Está en la página 1de 7

EL ARTE EN EL PALEOLÍTICO

Las pinturas más importantes se han encontrado en el norte de España y el sur de


Francia, concretamente en las cuevas de Altamira y Lascaux.

Los prehistoriadores estiman que nuestros antepasados pintaban como parte de


una ceremonia mágica para favorecer la caza. Estas pinturas se llaman
rupestres y están situadas en las partes más profundas de las cuevas.

Otras manifestaciones artísticas que se han encontrado en las cuevas son unas
bellas estatuillas de mujeres, que se les suele llamar Venus, y también se han
encontrado utensilios de hueso decorados con grabados.

EL ARTE EN EL NEOLÍTICO se caracteriza por:

 carácter funcional y ornamental


 aparece la representación de los seres humanos
 domina el estilo naturalista. El arte es esquemático e idealista culminando en
ocasiones en lo abstracto.
 la arquitectura se lleva a cabo en santuarios y templos de una parte y en la
construcción de megalitos
 los megalitos más importantes son dólmenes, menhires y cromlech
 en escultura aparecen además de las figuras y relieves en piedra, sobre otros
materiales como la arcilla
 predominan las figuras femeninas, en especial relacionadas con la diosa
Madreen relación con la agricultura
 la pintura es más silueteada y estilizada. Aparecen signos ideográficos.

EL ARTE EN LA EDAD ANTIGUA (arte clásico: Grecia y Roma)

El arte mesopotámico: templos (zigurat o torre escalonada) y palacios.

El arte egipcio: pirámides, templos funerarios, esfinges.

Normas tradicionales de la pintura egipcia:

 Los brazos, las piernas y la cabeza están de perfil.


 El tronco y los ojos están de frente
 La diferencia de tamaño entre las personas no tiene que ver con su tamaño
real, sino con su importancia: las mujeres y las niñas, demasiado pequeñas.
 No hay impresión de movimiento ni de sentimientos en las figuras.

Las aves, los peces y el gato, pintados con gran realismo. Parecen vivos.
El arte griego refleja el humanismo y busca copiar la naturaleza y representar un
ideal de belleza basado en el orden, la armonía y la proporción. Los griegos
construyeron ciudades bien ordenadas, cuyo centro de reunión era el ágora. Sus
edificios más característicos fueron el templo, un edificio rectangular sobre gradas,
adornado con columnas y con techo a dos aguas, y el teatro, un auditorio al aire
libre, más o menos semicircular. Las esculturas griegas trataron de representar el
ideal de belleza, representando a dioses y hombres desnudos con gran realismo,
proporción y serenidad.

El arte romano: termas, circos, teatros, anfiteatros, acueductos, vías o calzadas,


puentes, escultura con fines propagandísticos, arco de medio punto, bóveda, cúpula.
Ciudad de plano regular, centrada en el foro. Grandes arquitectos e ingenieros.

EL ARTE EN LA EDAD MEDIA

El románico vuelve a unificar la forma de entender el arte en Europa, algo que


no ocurría desde el Imperio romano. La unidad estética es muy clara, pero eso no
significa que cada territorio tuviera rasgos propios que la identificaban.

Las características más importantes de la arquitectura románica son:

 Uso de piedra como material de construcción.


 Uso de bóvedas de cañón y de arcos de medio punto.
 Muros muy anchos para soportar el peso de las bóvedas de piedra.
 Uso de contrafuertes. Iglesias de planta de cruz latina.
 Fachadas del exterior decoradas con esculturas de escenas bíblicas

El arte gótico también es un estilo europeo. Pero ahora la arquitectura mira al


cielo. Los edificios se hacen mucho más altos y se ahuecan: los muros se llenan de
vidrieras, rosetones, etc. Las características más destacadas son:

 Bóvedas más ligeras.


 Uso de sistemas de sujeción más complejos: arbotantes y pináculos.
 Los muros se hacen más ligeros por el uso de vidrieras y rosetones.
 Los edificios ganan en altura y longitud.
 La decoración pictórica y escultórica disminuye en cantidad.
 Estos cambios se producen sobre todo gracias a las mejoras en las técnicas
de construcción.
 La escultura y la pintura también cambian con respecto al románico ya que se
hacen más bellas

Lo que más caracteriza al arte hispanomusulmán es su esplendor decorativo.


El edificio clave es la mezquita que tiene como elementos más importantes los
siguientes: muro de la quibla, nicho de mihrab, patio de abluciones, alminar y
oratorio. La mezquita más destacada es la de Córdoba.
También los edificios civiles son importantes. Entre ellos destaca la Alhambra de
Granada.
Los elementos decorativos más importantes serán. La escritura, las lacerías, los
elementos geométricos, los atauriques (o arabescos) y dos elementos naturales: la
luz y el agua.

El arte mudéjar es resultado de la convivencia cultural entre musulmanes y


cristianos tras la Reconquista. Es por tanto un fenómeno multicultural donde la
convivencia entre las distintas culturas permitió la construcción de edificios con
elementos constructivos y decorativos con materiales como el ladrillo, el yeso y la
madera, esta última para el artesonado de los techos.
Su evolución fue paralela al arte cristiano del momento y cronológicamente va
paralelo al proceso de Reconquista, iniciándose en el siglo XI y concluyéndose ya en
época renacentista.

