Está en la página 1de 8

Barniz.

Inglés: Varnish
Francés: Vernis
Italiano: Vernice
Portugués: Verniz
Catalán: Vernís
Cualquier fluido que, extendido en capas delgadas sobre un cuerpo (madera, vidrio,
metal, papel), se solidifica para formar una capa superficial razonablemente
transparente y resistente a los líquidos y el roce.

Encuadernación.
Inglés: Binding, Bindery
Francés: Reliure
Italiano: Legatoria, Rilegatura
Portugués: Encadernação
Catalán: Enquadernació
En imprenta, la acción de unir pemanente y ordenadamente las partes de un impreso
multipágina, dejándolo terminado para su uso final por el lector (binding).

El lugar o punto del proceso de impresión donde se encuaderna, también llamado taller
de encuadernación o "encuadernadora" (bindery).

Encarte.
Inglés: Insert
Francés: Encart, Encartage
Italiano: Inserto
En prensa escrita y publicidad, impreso publicitario que se inserta en una publicación.
Suelen tener un tamaño más reducido que la revista o periódico o en el que van, ser de
material de más gramaje y estar impresos con más calidad. Su inserción se realiza
como parte del proceso de postimpresión. También se puede llamar inserción o inserto.

Retractilado.
Inglés: Polywrapped, Polybagged, Shrink wrapped
Al hablar de productos fabricados en masa, un objeto que se ha envuelto en una
película plástica sellada. La película suele ser muy fina. No es necesario que vaya al
vacío (de hecho no suele estarlo). Se usa mucho en producción de impresos para
proteger revistas o libros. También para facilitar la entrega de paquetes con varios
objetos (una revista, un encarte, una promoción publicitaria…).

El hecho de haber protegido algo con retractilación hay dos formas principales de
retractilado: simple (polywrapping o polybagging) y por calor (shrink wrapping).

Plegado.
Inglés: Folding
Francés: Pliage
Portugués: Dobragem
Catalán: Plegatge
En artes gráficas, la operación de acabado de doblar el producto ya impreso para que
quede terminado.
Plegado en acordeón.
Inglés: Accordion folding, Fan folding, Z Folding, Zig-zag Folding
Francés: Pli accordéon, Pliage en accordéon
Alemán: Leporellofalz, Zickzackfalz, Z-Falz
Catalán: Plegat en acordió, Plec d'acordió
Plegado de folletos en el que el papel tiene dos pliegues o más que van alternando su
dirección de plegado, con lo que se forma una especie de acordeón (de ahí su nombre).
También se llama plegado "en abanico".

Máscara de barniz.
Inglés: Spot Varnish
Francés: Vernis sélectif, Vernis partiel
Alemán: Partieller Lack, Partielle Lackierung
Italiano: Verniciatura a zona
Un barniz que se aplica sólo en algunas zonas o reservas de la superficie impresa para
destacarlas como si fuera un color directo.

Es un efecto usual en libros, donde la portada puede ir en un acabado satinado salvo en


la zona de una imagen (una cara, un jarrón), donde se ha añadido un barniz de forma
limitada que le da allí un acabado brillante. Bien aplicado, es un procedimiento de
diseño muy efectivo. No es raro combinarlo con otros efectos y acabados.

Golpe seco. (Gofrado)


Inglés: Blind emboss
Francés: Gaufrage à froid
Italiano: Rilievo a secco
Catalán: Estampació en sec
Técnica de impresión o, más bien, de acabado, que consiste en imprimir letras o
imágenes mediante presión con un troquel y contratroquel sin tinta ni barniz (por eso es
"seco") sobre una superficie para dejar una marca en relieve (bajorrelieve o altorrelieve,
dependiendo de la disposición de las piezas). En algunos casos, se añade a la vez
calor.

El "golpe seco" se aplica sobre materiales de cierta entidad (cartulina, cartón, cuero…),
ya que e papel, demasiado fino, ni lo soporta ni lo recoge. También se llama "troquel
seco".

