Está en la página 1de 5

LOS MÉTODOS ALTERNATIVOS

Concepto: Denominamos Métodos Alternativos a una gran gama


de herramientas utilizadas para solucionar conflictos sin necesidad de acudir al
litigio judicial. Los principales métodos son: la negociación, la mediación, la
conciliación y el arbitraje.
Necesidad de un Sistema de Resolución de Conflictos: un sistema de
resolución de conflictos (en sentido amplio, abarcando el proceso judicial y los
métodos alternativos) es eficiente cuando cuenta con numerosos mecanismos
o procedimientos que permiten prevenir los conflictos y resolverlos, en su mayor
parte, con el menor costo posible. Para ello debe partir de las necesidades e
intereses de las partes, sobre la base del principio de subsidiariedad. Este
principio orienta a que las cuestiones sean tratadas al más bajo nivel posible, en
forma descentralizada; al más alto nivel sólo se tratarán los conflictos cuyas
características particulares así lo requieran.

LOS MÉTODOS ALTERNATIVOS

Los Métodos Alternos permiten prevenir y solucionar conflictos; otorgándoles a


las partes el protagonismo para construir dichas soluciones.

Negociación
Ejercicio de comunicación, con metodología, desarrollado por las partes para
obtener de la otra su consentimiento para el arreglo de un conflicto.

Mediación
Método mediante el cual uno o más mediadores intervienen únicamente para
facilitar la comunicación entre las partes de un conflicto, a fin de que éstos
convengan una solución al mismo. Los mediadores deben abstenerse de
proponer soluciones o recomendaciones

Conciliación
Método a través del cual uno o varios conciliadores facilitan la comunicación
entre los participantes de un conflicto, formulando propuestas o
recomendaciones que ayuden a lograr un acuerdo o convenio que ponga fin al
conflicto.

Arbitraje
Método mediante el cual las partes acuerdan someter la solución de una
controversia a la decisión de uno o varios árbitros.
 VENTAJAS DE LOS MÉTODOS ALTERNATIVOS

Ventajas de los métodos alternativos resolver un conflicto mediante la


conciliación o el arbitraje tiene ventajas particulares para las partes y
ventajas generales que benefician a la sociedad en conjunto. Las ventajas
individuales principales son: la solución del conflicto se realiza de manera
rápida, en cuestión de semanas contra los procedimientos jurisdiccionales
que suelen durar años. El desgaste emocional y económico de ambas
partes es mucho menor, casi inexistente, cuando se recurre a los métodos
alternativos.
Un convenio logrado mediante la mediación o la conciliación,
evidentemente tendrá que satisfacer, por lo menos parcialmente, los
intereses de las dos partes, a diferencia de una sentencia de juez que
beneficiará a una sola de ellas. Los métodos alternativos permiten,
durante el desarrollo de los procedimientos, el contacto personal entre los
involucrados y el trato directo con el conciliador o con el árbitro, la
posibilidad de exponer ante éste, de manera personal y directa, los
argumentos y el sentir de cada uno de los individuos en conflicto,
oportunidad que nunca se tendrá en un juicio civil o penal, donde
probablemente ninguna de las partes llegue a conocer personalmente al
juzgador. No se requiere para la conciliación ni el arbitraje contratar
abogados ni representantes o asesores de ningún tipo, lo que representa
un ahorro económico considerable para las partes. El árbitro es un experto
en la materia motivo del conflicto, en este caso la enfermedad y la
medicina; un juez puede ser una eminencia en conocimientos jurídicos y
legales, pero no entender conceptos básicos de medicina y de cirugía. En
cuanto a las ventajas sociales que representan los métodos alternos de
solución de conflictos, una de las principales es disminuir la carga de
trabajo de los sistemas de procuración e impartición de justicia, que en
nuestro país y en otros muchos están saturados y rebasados en su
capacidad física. Socialmente trascendente también, es que la solución
de los conflictos médicos por los métodos alternativos alejará el riesgo y
la generalización de la medicina defensiva, tan costosa para un país. Otra
ventaja, importantísima, es contribuir a crear una cultura de la tolerancia,
del diálogo, del respeto a otras opiniones, de la solución pacífica de las
controversias, actitudes todas que en nuestra sociedad no son
predominantes y sí deseables.

 DESVENTAJAS DE LOS MÉTODOS ALTERNATIVOS

Los métodos alternativos de solución de conflictos no incluyen aspectos


punitivos. Puede a veces encontrarse en el análisis de un caso motivos
suficientes para la aplicación de sanciones administrativas o penales, y
ante tal eventualidad, si no se llega a un acuerdo de conciliación, quizá
deba desecharse la vía alternativa y recurrir a la vía judicial. En el ámbito
jurisdiccional, una sentencia que se repite un cierto número de veces, en
situaciones parecidas, crea la llamada “jurisprudencia”, que ayuda y
orienta a los juzgadores cuando enfrentan en el futuro conflictos similares.
En cambio, las soluciones de los conflictos por conciliación o arbitraje son
únicas, diseñadas para cada caso concreto y difícilmente sirven para otro
caso futuro, aunque sea del mismo tipo. Otra posible desventaja es que
se requiere la voluntad de las dos partes para poderlos aplicar.

