Está en la página 1de 456

CRÓNICAS DE CÚA

MEMORIAS DR UN PUEBLO QUE SE NOS FUE

Manuel Vicente Monasterios Gómez

Edición digital 2012


Queda expresamente prohibida la reproducción de esta edición digital con fines
de lucro, sin la autorización del autor. Se autoriza su uso con fines culturales y didácticos
señalando expresamente la fuente y el autor.

Índice

Parte 1.

Presentación……..

Dedicatoria……….

A manera de Introducción

Períodos en la vida de Cúa….

Cúa aspectos geográficos

Cúa un pueblo abierto

Cronología para el estudio de la historia local

Etnia Caribe Los Quiriquires

Toponímicos, nombres de algunos lugares, caseríos, ríos y cerros de Cúa.

Los Quiriquires caribes implacables se defendían con bombas de ají chirel

Los primeros conquistadores y las plagas tuyeras.

La rebelión indígena y el collar de Yoraco

La india Apacuana: heroína y génesis del nombre de Cúa.

El cacique Cúa una leyenda

El fruto de un árbol motor de la historia y los grandes cacaos

Cúa nace en tierra de futuros marqueses, Santa Rosa su primera patrona Primera
Fundación.

Traslado de la población al sitio de la Cúa o cuana Segunda Fundación


Algunos propietarios y amos de esclavos de la Cúa de fines del siglo XVIII y las rebeliones
de esclavos.

Visita Pastoral del Obispo Mariano Martí a Cúa en 1783.

La medicina colonial

Un cueño en las luchas por la Independencia.

Venezuela emerge como país autónomo con el General José Ant

Venezuela emerge como país autónomo con el General José Antonio Páez en 1830

Cúa y la esclavitud

El general Gómez y las haciendas de Cúa.

Aportes a la investigación sobre el nombre de Cúa

Nuestra Señora del Rosario de Cúa

El Inmenso tesoro de José Dionisio Cisneros enterrado en La Magdalena

Cristóbal Rojas se queda sin beca

Autonomía Municipal Distrito Guzmán Blanco

El Primer Nombre como Distrito

La Familia de Cristóbal Rojas

La Carretera del Sur

La perla del Tuy

La maldición del cura. Leyenda Popular.

Cúa en la literatura venezolana del siglo XIX

Los primeros Ejidos del Distrito Cúa

La batalla de Cúa

La gran creciente del rio Tuy 1892 Tradición Oral

Las posadas en 1895


Viajes a finales del siglo XIX

Fin de siglo y la revolución liberal restauradora

La primera industria moderna instalada en Cúa

El viejo puente Gómez y el cementerio 1904

Gómez el amo del poder

El cometa Halley

El centenario de la Independencia

El primer teléfono

La primera escuela de música

El primer automóvil

Un cueño en la primera academia militar

La gripe española

No todo pasado fue mejor

El padre Pellín y su gran labor

Llega la luz eléctrica y se van los fantasmas

Tomás Hugo Quiroba precursor de la ecología

El primer acueducto

Llegan los primeros radios receptores

Los últimos años del Benemérito

Se abren las compuertas de la dictadura

La creación de la Colonia Mendoza

El Palacio Municipal

Los sueldos en aquellos años

La revolución de octubre
El trienio adeco

Se pone fin al experimento democrático

La inmigración italiana

1950 año del magnicidio

Los terrenos de Aparay en 1952

El FEI gana legalmente las elecciones en Cúa

El primer televisor

Cúa continúa la ruta del progreso

Club Social Zamora 1955

Cae la dictadura, 23 de enero de 1958 Los cohetes rotos

Se construyen escuelas y centros de salud

La democracia nuevamente

¨Primer concejo municipal electo con el voto democrático.

El primer peaje

Agradecimientos.

Al Licenciado Iván López C. ´por su presentación

A la familia Minicozzi Díaz por sus aportes en el contenido y su apoyo con las fotos de su
archivo.

A la Profesora Gladys Zambrano por su aporte fotográfico.

A Tucuy A. C. por facilitar sus fotos y archivos.


Manuel Vicente Monasterios Gómez es un cueño de ascendencia, aunque
nació circunstancialmente en Caracas el 30 de enero de 1945, ha dedicado
su vida a la educación de los tuyeros desde 1968 en se inició como profesor
de Castellano y Literatura en el primer liceo que funcionó en Cúa, con el
nombre de del poeta cueño Juan España,
posteriormente ingresa como uno de los
fundadores del Centro de Formación Profesional
de Cúa promovido por los Padres Vascos, de grata
recordación para los tuyeros. En 1969 con un
grupo de jóvenes vinculados al movimiento de la
Acción Católica funda el quincenario RETO 70, con
el cual obtuvo el premio regional de periodismo en
el año 1971. En el año 1980 publica con el
patrocinio de la Parroquia Nuestra Señora del
Rosario de Cúa la revista de TESÓN, con el objetivo
de recopilar y publicar la historia local de la Parroquia, la cual está
íntimamente ligada a la historia de la población de Cúa. A partir de esa
experiencia se dedicó con mucho empeño a investigar los orígenes de la
fundación del pueblo de Cúa, aunque no es Cronista Oficial sus escritos e
investigaciones se han ganado el respeto de sus conciudadanos, fue él quien
sacó del olvido a la India Apacuana, proponiendo la hipótesis de la
vinculación del nombre de Cúa con esta primera heroína del Tuy,
descartando por inconsistente la tradicional del Cacique Cué.

En el año 2008 asume la iniciativa, conjuntamente con los Cronistas e


Historiadores del Tuy, de fundar una Asociación Civil con el nombre de
TUCUY, con la finalidad de difundir a través de la web la historia local de cada
una de las poblaciones de la Sub-Región. En el año 2009 participa en el
concurso Escritos de Barrio Adentro, auspiciado por el Ministerio de la
Cultura, editorial El Perro y la Rana. Presentó un libro de cuentos inspirado
en las leyendas populares de Cúa, con el cual obtuvo el Primer Lugar Nacional
renglón Leyendas. En la actualidad publica sus escritos en sección dominical
Crónicas Urbanas del diario Últimas Noticias –
El viejo torreón de la hacienda Marín.
Prefacio

El hecho de compilar, escribir, relatar, narrar o realizar la historiografía


de la ciudad de Cúa, más que una necesidad es una urgencia, los hechos de
los hombres y mujeres nacidos o no, en esta tierra, ubicada en los frondosos
Valles del Tuy, merecen ser contados, pues muchos de los hechos ocurridos
en esta zona y personajes nacidos en este pueblo, traspasan incluso las
fronteras de lo nacional.

La presente Crónica de Cúa que nos muestra Manuel V. Monasterios


no es el resultado de años de investigación, sino más bien, de una vida de
atesorar los relatos de sus abuelos y de sus padres, de los ancianos de las
calles de Cúa, de las anécdotas personales, de los mitos, las leyendas, de los
escritos que por razones de realizar la historia gran nacional tal vez tocan a
los pueblos introduciéndolos o colocándolos como referentes, que permiten
luego al investigador sean estos un indicio en la búsqueda para construir la
crónica de un hecho o suceso con carácter local, relevante por demás para la
comprensión de esa historia que toca y viven los pobladores de ese entorno
regional y local.

Investigando y documentando, revisando los sucesos en viejos


archivos, libros parroquiales, entrevistando al anciano amigo del abuelo,
contrastando viejas fotos con actuales tomadas desde el mismo ángulo, son
solo algunas de las herramientas que el investigador usó para fortalecer su
escrito, pero también actualizándose en las corrientes de la historiografía
moderna, de la literatura, para alcanzar la objetividad, a veces tan frágil, pero
siempre muy necesaria.

Pero escribir la crónica de Cúa se vuelve necesaria, por la indolencia en


la que se encuentra sumida, ya que quienes deberían ser los albaceas o
protectores de la memoria, más bien actúan permitiendo incluso la
destrucción de esta, la falta de promover los elementos de preservación de
las imágenes gráficas o de los objetos, la publicación de escritos, nos han
dejado casi a oscuras, esto entonces nos revela lo urgente de preservar la
memoria de los pueblos, ya sea por la labor del anticuario, por medio de la
compilación y producción de escritos, ya por la museográfica o por los
medios que fuere, pero con la urgencia de volverlos patrimonio colectivo,
publicándolos, hacerlos del dominio público, fomentándolos como
herramientas pedagógicas entre los maestros y docentes que permitan crear
sentido de pertenencia y de identidad local y regional en su alumnado, pues
“solo preservamos lo que amamos y solo amamos aquello que bien
conocemos”.

En palabras de Manuel Monasterios “esta no es una obra definitiva,


pero si un punto de partida en el estudio de la historia de Cúa” , y yo agrego,
de la historia local y de la historia regional, allí entonces el concepto del autor
en trasmitir su conocimiento, para motivar a las jóvenes generaciones de
Cueños o Cuenses a realizar la tarea de la investigación documental,
disciplinada, con método y científica, para develar y llenar esos vacíos que la
historia gran nacional nunca ha llenado y nunca llenará, por considerar a la
microhistoria o mejor dicho a la crónica como el estudio solo de lo pequeño y
de lo imperceptible, pero que hoy la crónica, una vez más y a través de este
trabajo de vida, demuestra que “para entender realmente los hechos
histórico de una nación hay que conocer los pequeños hechos históricos de
sus pueblos”.

Iván E. López C.

Estatua del General Ezequiel Zamora obra del escultor francés Vital Debray
Mis Padres Obdulia Gómez Alayón y Manuel Vicente Monasterios Fonseca. Con sus memorias
verbales y fotográficas me iniciaron en la búsqueda de nuestras raíces y me inculcaron con su
ejemplo el amor por la tierra donde uno nace y vive.

DEDICATORIA:

A mis abuelos: Don Pancho y Doña Reyes. Don Eladio y Doña Josefa.

A mis padres: Manuel Vicente y Obdulia.

A mi esposa: Nubia Inés.

A mis hijos: Natalia, José Ramón, Andrés Mauricio y Nathalia.

A mis nietos: Diana Victoria, Isabella y Andrés Eduardo

A mis hermanos: Francisco (f), Juan Vicente, Augusto y María.

A mis familiares cuyas viejas raíces vienen de la Cúa que se nos fue, como
testimonio de cariño y respeto por la tierra de nuestros ancestros
A todos los cueños de nacimiento y de corazón.

A Tucuy . Pocas veces un libro sin editar deja tantas huellas. Podemos afirmar
con orgullo que hemos logrado cumplir el desafío de trasladar en parábola
histórica:” De la Guarura de los indios Quiriquires hasta red del mundo
globalizado “.

Profesor: Manuel Vicente Monasterios Gómez


Presidente-fundador de Tucuy A.C.

Colaborador del diario Últimas Noticias

Fundador de la página web. www.tuymiciudad.com

Miembro correspondiente a la Academia de la

Historia del Estado Miranda por el Municipio

Rafael Urdaneta.

2012

A MANERA DE INTRODUCCION:

“Hogar es donde habita el corazón”

Plinio.

CUA:

Pedacito del mundo donde nos ha tocado nacer, crecer y vivir. Este micro mundo es el
objeto de nuestras querencias, es parte de nosotros mismos, de nuestra existencia. Sin
este entorno se haría difícil la vida. Tal vez para algunos resulte tonto darle una
importancia trascendental al hecho tan fortuito de nacer o haber crecido en un pueblito
que no acaba de definir su tránsito a ciudad, no es ingenuidad pueblerina considerar
importante conocer la micro historia local, eso que los estudiosos llaman las “Crónicas”,
las “anécdotas”. Lo cotidiano no tiene la dimensión, ni la proyección para llegar a la
exigencia de la formalidad histórica .En el mundo de la globalización parece tonto indagar
sobre el acontecer rutinario de la vida provinciana, pero nosotros pensamos diferente: “No
hay árbol grande sin raíces profundas” una simple brisa lo transformaría en leña. Para
entender el devenir histórico de una nación hay que conocer los pequeños
acontecimientos. La destrucción documental, arquitectónica y cultural de las ciudades y
pueblos es producto de la ignorancia. El poco interés en la conservación del patrimonio
histórico y cultural también es producto de la falta de conocimientos. Creemos nuestro
deber divulgar nuestras investigaciones sobre el pasado histórico y el acontecer social y
cultural de nuestro pueblo. Aunque es justo indicar que carecemos de la formación y la
disciplina del historiador, somos apenas simples cronistas.

Nuestra amada Cúa ha sufrido con los siglos profundos cambios, unos para bien, otros
para mal. Siempre hay un hilo conductor que nos traslada en el tiempo y nos permite
conocer lo que fuimos, lo que hicimos, lo que somos y lo que hacemos para que el futuro
no nos sorprenda. Si no sabemos de donde venimos, no podemos saber para donde
vamos. Cúa es una comunidad con su pequeña historia, no somos un montón de gente
que llego aquí por circunstancias de la vida, no somos una horda sin rumbo conocido.
Somos un pueblo que tiene sus raíces, sus costumbres y sus tradiciones. No somos un
campamento de explotación provisional. Tenemos en nuestro haber, ciudadanos que en
algún momento trabajaron o hicieron algo positivo por su pueblo y es nuestro deber
reconocer que esa pequeña historia es producto del trabajo colectivo, del esfuerzo de
muchas generaciones. No se puede querer lo que no se conoce, no se puede amar, lo
que ignoramos. Estamos tratando de aportar, bajo nuestra óptica, años de
investigaciones, de análisis, de recolección de datos, lo que aquí exponemos no es fruto
de un solo investigador, es el aporte de un pueblo. Es la contribución colectiva del primer
Cronista de Cúa: Ramón Armando Rodríguez; del pintor Cristóbal Rojas quien hace de
cronista gráfico con sus dos obras pictóricas:”Ruinas del Templo de Cúa” y “Calle de
Cúa”; también el trabajo del Cronista oficial de Cúa: Don Adolfo Angulo Pérez con su
labor de más de 40 años y de la Fundación Doña María Teresa Manzo de Angelino, por
sus valiosas publicaciones; de José Rafael Fuentes el recordado “Morocho”, por difundir
nuestra historia local con sabiduría y amor; del Cronista de Cúa: Alejandro Díaz Milano
y su libro, lastimosamente no publicado; los aportes de Rogelio Bianco Díaz; el apoyo y
estímulo extraordinario del padre Germán Español Moreno, Párroco de Cúa por casi 20
años, por la publicación de la revista “Tesón”, génesis de este trabajo; el padre
Crescencio Torrealba por sus investigaciones sobre la historia de los Templos de Cúa; el
recordado Nelson Mijares por su investigación y publicación sobre “La Banda El Rosario
de Cúa”; Jesús Manuel Reverón Blanco por su hermosa Crónica sobre “la Princesa de
los Valles del Tuy Nueva Cúa” y su libro sobre Cùa, en proceso de edición.. También
debemos esta obra a los relatos orales del señor Juan Rafael Díaz., lamentablemente
fallecido; de la señora Elia Díaz de León, la señora Maritza Morante de Marín y el
invalorable aporte de un cueño excepcional, con una “memoria de hierro”: el señor Juan
Orlando Duc, a quien podemos calificar como un ser lleno del más puro amor telúrico
por su suelo y su gente. Fue su insistencia una de las motivaciones fundamentales para
escribir este libro, el cual tenía en proyecto desde mucho tiempo atrás. Los importantes
aportes de un creador de tradiciones: Jesús Pérez Uzcanga, personificación de lo
positivo de la cueñidad. A Elías Gómez, quien hace más de 20 años me obsequió, unas
cintas grabadas, donde su voz, nos traslada con maravillosa magia a la Cúa de ayer. Él
desde el infinito está en estas paginas A mis queridas primas Conchita Guitian y
Graciela de Caballero por sus aportes documentales .A don Ramón S. Espinoza y su
señora esposa doña Cruz Morales de Espinoza por sus relatos. A todos los Cronistas
anónimos que escriben con su quehacer diario la historia cotidiana de este pueblo. A mí
Querida esposa Nubia Inés por su paciencia y apoyo en esta difícil tarea. A mi hermano
Juan Vicente por sus aportes y cooperación Gracias a todos: los que están presentes y
los que ya adelantaron su viaje infinito. Nosotros apenas seguimos el camino señalado. El
tema histórico está esperando, ojala muchos jóvenes se motiven y asuman la tarea de
investigación documental, la cual requiere de mucha disciplina y dedicación, Pero sobre
todo es necesario para la difusión, un organismo: público o privado, encargado de
promover y publicar, poco aporta una investigación y un libro si no se difunde su
contenido.

Debo agradecer a los compañeros de la Asociación Civil Tucuy y su página Web


www.tucuy.com, donde se publicó por primera vez este libro, especialmente a la
profesora Gladys Zambrano por su labor fotográfica y al Ingeniero de sistemas Wilmer
Mosqueda, por su paciente labor al llevar estos escritos a la Web

Nuestras Crónicas son apenas un abreboca de las inmensas posibilidades de escribir


historias y estampas con sabor local. Por razones metodológicas llegamos hasta la caída
de la dictadura Pérezjimenista y comienzos del período democrático, aunque en algunos
temas como la música y el deporte incursionamos hasta los años finales del siglo XX.
Lógicamente es imposible tocar todos los temas de interés, es muy probable que lo
relatado no esté completo, es seguro que faltan datos, detalles y personajes. Todas estas
fallas quedarán resueltas en otras ediciones y en otros libros. No hay en nosotros
pretensiones literarias, sino la sencillez del lenguaje para que el mensaje llegue a todos.
Esperamos que nuestro trabajo sea útil y agradable de leer.

Pero sobre todo esperamos su utilidad en la promoción de nuestros valores y en el


conocimiento de lo que hemos sido en el tiempo, para que le pongamos un poquito más
de cariño a nuestro pueblo. Recordemos que un pueblo sin memoria no existe.

