Está en la página 1de 19

UNIVERSIDAD NACIONAL

¨SANTIAGO ANTÚNEZ DE MAYOLO¨

N° DE INFORME 01

“SUJECIÓN DE ANIMALES DOMÉSTICOS”

 DAMIAN JUSTIDIANO Moises Jose

CURSO : Zootecnia General

DOCENTE : Ing. Roque Gonzales Juan Moises

FECHA DE ENTREGA
MIERCOLES 24 DE MAYO 2017
I. INTRODUCCIÓN

La Medicina Veterinaria, es una de las profesiones de más alto riesgo en el


mundo, tanto por el trabajo con animales en sí mismo, como el hecho de que,
cuando estos animales están enfermos, pocas veces resisten las maniobras que
hacemos en busca del origen de su enfermedad, agrediéndonos como respuesta
normal frente a la revisación clínica, pateándonos, mordiéndonos, arañándonos.
El conocimiento y destreza adquiridos en la sujeción y contención de animales,
nos permite desarrollar nuestros trabajos clínicos sin correr riesgos innecesarios,
tomando las medidas de seguridad adecuadas para cada caso.
La marcha de la exploración clínica en los animales domésticos exige
cotidianamente llevar a cabo métodos de contención y/o sujeción, máxime si el
animal se encuentra enfermo (dolorido), ya que, en nuestros objetivos dentro de
la exploración, está la búsqueda del dolor, evidenciándolo como signo o síntoma
clínico, y la respuesta lógica del paciente a nuestra búsqueda, es rehusarse a la
maniobra o agredir al explorador.
Por otra parte, el diagnóstico clínico, muchas veces lleva a una conclusión o
indicación, terapéutico quirúrgica, que exige el derribo del animal, lo que se debe
hacer con medidas adecuadas de seguridad, tanto para el paciente como para
el operador. También es importante conocer las vías adecuadas de aplicación
de los medicamentos, tanto para no correr riesgos, como para que los
medicamentos indicados surtan el efecto deseado.
Los métodos de sujeción adquieren una triple importancia en los animales de
tracción, por un lado, aquellas maniobras corrientes para el manejo seguro de
animales, por otro, aquellas tendientes a prever maniobras bruscas de animales
de gran porte (generalmente los animales de tracción son de mayor tamaño que
los comunes), y por último, aquellos inherentes a la unción al equipo de trabajo
(arnés, arado, carro, etc.). Por tradición, se aborda a los equinos por el lado
izquierdo (lado de “montar”), y a los bovinos por el lado derecho (por el lado de
“ordeñar”), aunque modernamente ya no tiene sentido esto último.

A los equinos conviene dejarles en la crin (pelos de la nuca) un mechón largo


para tomarlos por allí cuando les vamos a colocar monturas o arneses.
II. OBJETIVO

OBJETIVO GENERAL
 Conocer los métodos para inmovilizar animales para lograr prácticas de manejo y
saneamiento evitando ser lastimados y causarles daño.
III. SINTESIS BIBLIOGRAFICO

La restricción física son todos aquellos procedimientos empleados para sujetar


a un animal de manera segura y efectiva, con el objeto de realizar diversas
acciones, como inspecciones físicas, toma de muestras, proceso de marcación.
Determinación de sexo, alimentación forzada, tratamientos médicos, traslados o
embalajes.

La naturaleza de la restricción depende del procedimiento y la especie animal


involucrada. Las técnicas de la restricción pueden ir desde el uso de un encierro
o jaula, pasando por varias técnicas de restricción física, hasta la inmovilización
Química. Aunque algunos animales permiten un manejo fácil por su docilidad
(animales domésticos), es recomendable realizar siempre un procedimiento
estándar de restricción física para una especie determinada, con el objeto de
minimizar riesgos para el animal, el manejador y personas involucradas.

 SUJECIÓN
entendemos los distintos procedimientos que se llevan a cabo para
impedir o limitar los actos o movimientos defensivos de los animales, con
el propósito de salvaguardar la integridad física del operador y sus
ayudantes, evitar lesiones al paciente, y colocarlo en una posición más
cómoda para su manejo.
CONTENER un animal consiste en mantenerlo en una determinada
posición en la cual pueda ser examinado, sin peligro para el veterinario,
operadores o para el propio animal.

 SUJETAR consiste en fijar al animal o alguna de sus partes, miembros o


cabeza, para facilitar cualquier información sobre estos.

Al veterinario se le suele juzgar de acuerdo por su forma de actuar frente a los


animales, sobre todo en el campo.
Una actitud tranquila y confiada, firme, con el empleo de palabras amistosas,
acercándonos al animal hablándole u ofreciéndole alimentos, palpándolo
suavemente, siempre logra buenos resultados.
PRECAUCIONES

La mejor forma de tomar precauciones en el manejo con animales, es conocer


algunos detalles de su comportamiento o el porqué del mismo.
El comportamiento animal, su fase actitudinal, están muchas veces ligadas al
ambiente, crianza o clima, pero generalmente, la mayor parte de las veces tiene
basamento en aspectos conformacionales del mismo.
Por otra parte, las variaciones del comportamiento normal son los primeros
síntomas de enfermedad detectables en un animal.

