Está en la página 1de 34

Al

Filo de lo Desconocido:
Amanecer

Por

José Allende


El gran cambio ya ha iniciado, el tiempo viene para que la gran águila del
norte y el gran cóndor del sur de las Américas, vuelen a estar juntos otra vez,
como uno solo. Y de ella nacerá el nuevo hombre.
Pachacuti
Lleguemos a él con sincero corazón, con plena fe, purificados los
corazones de las inmundicias de la mala conciencia, lavados en el cuerpo con
el agua limpia del bautismo.
Hebreos 10, 22

Prefacio

En los años 1569 se organizó una gran batalla entre los indígenas, el
pueblo limeño y sus colonizadores, la inquisición comandada por el virrey del
Perú Francisco del Toledo persiguió salvajemente a los no creyentes
acusándolos de herejes. El demonio disfrazado bajo la tiniebla de la noche
tomo las almas para su corte, una fuerza endemoniada aterrorizo la ciudad,
fueron los cuerpos poseídos, lo que llevo el Tribunal de La Inquisición al
centro de la ciudad, al frente de la Iglesia de la Merced, en el actual jirón de la
Unión, una legión de demonios ofreció el sufrimiento humano y la sangre de
un pueblo a su gran rey Lucifer.
No fue sino hasta el año 1813 que esta inquisición fue abolida por la
iglesia, tras la gran batalla de los hombres de la cruz invertida, su fe en Dios y
la sabiduría de los INCAS, controlaron la fuerza endemoniada de la corte, fue
la empuñadura sagrada del dorado, la daga del Inca, el Tumi, guiada por la
mano de Dios lo que alejaron el mal.
El Tumi fue resguardado por si se presentase el mal otra vez, una cruz
invertida se creó, los fragmentos que dieron origen a la empuñadura de los
INCAS en el lago Titicaca y la cruz de San Pedro se fundieron en gran
símbolo para encerrar los demonios en la gran bóveda. Dos armas de gran
poder bendecidas por el dios Sol Wiracocha.
Han pasado siglos, el mundo actual desconoce este gran misterio, el pueblo
peruano ya olvido su pasado, el ciclo de la vida continua.

