Está en la página 1de 14

Materia

Definición: Materia es todo lo que tiene masa y ocupa un lugar en el espacio


La Química es la ciencia que estudia su naturaleza, composición y transformación.

Si la materia tiene masa y ocupa un lugar en el espacio significa que es cuantificable, es decir, que se puede medir.

Todo cuanto podemos imaginar, desde un libro, un auto, el computador y hasta la silla en que nos sentamos y el agua
que bebemos, o incluso algo intangible como el aire que respiramos, está hecho de materia.

Los planetas del Universo, los seres vivos como los insectos y los objetos inanimados como las rocas, están también
hechos de materia.

De acuerdo a estos ejemplos, en el mundo natural existen distintos tipos de materia, la cual puede estar constituida por
dos o más materiales diferentes, tales como la leche, la madera, un trozo de granito, el azúcar, etc. Si un trozo de
granito se muele, se obtienen diferentes tipos de materiales

La cantidad de materia de un cuerpo viene dada por su masa, la cual se mide normalmente en kilogramos o en
unidades múltiplo o submúltiplo de ésta (en química, a menudo se mide en gramos). La masa representa una medida
de la inercia o resistencia que opone un cuerpo a acelerarse cuando se halla sometido a una fuerza. Esta fuerza puede
derivarse del campo gravitatorio terrestre, y en este caso se denomina peso. (La masa y el peso se confunden a
menudo en el lenguaje corriente; no son sinónimos).

Volumen de un cuerpo es el lugar o espacio que ocupa. Existen cuerpos de muy diversos tamaños. Para expresar el
volumen de un cuerpo se utiliza el metro cúbico (m³) y demás múltiplos y submúltiplos.

Composición de la materia

La materia está integrada por átomos, partículas diminutas que, a su vez, se componen de otras aún más pequeñas,
llamadas partículas subatómicas, las cuales se agrupan para constituir los diferentes objetos.

Un átomo es la menor cantidad de un elemento químico que tiene existencia propia y puede entrar en combinación.
Está constituido por un núcleo, en el cual se hallan los protones y neutrones y una corteza, donde se encuentran los
electrones. Cuando el número de protones del núcleo es igual al de electrones de la corteza, el átomo se encuentra en
estado eléctricamente neutro.

Se denomina número atómico al número de protones que existen en el núcleo del átomo de un elemento. Si un
átomo pierde o gana uno o más electrones adquiere carga positiva o negativa, convirtiéndose en un ion. Los iones se
denominancationes si tienen carga positiva y aniones si tienen carga negativa.

La mayoría de los científicos cree que toda la materia contenida en el Universo se creó en una explosión
denominada Big Bang, que desprendió una enorme cantidad de calor y de energía. Al cabo de unos pocos segundos,
algunos de los haces de energía se transformaron en partículas diminutas que, a su vez, se convirtieron en
los átomos que integran el Universo en que vivimos.

En la naturaleza los átomos se combinan formando las moléculas. Una molécula es una agrupación de dos o más
átomos unidos mediante enlaces químicos. La molécula es la mínima cantidad de una sustancia que puede existir en
estado libre conservando todas sus propiedades químicas.

Todas las sustancias están formadas por moléculas. Una molécula puede estar formada por un átomo (monoatómica),
por dos átomos (diatómica), por tres átomos (triatómica) o más átomos (poliatómica)

Las moléculas de los cuerpos simples están formadas por uno o más átomos idénticos (es decir, de la misma clase).
Las moléculas de los compuestos químicos están formadas al menos por dos átomos de distinta clase (o sea, de
distintos elementos).

Continuidad de la materia

Si se tiene una determinada cantidad de una sustancia cualquiera, como por ejemplo, de agua y se desea dividirla lo
más posible, en mitades sucesivas, llegará un momento en que no podrá dividirse más, ya que se obtendría la cantidad
más pequeña de agua.
Esta mínima cantidad de agua, tal como se dijo anteriormente, corresponde a una molécula. Si esta molécula se
dividiera aún más, ya no sería agua lo que se obtendría, sino que átomos de hidrógeno y de oxígeno que son los
constituyentes de la molécula de agua.

Por lo tanto, una molécula es la partícula de materia más pequeña que puede existir como sustancia compuesta.
Cuando la molécula de agua: (H2O) se divide en dos átomos de hidrógeno y un átomo de oxígeno, la sustancia dejó de
ser agua.

Los científicos han demostrado que la materia, sea cual fuere su estado físico, es de naturaleza corpuscular, es decir,
la materia está compuesta por partículas pequeñas, separadas unas de otras.

Elementos, compuestos y mezclas

Las sustancias que conforman la materia se pueden clasificar en elementos, compuestos y mezclas.

