Está en la página 1de 5

LOS MINISTROS DEL DESPACHO Y LOS DIRECTORES DE LOS

DEPARTAMENTOS ADMINISTRATIVOS

La Constitución integra a los ministros y a los directores de los departamentos


administrativos bajo un mismo título y los define como «jefes de la administración
en su respectiva dependencia», sin distinguir específicamente su carácter y
funciones, todo lo cual, así como su número, denominación y orden de precedencia
lo atribuye a la ley.

El artículo 208 constitucional dice, además, que a estos funcionarios les


corresponde, bajo la dirección del presidente, la formulación de las políticas
atinentes a su despacho, dirigir la actividad administrativa y ejecutar la ley, con lo
que, aparentemente, parece darles entidad política a los directores de los
departamentos administrativos.

Pero después la misma norma señala una diferencia entre éstos al indicar, por una
parte, que los ministros, en relación con el Congreso, son voceros del Gobierno,
presentan a las cámaras proyectos de ley, atienden las citaciones y toman parte en
los debates directamente o por conducto de los viceministros, mientras que los
departamentos administrativos sólo comparten el deber de presentar informes sobre
el estado de negocios adscritos y las reformas que consideren convenientes, y en
la parte final de la misma norma se indica que los ministros asisten a las cámaras
por requerimiento de éstas y los directores de los departamentos administrativos a
las comisiones permanentes, de todo lo cual la doctrina ha inferido el carácter
político administrativo de los ministros y el puramente técnico administrativo de los
departamentos administrativos que permite diferenciarlos en la Constitución de
1991.

Por su parte, la Ley 489 de 1998 en su artículo 58 dice que «los ministerios y los
departamentos administrativos tienen como objetivos primordiales la formulación y
adopción de las políticas, planes generales, programas y proyectos del sector
administrativo que dirigen», y el artículo 59 enuncia las funciones generales de unos
y otros, pero en el artículo 61 determina algunas funciones especiales para los
ministros.

Otras diferencias entre estos organismos que se destacan son las indicadas en las
normas siguientes:

 En el artículo 65 de la Ley 489 cuando al referirse a su estructura y


funcionamiento señala como su máxima autoridad un director de
departamento y un subdirector, respectivamente, con las mismas funciones,
en cuanto fueren pertinentes, a las fijadas para el ministro y el viceministro;

 En el texto del artículo 196 constitucional, que le confiere alguna vocación


presidencial a los ministros, según un orden de precedencia que establece la
misma ley, vocación que no se confiere en momento alguno a los directores
de los departamentos administrativos, y
 En el artículo 114 constitucional, sobre control político del gobierno,
armonizado con el numeral 8 del artículo 135, sobre la «moción de censura»,
prevista sólo para los ministros y no para los directores de los departamentos
administrativos.

HISTORIA DE LOS MINISTERIOS

Las antiguas secretarías presidenciales se transformaron en ministerios por


la Constitución Política de 1886 en el título XII "De los Ministros de Despacho".
Posteriormente la Ley 7 del 25 de agosto de 1886, aprobada por Rafael
Núñez reglamentó la conformación de dichas entidades, que en ese entonces
solamente eran siete: Gobierno, Relaciones Exteriores, Hacienda, Instrucción
Pública, Guerra, Tesoro y Fomento.

Posteriormente se crearon otros ministerios del gabinete: Ministerio de Justicia


(1890), Ministerio de Obras Públicas (1905), Ministerio de Hacienda y del Tesoro
(1905, se unifican en una sola entidad el Ministerio de Hacienda y el Ministerio del
Tesoro), Ministerio de Agricultura (1913), Ministerio de Correos y Telégrafos (1923),
Ministerio de Trabajo (1938), Ministerio de Minas y Petróleos (1940), Ministerio de
Higiene (1946), Ministerio de Comercio Exterior (1991), Ministerio del Medio
Ambiente (1993) y Ministerio de Cultura (1997).

Dentro de los cambios de denominación pueden mencionarse los siguientes: en


1923 el Ministerio de Hacienda y del Tesoro pasó a denominarse con el nombre
actual de Ministerio de Hacienda y Crédito Público, en 1927 el Ministerio de
Instrucción Pública pasó a denominarse Ministerio de Educación Nacional a través
de la Ley 56, en 1953 el Ministerio de Higiene pasó a denominarse Ministerio de
Salud Pública por el decreto 984 y el Ministerio de Correos y Telégrafos pasó a
denominarse Ministerio de Comunicaciones por el decreto 259; en 1965 el Ministerio
de Guerra pasó a denominarse Ministerio de Defensa Nacional a través del Decreto
3398, en 1992 el Ministerio de Obras Públicas pasó a denominarse Ministerio de
Transporte a través del Decreto 2171, en 1995 el Ministerio de Gobierno pasó a
denominarse Ministerio del Interior a través de la ley 199 del 22 de julio, y en 2009
el Ministerio de Comunicaciones pasó a denominarse Ministerio de Tecnologías de
Información y Comunicaciones (MinTIC) a través del artículo 16 de la ley 1341 del
30 de julio de 2009.