¨ Profesor Manuel V. Monasterios Gómez


AL POETA, AL MAGO DE LA PALABRA:

MIGUEL GARCIA MACKLE

Es mi deseo iniciar este libro, solicitando licencia a la Inteligencia Literaria más


importante que ha dado Cúa durante el siglo XX: el Dr. Miguel García Mackle. Su poema
“Cúa” sintetiza la profundidad del amor a la patria chica y la fuerza de la palabra, que sólo
un poeta puede expresar.

CUA

El Limón, Cujicito, La Cruz Verde,

El antiguo camino de Aparay,

Recuerdos bellos y recuerdos hay

En estos nombres que el amor no pierde;

Con cada cual el paso que concuerde

Llega a lo más profundo, al fondo guay

Que de nuevo en la música de un ay

Dulce y triste a la vez ahora muerde.

Cúa que yo proclamo por testigo

De una vieja memoria que me llena:

La placidez de un mundo que yo digo

Fluía para el pueblo enhorabuena

Y que a pesar del tiempo, está conmigo

Aún, llenándome de gozo y pena.


Miguel García Mackle

Libro de poemas “DIMENSION DISTINTA”

Fondo Editorial Lino Gallardo FUNDACULTUY

Ocumare del Tuy Noviembre de 1.983

Calle Zamora de Cúa- 2012


PERIODOS EN LA VIDA CUA.

Del cacao al ferrocarril :

La vida de los pueblos está íntimamente ligada a la actividad económica, eso


que modernamente llamamos producción de bienes y servicios. La parábola
que recorre nuestro pueblo, está determinada por la formas de producción.
El tipo de sociedad, las costumbres, la idiosincrasia, todo responde a esta
realidad.
EL CACAO:

Abordamos los primeros 140 años de la vida de Cúa (1.670-1.810).


Podríamos clasificar como “EL PERIODO CACAOTERO”Este fruto marca la
presencia de la mano de obra esclava, de usos y costumbres de aquella
sociedad estratificada y el proceso de mestizaje que nos definirá como
pueblo. La integración en 300 años de tres culturas producirá al venezolano.

El fruto del cacao que producían estos cálidos valles generaron inmensas
riquezas, los blancos criollos, amos de tierras y vidas aprovecharon los
excedentes y compraron títulos nobiliarios (condes y marqueses) además
fundaron con la Iglesia católica capellanías como la de la Hacienda Marín, de
el canario Don Bernardo Rodríguez del Toro, primer Marqués del Toro, origen
de la población Santa Rosa de Marín, posteriormente conocida como Cúa.

Desde 1.812 hasta 1.825, la Guerra de Independencia, liquidó con el modelo


de producción colonial fundamentado en el cacao, borró a los mantuanos
como clase social y el café y la caña de azúcar se consolidan como productos
fundamentales de la economía tuyera.

EL CAFÉ Y LA CAÑA DE AZUCAR:

Desde el Gobierno de Páez, hasta el terremoto de Cúa (1.830-1878) 48 años


se desarrolla la producción cafetalera, como producto principal., Se introduce
el modelo liberal desde el punto de vista político-económico. Se genera una
gran bonaza a Cúa se le denomina “La Perla del Tuy”. Se prolongará, más allá
de la tragedia destructora del terremoto y de la Guerra Federal, para un total
aproximado de 50 años. Podríamos denominarla “PERIODO CAFETALERO”,
conjuntamente con la siembra de grandes plantaciones de caña de azucar, las
cuales le dieron a Cúa el primer lugar en la destilación de aguardiente y
elaboración de papelón, producción de maíz, caraota y otros rubros agrícolas.

EL GANADO:

Con la entrada del siglo XX, el café empezó a mermar en su producción local y
se incrementa la ceba de ganado de engorde para los mataderos de Caracas,
Esta actividad duraría hasta los años 50 en que se modernizan las vaqueras y
se inicia la producción de leche refrigerada, este auge ganadero durará hasta
la década de los 60, aproximadamente; e 60 años en la vida económica de
Cúa. Lo podríamos llamar “PERIODO GANADERO”.La llegada de Castro y
posteriormente de Gómez al poder marcaron esta etapa. Gómez y su familia
se hacen dueños de casi todas las haciendas y las transforman en potreros
para el engorde del ganado, con las consecuencias del impacto ecológico y
económico de la zona.
LA INDUSTRIA:

En 1959 se instala la primera industria manufacturera en Cúa, denominada


Tubensplast.

(Hoy se encuentra Pavco). A partir de ese año, el gobierno nacional


representado por el Presidente Don Rómulo Betancourt, inicia un proceso de
desconcentración industrial de la ciudad de Caracas., para lo cual se dan
facilidades a los empresarios para la instalación de fábricas en el interior del
país. Se otorgan créditos de Corporación Venezolana de Fomento. Se
establecen estímulos con la exoneración impositiva: Nacional y Local.
Facilidades para la importación de equipos, libres de impuestos. La renta
petrolera facilita un proceso de industrialización, fundamentado en el
modelo de la sustitución de importaciones y el aumento de las barreras
arancelarias par favorecer a la industria local.

Este concepto de industria subsidiada y la fortaleza del bolívar como moneda


dura, representan paradójicamente grandes debilidades competitivas de las
empresas para ampliarse al mercado internacional. Los bajos costos de los
productos importados, golpean fuertemente este proceso industrializador,
construido sobre la ola petrolera Fue y es un proceso de industrialización no
sustentable .Pocas empresas pueden sobrevivir a la globalización si su
productividad depende del proteccionismo y los subsidios.

Además el rentismo petrolero nos trasforma en un pueblo apegado al


consumo y alejado de la productividad .El petróleo nos hace dependientes
de un modelo de post-guerra, año 45, denominado capitalismo de Estado,
caracterizado por su ineficiencia, muy bajo rendimiento. Se abandonó casi
totalmente la producción agro-pecuaria, se inició la llamada “agricultura de
puerto”. Donde es más barato comprar comida en el extranjero que
producirla. Culturalmente Cúa se desvincula de sus raíces agropecuarias y no
logra desarrollar un modelo eficiente de vida urbana.

Por más de cien años habíamos alimentando el mercado caraqueño con


verduras, frutas, leguminosas, carbón, carne y leche. Nos llamaban “El
granero de Caracas”, pasamos, sin chistar, a traer la comida del mercado al
mayor de Coche y éste del puerto de la Guaira, las caraotas que se producían
en la vía San Casimiro, las más famosas de Venezuela, el plato básico del
cueño empezó a llegar de Argentina, Brasil, México, Colombia y hasta de la
lejana China. Esa es nuestra tragedia; las tierras empezaron a perder su
“vocación agrícola” y representaba mejor negocio la venta de parcelas para
instalación de fábricas que cultivar y criar.

Nos entregamos en brazos de un proceso inexorable de “modernización”sin


la adecuada planificación para no herir de muerte nuestro pasado de
productor agro-pecuario. Las viejas haciendas que pasaron por todos los
“períodos” como Marín, rebotando del cacao, al café y la caña de azúcar,
para luego transformarse en potreros ganaderos. Termina esta hacienda en
los años 60 y 70 como una Urbanización Industrial: PIMACA. Donde se
instalan gran cantidad empresas.Por iniciativa de Don Juan Regalado, Don
Luis Angelino Manzo y Néstor Luis Pérez C. Hoy esa zona parece un
cementerio de galpones abandonados y el desempleo genera graves
problemas sociales.

Tuvimos Pleno empleo

En 1970 en Cúa hay instaladas 15 fabricas generando 852 empleos.Cuatro


años más tarde en 1.974 llega a 36 empresas aumentando el empleo directo
a 1.419, Se continúan instalando fabricas unas grandes, otras pequeñas
llegando el año 1.978 a 76 fabricas y 5.500 empleos directos, es una época de
“pleno empleo”, donde los trabajadores , algunos con los malos hábitos de
siempre, se daban el “lujo” de cambiar de trabajo cada vez que querían,
todas las fabricas tenían carteles solicitando trabajadores Pero el grave
problema era la poca calidad de la mano de obra y la falta de disciplina de
trabajo. Se abrió un gran mercado laboral para el personal calificado como
técnicos e ingenieros, Hubo necesidad de importarlos. Se hizo un gran
esfuerzo por parte de la Iglesia Católica, la Parroquia de Cúa, con la
cooperación de los empresarios al fundar el Centro de Formación
Profesional. de Cúa. Institución privada la cual desarrolló una gran labor en la
preparación de personal calificado, egresaron varias promociones de
jóvenes: mujeres y hombres con una nueva visión de la producción industrial,
con un sentido humanista y cristiano. Los Padres Vascos trataron y lograron
sembrar en sus egresados los hábitos y disciplinas necesarias para
desarrollar una nueva sociedad urbana e industrial con sentido solidario. Hoy
funciona en sus instalaciones, cumpliendo una gran labor social, la Escuela
Técnica“Monseñor Juan José Bernal”, dependiente de la Iglesia, con la
Dirección de una de las Instituciones Educativas de mayor trascendencia es
Venezuela como es “Fe y Alegría”.Los Jesuitas trabajan por la educación de
los más pobres, con calidad y eficiencia. 7

En los años 70 y 80 se vivió una euforia de gasto y bonanza económica


jamás vista en la “Perla del Tuy”, Ya para los años 80 se llega a 20 fábricas y
7.500 empleos directos. Lo que representaba más de 30.000 empleos
indirectos. Para una población de 65.000 habitantes. Con la cual más del 50%
de personal venía de Caracas y de otras poblaciones del Tuy y Sur de Aragua.

Este podría ser denominado el “PERIODO INDUSTRIAL”. El cual inicia su


decadencia a partir del llamado “viernes negro”en febrero de 1983. Las
fabricas empiezan a cerrar por diversas razones.El desempleo hace su fatal
aparición, conjuntamente con la inflación, enfermedad de la economía que
se come el poder adquisitivo de los más débiles. Hoy día quien se anime a dar
un paseo por la simbólica y paradigmática “Hacienda “Marín”, podrá ver el
rostro de la destrucción de un parque industrial, podrá palpar la miseria que
genera la falta empleo, sin que medie la presencia de un terremoto, ni de
una guerra declarada, ni la “maldición de un cura” .Es triste observar como
desaparecieron las viejas haciendas, pero peor aún es ver que el modelo que
cambió a la Cúa agrícola, por la industrial, también está muriendo. Las pocas
empresas que hoy sobreviven a la hecatombe, tienen un gran mérito y bien
merecen el reconocimiento de la sociedad. Al igual que los pocos se atreven
a sembrar en los campos, a pesar del hampa y la inseguridad.
¿CIUDAD DORMITORIO o CIUDAD DORMIDA?

La agonía de Cúa pasando de un periodo a otro sin consolidar ninguno. Con


una vocación autodestructiva, que nos lleva a empeñarnos en acabar con
todo lo anterior, para que según nazca lo nuevo. Así la producción de cacao
desapareció para dar paso al café y a la caña. Este modelo desaparece para
crear la ganadería y el modelo agro-pecuario desaparece para que la
industria ocupe su lugar y es muy probable que la industria desaparezca para
dar paso a urbanizaciones residenciales y centros comerciales y así la noria
de las indefiniciones nos lleva a ser “UNA CIUDAD DORMITORIO “para que se
inicie un nuevo período.

En otras partes del mundo la agricultura no es un modelo antagónico a la


industrialización, por el contrario se complementan. Polígonos industriales se
alternan con miles de hectáreas dedicadas a la agricultura, La cría de ganado
no es un “pecado” junto a una fábrica. Hay que aprender de otros países,
donde la armonía productiva permite sociedades menos traumáticas.
Tenemos que dejar atrás el modelo destructivo y buscar el equilibrio
productivo y ecológico. Además, si hoy se habla tanto de un Modelo
Redistributivo de la riqueza, primero hay que crear el patrimonio con la
participación real de toda la sociedad. Esa es la verdadera riqueza de los
pueblos.

Tal vez el ferrocarril del Tuy, está señalando nuestro destino: Nuestro pueblo
terminará su parábola, la cual empezó en 1600 con siembra de CACAO,
inevitablemente en el siglo XXI como CIUDAD DORMITORIO. Pero también
nos llegó si estar preparados para enfrentar el desafío de hacer del Tuy la
ciudad más sustentable de Venezuela. Lamentablemente se está perdiendo
la oportunidad, nos estamos llenando de nuevos residente, improvisando
urbanizaciones, destruyendo la naturaleza, sin ningún plan urbano. La
solución al problema de la vivienda no solamente hacer casas, se necesita
urbanizar para ser una verdadera ciudad: Escuelas en todos los niveles,
hospitales, parques, vías de comunicación, seguridad ciudadana. Esa es la
calidad de vida que todavía no hemos logrado en la zona del Tuy.

¿Seremos definitivamente un barrio periférico de la ciudad de Caracas, sin


perfil, sin historia y sin calidad de vida que ofrecer? Sería una lastima, pues
tenemos todo para ser diferentes, mejores y sin los graves problemas de la
capital. Pero tal vez nos fallan las ganas, la voluntad de lograrlo o la visión
necesaria para transformarnos en una verdadera ciudad.

Estamos dispuestos a seguir como el “patio trasero de Caracas” ? Lo que


llaman despectivamente el cuarto de los “cachivaches”. Ya tenemos 40 años
recibiendo la basura de la capital en la Bonanza, sin contraprestación. Más
de 25 años en que se ubicaron los penales en Yare Por poco no nos meten
otra cárcel en 1.996 Y nos preguntamos: ¿Cuantas universidades, liceos,
parques, hospitales, nuevas vías de comunicación, etc. se han inaugurado en
el Tuy en los últimos 30 años? ¿Nos conformamos con lo poco que nos
asignan? ¿Dónde están los planes de desarrollo que necesita la nueva
ciudad? ¿Dónde está el presupuesto de inversión que necesita el Tuy para
responder al impacto del ferrocarril? Son preguntas que tal vez incomoden,
pero los tuyeros tenemos derecho a exigir una planificación que nos
garantice un futuro mejor. Es cierto que el objeto de unas Crónicas no es
criticar, pero estamos obligados a generar una amplia discusión sobre un
tema vital para nuestra existencia ciudadana.

Por ahora, trataremos de recordar y dar a conocer a las nuevas


generaciones, las crónicas que escribimos con profundo afecto: “LAS
MEMORIAS DE LA CUA QUE SE NOS FUE”. Escritas no con el afán de mirar
hacia atrás y añorar el pasado, sino por la necesidad de reconocer sus
protagonistas y sus vivencias Nosotros las desarrollamos desde una óptica
muy particular. Puede que usted como lector no la comparta, pero nosotros
respetamos su visión. Como también esperamos se respete la nuestra, como
debe ser en una sociedad abierta, tolerante y plural.

..

Calle La Cruz Verde (Hoy J.M. Carreño) Casa de Don Rafael Morante hoy de
los Osío Caballero (Foto de Maritza Morante de Mar
CUA ASPECTOS
GEOGRAFICOS

UBICACIÓN:

El Municipio Rafael Urdaneta está


ubicado en el Estado Miranda, en la zona Centro-Norte de Venezuela. Lleva el nombre de
General Rafael Urdaneta como un homenaje al prócer de nuestra Independencia, nacido
en Maracaibo.

La ciudad de Cúa está situada en la parte superior de la cuenca media del Río Tuy. Sus
coordenadas geográficas aproximadamente son las siguientes:

10 grados 10 minutos de latitud norte

66 grados 53 minutos de longitud oeste


LIMITES DEL MUNICIPIO:

Por el Norte: FILA DE LA MAGDALENA CON EL MUNICIPIO GUAICAIPURO (PARACOTOS)


QUEBRADA DE SAN JUAN Y MUME CON EL MUNICIPIO CRISTOBAL ROJAS (CHARALLAVE)

Por el Este: SIGUIENDO UNA LINEA QUEDRADA QUE PARTE DE LA QUEBRADA DE MUME,
PASA POR LA LAGUNA DE COCO DE MONO (VIA LA MATA) ENTRADA DE LA MATA
CARRETERA CUA –OCUMARE. PARTE EN LINEA RECTA PASA EL RIO TUY BUSCANDO LA
DESEMBOCADURA DE LA QUE BRADA DE ANGUINA (CARRETERA CUA-OCUMARE POR
MENDOZA) EL CURSO DE LA QUEBRADA DE ANGUINA, HASTA EL CURSO DEL RIO
OCUMARITO HASTA TERMINAR EN LA FILA DE LA MONTAÑAS DE LA SERRANIA DEL
INTERIOR. TODO ESTE LINDERO ES CON EL MUNICIPIO TOMAS LANDER (OCUMARE DEL
TUY)

Por el Sur: FILA DE LA SERRANIA DEL INTERIOR DESDE LAS CABECERAS DEL RIO
OCUMARITO HASTA EL ALTO DE LA LAGUNITA . ESTADO ARAGUA (MUNICIPIO SAN
CASIMIRO)

Por el Oeste: FILA DE LA MAGDALENA, LA QUEBRADA DE ONOTO, LOS ALTOS DE NARITO,


BUSCA HACIA EL RIO TUY, CERRO DE TUCUCHE, TOPO Y FILA DEL TORO, HASTA TERMINAR
EN EL ALTO DE LA LAGUNITA. CON EL MUNICIPIO GUAICAIPURO (MUNICIPIOS PARACOTOS
Y TACATA)

SUPERFICIE:

280 Km. cuadrado

ALTITUD:

241 metros sobre el nivel del mar (Plaza Bolívar)

1.400 metros sobre el nivel del mar ( Topo de Golfo Triste en los límites
con Aragua)
TEMPERATURA:

Temperatura media anual 26.5 grados

Máxima registrada abril del 2010 34 grados a la sombra.

Mínima registrada enero del 2011 20 grados (horas de la mañana)

Clima cálido y húmedo

INDICE PLUVIOMETRICO:

Precipitación media anual 1.050 mm.