Los elementos son sustancias que están constituidas por átomos iguales, o sea de la misma naturaleza. Por ejemplo:
hierro, oro, plata, calcio, etc. Los compuestos están constituidos por átomos diferentes.

El agua y el hidrógeno son ejemplos de sustancias puras. El agua es un compuesto mientras que el hidrógeno es un
elemento. El agua está constituida por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno y el hidrógeno únicamente por dos
átomos de hidrógeno.

Si se somete el agua a cambios de estado, su composición no varía porque es una sustancia pura, pero si se somete
a cambios químicos el agua se puede descomponer en átomos de hidrógeno y de oxígeno. Con el hidrógeno no se
puede hacer lo mismo. Si se somete al calor, la molécula seguirá estando constituida por átomos de hidrógeno. Si se
intenta separarla por medios químicos siempre se obtendrá hidrógeno.

En la naturaleza existen más de cien elementos químicos conocidos (Ver Tabla Periódica de los Elementos) y más
de un millón de compuestos.

Las mezclas se obtienen de la combinación de dos o más sustancias que pueden ser elementos o compuestos. En las
mezclas no se establecen enlaces químicos entre los componentes de la mezcla. Las mezclas pueden
ser homogéneas o heterogéneas.

Las mezclas homogéneas son aquellas en las cuales todos sus componentes están distribuidos uniformemente, es
decir, la concentración es la misma en toda la mezcla, en otras palabras en la mezcla hay una sola fase. Ejemplos de
mezclas homogéneas son la limonada, sal disuelta en agua, etc. Este tipo de mezcla se
denomina solución o disolución.

Las mezclas heterogéneas son aquellas en las que sus componentes no están distribuidos uniformemente en toda la
mezcla, es decir, hay más de una fase; cada una de ellas mantiene sus características. Ejemplo de este tipo de mezcla
es el agua con el aceite, arena disuelta en agua, etc; en ambos ejemplos se aprecia que por más que se intente
disolver una sustancia en otra siempre pasado un determinado tiempo se separan y cada una mantiene sus
características.

Propiedades de la materia

Las propiedades de la materia corresponden a las características específicas por las cuales una sustancia
determinada puede distinguirse de otra. Estas propiedades pueden clasificarse en dos grupos:

Propiedades físicas: ependen fundamentalmente de la sustancia misma. Pueden citarse como ejemplo el color, el
olor, la textura, el sabor, etc.

Propiedades químicas: dependen del comportamiento de la materia frente a otras sustancias. Por ejemplo, la
oxidación de un clavo (está constituido de hierro).

Las propiedades físicas pueden clasificarse a su vez en dos grupos:

Propiedades físicas extensivas: dependen de la cantidad de materia presente. Corresponden a la masa, el volumen,
la longitud.

Propiedades físicas intensivas: dependen sólo del material, independientemente de la cantidad que se tenga, del
volumen que ocupe, etc. Por ejemplo, un litro de agua tiene la misma densidad que cien litros de agua
Estados físicos de la materia

En condiciones no extremas de temperatura, la materia puede presentarse en tres estados físicos diferentes: estado
sólido, estado líquido y estado gaseoso.

Los sólidos poseen forma propia como consecuencia de su rigidez y su resistencia a cualquier deformación. La
densidad de los sólidos es en general muy poco superior a la de los líquidos, de manera que no puede pensarse que
esa rigidez característica de los sólidos sea debida a una mayor proximidad de sus moléculas; además, incluso existen
sólidos como el hielo que son menos densos que el líquido del cual provienen. Además ocupan un determinado
volumen y se dilatan al aumentar la temperatura.

Esa rigidez se debe a que las unidades estructurales de los sólidos, los átomos, moléculas y iones, no pueden moverse
libremente en forma caótica como las moléculas de los gases o, en menor grado, de los líquidos, sino que se
encuentran en posiciones fijas y sólo pueden vibrar en torno a esas posiciones fijas, que se encuentran distribuidas, de
acuerdo con un esquema de ordenación, en las tres direcciones del espacio.

La estructura periódica a que da lugar la distribución espacial de los elementos constitutivos del cuerpo se
denomina estructura cristalina, y el sólido resultante, limitado por caras planas paralelas, se denomina cristal. Así,
pues, cuando hablamos de estado sólido, estamos hablando realmente de estado cristalino.

Los líquidos se caracterizan por tener un volumen propio, adaptarse a la forma de la vasija en que están contenidos,
poder fluir, ser muy poco compresibles y poder pasar al estado de vapor a cualquier temperatura. Son muy poco
compresibles bajo presión, debido a que, a diferencia de lo que ocurre en el caso de los gases, en los líquidos la
distancia media entre las moléculas es muy pequeña y, así, si se reduce aún más, se originan intensas fuerzas
repulsivas entre las moléculas del líquido.

