Está en la página 1de 14
FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES ESCUELA ACADEMICO PROFESIONAL DE ADMINISTRACIÓN TRABAJO DE INVESTIGACIÓN “ PELIGRO DE LA

FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES ESCUELA ACADEMICO PROFESIONAL DE ADMINISTRACIÓN

TRABAJO DE INVESTIGACIÓN

PELIGRO DE LA BIODIVERSIDAD FRENTE A LAS SEMILLAS TRANSGÉNICAS EN EL PERÚ

Autor(es):

De La Cruz Carranza, Robert

Leal Reyes, Stewart

Torres Zavaleta, Paul Andrés

Valderrama Acuña, Colombia Calí

Zúñiga Chávez, Bryan

Asesora:

CACHAY MONTOYA MARITZA

Chimbote- Perú

2016

I.

INTRODUCCIÓN:

  • 1.1. Realidad Problemática:

El hombre lleva realizando modificaciones genéticas en plantas durante milenios, casi desde que empieza a cultivar, siempre se buscó mejorar las plantas seleccionando solo las semillas de aquellas con mejores frutos, cruzando una planta que produce mucho con otra que tolere más el frio; la biodiversidad y el ecosistema son en este caso los más perjudicados, dado que las plantas transgénicas tienen efectos importantes sobre las comunidades de insectos y otros animales, pueden dañar considerablemente otras especies vegetales al provocar la migración de estos insectos hacia ellas o pueden terminar por extinguir las especies originarias por cruzamiento y mayor resistencia genética, así como la propagación de las mencionadas “malas hierbas súper resistentes” y de todas las alternativas posibles de insospechados cruzamientos y combinaciones con otros genes, el daño a los ecosistemas y la biodiversidad natural se potencia con los consecuentes daños a la biodiversidad cultural.

Según Bernal (2004) señala también posibles riesgos a la salud humana dado a la falta de estudios extensivos y regulares sobre los posibles efectos negativos para la salud humana, se podría caer en una subestimación de las consecuencias que los organismos genéticamente modificados podrían causar sobre el hombre y otros animales, especialmente cuando los mismos (como la soja, el maíz, entre otros) entran en la cadena alimenticia. Hasta el momento sería el único riesgo cierto y probado es el de posibles efectos alergénicos.

Según la Red de Acción en Agricultura Alternativa (2007) nos dice que el Perú es el mayor centro genético del planeta donde se han domesticado el 40% de los alimentos que se consumen en el mundo. Se reportan 3000 variedades de papa, 50 ecotipos de maíz, 4 tipos de cereales y 2016 variedades de camote. Sin embargo, aún no se tiene información oficial sobre la introducción de semillas transgénicas para su cultivo, se tiene escasa información sobre alimentos importados que se consumen y que provienen de cultivos transgénicos, se desconoce además si se están haciendo ensayos con estas semillas sin tomar en cuenta todas las medidas de bioseguridad para evitar la contaminación de otros cultivos, malezas y evitar perdida de nuestra biodiversidad. La productividad y biodiversidad de la agricultura peruana están en serio peligro. Y es que a través del decreto supremo, promulgado el 15 de abril del 2011 por el expresidente, Alan García,