Estación seca (verano) diciembre- abril

Estación lluviosa (invierno) mayo- noviembre

HIDROGRAFIA:

El municipio Urdaneta está cruzado en sentido oste-este por el Río Tuy, el cual nace en el
Pico Codazzi (2.426 m. Sobre el nivel del mar ) en los límites entre el estado Aragua y el
Distrito Federal ( la Colonia Tovar)

El Río Tuy ha cumplido una función fundamental en la vida de la región. El doblamiento las
fundaciones de pueblos, la producción económica estuvo ligada al río..

Hoy, gracias a la ignorancia, la inconsciencia y la falta de voluntad el RIO TUY AGONIZA


CONTAMINADO Y DISMINUIDO.
Otros rios y quebradas de importancia en el Municipio: El Tarma que nace en las serranías
Del Interior. La quebrada de Aniagua, en la cual se instaló en la década de los 20 una
turbina generadora de electricidad , la cual prestó el primer servicio de energía en los
Valle del Tuy.

Es importante señalar que el servicio de agua potable de la población, lo presta


Hidrocapital a través de una red que parte de la represa de Ocumarito, donde está
ubicada la planta de Tratamiento. La represa de Ocumarito recibe agua de la presa de
Camatagua (Aragua)

OROGRAFIA:

Cúa está ubicada en la depresión de los Valles del Tuy. Por el sur corre en la misma
dirección del Río Tuy la Serranía del Interior, con la máxima altura el topo de Golfo Triste
1.400 metros sobre el nivel del mar. Por el norte esta fila de la Magdalena con una altura
promedio de 500 metros. Los valles del Tuy se caracterizan por su conformación de
pequeñas colinas. Geológicamente el suelo de Cúa corresponde a la FORMACION KU-URA-
PE CRETACICO MEDIO SUPERIOR (PICCAR-PIMENTEL. ESTUDIO NÚMERO 1968.
Sedimentos pobremente consolidados con capas de uno a tres metros de espesor,
intercaladas con arcilla y limo. Muy fértiles para la agricultura

Es importante destacar que Cúa es una zona potencialmente activa desde el punto de
vista sísmico, por lo cual es necesario desarrollar normas de prevención, tanto a nivel de
las construcciones públicas y privadas como de los sistemas de seguridad y salvamento.
También es necesario desarrollar conceptos educativos en las nuevas generaciones para
crear una cultura de prevención ante posibles eventualidades telúricas.

VIALIDAD:

Carretera Cúa-Charallave 10 kilómetros inaugurada en 1961. Insuficiente por volumen de


vehículos, además es la vía que conduce a San Casimiro y los llanos .Es necesario la
construcción de una avenida Ínter comunal, fundamentalmente ahora con el impacto del
ferrocarril.

Cúa- Caracas Vía autopista a partir de Charallave total 52 Km.

Cúa- Caracas carretera antigua 45 Km.

Cúa- Ocumare (Santa Bárbara) 15 Km.

Cúa- Ocumare (Mendoza) 14,2 Km.

Cúa- San Casimiro 32 Km.

Cúa- Tácata 15 Km.

Vía ferrocarril Cúa- Caracas 50 Km.

POBLACION:

El estimado de población de Cúa para 2.010: 200.000 habitantes

CENSOS DE POBLACION DE 1783 HASTA 2000

El primer censo de población hecho en Cúa se ejecutó con la visita Pastoral del Obispo

Mariano Martí a el poblado conocido como SANTA ROSA DE MARIN ALIAS CUA

Año 1783:

93 casas 123 familias 1531 habitantes


Indios: 38 Blancos: 101 Mulatos: 209 Negros: 145 Esclavos:
1038

Año de 1800, en una matrícula encontrada por el historiador EDURDO ARCILA FARIAS En
el archivo arzobispal. Censo por grupos étnico-sociales:

Cúa población blanca 213 indios 200 pardos 510. Negros (libres) 240 Esclavos 1.392
total 2.555 habitantes.

En 1833. Inicio del gobierno del General José Antonio Páez. Aparece Cúa en un cuadro
Estadístico elaborado por el geógrafo y militar italiano AGUSTIN CODAZZI.

Cúa pertenece al CANTON IBARRA CAPITAL OCUMARE DEL TUY con una población de
2.795 habitantes

En 1876 el territorio del actual estado Miranda quedaba comprendido en el gran estado
Bolívar, antes llamado Guzmán Blanco, cuyo territorio comprendía los actuales territorios
de los Estados Aragua, Miranda, Guarico y Nueva Esparta.

Cúa se denominaba DISTRITO GUZMAN BLANCO y estaba integrado por las poblaciones-
de Cúa (capital), Charallave y Tácata 3.263 casas 18.000 habitantes. Cúa la capital 10.000
habitantes.

( Urbano y rural )

En 1878 ocurre un violento TERREMOTO EL DIA VIERNES DEL CONCILIO 12 DE ABRIL DE


1878. La población de mayor auge económico de la región desaparece. La ruina y el éxodo
se apoderan de la población

En el censo de 1881 Cúa había disminuido su población: 3 666 habitantes y 663 casas

Año 1911 el Distrito Urdaneta Constituido por Cúa (capital) y Charallave 18.107
habitantes.
Año 1936, después de la muerte del general Juan Vicente Gómez. Cúa tiene: 12.634
habitantes

En los años 37 y 38 llegan a Cúa procedente de Cuba más de 60 familias canarias, en su


mayoría, como colonos para desarrollar la colonia Mendoza en las tierras expropiadas a
los herederos de la familia Gómez.

Año 1941 Cúa tiene una población de 12.466 habitantes

Año 1950 la población de Cúa disminuyó, por falta de fuentes de trabajo.11.725


habitantes. Casco urbano 3.414 habitantes

Año 1961 la población de Cúa llaga a 13.800 habitantes casco urbano 5576 habitantes.

Año 1971 Cúa tiene 18.327 habitantes. Casco urbano 9.953 habitantes

Año 1981 26.384 habitantes

Año 1990 82.000 habitantes. Casco urbano 62.834

Año 2001 145,000 habitante

Año 2012 210..000 habitantes (proyección)

Quebrada de Cúa 1985


CUA UN PUEBLO ABIERTO.

Desde la época colonial centro de múltiples caminos y hoy epicentro de la red ferroviaria
nacional.

Desde épocas coloniales la población de Cúa representa una encrucijada de caminos, un


pueblo con múltiples vías, estratégicamente ubicado. El camino antiguo del llano, pasaba
por Tácata y Guiripa, tal vez por esa conexión del llano con el camino de Guiripa surgió la
leyenda de Quirpa, el llanero que mataron en un joropo guiripeño. El otro camino del
llano pasaba por las sabanetas de Ocumare, remontaba las montañas de la cadena del
interior para salir al abra de Camatagua, pasando por los Cajones y Valle Morín, sin
embargo el camino más usado a partir de 1.830, es el de Cúa a San Casimiro, pasando por
las hermosas haciendas cafetaleras y cañeras de esta fértil región, camino ampliado por
Guzmán Blanco entre 1.871 y 1,874, Este camino carretero utilizado por arrieros y puntas
de ganado, era imposible para el uso de carretas y diligencias. Los carruajes jamás se veían
por estos caminos, pues no estaban hechos para este tipo de vehículos. El Presidente
venezolano Linares Alcántara quiso llegar a Cúa para conocer personalmente los efectos
del terremoto de 1.878 y el carruaje en que venía sufrió un accidente en el paso de
Maitana que le costó la vida al auriga y fuertes lesiones al Presidente Linares.

Estos caminos casi no utilizaban los puentes y las fuertes crecientes de aquellas épocas
detenían el paso de viajeros. Después de la muerte de Gómez se inicio un plan de
mejoramiento de carreteras y principalmente de construcción de puentes, como el de
Ocumare del Tuy sobre el río Tuy en 1937, el viejo puente de Charallave y la Cabrera
en 1941, el puente de Araguita y el Loro, en la vía a San Casimiro en 1941, el viejo
puente de Marín sobre el Tuy venía de la época del general Castro y construido por el
gobierno gomecista. El puente existente en la actualidad data de 1.951 y tiene en su
estructura la interesante característica de su bascularidad, se mueve en las puntas, al
paso de los vehículos para evitar fisuras en sus bases.

Durante el gobierno del general Pérez Jiménez se inicia la construcción de la actual


carretera Cúa- Charallave, para sustituir la carretera por Mume, se inaugura en
1.961, durante el mandato del Presidente Betancourt. Igualmente en ese año se
inaugura la actual carretera a San Casimiro.

La carretera a Tácata tenía curvas famosas por su peligrosidad como la gurupera al


pasar el caserío de Sabaneta. Por iniciativa del cura párroco de Tácata: Ucar García,
se construyó el puente y se asfaltó la vía, inauguradas al término del gobierno del Dr.
Leoni en febrero de 1.969.

El camino para Ocumare también recibe mejoras a partir del gobierno gomecista y con
la instalación de la Colonia Agrícola en 1937, también recibió mejoras y ampliación,
sin embargo solamente en 1.961 es asfaltada.

En el año 1.966 se inicia la construcción de la carretera Cúa- Ocumare por el viejo


camino de la hacienda Mendoza. Las gestiones ante los organismos competentes para
esta obra fueron hechas por la Asociación de Parceleros de Colonia Mendoza, (28
parcelas) liderizada por los hermanos Juan y Bernardo Viña, Antonio Piñero, con el
apoyo del Concejo Municipal de Lander. De construyeron los puentes sobre las
quebradas de Talma, Anguina y el río Ocumarito. El material de granzón fue donado
por parceleros como Los Viña, el Dr. Márquez Irigoyen, Fermín Pérez, Sr. Petrocco, La
señora Fortuna de Lasseres y los hermanos Hugo y Ernesto Guardia de la hacienda
Sousa. La empresa constructora de esta vía fue DEXSA, propiedad de Víctor y Miguel
Sanabria, este último destacado atleta y dirigente deportivo venezolano.

Cúa es parte integral de los Valles del Tuy, esta zona requiere con urgencia la
modernización de la malla vial. Avenidas intercomunales deben unir a todos los
municipios del Tuy, con la construcción de calzadas especiales para los nuevos
sistemas de trasporte masivo, tipo “trasmilenio bogotano”, para integrarlos al
ferrocarril. Sin esa visión de nueva ciudad planificada, con bases de sustentabilidad en
calidad de vida, ecología, servicios eficientes, estos valles tuyeros terminarán como
barrios marginales caraqueños con los graves problemas de servicios, inseguridad y un
ferrocarril que les une a la capital. Esos planes son impostergables. El Tuy reclama un
plan de desarrollo urbano para una nueva ciudad.

Templo de la Parroquia San Martín de Porres de Nueva Cúa.

(Foto Juan V. Monasterios 2008)


CRONOLOGÍA PARA EL ESTUDIO DE HISTORIA LOCAL DE LA
POBLACIÓN DE CÚA.

CONTRIBUCIONES A LA HISTORIA LOCAL

Palacio Municipal de Cúa foto del año 1945 (Manuel Monasterios Fonseca)
Municipio General Rafael Urdaneta del Estado Miranda.

1498

(1) _

Avistamiento de las costas de la Península de Paria por el Almirante Cristóforo Colombo.


(Cristóbal Colón)
1517

(2)

Primer asentamiento español en la isla de Cubagua. (Nueva Cádiz.

1567

(3)

Se inicia el proceso de conquista y poblamiento español del valle de los indios Car

1572

(4)

Garcí González de Silva recibe en Encomienda para reducción de los Indios Quiriquires el vasto
territorio comprendido entre Tácata y Capaya en Barlovento.

1576

(5)

Santiago de León del Valle de los Caracas se transforma, de hecho, en la nueva capital de la
Provincia de Venezuela.
Indios
CCaribes

(Quiriquires) Grandes Navegantes

1577

(6)

Se produce el alzamiento contra los conquistadores encomenderos Francisco Infante y Garcí


González de Silva, por parte de una tribu de indios Quiriquires asentada en una colina a la margen
izquierda del río Tuy.

Según narra el historiador José de Oviedo y Baños en su obra: “Historia de la Conquista y


Población de la Provincia de Venezuela” la rebelión indígena fue encabezada por una india llamada
APACUANA.Tiempo después los conquistadores arrasaron el poblado indígena, mataron más de
200 nativos y a la india Apacuana la trasladaron a la colina donde habían ocurrido los hechos y fue
ejecutada, colgándola de árbol, para que las aves de rapiña se la comieran, prohibiendo que fuese
bajada o tocada, como un escarmiento. Esa colina se empieza conocer como el “Sitio de CUANA O
DE LA CUA

1650

(7) __

Por convenio con la Corona Española llega a Cumaná la primera Misión de Capuchinos.

1657

(8)

Es adquirida la enorme fundación cacaotera de los herederos de Garcí González de Silva, por el
Capitán Marín de Graznizo.

Desde ese año se empieza a denominar como Hacienda Marín, en ella se fundó una capellanía
con el nombre de Santa Rosa del Valle de Marín

1658

(9)

Los Capuchinos inician la Misión de los Llanos de Caracas, para la evangelización y la fundación
de pueblos indígenas.

Antigua casa parroquial Calle Bolívar. Aquí nació el

Insigne músico Evencio Castellanos Yumar. Cúa 2010

1671

(10) _
El 12 de abril de 1671 es canonizada Santa Rosa, primera Santa de América. A partir de esta
fecha se puede encontrar el patrocinio espiritual de Santa Rosa en pueblos e instituciones.

1673

(11) _

Llega a Caracas Fray Antonio González de Acuña, como Obispo titular de la Provincia, fue el
encargado del proceso de canonización de Santa Rosa ante el Vaticano.

1684

(12) _

Llega a la Provincia de Caracas como misionero capuchino Fray Manuel de Alesón.

1688

(13)

Fray Manuel de Alesón es encargado del pueblo de San Miguel de Acarigua.

1689

(14)

Fray Manuel de Alesón, conjuntamente con Fray Gabriel de San Luchar son autorizados para
viajar a España e informar a la Corona de la verídica situación de las Misiones.

Fray Manuel presento un informe personal donde advertía del maltrato que recibían los
indígenas, este punto de vista le generó a Fray Manuel graves problemas con la Orden
Franciscana, a la que pertenecía.

1690

(15)

Regresa a la Provincia de Caracas Fray Manuel de Alesón de su viaje a España, no es bien


recibido por los frailes capuchinos.

1690

(16)
Para el año de 1690 la Hacienda Marín es propiedad de Don Bernardo Rodríguez del Toro,
futuro Marqués del Toro. (1732)

1690

(17)

Existe en la Hacienda Marín una capellanía para atender a los esclavos, aparece en los libros
llevados en la época la partida, más antigua, mencionada en la Visita Pastoral del Obispo Martí,
firmada por el sacerdote encargado Don Pedro Salas, se denomina a la Capellanía como Santa
Rosa de Marín.

Nota: las capellanías no eran atendidas por misioneros capuchinos, sino por curas
seculares, dependientes directamente del Obispo de Caracas.

1691

(18)

En la población de Nuestra Señora de la Isneta de Araguata Fray Manuel de Alesón firma diez
(10) partidas en los libros de registro.

1691

(19)

El Obispo Baños y Sotomayor encarga a Fray Manuel de Alesón de la población de Charayave


(sic), la cual había pasado de pueblo de Misión a pueblo de Doctrina.

1697

(20)

Fray Manuel de Alesón es encargado de la población de Camatagua

1701

(21)

Fray Manuel de Alesón, por orden del Obispo es encargado de la Villa del Pilar de Zaragoza, en
la Provincia de Caracas.
1717

(22)

Fray Manuel de Alesón FUNDA la población de San Francisco Javier de Lezama, con indios
Palenques, ubicada dicha población en los llanos de Orituco.

1720-1721

(23)

Por ordenes de la Corona Don Pedro José de Olavarriaga presenta su informe sobre la
situación económica, social y militar de la Provincia de Caracas, es la primera vez que hace un
censo completo de cada una de las haciendas, su producción y número de esclavos, en dicho
estudio se indica que las Haciendas cacaoteras de los Valles del Tuy son las de mayor producción
de la Provincia y la Hacienda Marín, propiedad de Don Bernardo Rodríguez del Toro tenía 20.000
árboles de cacao.

1721

(24)

El Obispo Juan Escalona y Calatayud realiza una Visita Pastoral al Tuy, incluida la Capellanía de
Santa Rosa de Marín, aparece en los documentos como: Valle del Tuy Arriba”·

1723

(25)

Muere en la Villa de San Luís de Cura Fray Manuel de Alesón.

1726

(26)

La campana más antigua de Cúa tiene grabada la fecha de 1726, este patrimonio histórico
esta en el Templo.

1728

(27)

Inicia operaciones comerciales en la Provincia de Venezuela la Real Compañía Guipuzcoana, la


cual trae a la Provincia métodos modernos en la producción agrícola y monopoliza el comercio de
cacao.
1732

(28)

La Corona española otorga a Don Bernardo Rodríguez del Toro, el titulo nobiliario de: Marqués
del Toro, por el cual canceló

La respetable suma de 562.000 maravedíes de impuesto de media anata y 22.000 ducados de


donación a un convento de España, ambas sumas tendrían hoy el equivalente a millón y medio de
dólares americanos. (Aparece en el libro “El Ultimo Marqués” de la escritora e historiadora Inés
Quintero)

Obispo Diego Diez de

Madroñero

1762

(29)

Visita Pastoral del Obispo Diego Diez de Madroñero a la Capellanía de Marín, llega el 1 de
noviembre de 1762, comprobado el mal estado de la capilla y la resistencia de hacendados y
cosecheros a mudar la capilla a terrenos propios de la Iglesia. Decreta bajo pena de excomunión el
traslado de la capellanía a LA COLINA DE LA CÚA, en terrenos donados por los herederos de Doña
Angela Thomasa Ferrera, donde se puede formar plaza frente al templo y ubicar casa en sus
alrededores. Los hacendados y cosecheros debían colaborar en el financiamiento con dinero y
mano de obra esclava, de acuerdo al número de esclavos de cada hacienda.

