Está en la página 1de 2

Temas para una catequesis preparatoria al sacramento de la

confirmación.

1.- Una vida que cambio la historia.


2.- El Bautismo.
3.- La Confirmación.
4.- La Iglesia.
5.- El Pecado.
6.- La Reconciliación.
7.- La Eucaristía.
8.- Liturgia de la Confirmación.
9.- Oraciones.

Tema 1º: Una vida que cambio la historia.


(Síntesis de la vida de Jesús de Nazaret)
Vamos a recorrer de la mano de los evangelistas la vida del hombre que
cambión la historia.

El hijo de María y José.


Nazaret año 25. En una pequeña aldea de Galilea. La gente vive con las
ilusiones y preocupaciones de cada día. Un hombre de 30 años de deja sus
casa y se va hacia el Jordán. Se llamaba Jesús. De oficio carpintero, hijo de
carpintero. El oficio lo ha aprendido en familia, un oficio que supone trabajar
en la construcción, en cuadrilla de trabajo. El pueblo es pequeño y pobre,
Jesús ha aprendido el trabajo y la austeridad, pero también el gozo de la
amistad, el respeto a los otros…, la fe en Dios.

La vida le ha marcado profundamente: allí ha aprendido la Ley de Moises, las


tradiciones del pueblo, el contacto con los enfermos y con la los oprimidos. Los
dolores y las esperanzas de sus gentes las ha ido haciendo suyas, ha pensado
mucho, ha rezado mucho.

Hasta aquí nada le distingue de los demás jóvenes de su pueblo, pero pronto
sus vecinos se van a quedar admirados de lo que va a pasar. (Mc 6,3).

¿Encuentras diferencia entre la juventud de Jesús y la tuya?

El inicio: Bautismo y desierto.


Jesús no es de los que se quedan quietos. Se ha metido en un movimiento de
renovación, el de Juan Bautista. Este hombre grita que hay que preparar el
camino a la venida de Dios, que para eso cada uno ha de cambiar la vida. Y
para los que están decididos, tienen un gesto público: bautizarse con el agua
en el Jordán, limpiarse del pasado y empezar una vida nueva.

El evangelio nos lo recuerda de forma muy especial (Mc 1, 9 – 12). Es el


momento en que se inicia su misión como enviados de Dios. Jesús comprende
que hay que pensar bien las cosas, que los mayores enemigos los llevamos
dentro y hay que conocerlos y dominarlos. Por eso se retira al desierto, a solas
consigo y con Dios. Allí se plantea las bases de los que va a ser su vida: la
buena noticia por la que va a luchar y el estilo de la vida va a llevar.

¿Te has planteado qué va a significar para ti ser cristiano en adelante?

Jesús anuncia la Buena Noticia:

Tras el desierto Jesús pasa una temporada con Juan. Se le van uniendo
algunos a los que Juan invita a seguir a Jesús. Herodes hace prisionero a Juan
y poco después lo decapita. Es la señal de que la preparación ha terminado y
Jesús inicia su propio camino junto con sus discípulos y amigos.

(Mc 1, 14 – 15)
Con una gran pasión Jesús se mueve por todas partes anunciando el Reino de
Dios en el campo, en los pueblos, en las sinagogas…) y animando a todos a ser
mejores, a cambiar de vida, a ser solidarios… a vivir desde Dios.

Esta es la Buena Noticia: si lo hacemos descubriremos una alegría nueva y lo


que es más, los pobres, los que nada tienen, empezarán a sentir que tienen
hermanos y amigos, desaparecerá su miseria, nacerá una nueva situación:
seremos hermanos y Dios el centro de nuestra alegría y unión.