se autorizó el ingreso al Perú de productos transgénicos, lo que constituye una amenaza de contaminación a los productos nativos y una medida en contra de los derechos del consumidor. Esta norma, que abre las puertas a los organismos vivos modificados (OVM), más conocidos como transgénicos, de no ser derogada, afectará notablemente a los pequeños agricultores pujantes productores orgánicos que conforman una notable mayoría en el país. Sin embargo, la publicación del reglamento no solo no favorecerá a este sector, sino que puede causar a nuestros productores en general una dependencia económica y tecnológica que muchos no están en la capacidad de afrontar. Los efectos, no obstante, no se limitan al ámbito económico de nuestros agricultores orgánicos. La contaminación genética de las variedades nativas de algunos cultivos será una constante amenaza y riesgo a la estabilidad de la biodiversidad peruana. Ello traería como consecuencia la reducción de productos orgánicos, lo que atentaría con los derechos del consumidor los derechos a elegir un producto natural, sin manipulación o contaminación genética, y a la seguridad alimentaria-. El uso de esta tecnología, además, resulta incompatible en nuestra realidad geográfica, de biodiversidad genética y de una agricultura familiar predominante. Los transgénicos son productos generados a partir de un organismo genéticamente modificado y, como tales, alteran el entorno donde se cultivan. Diversos estudios han demostrado que estos tipos de alimentos incrementan las emisiones de carbono y potencian el ataque de las plagas (lo que a su vez genera un mayor uso de pesticidas). En el Perú no existen grandes fundos, así que la contaminación sería automática y veloz. Actualmente el Perú importa granos de maíz, soya y algodón desde algunos países en donde dichos cultivos son transgénicos; con esta nueva medida se ampliará el campo de productos transgénicos al país. Lo cual, como hemos revisado, traería serías consecuencias: la contaminación genética de las variedades nativas de algunos cultivos será una constante amenaza a la biodiversidad peruana y los consumidores de productos orgánicos Los organismos transgénicos pueden dañar a la vida silvestre y al suelo. Los plaguicidas de los

cultivos transgénicos matan a los insectos y bacterias que son útiles y que viven en la tierra y también pueden ser dañinos para las aves, murciélagos y otros animales que ayudan en la polinización de plantas y control de plagas. Además afectan a las plantas cercanas porque el polen de los cultivos transgénicos vuela con el viento y se dispersa a otras plantas similares.

Como las plantas transgénicas son nuevas, nadie sabe los posibles efectos

que esta situación

tendrá en el largo plazo. Además algunos cultivos transgénicos se elaboran con plaguicidas que están dentro de ellos, cuando los plaguicidas se usan sin un control cuidadoso, las plagas que deben exterminar pueden volverse resistentes a ellos.

Por ejemplo en el desastre ecológico provocado por las semillas transgénicas contaminando miles de especies y variedades vegetales que los agricultores desde siempre nos podíamos auto reproducir sin coste, está provocando efectos perversos en muchos lugares del planeta. Uno de los más graves está sucediendo en España dónde cada año se suicidan unos 20.000 agricultores, al comprobar desesperados el engaño de las semillas transgénicas. De pronto se encuentran que no hacen ni el dinero suficiente para pagar las semillas transgénicas de arroz y algodón y se dan cuenta que a la vez han perdido todas las semillas autóctonas de arroz que tenían, con las cuales sin ningún coste, podían resembrar año tras año, y alimentar como mínimo a su familia y que generan daños irreversibles a sus tierras.

Para ello el Perú ha creado ciertas medidas contra los productos transgénicos, algunas leyes aprobadas en beneficio al consumidor tenemos: La Ley 27104: Ley de Prevención de riesgos Biotecnológicos. También la Ley 28216: Protección al acceso a la diversidad biológica peruana. La Ley 29571: Código de defensa y protección del consumidor y el DS. 012-2009-MINAM: Política Nacional del Ambiente (Bioseguridad). Además hace algunos años en el año 2011 el gobierno promulgó la Ley Nº 29811 que establece la moratoria al ingreso y producción de organismos vivos modificados, conocidos como transgénicos, al territorio nacional por un periodo de 10 años que busca impedir el ingreso y producción en el territorio nacional de OVM u organismos vivos modificados con fines de cultivo o crianza, incluidos los acuáticos, a ser liberados en el ambiente, por el riesgo de contaminación de las especies nativas del Perú, que esto implica. Esta ley excluye a los OVM destinados al uso en espacio confinado para fines de investigación, así como a los usados como productos farmacéuticos y veterinarios que rigen por los tratados internacionales, y a los que OVM o derivados importados para fines de alimentación directa humana y animal o para su procesamiento.

La ley, que fue aprobada por el Pleno del Congreso el 4 de noviembre del 2011, y fue publicada días después en la gaceta de normas legales de El Peruano.