La construcción del nuevo templo correspondía en área a del actual templo, es decir: Una Nave
principal, dos laterales más angostas, tres puertas delanteras dos puerta laterales, tres altares
principales dos pilas bautismales y sacristía en la parte trasera. El templo construido a partir de
1762 fue destruido por el terremoto de 1878 y nuevamente reconstruido entre 1919 y 1929.

1762
Plaza de la Cruz Verde 2010

(30)

El cura encargado de la capellanía de Marín Don Ángel Francisco Amaya, certificó en el libro de
gobierno que presentó al Obispo Diego Diez de Madroñero que:”NO SE ENCUENTRA EL
DOCUMENTO DE ERECCIÓN. POR ESO SE HA TOMADO COMO FECHA DE ORIGEN DEL PUEBLO, LA
CORRESPONDIENTE A LA PRIMERA PARTIDA DEL LIBRO MÁS ANTIGUO, QUE TIENE FECHA 18 DE
OCTUBRE DE 1690”.Firmada por el cura capellán Don Pedro de Salas.

1765

(31) El día 10 de diciembre de 1765 el presbítero bachiller Juan José Sierra en su condición de
Cura encargado bendice el nuevo templo, cumpliendo las órdenes impartidas por el Obispo Diez
de Madroñero-

1772

(32)

La Capellanía de Santa Rosa de Marín es elevada a Parroquia, con cura en propiedad, dependía
del Obispo de Caracas. A partir de este año se puede considerar como pueblo.

1774

(33)

Como la Patrona de la Capellanía era Santa Rosa de Lima, al ser elevada a parroquia y
Charallave tenía como Patrona a la misma Santa limeña, el Obispo dispuso que la nueva parroquia
tuviese como Patrona Principal a Nuestra Señora del Rosario y como “Patrona Menos Principal” a
Santa Rosa de Lima.

Oficialmente el los documentos se empieza denominar como “Parroquia de Nuestra Señora del
Rosario del Valle de Marín”, pero para la mayoría de la gente era Nuestra Señora del Rosario de
Cúa.
Obispo Mariano

Martí.

1783

(34)

El dos de junio de 1783 llega al Parroquia de nuestra Señora del Rosario alias Cúa el Obispo
Don Mariano Martí, cumplidos los requisitos, inventarios, recomendaciones generales y
personales a los feligreses, hay documento sumamente importante que era un padrón o censo de
la parroquia:

Nuestra Señora del Rosario alias Cúa tenía en 1783

1.531 habitantes en el pueblo y el campo.

De los cuales 1.038 eran esclavos……….67%

403 libres (249 mulatos y145 negros) 26%

101 blancos 6,5%

31 Hacendados amos de esclavos 2%


1790

(35)

El padrón o censo de ese año hecho por los hacendados indica que la población esclava era
de 1265 en la jurisdicción del pueblo o parroquia de Nuestra señora del Rosario de Cúa.

En siete años la población esclava había aumentado en 134 “piezas”

1790

(36)

Nace en Cúa José María Carreño, futuro general y participante activo de la Independencia
americana.

General José

María Carreño.

Autor: Luís López Méndez

1800

(37)

Censo de población recopilado por el historiador Eduardo Arcila Farías


Cúa tiene la siguiente población:

Blancos 213

Indios 200

Pardos 510

Negros 240

Esclavos 1.392

Total 2.555 Habitantes

1812

(38)

La población de Cúa es afectada por el terremoto de 1812, causando ruina en el templo


parroquial.

1814

(39)

Las poblaciones de los Valles del Tuy son ocupadas por las tropas del feroz realista Rosete.

General Ezequiel

Zamora Correa
1817

(40)

Nace el 1 de febrero de 1817 Ezequiel Zamora Correa, futuro general y líder de la guerra
federal o guerra larga, conocida también como Guerra federal.

1821

(41)

Los Valles del Tuy forman parte de la provincia de Caracas, Departamento de Venezuela
de la República de Colombia.

1830

(41)

La población de Cúa forma parte del Cantón Ibarra (capital Ocumare) Provincia de Caracas
de la Republica de Venezuela.

Cristóbal Rojas P.

1858

(42)

Nace en Cúa Cristóbal Rojas Poleo, gloria de las artes plásticas venezolanas.
1864

(43)

Los Valles del Tuy forman parte de la jurisdicción del recién creado Distrito Federal.

1868 Nace en Cúa la primera actriz del teatro venezolano Emma Soler (Ignacia Villasana)

(45)

Los Valles del Tuy forman parte del el estado Bolívar, con capital Caracas. Posteriormente

trasladada a Petare

Guerrillas del siglo XIX

1868

(46)

Se produce en Cúa la llamada Batalla de Cúa entre las tropas de los generales Prudencio
Vásquez y Desiderio Escobar por una parte, partidarios del general José Tadeo Monagas y por la
otra las tropas oficiales bajo el mando de Juan Francisco Pérez y Genaro Espejo. Muere en el
combate el general Prudencio Escobar.

General Antonio Guzmán

Blanco
1874

(47)

Se crea la Jurisdicción del Distrito Guzmán Blanco con capital Cúa, integrado por Tácata,
Charallave y Cúa. El censo de 1876 este recién creado Distrito tenía 16.444 habitantes. Se conocía
como “La perla del Tuy” por su riqueza agrícola y pecuaria.

1875

(48)

Visita oficial a Cúa del General Antonio Guzmán Blanco Presidente de la Republica para
inaugurar el tramo carretero Cúa-San Casimiro de la carretera del sur construida por Guzmán. La
tradición señala que se hospedó en la Casa de la Hacienda Lecumberry, donde se dio un banquete
en su honor y se comprometió con las autoridades y el pueblo a dotar al templo de un reloj. La
autoridades locales estaban representadas por los señores Benjamín Rodríguez, José María Aguilar
y Juan Bautista Fonseca.

Gruta Nuestra Señora de


Coromoto 2010 Cúa.

En este sitio se construyó el


pequeño templo que
sustituyó el destruido por

el terremoto de 1878.
Cuadro de Cristóbal Rojas,”Las Ruinas del templo de Cúa” 1880

En este estado de destrucción quedó el templo de Cúa, que estuvo ubicado en el

mismo lugar de la Plaza Zamora, donde está hoy el nuevo templo.

1878

(49)

El 12 de abril de 1878 , viernes del concilio, 11.15 p.m. se produce el movimiento telúrico
(terremoto) conocido como “Terremoto de Cúa” el cual destruyó totalmente la población, se
calcula más 300 muertos: El asilo de Huérfanos de Caracas , fundado por el Dr. Agustín Aveledo se
fundó para atender a los niños que quedaron desamparados por el terremoto. En algunas
haciendas y a las orillas del Tuy se formaron pequeños volcanes de arena con olor a azufre. La
tierra se cuarteó y se abrieron profundas zanjas de las cuales salía calor. El templo de Cúa quedó
destruido. Las labores de auxilio y salvamento fueron dirigidas por el Dr. Tomás Lander y el general
Pablo Manzano, encargado de evitar desordenes y robos. En un informe elaborado por los
mencionados ciudadanos comisionados del ejecutivo nacional se decía: “·…El espectáculo que
tenemos a la vista es desastroso, horrible, indescriptible: Donde antes existió la bella, rica y
floreciente Villa de Cúa, no hay más que escombros, desolación y espanto. Solo algunas casuchas
de paja o de tejas y horconaduras, quedaron en pie en las afueras. Una gran parte de la
población fue sepultada entre ruinas, la otra
está acampada a la intemperie. Los heridos y
los contusos graves son muchos, todo inspira
compasión. Repetimos a ustedes el cuadro es
indescriptible….” Continúa el informe
solicitando más auxilios…”Anoche a las nueve y
cuarto se oyeron aquí distintamente ruidos
lejanos semejantes a detonaciones de cañón
disparado con intermitencia de minutos A las
once y cuarto hubo un fuerte, ruidoso y
prolongado temblor: más tarde hubo otro
menos intenso “Continúa el informe”…Aun
cuando se ha dado sepultura a más de
ochenta cadáveres y se han llevado al
cementerio veinte, se calcula en más de de
doscientos los insepultos. Son las ocho y media
de la mañana y se siente otra vez ruidos y
detonaciones, y el tiempo amenaza lluvia”
(Informe publicado en el diario La Opinión
Nacional el día 22 de abril de 1878)

La Ceiba de la Cruz Verde, testigo de más de 200 años de historia

Cueña, ya 1878, fecha del terremoto, indicaba los límites del pueblo

y la bifurcación de los caminos a Tácata y Caracas, vía Charallave.

Hoy acoge en sus brazos a un humilde cardón, que significado tiene.

Que connotación se puede dar a este extraño matrimonio de la botá

nica

1881

(50)

Los Valles del Tuy forman parte del Gran Estado Guzmán Blanco, integrado por Aragua,
Bolívar, Guárico y Nueva Esparta, con capital primero en Camatagua y posteriormente traslada a
Villa de Cura. En 1889 le cambian el nombre de Guzmán Blanco por Miranda en honor al Precursor
Francisco de Miranda. y a la capital Villa de Cura le cambiaron el Nombre por Nueva Bolivia. Cúa
pertenece al Distrito Cúa, integrado por Cúa y Charallave.

General Rafael Urdaneta

1901

(51)

El Distrito Cúa se denomina Distrito Urdaneta del Estado Miranda, cuya capital se
encontraba inicialmente en Petare, posteriormente en 1909 se trasladada a Ocumare del Tuy y en
1927 a los Teques. Integrado por los municipios Cúa (capital) y Charallave. Para el censo de 1911 el
Distrito Urdaneta tiene 18.105 habitantes.

Vista del Palacio Municipal, esquina de las calles Carre{o y Comercio Foto 1945.
Calle José María Carreño 2010 Cúa. (Ambas fotos desde el mismo ángulo

con 70 años de diferencia)

Calle Cruz Verde (Hoy José María Carreño) Cúa 1940

1904
52 Puente Gómez Cúa 1922

Construcción del puente Castro, sector la Cruz Verde. Construcción del cementerio
municipal. El puente cambia el nombre por puente Gómez. El cementerio fue construido en terrenos
donados por la hacienda Marín.

1911

53

Se cambia el nombre de Plaza de San José por plaza Bolívar, con la colocación de un busto
donado por el hacendado Don Andrés Lasseres

NOTAS BIBLIOGRÁFICAS:

1-2-3-4-5-10-11-23-27-32

“Diccionario Historia de Venezuela”, Fundación Polar, 4 tomos.

6
“Historia de la Conquista y Población de la Provincia de Venezuela”, Don José Oviedo y Baños,
Capítulos XII, XIII. Libro Segundo Capitulo I

7-9-12-13-14-15-16-18-19-20-21-25

Misión de los Capuchinos en los Llanos de Caracas, P Buenaventura de Carrocera (Capuchino).


Cuatro Tomos. Biblioteca de la Academia de la Historia. Fuentes para la Historia Colonial.1972.

17-23-24-26-30-33-34-35

“Documentos relativos su visita Pastoral de la Diócesis de Caracas”1771-1784. Obispo Mariano


Martí. Biblioteca de la Academia de la Historia. Fuentes para la Historia Colonial de Venezuela 1988.

8-16

Archivo del Registro Principal, Caracas, civiles, período colonial.

28

“El último Marqués” Francisco Rodríguez del Toro. Inés Quintero. Fundación Bigott. Serie Historia.
2005.

29-30-31

“Cúa y sus Templos” Artículo. Presbítero Crescencio Torrealba. Publicado en la Revista:”Crónicas de


Caracas” Nº35. Concejo Municipal del Distrito Federal. Septiembre de 1959. Reproducido por la Revista
Tesón. Parroquia Nuestra Señora del Rosario de Cúa. Ejemplar Nº 2. Año 1980
DICCIONARIO DE HISTORIA DE VENEZUELA

FUNDACION POLAR. TOMO 4 PAGINAS 386 A 388 ESTUDIO HECHO POR: ALVARO GARCÍA CASTRO,
SOBRE EL ORIGEN DE CÚA.

Fotos: Archivos de Tucuy.com. Archivos Manuel Monasterios

Gruta Nuestra Señora de Coromoto- Cúa 2010.


LAS ETNIAS CARIBE

LOS QUIRIQUIRES

Primeros pobladores de los Valles del Tuy.

El origen de los Caribes se ubica en las Guayanas, el norte del Amazonas brasilero, la
antropóloga Key Tarble(1885) según estudios etnolingüísticas, las zonas antes señaladas,
corresponden a territorios de expansión, incluidas las Antillas.(1). Según estudios de
Schwerin (1972) propone como origen de los caribes la cordillera oriental del actual
territorio de Colombia y expansión las Guayanas, norte brasilero, Amazonas venezolano,
las Antillas.

La Dra. Tarble propone el modelo de expansión Proto-Caribe 3000 años antes de Cristo;
no fue una expansión uniforme, se va dando por diversas oleadas, dando origen a tres
ramas o sub-grupos lingüísticos caribes: Guayana occidental, Guayana este-oeste y
Guyana sur. Las diferencias lingüísticas entre las diversas ramas, permite una
comunicación más o menos fluida entre los diversos grupos, con las diferencias propias
que impone el medio ambiente, el tiempo y la distancia. Hacia el año 400 A.C. se evidencia
la expansión, sobre todo del grupo de navegantes que siguieron el curso norte, utilizando
la vía acuática del Orinoco y los afluentes. Así se van extendiendo por todo el territorio
oriental de la actual Venezuela, islas de la costa venezolana, Trinidad, Tobago, incluso las
actuales islas Antillas Mayores. Remontando ríos como el actual Guarico, ocupan los valles
centrales como el territorio del norte del actual estado Guarico, Sur de Aragua, valles del
Tuy, altos Mirandinos, valle de Caracas, Barlovento, costas del litoral Central. Incluso
remontando el actual río Apure, Escalante llegan hasta el sur del Lago de Maracaibo y el
nor-oriente Colombiano. Hacia el 100 A.C. se introduce el cultivo y la cultura de la Yuca.

El proceso de expansión caribe, no fue nada pacífico, esas tierras sobre todo al centro y
occidente de Venezuela estaba ocupada por la etnia Arawak, procedentes de occidente,
con diferencias lingüísticas, elementos culturales, como el uso del Maíz en mayor grado
que la yuca, tejidos, cerámicas, petroglifos, organización social. Los Caribes por su cultura
nómada tenían un desarrollo inferior, además de la belicosidad que les caracterizaba.
Cuando los españoles llegan a este territorio a finales del siglo XV y comienzos del XVI los
caribes se habían apoderado de todo el oriente venezolano, de los valles centrales hasta
las costas del actual Lago de Valencia, llamado por los Arawak Tacarigua.

Los conquistadores notaron inmediatamente la diferencia entre los grupos indígenas


occidente, los cuales eran más dados al dialogo con la representación jerárquica de un
cacique, que habla por toda su tribu o nación y se podía comprometer e incluso aceptar la
coexistencia con el blanco. Con otro grupo indígena que tenía una organización social sin
jerarquías y los jefes o caciques eran nombrados de acuerdo a las necesidades que se
presentaban, un grupo que no aceptaba la presencia de intrusos, que se organizaban en
sus curiaras para combatir al español, incluso cuerpo a cuerpo, un grupo étnico que no
daba, ni pedía tregua en el combate, dispuestos a vencer o morir. Esta actitud irreductible
generó muchos mitos de descalificación del indígena Caribe, para justificar el proceso de
exterminio, iniciado apenas el conquistador llegó al territorio americano

Los ingleses, franceses y especialmente los holandeses se aprovecharon de las diferencias


entre españoles y caribes y empezaron a comerciar con estos últimos, proveyéndolos de
armas como cuchillos, lanzas, espadas, incluso arcabuces, les enseñaron la técnica del
procesado metalúrgico del hierro, para que fabricaran sus propias armas, lo cual tiene una
importancia fundamental, pues los Caribes, por este fenómeno de transculturación,
pasaron de un solo envión de la edad de piedra a la edad de los metales.

Debemos tener claro que el proceso de dispersión del grupo Proto-Caribe, según estudios
de Swadesh }1959} duró aproximadamente 37 siglos y a la llegada de los Europeos habían
diferentes pueblos de origen caribe, cuya diferenciación fundamental era de origen
lingüístico, de las 14 lenguas estudiadas por Swadesh solo la Yupka Panare son las más
divergentes con 34-37% de afinidad. Lo significa que entre los distintos grupos caribes
tienen en común hasta un 70% de su vocabulario.

Veamos la clasificación hecha en el año 1971 por el etnolinguista Girard, quien cataloga 15
subgrupos:

1-CUMANA: Chaimas, Cumanagotos (ésta última desaparecida}

2-MAKIRITARE: Mayongong, Yekwana.

3-PEMÓN: Arekuna, Ingagikó, Kamarakoto, Taulipang, Makushi

4-WAYANA: Wayana, Upurui.

5-WAIWAI: Waiwai, Hixkaryana, Kuxoyana, Parukoto.

6-CARIB: Kariña, Akawayo ?

7-TIRIYÓ: Tiriyó, Carijona, Kumayena, Pauxi, Pianakoto, Saluma,

Triometesen, Urukuena, Wama, Hianakotoumaua, Guake.

8-YAWRANA: Yawarama, Mapoyo.

9-APARAI: Aparai.

10-PAUSHIANA: Paushiana, Paravhilana, sapará [Desaparecidas)

11-BONARI: Bonari, Crishana, Yawperí. } Desaparecidas)

12-ARARA: Apiaká, Arará. Pirirí, Yarumá [Desaparecidas)

13-BAIKAIRÍ: Baikirí, nahukhua, Kuikurú

14-MOTILÓN: Yupka, japrería

15- OPON-CARARE: Panare, Palmela, Pimenteira .


En nuestro trabajo centramos nuestro interés en el sistema interétnico de la costa norte
de Venezuela, presentamos la clasificación de Kaufman, fundamentada en clasificaciones
de de Girard de 1971:

RAMA CENTRAL:

KUMANA.¨]Desaparecida)

YAO: Desaparecida)

WAYANA.

APALAI.

MAPOYO, TAMANACU. Ésta última desaparecida)

MAKIRITARE, WAYUMARÁ. Ésta última Desaparecida)

De acuerdo a estas clasificaciones de la etnia Caribe, por la lengua, dialecto hablado por
los diversos grupos pobladores de la región norte costera, podemos inferir, que los grupos
Cumanagotos, Chaimas,Palenques y Guiqueríes, estos últimos, de la isla de Margarita y
Coche hablaban variantes del KUMANA. Las naciones Karakas, Tekes, Kirikires, Mariches y
Tomusos hablan variantes del TAMANAKU, dialectos desaparecidos pero que podemos
encontrar en forma muy cercana en los naciones caribes existentes en la actualidad como
los Kariñas, Pemones, Ye,Kuanas o Maquiritares, Eñepa o Panare, Wanai,Yavarana y
Yupka.

La etnia caribe sufrió los rigores del proceso de conquista y colonización, aún en la
actualidad se encuentra relegada a una minoría en vías de extinción, la transculturización,
los mineros ilegales y hasta los traficantes están, aún hoy destruyendo la cultura caribe. Es
necesaria una toma de conciencia, no simplemente en lo formal, sino en profundidad, de
no ser así nuestros ancestros solo existirán en los libros y los recuerdos.
Bibliografia: ALAIN FABRE “Diccionario Etnolingüístico y Guía Bibliográfica de los Pueblos
Indígenas Suramericanos. Caribe” Versión en PDF, digitalizada en el año 2005 y actualizada
en junio del 2008.

TOPONÍMICOS, NOMBRES DE ALGUNOS LUGARES, CASERÍOS,


RIOS, QUEBRADAS Y CERROS UBICADOS EN LA POBLACION DE
CÚA.

Vista del Tuy desde la Magdalena (foto Gladys Zambrano)


Toponimia: Es el nombre propio con el que designamos un lugar.

Los nombres de los caseríos de Cúa tienen su origen en voces indígenas y del
idioma castellano, a pesar de ser una zona que en su origen fue
asentamiento de esclavos, hay muy pocos nombres de origen africano.

En los nombres indígenas predomina algún elemento natural que abundara


en la zona como; árboles, mamíferos, peces, frutas. Los nombres de origen
hispánico están asociados a los apellidos de los propietarios o amos de la
tierra, como Piñango, Tovar, o los títulos nobiliarios como El Conde. También
eran muy utilizados los nombres del santoral católico como San Antonio, San
Rafael.

Algunos lugares tenían nombres que señalaban alguna característica muy


especial del lugar como el caserío Párate-Bueno hoy Las Mercedes de Cúa,
llamado así por el peligro que corría allí cualquier persona extraña al lugar. El
Laberinto nombre que tenía la Calle El Carmen por los escándalos que
armaban los joropos que montaban en las posadas los llaneros que traían
ganado para la romana de Lecumberry. El sector de Coco e Mono, hoy San
Miguel por la abundancia de este árbol en el sector.

La toponimia forma parte del acervo histórico-geográfico de nuestros


pueblos y su conocimiento y es fundamental en la cultura de sus habitantes o
pobladores.
Nombres de origen Caribe:( Caseríos fundacionales)

Anguina (pez de rio)

Apamate (árbol)

Aparay (tribu Caribe)

Aniagua (árbol)

Araguita (Palmera)

Bagre (pez de rio)

Bucaral (lugar donde hay árboles de bucare)

Capayita (piedra pequeña)

Guacamaya (ave)

Guanábano (árbol)

Las Yaguas (árbol)

Macaguita (palmera)

Sacua (gente que vive en lo alto)

Nombres de origen español caseríos

Ascanio (apellido del propietario)


Bancos de Santa Rosa (hacienda en tierras bajas, vegas)

El Banqueo (hace referencia a trabajos en el camino)

El Conde (hace referencia al título nobiliario del propietario)

Piñango (apellido del propietario)

San Juan de Dios (santoral)

San Antonio (santoral)

La Clemencia (antiguo nombre de Betania)

Párate Bueno (antiguo nombre de Las Mercedes de Cúa, la tradición indica


que era sitio de muchas peleas)

El Peñón (se destaca en el lugar una formación geológica)

Sousa (apellido de origen portugués, actualmente es Nueva Cúa)

San Rafael (santoral)

La Encantada (hace referencia a encantos del rio)

El Café (Arbusto)

Villegas (apellido del propietario)

Tovar (apellido del propietario el Conde de Tovar)

Pacheco (apellido del propietario

Casa Grande (indica características del inmueble de la hacienda)

Santa Rita (santoral)


El Deleite (lugar agradable)

El Palmar (abundancia de palmas)

San Roque (santoral)

El Dorado (posible mina)

La Cruz (en el sitio había una cruz)

Portachuelo (corte pronunciado en el camino donde cambian las corrientes de


agua, loma de lindero)

Esparcida (lugar)

Quebrada Honda (características del lugar)

Santa Ana (santoral)

El Tigre (felino)

La Mesa Concepción (lugar plano en medio de colinas)

Agua Salud (manantial)

La Palma (árbol destacado)

Buena Vista (lugar donde se ve todo el paisaje)

Palmira (sitio)

San Pablo (Santoral)

Calabozo (lugar)

Calabocito (lugar)
Quebrada de Cúa (quebrada que nace en la Magdalena con el nombre de
Cabuya, caserío hoy Urbanización)

La Magdalena (santoral)

El Toro (apellido)

Los Chaguaramos (palma real, mapora)

Siempreviva (flor del campo)

Cerros de los alrededores de Cúa:

Guatipa (hormiga)

La Danta (mamífero)

Cerro Negro (tiene en su parte más alta una tupida arboleda)

Tucuche (fruta)

La Lagunita

Golfo Triste (La mayor altura del Municipio, límites Miranda-Aragua)

El Toro

Las Yaguas (palma)

Agua Amarilla (agua arcillosa)

Sacua
La Magdalena

Cerro Colorado (color de la tierra

Ríos y quebradas:

Tuy-(Río principal)

Cabuya-((Quebrada de Cúa)

Guabina-(Vía Tacata)

Aniagua-(Tazón)

Talma-(Betania)

Sacua-(Aparay)

San Pablo-(Buena
Vista)

El Yagual

Anguina

La Palma

Onoto

Agua Amarilla

Mume

Urepe Cerro Guatipa (Quebrada de Cúa)


Araguita

Fuente: Diccionario Histórico, Geográfico, Estadístico y Biográfico del Estado


Miranda. TELASCO A. MAGPEHRSON

1891. Edición Facsimilar. Gobernación del Estado Miranda

Vista al sur de Cúa y sus alrededores ( Foto Gladys Zambrano)


y estos ríos y estos cielos los poblaba el indio, el humo de los fogones de los
indios, la alegría o la tristeza—o ambas cosas---del indio. Los llenaba de vida y
movimiento y de muerte y de quietud la cacería del indio, que eran todos los
animales de la tierra y del mar y de los montes de ésta que era la de ellos, la tierra y
la heredad de los indios. Todo les pertenecía. Todo”.

Alfredo Armas Alfonso

Fragmento de “Tierra de Oriente y su habitante”

Editorial Universitaria de Oriente, Venezuela

1.967

LOS QUIRIQUIRES
CARIBES
IMPLACABLES:

SE DEFENDIAN CON
“BOMBAS” DE AJI
CHIREL.

No es fácil indagar
sobre aquellos años anteriores al Descubrimiento, Conquista y Colonización. El proyecto
que España traía, un modelo de sociedad totalmente distinto a la simpleza natural del
indígena, tenía que chocar y así ocurrió, No creemos que después de 500 años
recomencemos a buscar culpables, somos lo que somos, producto del mestizaje y eso no
se puede cambiar. Buscar culpables a estas alturas es tan aberrante como acusar a los
judíos de hoy, por la muerte de Cristo hace 2000 años.

En estas tierras, por cientos de años, los primeros pobladores habían hecho la guerra, la
llamada nación Caribe, se había extendido por todo el arco de islas, desde Paraguachoa
(hoy Isla de Margarita) hasta la Cuba actual. Grupos étnicos caribes habían luchado para
exterminar a los Tainos, habían arrasado a las otras tribus de la región y solo ellos,
quedaban al oriente de Tierra Firme, en 1498 a la llegada de Colón, a esta “Tierra de
Gracia”. El indio caribe afirmaba, en forma arrogante y soberbia que solo ellos eran gente
(Anakarinarote) y por lo tanto podían esclavizar y matar a cualquier individuo
perteneciente a otros grupos étnicos. Por tal razón, no pasa de ser una fábula, aquella
leyenda mil veces contada, del “buen salvaje”, de la inmensa bondad del nativo. Tal vez
en otras regiones de América, los indígenas eran mansos y pacíficos y se sometieron a la
voluntad del blanco conquistador, incluso aceptaban su cultura y religión, pero la nación
Caribe que pobló el oriente venezolano y específicamente el grupo Caribe conocido como
LOS QUIRIQUIRES que poblaban la región denominada hoy como Los Valles del Tuy,
eran básicamente un pueblo guerrero, con una concepción de la vida, que respondía a
una cultura de supervivencia donde el ataque y el exterminio, sin piedad, eran la única
garantía de existencia individual y colectiva. Éste grupo étnico Caribe (Quiriquires) quedó
exterminado, por vía de la violencia y por obra del mestizaje racial Resulta interesante
conocer que los Frailes Capuchinos para poder fundar a Charallave (Valles del Tuy)
tuvieron que traer indios de la nación Otomana, de las riveras del Apure, pertenecientes a
otro grupo étnico. Pues los que habitaban en la zona (Quiriquires) jamás pudieron ser
“evangelizados” ni sometidos, se escapaban a otras regiones, lejos de los frailes o
preferían morir. Los españoles usaban a los indios “Teques”, los mismos del cacique
Guaicaipuro para exterminar y someter a los “Quiriquires”.

El Tuy no contaba con grandes minas de oro, ni de plata, como México y Perú que
resultaran atractivas para el español, ávido de riquezas. Solo en la región de Tácata se
encontraron unas minas, también en los altos, hoy los actuales Teques.En la zona
montañosa de Guatopo las minas de Apa y Carapa., facilitó la fundación de la población
de Araguita. Todas de muy poca productividad y abandonadas muy pronto en su
explotación.

La riqueza en esta zona, para provecho del conquistador español, tenía que ser creada,
básicamente a través de la agricultura y la ganadería, para lo cual necesitaban de la mano
de obra esclava. Los “Quiriquires” no estaban dispuestos a dejarse esclavizar sin luchar,
preferían morir que someterse .Esa era su ley. Su forma de ver la vida. El tráfico de
esclavos negros, era incipiente, ya en esos años se encuentran esclavos en las minas de
Buría, en las cercanías de Nirgua.

Entre los primeros centros poblados de la región central de Venezuela encontramos a


Valencia en 1555. Caracas en 1567, aproximadamente y San Sebastián de los Reyes en
1585. Desde estos centros poblados salían los conquistadores en sus expediciones, Se
otorgaban los títulos para el reparto de tierras, llamados “Composiciones”,
“Repartimientos” y las “Encomiendas” para el control de las poblaciones indígenas. Se
tomó como límite inicial, entre San Sebastián y Caracas, el río Tuy y posteriormente,
después de muchos pleitos, la Fila Maestra de la Cordillera del Interior, límite hoy día, de
los Estados Aragua y Miranda.

Los Quiriquires eran un pueblo que apenas conocía rudimentos para la producción
agrícola, vivía básicamente de la caza y de la pesca, su organización social respondía al
patrón de tener unos líderes o “caciques” como jefes, necesariamente experimentados y
guerreros, según las necesidades del momento, es decir no utilizaban la figura del
cacique permanente, los jefes de los grupos cambiaban. Las tribus ubicaban sus
poblados en sitios seguros, resguardados del ataque de extraños, lejos de las grandes
crecientes del río. Para protegerse de los ataques construían fosas en los alrededores de
los poblados, con púas de madera, camufladas y envenenadas. Además de las macanas
y flecha utilizaban el ají. Eran como una especie de bomba, hecha con taparas, cenizas y
polvo de ají seco, que al ser arrojadas al enemigo los ahogaban, en medio de estornudos
que le permitían atacar con más facilidad. Algunos historiadores afirman que los caribes
eran antropófagos, sin embargo se ha demostrado que esta práctica no era exclusiva de
este grupo étnico y su uso respondía mas a creencias de tipo mágico-religioso, que a
formas de alimentación. (1)
LOS PRIMEROS CONQUISTADORES Y LAS PLAGAS TUYERAS.

El conquistador español Juan Rodríguez Suárez, quien explotaba las minas de los Teques
es el primer blanco que oficialmente explora esta región de los Valles del Tuy y la
denomina Valle de la Muerte o Valle de Salamanca . Hoy se conoce como Valles del Tuy.
El conquistador efectuó un recorrido desde Tácata, aguas abajo del Tuy, hasta llegar a la
desembocadura del Guaire .Incluso llegó hasta el límite con la nación Tomuza, Cerca de
lo que hoy es la población de Caucagua.

Francisco Infante, Primer Alcalde Gobernador de Caracas y Garci González de Silva para
el año de 1575 figuraban como los primeros encomenderos de la región de Tácata y
Salamanca (Valles del Tuy).

Francisco Infante también explora la región de “Los Quiriquires”, bajando por el Tuy más
de 25 leguas, hasta los límites de la llamada nación Tomuza. Infante entra en el valle con
setenta españoles y mil indios “pacificados”.Una de las estrategias utilizadas por los
españoles, era aprovechar el odio de la nación Teques, contra los Quiriquires, para
utilizarlos en la guerra como espías y combatientes, Estos indios se empleaban con
mayor vehemencia en la lucha contra los Quiriquires, pues el odio que sentían era desde
tiempos inmemoriales. El tamaño de la expedición obligó que los Quiriquires, en un
principio, a someterse la pacificación de Infante, pero en el fondo los indígenas del Tuy,
empiezan a planificar una estrategia para enfrentar a los españoles y sus aliados: la
nación Teques. Sólo el número mayor de españoles e indígenas Teques, les frena en sus
objetivos guerreros.

Durante esta incursión de Francisco Infante, éste fue atacado por nubes de mosquitos,
zancudos y jejenes que diezmaron la expedición con “calenturas malignas”, ¿tal vez fue
malaria o paludismo? Murieron varios españoles delirando con altas fiebres, por lo cual el
mismo Infante muy enfermo, fue a buscar un clima más sano a Caracas y paso varios
meses en recuperación de la peste contraída. Con lo cual los Quiriquires se ahorraron su
plan de guerra, auxiliados por las plagas tuyeras.

Según relatan los Cronistas de Indias, las sabandijas, pero fundamentalmente el mosquito
zumbador producía una comezón general que hinchaba y deformaba el cuerpo de los
blancos. no acostumbrados a la plaga. Los españoles los combatían con untura de
tabaco mascado y fuego sobre el cuerpo que según ellos los libraban de la muerte
desesperada. Niguas, serpientes, coquitos, zancudos, hormigas y bachacos causaron
más bajas a los españoles que las macanas y flechas indígenas. Las enfermedades que
trajeron los españoles hicieron lo mismo con los indios. (2)
LA REBELION INDIGENA:

EL COLLAR MAGICO DE YORACO

Busto del Indio Yoraco en Tácata ( Miranda)

La primera rebelión, en esta zona, contra los españoles ocurre en la región de Tácata
donde los indígenas aparentemente pacificados, atacaron a los indios Teques, quienes
siempre acompañaban a los españoles en sus incursiones. Después de este ataque a los
indios, agredieron a Garci González de Silva, éste conquistador se defendió con
guerreros españoles e indios Teques. En ese enfrentamiento surge la famosa leyenda del
indio Yoraco. Quien tenía, según cuentan, un poder para enfrentar las lanzas y espadas
españolas, no derramaba sangre y mantenía fiero combate con múltiples heridas, sin dar
muestras de dolor, ni debilitamiento. Una vez muerto Yoraco, en lucha contra el
conquistador Garci González, éste le quitó un collar, con una sarta de piedras coloradas y
al instante empezó a brotar sangre por las heridas del cadáver de Yoraco. Dicho collar
quedó en manos de Garci González de Silva, quien lo utilizó en muchos combates. Según
cuentan., lo libraba de la muerte y le infundía terror a los indios, quienes sabían que él lo
poseía. Hasta que el gobernador Don Diego de Osorio, enterado de las raras propiedades
de las piedras rojas del collar, se lo quitó, con la excusa de enviarlo al Rey Felipe II.
Nunca más se supo de la existencia del collar y años después Garci González, muere en
combate contra los indios Jirahara en las cercanías del Picacho de Nirgua. (3)

LA INDIA APACUANA: HEROÍNA Y GÉNESIS DEL NOMBRE DE CUA.

Apacuana según el escultor Rafael de

Montijo

En el capitulo XII de LA HISTORIA DE LA CONQUISTA Y POBLACION DE LA


PROVINCIA DE VENEZUELA, del Cronista José Oviedo y Baños nos narra un hecho
singular que hoy tratamos de explicar desde nuestro punto vista, adecuando algunos
elementos a la geografía actual, para su mejor el entendimiento de los lectores.

