Está en la página 1de 10

UNIVERSIDAD MICHOACANA DE SAN NICOLAS DE HIDALGO

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS SOCIALES

LA PRUEBA CONFESIONAL

ASIGNATURA: DERECHO PROCESAL CIVIL

ALUMNOS:
JOSÉ CARLOS NÚÑEZ OCHOA
EMILIO CEDEÑO RIVAS
SALVADOR JR. VAZQUEZ VILLA
RAFAEL MENDOZA GARCIA

PROFESOR: LIC. ADOLFO TRUJILLO MARTINEZ

SECCIÓN 09, TERCER AÑO

CICLO ESCOLAR 2017-2018

MORELIA, MICHOACÁN, ABRIL DE 2018


CONTENIDO

INTRODUCCIÓN ................................................................................................. 3

PRUEBA CONFESIONAL (PARTE GENERAL) ...................................................... 4

CLASES .................................................................................................................. 4

Judicial y Extrajudicial. ............................................................................................ 4

Confesión Judicial espontánea y provocada. .......................................................... 4

FORMALIDADES DE LA CONFESION JUDICIAL PROVOCADA .......................... 5

Ofrecimiento ............................................................................................................ 6

Las Posiciones ........................................................................................................ 6

Preparación ............................................................................................................. 6

Practica ................................................................................................................... 7

NULIDAD DE LA CONFESIÓN ............................................................................... 8

INFORMES DE LAS AUTORIDADES ..................................................................... 8

CONFESIÓN Y TESTIMONIO O DECLARACION DE PARTE ............................... 8

CONCLUSIONES.................................................................................................. 10
INTRODUCCIÓN

Una de las ramas más importantes del Derecho es el Derecho Civil por su
relación entre la vida privada entre particulares, entendiendo de una forma sencilla
al Derecho Civil como aquel que estudia y estipula los atributos de las personas
físicas y jurídicas, dota de estructura jurídica a la familia y al patrimonio, y regula las
relaciones entre particulares. Se observa la magnitud de su importancia dentro del
Derecho al ser uno de los más comunes y concurrentes de la vida en sociedad.

Es bien sabido que el Derecho Civil es uno de los más planeados y


estructurados de la historia del hombre sus orígenes se remontan a los de Roma
con el Código de Justiniano (en idioma latín, Codex Iustinianus) es una recopilación
de constituciones imperiales promulgada por el emperador Justiniano, en una
primera versión, el 7 de abril de 529, y en una segunda, el 17 de noviembre de 534.
Este último forma parte del denominado “Corpus Iuris Civilis” una serie de normas
que regían los aspectos más comunes de la vida de los romanos, fue tal su
trascendencia que genero un Sistema Jurídico entero el Sistema o Familia Jurídica
Romano Germánica.

El Derecho Civil al ser tan extenso exigía una forma de ejecutarse, una forma
y un método procedimental, lo que hoy conocemos como Derecho Procesal Civil, el
cual es considerado como el conjunto de normas jurídicas que regulan: las
relaciones jurídicas de los sujetos procesales y la aplicación de leyes civiles a los
casos concretos de controversia de las partes. Osease el encargado de regular el
asunto civil, el derecho que nos dice cómo solucionar y atender dichos asuntos entre
particulares.

Este trabajo tiene como objeto explicarnos un elemento clave dentro del
Derecho Procesal Civil, definirnos y detallarnos que es una “Prueba Confesional”,
ya que su correcto desahogo nos llevara a una sentencia favorable o caso contrario
a una defensa deficiente.
PRUEBA CONFESIONAL (PARTE GENERAL)

La prueba confesional es la declaración vinculativa de una de las partes del


proceso, que contiene la admisión de que determinados hechos propios son ciertos.

La confesión es una declaración vinculativa, pues generalmente contiene un


reconocimiento de hechos de consecuencias jurídicas desfavorables para el
confesante. Es, además, una declaración de una de las partes del juicio, lo cual la
distingue del testimonio, que es una declaración de un tercero ajeno a la
controversia, declaración que, por otro lado, no tiene el carácter vinculativo de la
confesión. Por último, la confesión debe referirse a hechos propios, es decir, a
hechos en cuya ejecución haya participado quien la rinde.