En la actualidad

Seis días antes al amanecer de la hora cero.
Como todas las noches camino largas cuadras para ir de mi trabajo hacia el
distribuidor de la plaza de Acho, con el fin de tomar el transporte público en la
avenida panamericana norte con dirección a mi departamento que está ubicado
por la auxiliar de esa misma avenida en el sector de Santa Anita, con la
avenida los Ficus, adyacente al parque de la amistad. Me llamo Mónica Lanz
y mis amigas me dicen Monic, tengo 28 años y, aunque soy reportera del
Nuevo Report de Lima, un canal de noticias internacional ubicado por la
avenida Arequipa y la calle Enrique Villar. Este sector conforma un extremo
del cercado de Lima; un lugar rodeado de servicios de comida, mini centros
comerciales, televisora, institutos de formación, museo de arqueología y de
historia natural, así como del teatro Pirandello, del cual suelo visitar de vez en
cuando. Me dedico hacer reportes de investigación, lo cual es mi pasión.
Apenas son las 7:30 pm y la temperatura alcanza los 17 grados celsius, lo
hago para distraerme, me fascina caminar y observar a las personas en su
diariamente, no tomo el bus, no quiero perder mi tiempo en el tráfico, así
evado la espera que se forma a la hora en que coinciden las personas saliendo
del trabajo.
Al caminar siento un aire de libertad, eso libera el estrés del día, me vuelvo
atenta a los detalles y, me permito capturar con mi cámara esos instantes, la
cual dejo de percibir de la vida por tanta ocupación. Me detengo en mi
presente y trato de estar ilusionada otra vez; al descubrir que la inocencia
siempre esta, la puedo ver reflejada en la mirada de una pequeña niña, el llanto
turbio del otro pidiendo un dulce a su mami, que no es más que la tierna
manipulación del consentido de casa, alguien que de alguna manera conoce
que lo quieren y reconoce lo que quiere, al menos él trata de imponerlo con
llantos.
También logro observar la tristeza de un anciano al final de sus días,
mostrando lo cansado que su cuerpo esta, la experiencia andante, no deja de
avanzar.
Mientras camino, quedo conmovida con la alegría de una pareja tomada de
la mano, me recuerda a mí y a Mario que aún estamos juntos.
Aún hay generosidad en las personas, por alguien de la calle que aclama
con necesidad unos centavos. Sí, le ofrecen algo más que eso, le dan de comer.
Cuánta dulzura hay en el gesto amable de esas personas, realmente quedo
conmovida.
Sigo mi camino, y observo; una atención con vocación de servicio, que
bien, una anciana ofreciendo agua de molientes, me detengo a tomar esa rica
bebida para calmar el frio, un tipo de bebida de hierbas ancestrales, que me
relaja bastante.
En el tiempo que tomo mi bebida, veo a una joven pidiendo atención en
una tienda de ropas y calzados, muchos otros ofreciendo algún tipo de servicio
o venta, como el de telefonía celular.
Continuo y a medida que paso por las diferentes tiendas, están los
maniquís humanos con disfraces de asombro ubicados en diferentes cuadras de
la calle mostrando su espectáculo de música y marioneta, una combinación de
cantos gregorianos y esplendor de luces a quienes transitamos por esta calle,
aglomerando a unos al disfrute del espectáculo y, sobre todo un paisaje
colonial que cubre a la ciudad.
Por supuesto no dejo de tomar algunas fotografías para nutrirme de su
esplendor.
El Perú como la mayoría de los países del sur, concentran en su capital la
metrópolis, un indicativo que aún están en vías de desarrollo, así lo es Lima, la
cual está ubicada al oeste frente al océano pacifico, con amplio litoral costero,
rodeada de desiertos o pampas de arenas que van desde el sur, su centro y
hacía el norte, un despliegue de dunas que conforman esta maravillosa
geografía.
Una urbe que se queda sin espacios, alojando en sus recintos a la mayor
parte de la población peruana, cerros desbordados de viviendas que lo cubren,
un nuevo paisaje que le da a la población algo más de contemplar, el metro
bus que atraviesa la ciudad de norte a sur, la población activa va y viene, un
ferrocarril que muestra estar a la altura de los servicios de transporte del
mundo, y las maravillosas autopistas que comunican a los diferentes distritos
que conforman la ciudad.
Todos los misterios de una cultura inca que se esconde en el desarrollo de
la ciudad, arraigada por la conquista de los españoles, la historia de un país en
una época colonial que trascendió con el tiempo, los cimientos de lo que fue,
su pasado y su presente, plasmada a través de su arquitectura, muestra su
esplendor desde el centro de esta metrópolis, disgregada en su entorno por
maravillosas estructuras y la descripción en pensamiento para muchos de, una
pequeña Europa, así se siente.
Impresionada voy, me impregno de su energía, tomo más fotos, no dejo de
observar a mí alrededor, como lucen esas vendedoras en la calle, vestidas con
esos abrigos típicos que describen a su cultura y las protegen del frio a la vez.
Aprovecho en probar algo de la gastronomía peruana que se observa al
pasar, tantas personas disfrutando del gourmet, lo rico de su cultura, la
abundancia de sus campos que es su mayor tesoro, así se caracteriza.
Doy el primer mordisco al lomito saltado y papa a la huancaína que pedí, y
una mezcla de sabores y aromas pasan por mí para el deguste, eso ésta
plasmada en la consciencia de las familias peruanas desde muchos siglos atrás
y, ofrecida a ellos, los comensales extranjeros que vienen a este país a disfrutar
de la diversidad gastronómica.
Te puedo decir, que la ciudad muestra mucho más a los turistas, su folklor
andino, los platos de acuerdo a cada región, todo ello aunado a la mezcla de
nuevos sabores que se integran, como la tradición asiática, que también hace
vida aquí.
Mientras camino no dejo de recordar las historias contadas por mis
maestros y familiares.
Los misterios que esconde la ciudad son muchos.
Quizás no lo creas, pero esta ciudad fue bautizada y fundada como la
Ciudad de los Reyes en el siglo XVI, del cual se atribuye sus orígenes. La
misma cuenta con un centro histórico reconocido por la UNESCO, lo que se
da un reconocimiento del valor histórico de lo que es Perú ante el mundo.
Me detengo a observar las iglesias a mí entorno, no dejo de maravillarme
de su aspecto colonial, recordando lo que la historia te dice en sus páginas,
mientras sigo tomando algunas fotos, recuerdo que la urbe también ha sido
nombrada cariñosamente como la ciudad convento, debido a su diversidad
religiosa que le fue otorgada eclesiásticamente a través de los tiempos y las
diferentes imposiciones de creencias que se entremezclaban en el pueblo
limeño conquistado, sus indígenas y la población negra, estos dos últimos
grupos sociales, esclavizados en su momento e integrada después a la
sociedad.
Sin escatimar en estas afirmaciones, puedo entender que los imperios han
prevalecido según su fortaleza. Cuántos siglos pasaron desde la conquista, un
poder INCA que gobernó hace más de 500 años, cedió el paso a los españoles,
esclavizo a sus bases para mantener su hegemonía y dominación por muchos
siglos antes. Así mismo un poder español que también esclavizo a esas bases
en su legado pudo perpetuar su dominio ante el mundo, pero cayó ante las
manos de los libertarios que proclamaron la independencia.
Haciendo una retrospectiva de mi misma, puedo entender lo que es el Perú
hoy para mí, la mezcla de culturas heredadas, llena de creencias ancestrales y
un mestizaje que profundizó el paso a nuevos arraigos en su idiosincrasia, uno
qué, hoy por hoy caracterizan al nuevo limeño. Y a una diversidad de iglesias,
basílicas, conventos y monasterios que se construyeron para albergar a
representantes de la iglesia católica, monjas y monjes para contribuir en la
formación de la juventud de aquel momento de la historia y los religiosos de la
sociedad, una ayuda a los más necesitados, el cuidado en las casas de
enfermos, la atención medica de las familias en los campos de cultivo y el
fortalecimiento a la iglesia; dando así el paso a las diferentes creencias
religiosas dentro de ésta, según fuese la forma de celebrar la eucaristía y llevar
a cabo el cumplimiento de los sacramentos, de acuerdo a los dogmas de la
religión, las directrices impuestas por la diócesis a sus representados, cuyo
valor era seguir el mejor servicio de la fe según sus principios, votos de
pobreza, castidad, sacrificios, obediencia y espiritualidad al desempeñarse
dentro de la misma: como franciscanos, carmelitas, del opus dei, la sociedad
sacerdotal de la santa cruz, del movimiento de los focolares, obra de María, de