El hecho de que los líquidos ocupen volúmenes propios demuestra que las fuerzas de cohesión entre sus moléculas
son elevadas, mucho mayores que en el caso de los gases, pero también mucho menores que en el caso de los
sólidos. Las moléculas de los líquidos no pueden difundirse libremente como las de los gases, pero las que poseen
mayor energía cinética pueden vencer las fuerzas de cohesión y escapar de la superficie del líquido (evaporación).

Los gases se caracterizan porque llenan completamente el espacio en el que están encerrados. Si el recipiente
aumenta de volumen el gas ocupa inmediatamente el nuevo espacio, y esto es posible sólo porque existe una fuerza
dirigida desde el seno del gas hacia las paredes del recipiente que lo contiene. Esa fuerza por unidad de
superficie es la presión.

Los gases son fácilmente compresibles y capaces de expansionarse indefinidamente.

Los cuerpos pueden cambiar de estado al variar la presión y la temperatura. El agua en la naturaleza cambia de
estado al modificarse la temperatura; se presenta en estado sólido, como nieve o hielo, como líquido y en estado
gaseoso como vapor de agua (nubes).

Materia viva e inerte

La Tierra alberga a muchos seres vivos, como son las plantas y animales. Una mariposa parece algo muy distinto de
una piedra; sin embargo, ambas están compuestas de átomos, aunque éstos se combinan de manera diferente en uno
y otro caso. Lamayor parte de la materia es inanimada; es decir, no crece, ni se reproduce, ni se mueve por sí misma.
Un buen ejemplo de materia inanimada lo constituyen las rocas que componen la Tierra.

Cambios de la materia

Los cambios que puede experimentar la materia se pueden agrupar en dos campos:

Cambios físicos

Cambios químicos

Los cambios físicos son aquellos en los que no hay ninguna alteración o cambio en la composición de la
sustancia. Pueden citarse como cambios físicos los cambios de estado (fusión, evaporación, sublimación, etc.), y los
cambios de tamaño o forma. Por ejemplo, cuando un trozo de plata se ha transformado en una anillo, en una bandeja
de plata, en unos aretes, se han producido cambios físicos porque la plata mantiene sus propiedades en los diferentes
objetos.
En general, los cambios físicos son reversibles, es decir, se puede volver a obtener la sustancia en su forma inicial

Los cambios químicos son las transformaciones que experimenta una sustancia cuando su estructura y composición
varían, dando lugar a la formación de una o más sustancias nuevas. La sustancia se transforma en otra u otras
sustancias diferentes a la original.

El origen de una nueva sustancia significa que ha ocurrido un reordenamiento de los electrones dentro de los átomos, y
se han creado nuevos enlaces químicos. Estos enlaces químicos determinarán las propiedades de la nueva sustancia
o sustancias.

La mayoría de los cambios químicos son irreversibles. Ejemplos: al quemar un papel no podemos obtenerlo
nuevamente a partir de las cenizas y los gases que se liberan en la combustión; el cobre se oxida en presencia de
oxígeno formando otra sustancia llamada óxido de cobre. Sin embargo, hay otros cambios químicos en que la adición
de otra sustancia provoca la obtención de la sustancia original y en este caso se trata de un cambio
químico reversible; así, pues, para provocar un cambio químico reversible hay que provocar otro cambio químico.

Cambios de estados físicos

La materia cambia de estado físico según se le aplique calor o se le aplique frío.

Cuando se aplica calor a los cuerpos se habla de Cambios de estado Progresivos de la


materia. Cuandolos cuerpos se enfríanse habla de Cambios de estado Regresivos.

Los cambios de estado progresivos son:

• Sublimación Progresiva

• Fusión

• Evaporación

1. Sublimación progresiva: Este cambio se produce cuando un cuerpo pasa del estado sólido al gaseoso
directamente. La sublimación progresiva sólo ocurre en algunas sustancias, como, el yodo y la naftalina.

2. Fusión. Es el paso de una sustancia, del estado sólido al líquido por la acción del calor. La temperatura a la que se
produce la fusión es característica de cada sustancia. Por ejemplo la temperatura a la que ocurre la fusión del hielo es
O° C mientras la del hierro es de 1.525° C. La temperatura constante a la que ocurre la fusión se denomina punto de
fusión.

3. Evaporación. Es el paso de una sustancia desde el estado líquido al gaseoso. Este cambio de estado ocurre
normalmente a la temperatura ambiente, y sin necesidad de aplicar calor. Bajo esas condiciones, sólo las partículas de
la superficie del líquido pasarán al estado gaseoso, mientras que aquéllas que están más abajo seguirán en el estado
inicial. Sin embargo, si se aplica mayor calor, tanto las partículas de la superficie como las del interior del líquido podrán
pasar al estado gaseoso. El cambio de estado así producido se denomina ebullición. La temperatura que cada
sustancia necesita para alcanzar la ebullición es característica, y se denomina punto de ebullición. Por ejemplo, al
nivel del mar el alcohol tiene un punto de ebullición de 78,5° C y el agua de 100°C.