CLASES

Judicial y Extrajudicial.
La primera aquella que se practica en junio, ante un juez competente y de acuerdo
con las formalidades procesales establecidas por la ley. La segunda es la que se
hace fuera de juicio, ante un juez incompetente o sin cumplir las formalidades
procesales.

Confesión Judicial espontánea y provocada.


La primera es aquella que una parte hace en su demanda o en su contestación sin
que su contraparte la haya ofrecido como la prueba; y la confesión judicial
provocada es la que se realiza cuando una de las partes ofrece la prueba de
confesión de su contraparte y se practica cumpliendo las formalidades legales.

Confesión judicial expresa y tácita o ficta.

La primera es la que se formula con palabras, respondiendo a las preguntas o


“posiciones” que hace la contraparte o el juez; y la confesión judicial tácita o ficta es
la que presume la ley cuando el que haya sido citado para confesar se coloque en
alguno de los supuestos siguientes:

a) No comparezca sin causa justa.


b) Compareciendo, se niegue a declarar.

c) Declarando, insista en no responder en forma categórica, si son ciertos o no


los hechos.

También se produce la confesión ficta cuando se dejan de contestar hechos de la


demanda o se contestan con evasivas, o cuando simplemente no se contesta la
demanda, salvo en caso de demandas que afecten las relaciones familiares o el
estado civil de las personas y en los casos en que el emplazamiento se hubiere
hecho por edictos, pues en tales hipótesis se produce una negativa ficta. La
confesión ficta constituye sólo una presunción relativa, ya que admite prueba en
contrario.

La confesión judicial expresa puede ser simple o cualificada. En el primer caso, el


confesante acepta lisa y llanamente que los hechos ocurrieron precisamente en los
términos en los cuales se le pregunta; en el segundo caso, el confesante, además
de reconocer la veracidad de los hechos, agrega nuevas circunstancias,
generalmente a su favor.

FORMALIDADES DE LA CONFESION JUDICIAL PROVOCADA

Primero debemos definir a que se refiere con “Provocada.- Cuando es pedida


expresamente por la otra parte para que lo haga y sea sometido a interrogatorio.”

En nuestro Codigo de ProceArtículo 391 CPCM. Es judicial la confesión que se hace


ante el Juez competente, en la demanda, en la contestación de ésta, en cualquier
otro escrito que presenten las partes durante el juicio, la que se haga en alguna
diligencia en que intervenga el Juez y al absolver posiciones.

Artículo 392 CPCM. La que se haga en cualquier otra diligencia en que no


intervenga el Juez, necesita ratificarse ante éste para producir los efectos de una
confesión judicial.

La Confesión Judicial Provocada se integra de las siguientes partes:

 Ofrecimiento
 Preparación
 Practica
 Confesión

Ofrecimiento
La forma para presentar esta prueba anexando al escrito de ofrecimiento de pruebas
el pliego que contenga las posiciones. Este es el documento que se presenta
generalmente en sobre cerrado en el cual se expresan las preguntas o “posiciones”
que deberá contestar o “absolver” el confesante.

Artículo 402 CPCM. A nadie se citará para que absuelva posiciones sino después
de presentar el pliego que las contenga. Si éste se presenta cerrado, así se
conservará en el secreto del juzgado o tribunal, sentándose en la cubierta la razón
respectiva, autorizada con la firma del Juez y del Secretario.

