Está en la página 1de 239
B. Paeth Experiencias con el Concepto Bobath Deena RRP RCL CLEC y casos Passo Catalogacién en Publicacién de la Biblioteca Nacional Paeth Rohtfs, Bettina Experiencias con el concepto Bobath : fundamentes, tratamientos, casos / Bettina Paeth Rohifs: (traduccién efectuada por Ana Heimann Navarra]. — 2* ted, — Buenos Aites ; Med:id: Médica Panamericana, 2005, YOXIT, 346 po: iL; 26cm Traduccion de: Erfahrungen mit dem Bobath-Konzept. Incluye referencias bibliograficas e indice ISBN 84-9835-034-4 1, Paraliticos cerebrales—Rehebilitacién. I. Titulo. 616.831-009.11-085.8 1.4 edicon, septiembre 2001, 2.+ edicion, actutre 2006 Traduccion det orginal en aleman Sopyight = af the orginal Serman Languege tition 2005 by Geog Thine Veriag 6, Stuttgart, Germany ‘Original title: “Eranrungen mit dem Sobath-Korzept’, by Bettina Faeth Ron's. Traducci6n de Editorial Mésdica Panomericana, S.A. Efectuada por: Ana Heimann Navarra La medicina es una ciencia en permanente cambio. A medics que tas nuevas investigaciones y la experiencia clinica amplian nuestro conecimien- 0,28 requieten modificacioner a lar modalidades terapéuticas y en los tratanientos fximacel6gicos. Loe autores do esta obra han varifcado toGa la informacién con fuentes confizbles para asegurarse de que ésta sea completa y acorde con los estandares aceptados en el momento de la publicactOn, Sir ombargo, en vista de La poriblidaé de un enor humane o de cambios an la cienciaz médizae, ri los autores, rita editorial, ‘0 cualquier otra persona imlicada en la preparacion cla publicacion de este trabajo, garantizan que la totalidad de la informacion aqui corte niga ses exacta 0 completa y no se responssbilizan por erveres u omisionat 0 por los resulcados abtenidos del uso de ests infermacién. Se acon- Sef ales lectores confirmara con otres fuentes. Por ejemplo, yen particulay, se recomienda alos lectore revisar el prospecto de cada farmaco ‘que planean adminietrar pars corcorarto de quo la informanin contorida on este Libr sea correcta y na se hayan producda cambies en is dosis sisi nls containdcacones pra sh adninsracien, Ea rcomenacon cbr especal Inportanca con elcin armas nueves © jeuso infecuents, Los Editors han hecho todos os eferzosporafocoizro fos tituiares del copyright del materia fuente utilicado por ol auter. Si por enor u omissn, ino se he ctado algan titular, se scbsanard con ta proxina reimpresién, Gracias por camprar el orginal. Este libro es producto del esfuerz> de profesional como usted 0 de sus profesores si usted es estediant, Tenga fen cuenta que Fotacapiaro es una falta de vespeto hatia eos un robo da cus derechos intelectualos, Banamericsna> http://www.medicapanamericana.com mexico worm pu Se AU sPafia ANberto Alcocer, 26 - 28036 Mail, Espana Tel: (34-91) 1317800 / Fax: (34-91) 1317805 email: infoemecicapanamericana.es Tel: (56-11) 4821-2066 / Fax (54-11) 6821-1 eral: info@@meditaparamericana.com COLOMBIA Cattera 7a A N* 69-19 - santa Fe de Sogeta OC Colombia. Tel: (57-1) 235-4058 / fax: (57-1) 345-0019 errail:infomp@medicapananericana.con.co VENEZUELA Eificie Pola, Tore ese, Po 6, OF. 6.¢ Paz Venezuela, Ubsrzacén Los Caoles Paroq¥a El 2ecee, Municipio ibetador- Caracas Dept. Capital - Venezuela Tels (8-212) 793-2857 /6906/5985/1865 Fax: (6-212) 793-5885 emai: infoe@meticapanamercaa conve ISBN-13: 978-86-9835-034-0 TSBN-10; 86-9835-034-6 Todos los dereches reservatos. Este libro o cualquiera de sus partes no podrin ser reproducidos ni archivados en sistemas recuperables, ni ‘rasmitidos en ninguna forma o por ningun medio, y2 sean mecanicos 0 electronicos, fotocopiadoras, grabacicnes, 0 cualquier otro sin el permiso previo de Editorial Médica Panamericana, S.A. © 2007, EDITORIAL MEDICA PANAMERICANA, S.A. Alberio alcocer, 24 - 28036 Madrid - Espana Deposfto legal: M- 38571 - 2008 Tmpresa en Espata 1 FUNDAMENTOS Una condicién previa para trabajar con pacientes segtin el concepto Bobath es tener buenos conocimientos acerca del movimiento normal, sobre todo en lo que se refiere al meca- nismo de control postural y al equilibrio. El pri- mer capitulo esta dedicado a estos fundamen- tos. Asimismo se describen la exploracién y la documentacion del estado del paciente. Para ello se presenta un ciclo regulador que permi- te un examen preciso del tono postural y de la sensibilidad. En la descripcién de los principios del trata- ‘miento intentaré dar respuesta a las preguntas de cuando y como debe iniciarse la terapia, cémo debe manejarse al paciente y qué hacer en caso de dolor. 