Habiendo logrado Garcí González de Silva la “pacificación” de las encomiendas de Tácata


y por estar en paz con los Quiriquires, de las riveras del Tuy, donde también tenía
encomiendas, pero no había podido desarrollarlas como quería. Tomó la determinación
de visitar la zona de Salamanca, conjuntamente con su cuñado Francisco Infante y
apenas dos soldados españoles como acompañantes, no era una expedición de guerra,
más bien un paseo, para entrar en mayor confianza con los nativos. Estos le reciben con
muestras de especial amistad. Sin embargo no todo era paz y armonía, en el corazón de
los Quiriquires estaba presente el deseo de volver a lograr la autonomía constreñida y
una india llamada APACUANA, madre del cacique Guasema, anima a los indios a iniciar
el rompimiento con los blancos invasores. Apacuana considera oportuna la presencia en
el poblado indígena de los dos encomenderos españoles, para tenderles una trampa y
darles muerte. La india aconseja llevar el plan con mucho sigilo y esperar hasta que los
visitantes estén a punto de partir, para ejecutar a los blancos, sin mayores resistencias.

Garcí González y sus acompañantes habían hecho construir un rancho que les sirviera de
vivienda en un sitio alto, a cierta distancia del poblado indígena. Llegado el momento de
partir, los indios empezaron a desarrollar su plan y al amanecer del día señalado para su
regreso, atacan a los cuatro españoles, éstos se defienden con sus espadas y leños
prendidos, además utilizaron un perro de armas para atacar a los indios. En la refriega
mueren los dos soldados acompañantes, a Francisco Infante le infieren 12 heridas en su
cuerpo. Aunque Garcí González estaba también herido, trato de cubrir las heridas de
Infante con trapos para evitar mayores sangramientos.

Resuelve como salida desesperada, para salvar sus vidas, tomar el camino de Paracotos
con el herido, pero éste no podía, caminar, González carga sobre sus hombros a Infante,
caminando toda la noche (camino de la Magdalena) hasta llegar al amanecer a la
quebrada de Paracotos, donde empezaba el dominio de la nación Teques, enemigos
acérrimos de los Quiriquires. Así, con la valentía y determinación del conquistador salva
su vida y la de su cuñado.

Como era de esperar las autoridades españolas consideraron imprescindible dar un


escarmiento a los indios Quiriquires. No podían permitir un alzamiento que pusiera en
peligro el proceso de pacificación. Los Alcaldes ordinarios de la ciudad de Caracas: Juan
de Guevara y Francisco Maldonado. Determinaron castigar el atrevimiento indígena.
Organizaron una expedición punitiva dirigida por Sancho García, acompañado de
cincuenta soldados españoles y un grupo numeroso de indios de la nación Teques. Los
indios Quiriquires informados de la venganza española, habían abandonado el poblado
cercano a las riveras del Tuy y colocaron todo género de trampas para detener a Sancho
García. Los españoles lograron atrapar un indio Quiriquire y lo torturaron, hasta que les
indicó el camino hacia las montañas profundas de la serranía, en los nacientes de la
quebrada de Talma, donde se ocultaban el resto de la tribu. Quemando poblados los
españoles se internaron en la montaña. Allí lograron dar muerte a muchos indígenas,
otros se escaparon hacia los llanos. A la India Apacuana, promotora de la rebelión
indígena fue atrapada con vida y la trasladaron hasta el poblado donde había ocurrido la
rebelión, Después de humillarla y lanzarle todo tipo de adjetivo denigrante, llamándola
bruja, hereje y traidora, le dan latigazos como castigo menor y no conformes le dan
muerte colgándola de un gran árbol con la prohibición absoluta de bajar su cadáver, para
que fuese visto por todos y se enteraran de lo que les esperaba a los revoltosos. Las
aves de rapiña dan cuenta de su cuerpo. Allí estuvieron colgados sus huesos por mucho
tiempo

Apacuana según el artista estético

Pedro Pablo Muñoz

En ese sitio, una fresca colina, un tanto alejada de la rivera del Tuy, donde
los españoles ajusticiaron a la India APACUANA, la gente le empezó a
llamar el sitio donde colgaron a Apacuana. Con el pasar del tiempo “El
sitio de la Cuana”. Hasta llegar a la denominación actual de Cúa. En ese
lugar que fue altar para el sacrificio de una raza extinta, Un grupo
indígena que prefirió desaparecer que someterse. En esa colina, la cual
fue donada a la Iglesia católica para la fundación de un pueblo por Doña
Ángela Tomasa Ferrera viuda de Castro. En el año de 1762 el Obispo
Diez de Madroñero ordenó, bajo pena de excomunión, que se refundara,
en el “Sitio de La Cuana o la Cúa, el pueblo de Santa Rosa de Marín, el
cual se encontraba, hasta esa fecha dentro de los linderos de la Hacienda
Marín.(4)

Apacuana de acuerdo a la interpretación de la Profesora Luisa Coronado.


EL CACIQUE CUÉ UNA LEYENDA:

Resulta sumamente difícil cambiar un concepto que forma parte de la tradición cultural de
una comunidad. Si bien es cierto que todos los pueblos antiguos de la tierra, como los
griegos, los romanos, los fenicios o los persas crearon leyendas hermosas sobre su
origen. Como ejemplo podemos señalar: la leyenda de Rómulo y Remo y la loba que los
amamantó, antes de la fundación de la ciudad de Roma. En el caso de la población de
Cúa, siempre se ha repetido y se ha escrito en diversas obras publicadas que la
Fundación de Cúa fue obra del Sacerdote Capuchino español Fray Manuel de Alesón en
el año de 1690, con la cooperación de un Cacique llamado Cué.

Una de las características más importante de las acciones misionales hechas por los
Frailes Capuchinos era el riguroso registro que llevaban de todas las fundaciones, tanto
de Misión, como de Doctrina que efectuaron en el territorio de los llanos de Caracas entre
1600 y 1700. Los Capuchinos en representación de la autoridad eclesiástica, casi siempre
tenían problemas con las autoridades civiles y militares. Todo acto, toda petición de los
Capuchinos quedo registrada en actas, correspondencias y en los libros propios de la
Orden, tanto en Venezuela como en España.

Hay una obra fundamental, presentada en tres tomos, escrita por el Padre Buenaventura
Carrocera, miembro de la Orden de los Capuchinos, editada por la Biblioteca de la
Academia Nacional de la Historia, llamada “La Misión de los Capuchinos en los Llanos de
Caracas” En esta obra esta detallada fundación por fundación, pueblo por pueblo, los
años de la fundación y el Sacerdote responsable de la fundación. Sobre Cúa, sobre el
poblado de Santa Rosa de Marín, sobre Santa Rosa del Valle de Marín no hay referencia,
ni siquiera tangencial, algo muy extraño, si tomamos en cuenta que esta Orden estuvo
encargada de Santa Rosa de Lima de Charallave. El Padre Alesón estuvo también en
Charallave, fundó otros pueblos como Lezama en los llanos de Orituco, pero sobre el
pueblo de Cúa hay un silencio total, una forma contundente de ignorar a un poblado, que
para 1690 ya existía. Sobre el Cacique Cué no hay referencia en lo absoluto. Lo más
importante de la obra del padre Alesón es su defensa del indígena, incluso llegó a chocar
con su Orden religiosa por defender los derechos de los nativos. Esta faceta del fraile es
muy poco conocida y bien merece su divulgación.
Esta es una prueba irrebatible y documental sobre una leyenda sin fundamento. Para
investigar sobre la fundación de Cúa es necesario buscar otras rutas, si no hay pruebas
documentales hay que hacer inferencias, comparar fechas, indagar, eso es lo hemos
tratado de hacer. No descalificamos a quienes mantienen el argumento de la fundación
del Padre Alesón y el Indio Cué. Nosotros en 1980, en la publicación numero uno de la
Revista Tesón, de la Parroquia de Cúa, también dimos por cierta esta tesis, con el tiempo,
investigando hemos llegado a otra conclusión. Tal vez hace falta profundizar en las
investigaciones documentales. (5).

Interior de la Capilla del Caserío La Magdalena Jurisdicción del Municipio Rafael


Urdaneta-- Cúa
Guaruras y carrizos del aborigen vencido se alejaron gimientes hacia las
internadas selvas profundas, y por la ruta de los ciclones en sentinas de los
barcos negreros, vino el tambor africano”.

Rómulo Gallegos

“Pobre Negro”, capitulo primero

Biblioteca Básica de la Cultura

Venezolana. Caracas, Venezuela

EL FRUTO DE UN ARBOL MOTOR DE


LA HISTORIA Y LOS GRANDES
CACAOS

El cacao era un fruto aprovechado y cultivado por los indígenas americanos desde épocas
precolombinas. En la región de México era utilizado en rituales mágico-religiosas y lo
tomaban llamándolo “chocolate”. Se le ocurrió, a un cocinero desconocido, unir el polvo
de cacao, con azúcar o papelón, con especies como la canela y con leche y así empezó
su consumo masivo al desayuno. Ya para el año de 1605 se inician las primeras
exportaciones de cacao de Venezuela, vía la Guaira-Veracruz (México). Pero hay una
leyenda, donde se afirma que el gusto por el Cacao venezolano, especialmente el de la
región de Chuao (Hoy costas de Aragua) nació en la corte del Rey Sol, Luis XIV de
Francia, quien se había casado con una hija de Felipe IV de España, llamada María
Teresa, quien tenía una predilección absoluta por el consumo del cacao venezolano. Fue
ella quien lo dio a probar al Rey de Francia y éste manifestó su satisfacción y se hizo un
consuetudinario consumidor del Chocolate. Especialmente el cacao que se producía en
Venezuela. Por imitación la corte empezó su consumo y se fue extendiendo por toda
Francia y por todas las clases sociales. Luego pasó otros países de Europa y el Cacao
venezolano se comenzó a cotizar a precios astronómicos.

Para 1665 la fanega de cacao se vendía en 80 reales y bruscamente subió a 162 reales y
algunos años después había llegado a 320 reales. La producción fue aumentando y las
exportaciones se fueron multiplicando. Así empezó la bonanza cacaotera.

El cacao se convirtió en el gran generador de riqueza, los hacendados empezaron a


sembrar cacao, para lo cual necesitaban mano de obra. Esta llegaba mediante el tráfico
de esclavos, éstos no venían directamente del África, sino que ya habían pasado una
cuarentena en las islas de los Gigantes (Aruba, Curazao y Bonaire). También provenían
de Santo Domingo y Puerto Rico.

Entre 1650 y 1700 se consolidan en la zona del Tuy las grandes Haciendas Cacaoteras,
se establece la población negra esclava y los amos empiezan a disfrutar de un período de
bonanza económica que les permite un nivel de vida jamás pensado por ellos. La llegada
de Compañía Guipuzcoana representó, un concepto moderno de explotación agrícola.
Organización y productividad. El cacao representó para la clase social de los blancos
criollos, su consolidación como grupo dominante. Sus caudales crecieron tanto que
pudieron viajar a Europa, entrar en contacto con lo más granado de la cultura de la época,
importar todo tipo de manufacturas: instrumentos musicales, muebles, telas finas, lo
último en la moda europea y lo que era más deseado por los blancos criollos: ostentar un
título de nobleza que los colocara al mismo nivel de los cortesanos de España. Esta
gracia era otorgada por el Rey de España, mediante el pago de una alta suma de dinero,
probanza de pureza de sangre y servicios comprobados a la Corona Por ejemplo: Don
Juan Bernardo Rodríguez del Toro, quien obtuvo el título nobiliario, para él y sus
descendientes canceló a la Corona la respetable suma de 562.000 maravedíes por media
annata y 22.000 ducados de donación, los cual tendría su equivalente en un millón y
medio de dólares al cambio actual. Se les otorgaba a los ricos hacendados los títulos de
marqueses y de condes, los cuales eran heredados por sus descendientes, mediante la
institución del Mayorazgo, además tenían privilegios muy especiales en la vida social,
económica, política y religiosa. El cacao al igual que el petróleo de hoy, representó
riqueza y poder, el petróleo para el Estado actual y el cacao para una clase social: los
amos, a quienes el ingenio criollo, en son de burla les llamó: “Los grandes Cacaos”.
Blancos, descendientes de los primeros conquistadores españoles, establecidos en estas
tierras. Grupo social que lideró la Independencia. (6)
CUA NACE EN TIERRA DE MARQUESES

SANTA ROSA SU PRIMERA PATRONA.

PRIMERA FUNDACION

Primera campana del templo de Santa Rosa de Marín 1.726

Patrimonio del pueblo de Cúa.

En la región del Tuy el Cacao enriqueció a pocos y esclavizó a muchos. Entre los
“grandes cacaos”, amos de muchas haciendas y vidas se destaca por nuestro interés
local los Rodríguez del Toro, con el título del “Marquesado del Toro”. Desde principios de
1700. Tuvieron la capacidad económica para convertirse en una de las familias más
poderosas de Venezuela. En la zona de Cúa, eran propietarios de grandes haciendas de
cacao que se extendían desde Tácata hasta las Sabanetas de Ocumare.

Una de sus Haciendas más importantes en la producción de cacao, por número de


esclavos y por estar estratégicamente ubicada en el cruce de caminos al llano y a
Caracas. Era la Hacienda denominada “Marín”. La cual había sido propiedad de
Francisco de Marín y Narváez. Allí se construye una capilla muy rústica, con la finalidad
de cumplir con los preceptos de la Iglesia Católica: de enseñanza del catecismo, impartir
Sacramentos como el Bautismo, el matrimonio, celebrar la Santa Misa los domingos y
fiestas de guardar, dar cristiana sepultura a los difuntos. Era una pequeña iglesia a la que
posiblemente los propietarios de la Hacienda, le dan el nombre de Santa Rosa de Marín.
Oficialmente no es reconocida por las autoridades eclesiásticas, pues no figura en
documentos fundacionales.

Siempre se ha tomado como fecha de referencia a 1690 como el año de la fundación,


pero partidas encontradas en antiguos libros indican que ya en esa fecha se impartían
sacramentos como bautismo y matrimonio fundamentalmente a los esclavos de las
haciendas de la zona.

Hay detalles nos permiten inferir sobre la fecha de fundación de la capilla. El nombre de
la Santa Limeña es muy importante, ya que el uso generalizado del nombre de esta
Santa para procurarle patronato a pueblos y obras de la Iglesia es entronizado en el
territorio de la Provincia de Caracas, con la llegada desde Roma del Obispo, nacido en
Lima, Fray Antonio González de Acuña, autor de una excelente Biografía de Santa Rosa,
fue Él quien llevo el Juicio de Canonización de la Santa en el Vaticano.

El Obispo llega a Caracas el 9 de Septiembre de 1673, su recibimiento fue el hecho más


apoteósico que vivió Caracas desde su Fundación. Su gobierno eclesiástico duro 9 años,
hasta el 22 de febrero de 1682, en que murió, en ejercicio de su Magisterio. Durante esos
nueve años se fundaron algunos pueblos con el Patronato de la Santa de Lima, como
Santa Rosa de los Cerritos, en las cercanías de Barquisimeto. Santa Rosa de Lima de
Charallave, en el Tuy a pocas leguas de Cúa. Se fundó también el Real Seminario de
Santa Rosa de Lima de la Ciudad de Caracas, antecedente de la Universidad Central de
Venezuela.

Por lo tanto podemos deducir que el nombre de Santa Rosa, utilizado para denominar al
primer pueblo de Marín, tendría que corresponder a un uso a partir de 1673 en adelante.
Para 1690 la fecha, siempre señalada de la primera fundación, corresponde al gobierno
Eclesiástico del Obispo Diego de Baños y Sotomayor. Quien llega a Caracas a la muerte
del Obispo González de Acuña. Para ese momento, por mandato de la Iglesia, se
promueve la Devoción Mariana, mediante el culto a la Santísima Virgen del Rosario.
Patronato que termina imponiéndose hasta hoy. En 1774 por disposición del Provisor
Eclesiástico Presbítero José Muñoz se escoge como Patrona Principal a Nuestra Señora
del Rosario y como Patrona menos principal a Santa Rosa de Lima. Un caso muy extraño
de competencia Patronal religiosa, de los nuevos pueblos y ciudades. Las viejas
campanas de Cúa tienen la fecha de 1726, corresponden al período de la primera
fundación.

La Imagen Santa Rosa de Lima, venerada en el pueblo de Marín, cuando se trasladó a


su sede definitiva, la colina de “la cuana”, quedó en la capilla de la hacienda Marín.
Pasaron muchos propietarios, unos más creyentes, otros no tanto. En 1914 por
disposición del Padre Luis Alejandro Yumar, Párroco de Cúa, fue entregada para su
cuidado y culto al señor Benigno Díaz, quien promueve su primera Sociedad, la cual se
instaló en 1921. Hasta hoy, ininterrumpidamente, los descendientes de la familia Díaz
Guillen, continúan cumpliendo con su compromiso de mantener vivo el culto a la primera
patrona de Cúa: Santa Rosa de Lima. Todos los años se celebra en el mes de agosto las
festividades en honor a esta milagrosa Santa. (7)

Qué hermoso es advertir que todavía Cúa tiene familias que resguardan su tradición y su
fe, como este caso de la familia Díaz Guillen, También los Acosta Quiroba con el culto
inmenso del Miércoles Santo Cueño al Nazareno de la Hacienda Lecumberry. La familia
de Don Luis Sáez (f), quienes asumieron la organización del Domingo de Ramos y de la
Santa Imagen que perteneció a la Hacienda Macaguita: “Jesús en el Huerto” La familia de
Don Trino Leiceaga promotores del culto a” La Virgen de La Dolorosa”, la cual tiene su
Capilla en Pueblo Nuevo. El señor Quintín Olivo y su esposa Dora Mijares de Olivo, el
señor Eduardo Padrino (f) e hijos mantienen la tradición religiosa que inició la señora Ana
Mercedes Manzo (f) del culto a Nuestra Señora de Coromoto. La familia Mirabal con el
culto a la Virgen del Carmen. Las tradicionales cofradías de los llamados “pasos de
Semana Santa” Muchas otras personas y familias que se dedican con amor cristiano a
mantener esa argamasa que une a los pueblos como es la Fe con sabor de tradición.
EL TRASLADO DE LA
POBLACION AL SITIO DE
CÚA o LA CUANA.