Ejemplos de impresión mediante troquel seco son la impresión Braille para ciegos o las
tarjetas de visita con dibujos o letras en relieve.

Encuadernación a caballete.
Inglés: Saddle stitch binding, Saddle-stitched binding
Sistema de encuadernación en el que las hojas se unen formando un cuadernillo que se
grapan con una o dos grapas en el lomo, formado por el pliegue central. Es el sistema
típico de las revistas y de algunos catálogos o folletos.

Es razonablemente, barato y rápido de aplicar de forma automatizada en la zona de


plegado y corte de una rotativa. Proporciona un acabado muy profesional y limpio. El
inconveniente es que no se puede usar con impresos que tengan un gran número de
hojas o un papel con mucho gramaje, ya que el espesor del taco de papel plegado viene
marcado por la profundidad posible de la grapa una vez doblada.

Un documento o revista encuadernado a caballete puede estar impreso en varios


pliegos, pero al final sólo puede estar formado por un único cuadernillo.

En algunos países, la encuadernación a caballete con grapas se llama "cosido a


galápago".

Postimpresión.
Inglés: Postpress
Francés: Façonnage, Finition, Post-impression, Post-presse
Italiano: Poststampa
En artes gráficas impresas que se realiza después de la impresión propiamente dicha
de los documentos; por ejemplo: plegado, corte, alzado, encuadernación y embuchado.
Operaciones de recubrimiento como el laminado, barnizado, perforado o troquelado
también se entienden como postimpresión.

Otros nombres habituales de este conjunto de operaciones son el de acabado o


postprensa—este último en Hispanoamérica—.

Termografía.
Inglés: Hot stamping, Termography, Foil Stamping
Alemán: Thermografie
Italiano: Stampa con lamina a caldo
En imprenta, acabado que consiste en superponer sobre el impreso una terminación
que se fija aplicando calor sólo en las zonas donde de quiere conservar el efecto de la
terminación. Los acabados de termografía pueden ser películas plásticas, o polvos
resinosos, ambos sensibles al calor. Las variedades abarcan metalizados, holográficos
brillantes, satinados, irisados, moteados, de espejuelos, etc.

La termografía metalizada mediante película (foil) es más brillante que la aplicada


mediante polvos y se suele usar en combinación con troqueles de golpe seco, debido a
su espectacularidad.

Esta técnica, especialmente cuando se trata de películas plastificadas aplicadas


parcialmente, no es apropiada para muchos materiales y es proporcionalmente cara. A
cambio, la brillantez del acabado que proporcionan no se puede conseguir de otro
modo. También se denomina "estampación en caliente".

Encuadernación rústica.
Inglés: Perfect binding, Soft cover binding
Francés: Reliure en dos collé, Reliure en dos carré collé
Italiano: Legatura in brossura fresata [fresada], Rilegatura in brossura a filo refe
[cosida]
Catalán: Enquadernació en rústica, Enquadernació a la rústica.
Encuadernación de libros en la que las tapas son blandas, de papel, plástico o cartulina,
por contraposición a la encuadernación tradicional con tapas duras —llamada
encuadernación en cartoné—. Las tapas y las páginas del libro van unidas en el lomo
mediante pegamento, a diferencia de la encuadernación a caballete, en la que las
cubiertas también son blandas pero el cuadernillo va grapado.
Este tipo de encuadernación, que puede y suele tener más de un cuadernillo, nació
como forma de abaratar el coste de los libros. En sus formas originales, los libros en
rústica ni siquiera iban propiamente guillotinados y los bordes del papel tenían barbas e
incluso carecían del corte en algunas de sus páginas. Con el tiempo, la encuadernación
en rústica se generalizó y casi todos los libros de bolsillo se vendían en dos ediciones:
De tapa blanda (rústica) y de tapa dura (cartoné).