1.1. Movimiento normal El objetivo de la fisioterapia y la ergotera- pia consiste en devolver la movilidad normal a aquellas personas que a consecuencia de una enfermedad han sufrido trastornos locomoto- res. Después de una enfermedad o en caso de lesiones del aparato locomotor o postural, por ejemplo como consecuencia de una fractura, este restablecimiento puede llegar a ser del 100%. En caso de una enfermedad o lesion del ‘SNC, las posibilidades de un restablecimiento total son menores y es probable que la dismi- nucién sea permanente. Aun asi, para el trata- miento y la evaluacién constante de resulta- dos, los fisioterapeutas y ergoterapeutas deberan tomar como referencia los movimien- tos normales de personas de igual sexo y edad y similar constitucion fisica. No debe compararse al paciente X con el paciente Y. Expresiones tales como «para una lesion de esta magnitud ya se ha conseguido mucho» son comprensibles, pero inaceptables. Es preciso comenzar el tratamiento como si de una competici6n olimpica se tratara, en la que paciente y terapeuta formando equipo, toman conjuntamente la salida para ganar la medalla de oro. Ambos saben que tal vez tendrén que contentarse con una medalla de plata, de bron- ce 0 unos puestos mas atras, pero salen con la idea de go for gold o I want it all and I want it now (Queen). El objetivo es alcanzar la movi- lidad normal. 1.1.1. gQué es un movimiento normal? 2Acaso existe? Si, existe. Ademas es abso- lutamente individual. Cada persona en este mundo posee su propio movimiento normal. 2COmo puede pues saber el terapeuta de qué modo se movia su paciente antes de la lesi6n? Sélo puede deducirlo de forma légica tomando como referencia los siguientes criterios de observacién: © Edad: una persona de 27 afios de edad se mantiene y mueve de un modo distinto que una de 72 anos. A medida que avan- za la edad, disminuye la capacidad de extension y aumenta la postura flexora; Género: el tono postural de las mujeres suele ser mas bajo que el de los hombres; FUNDAMENTOS las mujeres son mas moviles (excesiva- mente méviles) mientras que los hombres suelen ser mas inméviles y con menos capacidad de dilatacion: Altura: el centro de gravedad de una per- sona de 186 cm de altura se sitda bas- tante mas alto que el de una persona de 160 cm. Esto infiuye sobre su equilibrio. EL individuo de mayor altura tiene mas dificultad en mantener el equilibrio; Proporciones: ~ Longitud del tronco en relaci6n a la longitud de las piernas: esta propor- cién influye, por ejemplo, en el movi- miento de levantarse de una silla. Alguien de tronco largo y piernas rela- tivamente cortas sélo necesita incli- narse algo hacia delante y ya sitta el centro de gravedad del tronco sobre la base de sustentacion de los pies. Por el contrario, alguien de proporciones inversas deberd posicionar sus pies muy hacia atras para que el centro de gra- vedad del tronco se sittie sobre la base de sustentacion. — Anchura de la cintura escapular en rela- cién a la anchura de la pelvis: estas proporciones influyen, por ejemplo, en las reacciones de enderezamiento late- tales en sedestacion. En una persona ancha de hombros y estrecha de pel- vis, en un desplazamiento lateral del peso, el centro de gravedad del tron- co 0 punto clave central llega muy rapidamente al limite de la base de sustentacion propia del cuerpo. Apa- receran con rapidez y de forma marca- da reacciones de enderezamiento de la cabeza y de la pelvis. En una persona ancha de pelvis, el centro de gravedad del tronco o punto clave central puede moverse bastante lateralmente antes de alcanzar el limite de la base de sus- tentacidn: las reacciones de endereza- miento apareceran més tarde y de forma menos marcada, las reacciones de la cabeza se haran visibles bastan- te