EL ARTE DE LA EDAD MODERNA

El arte renacentista surgirá en Italia en Florencia por la ausencia del arte gótico y la
pervivencia de lo romano. Se pueden apreciar dos fases: el quatrocento y el
cinquecento.

Quatrocento:

 En arquitectura del quatrocento predominarán los elementos clásicos


constructivos y decorativos.
 Lo clásico también se refleja en la escultura con modelos que tienden al
monumentalismo. Destaca la técnica del stiacciato con bajorrelieves sutiles
que buscan ilusión de profundidad en el espectador. Destacan Donatello y
Ghiberti.
 Los pintores de esta etapa se caracterizan por la importancia del dibujo, la
obsesión de la perspectiva y la existencia de dos corrientes de representar la
figura humana, una más dinámica (Massaccio, Del Castagno) y otra más
tranquila (Botticelli, Fray Angélico).

Cinquecento: el centro artístico pasará a Roma donde los Papas ejercerán de


mecenas.

 En arquitectura el lenguaje clásico evolucionará hacia una mayor decoración


hasta desembocar en el manierismo que será el estilo de la Contrarreforma.
 En escultura la principal figura será Miguel Ángel que evolucionará hacia el
manierismo y el movimiento anticlásico.
 En la pintura del cinquecento gana peso la importancia el color, el claroscuro
y la profundidad. Los tres grandes genios de este periodo son Rafael,
Leonardo y Miguel Ángel pero tampoco podemos olvidarnos de la escuela
veneciana.

En España el arte renacentista se introdujo con cierto retraso.

 En arquitectura se pueden distinguir tres etapas o fases diferenciadas:


- etapa plateresca en la que perviven elementos góticos con otros renacentistas
- etapa purista donde aumenta el gusto más clásico disminuyendo la decoración
plateresca
- etapa herreriana ya en el reinado de Felipe II donde lo arquitectónico se
impone sobre lo decorativo.

 La escultura renacentista en España no alcanzará su plenitud hasta mediados


del siglo XVI con Alonso Berruguete que destaca por sus conocimientos en
anatomía y figuras dramáticas y nerviosas.
 La pintura renacentista estará muy influenciada por los italianos y el gusto
manierista. Destaca El Greco con un estilo sin apenas paisajes, colores fríos y
figuras alargadas y etéreas, casi místicas, con rostros tristes y austeros.

El Arte Barroco se desarrolla durante el siglo XVII y parte del XVIII. Su nacimiento
está en Italia con precursores tan sobresalientes como Bernini, Maderna o
Caravaggio, pero dependiendo del lugar de Europa en el que se produzca,
evolucionará de una forma diferente. Es un arte cuyas características fundamentales
vendrían a ser su utilización propagandística por parte de los gobiernos, su
tremendo realismo o la gran importancia que se le da al movimiento y la luz.

La arquitectura barroca europea destaca por su gran ritmo y dinamismo. Los


edificios no son regulares y la decoración es abundante. El uso de diferentes,
alturas, huecos, avances, columnas, cornisas y todo tipo de elementos constructivos
y decorativos otorgan a las construcciones una sensación de agitación muy barroca.
La escultura era muy teatral, llena de movimiento y escorzos, con líneas muy
sesgadas. Tenía una temática fundamentalmente religiosa aunque el retrato civil fue
también muy importante por su carácter propagandístico.
En cuanto a la pintura, el realismo y la luz son los dos aspectos fundamentales para
el autor. Se muestra la realidad tal y como es, llegándose a temáticas realmente
duras, sobre todo en pinturas religiosas. Además, el tenebrismo de Caravaggio cala
tanto en los pintores barrocos que la mayoría andan obsesionados en la forma de
tratar la luz.

La arquitectura barroca española no es tan innovadora como la italiana. Por lo


general, los esquemas de los edificios no se transforman y lo que sí puede ser
novedoso es la abundante ornamentación con la que se decora. La plenitud del
barroco llegará con los Churriguera en el siglo XVIII que crearán un estilo de gran
profusión decorativa conocido como churrigueresco.
La escultura española del barroco es una escultura en madera policromada que se
caracteriza por el realismo físico y psicológico de sus obras y por la casi exclusiva
temática religiosa de su producción.
El barroco supone el culmen de la pintura española. También en esta disciplina
triunfan el realismo y el patetismo. Se usan tipos naturales y se expresan las
pasiones del alma. Existen tres escuelas diferentes: la escuela andaluza con
maestros como Zubarán, Murillo y Valdés Leal entre otros. La escuela valenciana
con Ribalta y Ribera y la escuela madrileña con pintores adscritos a la corte como el
propio Velázquez.
EL ARTE CONTEMPORÁNEO

Francisco de Goya y Lucientes nació en la localidad aragonesa de Fuendetodos


(cerca de Zaragoza) el 30 de marzo de 1746. En 1763 viajó a Madrid, donde hizo
amistad con Francisco Bayeu, pintor de la corte, con cuya hermana Josefa se casó
en 1774. A él se debe que participara en encargos importantes para la basílica de
Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza.

También viajó por Italia (Roma, Venecia, Génova...) y a su vuelta a España se


instaló en Madrid y comenzó a trabajar para la Real Fábrica de Tapices de Santa
Bárbara.

En el invierno de 1792, Goya contrajo una grave enfermedad que le dejó totalmente
sordo y marcó su estilo. Entre 1797 y 1799 dibujó y grabó al aguafuerte la primera de
sus grandes series de grabados, Los caprichos, en los que, con profunda ironía,
satiriza los defectos sociales y las supersticiones de la época. Otras series fueron los
Desastres de la guerra, los Disparates y la Tauromaquia.

Durante la Guerra de Independencia española (1808-1814) retrata la crueldad


humana. En 1814 realizó El 2 de mayo de 1808 en Madrid: la carga de los
mamelucos y El 3 de mayo de 1808 en Madrid: los fusilamientos en la montaña del
Príncipe Pío.

Al finalizar la guerra de la Independencia el descenso en el número de encargos


marcó su evolución. De esa época es la célebre serie de Pinturas Negras (1820,
Museo del Prado), llamadas así por su contenido y colorido. Constituyen una amarga
denuncia de los aspectos más oscuros del ser humano.

Con la situación política de España durante el reinado absolutista de Fernando VII,


se instaló en Francia. Murió en Burdeos, en la noche del 15 al 16 de abril de 1828.

Considerado por muchos como "El Padre del Arte Moderno", ha influido
enormemente en movimientos artísticos posteriores como el Impresionismo, el
Expresionismo, el Surrealismo, etc.

El Realismo

El Realismo apareció en Francia hacia 1850, y trata de captar la realidad tal y como
ésta es, de manera que cualquiera pueda entender la obra y que sea accesible para
toda la sociedad.

El realismo se basa en planteamientos sociales y políticos progresistas, no


olvidemos que 1848 es el año de publicación del Manifiesto Comunista, de Marx y
Engels.

También pretende ser un arte científico, porque se basa en lo que captan nuestros
sentidos, sin darle a eso valores metafísicos o espirituales. Fue determinante la
influencia de la fotografía, desarrollada en ese tiempo, que permitía capturar
momentos de vida.
Podemos dividir la pintura realista en dos tendencias: pintura de paisajes y de
figuras.

La pintura de paisajes

Destaca la Escuela de Barbizon, un grupo de pintores que sirven de transición entre


el paisaje romántico y el Realismo. Fueron los inventores de la pintura "au plain air" ,
es decir, la realizada al aire. Tienen como único motivo de pintura, el paisaje.

La pintura de figuras

Los principales maestros de esta faceta del Realismo son Courbet, Daumier y Millet.

El impresionismo

El Impresionismo, que surgió en 1865, adoptó las últimas teorías ópticas de la


época, y se basó en los siguientes principios:

 Captación de la luz
 Los colores
 El dibujo desaparece,
 Apariencias sucesivas,
 Trabajo al aire libre,

Los principales maestros impresionistas son:

 Edouard Manet
 Claude Monet.
 Pierre-Auguste Renoir
 Edgard Degas.

El postimpresionismo
Cuando el Impresionismo empezaba a agotarse, es decir, en la década de los 80,
van surgiendo una serie de artistas aún más innovadores y que tendrán muchísima
repercusión en la pintura del siglo XX.

El primer movimiento será el Puntillismo o Divisionismo, de pintores como P.


Signac y G. Seurat.

Otros movimientos heterogéneos de finales de siglo XIX serán el Simbolismo y el


Modernismo

Destaca Gaugin. Su trabajo se inicia dentro del impresionismo, aunque pronto lo


abandona, interesado sobre todo en el color, que introduce en manchas planas, sin
perspectiva y de tonos muy vivos. Aunque ya no abandonará esta tendencia,
progresivamente irá introduciendo en sus cuadros el primitivismo que tanto le atrajo,
seducido por el arte nativo de los pueblos con los que convivió y por el arte japonés.
Cézanne consideraba que todo lo que existe en la naturaleza es geometrizable, es
decir, simplificable y reducible a las formas geométricas fundamentales, como
círculos, cilindros, cubos...

Van Gogh. Su originalidad lo hace inclasificable en ningún estilo, pero sí lo podemos


considerar precursor de varios, como el Expresionismo, por su obsesión por captar
los estados del alma, o el Fauvismo, por su libertad e intensidad en el uso del color.
Es inconfundible su típica pincelada pastosa y retorcida, como si fuera producto de
ese desequilibrio emocional, las líneas retorcidas.
Toulouse-Lautrec es un revolucionario del arte gráfico, especialmente la caricatura
y el cartel. Dejó una profunda huella, pues con su mordacidad, colores planos y
dibujo espontáneo, pocos como él para plasmar la vida alegre, el movimiento y la
fiesta.