Está en la página 1de 7

MUROS DE ACERO

Un edificio estructurado con acero ligero, incluye dos tipos de muros; muros
portantes que resisten cargas verticales u horizontales; y muros no estructurales
o tabiquería. Ambos tipos de muros están hechos de dos elementos principales
de acero ligero, perfiles horizontales y montantes verticales en forma de
secciones C con o sin bordes (rigidizadores). Donde se existan aberturas, se
colocan travesaños, los montantes pueden colocarse de a dos para resistir la
carga adicional requerida. Además, en los muros estructurales, se colocan
arriostramientos en cruz de San Andrés dentro del muro, montado como una
estructura secundaria , incorporada dentro del mismo plano de los montantes o
utilizando la acción de diafragma, por ejemplo, con madera contrachapada o
paneles en base a cemento.

La estructura de acero ligero es idónea para una prefabricación económica y de


calidad, la cual se hace fuera de obra. Los elementos de muro de hasta 10 m de
longitud se pueden prefabricar y montar en obra mediante una grúa.
Ventajas de la estructura con acero ligero
 Materiales de construcción secos
Una de las ventajas de la construcción con acero es que es un proceso seco y
que el uso de aislamiento externo o paneles de revestimiento significa tener una
cubierta seca, que se construye rápidamente, permitiendo que los negocios que
utilizan materiales que puedan ser sensibles al clima, tengan las condiciones
adecuadas.
La estructura en acero no es susceptible a movimientos debidos a la humedad o
fluencia y por lo tanto los trabajos de reparación de los defectos es mínimo.
 Tolerancias ajustadas
El acero es un material industrial que posibilita una alta precisión en la
producción de los perfiles. Los componentes están laminados en frío y cortados.
Mediante la pre-fabricación de paneles, no hay necesidad de cortar en obra, lo
cual reduce el costo y mejora el ambiente de trabajo.
Un grado adecuado de pre-fabricación depende del proyecto específico. Los
muros puedes ser pre-fabricados con paneles exteriores que se adecuan en obra
o en fábrica. En fábrica, se pueden armar unidades modulares totalmente
equipadas. La tendencia es que la producción avance hacia una construcción
industrializada.
 Beneficios para el medio ambiente

 Flexibilidad en el tamaño y diseño de muros


Los componentes pueden fabricarse de cualquier longitud práctica, lo cual
significa que el peso y tamaño pueden variar para adecuarse a cualquier tamaño
de habitación. Se pueden utilizar perfiles curvados para crear paredes con un
determinado radio. La longitud de los perfiles de acero está limitada
principalmente por el transporte.
Sistemas de estructuras con acero
La construcción con acero se puede clasificar dentro de tres amplias categorías:
con apoyo en muros, armazón estructural y construcción con grandes claros.
Según los requisitos funcionales del edificio y los materiales usados en la
construcción del techo, entrepisos y muros, es posible utilizar en la misma
edificación uno o más de estos métodos de estructuras.
Estructura con apoyo en muros
Esta forma de estructuración, es quizás las más antigua y ordinaria de todas, se
emplea siempre que algún muro del edificio, interior o exterior, sirve para apoyar
los extremos de elementos estructurales primarios que soportan cargas de
techos o entrepisos. Los muros deben de ser suficientemente fuertes para
absorber las reacciones de los elementos apoyados y tener un espesor que
garantice su estabilidad frente a las fuerzas horizontales que puedan
presentarse, este tipo de construcción se limita a estructuras relativamente
bajas, pues los muros de carga se vuelven demasiado gruesos en estructuras
altas. Sin embargo, un sistema de muros de carga puede resultar conveniente
en edificios altos cuando esta diseñado con acero de refuerzo.
Armazón estructural
En esta forma de construcción, todas las cargas gravitacionales de la
estructura, incluyendo los muros, están sostenidas por la armazón de acero.
Este tipo de paredes se denomina muros de cerramiento o sin carga. Es
precisamente esta forma de construcción, la que permitió edificar edificios
altos, como los rascacielos.