La encuadernación en rústica se puede dividir actualmente en tres tipos principales:

1. Encuadernación en rústica fresada: Las hojas van sueltas, sin formar cuadernillos,
y se unen entre si y a las tapas con pegamento al lomo. El taco de páginas se
fresa en el lado del lomo antes de pegarlas para que agarre mejor el pegamento.
Este tipo de encuadernación se llama a veces "encuadernación a la americana".

2. Encuadernación en rústica cosida: Las hojas van formando, en pliegos, que se


cosen en cuadernillos. Todos ellos se unen entre si y se pegan a las tapas en el
lomo.

Encuadernación en rústica con cola de poliuretano reactivo (PUR): Además de los


pegamentos tradicionales, a finales de los años ochenta del siglo XX aparecieron unas
colas de poliuretano reactivo (PUR). Estos adhesivos son muy resistentes y sólo hace
falta aplicar un tercio del pegamento en comparación con los tradicionales.Aunque el
uso de pegamento PUR no está técnicamente reñido con la encuadernación en rústica
cosida, al ser más caro, sólo tiene sentido usarlo en la rústica fresada, que con el uso
de PUR se vuelve tan resistente como su alternativa cosida y es mucho más rápida y
barata. Por eso, hablar de encuadernación en rústica PUR es casi siempre sinónimo de
rústica fresada unida con esos pegamentos.

Guillotina.
Inglés: Trimmer
Francés: Massicot
Alemán: Schneidemaschine
Italiano: Taglierina
Portugués: Guilhotina
Catalán: Guillotina
En artes gáficas, la máquina que corta el papel después de impreso y plegado para
dejarlo en su tamaño final. Su elemento principal es una afilada cuchilla metálica, pero
su complejidad varía desde las pequeñas guillotinas manuales que usan los
encuadernadores artesanos o los fotógrafos a las potentes guillotinas industriales
situadas al final de la zona de plegado de una rotativa.

Cuando un documento va a llevar colores o fotografías hasta el mismo borde, se debe


dejar un margen de exceso de unos 3 mm. (llamado "sangre") para evitar que la
imprecisión que pueda tener la guillotina al cortar, no deje una rebaba blanca.

Alzar.
Inglés: To collate
Francés: Assembler
Portugués: Alcear
Catalán: Alçar
Ordenar y colocar papeles impresos de forma adecuada para su encuadernación y
subsiguiente lectura.

Encuadernación de canutillo.
Inglés: Comb binding, Cerlox binding
Francés: Reliure à boudin, Reliure Cerlox, Reliure à baguette anneaux, Reliure par
anneaux plastiques,
Italiano: Rilegatura a dorso plastico ad anelli, Rilegatura a dorso plastico cerlox
Método de encuadernación propio de tiendas de fotocopias, escuelas y oficinas en el
que las hojas sueltas de papel se perforan lateralmente y se unen haciendo pasar por
los agujeros los dientes de unos canutillos de plástico cilíndricos que se cierran sobre si
mismos por la mera presión del plástico.

Es un sistema sin pretensiones que cualquier persona puede realizar con una máquina
manual de coste muy bajo y manejo muy sencillo. A cambio, tiene los inconvenientes de
que no sirve para encuadernar muchas páginas, de ser caro en cuanto se quiera unos
cuantos ejemplares y de que no se puede abrir del todo —al contrario que los
documentos encuadernados en espiral—un sistema muy similar pero un poco más
complejo de realizar—. Además, no resiste demasiado bien el uso continuado.

Por todo ello, es ideal para encuadernar rápidamente informes de unos pocos
ejemplares que haya que consultar algunas veces o durante un breve tiempo.

Barniz UVI.
Inglés: Spot UV Varnish, Spot UV Gloss
Francés: Vernissage UV, Vernis UV
Alemán: UV Lack, UV-Lack
Italiano: Verniciatura UV

Barniz para impresión de acabado brillante y tacto suave que se seca mediante la
aplicación de iluminación ultravioleta (UVI). Existe en dos variedades principales:

Aplicado mediante litografía Offset Es el de menos cuerpo y brillo. No se puede aplicar


sobre glasofonados.

Aplicado con serigrafía. Es el que tiene más cuerpo, brillo y resistencia, por lo que da
mucho mejor resultado y es el preferido siempre que las limitaciones materiales y de
presupuesto lo permiten.

Estos barnices se usan especialmente como máscaras de barniz, para hacer acabados
brillantes sólo en algunas zonas de un diseño, aplicando reservas de barniz. Un uso
muy frecuente es de esa aplicación parcial es sobre superficies oscuras glasofonadas
en mate.

Acabado.
Inglés: Finish
Francés: Façonnage
En imprenta y artes gráficas cualquier proceso que se aplica al impreso una vez que ha
pasado por la prensa o, más precisamente, por la plancha entintada: plegado, corte,
encuadernación, barnizado, plastificado…

En los mismos ámbitos, en sentido más amplio, cualquier proceso que remata la
producción de un impreso.

El conjunto de procesos de acabado se llama a vece postimpresión o postprensa (en


oposición a los procesos de postprensa o postimpresión).También se puede llamar
"acabados", en plural.

Encuadernación en espiral.
Inglés: Spiral binding, Coil binding
Francés: Reliure spirale
Portugués: Encadernação em espiral
Método de encuadernación por el que un taco de hojas recibe unas serie de
perforaciones circulares en uno de sus lados y se hace pasar por estos agujeros una
espiral de alambre que las une.

Es la encuadernación típica de los cuadernos escolares. También se usa para informes


o manuales de uso intensivo, tirada muy corta —usualmente se trata de fotocopias— y
escasa o nula pretensión estética. Una de sus ventajas es que pueden abrirse en 360º y
mantenerse completamente abiertos. Los alambres pueden ser de metal, metal
recubierto de plástico o sólo de plástico.

Un sistema muy similar es la llamada encuadernación wire-o.

Lomo americano.
En encuadernación de revistas, catálogos y otras publicaciones no muy gruesas, forma
de llamar al lomo de la publicación cuando ésta está encuadernada en rústica fresada y
el lomo queda liso, formando ángulos rectos.
Posiblemente se derive del hecho de que a la encuadernación en rústica fresada
también se le llame "encuadernación a la americana".

Laminado.
Inglés: Lamination
Francés: Lamination
Italiano: Laminazione, Pellicolatura
Portugués: Laminação
Acabado que en imprenta se da a los impresos para protegerlos y armarlos,
cubriendolos de una capa transparente. La capa protectora es una película plástica que
se aplica sobre la superficie, a la que se pega —usualmente por aplicación de calor—.
Este tipo de laminado protege mucho más que un barnizado, sea del tipo que sea.

En buena ley, cuando se habla de laminado se suele estar haciendo referencia al


plastificado y no al barnizado, que son técnicas distintas. De hecho, la aplicación de
ambas técnicas a un mismo trabajo no es contradictoria; en tapas de libros y memorias
de empresa, por ejemplo, las máscaras de barniz brillante se suelen aplicar sobre
glasofonados mate.
Los plastificados pueden ser de diversos materiales plásticos —como el polipropileno—,
distintos acabados —mate, satinado o brillante— y texturas —rugosa, simulando tejidos,
etc…—. Se suelen aplicar sobre papeles o cartulinas no porosas ni rugosas, ya que
estos acabados suelen producir defectos en forma de pequeñas burbujas y, además, su
uso no tiene sentido al ir en contra de la finalidad última del laminado. No se pueden
aplicar sobre papeles de poco gramaje—menor a 100 g/m2 aproximadamente—.

También se llama plastificado, peliculado o glasofonado —en el fondo, denominaciones


distintas para una misma técnica—. Sin embargo, hay personas y empresas que hacen
distinciones, por lo que siempre conviene concretar las especificaciones en los trabajos
en los que se use.

Alzadora.
Inglés: Collator, Gatherer, Gathering machine
Francés: Assembleuse
En artes gráficas, máquina que se usa durante el proceso de postimpresión para alzar
los documentos impresos.

Hendedora.
Inglés: Creaser, Creasing machine
En la producción de material impreso y de embalaje, máquina para hender mediante
presión los materiales que los componen. Las hendiduras resultantes facilitan el
doblado por esas zonas de modo que no se produzcan roturas, agrietamientos o
dobleces inadecuados. No es inusual combinar en un mismo aparato hendedora o
perforadora, ya que ambos trabajos se suelen combinar y su fucionamiento se basa en
ambos casos en un troquel que presiona o corta.

El uso de hendedoras es apropiado cuando el material que se debe doblar tiene cierta
rigidez, como es el caso del cartón o la cartulina y hay la posibilidad de que se
produzcan los fallos mencionados.

Las hendedoras más sencilla, para uso de oficina, se manejan mediante una sencilla
palanca que permite aplicar la presión necesaria.

Enlomadora.
Inglés: Spine taper, Spine taping machine
Máquina para poner automáticamente lomos a los libros, talonarios y cuadernos
encuadernados en rústica—mediante pegado—. Las enlomadoras suelen funcionar
aplicando una tira de tejido con pegamento al lomo del documento que se desea
encuadernar.

Guaflex.
Nombre de marca registrada de la firma Guarro, con el que se describe en España un
material hecho con celulosa vegetal y resina, de aspecto plástico y distintos acabados
que se usa para encuadernar, recubrir y forrar libros, cuadernos, agenda e impresos
similares.
Plastificado.
Francés: Plastification
Italiano: Plastificazione
Portugués: Plastificação
En imprenta, laminado.

Cuadernillo.
Francés: Cahier
En imprenta con planchas, el pliego una vez doblado y cortado, para formar una especie
de pequeño cuaderno o libro.

El número óptimo de pliegos dependiendo de la imposición y el número total de páginas


que se desea es un aspecto clave del cálculo de costes en imprenta comercial de
revistas, libros y otros documentos con un número elevado de páginas. Por lógica física,
un cuadernillo siempre tiene un número de páginas múltiplo de cuatro: 4, 8, 16, 32, 64…
En impresión digital sin planchas esta constricción numérica no existe al no existir ni
planchas ni pliegos.

La limitación numérica se suele superar combinando pliegos de distintos tamaños en


una misma publicación. Una publicación puede, por ejemplo, tener 20 páginas si el
pliego interior es de un tipo de papel y el exterior —para portada y contraportada— es
de mejor papel, y tiene 4 páginas. De no ser así, la lógica comercial es 16 o 32 páginas.

Hendido.
Inglés: Scoring, Creasing
Francés: Rainage
Ranura que se hace aprentando los papeles gruesos, cartulinas y cartones. para facilitar
su plegado. Esta ranura se hace colocando el papel entre un molde y contramolde que
se aprietan entre sí. La presión debibilita el material y lo estrecha sólo en esa zona, lo
que hace que tienda a plegarse por ahí.

El hendido se hace siguiendo unas marcas de hendido que, en posprogramas de diseño


gráfico suelen marcarse aparte (en un color directo o en una capa aparte) para poder
fabricar los toqueles que servirán de molde y contramolde.

El hendido, como el plegado, funciona mejor cuando se hace siguiendo el grano del
papel (es decir: En paralelo a la dirección en que se fabricó el papel) que a contragrano
o contrafibra (es decir, perpendicularmente a cómo se fabricó). Los materiales más
resistentes o gruesos pueden necesitar un hendido doble (aquel que se aplica
alternativamente por ambos lados), mientras que a los más maleables les basta con un
hendido normal o simple, por un solo lado.

Los hendidos son muy corrientes en folletos con pliegues y en embalajes.