los jesuitas y del regnum christi los legionarios, o de muchas otras realidades
en la que la Iglesia convive con la sociedad peruana actualmente y de las
cuales otras también forman parte en la multiplicidad de creencias religiosas, y
de aquellos también que se declaran protestantes.
A medida que voy caminando por las calles de Lima paso cerca de la plaza
San Martin con destino a jirón Unión, una calle muy peculiar, desbordada de
turistas y nacionales, me encuentro con un colega del Nuevo Report, Edgardo
Trujillo, que cariñosamente le decimos Ed, se acerca con pasos apresurados,
me ataja antes de cruzar la calle de Girón Ocaña y oigo a Ed gritar ¡Monic
sube, sube! En ese momento, no sé lo que sucede, en medio del alboroto me
pregunto: ¿Qué ocurre? Observo rápidamente a mi alrededor y es cuando se
detiene bruscamente una van del Nuevo Report, que venía cruzando entre jirón
Carabaya y Ocaña segundo antes, sólo se alcanza a oír un fuerte frenazo, al
volante esta mi compañero Marcos Scott.
Edgardo se había bajado antes para alcanzarme, mientras la van daba
círculos a la plaza, ésta se detiene, subo a la van, observo a Ed y me dicen que
me han estado llamando, pero no habían podido localizar mi paradero a través
de las llamadas al celular. Lo cual observo, esta silenciado y, no me percate de
esta condición, curiosamente mis compañeros optaron por utilizar el sistema
de localización por GPS, con ello triangularon mi ubicación y se acercaron
hasta acá, una aplicación que posee mi celular como el de mis compañeros
cuando se presenta estos casos de emergencia, un protocolo utilizado por la
agencia de noticias.
Evidentemente son horas extras que estaré acumulando por un poco de
diversión.
Ahora voy en la van del Nuevo Report de Lima, ésta es acelerada mientras
emprendemos la marcha, se alcanza oír el silbido del deslizamiento de las
ruedas por el roce con el pavimento mientras la van continua tomando
velocidad, bordeando así la plaza San Martin nuevamente hasta encontrarse
con jirón Carabaya y subir por la avenida Nicolás de Piérola hasta cruzar por
la avenida Abancay; una de las avenidas más importantes del centro de Lima,
cuyos trabajos de ampliación se iniciaron el año de 1947 del entonces jirón
Abancay, construyéndose 11 cuadras de recorridos de norte a sur desde el
puente Ricardo Palma, cruzando por el río Rímac hasta la avenida Miguel
Grau.
Seguimos avanzando en el recorrido por la avenida Abancay.
La noche cubre la ciudad en la penumbra, el frio se hace sentir, sale el
vapor de mi boca mientras converso con los chicos, contamos un chiste para
relajar el ambiente, la luces de las calles y avenidas acompañan nuestro
avance, Ed aprovecha la situación e informa que debemos realizar el reporte
de un crimen perpetuado en la Iglesia Nuestra Señora del Carmen.
Mientras continuamos yendo al norte por la misma avenida hasta
encontrarnos con jirón Ancash y luego subir por la derecha en el sector barrio
alto hasta llegar por jirón Maynas con Junín, Marcos pide prepararnos para
salir al aire una vez que lleguemos al lugar.
Tan solo han pasado algunos minutos y, nos encontrarnos con la Iglesia
Nuestra Señora del Carmen, observo por el cristal de la van un poste de
transito que tienen inscrito Girón Huánuco en la esquina de la calle y jirón
Junín al cual le tomo una imagen con mi cámara, en tanto Marcos busca un
lugar para estacionar la van de noticias, seguimos observando mucha gente
alrededor de la iglesia, se escucha oír las sirenas y una población
conmocionada por el suceso acontecido.
La van es estacionada, abrimos la puerta, ésta desliza mientras se abre de
forma lateral, bajo con mi cámara fotográfica que había preparado con
memoria adicional para resguardar las imágenes y video que tomaré,
aprovecho, levanto la cámara y realizo una grabación de 360 grados del lugar
sin moverme, evidentemente tiene un sistema de grabación nocturna con
buena resolución.
Mi equipo de trabajo reporteril prepara los equipos de grabación e
iluminación para salir al aire.
A medida que me desplazo en el lugar, alcanzo a tomar algunas fotografías
del entorno en que me encuentro ubicada hacia la iglesia, y al cadáver que se
observa tendido sobre el concreto, también tomo imágenes del alboroto y la
multitud presente.
Pude notar el horror de la población en sus expresiones y rostro por la
muerte del sacerdote. Logro realizar algunas preguntas en mi área de acción,
en la conmoción los presentes, me dicen que no pueden testificar lo ocurrido,
ya que no presenciaron tal suceso a quienes preguntaba y avanzaba.
El lugar donde yace el occiso esta acordonado por los funcionarios de la
policía nacional del Perú, veo llegar al departamento de investigaciones del
mismo cuerpo policial, los funcionarios realizan la pesquisa del caso.
Sigo avanzando por la multitud consigo que alguien de los lugareños esté
dispuesto a dar información de lo acontecido, evidentemente confirma conocer
al sacerdote muerto, le hago señas a mi equipo de noticias, me pasan el
micrófono y salimos al aire en ese momento, puede apreciarse alrededor de
nosotros otras emisoras llegando al lugar y otra preparándose para hacer su
reporte.
Inicio mi entrevista, le pregunto quién es usted, me responde que es el Sr.
Romero y forma parte de los feligreses de esta parroquia, al cual asiste de
manera habitual a esta iglesia, recuerda la elocuencia del padre Miguel Cano y
de las homilías que impartía, su mensaje de reflexión y motivación.
Le pregunto si observo algo y, me responde conmocionado que no señorita,
que al igual que muchos se está enterando de lo sucedido en este momento,
recién llegado de su trabajo, no tiene idea de porqué o quien le hizo daño, le
agradezco al Sr. Romero, continúo.
Logro preguntar a otra persona sobre lo acontecido en el lugar, en este caso
una mujer algo mayor, de piel rozada, con canas grafiladas, del cual me dice
disculpe, pero no sé nada de lo ocurrido señorita, voy pasando por el lugar,
visito a mi hermana que vive cerca de aquí.
Sigo avanzando y pregunto a alguien más ¿conocía al padre Miguel? Le
pregunte a un joven de apariencia juvenil. Me responde sí, pertenezco al coro
juvenil de esta iglesia me responde y continúa hablando, desconozco quién
pudo haber atentado contra el padre Miguel, él era una persona servil a la
comunidad y apreciado. Le pregunto cómo se llama y si observo a alguien
sospechoso; me responde que su nombre es Luis Ramírez, solo el grito de la
gente, unos decían se cayó, otras decían: parece que salto de la parte alta de la
iglesia, vi corriendo a socorrer al padre Miguel, no logre ver u oír nada más,
yo estaba conmocionado.
Seguimos indagando sin obtener más información para mi entrevista.
Aún en el lugar, nos informan que el inspector Mario Gonzales del
departamento de investigaciones de la policía nacional dará unas declaraciones
para la prensa, esperamos mientras otros medios también se preparan para
recibir las primicias.
El inspector Mario Gonzales sale del área acordonada, se acerca hacía
nosotros, los medios de noticias, alcanzo a ver los micrófonos cerca del
inspector, igual nosotros colocamos el nuestro, el inspector procede a rendir
una declaración breve de lo acontecido, sin dar mayor explicación de las
causas que conllevaron a la muerte del sacerdote:
“En este momento estamos tomando las experticias del caso, que lleven a
determinar la causa de la muerte del padre Miguel Cano, pedimos a la
comunidad ir a sus casas, permítanos a la policía nacional cumplir con nuestro
trabajo, nos comprometemos en dar con los culpables, no emitiremos más
información hasta tener todos los atenuantes del caso”.
El inspector se retira del lugar, los medios de noticias intentamos hacer
preguntas de acuerdo a las declaraciones del inspector, sin tener repuestas del
mismo. Le hago seña a Ed en ese momento, cerramos la trasmisión de
información:
“Soy Mónica Lanz de El Nuevo Report de Lima y desde las inmediaciones
de la Iglesia Nuestra Señora del Carmen, reportando”.
Quedan muchas preguntas que hacerse. Hay un equipo de forenses
retirando el cuerpo del padre Miguel Cano de la escena del crimen.
Ya es media noche, seguimos esperando, grabamos y tomamos imágenes
del lugar, preparo con mi equipo reporteril el artículo que debe ser presentado
por la página web del medio al que representamos, a eso de las 2:30 am
enviamos el artículo “Desafortunado suceso ocurrido en las inmediaciones de
la iglesia nuestra Señora del Carmen deja una lamentable perdida de su
párroco”.
Terminado nos retiramos del lugar.

