Está en la página 1de 2

Imperialismo:

El imperialismo es un régimen de dominación política en el cual una potencia militar


extiende sus dominios sobre otros pueblos o Estados por medio de la fuerza o a través
de la influencia económica, cultural o política.
En este sentido, como imperialismo también se puede designar la actitud y doctrina de
quienes practican el imperialismo. La palabra, como tal, se forma con los vocablos
“imperial”, que significa perteneciente o relativo al imperio, e -ismo, prefijo para designar
doctrinas o sistemas.
El imperialismo puede responder a distintas motivaciones: la explotación económica, la
subordinación cultural, la ocupación militar de plazas geoestratégicas, el poblamiento
de asentamientos deshabitados, entre otras.
Industrialización.
Asimismo, se distinguen distintos tipos de imperialismo: el imperialismo regresivo,
donde lo que procura el Estado imperial es la explotación, la reducción o el genocidio
de las población autóctona para reemplazarla por pobladores deseados, y el
imperialismo progresivo, según el cual lo que pretende la potencia imperialista es la
expansión de la civilización y la elevación de la cultura y los estándares de vida de los
pueblos conquistados, supuestamente inferiores.
De allí que dentro del imperialismo se generen dinámicas sociales que se caracterizan
por la desigualdad, donde una nación opresora se impone a otra por la fuerza, con el
objetivo de extender su dominio político y militar y controlar sus recursos económicos,
basándose de una idea de supuesta superioridad racial o cultural.
Intervencionismo.
Por su parte, el imperialismo moderno puede ser entendido, desde una óptica capitalista,
como el proceso de expansión de una nación en búsqueda de mercados, materias
primas y mano de obra barata.
Según la Historia Universal, Egipto, Macedonia, Grecia y el Roma constituyeron, en su
momento, los grandes imperios de la Edad Antigua, mientras que la Edad Media destaca
por expansión que experimentaron el Imperio Bizantino y el islamismo en Europa y Asia,
los imperios azteca e incaico en América.
Imperio.
Por su parte, durante el Renacimiento y la Edad Moderna ocurrieron significativas
expansiones colonialistas de las principales potencias europeas, como España,
Portugal, Gran Bretaña, Holanda, Francia o Rusia, hacia los territorios de América, Asia
y África. Este auge imperialista se mantendría hasta los siglos XIX y XX, durante los
cuales muchas naciones conseguirían sus independencias.
Colonialismo.
Diferencia entre colonialismo e imperialismo.
Actualmente, se considera a Estados Unidos como una potencia imperialista o
neocolonialista por su influencia política, económica y cultural en el mundo. En este
sentido, debido a su política exterior, su intromisión en conflictos armados ajenos y
su predominio en el mercado mundial, se han venido tildando sus acciones, así como
las del bloque europeo, de imperialistas o neocolonialistas.
Capitalismo
El capitalismo es el sistema económico fundado en el capital como relación social
básica de producción. El capital es un factor de producción constituido por inmuebles,
maquinaria o instalaciones de cualquier género, que, en colaboración con otros factores,
principalmente el trabajo y bienes intermedios, se destina a la producción de bienes de
consumo. Es la cantidad de recursos, bienes y valores disponibles para satisfacer una
necesidad o llevar a cabo una actividad definida y generar un beneficio económico o
ganancia particular. A menudo se considera a la fuerza de trabajo parte del capital.
También el crédito, dado que implica un beneficio económico en la forma de interés, es
considerado una forma de capital (capital financiero).