Está en la página 1de 2

4.3.

Marco Teórico

Los aspectos psicosociales influyen en la actividad laboral que desempeña un trabajador y afectan
la calidad de vida de los mismos. Es por ello que se incluyen aspectos afectivos, competencias
desarrolladas en la actividad laboral y las expectativas que esto demanda. Los factores psicosociales
pueden favorecer o perjudicar la actividad laboral y la calidad de vida laboral de las personas.

Estos factores pueden llegar a ser muy complejos, dado que representan el conjunto de
percepciones y experiencias del trabajador, abarcando muchos aspectos, algunos de estos se
refieren al trabajador particularmente, mientras que otros están ligados a la influencia de factores
externos tales como: la situación económica y la inseguridad; que, aunque siendo ajenas al lugar de
trabajo propiamente, mantienen una importante repercusión sobre el individuo

En los últimos años se ha operado una serie de cambios en el contexto del trabajo, no todas las
personas están preparadas para afrontar las nuevas realidades laborales que implican cambios
inciertos, con demandas de disponibilidad y actualización permanentes, más allá de las capacidades
y la formación específica. Este referente deja clara la evidencia y la amplitud de la concepción
de factores psicosociales a la forma en como el individuo asume cada día las diversas situaciones y
retos que emergen en su vida laboral.
Es por ello la importancia de mejorar la calidad de vida laboral y la psicología social de la salud
laboral, hacia un modelo de componentes comunes para explicar el bienestar laboral psicológico y
la salud mental laboral de origen psicosocial. Cada uno de estos postulados teóricos orienta la
dialéctica de lo psicosocial y la forma en cómo dentro de su s alcances, posibilita analizar en el
individuo aspecto que van desde el afecto que se genera a partir de su actividad laboral hasta la
manera en cómo es competitivo en su contexto y las expectativas que se generan a partir de su
propia subjetividad. Los factores de riesgo psicosocial pueden entenderse como la condición o
condiciones del individuo, del medio intralaboral o extra laboral, que bajo determinadas condiciones
de intensidad y tiempos de exposición generan efectos negativos en el trabajador o los trabajadores,
en la organización, en los grupos y por ultimo producen estrés, el cual tiene efectos a nivel
emocional, cognoscitivo, del comportamiento social, laboral y fisiológico (Villalobos, 2004).

Según el Ministerio de la Protección Social en su resolución Número 2646 de 2008, los factores de
riesgo psicosocial comprenden los aspectos individuales, intralaborales, los extralaborales o
externos de la organización y las condiciones individuales o características intrínsecas del
trabajador. Estos factores se interrelacionan mediante percepciones y experiencias, influyendo en
la salud y el desempeño de las personas. Todo esto aplica desde una concepción psicosocial a la
importancia del contexto en que este se desempeña.

De tal manera, de acuerdo a la estimación, percepción y experiencia del trabajador frente a su


trabajo las consecuencias de verse expuesto a factores de riesgo psicosociales pueden manifestarse
en la expresión de sentimientos como la cólera o ira, en la percepción de desconfianza generalizada,
en episodios de ansiedad y pánico, sentimientos de miedo, aislamiento, culpabilidad, auto-
reproche, indefensión y en general de vulnerabilidad; siendo éstos la base del desarrollo de
síntomas físicos generalmente asociados al estrés laboral (García, 2012)

Así, los FRP se definen como las condiciones que intervienen en la aparición de estrés en el contexto
laboral afectando la salud de los trabajadores, entendiéndose como las características de la
organización del trabajo que influyen de manera perjudicial por medio de mecanismos
psicofisiológicos, tal como lo indica la Resolución 2646 del 20081