La temperatura a la que ocurre la fusión o la ebullición de una sustancia es un valor constante, es


independiente de la cantidad de sustancia y no varía aún cuando ésta continúe calentándose.

El punto de fusión y el punto de ebullición pueden considerarse como las huellas digitales de una sustancia, puesto que
corresponden a valores característicos, propios de cada una y permiten su identificación.

Sustancia Punto de fusión (ºC) Punto de ebullición (ºC)

Agua (sustancia) 0 100

Alcohol (sustancia) -117 78

Hierro (elemento) 1.539 2.750

Cobre (elemento) 1.083 2.600


Aluminio (elemento) 660 2.400

Plomo (elemento) 328 1.750

Mercurio (elemento) -39 357

Los cambios de estado regresivos de la materia son:

• Sublimación regresiva

• Solidificación

• Condensación

1. Sublimación regresiva. Es el cambio de estado que ocurre cuando una sustancia gaseosa se vuelve sólida, sin
pasar por el estado líquido.

2. Solidificación. Es el paso de una sustancia desde el estado líquido al sólido. Este proceso ocurre a una
temperatura característica para cada sustancia denominada punto de solidificación y que coincide con su punto de
fusión.

3. Condensación. Es el cambio de estado que se produce en una sustancia al pasar del estado gaseoso al estado
líquido. La temperatura a que ocurre esta transformación se llama punto de condensación y corresponde al punto de
ebullición de dicha sustancia. Este cambio de estado es uno de los más aprovechados por el hombre en la destilación
fraccionada del petróleo, mediante la cual se obtienen los derivados como la parafina, bencina y gas de cañería.

Ley de la Conservación de la Materia:

Antoine Lavoisier, químico francés, demostró luego de largos y cuidadosos trabajos con la balanza, que en las
reacciones químicas la masa total del sistema no cambiaba. Este descubrimiento constituyó uno de los logros más
importantes de la Química.

La ley puede enunciarse de la siguiente manera:

“En un sistema cerrado, en el cual se producen reacciones químicas, la materia no se crea ni se destruye, sólo se
transforma; es decir, la masa de los reactantes es igual a la masa de los productos”.

A + B ----------> C + D

A y B representan compuestos químicos que al reaccionar dan origen a C y D. Los compuestos A y B son
los reactantes porque reaccionan para generar los productos C y D. La masa de los reactantes es igual a la masa de
los productos.

masa A + mB = mc + mD

Como ejemplo, podemos ver la ecuación química que representa la oxidación catalítica del amonía:

4NH3 + 5O2 ———› 4NO + 6H2O

En ambos lados de la ecuación química la suma de los átomos es la misma, aunque la suma de las moléculas sea
distinta. En cada lado de la ecuación hay 4 átomos de nitrógeno (N), 12 átomos de hidrógeno (H) y 10 átomos de
oxígeno (O), distribuidos en moléculas diferentes.

Hoy se sabe que la Ley de la Conservación de la Materia o Ley de Lavoisier no es totalmente exacta, ya que en
reacciones nucleares puede desaparecer masa, que se transforma en energía.

Estequiometría
En química, la estequiometría (del griego "stoicheion” (elemento) y "métrón” (medida) es el cálculo de las relaciones
cuantitativas entre reactivos y productos en el transcurso de una reacción química.

La estequiometría es una herramienta indispensable en la química. Problemas tan diversos como, por ejemplo, la
medición de la concentración de ozono en la atmósfera, la determinación del rendimiento potencial de oro a partir de
una mina y la evaluación de diferentes procesos para convertir el carbón en combustibles gaseosos, comprenden
aspectos de estequiometría.

El primero que enunció los principios de la estequiometría fue Jeremias Benjamin Richter (1762-1807), en 1792.
Escribió:

La estequiometría es la ciencia que mide las proporciones cuantitativas o relaciones de masa en la que los
elementos químicos que están implicados.

Principio científico

En una reacción química se observa una modificación de las sustancias presentes: los reactivosse modifican para
dar lugar a los productos.

A escala microscópica, la reacción química es una modificación de los enlaces entre átomos, por desplazamientos de
electrones: unos enlaces se rompen y otros se forman, pero los átomos implicados se conservan. Esto es lo que
llamamos la ley de conservación de la materia (masa), que implica las dos leyes siguientes:

1.- la conservación del número de átomos de cada elemento químico

2.- la conservación de la carga total

Las relaciones estequiométricas entre las cantidades de reactivos consumidos y productos formados dependen
directamente de estas leyes de conservación, y están determinadas por la ecuación (ajustada) de la reacción.