antes que las reacciones de endere- zamiento de la pelvis. = Peso corporal y su distribucion: los qui- los no siempre se encuentran reparti- dos de modo uniforme; en ocasiones, la pelvis y las piernas pesan despropor- cionalmente en comparacién con el tronco, la cintura escapular y los bra- Zos. Algunas personas presentan un tronco corpulento con extremidades relativamente delgadas. Las reacciones de equilibrio y los movimientos coti- dianos varian en un reparto de pesos tan desigual. - Tipo de constitucién: leptosomatico, atlético, picnico; ~ Disposicion genética; = Clima en que vive a persona: cuanto mas caluroso sea, tanto mas hipoténi- cas me parecen las personas. Estas caracteristicas sobre todo fisicas de un cuerpo permiten sacar conclusiones de su tono postural y de su comportamiento cins co. Ademas, se puede comparar el paciente con una persona sana de caracteristicas similares. Salvando cada individualidad, todos nues- tros movimientos son iniciados, realizados, con- trolados y corregidos por el mecanismo normal de control postural. 1.1.2. Mecanismo normal de control postural Con respecto al sistema locomotor, postura y movimiento son una misma cosa. Karel Bobath dijo: «La postura es un movi- miento parado, el movimiento es una postura mas el factor tiempo.» ‘Aesto quisiera afiadir lo siguiente: «La pos- tura es movimiento en su minima amplitud». Cuando la amplitud de movimiento es tan pequefia que no resulta visible, reconocemos una postura. En cuanto la amplitud de movi- miento aumenta y se hace visible, reconoce- mos un movimiento. Una postura normal nunca es rigida e inmo- vil. Esto se puede apreciar en las huellas com- putarizadas sobre placas de presion tomadas durante una exploracion. Aunque las personas aparentemente cumplen las indicaciones de mantenerse completamente inmoviles, un and- lisis preciso de los cambios de presion bajo sus pies nos muestra un movimiento de vaivén en su minima expresion. :Qué es lo que origina este vaivén? Mediante el movimiento respira- torio lateral y ventral aparecen pequefios des- plazamientos de peso que son compensados mediante adaptaciones del tono (reacciones de equilibrio, v. pag. 13). Postura y movimiento son, por to tanto, expresiones para movimientos minimos | (quizés solo dentro del masculo) y mayores. Considerando las variaciones inherentes a cada individuo, la postura y el movimiento nor- males se basan en los siguientes criterios gene- rales: ® El movimiento normal es la respuesta del mecanismo de control postural central a un pensamiento o un estimulo sensitivo- motor intrinseco 0 extrinseco. © La respuesta del mecanismo de control postural central sirve para aleanzar una finalidad sensitivomotora. * La respuesta del mecanismo de control postural central es econémica, coordina- da, adaptada y automatica, voluntaria o automatizada. Para ilustrar estos criterios se daran ejem- plos de movimientos normales contrapuestos a movimientos anormales 0 modificados. Un movimiento normal va dirigido aun objetivo Quien tiene sed extenderé su mano hacia un vaso de agua. Si le pica la nariz se rascard con un dedo. Quien da una conferencia acen- tuara sus palabras con gestos y mimica deter- minados. En contraste con ello, en personas con hemiparesia observamos reacciones aso- ciadas en el lado afectado, cuando intentan alcanzar un vaso o rascarse la nariz con la mano que presenta mayor movilidad. Estas reacciones asociadas no tienen un objetivo determinado. Las personas con hiperquinesia pueden tener un tic facial, un blefaroespasmo (guifio involuntario de uno 0 ambos ojos) 0 movimientos balisticos de los brazos que no estn en consonancia con la conversacion, por lo que resultan superfluos y se consideran movimientos anormales. Un movimiento normal es econémico Un movimiento normal se rige por el prin- cipio de minimos, que pretende conseguir el objetivo deseado con el minimo esfuerzo posi- FUNDAMENTOS 3 ble. Cada postura o movimiento requiere una actividad muscular que gasta energia. Esta ener- gia ha de recuperarse mediante la ingestion de alimentos. El SNC busca en la memoria los patrones de movimientos pertinentes, y varia los distintos