Está en la página 1de 6

macrocefalia

La macrocefalia es un trastorno neurológico en el que se produce un incremento anormal


del tamaño de la cabeza. Concretamente, se produce un aumento del perímetro craneal,
es decir, la distancia alrededor del área más ancha o superior del cráneo es mayor de
lo esperado para la edad y sexo de la persona afectada.

Características de la macrocefalia
La macrocefalia es una alteración de tipo neurológico que se engloba dentro de los
trastornos del crecimiento craneal.
En las patologías o trastornos del crecimiento craneal se producen anomalías en el tamaño
craneal debido a diferentes alteraciones en los huesos de la bóveda craneana o en el
Sistema Nervioso Central.
En concreto, la macrocefalia se define como un incremento anómalo del perímetro craneal
que se encuentra por encima del valor esperado para la edad y sexo de la persona afectada.
Este tipo de alteraciones se pueden deber tanto a un exceso de volumen de líquido
cefalorraquídeo, a un incremento del tamaño del cerebro o incluso a un engrosamiento de
la bóveda craneal.
A pesar de que un amplio número de afectados por macrocefalia no presentan signos o
síntomas significativos derivados de la patología, otros muchos presentan importantes
anomalías neurológicas.

SÍNTOMAS Y SIGNOS
Los patrones estándares de crecimiento nos muestran los siguientes valores (Mallea
Escobar et al., 2014):
– Perímetro craneal en recién nacidos a término: 35-36cm.
– Crecimiento aproximado del perímetro craneal durante el primer año de vida:
aproximadamente 12cm, más acentuado en los varones.
– Velocidad de incremento del perímetro craneal durante los tres primeros meses de vida:
aproximadamente 2cm al mes.
– Velocidad de incremento del perímetro craneal durante el segundo trimestre de vida:
aproximadamente 1cm al mes.
– Velocidad de incremento del perímetro craneal durante el tercer y cuarto trimestre de
vida: alrededor de 0.5cm al mes.

Causas
La macrocefalia puede estar producida por una gran variedad de alteraciones. Muchas
veces es de raíz hereditaria, mientras que en otras está producida por lesiones o
complicaciones durante el embarazo o el parto.
Por ejemplo, muchos de los casos de macrocefalia se deben a un trastorno conocido como
hidrocefalia, en el cual se produce más líquido cefalorraquídeo (una sustancia que
envuelve el encéfalo y la médula espinal) del que puede caber dentro del cráneo. Esto
hace que en los primeros meses de vida las paredes del cráneo queden más "dilatadas" de
lo normal para dar cabida a tanto líquido, dado que en esta etapa vital la cabeza es
mucho menos dura que en la adultez.
La macrocefalia también puede deberse a un crecimiento anormal de los huesos del cráneo
o del cerebro, que queda comprimido contra las meninges y a través de ella presiona los
huesos de la bóveda craneal.
Además, hay otros trastornos en los que también puede aparecer la macrocefalia, como por
ejemplo la neurofibromatosis, las alteraciones del crecimiento de los huesos, el sangrado
intracraneal, el síndrome de Hurler o el enanismo.

TIPOS DE MACROCEFALIA
Macrocefalia primaria
Este tipo de macrocefalia se caracteriza por estar causado por un incremento del
volumen y el peso del encéfalo. Por ejemplo, ocurre debido a una multiplicación
anormal de las células madre. Tiene unas causas genéticas y también es conocido como
macroencefalia.
Macrocefalia secundaria
En esta clase de macrocefalia el aumento del cráneo se debe a procesos biológicos que
no se deben a un aumento del encéfalo en sí, sino de otras sustancias relacionadas que
ocupan el espacio de la cabeza. Por ejemplo, la hidrocefalia produce esta variante.
Macrocefalia por malformación ósea
Algunos casos de macrocefalia se explican por un desarrollo anormal de los huesos. Por
ejemplo, pueden deberse a un cierre precoz de las suturas craneales, lo cual produce
un abombamiento causado por el desarrollo anormal del sistema nervioso producido por
la reacción en cadena que supone no tener espacio para expandirse en un momento dado.
MACROCEF MACROCEF
ALIA ALIA