Ajustar o balancear una reacción

¿Qué significa ajustar o balancear una reacción? Veamos.

Una ecuación química (que no es más que la representación escrita de una reacción química) ajustada debe reflejar lo
que pasa realmente antes de comenzar y al finalizar la reacción y, por tanto, debe respetar las leyes de conservación
del número de átomos y de la carga total.

Para respetar estas reglas, se pone delante de cada especie química un número llamado coeficiente
estequiométrico, que indica la proporción de cada especie involucrada (se puede considerar como el número de
moléculas o de átomos, o de iones o de moles; es decir, la cantidad de materia que se consume o se treansforma).

Por ejemplo:

En la reacción de combustión de metano (CH4), éste se combina con oxígeno molecular(O2) del aire para
formar dióxido de carbono (CO2) y agua (H2O).

La reacción sin ajustar (sólo representando los elementos que interactúan) será:

Esta reacción no es correcta, porque no cumple la ley de conservación de la materia. Para el elemento hidrógeno (H),
por ejemplo, hay 4 átomos en los reactivos (CH4) y sólo 2 en los productos (H2O). Se ajusta la reacción introduciendo
delante de las fórmulas químicas de cada compuesto un coeficiente estequiométrico adecuado.

De esta manera, si se pone un 2 delante del H2O:


se respeta la conservación para el carbono (C) y el hidrógeno (H), pero no para el oxígeno (O), situación que puede
corregirse poniendo otro 2 delante de O2 en los reactivos:

y se obtiene así, finalmente, la reacción ajustada.

Ésta dice que 1 molécula de metano (CH4) reacciona con 2 moléculas de oxígeno molecular (O2) para dar 1 molécula
de dióxido de carbono(CO2) y 2 moléculas de agua (H2O). Si verificamos el número de átomos veremos que en ambos
lados de la ecuación hay 1 átomo de carbono (C), 4 átomos de hidrógeno (H) y 4 átomos de oxígeno (O). La materia (la
cantidad de átomos) se ha conservado una vez terminada la reacción química.

Ver: PSU: Química,

Pregunta 06_2005

Pregunta 05_2005(Química2)

Pregunta 06_2005 (Química2)

Pregunta 13_2006

Coeficiente estequiométrico

Ya que arriba lo mencionamos, agreguemos algo más sobre el coeficinte estequiométrico.

Es el coeficiente (un número) que le corresponde a cada especie química (elemento) en una ecuación química dada.
En el ejemplo anterior:

El coeficiente del metano es 1, el del oxígeno 2, el del dióxido de carbono 1 y el del agua 2. Los coeficientes
estequiométricos son en principio números enteros, aunque para ajustar ciertas reacciones alguna vez se emplean
números fraccionarios. En esencia lo que indica este coeficiente es el número de moléculas de cada sustancia.

Cuando el coeficiente estequiométrico es igual a 1, no se escribe. Por eso, en el ejemplo CH4 y CO2 no llevan ningún
coeficiente delante.

Este método del tanteo para fijar el coeficiente estequiométrico sirve bien cuando la reacción es simple. Consiste en
fijar arbitrariamente un coeficiente e ir deduciendo los demás haciendo balances a los átomos implicados en la especie
inicial. Si aparecen fracciones, se multiplican todos los coeficientes por el mínimo común múltiplo (mcm) de
los denominadores

En reacciones más complejas, como es el caso de las reacciones redox, se emplea el método del ion-electrón.

Se recomienda ir balanceando siguiendo el orden: metales, no metales, hidrógenos, oxígenos.

Mezcla/proporciones/condiciones estequiométricas

Cuando los reactivos de una reacción están en cantidades proporcionales a sus coeficientes estequiométricos se dice:

 La mezcla es estequiométrica;
 Los reactivos están en proporciones estequiométricas;
 La reacción tiene lugar en condiciones estequiométricas;
Las tres expresiones tienen el mismo significado.

En estas condiciones, si la reacción es completa, todos los reactivos se consumirán dando las cantidades
estequiométricas de productos correspondientes.

Ejemplo
 ¿Qué cantidad de oxígeno es necesaria para reaccionar con 100 gramos de carbono produciendo dióxido
de carbono?
Masa atómica del oxígeno = 15,9994.

Masa atómica del carbono = 12,0107.

La reacción es:

para formar una molécula de dióxido de carbono, hacen falta un átomo de carbono y dos de oxígeno, o lo que es lo
mismo, un mol de carbono y dos mol de oxígeno.

