Está en la página 1de 16

INTRODUCCIÓN:

El origen del cristianismo durante los cinco primeros siglos de nuestra era en la que
dominaba el imperio romano frente a una serie de acontecimientos produjo el nacimiento
de un arte y una estética nuevos con los que se originó la arquitectura paleocristiana,
hecha por y para los cristianos por lo que se producen las primeras manifestaciones
artísticas de los primitivos cristianos o paleocristianos, recibiendo un gran influjo del arte
romano en la arquitectura creada principalmente como una necesidad para la
construcción de estructuras propias para el cristianismo, aunque se desarrolló con
incertidumbre en un principio, por causas que continuación se explicaran, poco a poco se
fue afianzando hasta convertirse en el puente entre la cultura clásica y la cristiana.

En el siguiente trabajo se presentara el origen, desarrollo, evolución y características de la


arquitectura paleocristiana así conoceremos un fragmento más la arquitectura en el
pasado.
ARQUITECTURA PALEOCRISTIANA

La arquitectura paleocristiana, también llamada arquitectura cristiana primitiva, se


entiende como la que se realizó entre finales del siglo III hasta el siglo VI en los territorios
del Imperio romano y nacida principalmente como una necesidad para la construcción de
estructuras propias para la religión cristiana.

Aunque se originó en Siria y Egipto pasó rápidamente a Occidente y fue en Roma como
centro de la cristiandad, donde se produjeron las primeras manifestaciones de
monumentos de arquitectura.

HISTORIA:

Origen del cristianismo

En el siglo posterior a la muerte de


Cristo y resurrección sus
seguidores decidieron emprender el
mandato divino que les
encomendó, el de predicar su
palabra y llevar las buenas nuevas
a todos los pueblos y naciones, fue
así que comenzaron entre un
pequeño número de judíos
inaugurando una nueva doctrina de
creer en un solo Dios todo poderos
todo esto era fenómenos
totalmente nuevos.
Persecución de los cristianos

En una ciudad gobernada por los romanos, lugar de intensa actividad religiosa. Roma,
acabó por no aceptar el cristianismo debido a las diferencias entre cristianos y paganos.
El monoteísmo, el rechazo hacia otras creencias y su negativa a rendir culto a sus dioses
y emperadores fueron las principales causas. Al principio se permitió su propagación por
no suponer ningún riesgo para la integridad del Imperio, pero Nerón comenzó la primera
persecución que sufrirían los cristianos entre los siglos I y IV, que continuo
fundamentalmente bajo los emperadores Nerón, Domiciano, Trajano, Marco Aurelio,
Septimio Severo, Maximino Tracio, Decio, Valeriano, Aureliano y Diocleciano.

Las persecuciones romanas constituían una serie de medidas destinadas extirparlo


radicalmente del Imperio. Dichas persecuciones llevaron a innumerables cristianos –los
mártires- entre ellos el propio San Pedro en el año 64 d.C. a la muerte por confesar su fe.
Estableciendo al cristianismo como una religión ilegal y los fieles pagaban con sus vidas,
los romanos empiezan a asesinar cristianos por negarse ante los dioses romanos pese a
esto el cristianismo creció y el movimiento llego hasta el Asia menor Grecia y Roma
capital del imperio por todas partes surgen comunidades cristianas que a causa de ser
perseguidos realizan sus cultos en la clandestinidad, al margen de la ley y perseguidos
por los romanos.

Pese a todo esto los cristianos necesitaban


lugares para realizar sus cultos litúrgicos, es
entonces cuando apenas puede hablarse de
una arquitectura cristiana primitiva que se
da en esta etapa debido a la persecución
que sufrían los cristianos ya que no
contaban con medios económicos
suficientes no tuvieron más opción que
realizar sus reuniones en lugares ocultos
como en casas cedidas por algún romano
acomodado que había sido cristianizado o
apartados de la vista de cualquiera de sus
enemigos como son las famosas
catacumbas o cementerios cristianos
excavados en las afueras de las ciudades
del imperio romano.
DOMUS ECCLESIAE (casas domesticas)

La domus ecclesiae (palabra latina que significa «Asamblea» o «Casa iglesia») era un
edificio privado, adaptado a las necesidades de culto, para los primitivos cristianos en
donde realizaban la celebración del rito cristiano, por tanto son equivalentes a las iglesias
parroquiales, mas no podemos hablar de esto sea una arquitectura propia del Cristianismo,
ya que estos lugares eran casas y propiedades de los romanos. La palabra sola domus era
utilizada para denominar a las casas de los romanos cuando se le aumenta la palabra
ecclesiae se le da otro significado es decir casas destinadas para cultos cristianos.

