Está en la página 1de 10

" Siete costumbres tiene el sabio opuestas a las del necio:

No habla ante su superior en años o en ciencia.


No interrumpe la palabra de otros.
No está impaciente por contestar.
Pregunta y responde a su tiempo y sazón.
Guarda orden en sus discursos.
Si no comprende las cosas, lo declara llanamente
Se doblega ante la verdad"

El talmud

CAPITULO SEGUNDO

1.- ANÉCDOTAS SOBRE LA GRAFOLOGÍA.

La grafología indaga o establece el carácter de una persona al través de su


escritura. Es tan importante que diversos autores se han dedicado a su estudio desde
épocas remotas. A continuación se presenta primero una sinopsis de los diversos enfoques
que ha tenido esta disciplina y después, se harán más explícitos los trabajos de cada autor.

El grafólogo suizo Lavatier realizó su estudio sobre la morfopsicología de la


escritura.

El alemán, también grafólogo Henze A. 1850, penetró en el tono humorístico de


la grafología.

La escuela holandesa, creó una nueva tipología denominada "caracteriología",


donde señaló 8 tipos fundamentales.

Sigmund Freud, Psiquiatra austriaco, especialista en psicoanalisis de la


personalidad, estableció correlaciones de la "psicología profunda" en lo relativo al aspecto
sexual, lo cual tiene correlación con la grafología.

El psicólogo Karl Gustavo Jung, establece la dialéctica de la extroversión y de la


introversión de la personalidad, que igualmente tiene correlación con la grafología.

Walter Heger, grafólogo francés, estudia el trazo en particular a partir de


polaridades.

El médico húngaro, Szondi, determinó 16 tendencias que predominan sobre la


conducta humana.

F. Lefébre y Gille, grafólogos franceses, describen y realizan interpretaciones


gráficas completas.

Leone Bourdel, realiza estudios sobre tipologías, haciendo la distinción entre


melódicos, rítmicos y armónicos.

La señora Koechlin, estudia la apreciación psicografológica.

El doctor Paphal, a partir de la fisiología del trazo distinguió cinco grados de


presión en la escritura.
Profesor Heiss de Friburgo, Alemania, abordó el problema de la escritura desde
el punto de vista del ritmo considerado bajo el triple aspecto de la forma, el movimiento y la
distribución.

Roda Wieser, socióloga alemana, examinó el trazo a través de su ritmo básico


donde se muestran las disposiciones "altruistas" y las "egoístas" que según la autora
conducen a la delincuencia.

M. N. Bunker, fue una de las primeras grafólogas norteamericanas, quien


recopiló el análisis de la escritura más antigua que se conserva en la actualidad.

No debe pasar inadvertido que el filósofo griego Aristóteles (384-322 a. c.)


señaló que pensamiento y personalidad, se reflejan en la escritura de una persona.

También el erudito y médico italiano Camilo Baldi, en su libro titulado: "Tratado


sobre un método para reconocer la naturaleza y calidad de un escritor a partir de sus letras"
(1662); suscitó un interés considerable entre las clases cultas de ésa época. Pero tardó
mucho tiempo en expandir tales conocimientos ya que eran muy escasas las personas que
sabían leer y escribir.14

Es el Padre Michon (1806-1881) quien le da nombre y funda la primera revista


de Grafología. "Su obra es admirable y para nosotros capital, ya que determina todas las
investigaciones posteriores. Pero, su trabajo fue arduo, más en extensión, que en
profundidad. Fue su obra, la de pionero en todos los sentidos. Aunque releyendo su revista
se ve cómo más de una vez vislumbró una grafología mejor, se hallaba esclavizado por las
pretendidas leyes expuestas en sus obras."15

Es, Crepieux- Jamín, quien elabora un genial inventario didáctico (resultado de


cuarenta años de trabajo) el que trasciende la intuición y el arte que tiene la grafología, para
basarse en una grafología aplicada, donde abundan las definiciones estructuradas; su
clasificación se contiene de 175 especies, y siete géneros. "indagar las causas de los signos:
ésta es la única clave científica de su posible significado, nos dice y repite Crepieux-
Jamín..." 16 Por ello, es bien merecido, que se le reconozca como el grafólogo que más ha
hecho para aunar el arte y la ciencia grafológica, sin sacrificar el uno o la otra, antes al
contrario.