Las Posiciones
Algo fundamental en la Confesión Judicial Provocada son las posiciones según
Barrera Bautista son las preguntas que hace una de las partes a otra sobre hechos
propios, que son materia de debate, formuladas en términos precisos y sin insidias
que permitan ser contestadas en sentido afirmativo o negativo, el Artículo 411
CPCM. Establece que las contestaciones deben ser afirmativas o negativas,
pudiendo el confesante agregar los alegatos que estime convenientes, o las que el
Juez le pida. El autor Pallares también lo define como Las posiciones son “Formulas
autorizadas por la ley” mediante las cuales el articulante afirma la existencia de un
hecho litigioso y conmina al confesante pata que lo reconozca como tal. “Diga usted
si es cierto, como lo es, que”

Preparación
Para referirnos a la preparación de esta prueba confesional nos basamos en el
Código de Procedentes Civiles del Estado de Michoacán principalmente en los Arts.
403, 404, 405 y 419, que al pide de letra dicen:

 Artículo 403. Al que ha de ser interrogado se le citará, a más tardar,


veinticuatro horas antes del momento en que haya de tener lugar la
diligencia, conforme a lo dispuesto en el Capítulo IV, Título Primero. Si la falta
de citación oportuna fuere imputable por segunda vez al que debió hacerlo,
será sancionado por el Consejo del Poder Judicial, de conformidad con su
Ley Orgánica.
 Artículo 404. Dicha citación se hará bajo el apercibimiento de que si no se
presenta a declarar sin justa causa, se le tendrá por confeso
 Artículo 405. En la citación se expresará el objeto de la diligencia y la hora
en que ha de practicarse.
 Artículo 419. No podrá ser declarado confeso el llamado a absolver
posiciones, si no hubiere sido apercibido legalmente.

Practica
Para la practica efectiva de esta prueba igualmente nos fundamentamos en el
Código de Procedimientos Civiles del Estado de Michoacán

Artículo 406. Si el citado comparece, el Juez en su presencia se impondrá de las


posiciones y a ese efecto se abrirá el pliego que las contenga, cuando estuviere
cerrado; y antes de procederse al interrogatorio, calificará las preguntas con arreglo
a este Capítulo. La resolución que declare ilegales las posiciones admitirá el recurso
de queja.

Artículo 408. Nunca se permitirá que la parte que haya de absolver un interrogatorio
de posiciones esté asistida por su abogado, por su procurador, ni por cualquiera
otra persona; ni se le dará traslado, ni copia de las posiciones, ni término para que
se aconseje; pero si el absolvente fuere extranjero, o ignorase el idioma español,
podrá ser asistido por un intérprete que el Juez nombre.

Artículo 407. El Juez o Magistrado harán al absolvente la advertencia de que la ley


castiga la falsedad en declaraciones judiciales; en seguida procederá al
interrogatorio asentando literalmente las respuestas, y concluida la diligencia, el
absolvente firmará al pie de la última hoja y al margen de las demás en que se
contengan las declaraciones producidas, después de leerlas por sí mismo si quisiere
hacerlo o que le sean leídas por la secretaría. Igualmente firmará al margen cada
una de las hojas del pliego en que estuvieren contenidas las posiciones. Si no
supiere o no quisiere firmar, lo hará el Juez y el Secretario tanto en la diligencia
como en el pliego de posiciones, haciendo constar esa circunstancia.

NULIDAD DE LA CONFESIÓN

La confesión es una declaración que la parte debe rendir en forma voluntaria


sin ningún tipo de coacción.

Cuando la confesión se produzca por error o violencia, la parte afectada puede


reclamar su nulidad, la cual se tramitará incidentalmente y se decidirá en la
sentencia definitiva.

INFORMES DE LAS AUTORIDADES

Las autoridades, los organismos descentralizados y, en general, las


entidades que forman parte de la administración pública no absuelven posiciones,
pero pueden contestar interrogatorios, a petición de parte, por medio de un informe
que deben rendir en un plazo de ocho días, so pena de ser declarados confesos.

CONFESIÓN Y TESTIMONIO O DECLARACION DE PARTE


La confesión, que durante mucho tiempo fue considerada la “reina de las
pruebas”, ha ido perdiendo cada vez más su importancia y en algunos países, como
Inglaterra, Austria y Alemania, ha sido sustituida por la simple declaración o
testimonio de parte. Este paso de la confesión a la declaración de parte ha sido
implicado, entre otras cosas, la liberación del interrogatorio –que ya no queda
limitado por la formula cerrada de las posiciones- y la supresión de la fuerza
vinculativa de la prueba, al dejar de ser valorada en forma tasada y quedar a la libre
apreciación del juzgador.