1 mol de carbono 2 mol de oxígeno

12,0107 gramos de carbono 2 • 15,994 gramos de oxígeno

100 gramos de carbono x gramos de oxígeno

despejando x:

realizadas las operaciones:

x = 266,41 gramos de oxígeno

Ver: Reacción química

Para entender la estequiometría hay que tener claridad conceptual de los siguientes términos:

Elementos -----> Átomos ------> Símbolos


Compuestos -----> Moléculas ------> Fórmulas
Reacciones Químicas (cambios químicos) -------> Ecuaciones Químicas

Símbolo es la representación gráfica de un elemento. El símbolo de un elemento representa no solamente su nombre,


sino también un átomo o un número prefijado (“mol”) de átomos de ese elemento.

Fórmula es la representación gráfica de un compuesto. La fórmula de una sustancia indica su composición química.

Ecuación Química es la representación gráfica de un cambio químico. Una reacción química siempre supone la
transformación de una o más sustancias en otra u otras; es decir, hay un reagrupamiento de átomos o iones, y se
forman otras sustancias.

Peso Atómico: Se puede definir como la masa en gramos de un mol de átomos. En términos más específicos, el peso
atómico es el peso total de las masas de los isótopos naturales del elemento.

Función química

Entendido ya lo que son los grupos funcionales, veremos cuáles son las principales funciones químicas (definidas
por los grupos funcionales).

Recordemos:

Cada grupo funcional determina las propiedades químicas de las sustancias que los poseen; es decir, determina
su función química.
Entonces, se llama función química a las propiedades comunes que caracterizan a un grupo de sustancias que tienen
estructura semejante; es decir, que poseen un determinado grupo funcional.

Existen funciones en la química inorgánica y en la química orgánica y para comprender el término función podemos
hacer una analogía con el concepto de familia.

En una familia hay rasgos característicos que identifican a sus miembros, de la misma manera se podría afirmar que en
las sustancias, tanto orgánicas como inorgánicas, existen agrupaciones de átomos, o grupo funcional, que debido a
sus características comunes poseen un comportamiento típico.

Si nos referimos a las funciones en química inorgánica, se pueden distinguir cinco grandes familias, las cuales
poseen ramificaciones filiales y que se organizan de la siguiente manera:

1.- Óxidos: (Ácidos, Básicos, Neutros, Peròxidos y Superóxidos).

2.- Hidróxidos.

3.- Ácidos: (Hidrácidos y Oxácidos).

4.- Sales: (Haloideas y Oxisales (Neutras, Ácidas, Básicas y Dobles)).

5.- Hidruros: Metálicos y no Metálicos.

En tanto las funciones de la química orgánica son muchas más, destacándose entre todas la función hidrocarburo,
porque de ella se desprenden todas las demás.

En química orgánica, dependiendo de si el grupo funcional característico posee átomos de oxígeno, de nitrógeno o es
algún halógeno, la función química será oxigenada, nitrogenada o halogenada.

Las funciones químicas más importantes son:

Oxigenadas Nitrogenadas Halogenadas

Alcoholes Aminas Derivados halogenados

Éteres Amidas

Aldehídos Nitrilos

Cetonas

Acido carboxílico

Esteres

Alcoholes

Cualquier compuesto orgánico que mediante un enlace sencillo incluya el grupo funcional –OH (hidroxilo) en su
estructura molecular pertenece a la función química alcoholes.

(Ver: PSU: Química, Pregunta 08_2005)

Igual como la mayoría de los compuestos orgánicos, un alcohol puede contener más de un grupo –OH en su molécula.

En la figura siguiente tenemos dos alcoholes, formados por la sustitución de un átomo de hidrógeno por un –OH en las
moléculas deetano y de propano, para formar etanol y propanol, respectivamente.
Los alcoholes más simples se nombran manteniendo el nombre del alcano de origen, cambiando solo la última letra
por la terminación “ol”: metano hace metanol; etano, hace etanol; propano hace propanol; butano hace butanol, etc.

El metanol (CH3 – OH) es un líquido incoloro, de olor agradable, menos denso que el agua, muy tóxico, que puede
producir ceguera si se ingiere un solo trago o puede producir la muerte en dosis mayores. Conocido también como
el alcohol de la madera pues antiguamente se obtenía por la destilación de ese material. Se emplea como disolvente
de pinturas y barnices, como anticongelante o como combustible en autos de carrera.

El alcohol etílico, también tóxico, aunque en menor grado que el metano, es el componente de los licores, y puede
obtenerse por fermentación de frutas.

El nombre que recibe depende del origen de los azúcares fermentados: se llama ron, si procede del azúicar de
caña; brandy, si es de la uva; tequila si se obtiene de agave; whisky si se destila de cebada o vodka si procede del
centeno.

En la industria, el etanol se emplea como disolvente de grasas y resinas; en la vida doméstica se usa como antiséptico
bajo la foirma de alcohol desnaturalizado (mezclado con sustancias que lo hacemn no ingerible).

Otro alcohol de uso frecuente en el hogar es el 2-propanol o isopropanol.