La ley establece que los organismos vivos modificados (OVM) destinados a la investigación están excluidos de la norma, así como los que son usados como productos farmacéuticos y veterinarios que se rigen por normas específicas. Como parte de la norma, también se creó la Comisión Multisectorial de Asesoramiento para el desarrollo de las capacidades e Instrumentos que permitan una adecuada gestión de la biotecnología moderna, la bioseguridad y la bioética. Las personas de hoy en día no están debidamente informadas sobre las consecuencias que pueden generar estos productos transgénicos ya que no existe mucha difusión sobre este tema

en los medios de comunicación y muchas veces productos que consumimos no tienen una

etiqueta en donde se indique si es o no un producto alterado, que a largo tiempo puede causar consecuencias graves a nosotros mismos como para la biodiversidad. Y no saben ¿cuáles son los riesgos inherentes a esta tecnología?, ¿cuáles son las amenazas sobre el ambiente?, ¿cuáles son las amenazas sobre la salud?, ¿Cuáles son las amenazas para los agricultores?, ¿cuáles son los riesgos inherentes a esta tecnología? y sobre todo ¿por qué algunos rechazan los transgénicos?

1.2.

Marco Teórico:

  • 1.2.1. La Biodiversidad:

La biodiversidad o diversidad biológica es la variedad de la vida. Este reciente concepto incluye varios niveles de la organización biológica. Abarca a la diversidad de especies de plantas, animales, hongos y microorganismos que viven en un determinado espacio, a su variabilidad genética, a los ecosistemas de los cuales forman parte estas especies y a los paisajes o regiones en donde se ubican los ecosistemas. También incluye los procesos ecológicos y evolutivos que se dan a nivel de genes, especies, ecosistemas y paisajes. Y una semilla es un componente de una planta que alberga un embrión, el cual sirve para producir un nuevo ejemplar. Transgénico, por su parte, es un adjetivo que refiere a aquel ser vivo cuya composición ha sido alterada a través de la incorporación de genes externos (que no le eran propios por naturaleza).

El Perú es uno de los 10 países mega diversos del mundo, pues albergan parte de la diversidad biológica del planeta, con 84 de las zonas debida, ocho provincias biogeográficas y tres grandes cuencas hidrográficas que contienen 12 201 lagos y lagunas, 1007 ríos, así como 3044glaciares.De acuerdo con Antonio Brack biólogo y ecologista, ex ministro del ambiente del Perú (2008-2011), se calcula que existen 25 000 especies y el primero en cuanto a especies domesticadas nativas. Entre todas, las orquídeas son la familia de plantas más numerosa, con 3000 especies. Respecto de la fauna, el Perú posee462 especies de mamíferos; 1815, de aves; 395, de reptiles; 405, de anfibios; 2000; de peces y 4000, de mariposas.

  • 1.2.2. Transgénicos:

Las semillas transgénicas, por lo tanto, son aquellas que han sido modificadas mediante prácticas científicas. Estas semillas presentan en su genoma ciertos genes que no tenían en su estado natural. Las semillas transgénicas es un organismo vivo que ha sido modificado genéticamente (OGM) en un laboratorio. Según la Sociedad Española de Biotecnología (2000) nos dice que «Son aquellas cuyo genoma ha sido modificado mediante ingeniería genética, bien para introducir uno o varios genes nuevos o para modificar la función de un gen propio. Como consecuencia de esta modificación, la planta transgénica muestra una nueva característica.

En un organismo se pueden insertar, eliminar o modificar genes: el resultado de esta práctica es un organismo transgénico. Lo habitual es que estos cambios sean impulsados para conferir ciertas propiedades o cualidades al organismo en cuestión. Debido a la propagación de las plantas modificadas genéticamente por las semillas mediante procesos naturales como el vuelo del polen y la hibernación de las semillas, éstas pueden convertirse en una amenaza para las explotaciones agrícolas vecinas o para las áreas protegidas. Los pólenes de canola y maíz por ejemplo son transportados por el viento y por los insectos a largas distancias, transportando también sus propiedades de resistencia a los herbicidas y a los insectos y transmitiéndolas a plantas de la misma especie. Según NABU (2013) nos dice que las plantas y las semillas modificadas genéticamente se dispersan al sembrar, durante la cosecha, durante el procesamiento y luego a lo largo de las rutas comerciales en todas las direcciones. Las grandes empresas de agrobiotecnología se enriquecen con el cultivo de transgénicos en dos instancias: Con la venta de semillas y con la venta de grandes cantidades de herbicidas totales correspondientes. La utilización de estos productos agroquímicos daña el suelo y el agua, e incluso a personas y animales en la vecindad. El cultivo de los transgénicos puede también aumentar el nivel de plagas secundarias tales como chinches y ácaros, que a su vez deben ser controlados con más insecticidas. En el Perú el cuidado del medio ambiente y la salud de los consumidores por estas semillas transgénicas no pasó por alto, según el Diario El Portafolio (2011) nos dice que nuestro actual presidente del Perú, Ollanta Humala, promulgó una ley que establece la moratoria al ingreso y producción de organismos vivos modificados (transgénicos u OGM) durante diez años.