componentes de manera tal que pueda alcanzarse el objetivo con un desgaste energético minimo, o sea, acortando, por ejem- plo, una palanca lo mas posible y alargando ésta sdlo en el dltimo momento, cuando ten- gan que compensarse las distancias. En cam- bio, las personas con hemiparesia reaccionan con patrones totales, cuando debieran hacerlo con movimientos selectivos finos. Asi, por ejem- plo, para poder llevarse la mano a la boca lo hacen levantando todo el brazo y abduciéndo- lo, en vez de hacerlo con el codo y el antebra- zo ligeramente inclinado hacia abajo. Un movimiento normat es un movimiento adaptado Un movimiento normal se adapta a las cir- cunstancias del momento. Por ejemplo, para levantarse de un taburete bajo se emplea el mismo pation de movimientos como para hacer- lo de un taburete alto. El tono postural aumen- ta en consecuencia y la inclinaci6n del tronco se hace mayor a fin de situar el punto de gra- vedad (punto clave central) sobre el centro de la base de sustentacién bajo los pies. En nume- fosas personas con hipertonia se observa que pueden levantarse con facilidad de la silla de tuedas acostumbrada, pero no asi cuando inten- tan levantarse del sofa del sal6n, ya que éste es mas bajo y blando y requiere una adaptacién que no pueden efectuar. Un movimiento normal es automatico, voluntario o automatizado Segiin su funcién, un movimiento normal puede ser completamente automético, volun- tario o automatizado. Las reacciones de equi- librio que, por ejemplo, sirven para mantener una postura o recuperar el equilibrio son total- mente automaticas. Son patrones obtenidos genéticamente, y que nunca tuvieron que ser aprendidos de forma voluntaria. Un movimien- to normal también puede realizarse de forma voluntaria, en el caso de un movimiento nuevo necesitara ser aprendido. Ocurre a menudo que un movimiento nuevo, a fuerza de repetirlo, se 4 FUNDAMENToS convierte en un movimiento automatizado. Estos movimientos, como pueden ser escribir o tocar el piano, se ejecutan de la misma mane- ra que los movimientos automaticos. La posibilidad de realizar una funcién empleando conjuntamente estas tres formas de movimiento queda ilustrada en el ejemplo de vestirse: el punto de partida suele ser la silla 0 la posicién sentada, o de pie, y que tequieren reacciones automdticas de equilibrio. Las prendas de vestir cuyo manejo nos resulta familiar nos las ponemos con movimientos automatizados. Los movimientos voluntarios se ven en el momento en que vestirse requiera una atencién o dificultad especiales: por ejem- plo, una prenda nos resulta demasiado estre- cha y ha de ser estirada, la blusa debe meter- se con cuidado y bien alisada en el pantal6n, los botones que son especialmente pequefios y lisos, etcétera. Una postura y movimiento normales requieren, por lo tanto, una adaptacién constante del tono postural, Debe considerarse, ademds, que tienen lugar bajo el influjo de ta fuerza de gravedad. Adaptacién del tono postural Los movimientos frecuentes se efectian con un tono postural especifico, y se memorizan de este mismo modo en conjuntos neuronales (neuronal sets). Cuando se vuelven a necesi- tar, se analiza primero la situacién real, el tono postural del momento. Si éste resulta dema- siado bajo 0 alto, en condiciones normales se suele adaptar. Si esta adaptacién no es posi- ble por una lesion del SNC, el acceso al movi- miento memorizado resultara dificil o incluso imposible. La funcién requerida debe realizar- se nuevamente, es decir, de forma voluntaria. Un movimiento voluntario lo realizamos todos, tanto sanos como discapacitados, en un tone postural mas elevado. Sin embargo, cuando el SNC esta lesionado, el control inhibitorio no resulta suficiente. El movimiento se realiza adoptando patrones totales, en vez de hacer- lo mediante movimientos finos y selectivos. Ello resulta antieconémico y supone un mayor esfuerzo. El esfuerzo, a su vez, aumenta el tone postural, lo que de nuevo dificulta el acceso a los movimientos memorizados. De esta forma se cierra un circulo vicioso que sélo se puede interumpir con la ayuda de la terapia. Influencia de ta gravedad Para poder realizar