Al final de su exposición (La Grafología es una ciencia y un arte) Crepieux-


Jamín sostenía: "Siempre, en un análisis grafológico, mucho pesarán el talento y la gracia del
grafólogo, y la decisiva capacidad de intuir expresiones y abarcar conjuntos, parece un don
innato en unos, y casi imposible de desarrollar en otros." 17

Lo anteriormente señalado por este experto en la materia, es la honestidad


consigo mismo, sin duda, uno de los cimientos de cualquiera que trate de adentrarse al
ámbito de la Grafología y, es mucho más adecuado, sincero y honesto, decir: no sé, que dar
una interpretación que tenga un trágico final para "el interesado", por haber "entendido" algo
que no es cierto; por ejemplo: decir que alguien tiene algún tipo de enfermedad "sexual" o
"patológica"; cuando en realidad; sólo está pasando por circunstancias muy deprimentes que
se expresan en su escritura en el momento en que se le realiza el estudio respectivo, y, por
consecuencia; su manera de comportarse con los demás se debe a dichas causas o
circunstancias que se expresan en el citado plano sexual. Esto me recuerda la muestra de
escritura de un recluso, que ante la adversidad en que se hallaba - porque estaba recluido -
por medio de su escritura expresaba angustia, depresión, e impotencia de verse encarcelado
y no obtener su libertad.
Podríamos hacer una lista interminable de todos aquellos que han dedicado
muchas horas de su vida al estudio de la Grafología, pero la mayoría de dichos estudiosos
coincide en sus conclusiones, en que la grafología es similar a un "TEST PROYECTIVO"18 ;
En otras palabras, una prueba psicológica donde puede evidenciarse en el individuo su forma
de ser, de pensar, de sentir, a pesar de que trate de ocultarlo por todos los medios; pues es
un hecho, que no sólo lo que se puede ver físicamente existe, y eso es obvio; como el cuerpo
de cada persona, su cara, sus manos, etc.; hay muchas cosas que no están en el exterior de
las personas, y son esenciales en su comportamiento.

CASEWIT W. CURTIS de origen norteamericano experto grafólogo formado en


Europa, sostiene que en diversos estudios realizados empleando la
Grafología, el análisis de la escritura es equiparable a muchas otras técnicas proyectivas de
valoración de la personalidad actualmente en uso, y de hecho tiene claras ventajas con
respecto a la mayoría de los demás test clínicos19.

Juan Francisco Champollion, arqueólogo Francés, fue el primero que descifró


los jeroglíficos del antiguo Egipto, mencionó el más antiguo fraude de que se tenga noticia,
precisando que en los jeroglíficos y murales egipcios, se descubrieron modificaciones
realizadas por los reyes de ésa época, para justificar que no habían sido derrotados, y ello
fue así, mediante ramajes y otras alteraciones, donde finalmente hacían aparecer la
apropiación de las glorias de guerra, erigiendo los monumentos conmemorativos de la
primera victoria.

En Francia, un acontecimiento sin duda relevante, en los comienzos de la


pericia, fue la audaz falsificación de la firma de Carlos IX, en un documento en que el
soberano abdicaba del trono de Francia. Para el examen de ese documento fueron
comisionados jurídicamente, por su saber y competencia, los más eminentes hombres de la
época. Dio lugar a la fundación, al año siguiente (1570), de la "COMUNIDAD DE
ESCRITORES EXPERTOS VERIFICADORES", cuyos componentes tuvieron, durante varios
años, el reconocimiento y la mayor consideración oficial al determinar la burda falsificación
de la mencionada firma.

En Inglaterra, a la infortunada reina de Escocia se le atribuyó la autoría de varias


misivas dirigidas a Bothwell, antes de la muerte de Darnley. Si las mismas fuesen auténticas,
se podría deducir que María Estuardo estuvo implicada en el asesinato de Darnley. María
Estuardo fue condenada a muerte a causa de las palabras insertas en la posdata de una de
ellas. No obstante, siempre negó la autoría de esas escrituras. La pericia, ordenada por los
comisarios, concluyó en la autenticidad, basada en indicaciones vagas, relativas a la
ortografía, a la composición y a las formas generales de las piezas. "Nada podía haber más
precario..." 20 para llegar a tal conclusión, totalmente absurda, sin bases científicas. No en
balde, se le denominó, en ésa época a la pericia, también: "EMPIRISMO ROMÁNTICO" 21

Ya en tiempos más actuales, Curtis W. Casewit, en su obra: "Grafología


Práctica", hace referencia a lo determinante que puede ser la aplicación de la grafología en el
ámbito político jurídico, como lo fue el caso de la muerte de JOHN FITZGERALD KENNEDY
(EXPRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMÉRICA, EN EL AÑO DE
1961); donde las pruebas por las que pudieron dar con los asesinos Sirhan Sirhan y Lee
Harvey Oswald, fueron precisamente, con una muestra de escritura que sirvieron como
pruebas condenatorias; en dicho asunto, el citado autor menciona: "Según un antiguo
funcionario de la CIA (Central Intillegence Agency) que emplea grafólogos afirmó, que si
veían la escritura de una persona no era posible equivocarse respecto de ella. Los métodos
de la CIA pueden obtener maravillas con una simple muestra de escritura." 22

La Grafología propiamente dicha, aparece exactamente en el siglo XVII por la


invención de la imprenta. Al tener acceso a diversas lecturas y análisis de las escrituras se
crea el sentido grafológico, es decir, un sentido comparativo. En ése aspecto, la incipiente
Documentoscopía de aquella época, buscaba ser reconocida científicamente - siendo dichas
disciplinas relativamente modernas - en comparación a otras ciencias- han pasado por
diversas fases, que son:
El empirismo romántico.- Donde el objetivo principal era el causar admiración,
no el de convencer. Desafortunadamente esa manera de utilizar a la Grafología como
"mágica" y sólo para "apantallar" se debe el que aún en la actualidad existan personas que
se muestran renuentes a creer que sea una ciencia, considerándola como "un arte
adivinatorio"; siendo una disciplina que se vale de instrumentos precisos, como lo son
plantillas grafométricas, lupas de variadas graduaciones, empleo de computadora y
programas exclusivos que permiten aumentar la imagen hasta 600 veces su tamaño original
como lo es el scanner, microscopio, etc., todo tendiente al estudio y análisis de los
documentos cuestionados, además de los conocimientos individuales de quienes la
empleamos como fuente de trabajo cotidiano.

El empirismo científico.- Aquí, emplean las viejas nociones apriorísticas, vestidas


de moderno lenguaje técnico-científico, que, por no tener fundamentos lógicos, incluso, les
denominaban en ésa época, por el año 1370, chavoes: como moneda insignificante. Sin que
en el fondo se modificara sustancialmente el manejo que se venía dando a la función de
"experto" en grafología o documentoscopía; por lo que continuaba prevaleciendo el "blof", y
el "deslumbramiento" para ser el centro de atención, aunque sin bases científicas,
empleando un lenguaje más "elegante" pero, "vacío", carente de estudios minuciosos o
metodología idónea.

En la actualidad, algunas personas "tratando de quedar bien con su cliente" y


"lucirse" realizan un dictamen pericial, que sólo ellos entienden; olvidándose de la naturaleza
elemental de la función del perito, quien debe agilizar con su información el proceso judicial
del que se trate, utilizando un lenguaje sencillo y lógico que le sirva a la autoridad para llegar
a la verdad; ya que estaríamos en el absurdo de que se tendría que "nombrar" a otro "perito
traductor del peritaje" para saber qué dijo el primero; lo cual estaría fuera de toda lógica, lo
que en nada le serviría a la autoridad para dictar su sentencia.

La sinceridad técnico científica.- Es iniciada en Brasil hacia 1940, donde se


consiguen galardones científicos, por la aplicación de diversas disciplinas en el análisis de la
escritura. Desde 1921 a la fecha, se emplean los rayos ultravioleta, la fotografía al infrarrojo,
aparatos para iluminación con luz polarizada, microscopios modernos, fotografías en colores
y en miniatura y su amplificación, plantillas grafométricas, lupas, scanner, etc.

LA PERICIA DE DOCUMENTOS SE RIGE POR NORMAS CIENTÍFICAS. En lo


relativo a la documentoscopía, ésta no sólo alcanzó al falsificador, como lo destacó el gran
jurisconsulto americano Wigmore; ahora procura sobrepasarlo, preconizando normas y
cautelas destinadas a dificultar y algunas veces a impedir el éxito del fraude. Se preocupa en
prevenir y no sólo en investigar.23
2.- EL TRABAJO DE GABINETE.

Hacer alusión al trabajo de gabinete del perito, es remitirnos un poco, al espacio


donde transcurre gran parte de su tiempo; el Tribunal Superior de Justicia del Distrito
Federal, ese edificio que guarda una interesante historia a saber: "Desde 1868, siendo
Presidente de la República, el Licenciado Benito Juárez, el Tribunal Superior de Justicia del
Distrito y Territorios Federales, desempeñó sus funciones en los edificios números 100 y 104
de las calles de Donceles - antes Cordobanes - estos edificios, que se ubicaban en el Centro
de la Ciudad de México, Distrito Federal: de viejo abolengo, fueron ocupados durante casi un
siglo."24, guardando en estos sitios, un cúmulo de narraciones de gran interés.

"El Tribunal Superior de Justicia en el Distrito Federal, fue creado por la "Ley de
Administración de Justicia y Orgánica de los Tribunales de la Nación, del Distrito y Territorios"
promulgada el 23 de noviembre de 1855, siendo Presidente interino de la República el
General Juan Alvarez y Ministro de Justicia el Licenciado Benito Juárez."25

Es hacia el año de 1964, que el Presidente de la República Adolfo López Mateos


en atención a una propuesta del Lic. Julio Sánchez Vargas (Magistrado, nombrado como
Presidente del Tribunal en aquella época) manda construir las dos torres principales (Norte y
Sur), en los terrenos denominados: de las indianillas (hoy Niños Héroes) y es inaugurada
solemnemente en el suntuoso Salón de Plenos, con asistencia de todos los C. Magistrados,
con toga y birrete, el 20 de octubre de 1964.

En nuestra sociedad - como en muchas otras - la labor que requiere realizar el


Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, Organo Institucional encargado de la
administración de justicia en Distrito Federal, es inmensurable, dado el número de juicios que
se efectúan día a día y los que se van acumulando que no pueden tener una solución final
hasta que no se desahoguen o se dejen de recibir todas las pruebas que haya solicitado
cada una de las partes en un juicio, y entre dichas pruebas, se encuentran las periciales en
Grafoscopía, Grafometría, Documentoscopía, y Dactiloscopía, por lo que el número de casos
atendidos puede considerarse enorme y sería imposible conjuntar en una sola cifra, pues su
trascendencia es más allá de una significación cuantitativa; también atañe al factor
cualitativo.

Derivada de esa inmensa tarea a resolver, el Tribunal Superior de Justicia en el


Distrito Federal, admite mediante concurso, y emite una lista de "Auxiliares de la
Administración de Justicia del Fuero Común del Distrito Federal" que le permite agilizar su
complicada y laboriosa misión, y así tener elementos de convicción y de valoración, para dar
un fallo jurídico a favor de quien demuestre que tiene la razón, con argumentos válidos y
presentados en el tiempo estipulado para ello.

Aquí, se tendría que hacer una reflexión: ¿Sólo los peritos que aparecen en
dichas listas pueden ser considerados "expertos"; "doctos", en la ciencia y/o técnica de que
se trate? Considero que no, en razón de la existencia de peritos independientes, cuya labor
en general es ética, técnica, profesional y científica, quienes deben cubrir los requisitos
mínimos antes mencionados para emitir una opinión en el arte o ciencia de la que es perito.

Pero como se dijo con anterioridad, la carga de trabajo es gigantesca, y por ello,
no es adecuado que existan 516 personas (hasta 1996) que fungen como "Auxiliares de la
Administración de Justicia del Fuero Común del Distrito Federal" o comúnmente llamadas:
"peritos" en diversas áreas del saber humano y que, sólo 45 estén contemplados dentro la
Caligrafía, Grafoscopía, Grafometría, Documentoscopía y Dactiloscopía. 26
Siendo relevante el que haya sólo 3 peritos en Grafometría, 1 en Caligrafía y
ninguno en grafología. Teniendo que remitirnos a las definiciones de éstas áreas técnico
científicas, para entender el motivo.

DEFINICIONES:

GRAFOMETRÍA. Es una rama de la Grafología y la Criminalística, donde se


mide y pondera cada trazo escrito dentro del conjunto de normas de tipo estadístico, emplea
el sistema gráfico, realizando el estudio del trazo de cada línea, teniendo como unidad de
medida el centígrado o decimilímetro, el cual puede medir: longitud, grosor, ángulo de
inclinación, etc., Es un sistema que se emplea para descubrir falsificaciones por imitación o
disimulo, tomando en cuenta que ninguna firma se elabora en forma idéntica; dicho estudio
consiste en el auxilio de las ciencias exactas como las matemáticas y la geometría, pues
tanto las firmas, como las letras, son figuras geométricas, cuyos ejes interlineales son
sumamente sensibles a variaciones, susceptibles de medirse en decimilímetros o en grados.

En lo referente a la Grafometría, de acuerdo con la definición que antecede, es


una técnica científica muy precisa, que requiere de muchas horas de análisis comparativos
entre las palabras, letras, firmas, números, documentos en general con los que tiene que
realizarse el cotejo, por tanto, es más costoso en tiempo, y los honorarios a veces les pueden
parecer gravosos a quienes solicitan esta pericial. Aunque por su misma "precisión" es una
manera de probar convincentemente si existe o no falsificación dentro del documento
cuestionado, siendo evidente el porque sólo existen 3 peritos en ésta área del saber,
conforme a la lista de peritos publicada en el boletín señalado con antelación.

CALIGRAFIA es una rama de la grafología, cuyo antecedente se remonta a los


inicios de la escritura con los denominados "Amanuences" o "Escribas" y de esta
especialidad aparecen los llamados "calígrafos", que como ya quedó puntualizado, fueron
personas que aprendían la técnica de escribir con belleza , desarrollando dicha escritura con
gran destreza y elegancia.

Actualmente, la pericial en "caligrafía" se ha enfocado desde el punto de vista


judicial, e incorrectamente se ha ofrecido como prueba pericial para supuestamente
determinar la autoría de una firma, lo que no es correcto, ya que el citado término se emplea
por el desconocimiento del estudiante o Licenciado en Derecho, utilizando dicho nombre
como uso o costumbre, y es ilegal, en razón de que únicamente con el ofrecimiento de la
citada probanza, se puede señalar si existe, o no, belleza en la escritura y, la secuencia del
trazo al escribir, lo cual no es útil en ninguna pericia judicial, al no poder determinar autoría
en una firma impugnada, considerando que ése es el motivo de que sólo haya un perito
calígrafo listado en el boletín judicial editado por el Tribunal Superior de Justicia del Distrito
Federal, en el año de 1995.

LA GRAFOLOGÍA es la ciencia que se incluye dentro de la Psicología (en


cuanto a la interpretación de la escritura) y la Criminalística (por estar inserto en un orden
jurídico que estudia tanto si existe delito, como a quienes intervinieron en éste), y en la
materia familiar, a fin de descubrir la personalidad de los consortes, si son agresivos o no,
responsables o irresponsables, cariñosos con sus hijos, padres desobligados, etc.; por tanto,
la escritura es una suma de gestos gráficos o constantes gráficas, las cuales son emanadas
del cerebro, por lo que el trazo es totalmente individualizado.

La GRAFOLOGÍA es la ciencia que estudia las reacciones anímicas, las causas


y consecuencias sobre el carácter a través de la escritura. EL grafólogo alemán Ludwing
Klages, la llamó la ciencia del movimiento gráfico y sus condiciones. Dicho autor consideró la
muestra de escritura como un todo integrado denominándolo "formmiveau" o FN, que
significa: nivel de forma, es decir, la calidad de escritura global. Por medio de la Grafología se
pueden descubrir rasgos de personalidad del autor, su temperamento, carácter y también su
sexualidad.

Aquí, conforme a la definición que antecede, nos percatamos que para ser perito
en Grafología, el objeto de estudio es el todo de la psicología de la escritura, no sólo en parte
como lo hacen: la Grafometría (medir), y la Grafoscopía (determinar autoría). En ese sentido,
la Grafología estaría comparada con la Documentoscopía ya que ésta realiza el estudio de
todo el documento cuestionado; mientras que la Grafología estudia la personalidad del
escribiente.

En la Grafología, se estudia al hombre o mujer como un todo, un universo,


donde todas sus potencialidades, tendencias psicológicas, motrices, físicas (como lo es el
gesto gráfico a la hora de escribir) conforman un "cuerpo" denominado "INDIVIDUO", cuyas
características gráficas no se repiten.

En este sentido, la grafología ofrece un panorama tan amplio, que puede


utilizarse en auxilio al administrador de justicia para descubrir la personalidad del individuo
por medio de la escritura, y además en el área de recursos humanos para la selección de
personal, o bien, como orientador vocacional para guiar sobre aptitudes y preferencias en la
elección de una carrera profesional; lo mismo que en un dictamen judicial que en materia
penal sería entre victima-victimario, y en materia familiar entre padres, hijos y familiares; lo
mismo que para conocer sus tendencias sexuales. Precisamente porque se manifiesta
completamente la forma de ser, de pensar, de sentir, y de actuar del individuo al dejar en su
escritura plasmada su "huella gráfica" o historia personal, que por medio de la escritura no
puede ocultar.

Más aún, si se quisiera conocer situaciones específicas de una persona y se


tuvieran escritos autógrafos, legibles y originales desde sus primeros años en la escuela,
hasta la actualidad, se podría realizar un estudio denominado: historial gráfico de dicha
persona, con todos los altibajos propios de su evolución y de las circunstancias que le
afectaron en determinado momento.

Cuando esas circunstancias afectan el ánimo o comportamiento social del


individuo, al grado de considerar que sus problemas no sólo le afectan a él sino a sus
familiares, puede recurrirse, si lo desea, con un grafoterapeuta.

En este tipo de estudio el perito en GRAFOTERAPIA O


GRAFOPSICOTERAPIA27 puede hacer que su paciente, modifique su comportamiento el
cual se verá reflejado por medio de una escritura diferente a la que empleó originalmente.

La información antes descrita, es hoy en día accesible gracias a los medios de


comunicación masiva y el Internet, cuyos alcances técnicos apenas empezamos a vislumbrar
en nuestro país. En España, Argentina, Francia, Estados Unidos de América , Suiza,
Alemania, y Brasil, entre muchos otros, este tipo de actividades ha alcanzado ya una
enorme aceptación y aplicación, por lo que es usada en asuntos de toda índole, tratando
inclusive de esclarecer problemas que tienen que ver con la personalidad de un individuo
acusado de un delito, donde mediante el estudio de su escritura, sale al descubierto en
cuanto a su conducta, estableciendo su forma de ser, sus preferencias desde el punto de
vista sexual, su grado de agresividad o pasividad, depresión, alegría, etc., técnica infalible
para dar con los presuntos culpables; o bien en los asuntos del orden familiar, establecer
también el comportamiento de la persona; y en el ámbito laboral, para su posible
contratación.

Lo anterior, en contraste con la pericial en psicología, de donde el psicólogo al


través de los diversos test, obtiene cierta información del sujeto de carácter subjetivo que
depende de los datos que quiera proporcionar el entrevistado; independientemente de que
puede advertir evasivas, ocultamiento de hechos, inclusive el citado profesionista requiere de
la existencia de buena disposición en la entrevista para llegar a determinadas conclusiones, y
a diferencia de la grafología, el sujeto a estudio, no sabe como puede ser descubierto en lo
relativo a su personalidad.

Por todo lo anteriormente relatado, es evidente que los datos que aporta el
perito, son de gran relevancia para apreciar las circunstancias -que por su naturaleza
compete al juzgador valorar- y, el experto puede, por su conocimiento en ésa área en
específico, aclarar y señalar los puntos en controversia que le son solicitados; y, siendo como
lo es, una prueba que se encuentra contemplada en nuestra legislación, por tanto, es legal,
admisible, y científica, puesto que se basa en estudios pormenorizados con apoyo en equipo
de informática: computadora, impresora blanco y negro; a color, scanner, lupas, cámara
fotográfica, y demás elementos, que finalmente ayudan al juzgador en su compleja tarea de
administrar justicia.

Un obstáculo que encuentra el perito en Grafología al realizar su trabajo es que,


éste resulta subjetivo, puesto que consiste en reflexiones, observaciones reiteradas, y desde
luego, la búsqueda deliberada de todos los elementos que lo lleven a una convicción humana
que pueda sustentar por medio de teorías y técnicas en su dictamen, considerando algunas
personas que su trabajo es "muy fácil".

Esto en parte tiene su razón por el número creciente de individuos que toman un
"curso inicial" de Grafoscopía, que tiene una duración de 20 horas y, por exhibir dicha
constancia, se ostentan como "expertos"; cuando esa circunstancia esta muy distante de ser
veraz; ya que la experiencia, los ejercicios constantes, los innumerables ensayos, etc., para
llegar a una discriminación respecto de una firma (por ejemplo), es lo que le da la investidura
de perito en determinado ámbito, en suma, se requiere dedicación, agrado, ética y estudio
por parte del grafóscopo.
3.- EL PAGO DE HONORARIOS.

En la práctica cotidiana, el perito tiene la obligación de por ley, el de conocer el


asunto sobre el que va a versar su dictamen, y todos sus pormenores, y, a veces, hay
personas que "consideran" que el pago de honorarios le da la facultad de exigir "que el
dictamen se elabore a su favor", sin entender que: no existe cantidad alguna, por enorme que
ésta pueda parecer a quien cubre los honorarios... que compre la honorabilidad, prestigio,
responsabilidad y el respeto que cada cual se debe; dado que el perito que se precie de ser
honesto, cabal y cuyos principios morales sean su filosofía personal en la vida, quien deba
estar alejado de este tipo de conductas inapropiadas.

La convicción humana de hacer su trabajo lo mejor posible, a sabiendas de que


puede equivocarse: como cualquier ser humano; pero nunca con la intención o interés
premeditado de hacerlo.

En lo particular, considero apasionante el trabajo que desempeña el perito


Grafólogo en cualquier nivel de investigación que se le ubique, independientemente de ser
muy laboriosa y profesional su intervención en los asuntos que se le designa, ya que, sin
conocer a las personas involucradas en los diversos asuntos, el poder determinar las
características gráficas que posee un individuo para señalar cuál es el tipo de personalidad
que posee es: todo una suceso que plantea nuevos caminos, nuevos retos para el experto
por la gran varidad de escrituras que existen.

Al respecto, el fundador de la grafologia, Crepieux Jamín, en su obra


denominada "ABC de la Graphologie" señala que la diversidad de escrituras es algo
prodigioso: "Se ha demostrado (Les bases fondamentales de la Graphologie et de l'expertise
en escriture, p. 22), que sobrepasa cuanto podamos imaginar. El trazado de un solo palote
(todo trazo que fluye en sentido descendente) permite nada menos que 8.549 millones de
variaciones. Para las 62 letras y cifras de nuestro alfabeto obtenemos la cantidad de: un 1
seguido de mil setecientos ceros"28

Si ubicamos al perito grafólogo ante tal cantidad de posibilidades que tiene que
estudiar y desechar, para poder afirmar un hecho, sólo de imaginar el cúmulo de información
que requiere para su investigación y toda la que deja de lado por no ser indispensable; es de
suponer, el número cuantioso de horas que se lleva frente a sus lupas, lentes de todo tipo,
microscopio, computadora, Scanner y programas específicos a su quehacer, así como todos
los utensilios que usa, además del tiempo que requiere hacer "sus borradores" y dar paso a
su opinión final: su dictamen. Claro está, esta titánica labor la realizan quienes se alejan de
"improvisaciones" o "magia" para elaborar una cabal investigación.

En el caso del perito grafóscopo, otra actividad (que puede realizar el grafólogo)
en la que se tiene que invertir tiempo y dinero, emplear fotografías, amplificaciones y todo
tipo de material que pueda hacer más objetiva y concreta su labor, sin que en innumerables
ocasiones se le de la valía que tiene a su investigación desde el momento mismo de la
aceptación de su cargo, hasta emisión y ratificación de su dictamen, con el que concluye su
trabajo.

Por eso, considero justa la retribución al perito en el pago oportuno de


honorarios, dado que en innumerables ocasiones, una vez realizada toda la secuencia de
acciones antes descritas, existen personas que no reconocen la labor del perito, y evadan
cubrir sus honorarios, que insisto, son el tiempo, esfuerzo, gastos de transporte, fotografías,
amplificaciones y, por si fuera poco, esa preocupación constante del perito por entregar su
trabajo en el término señalado por la ley.
Como es notorio, la labor que desempeña el perito en grafología, quien también
puede desempeñarse como perito en grafoscopía, son actividades que requieren de un
bagaje de conocimientos previos, que le permite tener claridad en la problemática que se le
plantea, y estar en posibilidad de rendir un dictamen pericial con el profesionalismo
requerido, pues en muchos casos, éstos se realizan de manera improvisada, sin los
conocimientos mínimos en la rama, o bien, con muchos rebuscamientos, sin precisarse de
manera transparente, que verdaderamente le sirva al juzgador para su debida valoración, y
que sea de utilidad al interesado como una forma de acreditar un hecho planteado en el
dictamen.

El Grafólogo no está exento de riesgos, como toda actividad que realiza el ser
humano, por lo que es conveniente señalar que la capacidad de observar, exige aprendizaje
y ejercicio constante, y muy especialmente el uso de tantos métodos y/o técnicas que sean
necesarios (como guía; camino a seguir, o un modo de aproximación) que le permita llegar a
una conclusión congruente con los elementos que se han analizado; además del ingrediente
del talento de quien realiza el trabajo; también, el grafólogo debe tener los conocimientos
mínimos de Derecho en lo inherente al ámbito forense para el desarrollo de su pericial.
(Conceptos de perito, términos judiciales para la aceptación y protesta del cargo, y rendición
de un dictamen; el carácter colegiado de la prueba pericial.)

Por lo anteriormente señalado, podemos considerar al perito grafólogo (también


grafóscopo) como un científico que va más allá de las simples apariencias. Trata de conocer,
comprender y explicar los hechos, exigiendo una constante confrontación con la realidad,
produciéndose así un estilo autocorrectivo y progresivo; es autocorrectivo en cuanto que va
rechazando, corrigiendo o ajustando las propias conclusiones en la medida en que nuevos
datos demuestran algún error u omisión. Es progresivo, ya que, al ir realizando su estudio,
en principio, no toma sus conclusiones preliminares como infalibles o finales, está abierto a
nuevos aportes y a la utilización de nuevos procedimientos, y de nuevas técnicas;
concluyendo finalmente con un dictamen profesional.

Las formulaciones que emplea el grafólogo, son de tipo general, y sus


enunciados son universales y expresan el comportamiento o relación que guardan
determinados fenómenos de una manera regular e invariable como lo es el denominado:
gesto gráfico, estilo, automatismo, peculiaridad o personalidad de quien realiza determinados
trazos gráficos, y que reitero, la autora del presente libro denomino: "Identificación personal
grafoscópica".

Debe destacarse que nunca el pensar científico se reduce a un orden


cronológico de operaciones concretas. Por tanto, el uso de métodos, técnicas y
procedimientos no exime de errores a un perito, pues no son infalibles, ni autosuficientes. Se
requiere del talento, conocimiento, experiencia y honestidad de quien realiza el trabajo, para
conjuntar los elementos que permitan llegar a una convicción humana, con las limitantes
inherentes a toda persona, según su propia biografía, poniendo siempre por encima de toda
circunstancia su ética profesional.