Además el congresista Jaime Delgado, impulsor de la norma, afirmó que es una respuesta a la necesidad de evitar un daño irreparable a la biodiversidad nacional y para lograr un ordenamiento territorial ambiental previo. Con esa ley, ellos reafirmarían el compromiso de apuesta por Perú y por la protección de nuestra biodiversidad; y que no hay ninguna incompatibilidad con los convenios internacionales, cada país es soberano en aplicar el criterio de precaución, con el fin de proteger su medio ambiente. Todo producto transgénico es dañino para la salud depende de uno tomar precauciones al consumir estos productos.

La producción de semillas transgénicas se ha vuelto un negocio millonario a nivel mundial. Las empresas que se encargan de su generación sostienen que estas técnicas podrían ayudar a combatir el hambre ya que los alimentos crecen con mayor facilidad y resultan más resistentes. Además, según su postura, contribuyen al medio ambiente dado que, al resistir diversas enfermedades, no se necesita el uso de agroquímicos.

También existe otros tipos de organismos transgénicos como las plantas transgénicas que no son otra cosa que vegetales cuyo genoma es decir su ADN ha sido modificado, buscando diferentes objetivos: La obtención de una planta nueva desde el punto de vista de su uso como alimento, esto quiere decir que se persigue la obtención de un tipo de alimento de origen vegetal nuevo o se busca una modificación vegetal que proporcione mayor utilidad desde el punto de vista alimentario. El propósito puede ser la producción de plantas descontaminadoras de suelos, es decir, plantas que eliminen contaminaciones indeseables del suelo. La producción de plantas transgénicas son útiles como combustibles biológicos, por fermentación. La razón es que tales plantas poseen una elevada concentración de polímeros de carbohidratos. Y otros tipos de organismos transgénicos son los animales y microorganismos transgénicos que no ampliaremos información sobre esto porque no son de relevancia para este trabajo de investigación. Las ventajas que podemos obtener a través de estos organismos transgénicos es que podremos consumir alimentos con más vitaminas, minerales y proteínas, y menores contenidos en grasas. Así como también cultivos más resistentes a los ataques de virus, hongos o insectos sin la necesidad de emplear productos químicos, lo que supone un ahorro económico y menor daño al medio ambiente además tendremos cultivos resistentes a los herbicidas, de forma que se pueden mantener los rendimientos reduciendo el número y la cantidad de productos empleados y usando aquellos con características ambientales más deseables. También habrá mayor tiempo de conservación de frutas y verduras. Y los cultivos serán tolerantes a la sequía y estrés (por ejemplo, un contenido excesivo de sal en el suelo). Entre las desventajas de estos organismos transgénicos pueda que exista riesgo de que se produzca hibridación, además que siempre puede haber un rechazo frente al gen extraño. Así como también puede que los genes no desarrollen el carácter de la forma esperada y siempre van a llegar productos transgénicos sin etiquetar a los mercados.

1.2.3.