2.CLASIFICACIÓN DE MÉTODOS DE SUJECIÓN

Los métodos de sujeción, los podemos clasificar de varias maneras, pero, la


principal clasificación es la siguiente:

2.1. Simples:
son aquellos a los que recurrimos para la contención o sujeción normal del
animal, utilizando solo las manos
2.2. Físicos:
son aquellos en los que utilizamos elementos accesorios, como mecates,
instrumentos especiales, etc.
Los métodos físicos, son los más comunes de usar, y podemos establecer una
clasificación también dentro de los mismos:
2.2.1. No derivativos o incruentos: son aquellos que utilizamos elementos
como mecates, jaulas, o instrumental especializado que solo contienen a los
animales por impedimento del movimiento de los mismos
2.2.2. Derivativos o cruentos: son aquellos en los que utilizamos instrumental
especifico, que causa dolor, y el animal se queda inmovilizado para no sufrir más
dolor (mordazas, aciales, anillos, nariceras).
2.3. Químicos:
son aquellos en los que nos apoyamos en la aplicación de drogas tranquilizantes
o anestésicos
3. SISTEMAS DE SUJECIÓN DE ANIMALES
Hay diferentes formas de sujetarlos:

a) SUJECIÓN EN VACUNOS.

Para efectuar cualquier tipo de manipulación o procedimiento sobre el ganado


vacuno, es indispensable para el médico veterinario zootecnista ejercer cierto
grado de sujeción que controle la actividad y los movimientos del animal. Dicha
sujeción puede ir desde el control etológico que se ejerce sobre el animal a través
de la voz, hasta la total restricción de la actividad.

La completa Inmovilización que producen algunos agentes químicos. Ante


animales potencialmente peligrosos o de gran tamaño, suele emplearse una
combinación de recursos psicológicos, físicos y químicos de sujeción.

Es obligación del veterinario realizar su trabajo con los animales de la manera


más adecuada, para evitarles dolor innecesario y ayudarles para no sufrir el
menor trastorno etológico. Cuando se tiene sujeto a un animal se realiza sobre
él cualquier técnica de manejo, se tener presente que, en muchos casos, éste
tiende a escapar del dolor y no puede evitar la sensación de miedo. Los vacunos
son grandes y fuertes y, si bien, no son muy rápidos como los caballos, son lo
suficientemente ágiles para contrarrestar la fuerza del hombre. Para lograr la
sujeción eficaz de los vacunos debe tener una práctica en la ejecución de los
métodos de contención.

Contar con el conocimiento adecuado del comportamiento de los animales, para


manejarlos inteligentemente, en lugar de tratar de superarlos a base de fuerza.
Tener equipo resistente, de tamaño adecuado y en buen estado, además de
habilidad para manipularlo. El método de sujeción a emplear debe ir en relación
al procedimiento a realizar sobre el animal.

Algunos métodos de sujeción que se describen en esta sección no se


utilizan con el ganado lechero ya que este ofrece menos dificultades de sujeción
que el ganado de carne. En términos generales, lo que se necesita para el
controlar del ganado lechero son establos comunes, cabestros y sistemas de
corrales y pasillo.
Algunos detalles que se debe tener en cuenta cuando se trabaja con
vacunos.

Nunca se debe confiar en toros de raza lechera, aunque ellos son


tranquilos y dóciles en apariencia, sobre todo cuando han recibido una atención
regular de los encargados no se puede predecir su conducta y es un error
respaldarse en su apariencia tranquila y dócil. Siempre que se trabaje con ellos,
se debe estar seguro de tenerlos completamente inmovilizados.

Los toros de carne no son tan agresivos como los toros lecheros, pero
distan mucho de ser dóciles y tranquilos, por lo que deberá manejárseles con
precaución. Siempre que el ganado de carne se tenga que sujetar de pie, deberá
colocarse en una prensa o potro de contención, ya que estos animales son
demasiado grandes y fuertes para ser sujetados únicamente con cuerdas.

Método de Jong. Se utiliza para derribar vacunos sin cuernos. La cuerda


se ata en forma de U alrededor del tórax y abdomen del animal, pasando los
extremos de la cuerda por la U a la altura de la línea para vertebral, haciendo
presión en la columna vertebral al tensar los extremos de la cuerda.

Método de Rueff. Muy útil en vacunos con cuernos. Se efectúa un nudo


en los cuernos y, desde ahí, se hacen tres vueltas de cuerda, una a la altura del
cuello, otra en el pecho y otra en el vientre; (si el individuo no tuviera cuernos, la
primera vuelta se realizaría alrededor del cuello). Con la asistencia de dos
auxiliares, se procede a dar un tirón hacia caudal, un ayudante por cada uno de
los dos cabos.
SUJECIÓN EN OVINOS.