El acero, puesto que es más resistente que la obra de albañilería, soporta cargas
mucho mayores en un espacio dado, por lo que obstruye menos área de piso al
realizar esta función. Si las columnas están adecuadamente separadas, de modo
que sostienen las vigas que hay entre ellas, no existen límites de área de piso y
techo que se pueden construir con esta estructuración; basta con duplicar los
detalles de una simple crujía.
Erigidas armazón por armazón, este tipo de estructuras se presta para alcanzar
cualquier altura deseada. Los fabricantes de este sistema conocen a este tipo de
construcción como sistema de vigas y columnas o de estructura metálica como
lo conocemos en nuestro país.

PLACAS DE ACERO

Las placas de acero pesados son objetos de metal relativamente planos hechos
de algún tipo de acero o de aleación. Aunque no hay rango de tamaño específico
para una placa de metal, el término "placa" se utiliza generalmente para objetos
que son más gruesos que una hoja de metal. La mayoría de las placas no se
pueden doblar con la mano, y requieren de herramientas especiales para
cortarlas. Diferentes tipos de placas de acero pesadas se pueden utilizar para
una amplia variedad de aplicaciones para construcción y producción.
Tamaño

Los tamaños de placas de acero pesadas se enumeran utilizando varios tipos


diferentes de dimensiones. La longitud y la anchura se enumeran en pulgadas o
pies y proporcionan el tamaño físico total de la placa. El espesor de una placa
se administra usando un número conocido como "gálibo" o medidor. Cada gálibo
equivale a un espesor estándar en pulgadas, y cuanto mayor sea ese número,
más delgada será la placa de acero. Consulta la tabla en la sección de Recursos
para determinar el tamaño estándar equivalente para los diferentes calibres del
metal.
Usos
Las placas de acero se utilizan ampliamente en la fabricación y la industria, así
como en obras viales y la construcción. Se pueden cortar o doblar usando
máquinas para moldear componentes de automoción o aeroespaciales, o
conformarse en una diversidad de objetos que van desde herramientas a
carcasas electrónicas. Los contratistas de carreteras utilizan placas de acero
pesadas para cubrir agujeros temporales en el suelo a medida que la superficie
se nivela o reelabora. Estas placas también constituyen la estructura básica de
apoyo para muchos puentes, suelos y otros elementos de construcción.

Tipos
Las placas de acero pesadas vienen en muchas formas, tamaños y calibres.
Están hechas de acero caliente o frío, generalmente conocidos como "acero al
carbono", así como a partir de una veriedad de aleaciones de acero. Cuando el
acero se mezcla con cromo, se crean placas de acero inoxidable, que ofrecen
un alto nivel de resistencia a la corrosión, así como un acabado atractivo. Las
placas de acero también pueden ser galvanizadas con un revestimiento de zinc
o níquel, aumentando la fuerza y la resistencia a la roya del material. Otras
aleaciones de metales, incluyendo el estaño o cobre, se añaden al acero para
formar otros tipos de placas de acero.
Características
Para hacer una placa de acero pesado, los mineros cosechan el mineral de hierro
desde las minas y de las fuentes subterráneas de todo el mundo. Los fabricantes
funden el mineral a altas temperaturas, luego lo vierten en moldes o lo extruyen
para formar hojas de diferentes tamaños. Las hojas pasan a través de rodillos
que las aplastan, y luego pasan por grandes dispositivos de corte que las cortan
a la longitud deseada. Las placas de acero pueden ser entonces "enfriadas" o
sumergidas en agua fría para endurecerse rápidamente y enfriar el acero.

Consideraciones
Al comparar los tipos de placas de acero pesado, ten en cuenta factores tales
como la resistencia a la corrosión, el espesor, el material y las dimensiones. Los
fabricantes suelen enumerar características tales como "soldabilidad", que
ayuda a los compradores a entender la facilidad o dificultad de soldar ese tipo
particular de aleación. Comprueba el calibre y la fuerza para comprender la
capacidad de carga de cada hoja, así como la facilidad de cortar o doblar el
acero. También es útil comprobar la temperatura nominal de cada tipo,
proporcionada por el fabricante y que ofrece a los compradores, el rango mínimo
y el máximo a los que el acero puede ser expuesto de forma segura.