Muchos funcionarios habían abandonado su puesto en la Administración por pertenecer a


dicha comunidad, otros altos cargos lo mantenían en secreto y un gran número de estos se
mostraban, al menos simpatizantes. , desde luego estaban prohibidas estas
manifestaciones públicas, pero fundamentalmente fue la prudencia de los cristianos y su
deseo de no delatar a los muchos convertidos que lo mantenían en secreto, lo que hizo que
estos actos se mantuvieran en total reserva. Para entonces muchas casas de romanos
acomodados, cristianizados o simpatizantes, ofrecían sus casas como "casas de reunión" y
de prácticas de caridad.

Tituli: con este término también se


llamaban a estas edificaciones, se
conocen como los tituli a casas
privadas que por el nombre de sus
propietarios se ponía en una placa de
mármol en los mencionados edificios.

Aspecto funcional:

Obviamente la función de estas viviendas era alojar


a los propietarios pero como hablamos del
paleocristianismo la función de las domus que
prestaban sus instalaciones a los cristianos era
para sus reuniones litúrgicas. Normalmente se
adaptaba el triclinio (triclinium) que era el comedor,
como sala mayor, para la celebración de sus ritos
religiosos. Estos ritos o ceremonias incluían
oraciones, lectura de pasajes de los Evangelios y
Epístolas así como sermones, Las domus ecclesiae
tenían instalaciones para realizar la eucaristía,
ágapes, bautizos, formación doctrinal, salas de tipo
administrativo.
Esta sala se dividía en dos partes por un arco o una
puerta debido a que los catecúmenos (no
bautizados) no podían ver aunque sí escuchar la
Consagración, así que debían retirarse a la
segunda parte de la estancia (catecumenado).
Todas estas actividades a escondidas de los
romanos enemigos.
Los recintos o domus más importantes que se conservan en la actualidad son el titulus de
san Martino al monti en Roma, Italia. Y el titulus de Dura Europos en Siria.

Titulus de Dura Europos (Siria)

En la población de Dura Europos en Siria se halló


una pequeña villa romana, con barrio cristiano,
agrupado en torno a esta domus, y un barrio judío,
agrupado en torno a una sinagoga. Esta titulus
también está organizada a un patio central y
contaba con dos pisos ya que se ha encontrado
una escalera. Todas las estancias estaban
comunicadas entre sí. Había una gran sala
alargada a la izquierda divido por un muro con una
gran puerta. Con una piscina bautismal.

Es una estancia bastante pequeña en la que se ha encontrado una gran decoración


pictórica con los principales fundamentos del ciclo de salvación cristiano por lo cual se
deduce que fue una de las domus utilizadas por los cristianos.
Titulus de San Martino Ai Monte (Roma)

El nombre del títulus –al menos al principio- no


solía ser el de un santo mártir sino, como en
otras casas, el del fundador o propietario de la
casa, que figuraba encima de la entrada, Así
San Martino ai Monti.
Aparte las particularidades de las
acomodaciones de los lugares internos para el
clero, el guardián, los ornamentos litúrgicos,
etc., eran exclusivamente habilitadas para la
celebración del culto; si bien en cuanto al
aspecto externo no debían distinguirse de las
otras casas de los nobles romanos.

Se trata de un edificio de ladrillo, Tenía dos pisos. El piso inferior cuenta con una gran
sala a la izquierda, destinada a la celebración eucarística, dividida por un arco. Al fondo
hay dos salas, que podrían estar destinadas a la catequesis, y a la derecha una gran sala,
donde posiblemente se reunirían para los ágapes. En esta titulus no había baptisterio ya
que no hay restos arqueológicos de piscina bautismal.