Salud:

En lo que se refiere al medio ambiente, los organismos transgénicos pueden tener efectos dañinos por las mismas razones citadas en relación con la salud. La toxicidad es una amenaza para la biodiversidad y la vida silvestre, de la misma manera que lo es para el ser humano. Los potenciales impactos negativos sobre el medio ambiente incluirían, además, los siguientes: La contaminación genética, numerosos estudios han puesto en evidencia que es prácticamente imposible impedir la dispersión del polen de los cultivos transgénicos, evitando totalmente la polinización no deseada de otros cultivos y la contaminación de ecosistemas. En determinadas condiciones climáticas, el polen puede elevarse a gran altura y viajar a grandes distancias, polinizando campos muy distantes. A pesar de que los cultivos transgénicos ocupan un porcentaje todavía pequeño de la superficie agrícola mundial, han producido ya una alarmante

contaminación de los campos, de las semillas e incluso de algunos bancos de germoplasma, convirtiéndose en un problema preocupante.

Además el aumento en la utilización de herbicidas asociado a los cultivos transgénicos puede afectar a especies que realizan importantes funciones en la conservación de un suelo fértil. Se sabe, por ejemplo, que el Roundup (principal herbicida utilizado en las variedades transgénicas, cuyo componente principal es el glifosato) induce cambios en la comunidad microbiana de los suelos, pudiendo inhibir la asimilación de fósforo por las plantas e incrementar la vulnerabilidad de un cultivo a determinadas enfermedades. Y la contaminación de las aguas por este herbicida es asimismo extraordinariamente letal para los anfibios, según un trabajo de investigación de Rick Relyea (2005) que ha revelado una disminución de la diversidad de anfibios del 70% y una reducción del número total de renacuajos del 86% en charcas contaminadas por Roundup.

Pero cómo saber si las semillas o los alimentos son transgénicos para no dañar nuestra biodiversidad, pues la mayoría de las semillas genéticamente modificadas no lo parecen, ya que no huelen ni saben distinto a las demás semillas. Esto significa que los agricultores podrían sembrarlas sin saber lo que son. Monsanto, la mayor empresa productora de productos transgénicos, se ha negado a poner etiquetas en sus alimentos declarándolos como transgénicos, de manera que la gente que los consume no sabe que se trata de este tipo de alimentos. La única manera de determinar si las semillas y los alimentos son transgénicos es probar su estructura genética.

1.3.

Antecedentes:

La necesidad de supervivencia llevó a la humanidad, a domesticar y mejorar numerosas especies silvestres de vegetales; tales como el maíz, el trigo, la yuca, el ocumo, la cebada, árboles frutales, etc.; que constituyeron los productos básicos de su alimentación y la de los animales que en su transitar iba subyugando. No obstante, fue producto de los trabajos sobre herencia genética, hechos por Gregor Mendel, en 1865, en que se expusieron los fundamentos de la genética para dar un lanzamiento significativo a esta ciencia. A partir de entonces la mejora vegetal se fue afinando permitiendo a los especialistas obtener nuevos productos, al basar la producción en fundamentos científicos que en el pasado estaban limitados a simples actividades empíricas, o a la selección que la naturaleza de modo espontánea iba realizando.

Según nos dice Camila Barrera, Si bien los caracteres introducidos mediante ingeniería genética en especies buscan el incremento de la productividad (por ejemplo, resistencia mejorada a las

plagas) y la introducción de características de calidad nuevas, los transgénicos siguen siendo seres extraños en nuestra dieta. Es importante destacar que muchos de los genes usados en esta clase de alimentos no habrían integrado jamás la dieta humana si no fuera por la ingeniería genética. Es decir que es imposible saber cuáles serán los efectos de la ingesta de estos genes sobre la salud humana.

Todavía no se sabe mucho acerca de los tan promocionados "alimentos del futuro". Aún así, las advertencias científicas llaman a la alarma. Aquí dos de ellas: 1. Alergias: El New England Journal of Medicine aseguró que los productos modificados por ingeniería genética tienen un potencial alergénico incierto, impredecible e imposible de dimensionar. Algunos alimentos con base de soja ya han generado efectos adversos a la salud humana al transmitir el potencial alergénico de algunos genes.

Una importante representación de científicos europeos y españoles, en Madrid, sus principales hallazgos sobre los riesgos e impactos de los cultivos y alimentos transgénicos, en el transcurso

de las Jornadas Científicas Internacionales sobre Transgénicos” Los transgénicos en el ámbito

científico, agrícola, medioambiental y de la salud” . Durante estos dos días se han puesto sobre la mesa suficientes evidencias científicas sobre sus impactos ambientales, sociales y económicos y sobre sus riesgos para la salud como para rechazar su introducción en la agricultura y la

alimentación.