un movimiento bajo el. campo gravitatorio de nuestro planeta se nece- sita el esqueleto dseo, los huesos y las articu- laciones. Ademas, en distintas partes del cuer- po que requieren una estabilidad minima por motivos econdmicos, se necesitan también estructuras estabilizadoras pasivas como cap- sulas articulares y ligamentos. Por diltimo, para poder efectuar un movimiento necesitamos de una fuerza variable y adaptable, que parte de la musculatura. Esta fuerza representa el tono postural. Asi pues, tenemos a nuestra disposi- cin estructuras tanto pasivas como activas. Es necesario que el tono postural pueda variarse, ya que también varia constantemen- te la influencia de la fuerza de gravedad. Esta influencia siempre desencadena efectos distin- tos, porque también va cambiando la base de sustentacion de la persona. Unas veces es mayor, otras menor. Ademas, las distintas par- tes del cuerpo estan constantemente en posi- ciones distintas en relaci6n a la vertical, con los consiguientes desplazamientos del peso. El segundo axioma de Newton nos ilustra estos efectos. Dice: ia fuerza activa y la acele- racién conseguida son proporcionales. En fisio- terapia lo traduciriamos del siguiente modo: a cada fuerza le actiia otra fuerza igual en con- tra. Considerando que el efecto de la fuerza de gravedad varia constantemente, también ha de adaptarse nuestra fuerza en contra, nuestro tono postural. Dado que ello ocurre de forma totalmente automética e inconsciente, Karel Bobath eligi para estas observaciones el tarmino de «meca- nismo reflejo de la postura», término que en 1990 cambié a «mecanismo de control postu- tal normal». Este mecanismo de control regula: La sensibilidad normal. El tono postural normal. La inervacién reciproca normal. La normal coordinacién temporal y espa- cial del movimiento, es decir, el equilibrio. 1.1.3. Tono postural normal La Organizacion Mundial de la Salud define el tono postural normal del modo siguiente: el tono muscular normal es ta resistencia dependien- te de la velocidad contra un movimiento pasivo. Consecuentemente, se suele medir el tono en el movimiento rapido y pasivo de una extre- midad; asi, por ejemplo, se determina en el movimiento pendular y rapido de antebrazos para determinar el tono en los misculos biceps y triceps braquiales. Desde el punto de vista funcional, es importante saber como se com- porta la musculatura bajo estas circunstancias. No obstante, esta prueba no nos da ninguna informacin acerca del modo en que la perso- na emplea activamente su tono postural. Por ello, Berta Bobath describié el tono postural normal del siguiente modo: el tono postural nor- ‘mal es lo suficientemente alto para contrarres- tar la fuerza de gravedad, y al mismo tiempo lo suficientemente bajo para per- FUNDAMENTOS = 5) cing y holding son posibles de forma espontanea. EL resultado de esta prueba nos da una informa cién sobre lo que podemos definir como tono pos- tural normal. La variabilidad del tono puede repre- sentarse graficamente (Fig. 1.1 a-b). Las adagtaciones graduales y selectivas del tono en posicién tonal baja son los requisitos para movi- mientos graduales y selectivos. Las adaptaciones graduales y selectivas del tono en posicién tonal ‘mayor son los requisitos para la estabilidad, {| fstabilidad no significa fiacion! La estabilidad F presupone una inervaci6n reciproca, es decir, la modulacion del tono postural a nivel neurofisio- légico alto (v. cap. 1.1. mitir un movimiento. Ella desarroll6 para la deter- minacion del mecanismo de con- trol postural normal la técnica del placing (colocacién) y del hol- ding (mantenimiento). Consiste en mover una pierna o un brazo de la persona a la que se esta examinando, a fin de notar la adaptabilidad a las relaciones cambiantes de la gravedad. Se prueba si puede mantener una extremidad en una posici6n, es decir, soltando dicha extremidad se comprueba si mantiene por si misma todo el peso. De ser asi, se podria suponer que el meca~ nismo de control postural cen- | @ normal selectvos ‘Amplited dl tono postural Tono més alto necesario para la estabilidad = suma de muchos movimientos Teno mas bojo necesario para