Muchas de las obras son todavía visibles en el sótano: algunos frescos, representados en
la bóveda del techo, con escenas de santos con la Virgen y el Niño; hermosos fragmentos
de mosaicos de azulejos en blanco y negro que datan del siglo III.

La iglesia fue restaurada durante el pontificado de Sergio II y León IV , pero fue en 1636
que el edificio se sometió a una renovación radical gracias a la prior Giovanni Antonio
Filippini , que concedió a la obra del arquitecto Filippo Gagliardi. Los trabajos continuaron
hasta 1667, cuando se erigió la actual fachada, dos grandes órdenes con pilastras y
frontón.
CATACUMBAS

Orígenes: Según teorías del siglo XVIII el origen de las catacumbas eran excavaciones
que habían creado los romanos en el subsuelo de la ciudad para extraer arenas y
materiales de construcción. Cuando se agotaban o se abandonaban estas canteras, los
cristianos las aprovechaban como cementerios añadiéndoles nuevos túneles. Sin
embargo esta teoría ha ido siendo abandonada al realizarse nuevas investigaciones.

En el siglo XIX los científicos lo pusieron en duda y comenzaron a desarrollarse grandes y


serios estudios al respecto. La iniciativa de estos estudios se debió al padre jesuita
Marchi; al cabo del tiempo la hipótesis de los arenales se fue abandonando y se tuvo
definitivamente la certeza de que las catacumbas son obra de
cristianos con la finalidad de enterramiento. Dos argumentos
importantes dieron fin a la controversia:

1. La naturaleza del terreno, en su mayoría roca, era poco


apta para la construcción.

2. Las formas arquitectónicas de la obra no pueden ser


concebidas para otra cosa que no sea enterramientos. El
conocimiento que se tenía de antiguos areneros nada tenía
que ver con estas excavaciones, no son nunca rectilíneos o
verticales, además de que necesitan mucho espacio, pasajes
amplios para maniobrar con las carretas y las bestias. Las
catacumbas por el contrario tienen corredores estrechos y
rectilíneos.

Historia En Roma estaba muy extendida la costumbre de la incineración, y no había


muchos cementerios, por lo que los cristianos se encontraban con un problema al querer
conservar los cuerpos. Fue entonces que Las catacumbas aparecen en la primera mitad
del siglo II d.C., centrándose en la excavación y el reforzamiento de sus estructuras.
Éstas eran cementerios romanos excavados que en un principio, fueron en los jardines de
algunas casas de patricias cristianos, como las de Domitila y Priscila en Roma. Más tarde,
ante el aumento de creyentes, estos cementerios se hicieron insuficientes adquiriendo
terrenos en las afueras de las urbes donde surgen los cementerios públicos fuera de los
muros de la ciudad, ya que la ley romana del Imperio no permitía los entierros dentro de la
zona urbana por motivo religioso y
de higiene en los que se excavan
sucesivos pisos formando las
características catacumbas que
ahora conocemos. Crecen
enormemente en el siglo III por la
gran devoción a las reliquias de los
mártires y alcanzan su máximo
desarrollo en el siglo IV, cuando
terminan las persecuciones.
Etimología: el origen Etimológico de la palabra catacumba es incierto. Algunas fuentes
creen que viene del griego κατά (hacia abajo), y τύμβoς (túmulo); o también de κατά (hacia
abajo) y κυμβή (penetración). Otras dicen que viene del latín cumbo, de un verbo que
combinado con las partículas ad, cum y de, significa yacer, o estar acostado, de ahí que
catacumba signifique "lugar donde se está acostado". Su traducción literal es "agujero",

Definición: Las catacumbas son cementerios subterráneos excavados en el suelo,


donde se efectuaban los enterramientos de los paganos, judíos y primeros cristianos en la
Roma del siglo II.

TERRITORIO: La Catacumbas estaban situadas fuera de los muros de la ciudad,


aunque también se encuentran en otras ciudades, La mayoría de las realizadas en Roma
tuvieron su origen en el siglo II, se encuentran, bajo tierra a lo largo de las grandes vías a
la salida de la ciudad como la Vía Apia, la Vía Ardeatina , la Vía Salaria o de la Vía
Nomentana y constan de un sistema de galerías subterráneas que forman una especie de
laberinto las más numerosas y más extensas son las pertenecientes a Roma con un total
de unas sesenta catacumbas diferentes, cerca de 750.000 tumbas y que ocupan entre
150 a 170 kilómetros de longitud.