Cacao y manos esclavas

SEGUNDA FUNDACION

El primero de noviembre de 1762 llega Cúa en Visita Pastoral el Obispo Diego Diez de
Madroñero, comprueba personalmente el mal estado de la capilla de la Hacienda
Cacaotera de Marín y deja constancia escrita de la poca cooperación e interés que tenían
los dueños de haciendas en trasladar el poblado a un sitio ubicado a una milla de la
hacienda, en terrenos propios de la Iglesia, sin la subordinación existente en Marín a los
hacendados.

El Obispo Diez de Madroñero, en un mandato especial, ordena bajo pena de excomunión


que el pueblo existente en Marín se forme en el sitio señalado con el nombre de “la
Cuana”, por ser terrenos amplios con mucha luz, Propiedad de la Iglesia por donación de
Doña Ángela Thomasa Ferrera, viuda de Castro, donde se puede formar una plaza frente
al templo (Hoy Plaza Zamora), en sus alrededores ubicar algunas casas. Así empieza la
segunda etapa del pueblo de Cúa, partiendo de la construcción del templo, con tres naves
y con el mismo tamaño del actual. Las primeras casas se ubican en las calles abiertas en
las adyacencias. Detrás de la iglesia, esquina de Maturín, donde hoy empieza la calle
Lecumberry, por ser el camino directo a la hacienda, se residenció la familia de Don Julián
Carreño, uno de los hacendados fundadores, en esa esquina nació el General José
María Carreño, en la última década del siglo XVIII...

El templo casi terminado con la cooperación de los hacendados, los aportes eran de
acuerdo al número de esclavos de cada hacienda. Se bendice el 10 de Diciembre de
1765, por el presbítero Bachiller Juan José de la Sierra, párroco titular del poblado, Esta
fecha debería ser tomada en cuenta para la celebración de las fechas aniversario de Cúa.
El Padre Sierra es el mismo que da el nombre a la esquina de Padre Sierra, en la ciudad
de Caracas

En 1774, nueve años después de la Bendición, se designa como Patrona a la Virgen del
Rosario. En síntesis podemos afirmar que la población de Cúa, tiene una primera
fundación, cuya fecha no es clara, pero antes de 1690, en la Hacienda Marín. La segunda
fundación se puede atribuir al Obispo Diez de Madroñero, quien ordena en 1762, el
traslado a la colina de “la Cuana”Donde se encuentra en la actualidad. (8)

ALGUNOS PROPIETARIOS Y AMOS DE ESCLAVOS DE


LA CUA DE FINES DEL SIGLO XVIII. Y LAS REBELIONES
DE ESCLAVOS.

Los herederos de
Carreño tenían 37
esclavos. El Marqués
del Toro 154 esclavos,
era dueño de
haciendas como
Marín y Buena Vista,
conocida en ese
entonces como
Guacamaya. El
Marques de Mijares,
propietario de la hacienda el Palmar 56 esclavos. El Conde Tovar propietario de la
hacienda Tovar 23 esclavos. Don Nicolás Tachón, propietario de la Hacienda Tazón 78
esclavos. Don Diego Ledesma propietario del valle de Aniagua y Macaguita 69 esclavos.
Don Juan Solórzano, propietario de Tarma 56 esclavos. Don Juan Piñango 47 esclavos.
El Conde de San Javier propietario de Murciélago y el Sitio Hoy Las Mercedes 52
esclavos. Sebastián Mondragón dueño de Mume, (Hoy La Culebra) 54 esclavos Don José
Ignacio Lecumberry 36 esclavos.

Estos serian los propietarios más destacados de la jurisdicción de Cúa, en un censo de


1790. Este Censo indica que en la jurisdicción de Cúa, hay para esa fecha 1265 esclavos.

La relación entre los esclavos y sus amos no era fácil, ni bucólica, se lograba mantener
retenidos a los negros por el rigor de los controles y la dureza de los castigos. Ningún
negro esclavo podía vivir fuera de la vigilancia de los amos blancos, los negros libres, no
podía circular entre pueblos sin una autorización escrita y refrendada por las autoridades.
Los negros libres no podían dedicarse al comercio, ni portar armas. A los esclavos les
estaba prohibido salir en las noches, sin licencia de los amos, les estaba vedado entrar a
los mercados indígenas. Los negros libres y los pardos no usaban bastones con
empuñaduras de metal y no podían usar joyas. A las mujeres pardas les estaba prohibido
usar un pañolón o manto, que era de uso exclusivo de las mujeres blancas criollas. Del
uso de este mato deriva el nombre de mantuanos, utilizado para designar a la clase social
de los blancos criollos.

Los castigos a los negros esclavos, por violación de las normas prohibitivas, eran
aplicados por los caporales de las haciendas. En los patios de las propiedades siempre
estaba instalado el cepo, hecho con maderas fuertes como la caoba y la vera, con
cadenas para inmovilizar de pie y manos al esclavo infractor. Allí se aplicaban los azotes
de acuerdo a la falta, en un número incluso que podía pasar de cien, se les podía
suspender la comida por varios días, apenas se les daba agua, siempre encadenados al
cepo. Si el delito era mayor, como robo, violaciones, asesinatos o fugas, le podían castrar,
mutilar, cortar los pabellones de orejas e incluso llegar hasta la muerte lenta, por tortura y
hambre. Los negros esclavos ante semejantes castigos preferían huir y formar
cimarroneras, en los sitios más profundos de las montañas. Muchos de estos negros
alzados terminaron asaltando, robando y matando para sobrevivir.

Los caporales de diversas haciendas, con la anuencia de algunos amos, organizaban


partidas de caza, donde la presa no era un venado o un tigre, sino un negro cimarrón, por
el que se pagaban jugosas recompensas, al entregarlos a sus amos, vivos o muertos.
Los negros y negras escogidos
para servir en las casas de los
señores recibían un trato más
humano, sus labores eran
propias de la vida domestica,
como por ejemplo: cocinar,
lavar, limpiar, llevar el
reclinatorio a la iglesia, para que
el ama se arrodillara a rezar, en
la colonia, no habían bancos en
las Iglesias. También trasladaban a los amos en sillas de mano y parihuelas, como
bestias de carga .Hacían las compras en los mercados públicos. Ayudaban en la crianza
de los niños y niñas blancas, como es el caso de nuestro Libertador quien es
prácticamente criado por esclavas, debido a la enfermedad de su madre. Pero también el
atractivo sexual de las negras y después de las mulatas, hace que la sangre del blanco se
uniera a la negra, dando comienzo al proceso de mestizaje, único en la historia. Los amos
blancos dominados por la lujuria, van dejando una estela hijos de variada pinta, origen del
grupo social llamado los pardos. También algunas blancas se sentían atraídas por la piel
morena; aunque los matrimonios interraciales estaban totalmente prohibidos.

En 1771-1774 se observa en los Valles del Tuy la presencia de una guerra de guerrillas
inspiradas en el negro Guillermo, esclavo del terrateniente Marcos Ribas. Los insurrectos,
ocupaban haciendas, destruían sembrados y mataban a los miembros de los cuerpos
armados que tenían, los amos, incluso llegaban a liberar a otros esclavos para
incorporarlos a las guerrillas. Estos cimarrones aunque en número reducido estuvieron
siempre presentes en zonas de grandes montañas, especialmente hacia Barlovento En
1814 en plena guerra de Independencia, las fuerzas realistas de Boves les invitan
incorporarse como soldados del Rey a la “Rebelión” contra los blancos criollos, partidarios
éstos, de la Independencia y así consumar su desquite, con el saqueo, las violaciones y
las matanzas, acciones que caracterizan las luchas de este período. Boves es el primero
que usa la guerra de clases en Venezuela, como instrumento de exterminio y venganza.
(9) (10)
LA VISITA PASTORAL DEL OBISPO MARIANO MARTI A
CUA EN 1783

El 2 de junio de 1783, llega a la población de


Marín (Cúa) el Obispo Mariano Martí. Los
documentos de la Visita Pastoral, donde se
detallan diversos aspectos de la vida de Cúa,
podemos destacar algunos que son de gran
interés histórico, sobre la vida de esta población.
En aquel año, (1783) en que por circunstancias,
nacía el Genio de América, Simón Bolívar, en la
ciudad de Caracas. Para 1783, ya el pueblo se
había mudado de la Hacienda Marín a las colinas
donde está hoy.

Se especifica en esos documentos que la


estructura de la iglesia era igual al templo de hoy:
Tres naves, tres puertas, coro en la parte alta,
sacristía detrás del altar mayor y un cementerio (El
primero de Cúa) ubicado la calle El Rosario de
hoy, en algunas excavaciones hechas para la
construcción de la nueva casa parroquial,
encontraron muchos huesos y restos humanos

Realiza el Obispo un censo muy interesante: 1531


habitantes, de los cuales 1038 esclavos, que viven en las haciendas. El 67% de la
población son esclavos. Señala que 403, son vecinos personas libres, de los cuales 38
eran indios, 101 blancos. Apenas el 6,59% de la población de Cúa era blanca. Había 209
mulatos y 145 negros libres. Indica el censo que hay 37 hacendados de cacao con
esclavos y que dos de estos tienen trapiche. Especifica que el pueblo tenía unas cuarenta
casas imperfectas y unas doscientas personas entre hombres y mujeres. Viviendo sólo en
el poblado, el resto era en las haciendas. Indica que las casas construidas en los
alrededores del Templo Parroquial, están sobre terrenos propiedad de la parroquia, que
esos terrenos fueron donados por los herederos de la señora Ángela Thomasa Ferrera y
que esta posesión parroquial fue perturbada por la autoridad representada por el Teniente
de Justicia de Ocumare Esteban de León...y se realizó un deslinde, con la debida
documentación que acreditaba la propiedad a la Parroquia.

Obispo Mariano Martí (1729-1792)

Por este Libro de Visita podemos conocer el nombre de la primera autoridad de la zona:
un margariteño de nombre JUAN JOSEPH MARCANO, Teniente de Gobernador de la
Sabana de Ocumare y su representante local o comisionado en Marín, el cabo de raza
blanca MATHEO GONZALEZ.

El Obispo Martí indica que el libro más antiguo es el de Bautismos y su partida más
antigua corresponde a la fecha del 18 de octubre de 1690, firmada por el cura Don Pedro
Salas.

Se dice también que poca gente entra a la iglesia oír la misa los domingos, la mayoría se
queda en la plaza, que los esclavos son enviados medio desnudos, a la misa y que los
negros libres entran a la iglesia con cuchillos y lanzas en la cintura. Según relata el
Obispo el vicio que predominaba en la población de Cúa en 1783 era el hurto. Pues la
incontinencia y embriaguez estaban controladas. (11)
LA MEDICINA COLONIAL:

Esta radiografía de la realidad cueña en 1783, evidencia que la riqueza producida por el
cacao, solo llegaba a beneficiar a los propietarios, en su mayoría viviendo en las
Haciendas o en la ciudad de Caracas. Era imposible pensar por ejemplo en hospitales.
Los problemas de salud los trataban los llamados “curiosos”, especie de médicos
prácticos, en el mejor de los casos bachilleres. También los barberos aplicaban algunos
conocimientos de medicina, como el uso de las sanguijuelas para bajar las fiebres, por
desangramiento. También se aplicaban sacando muelas. Las mujeres “facultas” en el arte
de hacer bien parir a las madres Las llamadas “comadronas”, siempre invocando a Dios y
a San Ramón patrono de las parturientas. .El boticario del pueblo, si lo había, experto en
la preparación de jarabes, ungüentos y algunas formulas o “pócimas” conocidas para
aliviar algunas enfermedades. En una población con un 98% de analfabetas y
mayoritariamente esclavos la curación de los males se encontraba en los brujos, pues se
creía que muchas enfermedades eran males “postizos” o brujerías que solamente alguien
con conocimientos mágicos podía tratar.

. NACE EN CUA EL GENERAL JOSE MARIA


CARREÑO, HÉROE DE LA INDEPENDENCIA, FIEL AMIGO DEL LIBERTADOR,
CRISOL DE HONRADEZ REPUBLICANA. SUS RESTOS REPOSAN EN EL PANTEON
NACIONAL.
Entre los años de de 1807 a 1810 el Párroco de Cúa es el Padre José María López, en
1812 se encarga de la Parroquia el Padre José Tomas Poyzueta. Civil y militarmente
Cúa de responde a las autoridades de Ocumare. Solo hay un representante local que
ejerce la autoridad.

SE ROMPE EL ORDEN COLONIAL:

“Nosotros, pues a nombre y con la voluntad y autoridad del virtuoso pueblo


de Venezuela, declaramos solemnemente al mundo, que sus Provincias
Unidas, son deben ser, desde hoy más, de hecho y de derecho, Estados
libres, soberanos e independientes…”

Declaración de Independencia de 1.811

A partir de la última década del siglo


XVIII el modelo político-económico-social
de la colonia, el modelo implantado y
desarrollado por España durante 300 años, estaba llegando a su final. Esa sociedad
estratificada que se consolidó en Venezuela gracias al sabroso cacao, había cumplido su
ciclo. La Independencia significó entrar en una guerra de más de 12 años, donde las
propiedades pasaban de manos de acuerdo al bando que tuviera el poder militar. La
mayor parte de las haciendas cueñas fueron confiscadas por las autoridades españolas,
pero lo más grave fue el saqueo, los incendios provocados y la violencia reinante. De la
misma forma después eran entregadas nuevamente a los antiguos amos que quedaban
vivos. También eran trasformadas en botines de guerra de la nueva clase militar que
surgió después de la Independencia. Generales y Coroneles recibían tierras cuyos
dueños ya no existían o se habían marchado de Venezuela. Muchas eran haciendas de
“godos” partidarios del Rey de España. Los pocos esclavos que se habían salvado de la
hecatombe de la guerra regresaban a las antiguas fincas, con nuevos amos. La
Independencia no significó para el negro librarse de la esclavitud, a pesar de los intentos
Bolivarianos de alcanzar esa meta social. La realidad económico-social no había
cambiado, ni la tecnología había llegado a Venezuela para sustituir la mano de obra
esclava. Solo en 1854 se alcanzó la Libertad de los esclavos legalmente, aunque el
modelo fáctico de tipo feudal, existió hasta bien entrado el siglo XX. Todavía en 1930 se
cancelaba el salario de los trabajadores de las haciendas con fichas, especialmente
elaboradas con el nombre del latifundio, solo tenían valor en la pulpería que también era
propiedad del hacendado.

Después de la Independencia, a partir de 1830, la nueva nacionalidad significó un cambio


de terratenientes, el poder que proporciona la tierra generó un nuevo elemento en la vida
venezolana (El caudillo), militares hechos por la guerra, semianalfabetos se convierten en
el eje de poder en los pueblos y ciudades .Los Jefes Civiles y Militares hacen y deshacen
a su libre potestad, generalmente, arbitrario y caprichoso en sus procederes, No es el
imperio de la ley, ni las instituciones las que dominan el quehacer venezolano, sino la
voluntad omnímoda de un militar, quien maneja su ejército particular. Nace en Venezuela
la enfermedad de la terrofagia, pues el caudillo sabía que mientras más tierra ocupara,
contaba con más soldados y más oportunidades de poder y riquezas. Las tropas se
alimentaban de esclavos y de peones de hacienda. Cientos de alzamientos, de guerras y
revoluciones hacen del siglo XIX un caos de anarquía y atraso.
UN CUEÑO EN LAS LUCHAS POR LA INDEPENDENCIA:

Cúa aportó a la Independencia uno de sus


hijos más ilustres El General José María
Carreño, quien hizo su carrera militar y
política al lado de Simón Bolívar. Estuvo
presente en Santa Marta, en el trágico final
del 17 de Diciembre y más tarde llego a
ocupar la Presidencia de la Republica, en los
fatales momentos de la renuncia del Dr. José
María Vargas. Donde se frustró el primer
intento de tener un gobierno presidido por un
Civil .El hijo de Don Julián Carreño,
hacendado y amo de esclavos en Cúa, se
inclina por la carrera militar, muy joven se
suma al movimiento Independentista y en la
Campaña del Magdalena y la Campaña
Admirable coopera directamente bajo las ordenes del Libertador, su vida estuvo muy
ligada a la de Bolívar incluso como testigo de la ultima proclama del Libertador y General
asistente de Bolívar hasta su muerte.