la realizaci6n de movimientos selectivos Tono demasiado alto: Hipertonia, espasticidad, rigidez = reclutamiento incontrolado de unidades motoras ‘Modulacion del tono por Excitacion: INHIBIC Modvlacién del tono por Excitacion: inhibicion Tono demasiado bajo Hipotonia, paresia, plejia = incapacidad de reclutar (suficientes) unidades ‘motoras tral funciona, al menos en este caso. De no ser asi, habria que averiguar si la adaptacién al tono postural puede hacerse de forma voluntaria, a una orden verbal: «mantenga». Se vuelve a com- probar si mantiene por si misma movilidad = 60:40% pili el peso. En casos normales,pla- | Toro posto més Poses iano postural muy Figura 1.1. El tono posturcl. a) El tono eqplibrado postural normal varia dentro de una ‘azul claro: ddeterminada amplitud. Si sobrepasa 0 no llegaro a esta Franja fisiologica variable ‘estariamos ante un estado anormal de hipertonia o hipotonia,b) Del reparto de las partes corporales estables y méviles puede dedicirse el tono postural predo- minanle ~mas bien bajo o mas ien alto. Zonas azul oscuras: mas bien estable. Zenos azul claras: més bien mévil. Arcos | bien bajo Ariculaciones que sobre todo deben ser estables, por ejemplo, estabildad: Ariculaciones que seb odo deen sr méviles, por ejemplo, dod estabilidad = 55:45% | Toro postural mas \ a Articulaciones euya funcién es tanto la estabildad como lo negros: equilibrade, 6 — FUNDAMENTOS ree La construccién del tono postural requie- re del SNC una actividad excitatoria que debe quedar bajo control inhibitorio a fin de evi- tar una respuesta excesiva. Cuanto mayor deba ser el tono, por ejemplo, para la esta- bilidad en bipedestacion 0 en apoyo mono- podal, tanto mayor debera ser el control inhi- bitorio, para poder posibilitar movimientos pequefios y minimos de amplitud minima, es decir, las reacciones de equilibrio. Control inhibitorio significa la capacidad de modu- lacion del tono postural. Para poder modu- lar algo son necesarias al menos dos fuer- zas. En neurofisiologia son la excitacion y la inhibicion. La excitacin lleva a la actividad de neuronas excitatorias y asi también de miasculos. La inhibicion lleva a la actividad de neuronas inhibitorias que reducen la acti- vidad de las neuronas excitatorias. La inhi- bicion no conduce a la inactividad total de neuronas excitatorias sino a la modulacion de su actividad y, de este modo, ala grada- cién del tono muscular. El tono postural se construye mediante la despolarizacién de neuronas excitatorias que activan unidades motoras se llega a una contraccién concén- trica del musculo-. EL tono postural se redu- ce por la despolarizacién de neuronas inhi- bitorias que, de forma pre o postsinaptica, establecen una conexidn sinaptica con neu- fonas excitatorias reduciendo su nivel de actividad -el resultado es: menor excita- cién-. Por ello se origina una contraccion concéntrica de menor fuerza 0, si acta una fuerza externa (fuerza de gravedad o anta- gonista) sobre el masculo, una contracci6n excentrica. Para la modulacién del tono, el SNC dis- pone de los mecanismos que figuran a con- tinuaci6n. Para la construcci6n del tono: * Sumacién temporal: se da forma repe- tida y continua un impulso excitatorio hasta que, sobrepasado el umbral sen- sitivo, produce la despolarizacion (por ej., pasar repetidamente un cepillo sobre el dorso del pie puede producir la excitacién del misculo elevador del pie 0 de las falanges); © Sumaci6n espacial: se dan repetidos ‘impulsos excitatorios hasta sobrepa- sar el umbral sensitivo y despolarizar- lo (por ejemplo, pasar repetidamente un cepillo sobre el dorso del pie, alternando esta accién con la de dar golpecitos sobre el vientre muscular al mismo tiempo que se da una ins- truccion verbal en voz alta, lo que puede producir la excitacion del misculo elevador del pie o de las fa- langes); © Liberacion repetida de neurotransmi- sores excitatorios como glucamato, acetilcolina, adrenalina; * Liberacion de neuromoduladores que varian el umbral sensitivo, por ejem- plo, serotonina. Para la disminucion del tono: © Sumacion temporal de un impulso inhi- bitorio (dar tiempo para acostumbrar- * Sumacion espacial de