LA CONCILIACIÓN

Es un mecanismo de solución de conflictos a


través del cual, dos o más personas gestionan
por sí mismas la solución de sus diferencias,
con la ayuda de un tercero neutral y calificado,
denominado conciliador.
La conciliación es un procedimiento con una
serie de etapas, a través de las cuales las
personas que se encuentran involucradas en un
conflicto resistible, transigible o determinado
como conciliable por la ley, encuentran la
manera de resolverlo a través de un acuerdo
satisfactorio para ambas partes.
Además de las personas en conflicto, esta figura involucra también a un tercero
neutral e imparcial llamado conciliador que actúa, siempre habilitado por las
partes, facilitando el dialogo entre ellas y promoviendo fórmulas de acuerdo que
permitan llegar a soluciones satisfactorias para ambas partes.

FASES DE LA CONCILIACIÓN SEGÚN

Preparación: Comprende los actos previos que el conciliador realiza para


crear un clima de confianza y de las mejores condiciones.
Presentación: llamada también fase introductiva. El conciliador realiza un
monólogo donde se busca identificar a las partes y presentarlas. Es lograr que
se ubiquen en el ambiente, y recibir información sobre qué son los MARCS y
cómo se realizará la Audiencia Conciliatoria.
Versiones parciales: es la fase donde se discuten hechos y se escuchan
las versiones de ambas partes.
Redefinición del Conflicto: se elabora una especie de lista donde se
plasman los puntos controvertidos, se redefine el conflicto y se determina
cuáles son los intereses de las partes.
Búsqueda de soluciones: esto promueve la creatividad entre las partes y
el conciliador. Aquí se articulan intereses y se propicia el logro de soluciones
satisfactorias.

Acuerdo: es el resultado que pone fin al conflicto entre las partes.


DEBERES DEL CONCILIADOR
Facilitar el diálogo.
Conocer las perspectivas de cada una de las partes.
Identificar los intereses comunes.
Reconstruir situaciones de tensión, desconfianza y desacuerdo.
Cambiar pensamientos estrechos y extremos frente al conflicto.
Establecer confianza mutua
Resumir
Concretar las necesidades básicas del acuerdo

PRINCIPIOS DE LA CONCILIACIÓN

Equidad: El conciliador debe asegurar que el acuerdo que se obtenga sea


aceptado por ambas partes. Sin embargo, esto no lo exime que vele por la
legalidad de los acuerdos. No puede admitir información falsa e inadecuada. No
puede existir negociación de mala fe, si la hay puede comunicar a las partes
sobre lo que ha venido percibiendo, inclusive podría retirarse del proceso. Cabe
señalar, que el artículo 15º de la Ley contempla las formas de conclusión de la
conciliación, pero no prevé esta última posibilidad. Considero que es más una
potestad del conciliador que responde a su buen criterio y ética.
Neutralidad: es decir, que no exista vínculo con alguna de las partes. Esto es
más para evitar la aparición de un nuevo conflicto de intereses cuando se cumple
con las funciones conciliatorias. Si se rompe con dicha neutralidad, pueden
suceder dos situaciones: Que se desista el mismo conciliador.
Que lo soliciten las mismas partes.
Imparcialidad: constituye un estado mental que debe conservar el conciliador
durante el desarrollo de sus servicios. Es en sí el compromiso que el propio
conciliador asume para ayudar a las partes.
Confidencialidad: guarda relación con la información que es recibida por el
conciliador, la cual es confidencial, es decir que no puede ser revelada a nadie.
Este principio presenta también excepciones, es decir que el conciliador puede
romper ese deber de confidencialidad cuando advierte que hay de por medio
un delito o que se va a producir un atentado contra la integridad de una persona.
Sin embargo, es necesario precisar que dichas excepciones son planteadas en
el artículo 8 del reglamento mas no de la Ley, generando un problema legislativo,
debido a que la ley no admite excepciones.
Empoderamiento o simetría de Poder: no se encuentra previsto en la
Ley. Se busca que exista un aceptable equilibrio de poder entre las partes,
porque de lo contrario generaría un proceso conciliatorio plagado de medidas
coercitivas, provocando un acuerdo injusto.
Buena fe y Veracidad: es una obligación de las partes de conducirse con
buena fe y veracidad durante la Audiencia Conciliatoria. La Buena fe se vincula
con la información que maneja el conciliador. El conciliador debe formular las
alternativas suficientes para poder resolver el conflicto. En relación a la veracidad
se está haciendo referencia a que la información que se maneje sea fidedigna.
Celeridad y Economía: son dos principios característicos de los
Mecanismos Alternativos de Resolución de Conflictos.
Voluntariedad: es un principio autónomo, ya que se encuentra regulado en
el artículo 3 de la Ley. Las partes son las únicas para tomar una decisión para
solucionar el conflicto. La autonomía de la voluntad también tiene límites, los
mismos que se encuentran contemplados en el artículo 5 de la Ley, y éstos son
los referidos a que no se debe contravenir al orden público y a las buenas
costumbres.

CONCERTACIÓN

Mecanismo o vertiente de la planeación que permite articular las decisiones


de los distintos sectores de acuerdo a prioridades; mediante la concertación
se compromete a cada sector responsable, hacia el logro de objetivos
definidos para evitar la dispersión de rumbos, proceder con mayor eficacia y
rapidez hacia ellos, evaluar resultados y adaptar acciones a las circunstancias
cambiantes. También constituye un convenio celebrado por el Ejecutivo
Federal a través de sus dependencias y entidades con las representaciones
de los grupos sociales o con los particulares para realizar las acciones
previstas en el Plan Nacional de Desarrollo y sus programas