En México, la declaración de parte ha sido adoptada expresamente, al lado


de la confesión, por los códigos que tomaron como modelo e anteproyecto de 1948.
A diferencia de la confesión practicada a través de la articulación y la
absolución de posiciones, en la declaración de parte los interrogatorios se formulan
libremente, “sin más limitación que las preguntas se refieran a los hechos objeto del
debate”; además, las preguntas pueden ser inquisitivas y aun no referirse a hechos
propios del confesante, bastando que sean de su conocimiento. La valoración de la
declaración libre de parte no es tasada previamente en la ley como ocurría
anteriormente con la de la confesión, sino que se deja, al igual que la de la
testimonial, a la libre apreciación del juzgador.

En fin, en el caso de incomparecencia de la parte citada a declarar, el juez


no la podrá “tener por confesa”, como ocurriría si se tratara de confesión, sino que
solo le podrá aplicar las medidas de apremio para lograr su comparecencia, en los
mismo términos en los que podría hacerlo con un testigo. En otras palabras, así
como en la confesión la parte citada tiene la carga de comparecer a absolver
posiciones, pues de no hacerlo se le tendrá por confesa de las posiciones que el
juez califique de legales en la declaración libre la parte citada tiene el deber de
comparecer a responder a las preguntas que la contraparte le formule y, si no
cumple con este deber, el juez podrá imponerle una medida de apremio.

Confesión: Es la admisión que se hace en un juicio (sinónimo de procedimiento


judicial) o fuera de él, de la “verdad” (coincidente o no con la verdad histórica) de un
hecho o de un acto, que produce consecuencias desfavorables para el confesante.

Testimonio o Declaración de Parte: es la prueba consistente en la declaración de


un tercero, denominado testigo, sobre datos que no eran procesales en el momento
de la observación por el testigo y que pueden influir en la convicción del juzgador
para sentenciar el litigio.

Cuando hay una especial relación entre el testigo y el objeto de la prueba, se habla
de testigo calificado. Y si el testigo y el dato que aporta están relacionados
intencionalmente, se habla de testigo instrumental.

El artículo 664 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Michoacán,


establece que el valor de la prueba testimonial queda al arbitrio del Juez; por tanto,
si éste calificó, según su propia convicción, el resultado de las declaraciones de los
testigos, no pudo haber incurrido en violación alguna, ya que al hacerlo así obró en
el ejercicio de una facultad soberana, y sólo en el caso de que se alegue que se
apartó de las reglas que las ley señala, podrá tener lugar el juicio de garantías.

CONCLUSIONES

Es importante mencionar que la prueba confesional se desahoga en presencia del


juez el cual califica las de legales y los que son insidiosa ,contienen más de dos
hechos las tacha no son hecho propios del absolvente, del secretario y las partes
tanto el absolvente como el articulante asiéndose acompañar de sus abogados
patronos, los cuales se les tomaran sus generales al dar inicio la diligencia, la
prueba confesional se desahoga mediante un pliego de posiciones en el cual debe
contener las posiciones que debe absolver la parte demandada, las posiciones no
deben de ser insidiosas, no deben de contener mas de dos hechos y deben hechos
propios del absolvente La absolución de posiciones debe proponerse como en todas
las restantes prueba en los escritos de demanda, reconvención y contestación de
ambas.

Cualquiera de las partes ya sea actora o demandada tiene la facultad de solicitar


que su contraria absuelva posiciones. Tal facultad corresponde, también, a cada
uno de los litisconsortes, quienes, sin embargo, no pueden poner posiciones a los
litigantes que actúan en su misma posición, pues estos no revisten el carácter de
partes contrarias. Se ha decidido, sin embargo, que es admisible el pedido de
posiciones entre litisconsortes que sustenten derechos distintos.

La práctica de este tipo de prueba es fundamental en los casos y asuntos en materia


civil, “La prueba confesional” es una de las más utilizadas para la pronta resolución
de los conflictos, esto por las declaraciones que se presentan y su carácter
vinculante.