impulsos inhibi- torios (por ej., gran base de sustenta- cién, la alineacion de puntos clave (postural set) opuesto, movimientos lentos, relativamente grandes, voz tranquila, monétona para invitar a sol- tar); © Liberacion repetida de neurotransmi- sores inhibitorios, por ej., GABA; ‘* Liberacién de neuromoduladores como. la serotonina para variar el umbral sen- sitivo; * Activacion de neuronas inhibitorias cuyas sinapsis estan tocando el co- mienzo del axén (v. Fig. 1.2). Son numerosos los factores que influyen en el tono postural. A continuacién se indican y explican los mas importantes: * Base de sustentacién y area de apoyo. * Alineacién de puntos clave (postural set). © Posicién en relacin a la fuerza de gra- vedad. Velocidad. Idea que se tiene de un movimiento. Factores psiquicos. Dolor. menos electivo: en una dendrita ‘en el comienzo Figura 1.2. Uniones sindpticas efectivas y menos efecivas, La base de sustentacion y el drea de apoyo influyen en la calidad del tono postural espe- cialmente mediante: * Tamafio. © Consistencia. * Grado de estabilidad o movitidad (pagi- na 34). La alineaci6n de puntos clave (postural set) influye en el tono postural (pag. 35). La posicién en relacion a la fuerza de gra- vedad determina qué grupos de misculos actian como agonistas y, por tanto, trabajan con un tono superior, actuando concéntricamente con- tra la fuerza de gravedad, o también controlan- do su influencia, frenéndola mediante contrac- ciones excéntricas. La velocidad con la que se realiza un movi- miento determina la calidad de un movimien- to en lo que respecta a su economia. Cada fase de un movimiento se ejecuta por una persona una determinada velocidad que resulta para ella econdmica. Ejemplo: Levantarse de una silla. Al inicio de este movimiento, el cuerpo se encuentra con una inclinacion de aproximada- mente 45-50° respecto a la linea horizontal, y mediante una extensidn de las rodillas debe levantar el punto de gravedad del cuerpo (S2) FUNDAMENTOS = 7 de la base de sustentaci6n. La influencia de la fuerza de gravedad es muy alta, pues la super- ficie afectada es grande. Por ello se suele rea- lizar esta primera fase con cierto impulso, a mayor velocidad. Cuanto més se estiran las. articulaciones de la cadera y las rodillas, es decir, cuanto mas se endereza el cuerpo, tanto més lento seré el movimiento. El camino opues- to, para sentarse, se efectia de forma contra~ ria: el movimiento es inicialmente lento y luego se acelera en la fase de mayor incidencia gra- vitacional para superarla de forma econémica. Ejemplo: Andar. Al andar o caminar, la velocidad y el ritmo ‘influencian el tono postural. En velocidad pro- pia, individual, se puede caminar durante kil6- Metros con cansancio reducido. No obstante, cuando variamos nuestra velocidad propia para adaptarla a la de otra persona, por ejemplo en un paseo, reduciéndola para acompajiar a la abuela o, por el contrario, aumenténdola duran- te la excursién con un grupo de amigos bien entrenados, nos cansamos mas. Por ejemplo, canciones durante una excursion o marchas mili- tares marcan un ritmo y una velocidad deter- minados, y ayudan a mantenerlos. Si esta velo- cidad coincide con la propia, se dispone de una buena ayuda y de un estimulo para seguir andando durante kilometros. Cease ees eed La idea de movimiento que tiene una per- sona influye en el tono postural a causa de su sensacién anticipadora (feedforward). El tono postural suele ser normal cuando se debe efectuar un movimiento facil, y aumen- ta en el caso de un movimiento considerado dificil 0 cuando se debe efectuar algo nuevo. La idea o también el recuerdo de un mo- vimiento que parcialmente también esta memorizada en el cerebelo, induce al siste- ma limbico a regular la formacién reticular 0 area 6 (cértex premotor), es decir, la ten- sion muscular previa. Las motoneuronas gamma de la médula espinal se activan exci- tatoriamente en mayor o menor grado, lo que lleva a una contraccién de las fibras jintrafusales y, por lo tanto, a un alargamien- ‘to de los husos musculores. Si ademas se pro- duce un alargamiento incluso rapido det esqueleto muscular, el umbral sensitivo de