Está en la página 1de 16

Cento Educativo Aparicio

Cuarto Bachillerato
Psicologia
Phillip Garcia

Ilusiones y Alucinaciones

Sofia Ogaldez
20/04/2018
1
Índice

2
3
INTRODUCCION

En este trabajo se puede encontrar lo que es una alucinación, una


ilusión y sus diferencias; es importante saber la diferencia de estas dos
ya que en varias ocasiones tendemos a confundirlas sin saber lo que
realmente son.

4
Las Ilusiones

¿QUÉ ES UNA ILUSIÓN?


Una ilusión se refiere a una percepción errónea. Esto denota una instancia donde el
individuo toma algo de otra cosa. En términos más simples, las ilusiones distorsionan la
realidad de los objetos. Las ilusiones tienden a engañar a la mayoría de la gente y son
consideradas como normales. Esto no se limita a un órgano sensor en particular
aunque ilusiones visuales se dan en prominencia. Es importante destacar que hay otras
formas de ilusiones como las auditivas y táctiles. En la psicología de la Gestalt, se
presta especialmente atención a las ilusiones que la gente pueda tener. Los psicólogos
de la Gestalt señalan varios principios organizativos que son importantes en el estudio
de la percepción humana y las ilusiones.

¿Qué cuenta exactamente como una ilusión? Para que algo sea una ilusión, tiene que
haber un estímulo externo. Por ejemplo, una rama de un árbol puede ser percibido
como un animal en la oscuridad. Este es un error común que todos tendemos a hacer.
Esto puede ser categorizado como una ilusión visual. Pero las alucinaciones son muy
diferentes a las ilusiones. Ahora echemos un vistazo a las alucinaciones.

5
Las ilusiones ponen en evidencia que la percepción no está determinada objetivamente
(exclusivamente por los datos del estímulo) de forma absoluta, sino que existen
determinantes estrictamente psicológicos, los cuales se ponen de manifiesto merced a
ellas, permitiendo de este modo un estudio privilegiado del proceso perceptual y
facilitando la verificación de teorías sobre la percepción.

Tradicionalmente, las ilusiones perceptuales se han clasificado en tres grupos básicos:

1) Efectos figurales: son distorsiones de posición, tamaño, longitud o alteraciones de


forma que ocurren sobrerepresentaciones lineales y se producen como resultado de la
fijación ocular sobre una forma previa. En otras palabras, son fenómenos de contraste
entre figuras sucesivas. Se distinguen aquí tres elementos:
 A la figura percibida fijamente en primer lugar se denomina figura inductora.

 Y a la figura presentada posteriormente, figura de prueba.

 Al tiempo de fijación de la mirada sobre la figura de prueba se le llama tiempo de


inspección.

Ejemplo, en la ilusión de Müller-Lyer, si presentamos primero, durante un minuto, la


figura con las puntas de flecha y, seguidamente, el mismo segmento pero con las
puntas en sentido inverso, se produce un efecto de alargamiento o acortamiento de la
longitud del segmento.

2) Ilusiones en tres dimensiones: son las que, a menudo, ocurren al enfrentarse entre sí
dos series de informaciones visuales.

Por ejemplo, en la habitación distorsionada de Ames, si se observan objetos idénticos,


colocados en las esquinas de la habitación, unos objetos parecen más grandes que
otros, ya que, al estar los objetos más próximos del observador, producen una imagen
retiniana mayor.
3) Ilusiones lineales: son las que se
producen directamente, sin inducción, por
la especial disposición de las líneas.

Ilusiones visuales: a) Müller-Lyer; b) de


la perpendicular; c) de Zölner; d) de
Hering; e) de Ponzo y f) de Poggendorf.

6
Ilusión espacial del tamaño del
círculo. Uno parece más grande
pero son del mismo tamaño.

Cuadricula de Hermann o
cuadricula luminosa

7
Las alucinaciones

¿QUÉ ES UNA ALUCINACIÓN?