.
CARACTERÍSTICAS ARQUITECTÓNICAS

ASPECTO FUNCIONAL

1. ENTERRAMIENTOS

Las catacumbas son por encima de todo,


cementerios. Las múltiples galerías o
corredores que se multiplican en todas ellas
no son sólo para acceder de un lugar a otro
sino que están destinados a ser ellos mismos
un cementerio. Sus paredes están repletas
de nichos donde se disponen los cuerpos en
horizontal por niveles. En algunas hay hasta 12 niveles y en otras tan sólo 3. Todo
depende de la altura de la galería construida además de la solidez de la roca. Los
corredores son largos y estrechos, tan estrechos que malamente pueden caber dos
personas que se crucen. Se cortan los unos a los otros de mil maneras y el resultado es
un verdadero laberinto que puede llegar a ser peligroso si no hay un guía conductor.

Función de sus elementos:

Sistema de pasadizos: eran los estrechos pasadizos por donde se tenía que caminar
para llevar la cadáver a su lugar, eran llamados "ambulacrum" y servían como
conectores de las galerías, estos pasadizos eran uno debajo de otro unidos por estrechos
y escarpados peldaños que descendían hasta cuatro pisos de profundidad, la mayoría
miden unos 2 metros de altura y un metro de ancho.
Escaleras: Puede admitirse como teoría general que las
escaleras primitivas son angostas, de techos altos, y sus paredes
fueron aprovechadas para excavar en ellas nichos y hasta
arcosolios. Sin embargo, muchas de las escaleras realizadas en
las catacumbas a partir del siglo IV tenían por objeto facilitar el
acceso de un grupo numeroso de fieles hasta la tumba de algún
mártir o conjunto de mártires, que gozaron de una mayor
veneración. Por ello, son más
anchas y, en general, más largas,
pues suelen llegar directamente
desde la superficie al cubículo o
lugar de la galería deseados,
atravesando frecuentemente más de
un piso de la catacumba. El
desarrollo de sus peldaños es más
cómodo, de menor pendiente.
También estas escaleras alojan
nichos en sus paredes.

Nichos: En las paredes de los pasadizos se


encontraban los famosos nichos y tenían por
nombre lóculos (del latin loculi o espacio
reducido), se abrían rectangularmente en los
que solo cabía un cadáver, en ellos se
enterraban a los obreros, mujeres, niños,
ancianos.

Arcosolio: Había otro tipo de nichos llamado arcosolio (arcosolium del latín arcus, arco,
y solium, sepulcro, sarcófago) que consistía en un nicho más grande con un arco de
medio punto encima y era destinado para las personas importantes como santos y
mártires o personajes que la comunidad quería resaltar ya que significaba un sitio de
honor, encima de estos se ubicaba una lápida de mármol se ponía horizontalmente, éstas
tumbas se encontraban en un lugares distintos a los lóculos, la parte más ensanchada o
galería con arcosolios, servía de capilla funeraria que reunía a los cadáveres de una sola
familia. Las capillas a menudo estaban decoradas con pinturas murales y esculturas.

Arcosolio de San Sebastian Arcosolio de san Calixto, Roma


A partir del siglo XIII se vuelve a utilizar este tipo de tumbas, situadas ahora en las
paredes de las iglesias. El nicho en el que se introduce el sarcófago tiene ahora forma de
arco ojival o arco apuntado y, posteriormente, con la llegada del Renacimiento, de medio
punto. En cuanto al sarcófago, el bulto se representa en posición orante. En los estilos
góticos flamígero, plateresco, renacentista y manierista el arcosolio se decora con gran
profusión de detalles.

Cátedras: Algunos pasillos terminaban en unos pequeños recintos donde se colocaba


normalmente una mesa, probablemente abatible, y adosado a la pared había un banco
(algunos con una cátedra, probablemente para el presbítero). En estos pequeños recitos
se celebraban los ágapes funerarios y eran llamados "cubiculum". Son asientos con
brazos y respaldo tallados en el mismo material de las paredes de la catacumba, que
aparecen tardíamente en cubículos y galerías.