La ciudad amurallada

Como parte de las investigaciones, temprano por la mañana, con el equipo


reporteril nos dirigimos a la morgue de la ciudad de Lima para obtener
resultados de la autopsia.
Aún por el trasnocho, vamos pensando en el lugar del evento, observamos
con detenimiento las imágenes tomadas, se resalta ver entre la muñeca y mano
derecha del padre Miguel Cano un tatuaje inusual, así lo vemos, redondeado y
con apariencia de cruz, poco visible por la posición de la mano, desconozco la
simbología que allí se plasma en la foto digital, espero llegar a la morgue para
detallar esta marca.
Me pregunto en ese instante, porque la muerte de un sacerdote, quién
quiere dañar la imagen de la iglesia, siendo este uno de los lugares más
visitados por los turistas. Aprovecho el tiempo de traslado, busco información
en mi celular a través de la internet, la búsqueda de algo que permita obtener
una pista en la investigación reporteril, revisando se lee:
“La Iglesia es considerada como el monasterio de nuestra señora del
Carmen, un santuario arquidiocesano en honor a la Virgen del Carmen, su
origen es colonial, el cual siguió el estilo de los templos católicos de Italia,
edificado así en el siglo XVII”.
Pasa por mi mente nuevas interrogantes, otra vez la duda del símbolo
tatuado en el antebrazo del padre Cano.
Llegamos a la morgue, nos encontramos con la jefa de investigaciones
Rosario Cuevas y el inspector Mario Gonzales, un saludo con gesto de
miradas, caras sobrias llenas de seriedad, apenas se deja ver, pregunte:
podemos tomar algunas fotos, me responden que sí.
Mientras tomamos las fotos pregunto sobre lo sucedido, la jefa Rosario
Cuevas informa:
El análisis forense determino que la muerte se originó por una caída libre
de gran altura, la ruptura del cuello y el desprendimiento interno origino el
desgarro en la arteria vertebral que sufrió el cuerpo a nivel del esternón, fue la
salida que siguió hacía el hombro izquierdo, éste primer efecto fue
determinante para el occiso por la causa del impacto, la cantidad de sangre en
el lugar, la forma esférica.
Así mismo se apreció el recogimiento del cuerpo en posición de neonato,
un estado mortis que impulso la tensión muscular al cuerpo a contraerse en el
post traumatismo, quedando el mismo de lado, frente a la entrada de la iglesia.
Toda esta información ya fue validada por nuestros peritos en la escena del
crimen.
Le pregunte si habían determinado a que altura se pudo haber originado la
caída, el inspector Mario Gonzales respondió:
De acuerdo a las muestras tomadas en las ventanas de la iglesia, la
trayectoria que presentó el cuerpo al momento de la caída, se encontró rastros
de la ropa del padre en la ventana izquierda, que da hacia el patio de la iglesia,
estaba totalmente cerrada, levemente fracturada y con rastros de sangre, al
igual que la ventana derecha que da hacía la calle, ésta última solamente
cerrada, ilesa, ambas ventanas forman parte de la fachada principal. De allí se
determinó una altura de 15 metros y un desplazamiento del cuerpo como de 3
metros, se sospecha que fue lanzado con fuerza, debido a la presunción de los
hechos; fue encontrada sangre de dos tipos, una correspondiente al occiso y la
otra a nuestro sospechoso.
Así mismo, les preguntamos si ya tenían algún sospechoso del caso, ellos
se vieron las caras y la jefa de investigaciones respondió:
De acuerdo al móvil presentado, no tenemos sospechoso aún, nuestros
técnicos están revisando las cámaras instaladas cerca del lugar, que forma
parte de la consigna “Ciudad cuidada, gente saludable” y están interrogando a
miembros de la iglesia.
Les pregunte sobre la marca extraña entre la muñeca del párroco Miguel
Cano en su mano derecha, la inspectora estaba a punto de responder, cuando
en ese momento el inspector recibe una llamada inesperada, él informa:
Ha ocurrido otro asesinato, cerca de la Basílica de San Francisco, me
disculpan, debo retirarme.
Se retira la jefa de investigaciones Rosario Cuevas y el inspector, de la
morgue.
Dada la situación, nuestro equipo reporteril decide trasladarse al lugar
antes mencionado por el inspector.
Una llamada del jefe de la oficina principal del Nuevo Report, corrobora
que tenemos que atender otro caso, la presencia de otra persona muerta en los
alrededores de la muralla de lima cerca del rio Rímac y la Basílica de San
Francisco.
Durante el trayecto rumbo al extremo de la ciudad voy recordando que
desde niña ésta área turística era muy visitada, mi padre me llevaba a pasar el
día observando el rio Rímac desde el puente de la Plaza de Acho y llegar
caminando por lo diferentes pasajes hasta el museo del convento de San
Francisco, la basílica, las catatumbas, la casa de las 13 puertas, el museo de
sitio Bodega y Cuadra y, seguir el paseo por jirón Unión hasta detenernos por
la Plaza Bolognesi, mientras saboreábamos los famosos churros rellenos y
bañados de azúcar de la zona.
Cuantos recuerdos maravillosos quedaron en mí y las hermosas historias
que mi padre contaba de esos lugares.
Recuerdo la vez que mi padre narraba, hija existe una estructura
arquitectónica representativa de la ciudad, tan imponente como el denominado
“Puente de Piedra”, ubicado sobre el río Rímac, que muchas veces pase y que
une el jirón de la Unión, en el Cercado de Lima, y el jirón Trujillo en el
distrito del Rímac, conocido mayormente como “Puente Trujillo”, construido
entre 1608 y 1610, durante la época del virrey Juan de Mendoza y Luna,
Marqués de Montesclaros; por eso a esta estructura también se le atribuye con
el nombre de Puente de Montesclaros, así está en los registros de la ciudad.
Lo más llamativo de la historia, era que todos esos cimientos fueron
construidos con piedras solidas que formaban los muros y bastiones de una
gran muralla, que descansaba a las orillas de Rímac y, hacía sumergida sobre
la ciudad. Una gran duna que cubría a la ciudad amurallada, fue solidificada
por los cimientos del tiempo, escondiendo el horror de la inquisición y los
sacrificios humanos, que hoy yacen bajo tierra.
Mi padre contaba:
En una noche de tranquila serenidad se puede alcanzar a oír el lamento de
las almas, un frio beso que acaricia como el viento, te hace sentir los cuerpos
sin vida que están allí, bajo el subsuelo, la helades de las osamentas
sepultadas, su divagar sin rumbo, son los vigilantes dormidos de la muralla,
que esperan ser liberados de su sufrimiento algún día.
Esta historia era contada una y otra vez por él, cuando la muralla solo era
un mito. No fue sino hasta el año 2004 que fue descubierta parte de la muralla,
sin embargo las catatumbas cercanas como la de San Francisco ya estaba
abierta al público desde 1992, se pudo confirmar su existencia en los registros
de la ciudad, las excavaciones para el proyecto de mejoras de la misma
cesaron para evitar un daño patrimonial de mayor pesar.
Fue la habilidad de los arquitectos peruanos, lograron dar vida a lo que se
conoce como el parque de la muralla y la dignificación a los urbanismos
aledaños, evitando hacer una gran profanación de la estructura existente en el
subsuelo, fue así que la ampliación de la ciudad continuo, lográndose
inaugurar el parque de la muralla al público el año 2007, desde allí se alcanza
ver el paso del tren que va a la serranía peruana y los cimientos desnudos de lo
que un día fue la muralla.
Me asomo por la ventana de la van y estamos acercándonos a la Iglesia
San Francisco.
Ahora me encontraba en el lugar de los hechos con mi equipo de trabajo, e
intentábamos informar sobre otro suceso trágico.
Levanto mi cara hacia el cielo, un hermoso día de radiante luz solar que
pocas veces se alcanza a percibir en Lima es observado, mucho más si estamos
en temporada de invierno, deja sugerir que la naturaleza quiere decir algo,
respiro profundo y aprovecho este oxígeno para continuar ante tal escena.
Un hombre que hacía tirado en la calle y su cráneo destrozado deja una
escena horrorosa, un trago amargo que pasa por mi garganta no describe mi
desagrado, un fétido olor se esparce en el ambiente, apenas alcanzo a tolerar
cubriéndome con la mano, el departamento de investigaciones y los medios en
el lugar, describen los hechos, las luces de carros policiales indicando la
presencia de la ley, incoherencia o no, las caras de los mismos policías se
mostraban horrorizadas.
Tomamos las fotos del caso, en lo posible tratando de evitar interferir en
las actividades de los técnicos forenses, del cual estábamos muy cerca.
Alcanzo a detallar que este hombre también tiene un tatuaje con un círculo
que encierra una cruz invertida a la altura de la muñeca de la mano derecha.
La similitud del tatuaje me recuerda al padre Miguel Cano.
Alcanzo a ver al inspector Mario Gonzales, se muestra con un carácter
implacable, no muestra que la escena lo afecta, me acerco hacía él, le pregunto
rápidamente sí tiene información del occiso, él devela que es otro sacerdote
que atiende la Basílica de San Francisco, su nombre Manolo Quintana, un
padre de origen gallego de avanzada edad que residía en la zona desde hace
años.
Por la forma en que fue encontrado, confirma una primera impresión del
móvil, el cuerpo fue tirado en el lugar, que el occiso fue asesinado lejos de
aquí, esto lo confirmaremos con nuestro equipo, comenta el inspector.
Nuevamente, no hay sospechoso, los testigos solo se encontraron con la
figura de un cráneo destrozado y cuerpo tirado en el andén de lo que en vida
fue este sacerdote.
Caía la tarde, nos dirigimos a la morgue, esta vez para obtener más
información del caso, ya que no pudimos recoger lo suficiente del hecho, sin
duda no teníamos acceso al recinto, solo decían que esperásemos.
Recordé que mi tío Ben Lanz, es capellán en el Santuario y Monasterio de
la Nazarenas, quizás me podía contar un poco más, a él le gustaba contarme
historias de las antiguas cruzadas cuando era pequeña.
Así que fui a buscarlo, mientras Ed y Mario se quedaban esperando
obtener más información de lo acontecido con el padre Quintana, subí hasta la
avenida Tacna donde se encuentra este santuario.
Llego al lugar, de verdad, no dejo de maravillarme de tan fantástica
arquitectura del siglo XVII, es un complejo religioso dedicado al culto del
Patrón del Perú, el Señor de los Milagros regentado por las Madres Nazarenas
Carmelitas Descalzas de San Joaquín, Sor María de Jesús es la priora del
monasterio, que hermosos recuerdo tengo de ella siendo niña, está en las
afueras del monasterio organizando los donativos que van a realizar, me saluda
con cariño y me dice tu tío Ben está dando la charla de hoy.
Paso al lugar, es eso de las 7:30 pm y mi tío está allí, estoy muy contenta
de verlo, espero emocionada que termine la misa para hablar con él.
Terminada la misa, mi tío Ben se acerca a mí, me da un beso y un abrazo,
me dice con ese tono de voz tan cálida:
¿Cómo te ha ido mi niña consentida, Dios te bendiga, que te trae por acá?
Comienzo a contarle de los reportes de investigación que he estado
haciendo últimamente, y del peculiar tatuaje que había visto en la mano
derecha de las víctimas en los últimos reportes realizados.
Se queda pensativo, me advierte que debo escuchar con atención, que debo
ser de pensamiento crítico, cuidadosa al manejar esta información, de
interpretarla, ya que escribir a la comunidad cristiana puede herir los
sentimientos.
Él me recuerda de la inquisición que se vivió en el Perú en aquella época,
ésta origino pequeños grupos que se fueron uniendo para vencer las fuerzas
oscuras de aquel entonces y de los ritos satánicos que se hacían en la fe de la
iglesia.
Existía un grupo de la cruz invertida, se hacían llamar los luchadores de la
fe cristiana de aquel momento, ellos decidieron llevar ese símbolo de forma
secreta para proteger a los cristianos. Al abolirse la inquisición, el grupo se
mantuvo en silencio, jurando permanecer en la clandestinidad por sí el
demonio volviese a aparecer otra vez y ellos volver a enfrentarlo. Fue en el
papado de Juan Pablo Segundo, cuando se ratificó a la cruz invertida como un
símbolo clave de la iglesia católica, en honor al sacrificio de San Pedro, ya que
este murió en Roma ante la cruz invertida con la cabeza abajo, él afirmaba que
no podía morir como su salvador Cristo Jesús. En aquella época se podía ver
al pontífice sentado en una gran silla, la cual tenía grabada esta insignia, esta
silla permanecía en la Basilia de San Pedro, en el Vaticano, lo que motivo a
que este grupo fuera saliendo a la palestra pública, aunque sus líderes han
intentado esconderla. Solo se sabe que muchos se tatuaron esta cruz en
memoria de este grupo.
Escuche en silencio hasta que mi tío Ben termino, impresionada estoy ante
tal información. Por cierto tío, y los miembros de este grupo siguen en la
ciudad?
Él me responde: solo algunos, pero no puedo decir más.
Me pide prudencia hasta conocer quién está detrás de esos crímenes.
Recibo la llamada de Mario, debo regresar a la morgue, donde mis
compañeros esperan el informe del forense.
Cuando llego al lugar Mario me dice que ya tienen el informe, me pregunta
porque había demorado, que Ed ha estado preparando el reporte que había que
subir por la web.
¡El tráfico! Le respondo, lo cual es una excusa poco valida por la hora, me
sonrío.
Al leer la copia del informe forense, éste decía:
Se pudo determinar que el occiso había muerto al menos 9 horas antes de
hallarse el cadáver entre el Parque de la Muralla y La Basílica de San
Francisco para el momento de la intervención forense a las 11:30 am. La
víctima presentaba traumatismo por agente mecánico, por la forma y
dimensiones del impacto cerebral, el objeto pudo ser del tipo martillo o
mandarria, lo cual perforó la cavidad cerebral, adoptando un patrón tetrapolar,
es decir, afectación de los polos de ambos lóbulos frontales y temporales,
originado por el desplazamiento del encéfalo. Así mismo pudo encontrarse
que el cuerpo presento heridas, cortes de piel y punzo penetrante en diferentes
partes del cuerpo, esto flagelo al occiso hasta desmembrarlo, se evidencia el
acto de tortura que posteriormente origino la muerte. Pudo hallarse pelo de
origen animal en la ropa del occiso, lo que hace intuir que el cuerpo estuvo en
un área rural con presencia de animales.
Terminamos de redactar el artículo que debe ser publicado por el Nuevo
Report, nos vamos del lugar. Un día bastante agitado que no ha dejado de
impactar la opinión pública ante estos dos sucesos.