El 27 de diciembre de 2002 se aprobó la ley 790 por medio de la cual se fusionaron


algunos ministerios: el Ministerio del Interior y el Ministerio de Justicia y del Derecho
se integraron en el Ministerio del Interior y Justicia; el Ministerio de Desarrollo
Económico y el Ministerio de Comercio Exterior se integraron en el Ministerio de
Comercio, Industria y Turismo; el Ministerio de Salud y el Ministerio del Trabajo y
Seguridad Social se integraron en el Ministerio de la Protección Social.
Adicionalmente se cambió de nombre al Ministerio de Medio Ambiente que pasó a
ser el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, pasando a cumplir
algunas de las funciones del antiguo Ministerio de Desarrollo Económico. De esta
manera el gabinete ministerial quedó reducido de 16 a solo 13 ministerios.
En el año 2011 el presidente Juan Manuel Santos escindió algunos ministerios a
través de la Ley 1444: el Ministerio del Interior y de Justicia, separándolo en
Ministerio del Interior y Ministerio de Justicia y del Derecho; el Ministerio de la
Protección Social, separándolo en Ministerio de Salud y Protección Social y
Ministerio de Trabajo; el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial,
separándolo en Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio y Ministerio de Ambiente
y Desarrollo Sostenible. De esta manera el gabinete ministerial quedó nuevamente
aumentado de 13 a 16 ministerios.

Funciones de los Ministros

 Bajo la dirección del Presidente de la República, a los ministros les


corresponde formular las políticas atinentes a su despacho, dirigir la actividad
administrativa y ejecutar la ley.

 Servir de voceros del Gobierno ante el Congreso

 Presentar proyectos de ley ante el Congreso

 Tomar parte en los debates de la Cámara de Representantes

 Encargarse de la administración interna de su respectiva entidad

LOS MINISTERIOS ACTUALES

1. Agricultura y Desarrollo Rural.


2. Comercio Exterior.
3. Comunicaciones.
4. Cultura.
5. Defensa
6. Desarrollo Económico.
7. Educación.
8. Hacienda y Crédito Público.
9. Del Interior.
10. De Justicia y del Derecho.
11. Medio Ambiente.
12. Minas y Energía.
13. Relaciones Exteriores.
14. Salud.
15. Trabajo y Seguridad Social.
16. Transporte.
DEPARTAMENTOS ADMINSITRATIVOS

Fueron creados en la reforma constitucional de 1945 con la intención de tecnificar


servicios especiales y separarlos del ambiente político característico de los
ministerios.

Se dice que están en igual jerarquía que los ministerios pero separados por sus
funciones.

Los departamentos administrativos son organismos de la administración nacional


central encargados de dirigir, coordinar y ejecutar un servicio público de asistencia
técnica administrativa o auxiliar para los demás organismos del ejecutivo.
Estos organismos bajo el artículo 58 de la Ley 489 de 1998, tiene como objetivos
primordiales la formulación y adopción de las políticas, planes generales, programas
y proyectos del sector administrativo que dirigen.

FUNCIONES DE LOS DIRECTORES DE LOS DEPARTAMENTOS


ADMINISTRATIVOS

El artículo 208 de la Constitución establece que los directores de los departamentos


administrativos son los jefes de la administración en su respectiva dependencia bajo
la dirección del Presidente de la República. Les corresponde formular las políticas
concernientes a su determinado despacho, ejecutando la ley y dirigiendo la actividad
administrativa.

Tienen funciones tanto políticas como administrativas, aunque no ejercen en pleno


las primeras ya que estas son acogidas por los ministerios, posesionándose de esta
manera de las eminentemente técnicas o administrativas. Además, se les restringe
presentar proyectos de ley ante el Congreso y no pueden ser citados a cámaras
plenas, sino solo a las comisiones permanentes, que son foros más limitados.

En resumen:

 Su función es técnica y administrativa.


 No van a debates en la Cámara de Representantes.
 No pueden ser citados por el Congreso.
 No pueden presentar proyectos de ley.
 Pueden ser citados a las comisiones del Congreso, siempre y cuando éstas
no sean debates políticos, y tan sólo a presentar informes técnicos.

LOS DEPARTAMENTOS ADMINISTRATIVOS ACTUALES

 Departamento Administrativo de la Presidencia de la República -DAPRE


 Departamento Administrativo de Seguridad -DAS- (En proceso de
Transformación a departamento de Inteligencia).
 Departamento Administrativo Nacional de Estadística -DANE-
 Departamento Nacional de Planeación -DNP-
 Departamento Administrativo de la Función Pública -DAFP-
 Departamento Nacional de la Economía Solidaria -DANSOCIAL-