Cátedra "Cementerium Magnus" Roma

Cubículos: Los cubículos (el término significa "cuartos de dormir") eran pequeñas
piezas, verdaderas tumbas de familia, con capacidad para varios loculi o nichos. El uso de
una tumba de familia no era un privilegio reservado a los ricos. Estaban, con frecuencia,
decorados con frescos que tomaban escenas bíblicas y símbolos cristianos.
Chimeneas y lucernarios: Las chimeneas tuvieron la
función de ventilación y de extracción de materiales. En cambio,
los lucernarios fueron destinados a la iluminación de algún
cubículo, escalera o galería. En general, son todos posteriores a
la paz de la Iglesia, mucho más amplios que las chimeneas, y
poseen algunos nichos e incluso decoración pictórica.

2. EJERCICIO DEL CULTO

Como el Cristianismo era considerado ilegal en el imperio, los cristianos debían ocultarse.
Sus reuniones serían entonces secretas y son famosas las catacumbas de la ciudad de
Roma, donde se dice que los cristianos se reunían, aunque según los testimonios
cristianos conservados, las catacumbas no eran el medio más utilizado para esconderse,
ya que la mayor parte de las reuniones de culto, se haría secretamente en las mismas
casas de los fieles, sin embargo era un lugar seguro en donde los romanos no los
encontrarían fácilmente así que servían como lugar de culto en determinadas ocasiones.
En tiempos difíciles y de persecuciones, aquí se refugiaba la comunidad cristiana para
llevar a cabo los misterios religiosos y celebraciones litúrgicas. Por eso se encuentran en
infinitud de lugares verdaderas criptas o iglesias en las que se recibían los sacramentos o
se escuchaban sermones. Algunas son bastante grandes y en el centro se encuentra el
altar y al fondo del presbiterio, la silla episcopal.
3. Refugio

La tercera utilización de las catacumbas era como refugio en tiempos difíciles. A


comienzos del siglo II, se sabe que San Alejandro buscó asilo en una de ellas y más
tarde, en el siglo III San Calixto vivió largo tiempo en la que hoy lleva su nombre. No sólo
sirvieron de amparo para los cristianos perseguidos por los romanos, sino para otro tipo
de persecuciones que hubo incluso entre los cristianos. Durante los siglos posteriores las
catacumbas siguieron ofreciendo esta posibilidad de asilo.

ASPECTO CONSTRUCTIVO

Constructores: Las catacumbas eran tarea exclusiva de una


asociación especializada de trabajadores llamados "fossores"
(excavadores). Excavaban una galería tras otra a la débil luz
de sus lámparas y para llevar la tierra a la superficie se
servían de cestos o sacos que hacían pasar a través de los
lucernarios, que se habían abierto en la bóveda del techo de
las criptas, de los cubículos o a lo largo de las galerías. Los
lucernarios eran grandes pozos que llegaban hasta la
superficie. Cuando concluía el trabajo de excavación, los
lucernarios quedaban abiertos al aire y la luz como conductos
de ventilación e iluminación.

Los fossores trabajaban la roca del subsuelo de roma, en


cuya composición hay un alto porcentaje de piedra toba,
material parecido a la arenisca. Esto explica que se
comenzasen a construir catacumbas en Roma y no en otros
lugares del Imperio, debido a que la dureza del terreno
impedía la horadación de pisos. Los constructores utilizaron
este material para elaborar sus detalles arquitectónicos
tallados en la roca blanda.

Los primeros constructores no querían que los cadáveres de las tumbas fueran
profanados, así que diseñaron un sistema de pasadizos que formaban un supuesto
laberintos, para dificultar o impedir alguien de afuera que escara o encontrara el camino
de vuelta.

Son lugares fríos donde la temperatura


desciende de 5 a 10 grados, con mucha
humedad y una total y absoluta oscuridad. La
única luz y ventilación natural de las
catacumbas se debía a unos lucernarios que
se localizaban en el techo, a través de los
cuales se bajaba el agua que se mezclaba con
polvo de toba, una argamasa que se utilizaba
para sellar los loculi.
ASPECTO FORMAL

Arte

El conocimiento del arte cristiano se inicia a través de la


pintura de las catacumbas de Roma y Dentro del
período paleocristiano cabe mencionar en primer lugar
los frescos de las catacumbas utilizando el arte
pictórico, unas y otras ofrecen un altísimo valor por
parte de la idea que envuelven aunque por su técnica y
ejecución artística disten generalmente de ser modelos.