Una semana atrás


¡Mamá! Te dije que tocaras mi puerta, en un tono de exaltación y risa, me


apresuro a cubrir el cuerpo desnudo, me estaba preparando para tomar una
ducha.
Mónica, como toda chica de su edad es aún una mujer tímida, cundo se
trata de mostrar su cuerpo, pero de armas tomar cuando observa lo injusto, de
aspecto conservadora y juvenil al vestir, pero extrovertida, no toma muy en
serio ciertos aspectos morales que su cultura le ha mostrado, lo cataloga de
hipócrita en algunos aspectos, sin duda tengo que resaltar su determinación y
decisiones en tomo a su vida, la puedes ver con una sonrisa dibujada en su
rostro, creo que es genético, por su abuela, ella siente que debe mostrarse
sincera ante la vida.
Entre risas y risas, mi mami me recuerda:
Mónica, hija yo te vi nacer y muchas veces te cambie el pañal, te he
bañado tantas veces que ya ni me acuerdo, así que deja de sentirte
avergonzada conmigo.
Risas acompañan las palabras de mi mami mientras prepara el desayuno.
El ambiente que se genera en la casa de Mónica es divertido y de
elocuencia, su papá no vive con ellas, son una pareja divorciada, pero se llevan
bien como padres.
Mónica sale de su habitación con jeans, una combinación de pantalón
estrecho y chaqueta corta, blusa de algodón y botines de vestir, todo un estilo
casual para ir a su trabajo, mientras desayuna escucha oír en la TV la
promoción de un evento mundial que involucra al Perú y a otros países, que se
van coordinando por una ONG local, mientras oye.
A ti que nos ves, te invitamos en 10 días a asistir a un evento de talla
internacional que involucra a Lima y otras ciudades del mundo a las 10:00
p.m. por un ambiente verde en la hora del Planeta, las luces se apagarán de
manera sincronizada y por completo por una hora e involucrará los principales
espacios públicos de cada ciudad del Perú, una actividad orientada a
concientizar el uso adecuado de los recursos naturales y la energía con el fin
de preservar nuestro medio ambiente, no faltes, te esperamos
¡Mami es un evento interesante, ya terminé de desayunar!
Mónica se despide y le da un beso a su mamá, se va al trabajo, como lo
hace cada mañana, mientras no allá actividades de urgencia que atender,
realmente es una semana tranquila, por lo menos para Monic, eso creemos.
Curiosamente, en estos días se están realizando trabajos de excavación,
precisamente en el espacio que ocupa la iglesia de Santa Ana en Lima, está un
grupo de personas reunidas evaluando el área, otros haciendo el seguimiento
en planos existentes que conforman la iglesia y preparado el sistema de aire de
auto contenido con oxígeno para ingresar a los túneles, que se hayan de
manera subterránea, todo esto motivado a qué, en octubre de 2008, una
incursión arqueológica develo el pasaje a una gran cripta y se cree que es muy,
muy grande, larga y oscura; con dirección hacia a un altar. Debido aquel
momento el gobierno peruano interrumpió las excavaciones que llevarían a un
proceso de mejoras para la iglesia, por entender que se pudiese dañar algún
patrimonio de la nación. Hoy día con los permisos de rigor se habilitaron los
trabajos.
Ingresa el grupo de arqueólogo y excavadores, se consiguen con una pared
tapiada que no permite el paso, el grupo evalúa las acciones para irrumpir al
sitio a través de una puerta falsa que se observa lateral al extremo de la cripta,
limpian el área, no se alcanza a observar algún grabado o jeroglífico.
Preparan el proceso de acceso mediante una perforación a tal puerta, los
días pasan, al menos ya ha transcurrido dos días desde que se inició los
trabajos, se ha perforado al menos un metro y medio con un diámetro de
noventa centímetros.
Ya al final del tercer día se logra completar la excavación, se tiene acceso a
una bóveda de gran tamaño, unos treinta metros para el lado de la puerta del
cual se ingresó y unos veinte metros a la dirección del altar, toda una
representación arqueológica ubicada de forma subterránea sobre los cimientos
de la iglesia Santa Ana, lo cual se cree que da paso a una cripta. La entrada a
ésta se observa frente al grupo de excavación, la misma sellada con
inscripciones en latín antiguo y quipu un conjunto de cuerdas que decoran el
altar, dan forma a la escritura de los incas. Alrededor de la bóveda se observa
muchas osamentas completas y otras desmembradas, en forma de huesos
amontonados, quizás parte de lo que fue un pueblo; de indígenas, negros y
mestizos sepultados. Esta bóveda que encierra una cripta parece ser de gran
importancia, su forma de una catatumba muestra un lugar frío, oscuro y
maloliente.
Se conoce que el idioma de los Incas era el quechua, pero su manera de
escribir lo hacía con cuerdas de diferente tamaño de nudos y colores. Uno de
los arqueólogos que acompaña la excavación alcanza a leer “Waqta” de los
nudos mostrados, se traduce “afuera, vete”, misterioso mensaje, pero se sabía
que estas catatumbas guardaban riquezas del famoso dorado en los altares,
mediante la inscripción de oro fundido en el ataúd que representaba la
sepultura del más alto nivel de la monarquía.
Mientras exploran el lugar, el segundo de los arqueólogos alcanza a leer en
latín “nititur hic immolandum esse animam”, lo cual traducía “Esto está
tratando de matar el alma”.
Los arqueólogos se preguntaban sobre el mensaje escrito y tratan de dar
sentido a la traducción de lo encontrado “él descansa aquí, su alma sacrificada
debe estar, vete”.
Quién esta sacrificado en este lugar se pregunta los arqueólogos, se supone
que esta cripta fue clausurada a finales del siglo XVIII como parte del templo
católico.
Uno de los curiosos de la expedición logra ver el símbolo de lo que parece
ser una cruz invertida, con lanzas en sus puntas, todo esto encerrado por un
ovalo, lo que parece a ciencia cierta un material fundido de aleación extraña,
adornada con fragmentos de lo que parece oro, ella esta clavada por todo su
perímetro entre las puertas con forma de piedra que llevan a lo que se cree es
una cripta en el altar.
Un poco de escepticismo se alcanza a oír entre los que permanecen en el
lugar. Y es que esta cruz invertida es un símbolo religioso cristiano, dice uno
de los arqueólogos, no se considera que sea satánica, ya que la cruz de la
iglesia de satán es la estrella de baphomet que simboliza la fisonomía de un
macho cabrío en una estrella pentagonal. Así que uno de los arqueólogos la
toma y con cincel en mano la retira de la puerta, obviando por un momento lo
escrito en latín y quipu del cual se habían preguntado minutos antes, éste se
mueve emocionado a mostrarla al grupo, cuando se alcanza a percibir tan solo
en segundos la vibración en las puertas, una especie de explosión dentro del
altar hace estremecer todo el lugar, de la cripta parece brotar algo escondido,
un ruido se expande en la bóveda, un escalofrió se hace sentir, el polvo se
esparce en el ambiente, trayendo fuera de la cripta una nube negra, el demonio
escapa de su encierro, asesina sin piedad a quien encuentra en su paso, algunos
logran salir llevando consigo la cruz invertida hallada, los cimientos y soportes
del túnel cubren todo el lugar, solo el polvo alcanza a expandirse fuera de la
entrada del área de excavación, una espesa nube oscura se asoma a través de la
nube de polvo, ésta se mueve en forma de culebra, ingresando a través de las
ventanas de la iglesia y esparciéndose en el recinto hasta encontrar a su
víctima, al párroco de lugar, una especie de culebra de nube con cara de perro
del demonio, comienza a envolver al padre Felipe en forma de helicoide, entra
por su boca, se apodera de su cuerpo y desplaza al alma hasta someterlo,
puedes ver cómo cambia la mirada del padre, sus ojos muestran el infierno,
legiones se pueden ver. Este demonio desaparece del lugar sin dejar rastro, un
pasaje secreto a una cámara alterna a la bóveda afectada deja esconder el
secreto de la ciudad.
La noticia de la iglesia de Santa Ana no podía pasar desapercibido, los
medios comenzaron a pasar reportaje de lo sucedido. Por supuesto, Mónica
Lanz y equipo estuvieron reportando desde el lugar, el Nuevo Report no iba a
dejar pasar el rating que genera este tipo de información. Las informaciones
repercutieron internacionalmente entre los arqueólogos del mundo y sobre las
autoridades peruanas, al ser parte del patrimonio peruano, requerían una
explicación. El sello encontrado de la cruz invertida fue mostrado como parte
del hallazgo como parte de la reliquia encontrada. Esta noticia no dejo de ser
la imagen en las primeras planas durante la semana.
Pasan algunos días del suceso, el inspector Mario Gonzales y Mónica
Lanz, aprovechan para encontrarse, ellos guardan una estrecha relación de
pareja, un tipo de noviazgo que los compromete cada día más. Aunque tratan
de guardar las apariencias de su relación ante los demás, lo que ellos atribuyen
también a la ética profesional. Se reúnen en un café a las afueras de Lima, le
dicen “La Punta”, es un lugar turístico y queda ubicada en el Callao, desde allá
se puede apreciar el mar, como las olas rompe en el muro de piedras, una
especie de puerto se asoma entre las piedras y la playa. La pareja aprovecha el
tiempo para disfrutar del paisaje mientras caminan por el lugar, cae la tarde
ante el paso de la noche.
Mientras disfrutan del momento, a Mónica se le ocurre la idea de ir a la
discoteca PiscoSour Bar, a Mario no le desagrada, así deciden ir hacía el otro
extremo de Lima, esta vez a Miraflores, no dejarán pasar el momento para
encontrarse con los viejos amigos y amigas de la Universidad.
La velada se extiende hasta la 1:00 am, es cuando deciden salir de la disco.
En el trayecto a su casa Mario decide detenerse en un pasaje de la ciudad que
no es muy transitado, un carro aclimatado por la calefacción, entre besos y
caricias Monic sede a su insinuación, él recorre con sus labios el rostro de su
amada hasta el torso desnudo, ella se abalanza sobre él, un te amo, un te quiero
se oye susurrar, parece estremecer los cimientos del corazón, los besos y las
caricias de amor no dejan de cesar, la pasión envuelve la escena entre los dos,
es la fusión de los cuerpos, la silueta de los amantes y, un brassier que cae, se
puede ver desde afuera, es el vapor de sus alientos que no permiten observar lo
que sucede, nublan los cristales del carro, tan único en el furor de las
emociones, corre el sudor en sus cuerpos y un gemido de placer se deja
escuchar.

Los túneles de Lima


Por muchos años Lima ha guardado un gran misterio bajo sus cimientos,
hasta catalogarse como la ciudad de los muertos, un seudónimo entre los
arqueólogos peruanos para la ciudad, por el gran misterio que esconde en sus
catatumbas y túneles subterráneos, lo que se creé ha permitido comunicar con
las diferentes iglesias tan famosas de esta ciudad, bóvedas mortíferas, palacio
de gobierno y otros lugares que aún son objetos de exploración.
Este secreto, deja a la población aislada de lo que sucede bajo sus pies,
caminando sobre la maravillosa arquitectura que ofrece el cercado de Lima, el
subsuelo permite esconder lo que se oculta, el demonio “Hakeldama” liberado
en la reciente excavación en la iglesia Santa Ana lleva legiones del averno en
sí mismo, surge para apoderarse del inframundo en Lima, estuvo en reposo por
muchos siglos atrás, atrapado en el altar de una bóveda, preso por la cruz
invertida de San Pedro. Ahora libre, tratará de expandirse, como lo hizo en la
inquisición, despertará el infierno otra vez, dando muestra de su fiel adoración,
a su amo Lucifer y Astaroth, dos de los tres espíritus superiores del mundo
infernal. Es el mismo, el demonio que resurgió dice San Pedro en su discurso
(Hechos 1, 18-19):
“Este, pues, compró un campo con el precio de su iniquidad, y cayendo de
cabeza, se reventó por medio y se derramaron todas sus entrañas. Y esto fue
conocido por todos los habitantes de Jerusalén de forma que el campo se llamó
en su lengua Acéldama, es decir Campo de Sangre”.
Su fuerza se manifiesta como poder de las tinieblas, puesto que odia la luz,
un desagradable demonio en el cual creían algunos magos cabalísticos y
adoradores de Satán, renació de la sangre derramada, del lugar en que fue
enterrado el cuerpo de Judas Iscariote. Gran duque de los infiernos y tesorero,
que se da a conocer por el fuerte hedor que de él se desprende.
Al quinto día de las excavaciones realizadas, el demonio recorre los
túneles de Lima, en su paso aparecen flashes de recuerdos, son imágenes
temporales de la barbarie, están incrustadas en la memoria de las osamentas, la
puedes ver a lo largo del túnel, se muestran las torturas del pasado, el
sufrimiento de muchos inocentes que yacen en el lugar, están las legiones de
demonios disfrazados en hombres, sometiendo la carne y el alma humana, se
les puede ver la piel desquebrajarse, mostrando su verdadero rostro; muerte,
terror, crueldad y salvajismo. Látigos que acarician la piel y sangre por
doquier, también se ve, hoguera de hombres y mujeres asándose en el dolor,
azuzado por el fuego, cuerpos empalados como si fueran carne de res, están
los cadáveres apilados, es la escena de la barbarie, la inquisición.
Y es que los demonios promovían todo acto de lasciva, fornicación, sueños
pasionales, la magia, la no creencia, las aberraciones diabólicas, la ceguera en
sí misma de la conciencia humana ante los actos de la lujuria y la pérdida de
los valores, lo cual hacía atentar contra Dios.
De aquí nace el “Malleus Maleficarum” conocido como el martillo de los
brujos, se constituyó en el manual de consulta empleado por los jueces de la
inquisición que determinaban el estado brujeril de una persona o su inocencia,
los actos de íncubos y súcubos, la manera de hacer pactos con el demonio, las
supersticiones, los hechizos, y el modo de elaborar pócimas. Para el Malleus la
brujería era la peor herejía que por cierto requería de tres elementos: “El
demonio, la bruja y el permiso de Dios”. Sus autores Heinrich Kramer y
Jacobus Sprenger.
Hakeldama en forma humana sube por unas de las bóvedas construidas que
dan paso a las catatumbas en El Real Hospital de San Andrés hasta Las
bóvedas de la iglesia de Los Huérfanos, de su boca salen los demonios de El
Hekla, la prisión de Judas en la tierra, a traer los cuerpos físicos que servirán a
Lucifer, desde allí prepara expandir su dominación sobre la raza humana, traer
su mundo de terror a través de los portales del infierno. En el lugar se puede
ver huesos apilados y osamentas enteras esparramadas, que muestran un paso
estrecho por el túnel, así como dos pilares donde se enterraron a las momias de
algunos incas del Tawantinsuyo, guardianes del portal, que resguardan el paso
entre la tierra y el mundo de los demonios, permanecen ahí desde el fin de la
inquisición en el Perú, siglo XVII
En el séptimo día, Hakeldama requiere abrir los portales, para ello necesita
el permiso de Dios, lo que una vez fue el arma para encerrarlo, ahora es el
arma para abrir el portal. La única forma es encontrar la daga de los INCAS y
para ello es hallar a los miembros de La Cruz Invertida de San Pedro.
Inicia su búsqueda a través de las iglesias vecinas a su imperio de terror. La
muerte de los sacerdotes Miguel Cano y Manolo Quintana no es casualidad,
Hakeldama conoce a este grupo de la cruz invertida, reconoce el emblema que
los caracteriza, no va a parar hasta hallar esta daga.
Llega el gran día de la celebración de “La hora del Planeta”, es el décimo
día, tal cual fue promovido por los medios, las luces se apagarán de manera
sincronizada y por completo por una hora a las 10:00 pm, Hakeldama
aprovechara esto para abrir el paso a los portales, necesita mucha energía para
mover estos pilares.
Hay una gran concentración por parte de los ambientalistas en la Plaza de
Armas, está en el centro histórico de Lima, a su alrededor se levanta
sobriamente el Palacio de Gobierno del Perú, la Catedral de Lima, la Iglesia
del Sagrario, el Palacio Arzobispal de Lima, el Palacio Municipal de Lima y el
Club de la Unión. Ya están las autoridades esperando para apagar las luces.
Los medios a la expectativa, toda una comitiva resguardando el lugar.
Cuando faltan 10 segundos para llegar a la hora de las 10:00 pm, se
escucha a la multitud contar de manera regresiva; diez, nueve, ocho, siete,
seis, cinco, cuatro, tres, dos, uno. El gran silencio y las luces se apagan por
una hora.
A partir de ese instante el tiempo comienza a correr, los demonios
comienzan a trabajar en su plan. Ya sin la energía eléctrica activa, es cuando se
alcanza a oír el bullicio y la alegría de la multitud que acompaña el evento, la
gente abrazándose, es la celebración, una gran fiesta ambientalista, vendedores
en la calle, hasta el alcalde de Lima se encuentra entre los presentes esperando
que se cumpla la hora. El murmullo de la gente no pasa desapercibido, los
demonios observan como centinelas desde el subsuelo mientras se gesta su
propósito.
Debajo, en los túneles, los demonios ya habían preparado la conexión a las
acometidas eléctricas, toda la energía de la ciudad pasa por tuberías enterradas,
ellos aprovecharon la interrupción eléctrica para desviar el paso de corriente a
través de estas canalizaciones.
Al cumplirse el tiempo, en ese preciso momento por parlantes comienzan
anunciar que el evento está por terminar, la hora ha finalizado, el Alcalde de la
ciudad pide activar los interruptores de energía.
Con los interruptores activados, la energía eléctrica es desviada hacia los
pilares del portal, 4.600 Voltios pasan para mover los engranajes de los pilares,
éstos serán posicionados para abrir el portal, la daga de los Incas será la llave.
Hakeldama ha ordenado a sus demonios buscar la daga, someter a
cualquiera que de pistas de tan valiosa herramienta.
Tan solo falta dos noches más para el alba, será el día trece y coincidirá
con el eclipse lunar de la hora cero, el cual se presenta como un fenómeno
astrológico que ha aparecido en el Perú cada 200 años, una súper luna, se
observará más cerca de la tierra de lo habitual. Lo que hará es imprimir más
energía al portal a través de la daga de los Incas, pero también la oscuridad.
Los ambientalistas esperan en la Plaza de Armas con ansiedad que se
restablezca la energía, los demonios de Hakeldama abren los pasos al reino del
gran Lucifer apoderándose de los cuerpos presentes en el lugar, sometiendo el
alma a los infiernos. Se genera una gran conmoción, el caos no deja de cesar,
la policía no logra contener la invasión del subsuelo. Gritos por doquier se
alcanza a escuchar.
El inspector Mario y Mónica se encuentran en el lugar con sus equipos de
trabajo, el caos no deja de dominar la escena, logra el inspector y los presentes
atrapar a uno de los demonios, con la fuerza de varios logran meterlo en una
celda, es así que logran someterlo para interrogarlo, a través del capellán Ben
Lanz buscan canalizar la comunicación con el demonio, este vocifera palabras
de blasfemias y risa de delirio. Es el tío de Monic que también se encontraba
en el lugar, ella lo lleva hacía donde está el demonio atrapado en la estación
policial. Con su crucifijo en mano ¡te someto demonio en nombre de Dios!,
dice el tío Ben, la mirada del demonio se distorsiona en terror y baba
putrefacta que se escapa de su boca, lo cual se va aplacando por unos
segundos. Se aviva el demonio intentando retorcerse y tomar fuerza, los
presentes escuchan el rito de exorcismo mientras Mónica y Mario presta
atención a todo el entorno, no permitirán sorpresas.
Esta vez con crucifijo en mano, se vuelve a escuchar al tío Ben decir ¡En
nombre de Cristo, te lo ordeno! ¿Qué haces acá?, el demonio se niega, las
palabras del padre se repiten una y otra vez, avasallando sin clemencia con
palabras de fe, un demonio agotado por la pelea espiritual sucumbe en
manifestar el plan de su líder y la daga que hay que encontrar para
resguardarla.
Hakeldama logra percibir a este demonio sometido develando su plan, una
explosión se hace escuchar cerca del lugar donde se encuentra el demonio, se
siente una fuerte vibración en la estación policial, son las órdenes de este líder
liberar a su súbdito torturado y traerlo a él.
¡Salgan todos, rápido, salgan! ¡Corran, el lugar va a caer, Salgan! , dice el
inspector Mario.
Oleada de demonios se acercan al lugar ¡hay que escapar!, dice Mónica.
Logran subir a la van del Nuevo Report, el inspector y el tío Ben los acompaña
en la huida, Ed y Marcos, este último manejando.
Se teje el gran misterio y el peligro que corre la humanidad sí llegamos al
borde del amanecer. El alineamiento del sol, la luna y la Tierra durará una hora
y 20 minutos y se estará gestando al amanecer del décimo día, justo al inicio
con el alba.
El tío Ben recuerda que un viejo amigo de la orden de los jesuitas puede
develar más información de la daga de los Incas. ¡Chicos vamos a la Iglesia de
San Pedro!, dice el tío.
Llegan tarde al lugar, encuentran al sacerdote jesuita torturado por un
demonio de cual pertenece a Hakeldama. El inspector Mario dispara con su 9
mm al demonio sin atinar en varias ocasiones, este demonio evade saltando de
un lugar a otro hasta alejarse de la iglesia.
Corriendo se acerca Mónica hasta el padre jesuita, el cual está tendido en
el suelo presenta heridas fuertes en su cuerpo por la tortura, su tío Ben también
lo hace apresuradamente como todos los demás. Padre, padre está bien,
pregunta Mónica. El padre jesuita la ve y con manchas de sangre, él voltea
suavemente a ver a Ben, de forma agonizante y voz temblorosa le dice:
¡vinieron a buscar la daga, no pude resistir!, les dije que estaba en La
Rinconada, Puno. En ese momento su último aliento se disemina en el
ambiente, cae su cabeza de forma ligera en los brazos de Monic; padre, padre,
no responde, está muerto. El tío Ben lo bendice y cierra sus ojos, descansa
amigo, descansa en paz, son sus palabras.
El grupo se prepara para viajar a La Rinconada, Puno a 5.100 m sobre el
nivel del mar, un lugar de gran altura y frio estremecedor por debajo de los 2
grados celsius, uno de los lugares más peligroso del Perú, deben de hacerlo si
quieren destruir al demonio Hakeldama.

El Imperio de los Incas


Cuenta la leyenda que una hermosa princesa indígena se paseaba por los
bordes del lago Titicaca en Puno, casi todos los días, ella admiraba la
majestuosidad de aquel lago con el brillo del sol. El dios Sol no dejaba de
contemplarla, maravillarse de su belleza, de su larga cabellera lisa y rubia a la
vez, de piel blanca como el altiplano, cuyo carácter infringía admiración y
respeto entre la población, era salvaje e indomable. El dios Sol “Wiracocha”
no pudo resistirse a la tentación hecha mujer, se presentó ante ella siendo
hombre para ofrecerle su amor, ella impresionada por su gran sabiduría y
fuerza, se dejó seducir ante tal encanto. De la conquista nació Inkarri, el dios
Inca, el hijo del Sol, Inca Rey.
Inkarri, el cristo dios Inca vino para reformar al imperio. El resucitará y
cuando regrese será el fin del mundo y el juicio final.
Porque sol y escudo es el Señor Dios; gracia y gloria da Jehová. No quitará
el bien a los que andan en integridad. Salmos 84:11.
Fue a través de Inkarri, que el imperio incaico se consolido en los cuatros
distritos conocidos como suyos (del quechua suyu), cuyo centro de esta
división era el propio Cuzco (Tahuantinsuyo): Chinchaysuyo, Antisuyo,
Collasuyo y Contisuyo.
Este origen dio paso a sus caciques: Manco Cápac, Sinchi Roca, Lloque
Yupanqui, Mayta Cápac, Cápac Yupanqui, Inca Roca, Yahuar Huácac,
Huiracocha, Pachacútec, Amaru Inca Yupanqui, Túpac Inca Yupanqui, Huayna
Cápac, Huáscar, Atahualpa.
Hoy día queda en el Perú los Quero, Q'ero o Q'iru (quechua sureño: q'iru,
“madera”) es una comunidad quechua en la Provincia de Paucartambo en el
Departamento del Cuzco en el Perú, un bastión de lo que fue el imperio Inca,
declarada patrimonio cultural de la nación peruana el 21 de noviembre del
2007.
La arqueología moderna cada día más, da los pasos a la existencia de una
población del tipo ario, mucho antes del descubrimiento aseguran que estuvo
poblada por gente blanca, una raza que convivio con el pueblo Inca; probada
por momias rubias encontradas en varios lugares del Perú. Un ejemplo de ello
es Paracas por el ardil periodístico que le han dado los medios, cuya nueva
teoría da al mestizaje un nuevo rumbo de lo que se creía y que fue vivido por
el pueblo peruano.
A 1.311,3 km esta la Rinconada, el grupo se prepara para viajar desde
Lima, tomarán una aeronave de la policía nacional del Perú, la jefa de
investigaciones Rosario Cuevas habilita el viaje para el grupo. La daga de los
Incas esta resguardada en el lugar más terrible del Perú, cerca de la mina La
Rinconada en la ciudad del oro. Así como ellos, los demonios de Hakeldama
se dirigen a través de los túneles que también llevan a la tierra de los Incas.
El grupo tratará de contactar al padre Felipe Chalco, es un buen enlace
para hallar la daga de los Incas.
El avión ATR 42-700 aterriza en una pequeña área plana cerca del pueblo
de la Rinconada, el tío Ben, Mónica, Ed, Marcos, el inspector Mario y un
grupo blindado con armamentos y trajes especiales de la policía nacional del
Perú se dirigen para encontrar y resguardar la daga.
El frio de la región es impactante, se acercan hasta la iglesia en dos de las
unidades policiales de La Rinconada, una pequeña capillita donde se atiende a
los feligreses del pueblo. Puede verse grupos armados en sitios estratégicos del
pueblo, como si no existiese la ley, aunque hay una pequeña estación policial
que mantiene el equilibrio entre los pobladores. El tío Ben, siendo un
sacerdote también, se dirige a la puerta de la capilla a preguntar por su amigo
el padre Chalco, quien ha sido uno de sus estudiantes en el pasado y muy
conocedor de la cultura Inca, ya que guarda mucho de esta en sus genes,
además de haber estudiado arqueología.
Una de las colaboradoras de la iglesia abre la puerta y hace pasar, al tío
Ben, Mónica y el inspector Mario, son los únicos que ingresan al recinto. El
grupo armado de la policía se queda a resguardar la capillita en compañía de la
policía local. Mientras Ed y Marcos se quedan a tomar algunas fotos, Marcos
le comenta a Ed “En que lio nos metimos mi pataza, en que líos”.
Dentro de la capillita el padre Chalco abraza emocionado al capellán Ben,
la emoción de encontrarse es gratificante para ambos. Padre Ben dígame, a
que se debe su visita a este lugar, le pregunta el padre Chalco.
El tío Ben le comenta que el padre jesuita Víctor Mariano ha fallecido, que
había demonios atacando la ciudad, guiados por su líder Hakeldama, éste
amparado por Astaroth y Lucifer que quieren traer el infierno de satanás a
nuestro mundo. Lo importante padre Chalco es que para poder liberarse de
estos demonios, se requiere la daga de los Incas, en Lima nos esperan algunos
de los miembros de la cruz invertida, debemos de avanzar.
El padre Chalco, se queda pensativo, les recuerda la historia de los Incas
Wiracocha, fue el dios Inca que sacó la daga de las aguas del lago Titicaca, es
la daga bendecida por el propio dios, bañado del dorado de la tierra, de la
riqueza del maíz, purificado de la lluvia suave y de la brisa fresca que nace del
mismísimo lago con el amanecer.
Lamento decirlo padre Ben, la daga no se encuentra en este lugar. Los
antiguos guardines movieron la daga a Cuzco, la gran ciudad Machu Picchu.
En ese momento, se oye la ráfaga de disparos tipo a metralleta, se asoman
por la puerta y logran y ver demonios corriendo por el pueblo de La
Rinconada, de ellos sale legiones como plagas apoderándose de almas impías,
llenas de pecado, contaminadas por la ira, el vicio, la lujuria, el egoísmo, la
avaricia, la depravación e inmoralidad.
Huyamos dice el inspector Mario, la policía está siendo atacada por hordas
de demonios que no se detienen, vamos, vamos, rápido, suban, rápido.
Escapan en las unidades policiales todo el grupo, esta vez acompañado por
el padre Chalco, van con dirección hacía el avión.
Logran subir a la avioneta, los disparos se oyen, es la policía local
enfrentándose, mientras el avión acelera para despejar se observa a través de
las ventanillas como los demonios corren tras de él, el suspenso invade al
grupo, después de unos segundos logran despegar, el avión sobrevuela el
lugar, puede verse un acantilado y lo cercano a la muerte que pudieron estar si
no despegaba. Ahora el viaje será a Cuzco, tiene una elevación de 3.399 m
respecto al nivel del mar y está a la distancia de 386,4 km de La Rinconada.
Desde la aeronave el piloto pide permiso para aterrizar en el aeropuerto
internacional Alejandro Velasco Astete, Cuzco. Del cual recibe confirmación
positiva. Es el día once, han llegado a este lugar en hora de la noche.
Mientras en Lima se reporta el ataque de demonios a la población y que
han comenzado a aparecer en diferentes distritos de la ciudad.
Ya en las inmediaciones del aeropuerto internacional, el inspector de la
policía nacional en Cuzco los espera, para movilizarse hasta Patallaqta el
antiguo nombre de la ciudad Inca, la cual deriva del quechua pata “escalón” y
llaqta “ciudad” de acuerdo a una narrativa de los Incas escrita en 1551 por
Juan de Betanzos, la tesis de Martín Rubio y nuevos hallazgos encontrados en
que gobernó Pachacútec ya era nombrada así.
Apenas ha pasado un siglo y medio del descubrimiento al mundo de lo que
fue la ciudad perdida de los Incas por Hiram Bingham en 1911. Se cree que
fue el alemán Augusto Bern quien la descubrió mucho antes en 1867 al
obtener tierras por el gobierno peruano para construir un paso ferroviario en
esta zona, el cual no quiso darle publicidad de su descubrimiento, las reliquias
arqueológicas que existían en el lugar tenía mayor importancia económica,
dado que él era un hombre de negocios. Sin embargo esta ciudad ha perdurado
en el misterio con el nombre de Machu Picchu del quechua que significa
Machu “Viejo” y Picchu “Pico”, desde el momento que se dio a conocer, en
realidad ya existían aldeanos que cosechaban y sembraban en el lugar, nunca
fue un secreto para el Perú, siempre estuvo allí, fue la cortina de la ignorancia
la que silencio su existencia al mundo.
El grupo se movilizará 82 km por tierra y dormirán en un alberge para salir
en la madrugada el día doce y continuar el descenso hasta el kilómetro 104 de
la línea de tren a Machu Picchu. Pero al llegar deberán subir la empinada en
una caminata de tres horas hasta el Wiñay Waina, lugar espectacular de ruinas
de piedra y terrazas agrícolas pegadas a la cresta del río Urubamba que se
aprecia en el lugar, en el continuar caminando hasta Machu Picchu.
Después de una larga caminata, llegan a la ciudad de los Incas, se puede
respirar un aire de cambio, cuesta entender cómo se construyó tal majestuosa
arquitectura y el reconocimiento por la UNESCO como patrimonio cultural de
la humanidad en 1983.
Mónica se pregunta por dónde empezar, el padre Chalco sugiere ir al
templo de las tres ventanas, el cual está ubicado al suroeste de la ciudad
arqueológica, ésta contiene tres ventanas trapezoidales, abre el paso a una
puerta dimensional que conecta la creación con el cosmos, un vórtice de
energía debajo de Machu Picchu, la ciudad sagrada. Acá se activa la energía
cósmica que impregna el universo, “prana” para los hindúes, para los incas
“huaca”, “ruasch” para los hebreos y para los chinos sería el “chi”. Y es que el
60 por ciento de la ciudad está bajo tierra, lo que aún es un misterio para
muchos.
Es a través de esta puerta dimensional que llegaremos a la daga de los
Incas, no podremos pasar todos, así que debemos elegir quienes van por el
portal, para ello debemos dividirnos, comenta el padre Chalco.
El inspector Mario se ofrece, pero Mónica dice quiero ir yo también, pero
como abrimos el portal, preguntan.
El padre Chalco responde diciendo, debo ir con alguien más para abrir el
portal desde el templo del cóndor, antes ustedes deberán bañarse en las aguas
de la escalinata para ser los portadores de la misma, recuerde amiga Mónica e
inspector Mario, la deidad del espíritu del dios Sol los guiará hasta la daga,
solo deben de pedirlo, tienen una hora para volver, encuentren la daga.
El equipo que dirige el padre Chalco procede a manipular las piedras que
forman la figura de las alas extendidas del cóndor; una forma de luz inter
dimensional puede verse como se abre desde la parte baja, desde una piedra
delicadamente tallada para crear el busto del ave, muestra una especie de
laberinto que da forma al templo de las tres ventanas, la combinación de
piedras marcan los emblemas del sol, del Inca Rey y la energía del cosmos que
se posan en las tres ventanas, ensambla dimensionalmente la puerta.
Antes Mónica y Mario se impregnarán de agua de la escalinata. El frio y la
neblina a esa altura genera un espasmo muscular que recorre el cuerpo al
momento de ingresar. Una vez al ingresan sienten la calidez de las aguas, una
mezcla de agua termal que se haya en el lugar. Pero no es así simplemente, es
la bendición del dios Sol a través de su fuente, purificando los corazones de
las inmundicias vividas de la mala conciencia, lavados estará el cuerpo con el
agua limpia de la ofrenda del bautismo, que allí se manifiesta, es la plena fe y
el sincero corazón que renacerá en ellos, listos ya están.
El portal se abre ante sus ojos, vestidos, tomados de la mano y en aviva
voz piden al dios Sol llevarlos con la daga y traerlos nuevamente a la ciudad
sagrada Machu Picchu.
Pasan a través del portal y, se transportan por un túnel dimensional, una
especie de gusano astral que acorta las dimensiones de espacio y tiempo hasta
Cahuachi, en el Perú, un centro ceremonial de la cultura Nazca que vivió su
época de esplendor en el tiempo de Cristo, situado en el valle del río Nazca, a
28 km de la ciudad del mismo nombre y cerca de las Líneas de Nazca. Su
nombre significa lugar donde viven los videntes.
Al llegar a Cahuachi se ve un gran desierto y ruinas a su alrededor, el cielo
se oscurece y un destello de energía astral marca el lugar que deben de buscar,
se observa una piedra que marca el sitio exacto. Mónica sin pensarlo, guiada
por su corazón y fe, mueve la piedra, sube una especie de plataforma de piedra
ovalada, escondida en un tipo de bóveda pequeña, lo que es una daga se
observa, es en la medida que la plataforma sube, el Tumi de los Incas queda al
descubierto. Piden al Inca Rey su bendición para tomarla, ésta se eleva de
forma suave a las manos de Mónica ante el asombro del inspector, como si la
daga la hubiese elegido.
Rinden agradecimiento a la deidad que los acompaña.
El inspector Mario toma de la mano a Mónica con suavidad, le dice vamos
con voz calma, el tiempo está apremiando. Ambos se mueven hasta la puerta
dimensional que aún sigue abierta.
Minutos después se encontraban en el templo de las tres ventanas Machu
Picchu nuevamente.
¡Si, lo logramos!, dice Mónica, muestra la daga con admiración, su
emoción invade la expectativa del grupo.
Se preparan para retornar a Lima, ya están cerca de las 5:00 pm y el
trayecto es largo.
A eso de las 11:30 pm del día doce llegan al aeropuerto internacional de
Cuzco, se acercan al eclipse lunar que se dará con el alba el día 13. Se oye
disturbios, el inspector de la policía nacional local que los escolta recibe
información de los sucesos que está pasando en la ciudad. Demonios atacando
el Cuzco en todas sus latitudes, provenientes de La Rinconada en Puno, quiere
tomar la región.
La deidad del dios Sol en la ciudad sagrada no se detendrá en resguardar lo
que algún día fue el imperio más importante de la región.
Desde Machu Picchu en el templo del Sol Qoricancha se abre una gran luz
que sale de los cimientos de la ciudad, propagándose a las diferentes
arquitecturas Incas, que pueden observarse desde el cielo sobre pasar las
montañas, hacía lugares que reposan muchas de las momias del imperio Inca.
De las tumbas reales surgen los reyes que gobernaron el imperio, son sus
cuerpos momificados cobrando vida para defender al pueblo peruano de los
demonios que invaden su legado.
Su objetivo, detener el plan endemoniado de Hakeldama antes de que
llegue la hora cero con el eclipse lunar.

Amanecer

El avión ATR 42-700 se dirige a Lima, a 1.110,2 km de distancia de


Cuzco. En una hora deberá aterrizar en el aeropuerto internacional Jorge
Chávez.
La noticia de terror que está viviendo la ciudad es de gran impacto para el
grupo que lleva en su poder la daga de los Incas.
Las momias despiertan de su largo sueño en los diferentes templos y
catatumbas de todas las ciudades para contener a los demonios.
Surge la gran batalla momias y demonios enfrentándose, las momias
guiadas por sus antiguos reyes, protegiendo el legado de los Incas, en la
alianza del dios Sol con su pueblo.
Hakeldama no va a parar, impulsará con furor su reino de terror, trayendo
el apocalipsis de satán.
El grupo llega al aeropuerto internacional y las unidades blindadas
moviliza al equipo de trabajo hacía un área de concentración, están los grupos
de la cruz invertida de San Pedro, tratando de exorcizar a los demonios como
lo hicieron en la inquisición.
Uno de estos líderes se reúne con los sacerdotes Ben y Chalco para tratar
de contener a los demonios en la superficie, mientras otros tendrán que dirigir
su fuerza a través de los túneles.
Los grupos se dispersan en diferentes direcciones para contener el ataque.
En la avanzada, uno de los demonios golpea fuertemente al padre Chalco
mientras trata de exorcizarlo, el padre Lanz corre hacía el demonio tratando de
frenarlo. Pero este también es lanzado en las inmediaciones. El padre Ben trata
de huir de las garras del demonio en retroceso, se arrastra por el lugar y lanza
cosas que bloqueen el paso del demonio.
Mientras, la avanzada de las momias Incas a la diferentes ciudades y
pueblos no se hace esperar, van por el rescate de la raza humana.
Cuando el demonio toma fuerza para asesinar al padre Ben aparece una
momia guerrera a 20 pasos y con su gomera en movimiento, una especie de
tirachinas sin horqueta, lanza una pedrada al demonio, expulsándolo metros
atrás y golpeándolo fuertemente a una pared.
La momia guerrera Inca toma al demonio y atraviesa con su cuchillo el
alma putrefacta del demonio, volviendo al cuerpo y al verdadero espíritu a su
estado de consciencia real.
El tiempo no deja de ser apremiante, en otra área de la urbe, la jefa de
investigaciones Rosario Cuevas y su equipo tratan de contener a los demonios
que se expande en las diferentes ciudades sin lograr resultados a favor,
mientras son superadas las barreras en Lima, se oye las ráfagas de las armas,
gritos de terror y personas siendo poseídas.
Cuando parece que todo está por concluir en los muros de contención.
Empieza a llegar las momias Incas a las diferentes ciudades, es el rescate
de la conciencia con el amanecer, la barrera que está siendo superada en la
policía de Lima tiene un nuevo respiro en esta lucha.
El amanecer no tiene vuelta atrás, la noche que trae la oscuridad perderá su
fuerza con el alba, pero el eclipse lunar le dará la fortaleza que Hakeldama
requiere para que el portal al inframundo abra los caminos al nuevo reino.
Otro grupo se adentra a través de los túneles del palacio de gobierno para
llegar hasta la morada del líder de los demonios.
La morada guarda prácticamente una ciudad escondida bajo el subsuelo de
Lima, túneles amplios, pasajes estrechos y estructuras bien diseñadas forman
la arquitectura. Puede observarse un palacio de féretros mortuorios y altares
sin develar al mundo, un paraíso escondido bajo la ciudad.
Es el grupo de Mónica y del inspector Mario que avanza por los tunes, la
daga de los Incas tiene el poder de iluminarse, con gran resplandor puede
verse la lucha espiritual, ésta iluminación retira los demonios de los cuerpos
sin tocarlos, los rayos de luz del puñal a traviesa al espíritu maligno, no
destruye al cuerpo, lo hace consciente de su realidad, lo saca de su estado de
inanición, recobra su conciencia, mata al demonio al dejarlo sin cuerpo y su
incapacidad de controlar, desvaneciéndose.
Este mismo efecto puede verse cuando las momias a traviesan estos
espíritus endemoniados con sus lanzas, cuchillos y mazos que conforma la
armadura del guerrero.
La energía del Mosoq Karpay de los ritos del tiempo son las armas de la
purificación que las momias recibieron para proteger al hombre del sur al
norte, éstas siguen viniendo de la madre tierra, del padre el dios Sol y los
cielos, todos ellos invocados por la ciudad sagrada Machu Picchu.
Los cuerpos endemoniados sienten la purificación de Dios, es la
reconversión de la conciencia por la inmundicia, una conciencia humana
superior que se impone con el despertar, es el vuelo del águila y el cóndor,
unidos como uno solo en la gran batalla.
Desde la morada de los demonios en los túneles de la ciudad se aviva con
mayor fuerza las ceremonias demoniacas con el amanecer, son ofrendas que
tratan de apagar la llama viva del Inca Rey que comanda a sus ejércitos de
momias para defender esta humanidad.
Dice su líder Hakeldama antes los ritos de los demonios.
Trae a mí la oscuridad, una oscuridad sin retorno, oh mi rey de las
tinieblas, la daga vendrá a mí, quienes osan en quererme destruir traerán la
llave de dios, su dios me dará el permiso y en mis manos estará, con ello la
apertura al inframundo.
En los túneles, muy cerca del portal al inframundo las momias Incas que
resguardan el área despiertan de su letargo. Los demonios que rodean el área
se dan cuenta de lo ocurrido y los atacan para someterlos, se ha iniciado la
lucha por el control del portal.
El grupo de Mónica y el inspector Mario Gonzales llega hasta el área de
los guardianes, se une el grupo a la lucha, tras ellos vienen momias de afuera
por la supremacía, deben impedir a todo costo la apertura de los portales.
Mientras la batalla se libra por el bien o el mal, el grupo de Mónica y el
inspector Mario avanza hasta Hakeldama. Éste se muestra como un hombre de
cara perturbada, ojos espectrales y una fuerza descomunal, avasalla a quien se
imponga, quien se acerca es lanzado varios metros en el lugar, hasta Mónica
no se escapa de ello, el grupo se enfrenta a él tratando de contenerlo.
Las momias también se acercan y siguen luchando por el control del lugar.
La luz que irradia la daga de los Incas no es fuerza suficiente para derrotar
al demonio Hakeldama, el Tumi debe traspasar su ser para remover el espíritu
maligno.
Hakeldama no pretende detenerse, muestra su poder transformándose en lo
que es, una especie de Supay de la mitología Inca, de dos metros y medio de
altura, con cuernos cabríos alargados hacia atrás, de orejas puntiagudas que
sobresale a los costados, su cara en forma de pico y labios no protuberantes, de
dientes afilados, posee una especie de pequeñas extremidades en forma de
cuerno que cae en escalera desde su cabeza hasta su cola, la cual se divide en
dos y finaliza en forma de puntas aflechadas, tiene un cuerpo que describe a
una especie de reptil por las escamas que se ven, sobre sus hombros se
muestra pelos alargados que caen sobre su pecho, sus piernas describen el
movimiento humano de patas con cinco pezuñas y manos con garras
alargadas, un tipo de piel rojiza como los diablos de la cultura cristiana cubre
su cuerpo.
Las momias de los ejércitos Incas se abalanzan al Supay, éste los destroza
sin piedad, muestra una fuerza descomunal.
El inspector Mario es atrapado por uno de los demonios de rango, un
oficial de la legión, que custodian al Supay, éste levanta a Mario por el borde
de la chaqueta con una mano y le dice:
¡Pretendes derrotarnos iluso mortal! ¡Quién te creéis!
En ese momento, sale de su boca espíritus endemoniados para entrar al
cuerpo del inspector.
Cuando aparece corriendo hacia él la momia Inca, es el Inca Rey,
guardiana del portal, con traje incaico, de armadura en brazo y banderín, casco
con plumas decoradas, brazaletes de oro en ambos brazos, flecaduras en
rodillas y tobillo de ambas piernas, capa y rapacejo que cubría su cuerpo, con
un cetro de guerra. Un guerrero que no se detendrá, se abalanza a separar al
inspector del demonio.
Mario es despedido a unos cuantos metros de distancia, no queda
infectado.
La lucha de dos pesos pesados estremece los cimientos de los túneles.
El segundo guardián Inca se queda en los portales para resguardar la
entrada.
El inicio del alba y el eclipse lunar, genera una súper luna que alarga la
oscuridad por una hora y veinte minutos. Tiempo suficiente para que el Supay
arrebate la daga a Mónica.
Mónica evade con inteligencia al líder de los demonios, no deja de mostrar
su valentía, una gran fortaleza y habilidad no antes vistas por sus compañeros,
es una experta en artes marciales que le ha servido para evadir ciertos golpes
que de la disciplina mental ha forjado su carácter y la autoconfianza, en este
momento que más lo requiere para estar a la altura física.
El inspector Mario, ya recuperado, queda sorprendido de las habilidades de
Mónica, casi con la boca abierta, un gesto suave y sonrisa en su cara dice ¡Esa
es mi chica!
La filtración de la luz solar por la atmósfera terrestre, muestra al satélite
natural de la tierra, adoptando un color rojizo, que hace que la oscuridad
perdure con el amanecer y el alba.
Una batalla épica entre el guardián “La momia Inca” y el Supay se libra de
manera antes vista, quedando su primer oficial fuera de servicio.
Mónica como portadora de la daga intenta atravesar el cuerpo del Supay
aprovechando la batalla entre ellos.
A pesar de los intentos de atacar al Supay, a Mónica se le cae la daga en
uno de los acercamientos, mientras ella rueda, el demonio va tras el Tumi, la
daga Inca, y el guardián lo impide obstaculizando al demonio.
Ella se levanta y toma la daga otra vez, una especie de súper chica, Mónica
esta otra vez intentando encontrar el momento perfecto para intervenir.
Las momias guerreras se unen, intentan atrapar al Supay.
Con el cetro de guerra del guardián es golpeado el líder, esta vez sí siente
el golpe, es lanzado unos metros atrás hasta golpear con la estructura del túnel.
Mónica aprovecha el instante para correr hasta él, se desliza entre sus
piernas y hace dos cortes, una en cada pierna con la daga, y se zafa del alcance
de las garras del demonio.
El demonio deja caer temblorosamente las rodillas y con él su cuerpo,
apoyando su brazo derecho de una viga de piedra, muestra su primera
debilidad.
Una súper luna da fuerza al eclipse, pero su periodo está por terminar, la
luz del sol le da la fuerza al Tumi otra vez.
Desde afuera se ve como la luna deja de bloquear el paso de la luz solar.
Las momias guerreras comienzan a tener la energía divina potenciada para
destruir a los demonios.
El guardián Inca aprovecha los cortes realizados por Mónica, para
inmovilizarlo mientras ambos ruedan por el túnel, esta vez una Mónica
aguerrida y la empuñadura toma más brillo por la fuerza del dios Sol.
Sin piedad ella apuñala al corazón de la bestia, pero su coraza es fuerte. El
guerrero, el Inca Rey coloca su mano sobre las manos de ella, presionando la
daga hasta el corazón, rompiendo las escamas de su piel que lo cubría mientras
lo atraviesan.
Puede verse como esta luz se propaga por todo el Perú, como si fuese un
succionador de almas, recoge las legiones que el Supay había propagado.
Queda tendido el cuerpo del padre poseído en la iglesia Santa Ana,
Hakeldama se convierte en el espíritu oscuro en forma de culebra que se
manifestó inicialmente en las excavaciones, este se disuelve en la luz de la
daga, el demonio se desvanece y con él las legiones que había propagado por
las diferentes regiones, son lanzadas por el portal al infierno.
La daga de dios Sol lo absorbe todo hasta no dejar rastros de lo que fue el
demonio.
El Tumi, la daga de Inca Rey es el portador de luz, el lucero de la mañana
del día 13.
Vuelve la calma otra vez, las momias retornan a sus templos.
La población recupera su conciencia, hay que reconstruir la ciudad de
Lima en la fe y en los valores del pasado.
Cuando los súbditos y sus capitanes y curacas obedecen de buen ánimo al
Rey, entonces goza el reino de toda paz y quietud.
Pachacútec
Los días siguientes pasan sin novedad, desde que ocurrieron los eventos en
el Perú, las ciudades están en calma. No se ha reportado eventos inesperados a
lo ocurrido semanas atrás.
La población peruana aún trata de asimilar lo sucedido, reanudando la
normalidad de sus actividades en todos sus ámbitos.
Mónica reunida con su equipo en la oficina, su jefe le dice:
Prepárate para ir con tu equipo a Tulum México, a realizar un reportaje de
investigación por un seceso que ha generado gran conmoción entre los
mexicanos, estaremos apoyando a tu investigación a través de la sucursal de
noticias del Nuevo Report de la Ciudad de México.
Una familia fue encontrada sin vida, sin señales de violencia y causas
aparentes en el interior de un condominio en el complejo turístico de Tulum,
Quintana Roo. Prepárate es tu nueva misión.
Esta historia continuará.