2-
propanol o isopropanol

Este producto orgánico se suele untar sobre la piel de un enfermo para “bajar la fiebre”; el calor del cuerpo humano
produce la rápida evaporación de este alcohol y con ello baja la temperatura.

En la industria se le emplea como disolvente en la preparación de cremas y perfumes debido a que es muy soluble en
agua.

Éteres

Se llaman éteres los compuestos formados por dos radicales unidos entre sí, mediante enlaces sencillos, a un
átomo de oxígeno (O). El grupo funcional es R – O – R (alcoxi). Los radicales ( R ) que se unen al oxígeno pueden ser
iguales o diferentes.

Para nombrarlos, se antepone la palabra éter al nombre de los radicales; si éstos son iguales se menciona el radical
anteponiendo el prefijo “di” y agregando la terminación “ico”; si los radicales son diferentes se nombra en primer lugar
el de cadena más corta más el nombre del otro al que se le añade la misma terminación “ico”.

Algunos ejemplos de éteres son:

CH3 – CH2 – O – CH2 – CH3 éter dimetílico (los dos radicales son iguales)
CH3 - O – CH2 - CH3 éter metiletílico (radicales distintos)

CH3 – CH2 – O – CH2 – CH2 - CH3 éter propílico

El éter más conocido es el éter dietílico, que es un líquido muy volátil y un combustible poderoso, conocido porque
sirve para “adormecer”. Desde mediados del siglo XIX se usó como anestésico por su fácil aplicación y porque no
altera el pulso cardíaco

En la industria su uso más común es como solvente. Algunos son característicos por sus olores. Y se encuentran en
las frutas siendo responsables de sus aromas. El olor del plátano, por ejemplo, se debe al éter metil pentílico.

Diversos éteres se emplean en la industria de los desodorantes y los jabones.

Aldehídos y cetonas

Son dos tipos de compuestos que en su molécula contienen al grupo funcional carbonilo (>C=O, un átomo de
oxígeno unido a uno de carbono por medio de un enlace doble). Como ya dijimos anteriormente, si el grupo funcional
es terminal (está al final de la cadena) se llaman aldehídos y se llamarán cetonas si el grupo funcional –C=O está unido
a un átomo intermedio dentro de la cadena.

Debemos notar que apara los aldehídos, el grupo funcional incluye también al átomo de hidrógeno, por lo que el grupo
queda como–CH=O.

Aldehído es una palabra compuesta que significa alcohol deshidrogenado, y para nombrar estos compuestos se
cambia la terminación “ol” del alcohol por “al” que identifica a los aldehídos. Las cetonas, en cambio cambian
la “ol” del alcohol por la terminación “ona” de la cetona.

El más común de los aldehídos es el metanal, conocido como formol, aldehído fórmico o formaldehído. Es un gas
incoloro de olor penetrante y soluble en agua, en alcohol y en éter. Sus usos más comunes son para la conservación
de órganos o partes anatómicas. También se usa como desinfectante. En la industria se usa para fabricar resinas,
colorantes, germicidas y fertilizantes. Aldehídos de origen vegetal se añaden a ciertos productos para agregarles olor y
sabor.

Otro aldehído es el propanal, que consta de tres carbonos y un grupo funcional carbonilo. El carbono del aldehído
está unido aloxígeno por un doble enlace. Está también unido a un hidrógeno.

Importante:

Recuerde que en los aldehídos y las cetonas el enlace entre un carbono y el oxígeno es doble, por lo tanto disminuye
el número de hidrógenos necesarios.

(Ver: PSU: Química, Pregunta 08_2005)

Metanal,
formaldehído
Aldehído
metílico
Aldehído
fórmico

Propanol
Aldehído
propílico

Propanona

3-Pentanona
Ejemplos de aldehídos y cetonas.

La cetona más importante es la propanona o dimetil cetona, conocida como acetona y se emplea para disolver
barnices y lacas. La acetona es un líquido incoloro, inflamable, soluble en agua y de olor penetrante.

Ácidos carboxílicos

Compuestos orgánicos que en su molécula contienen el grupo funcional –COOH (un grupo con enlace =O y un grupo
con enlace –OH, unidos al mismo átomo de carbono) son llamados ácidos carboxílicos o ácidos orgánicos. Estos
compuestos se forman cuando el hidrógeno de un grupo aldehído es reemplazado por un grupo –OH, como vemos en
las siguientes fórmulas estructurales, donde el metanal se convierte en ácido metanoico y el propanal se convierte
en ácido propanoico:

Metanal Ácido metanoico

Propanal Ácido propanoico

Generación de ácidos a partir de aldehídos.

Para nombrar estos compuestos se antepone la palabra “ácido” seguida del nombre del alcano del que proviene y se
añade la terminación “ico”.

Muchos de los ácidos carboxílicos, en especial aquellos que tienen entre cuatro y veinte átomos de carbono (siempre
un número par) se encuentran en las grasas vegetales y animales y son llamados ácidos grasos saturados.