Las alucinaciones se refieren a percepciones falsas. La característica clave es que en
las alucinaciones no hay estímulos externos. Por lo tanto, pueden ser el resultado de la
estimulación interna. Las alucinaciones no son universales, como en el caso de las
ilusiones. Por el contrario, tienden a ser únicas y personales. En psicología, se cree
que las personas que sufren de condiciones mentales experimentan alucinaciones.
Básicamente, las alucinaciones son experiencias perceptivas inexistentes para el resto
del mundo; solo parecen reales para la persona que las vive. Este fenómeno es mucho
más común de lo que la mayoría de gente piensa, puede ocurrir en cualquier modalidad
perceptiva y suelen tener características similares a una percepción normal.

La naturaleza exacta de los diferentes tipos de alucinaciones no está del todo clara. Sin
embargo, se sabe que las personas suelen experimentar alucinaciones porque algunas
sustancias químicas encontradas en las drogas influyen en las sinapsis (los espacios
por los que las neuronas se comunican las unas con las otras) y provocar la activación
de algunas regiones cerebrales, por ejemplo, del lóbulo parietal en el caso de las
alucinaciones del tacto.

Otras veces lo que desencadena las alucinaciones son las neuronas disfuncionales que
activan ciertas partes del cerebro y tienen un efecto en la función normal. Este último
fenómeno ocurre, por ejemplo, por un exceso de dopamina en el caso de la
esquizofrenia.

Tomemos un pequeño ejemplo. En el drama de Shakespeare ‘Macbeth’, Macbeth


comienza a tener alucinaciones cuando la historia avanza. Él comienza a ver al
fantasma de Banquo. Aquí no hay estímulos externos de ningún tipo. Por lo tanto,
puede ser considerado
como una alucinación que
resulta de la conciencia
culpable de Macbeth.
Incluso en el día a día, las
personas pueden
experimentar
alucinaciones. Tener
alucinaciones se
considera como uno de los
síntomas de la
esquizofrenia, un trastorno
mental.

8
Causas
Las alucinaciones pueden ocurrir por diferentes motivos, no solamente por trastornos
mentales graves como la esquizofrenia. Algunas de los factores causantes más
comunes son:

Consumo de medicamentos y drogas: El consumo de algunas sustancias psicoactivas


como la marihuana, el LSD e incluso el alcohol son factores causantes de este tipo de
experiencias.

Enfermedades y trastornos mentales: La esquizofrenia es la psicopatología que más se


asocia a este fenómeno; sin embargo, otros trastornos y enfermedades como el
Alzheimer y la demencia, el trastorno bipolar, el síndrome de Wernicke-Korsakoff, la
epilepsia del lóbulo temporal (ELT), los tumores cerebrales e incluso el parkinson
también causan alucinaciones.

Lesiones cerebrales: Las lesiones cerebrales también pueden provocar alucinaciones,


principalmente las que ocurren en el lóbulo frontal (alucinaciones negativas, fenómeno
del doble o alucinaciones olfativas, gustativas y visuales) o el hipocampo (ver los
objetos más pequeños y cambios de la imagen corporal).

Tipos de alucinaciones
Los tipos de alucinaciones pueden ser clasificadas de dos maneras: según la
modalidad sensorial y según el modo de aparición.

Según la modalidad sensorial


Dependiendo de de la modalidad sensorial, las alucinaciones pueden ser:

1. Alucinaciones visuales
Unas de las más conocidas. Ocurren cuando la persona ve cosas que no están
realmente ahí; por ejemplo, al ver a un individuo que no existe. En casos como la
esquizofrenia la persona enferma puede incluso tener una relación con el ente
imaginario. Las alucinaciones visuales también pueden ser destellos luminosos o la
autoscopia, es decir, verse a uno mismo desde fuera.

2. Auditivas
También son las más conocidas. Existe la creencia de que estas alucinaciones son
voces emitidas por una tercera persona y que tienen un significado, por ejemplo,
lastimar a alguien, pero también pueden ser palabras sueltas o sonidos. Es más
frecuente que la experimenten personas con esquizofrenia.

3. Gustativas
Estas alucinaciones son menos frecuentes que las anteriores. Suelen aparecer en
algunos trastornos, por ejemplo, la depresión. La persona percibe sabores de
elementos que realmente no están ahí.

9
4. Olfativas
También son poco frecuentes, e incluyen aquellas alucinaciones de tipo oloroso.
Suelen presentarse por el consumo de drogas y, generalmente, son olores
desagradables. En ocasiones también aparecen en los momentos en los que se
expresa junto a ciertos tipos de migraña, al igual que las gustativas y las auditivas.

5. Somáticas
Estas alucinaciones incluyen las sensaciones del cuerpo del individuo que las sufre,
que las sienten como reales. Algunas personas han reportado sentir que tenían
órganos de metal, afirmaban sentir que no tenían órganos o que no percibían partes del
cuerpo.

6. Táctiles
También se conocen como alucinaciones hápticas e incluyen aquellas que tienen que
ver con el sentido del tacto. Es posible diferenciar entre térmicas (sensaciones de frío o
calor) o hídricas (por ejemplo, perciben que tienen agua en los pulmones)

7. Parestesias
Pertenecen al grupo anterior pero son frecuentes en algunos trastornos como el de
Wernicke-Korsakov. La persona experimenta una sensación de hormigueo, como si
tuviera hormigas desplazándose por su piel. También son frecuentes con el consumo
de otras drogas como la cocaína.

8. Kinésicas
Las alucinaciones kinésicas o cinestésicas son aquellas relacionadas con el
movimiento del propio cuerpo. Son frecuentes en pacientes con Parkinson y aquellos
individuos que consumo de sustancias psicoactivas.

Según el modo de aparición


Dependiendo del modo de aparición las alucinaciones pueden ser:

9. Alucinaciones funcionales
Se presentan cuando un estímulo desencadena otro en la misma modalidad sensorial.
Por ejemplo, cuando alguien escucha el ruido del tráfico real y percibe el sonido del
telediario como alucinación.

10. Reflejas
Es similar anterior porque la persona tiene una alucinación en presencia de otro
estímulo. Sin embargo, este estímulo no pertenece a la misma modalidad sensorial.

10
11. Negativas
La persona percibe que algo que en realidad existe no está presente. Es decir, no
aparece algo ni ve algo que en realidad no está en ese momento o lugar, sino que algo
que sí que está desaparece.

12. Autoscopias negativas


Es todo lo contrario a la autoscopia. Si en la autoscopia la persona se ve desde fuera
como si fuese un espejo, en la autoscopia negativa la persona, cuando se va a mirar en
el espejo, no se ve.

13. Extracampinas
Son aquellas alucinaciones que están fuera de nuestro campo visual. Por ejemplo, al
percibir a alguien que está delante como si estuviera detrás, o al escuchar una voz que
está otra ciudad.

14. Pseudoalucinaciones
Las pseudoalucinaciones son aquellas en las que la persona tiene conciencia de que
las alucinaciones que experimenta no son verdad. Por ejemplo, cuando un individuo
percibe la voz de un familiar fallecido pero sabe que no puede ser cierto porque ha
muerto hace años.

15. Hipnagógicas
Se trata de un tipo de alucinación que se da también en personas sin ningún tipo de
alteración neurológica en la transición entre la vigilia y el sueño. Pueden ser auditivas,
visuales o táctiles.

11
Diferencias entre las ilusiones y las
alucinaciones
Es importante entender la diferencia entre alucinaciones e ilusiones. Una ilusión es una
falsa idea que tiene su origen en la interpretación errónea de una situación.
Cuando un individuo tiene una ilusión, podría pensar que sus familiares están
robándole o que está en otro lugar cuando realmente está en su propio hogar.
Por el contrario, una alucinación es una mala percepción de los objetos o
acontecimientos, y es sensorial por naturaleza. Cuando una persona con la
enfermedad del Alzheimer tiene una alucinación, puede ver, oír, oler, gustar y aún
sentir algo que realmente no está ahí.
Las alucinaciones son visuales y auditivas, y son causadas por los cambios cerebrales
resultado de la enfermedad de Alzheimer. El paciente de Alzheimer podría ver la cara
de un viejo amigo en una cortina o ver cosas que no existen.
En otros casos, el paciente podría ver gente hablando sobre él, y aún podría hablar con
la persona imaginada.
Las alucinaciones podrían ser espantosas para el individuo y para el cuidador. En
algunas ocasiones, el individuo puede ver imágenes amenazadoras, gente común,
situaciones y objetos del pasado.

12
Argumento de ilusión
El argumento de ilusión comienza considerando que en los casos de ilusión un objeto
aparece como portador de una propiedad P que de hecho no tiene. Si parece que el
objeto posee P, entonces hay un objeto del cual somos conscientes que sí tiene P. Si
del objeto que estamos percibiendo de manera consciente no tiene P, entonces en ese
caso específico no somos inmediatamente conscientes de un objeto ordinario. Ahora, la
percepción verídica y la ilusión tienen la misma explicación porque no hay
una diferencia cualitativa entre percibir verídicamente y tener una ilusión. Por tanto,
en casos de percepción verídica, uno no es inmediatamente consciente de un objeto
ordinario. En este orden de ideas, si uno es perceptualmente consciente de cualquier
objeto ordinario, entonces el agente que percibe tiene una percepción verídica o se
encuentra en un caso de ilusión. Por tanto, uno nunca está perceptualmente consciente
de objetos ordinarios (Crane and French 2016; Sosa 2011: 295).

Argumento de alucinación
El argumento de alucinación expone que en casos de alucinación uno no es consciente
de un objeto ordinario. Pero, como los casos de percepción verídica y alucinación
pertenecen al mismo tipo mental, entonces la percepción verídica y la alucinación
deben tener la misma explicación. Por tanto, uno no es perceptualmente consciente de
objetos ordinarios ni en la percepción verídica ni en la alucinación (Crane and French
2016).

Argumento de relatividad perceptual


El argumento de relatividad perceptual se rastrea desde la filosofía helenística[1].
Consideremos un ejemplo para entender mejor este argumento. A cierta distancia
percibimos una mesa de superficie rectangular como si tuviera una figura en forma de
trapezoide. Sin embargo, a la hora de tomar una distancia más cercana percibimos que
la mesa tiene una figura totalmente distinta y distinguible de la que percibimos
anteriormente. Si se alega que de hecho se percibió visualmente la figura de trapezoide
y en nuestro campo visual no aparece un objeto ordinario que tenga esa figura,
entonces el objeto percibido visualmente tuvo que ser un objeto distinto a los objetos
materiales ordinarios

13
Egrafía
albadenissepsicologia.blogspot.com
cuadrocomparativo.org
dacarett.com
glosarios.servidor-alicante.com
nati-edu.blogspot.com
prezi.com
psicobloga.blogspot.com
psicologia.laguia2000.com
psicologiaymente.net
www.comoaprenderapintar.com
www.google.com.gt
www.lavanguardia.com
www.psicologiaparticipativa.com
www.ub.edu
ximeroxi.blogspot.com

14
Conclusión
Las ilusiones y las alucinaciones son trastornos psicológicos que dota la persona debido a algún
trauma que se ha desarrollado a lo largo de su vida. Las alucinaciones pueden ser provocadas
por las drogas como la marihuana y el DMT.

15
Recomendación
Hacer un taller de alucinaciones

16