Las jornadas, que han tenido lugar en la Escuela de Organización Industrial (EOI), y han sido organizadas por Amigos de la Tierra, CECU, COAG, Ecologistas en Acción, Greenpeace y Plataforma Rural, han reunido, entre otros, a científicos como: Giles Eric Serallini, Angelika Hilbeck, Christian Vélot, Mª del Carmen Jaizme-Vega, Julien Milanesi, Rosa Binimelis, Ana Carretero, Antonio Gómez Sal, Jorge Riechmann, Michael Antoniou o Julio César Tello Marquina. Una de las conclusiones principales a las que han llegado de forma unánime los ponentes es que el cultivo de los transgénicos al aire libre supone un grave peligro para la salud y el medio ambiente, y no tiene nada que ver con el empleo de esta tecnología en laboratorio, en ambientes confinados, como su uso con fines médicos.

Michael Antoniou, experto en genética molecular y médica del King’s College, ha destacado

durante su intervención que la tecnología de los transgénicos se basa en conceptos genéticos ya superados por la ciencia, que no están abalados por los últimos hallazgos de la genética. A su vez el catedrático de biología molecular de la Universidad de Caen, Gilles Seralini, ha señalado

que los mecanismos de evaluación de riesgo previos a la liberación de un transgénico no están diseñados para proteger ni la salud, ni el medio ambiente.

Por su lado, la doctora en ciencias biológicas, Mª del Carmen Jaizme, ha asegurado que los microorganismos del suelo también son víctimas de los cultivos transgénicos, y por lo tanto la fertilidad de nuestros suelos y nuestra alimentación están en juego. En otra de las ponencias, Christian Vélot, profesor de genética molecular en la Universidad de París, ha apuntado que casi la totalidad de las plantas transgénicas producen pesticidas en sus células o son cultivadas con enormes dosis de pesticidas. Con la conclusión de que “al comer transgénicos estamos comiendo veneno”.

También se ha recogido la experiencia de agricultores españoles como Jeromo Aguado, Presidente de la Plataforma Rural y Antonio Ruíz, ex-Presidente del Comité Aragonés de Agricultura Ecológica. Además de un interesante debate entre miembros del Parlamento Europeo sobre la Evaluación de riesgos en materia de OMG, así como la propuesta de cambio legislativo de la Comisión Europea.

España es el único país de la UE que cultiva transgénicos a gran escala. Durante las últimas legislaturas, el Gobierno ha ignorado sistemáticamente los argumentos ambientales, sanitarios, económicos y sociales que han llevado a otros países europeos como Francia, Alemania, Suiza o Hungría a prohibir el cultivo del maíz transgénico que se cultiva en España. Los organizadores de esta jornada exigen al próximo gobierno que considere la desastrosa experiencia del cultivo de transgénicos en nuestro país y las evidencias científicas de sus impactos, prohibiendo el cultivo de transgénicos como una de sus primeras medidas. En plena campaña electoral, existen motivos más que suficientes para que los partidos se posicionen en un tema clave para el futuro de nuestra agricultura y alimentación.

2. Resistencia a los antibióticos: La Sociedad Británica de Médicos alertó sobre la resistencia a los antibióticos en los seres humanos que consumen transgénicos en forma reiterada. Es decir, existe la posibilidad de que los genes resistentes a los antibióticos presentes en los alimentos genéticamente manipulados emigren a bacterias patógenas que afectan la salud humana, y desarrolle su propia resistencia.

"Existen más preguntas que respuestas en relación a esta delicada cuestión. Sigo creyendo en el futuro de la biotecnología, pero considero justificado preguntar: ¿es segura esta comida para el consumo humano?, ¿Los cultivos transgénicos son seguros para el ambiente? ¿Cómo van a afectar a la biodiversidad? ¿Cómo van a afectar a otras plantas, insectos y

pájaros?".(Teleconferencia de Greenpeace en Londres, Robert Shapiro, presidente de Monsanto.). El discurso fue calificado por el prestigioso diario The Financial Times, como el más sincero mea culpa jamás pronunciado por algún ejecutivo de la industria biotecnológica.