 Sujeción psicológica. Es uno de los mejores métodos, pero depende de


un conocimiento perfecto de los patrones de conducta del animal. Se basa
en dar órdenes mediante la voz y el trato; lo ejerce el propietario o
cuidador.
 Disminución sensorial. Disminuir la percepción del animal tapando los
ojos o los oídos, para que no nos vea aproximarnos a algunas zonas. Pero
algunos animales se ponen más nerviosos.
 Mangas, potros y jaulas. Cajones donde se introduce al animal para que
quede inmovilizado, con barras de protección laterales. En pequeños
animales se usan jaulas especiales de contención, sobre todo para gatos,
que tienen paredes móviles.
 Sujeción física. Empleo de la fuerza física ayudándonos de aparatos,
cuerdas, etc. Siempre que podemos usaremos el más simple porque
además de poner en defensa al animal, podemos provocar dolor y alterar
sus constantes. Depende de la rebeldía del animal, duración del acto e
intensidad del dolor. A veces los propietarios son reacios a usar estos
métodos, pero pueden ser necesarios.
SUJECIÓN EN PORCINOS.

En la inmovilización de los cerdos, los medios varían en relación con múltiples


factores y condiciones: edad, sexo, intervención a realizar, región del cuerpo del
animal en la que se efectúa, duración de la misma, dolor que con ella se
ocasiona, etcétera. Sujeción de cerdos de cierto peso. Para sujetar de pie a
cerdos que han alcanzado ya bastante desarrollo y peso, con el fin de llevar a
cabo exámenes clínicos e intervenciones de poca importancia (inyecciones) se
pueden usar los métodos siguientes:

Primero
Un ayudante sujeta la cabeza por las orejas haciendo presión hacia el suelo,
mientras otro lo hace por el rabo y hacia arriba para levantar unos centímetros el
tercio posterior, con lo cual el cerdo pierde sus puntos de apoyo y propulsión
traseros.
Segundo
Se puede utilizar un torcedor de labios que se sitúa detrás de los colmillos, o
mejor en torno a las dos mandíbulas, el cual se coloca mientras el cerdo come
cualquier alimento sólido (granos), quedando sujeto el animal rápidamente.
El torcedor de labios puede tener dos asas de diferente medida, una para cerdos
grandes y otra que se usa en los pequeños. Los cerdos se inmovilizan también
de pie con un lazo corredizo de cuerda, fijado a la mandíbula superior, cuyo caba
libre se hace pasar a través de una anilla sujeta al suelo, para impedir que el
animal se siente.
SUJECIÓN DE CONEJOS Y CUYES

Los conejos son muy dóciles, que fácilmente permiten la manipulación, pero son
también animales nerviosos, si no las sujetas con seguridad y técnica adecuada,
pueden responder de manera violenta. El conejo nunca debe sujetarse de las
orejas pues al hacerlo y tener que soportar únicamente de este punto todo el
peso de su cuerpo, el animal ejecuta movimientos bruscos, mismos que pueden
provocarle fracturas en columna vertebral, lesiones auditivas y hasta desnuca
miento

Los conejos poseen una piel elástica a nivel dorsal y de ella puedes valerte para
sujetarlo. Sujétalo de la piel del dorso a nivel de la espalda, debes tomar
suficiente piel utilizando toda la mano, técnica adecuada para conejos de uno a
dos y medio kg. No es conveniente que ejecutes esta técnica de sujeción
utilizando la piel dorsal del cuello, pues el conejo se siente inseguro porque su
cuerpo está desbalanceado y puede arañarte con sus miembros posteriores.
IV. CONCLUSIONES

 Se conoció los métodos de sujeción y se tomó conciencia de su importancia dentro


del manejo y crianza de animales domésticos.
 Se aprendió que para diferente animal hay un método de nudo, coherencia y
método.
 Gracias a la sujeción hay muchos accidentes que se evitan ya sea para el animal y
para la persona quien los revisa.
V. RECOMENDACIÓN

 Se recomienda tener cuidado y tener conocimiento antes de realizar cualquier


sujeción para evitar daños.
 Tener consideración de los animales preñados antes de la sujeción.
 El que ejecuta la sujeción tener siempre una salida de escapatoria.
 Realizar todos los pasos de la sujeción con mucha responsabilidad.
 No confiarse de los animales por más manso que se vean.
BIBLIOGRAFÍA

http://www.archivos.ujat.mx/dacbiol/docencia/lineamientos/manejo_animales.pdf
http://www.bio-nica.info/biblioteca/Rimbaud2005f.pdf
http://www.intermedica.com.ar/media/mconnect_uploadfiles/r/i/ripa_-_sujecion.pdf
http://www.mapama.gob.es/ministerio/pags/biblioteca/hojas/hd_1954_05.pdf
http://www.buenastareas.com/ensayos/Metodos-De-Sujecion-De-Animales-
Domesticos/1529253.html