (acristalado) hacia el


sur. La forma ideal es una casa compacta y prolongada, es decir, de planta
rectangular, cuyo lado mayor va de este a oeste, y en el cual se encontrarán la
mayor parte de los dispositivos de captación (fachada sur), y cuyo lado menor va
de norte a sur. Hay que reducir la existencia de ventanas en las fachadas norte,
este y oeste, puesto que no son muy útiles para la captación solar en invierno
(aunque pueden serlo para ventilación e iluminación) y, sin embargo, se producen
muchas pérdidas de calor a su través.

Todas las áreas de convivencia y privacidad dispondrán de iluminación natural,


en primeras o segundas luces, por huecos a fachada, a patios de cualquier tipo, o
mediante iluminación cenital. Las áreas de convivencia, en especial, recibirán sus
primeras o segundas luces:

- Desde fachadas, con luces rectas siempre superiores a 3 m.

- Desde patios exteriores, cumpliendo las dimensiones prescritas - Desde patios


de manzana, cuando lo permitan la Ordenanzas.
- Por claraboyas cenitales, o patios exclusivos particularizados En casos de
rehabilitación se admitirán las soluciones existentes, siempre y cuando éstas no
sean mejorables o adaptables a los mínimos exigidos, sin perjuicio de la reducción
de sus valores arquitectónicos o compositivos.

Si la rehabilitación supone la redistribución total del inmueble o se procede a su


vaciado interior, se cumplirán los mismos condicionantes exigidos para edificios de
nueva planta.

DIMENSIONES

Superficie de iluminación: Será considerada así, aquella que tenga una


transparencia nominal mayor del 90%, con una tolerancia del 20% para absorber
la incorporación de elementos constructivos oscuros. Su dimensión mínima será
superior a 1/8 de la superficie de la estancia a la que se ilumina, estableciéndose
una tolerancia de hasta 1/10 en los casos de áreas en segundas luces. Área
iluminada: Es el área servida por el hueco e inmediata al mismo, definida por las
siguientes dimensiones:

Fondo: Cinco veces la dimensión vertical del hueco, y nunca mayor de 8 m.

Distancia lateral: La comprendida entre el eje del hueco y los paramentos


laterales que limitan el área iluminada. Esta no será superior a tres veces la
anchura del hueco, con un límite de 4,50 m.

Superficie del área iluminada: No será mayor de ocho veces la superficie del
hueco a través del que se ilumina, salvo que existan áreas en segundas luces, en
cuyo caso se podrá alcanzar en conjunto una superficie de hasta diez veces la del
hueco.

Todas las áreas de convivencia y privacidad estarán dentro del área iluminada.
En el caso de áreas situadas en segundas luces, tendrán como mínimo una
superficie de iluminación equivalente a la cuarta parte de su área, con un mínimo
de 3 m2.

MATERIALES

Los materiales de acristalamiento, usualmente vidrio pero a veces plásticos


especialmente desarrollados, están disponibles en un amplio margen de
espesores, en forma transparente o tintada, en configuraciones de simple o
múltiple acristalamiento. Todas ellas pueden combinarse para proporcionar al
diseñador un amplio margen de prestaciones. Pudiendo ser, en algunos casos, el
centro de interés, el cielo raso es a menudo un elemento discriminado y olvidado.
Ello constituye un error, pues posee la misma importancia que los pisos y paredes.
Es aconsejable emplear colores claros en los techos, ya que comunican la
impresión de amplitud, claridad y limpieza del espacio.

A la hora de seleccionar los materiales de los techos ha de tomarse en cuenta


la acústica, porque es allí donde repercuten los sonidos de todo el ambiente. Casi
todos los materiales que se emplean en pisos y paredes (como pintura, corcho,
madera) son utilizables también en cielos rasos.

Es importante no olvidar que estos constituyen un elemento fundamental en


cualquier decoración. La altura puede acercarse o alejarse de la vista mediante el
color. Si el cielo raso es demasiado elevado, se puede contrarrestar esa visión
pintándolo de un color más oscuro que el de las paredes. Cuando es demasiado
bajo, se puede "alejar" de la vista recurriendo a color más claro que el de las
paredes o pintándolo de blanco.

Si quiere resaltar su cielo raso, éste deberá pintarse en algún color diferente al
de las paredes. Por el contrario, si desea que éstas y el cielo raso se vean como
un solo elemento, deberá pintar ambos de igual color. El restaurante de la foto se
encuentra realzado en su decoración con este imponente cielo raso.
CONCLUSIÓN

El sistema de ventilación e iluminación representa dentro de la construcción


puntos fundamentales ya que son elementos que se encargan de la renovación
del aire a través de orificios que brindan la entrada y rotación, también hay que
tener en cuenta que para obtener una adecuada iluminación dentro construcción
se debe tener presente la percepción de la luz natural sistema solar en sentido
sur para evitar la insolación.
BIBLIOGRAFÍA

Monografías .com internet

Wikipedia

Hpt//www.construccion civil ll

Enciclopedia de la construcción popular (ministerio de vivienda y hábitat.

Manual de construcción y refrigeración de manuel guzman pg 1 (1982)

Hpt//www.scrib.com

Diseño de ventilación e iluminación natural, dimensiones mínimas, materiales

De ing. Wilmen silva Santiago de chile 1967.


ANEXOS
VENTILACIÓN ADECUADA PARA UN CASA

VENTILACIÓN ADECUADA PARA UN CASA


ILUMINACIÓN NATURAL EN SALA DE ESTAR

ILUMINACIÓN NATURAL EN UNA COCINA


ILUMINACIÓN NATURAL EN UNA HABITACIÓN

ILUMINACIÓN NATURAL EN BAÑOS


ILUMINACIÓN CON CLARABOYA CENITAL

Intereses relacionados