Todos estos antecedentes nos hacen ser un poco reticentes al tema, puesto que eventualmente estos alimentos pueden ser perjudiciales para nuestra salud y para nuestra calidad de vida.

En un trabajo de investigación titulado “Alimentos transgénicos: La realidad no siempre supera la ficción” realizado por Balta Alexis, Baro Joan y Blanco Víctor en el año 2013 de la Universidad

Autónoma de Barcelona nos dice que el tema de los alimentos transgénicos es un tema muy profundo y complicado ya que esta cuenta con aspectos positivos y negativos y que pueden afectar a la biodiversidad de alguna manera, ellos afirman que nosotros no podemos anteponernos ante la realidad ya que el futuro será consumir alimentos transgénicos. Y que el rechazo a los alimentos transgénicos, motivado por las dudas de consumidores y ecologistas, ha cimentado una base de desconfianza que crea una presión social fuerte que a la postre se ve reflejada en decisiones políticas exageradas y contraproducentes, evidenciando de cara a la sociedad la oscuridad cernida sobre el tema. Nos da a entender que los alimentos transgénico es un tema de mucho debate ya que tiene sus beneficios y virtudes pero la sociedad aun no

puede asimilar esa realidad.

Muchas veces la sociedad piensa que los alimentos transgénicos nos puede producir muchas enfermedades y mucho daño a la biodiversidad para ello en un trabajo de investigación titulado

“Los alimentos transgénicos y las posibilidades de vida” realizado por el Biólogo Castro Mario de

la Universidad El Bosque en Bogotá nos dice que las modificaciones que se hace con estos productos transgénicos deberían ser realizados con un estudio previo a aspectos sociales, económicos, culturales, ambientales, políticos y bioéticos para que permita una mejor toma de decisiones. Nos dice que muchos países antes de optar la alternativa de los alimentos transgénicos pueden adoptar la estrategia que utilizaron los chinos y combinen abonos

orgánicos con fertilizantes químicos producidos por ellos mismos, aumenten su producción de alimentos y en forma simultanea logren reformas sociales y económicas que se reflejen en equidad, bienestar y mejores posibilidades de vida para sus habitantes ya que consumir productos transgénicos puede producir en algunas personas enfermedades o consecuencias mucho más graves.

Pero que tan seguro puede ser consumir estos productos transgénicos, es por ello que en el

siguiente trabajo de investigación titulado “Alimentos Transgénicos: ¿Qué tan seguro es su

consumo? Realizador por Fernández María en el año 2013, nos dice que Los conocimientos actuales son insuficientes para evaluar los beneficios y riesgos de los alimentos transgénicos, especialmente a la luz de las consecuencias a largo plazo que estas tecnologías puedan tener no

sólo en la salud humana, sino en el medio ambiente y en la vida de los pequeños productores. De acuerdo a los pocos estudios científicos independientes con los que se cuentan, es posible

que las “pequeñas” diferencias entre los cultivos transgénicos y sus equivalentes convencionales sí sean significativas, de manera que el principio de “equivalencia sustancial” pierde sentido.

Ante ciertas evidencias científicas de posibles efectos adversos sobre la salud humana como

consecuencia del consumo de alimentos transgénicos, estudios independientes en el ámbito científico internacional son impostergables. Se requieren métodos y conceptos nuevos para analizar las diferencias de origen toxicológico, metabólico y nutricional entre los alimentos transgénicos y sus equivalentes convencionales.

Y cómo estos Cultivos Genéticamente modificados pueden poner en peligro a la biodiversidad,

según la una investigación titulada “Cultivos Genéticamente Modificados: Impactos en la

biodiversidad, la salud y los procesos productivos” por los autores Friedrich, Ebert & Stiftung del Instituto Latinoamericano de Investigación sociales en el año 2003 nos dice la introducción de cultivos de organismos genéticamente modificados es un tema muy complejo y amplio que está estrechamente interrelacionado, entre otros, a los aspectos enfocados en el foro-debate, como son la biodiversidad, la salud y los procesos productivos. Y que uno de los riesgos de los cultivos transgénicos es que pueden producir contaminación genética, es decir, reproducirse, transmitirse, sufrir mutaciones y vincularse por fertilización cruzada a OGM u otras especies cultivadas o silvestres. Ya se han producido varias experiencias en las que el polen de éstos ha contaminado cultivos aledaños. Asimismo, existe el riesgo potencial de que provoquen, por un

lado, resistencias en hierbas e insectos y, por otro, la extinción de especies locales.