Ácidos carboxílicos con menos de cuatro átomos de carbono son líquidos y solubles en agua.

Aminas y amidas

Las aminas son compuestos orgánicos derivados del amoniaco (NH3). Se forman cuando uno, dos o los tres átomos de
hidrógeno se sustituyen por radicales, como vemos en la figura siguiente:

Amoníaco

Metilamina

Dimetilamina

Trimetilamina

Aminas formadas por sustitución de


hidrógenos (H) del amoníaco (NH3)
por radicales (CH3).
Para nombrar las aminas se nombran los radicales, empezando por el más simple y agregando al final la
terminación “amina”. En la figura de abajo, algunos ejemplos:

Metiletilamina

Metildietilamina

Trietilamina

Fórmulas semidesarrolladas y el nombre de


algunas aminas.

Respecto a las amidas, son compuestos que incluyen los grupos funcionales de aminas y ácidos carboxílicos,
como podemos ver en la figura siguiente:

Ácido etanoico Metilamina N - metiletanamida

Amidas, compuestos derivados de la combinación de aminas y ácidos


carboxílicos.

En todas las proteínas, tanto animales como vegetales, el grupo amida se encuentra repetido miles de veces en forma
de cadenas, y también en algunas macromoléculas como el nylon.

La taxonomía (del griego ταξις, taxis, ‘ordenamiento’, y νομος, nomos, ‘norma’ o ‘regla’) es, en su sentido más

general, la ciencia de la clasificación. Habitualmente, se emplea el término para designar a la taxonomía biológica, la

"teoría y práctica de clasificar organismos"9 10 cita 3 . La clasificación que aquí se expone tiene que ser congruente con

el árbol filogenético mientras se disponga de éste, en ella, los organismos se agrupan en taxones mutuamente

excluyentes a su vez agrupados en taxones de rango más alto también mutuamente excluyentes, de forma que todos

los organismos pertenecen a uno y sólo un taxón de cada rango o "categoría taxonómica". La mayoría cita 4 de los

especialistas ve las especies, a las que ubican en taxones en la categoría taxonómica del mismo nombre, como una

realidad objetiva, y a los diferentes conceptos de especie como diferentes aproximaciones para reconocer esos linajes

que evolucionan independientemente, por lo que a pesar de las discrepancias acerca de los límites de cada una suele

ser la categoría taxonómica más importantecita 5 en la clasificación.

La taxonomía biológica es aquí tratada como una subdisciplina de la biología sistemática, que además tiene como

objetivo la reconstrucción de la filogenia, o historia evolutiva, de la vida.cita 6 Como aquí comprendida la taxonomía

abarca los criterios para la delimitación y categorización de taxones en una clasificación, su nomenclatura formal, y

también las herramientas para la determinación o identificación de especímenes. cita 6 Teniendo en cuenta que sólo el

10% de las especies del planeta está descripto, y que esas descripciones son hipótesis con diferentes grados de

robustez, la determinación funciona recursivamente con la descripción y delimitación de especies en el área llamada

alfa-taxonomía o taxonomía descriptiva.


Los taxones supraespecíficos son los que agrupan especies y se jerarquizan en categorías taxonómicas de rango cada

vez más alto: género (grupo de especies), familia, etc hasta el reino. En esta área también hay un debate aún

inconcluso. Muchos especialistas afirman que sólo los criterios para armar los taxones de la escuela cladista logran que

la clasificación ofrezca el servicio que se espera de ella al resto de las ramas de la biología, pero la escuela

evolucionista tiene razones para delimitar con otros criterios los taxones, y se atribuye la creación de sistemas de

clasificación más útiles y predictivos.

La taxonomía también se ocupa de debatir y actualizar los Códigos de Nomenclatura, que definen la clasificación a

utilizar y reglamentan los nombres de los taxones que la componen con el objetivo de proveer la máxima estabilidad en

la nomenclatura. Los Códigos no evitan las diferencias entre taxónomos ni en la alfa ni en la beta taxonomía que son

una fuente de inestabilidad frecuente en los nombres de los taxones.

La historia de la taxonomía ha sido largamente recorrida por éstos y otros interrogantes y a lo largo de ella fueron

formándose el sistema de clasificación y las reglas que nos han quedado como legado.

La nueva crisis de biodiversidad, los avances en el análisis del ADN, y la posibilidad de intercambiar información a

través de internet, han revitalizado a esta ciencia en el ambiente científico desde la década del 2000, y han generado

un debate acerca de la necesidad de hacer reformas sustanciales a los Códigos. Algunas de estas propuestas son el

"BioCode", el "PhyloCode", las "marcas de ADN" y las relacionadas con la informatización de los datos y la utilización

formal de Internet.

También podría gustarte