Los asuntos de las composiciones pictóricas siempre


sencillas en las catacumbas son por lo común bíblicos
ya históricos ya simbólicos y rarísima vez se observa
que se tome como símbolo algún motivo pagano a
pesar de que los primitivos artistas debieron poseer una
cultura naturalmente pagana y vivían en medio del
paganismo que les suministraba formas y emblemas
para revestir los nuevos conceptos cristianos.

Simbología e iconografía

Los símbolos eran tema que dominaba en casi todas las sepulturas, se encontraban
imágenes, La decoración se concentra en los cubículos y la técnica utilizada es la pintura
al fresco, que muestra una ejecución muy rudimentaria. Su iconografía evolucionó a lo
largo del tiempo. Al principio, con fuerte influencia del helenismo eran temas del mundo
animal o vegetal con significado místico: la paloma (el alma), el pavo real (la eternidad), la
vid o la espiga (eucarísticos).

El buen pastor: con la oveja sobre el hombro representa a cristo salvador y al alma que
ha salvado. Este símbolo se encuentra con frecuencia en los frescos, en los relieves de
los sarcófagos, en las estatuas, así como grabado sobre las tumbas.

El monograma de Cristo está formado por dos letras del alfabeto griego: la X (ji) y la P
(ro) superpuestas. Son las dos primeras letras de la palabra griega "Christòs" (Jristós), es
decir, Cristo
El pez: En griego se dice "IXTHYS" (Ijzýs). Puestas en vertical, estas letras forman un
acróstico: "Iesús Jristós, Zeú Yiós, Sotér" = Jesucristo, Hijo de Dios, Salvador. Es un
símbolo muy difundido de Cristo, emblema y compendio de la fe cristiana.

Ejemplos de catacumbas:
Conocemos catacumbas en Roma y en otras ciudades principales del Imperio Romano
como Nápoles, Siracusa y Alejandría, siendo las más relevantes las de la capital del
imperio.

San Calixto
Las catacumbas de San Calixto toman su nombre del diácono Calixto, encargado de la
administración del cementerio y luego elegido Papa (217-222). Fue el primer cementerio
propiedad de la comunidad cristiana; Son las más grandes y famosas. Allí está la tumba
que alojaba el cuerpo de Santa Cecilia mártir y la cripta de siete papas martirizados en el
siglo III. En los 20 kilómetros que se han explorado se hallaron medio millón de sepulcros.

Ocupa una extensión de 15 hectáreas, con una red de galerías de casi 20 km. en distintos
pisos, y alcanzan una profundidad superior a los 20 metros.y en algunos puntos tenían
hasta cinco pisos.
Catacumba de Domitila

Las Catacumbas de Santa Domitila tienen las paredes con ricos


frescos cristianos y una iglesia subterránea, la de los Santos
Nereo y Aquileo. Allí mismo se levanta el Mausoleo de las Fosas
Ardeatinas. Formadas por galerías subterráneas de 15 kilómetros
de extensión

Catacumba de San Sebastián

Las Catacumbas de San Sebastián no son tan importantes pero tienen una iglesia muy
interesante donde se guarda una de las flechas con las que mataron a San Sebastián. Allí
fueron protegidos los restos de San Pedro y San Pablo. También pueden apreciarse tres
mausoleos en perfectas condiciones de conservación, con frescos y epígrafes.

EL EDICTO DE MILÁN

La arquitectura paleocristiana será diferente antes y después del edicto de Milán.


En el siglo IV-año 313 d.C., los emperadores del Imperio Romano de Occidente y Oriente
Constantino y Licinio se reunieron en Milán donde se redactó el edicto por el que se
concedió la libertad de expresión a todas las religiones y deciden ponerle fin a las
persecuciones de los cristianos, ahora son libres para realizar sus actividades cristianas
públicamente, es aquí cunando el cristianismo llega a convertirse en la congregación
dominante en el norte del mundo mediterráneo y con ella con una arquitectura que
primitiva que ira en evolución.