  • 1.4. Planteamiento del problema: ¿Cuál es el peligro que enfrentaría la biodiversidad en el Perú frente al ingreso de semillas transgénicas?

  • 1.5. Objetivos:

1.5.1.

Objetivo General:

Determinar cuál es el peligro que enfrentaría la biodiversidad en el Perú

frente al ingreso de semillas transgénicas?

1.5.2.

Objetivos específicos:

Informar a la población del peligro del consumo de semillas transgénicas.

Promover a la población el cuidado de la biodiversidad.

1.6.

Alertar a la ciudadanía de la contaminación que produce la producción de semillas transgénicas en suelos y agua. Justificaciones:

Este tema de investigación sobre el peligro de la biodiversidad frente a las semillas transgénicas en el Perú lo elegimos debido a que es una de las problemáticas que se presentan en el mundo en estas épocas ya que la tecnología ha avanzado y se está innovando cada día afectando de alguna manera a la biodiversidad mediantes estos productos transgénicos que a largo plazo pueden causar efectos graves para la sociedad. Además de que es un tema de suma importancia ya que las semillas transgénicas se utilizan en los cultivos y esto puede dañar a la vida silvestre y al suelo. Los plaguicidas de los cultivos transgénicos matan a los insectos y bacterias que son útiles y que viven en la tierra y también pueden ser dañinos para las aves, murciélagos y otros animales que ayudan en la polinización de plantas y control de plagas. Además afectan a las plantas cercanas porque el polen de los cultivos transgénicos vuela con el viento y se dispersa a otras plantas similares. Y sobre todo que la población no está debidamente informada sobre estos productos transgénicos ya que no existe mucha difusión en medios de comunicación sobre este tema.

CONCLUSIONES:

  • - El Perú perderá la mayor parte de su biodiversidad con el ingreso de los transgénicos.

  • - Los productos transgénicos pueden ocasionar nuevas enfermedades.

  • - Los cultivos orgánicos se corromperán por los transgénicos debido a la polinización.

  • - La mayor parte de la población peruana no está informada acerca del tema.

  • - Gracias a la moratoria que se realizó en el 2011 se prohíbe el ingreso de los transgénicos hasta el año 2021.

  • - Los productos transgénicos tienen menor costo que los productos orgánicos debido a que es más difícil cultivas alimentos orgánicos que transgénicos.

  • - En la venta los productos transgénicos no tendrán etiqueta.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

NABU.

(2013).

Cultivos

transgénicos

y

biodiversidad.

Recuperado

de:

Sociedad Española de Biotecnología. (2000). Plantas transgénicas: Preguntas y

respuestas. España: Pirámide. Portafolio (2011). Perú prohibió las semillas transgénicas en su territorio. Recuperado de: http://www.portafolio.co/internacional/peru-prohibio-semillas-transgenicas-

Relyea, R. (2005). El impacto de insecticidas y herbicidas en la biodiversidad y la

productividad de las comunidades acuáticas. EE.UU: Journal Ecological Applications.

Red de Acción en Agricultura Alternativa. (2007). Diagnóstico sobre la situación de los organismos genéticamente modificados en el Perú. Recuperado de:

f

Friedrich, Ebert & Stiftung. (2003). Cultivos Genéticamente Modificados: Impactos en la

biodiversidad, la salud y los procesos productivos. Recuperado

de:

Balta, A;

Barón, J & Blanco V. (2013). Alimentos transgénicos: La realidad no siempre

supera

la

ficción”.

Recuperado

de:

Fernández, M. (2013). Alimentos Transgénicos: ¿Qué tan seguro es su consumo?

Castro, M. (2002). Los alimentos transgénicos y las posibilidades de vida. Recuperado de: