Está en la página 1de 3

EL COMENTARIO DE TEXTO

1. Introducción:
1.1 Localización y contextualización

2. Estudio de la obra
2.1. Análisis del contenido
 Resumen
 Tema
 Estructura interna

2.2. Análisis de la forma


2.3. Análisis del lenguaje y del estilo:

3. Conclusión

Los métodos para el comentario son múltiples. Cada texto exigirá que se profundice
más en unos rasgos que en otros y cada persona puede realizar un comentario según
sus conocimientos.
Todo comentario consta de dos partes: estudio o análisis del texto y redacción
posterior.
Podemos reunir las dos partes en un esquema que ayude tanto a su estudio como a su
redacción.

0. Etapa previa:
Lectura comprensiva y lectura interpretativa.
Leer atentamente el texto (varias veces). Comprender el significado de palabras.
Numerar las líneas del texto. Captar el sentido general del texto. Subrayar las ideas
principales y señalar las palabras clave. Establecer un esquema de los contenidos del
texto. Establecer el tema del texto.
Documentación: búsqueda de información útil para interpretar el texto: obra, autor,
movimiento artístico, época.

1. Introducción:
1.1 Localización y contextualización
Precisar el género textual al que pertenece el texto.
Localizar el fragmento o la obra: se debe hacer referencia brevemente a los datos que
ayuden a situar el texto dentro de su contexto. Podemos precisar algunos datos como:
a) El texto y su autor: Nombre del autor y etapa de su producción literaria.
Señalar la obra de la que se extrae. No hace falta entrar en el análisis, esto se estudiará
más tarde.
b) El texto y la obra: Si comentamos un fragmento, hay que señalar el lugar
que ocupa dentro de la obra. Situar el fragmento dentro de su línea argumental, decir
qué ha pasado antes y qué pasará después.
c) El texto y su época: simplemente hay que mencionar la época histórica en
que fue escrito y movimiento y corriente literaria o estética en que se sitúa la obra.
Sólo como introducción. Aquí no se hace un estudio ni explicación exhaustiva.

2. Estudio de la obra
2.1. Análisis del contenido
Tema: Enunciar el tema del texto: una sola frase (resumen del resumen). Ha de
recoger la unidad temática y la intención del autor.
Resumen: Reformulación del contenido de forma condensada. Argumento o asunto
del fragmento o del poema. Elaborar un resumen: brevedad, selección de información,
ordenación e intención del autor
Estructura interna. Cómo se distribuyen las ideas. División en partes y unidades que
se pueden distinguir en el texto en función de los núcleos temáticos. Qué función
cumplen con respecto al todo.
 En poesía: A veces, por su brevedad, no se puede dividir. Lo normal es que no
haya que establecer más de tres partes. En ocasiones se dividen sin atender a
su forma estrófica: Sonetos (cuatro estrofas) divididos en dos partes o
unidades.
 En la narrativa: Hay que atender a los elementos estructurales del relato:
narrador y tipo, acción desarrollada y cómo se presenta, personajes, tiempo
narrativo, espacio narrativo…
 En el teatro: Elementos estructurales de la obra dramática: personajes, acción:
escenas, situaciones, cuadros, tensión dramática. Tiempo externo e interno.
Tiempo escénico (duración de la representación) y dramático. Espacio escénico
y dramático. Diálogo, soliloquios, monólogos y acotaciones.

2.2. Análisis de la forma


Consideraciones generales sobre el género y subgénero al que pertenece el texto.
Viene determinada por:
 Las formas métricas en la poesía. Número de sílabas, acentos, rima, estrofas y
disposición tipográfica.
 Las formas de la narración, descripción y diálogo en la novela. Capítulos,
episodios, escenas…
 Las formas del diálogo y acotaciones en el teatro. Escenas.

2.3. Análisis del lenguaje y del estilo: Recursos lingüísticos y literarios que se observan
en la obra o fragmento. Lo más importante es realizar el estudio considerando los
rasgos formales como exigencias del contenido. Qué se dice y cómo se dice. Debemos
justificar nuestras observaciones sobre el lenguaje utilizado y preguntarnos por qué se
emplean esos recursos. Debemos tener en cuenta también el género y la modalidad
discursiva para relacionar los aspectos lingüísticos.
Podemos analizarlo partiendo de los diferentes niveles de estudio de la lengua:
 Nivel fónico: Figuras retóricas basadas en el sonido (aliteración, onomatopeya,
paronomasia…). Empleo voluntario de acentuación y ritmo. Disposición tipográfica
del texto. Empelo de formas dialectales.
 Nivel morfosintáctico: Figuras de carácter morfosintáctico (hipérbaton,
paralelismos, anáforas, elipsis…). Características de los sintagmas y oraciones del
texto. Uso de determinado tipo de sustantivos, adjetivos y verbos.
 Nivel semántico: Figuras de carácter semántico (metáfora, metonimia símbolos,
hipérbole…). Léxico empleado y sus relaciones.
 Pero no debemos realizar un análisis lingüístico completo, se deben
seleccionar los aspectos más significativos para expresar el contenido.

3. Conclusión
En ella se sintetizan las ideas más importantes del estudio realizado. Hay
que enlazar el análisis con la información teórica sobre la Historia de la Literatura y
sobre el autor de la obra. Qué lugar ocupa el texto comentado en el conjunto de la
obra y en la trayectoria literaria del autor. Qué valor tiene dentro del movimiento
artístico al que pertenece. Qué obras de otros autores presentan rasgos comunes.
Época histórica… Todas las afirmaciones que se hagan deben argumentarse y
justificarse.

Siempre hay que evitar: enumerar como un listado todo lo que se ha


señalado anteriormente en el estudio, emitir juicios superficiales: “es muy bonito”, “me
ha gustado mucho”, etc.; tomar el texto como excusa para exponer toda la
información teórica.