El general Carreño sobrevivió a muchas batallas sangrientas. Catorce heridas de guerra,


un brazo amputado representan un record increíble, para una época en que no había
antibióticos, ni transfusiones sanguíneas, ni prácticas de cirugía que garantizaran la vida
del herido. Salir vivo a toda esta carnicería es un verdadero milagro. Según sus
contemporáneos cuando al General Carreño le correspondió el honor de formar parte de
la comisión enviada por el Gobierno venezolano a Santa Marta, para repatriar los restos
del Libertador, alguien afirmó: “Allí van los restos de Carreño a buscar los restos de
Bolívar”
NACE EN CUA EL 1 DE FEBRERO DE
1817 EL GENERAL EZEQUIEL ZAMORA LIDER DE LA LLAMADA “LA GUERRA
FEDERAL” (1859-1864)

Museo Casa natal del General Ezequiel Zamora-( Foto Gladys Zambrano)
VENEZUELA EMERGE COMO PAIS AUTONOMO CON EL
GENERAL JOSÉ ANTONIO PÁEZ EN 1.830

Cúa inicia el periplo cafetalero:

Para 1830 Cúa es una Parroquia perteneciente al Cantón Ibarra capital Ocumare del
Tuy. En 1850 sigue dependiendo de esa población, con el nombre de Distrito Ibarra. No
hay una fecha cierta, pues no se conoce hasta ahora documentación, para saber la fecha
exacta en que Cúa adquiere su autonomía como Municipio o Distrito. Los documentos
más antiguos existentes en la Secretaria Municipal corresponden al año de 1874.La
Constitución de 1864 habían dado autonomía en algunos Distritos o Cantones. La
Constitución Guzmancista de 1874, donde el territorio del actual Estado Miranda
pertenecía al Estado Bolívar capital Caracas y la Parroquia de Cúa se le denomina
Distrito Guzmán Blanco integrada por Cúa, Capital, Charallave y Tácata como
municipios... Es posible que esta fecha (1874) sea en la que Cúa logra su autonomía
Político-Territorial y Administrativa. Es la época de gran esplendor económico. En esta
población se fundó una Sociedad Liberal para el fomento de obras públicas, mejoramiento
de vías y promoción de nuevas tecnologías mecánicas que permitieran el progreso de la
agroindustria, como las procesadoras de café, los molinos y trapiches movidos por la
corriente de acequias. Para esa fecha ya el principal producto de la economía cueña no
era el Cacao, sino el Café; con 27 fincas dedicadas a ese cultivo y una producción de
8.300 quintales, el mayor volumen de producción en la zona. También la ceba de ganado
empezaba a tener un gran auge, sobre todo en las tierras bajas, porque el café requiere
de altitud, sombra y buen clima.

Todavía no hay escuelas públicas, no hay hospital civil, no hay autonomía administrativa,
se vive en total aislamiento por falta de caminos, casi no se conocen las carretas y las
partidas de bandoleros azotan los campos, robando e imponiendo su voluntad. (12)

CUA Y LA ESCLAVITUD

La formación de la propiedad territorial en lo que hoy son los Valles del Tuy, está unida al
despojo que sufren los indígenas, la usurpación se inicia con el reparto de solares para edificar
viviendas, de fanegadas de tierra para cultivarlas. Las llamadas mercedes justifican jurídicamente
la posesión, las composiciones y confirmaciones legalizan la usurpación. Para 1592. Mateo Díaz
Alfaro recibe las primeras vegas en el Tuy. Juan Rodríguez Suarez recibe merced de sesenta
cahices. Juan Rodríguez, recibe merced de Diez fanegadas Juan de Gámez 8 cahices en los Valles
del Tuy.

El cabildo de Caracas otorga a Juan Rodríguez Espejo 10 fanegadas en 1593 en los Valles
del Tuy.El sistema de encomienda permitió la primera fuerza de trabajo indígena a los poseedores
de las tierras. La importación de mano de obra esclava de origen africano sustituyó
progresivamente el trabajo de los indios.

El Cepo para el castigo del esclavo


En 1571 ya hay negros esclavos en la región del Tuy. Con el tiempo los nombres de los “grandes
cacaos” son los principales dueños de tierra en Cúa y los Valles del Tuy y por lo tanto dueños de
esclavos ANTONIO DE PACHECO Y TOVAR, CONDE DE SAN JAVIER. LA FAMILIA RODRIGUEZ DEL
TORO. DON ANTONIO DE TOVAR EL MARQUES DE MIJARES Y SOLORZANO. DON JOSE PIÑANGO.
DON NICOLAS TACHON, los dueños de grandes extensiones sembradas en su mayoría de cacao.
Producto que genera una gran riqueza, incluso para comprar a la Corona Española títulos de
nobleza.

En 1543 ingresan a territorio venezolano cien esclavos destinados al Cabo de la Vela. Entre
1580- 1586 desembarcan negros destinados a las haciendas del Tuy.

Al mismo tiempo el mal trato que recibían los esclavos los obligaban a escapar recibían el
nombre de negros cimarrones. En la sesión del Cabildo de Caracas del 1 de octubre de 1593,
Alonso García Pineda solicita autorización para trasladar ganado de su propiedad del Valle de
Caracas a las provincias y llanos de SALAMANCA (VALLES DEL TUY) Y RIVERAS DEL RIO TUY,
PORQUE LO ROBAN Y LO MATAN INDIOS Y NEGROS.

La compañía inglesa en 1714 remitió mil negros para Caracas y Barlovento, al año
siguiente llegaron1790 y 128 en 1717. El marqués del Toro en 1777 gestiona la importación de
2000 esclavos y logra sólo licencia para 500. Los precios de los esclavos varían de una región a otra
una pieza esclavo en el tuy no valía menos de trescientos cincuenta pesos para el año de 1800

Los negros africanos y sus descendientes representaron la fuerza de trabajo necesario


para generar toda la riqueza y a la cultura de la sociedad mantuana de finales del siglo XVIII. Los
grandes propietarios no vivían en los pueblos, apenas los pequeños propietarios y comerciantes,
su relación era directa a través del mayoral (caporal), encargado de ejercer la autoridad del amo
en sus propiedades. Esta relación esclavo –plantación, desarrolló en Venezuela la servidumbre y la
manumisión como sistema global de producción que se mantuvieron hasta muy entrado el siglo
XX.

Todavía en la década de los treinta en la mayoría de la haciendas del Tuy se le pagaba a la


peonada con fichas, tipo moneda con los nombres de las haciendas grabadas y cuya circulación se
limitaba a la pulpería que tenía el hacendado, donde el trabajador recibía en especie su salario, es
decir que hasta hace muy pocos años se vivía en la región un sistema feudal de producción. Solo a
la muerte del General Juan Vicente Gómez en 1935 desapareció esta práctica.
En las Puntas de ganado, se trasladaban las reses por los caminos de Venezuela.

La población de Cúa tiene su origen poblacional no como se cree tradicionalmente en indígenas,


en su mayoría son negros libertos, mestizos, manumisos emancipados a partir de 1830, los
esclavos no podían vivir en los pueblos estaban confinados a las haciendas de los amos, los
esclavos son considerados jurídicamente como semovientes es decir la misma condición de un
animal de carga. La llamada producción medianera en las haciendas que se practica mediante el
conuco, para producir frutos menores, granos, verduras la llevan adelante manumisos, libertos en
las peores condiciones humanas y con muy rudimentarias herramientas. De este grupo social
aparecen los primeros artesanos, albañiles, alarifes, carpinteros, alfareros, escoberos, panaderos,
barberos y pequeños pulperos.

La baja productividad del sistema esclavista de producción es la causa de la crisis que se presenta
hacia 1850, los amos empiezan a pensar en nuevas tecnologías aplicadas en otros paises,
maquinas a vapor, herramientas nuevas como los trapiches movidos por fuerza hidráulica, hacen
del esclavo y a las manumisas herramientas costosas y poco rentables. Esa es la razón por la cual
se inicia el proceso de liberación de los esclavos que concluye con la Ley del 24 de marzo de 1854
en que queda abolida la esclavitud, refrendada por el presidente José Gregorio Monagas, en las
condiciones que favorecían a los amos, pues el estado pagaría por cada esclavo libre, de acuerdo a
normas de edad, sexo, capacidad de trabajo. Rompiendo así el vínculo de obligación que tenía el
amo para con el esclavo, para luego contratar el esclavo libre (peones) con condiciones y garantías
peores que el régimen esclavista. La crisis económica de miseria y pobreza generalizada se
extiende y es el germen de la Guerra Federal, conocida como guerra larga o guerra de los cinco
años, crisis que solo beneficio al caudillo federal General Antonio Guzmán Blanco.

EL GENERAL GOMEZ Y LAS HACIENDAS DE CUA

El General J.V. Gómez acompañado de los Generales López

Contreras, Pimentel, los doctores Requena e Itriago Chacín

Es muy interesante señalar que a partir de la primera década del siglo XX con la llegada del general
Cipriano Castro al poder y luego específicamente con el general Juan Vicente Gómez, las
principales haciendas de Cua,Tacata,Ocumare del Tuy y Charallave se centran en la producción
ganadera, específicamente el engorde de ganado, traído del llano mediante el sistema de puntas,
traslado en arreos que duraba semanas de los llanos apureños y del Guárico para alimentar a
Caracas y las zonas aledañas a la capital, El ganado llegaba flaco después de cientos de kilómetros
y necesitaba recuperarse de peso para llegar al marcado, la función que empezaron a cumplir las
antiguas fincas cocoteras al transformarse en potreros de engorde de ganado, con lo cual se
cometió el crimen ecológico al talar cientos de arboles que daban sombra al cacao para hacer
potreros. Haciendas como Marín, Buenavista, Lecumberry, El Palmar, Macaguita, Santa Rosa,
Piñango, Mendoza, Murciélago y Mume se transforman en potreros. La mayoría de estas fincas
pasaron a ser propiedad del general Gómez, de su hermano Juancho Gómez, de personeros del
régimen como el General Félix Galavis o de propietarios que trabajaban en sociedad con el
General Gómez. Esta producción pecuaria era muy ineficiente y en nada promovía el empleo o la
actividad económica de desarrollo para la zona, con lo cual se genero un proceso de emigración
hacia Caracas de las nuevas generaciones de cueños y tuyeros,durante los años veinte, treinta,
cuarenta y aun en los cincuenta la población no creció por el contrario disminuyo..

Las haciendas que eran propiedad de la familia del general Gómez concretamente de los
herederos de Juancho Gómez, Vicepresidente de la Republica, asesinado en forma brutal en el
Palacio de Miraflores, en Caracas en el año 1921, a la muerte del dictador pasaron a ser propiedad
de la Nación Venezolana y durante el régimen del general Eleazar López Contreras se
constituyeron como colonias agrícolas dependientes del Instituto de Inmigración y Colonización, se
inicia un plan de inmigración selectivo, con familias cubanas y canarias ( 1937 ) conocidas como
Colonia Mendoza, la cual está integrada por todas las fincas que ocupan tierras desde Cúa hasta
Ocumare del Tuy, como El Palmar, con sus vegas, potreros y zonas altas, Hacienda Tovar, El Sitio,
Murciélago, La Mata, Mendoza, Richard y San Miguel, con una gran productividad agrícola gracias
al sistema de riego que se construyo en el año 1937.

Hoy día la presión urbana y poca planificación han transformado gran parte de estas tierras de
gran fertilidad en zona de viviendas marginales.
Aportes a la investigación sobre el nombre de

Cúa.

El nombre de la población de Cúa se presta equívocos, todos estamos de acuerdo que tiene
un origen indígena, pero surgen varias hipótesis, la más conocida es que afirma que tiene
su origen en el Cacique Cue, quien ayudó en su fundación al Fraile Manuel de Alesón, otros
creemos que su origen se relaciona con la india Apacuana, ajusticiada en ese lugar, donde
se fundó por segunda vez la población de Marín. Trataremos de presentar al lector
sintéticamente las dos visiones.

Don Ramón Armando Rodríguez, ilustre cueño, autor del “Diccionario Biográfico,
Geográfico e Histórico de Venezuela”, publicado en año 1957, impreso en España,
escribió:

“…El primitivo pueblo tuvo su origen en el sitio denominado Marín, cerca de un


kilómetro al S.O. de su situación actual, habiéndose fundado definitivamente en 1690
por el padre misionero franciscano Fray Manuel de Alesón. Ayudó en esta fundación el
cacique de esta comarca llamado, Cué o Cúe, aliado de los españoles, de cuyo nombre se
deriva el luego vino a tomar la población….”

Esta es la tesis difundida durante más de cien años. En el “Diccionario Histórico,


Geográfico, Estadístico y Biográfico del Estado Miranda, de Telasco A. MacPherson,
editado en 1891 hacía suya la tesis de Don Arístides Rojas quien afirmaba:
“……… Cúa:” Etimológicamente Voz Cumanagota que equivale a cangrejo, cucuar,
quebrada o arroyo de cangrejos. Pero en el caso de Cúa, no fue como se llamó
antiguamente, sino Cue, nombre del indio fundador” (1)

Quienes creemos que esta historia del cacique Cue, no pasa de ser una leyenda, nos
fundamentamos en hechos irrefutables:

1- No existe ningún documento que demuestre la existencia de un Cacique llamado


Cue.
2- Fray Manuel de Alesón, en los documentos de las misiones de los franciscanos en
los llanos de Caracas, no aparece como fundador de ningún pueblo en los Valles
del Tuy. Aunque estuvo encargado de la parroquia de Charallave y atendió como
capellán a Ocumare, no hay documento que evidencia su paso por Santa Rosa de
Marín, nombre que tuvo la población de Cúa en sus orígenes
Nos atrevemos a plantear la tesis del origen del nombre de Cúa ligado a la India Apacuana,
quien se alzó contra los encomenderos españoles y fue ajusticiada en una colina donde
posteriormente se trasladaría la población de Santa Rosa de Marín.

La lingüística como ciencia auxiliar de la historia nos permite una aproximación al origen
etimológico del vocablo Cúa, el cual se impuso a la larga sobre los nombres de Santa Rosa
del Valle de Marín y Nuestra Señora del Rosario de Marín. (Alias Cúa)

“El tronco CARIBE es uno de los más importantes de la América del Sur, tanto por el
número de lenguas entre 40 y 60, incluso varias desaparecidas y otras en vías de extinción,
su ubicación geográfica parte de las selvas amazónicas del Brasil y se extienden hasta las
antillas, lo que evidencia que algunas de estas tribus de origen CARIBE eran buenos
navegantes” (2)
“Según Swadesh (1959) el grado de divergencias internas del tronco lingüístico caribe
sería sería de 37 signos mínimos, lo que corresponde aproximadamente con la fecha de
dispersión más antiguo del grupo Proto-caribe propuesta por Villalón (1991) Este autor,
basándose en el hecho de que las 14 lenguas caribe por ella estudiadas, el yukpa y el
panare, que son los más divergentes han conservado el 37 – 39% del vocabulario cognado,
hace remontar dicha dispersión a 3290 años atrás.”(3)

“El deslinde entre varias lenguas caribe es problemático y no siempre corresponde a los
límites étnicos. Asi por ejemplo, Edwards (1972) sostiene que monolingües en akawaio y
arekuna no tienen dificultades de incomprensión lingüística” (4)

La denominación de las tribus caribes, entre los diversos grupos se origina en la lengua o
dialecto hablado por el grupo, este a su vez da origen al nombre del lugar donde se ubica
la tribu.

En 1762 el Obispo de Caracas Diego Diez de Madroñero ordena, durante su Visita Pastoral
a la Capellanía de Santa Rosa de la Hacienda Marín, bajo pena de excomunión, el traslado
del templo al sitio de la CUA o de CUANA, el mismo lugar donde los conquistadores
ajusticiaron a la INDIA APACUANA. (JOSE DE OVIEDO Y BAÑOS. Historia de la conquista y
población de la Provincia de Venezuela. Ediciones Fundación CADAFE. Caracas 1983.)

La voz Cúa o Cuana esta castellanizada, debería ser kua o kuana

De los grupos lingüísticos la mayor aproximación la encontramos en el grupo ye-kuana,


Ubicado hoy día en el Amazonas Venezolano.
El vocablo YE_KUANA, semánticamente es una oración que significa “HOMBRES
NAVEGANTES EN CURIARA”

YE-----MADERA

KU…..AGUA

ANA…GENTE (5)

La voz Caribe KU RIA RA embarcación hecha a partir de un árbol ahuecado. (Ku-mana,


Kari-Kua-o, Ku-na-viche, Wai-Ka Ma-Ku-To)

El nombre que le dieron LOS CUMANAGOTOS a la palabra pueblo CHOTO o COTO


(gente). (Arístides Rojas) (6)

En Cumanagoto, el río se llama TU NA YE CHE MAR rivera del río, se dice TU NA YARAR.
(Arístides Rojas). (7)

En el oriente venezolano unos tantos nombres geográficos terminados por el AL- CUAR -
KUARE - KUAL – ANTAR (Arístides Rojas). (8)

En la página “Taino Word Listado” Voces Indígenas encontramos:

“Cú; Adoratorio. Las Casas (t., ver página 437)…las casas que los indígenas a sus dioses,
pero no da el nombre; tampoco fray Román Pane, Bachiller y Morales no acepta el
vocablo: Nosotros lo aceptamos, considerándolo derivado este Kú, del radical Tú, pues
TUREY, era el cielo”. (9)

Grupo indígena QUIRIQUIRE pobladores de los Valles del Tuy.

KIRIKIRE ave de rapiña americana (Gavilán Primito en Venezuela)

KIRIKIRE. Tribu existente en Brasil.


Kiri…… un tipo de maíz conocido por los indios del territorio venezolano.

MAKIRITARE. Nombre dado por los ARAWAK a los YE_KUANA. (10)

En síntesis los aborígenes que poblaron los Valles del Tuy pertenecían al troco Caribe, bajo
la denominación de Quiriquires, Cuana en el dialecto Yekuana significa (Gente de aguas) o
navegantes. Cúa es una contracción por ley del menor esfuerzo, estudiado
suficientemente en la lingüística.-

(1)

Macpherson, Velasco A.

1891 DICCIONARIO HISTÓRICO, GEOGRÁFICO, ESTADISTICO Y BIOGRÁFICO DEL


ESTADO MIRANDA.

Edición fascimilar.Gobernación del Estado Miranda.

(2). (3). (4)

Fabre, Alan

2005. DICCIONARIO ETNOLINGÚISTICO DE LOS PUEBLOS INDIGENAS


SUDAMERICANOS CARIBE.

Pagina Web. (Última modificacación 06/04/08

(5). (10)

ORINOCO ON LINE “YE-KUANA”

2008 Pagina Web.

(6). (7). (8)


ARÍSTIDES ROJAS

ALGUNOS VOCABLOS DE LA GEOGRAFIA, EN LAS PROVINCIAS CARIBES DE


VENEZUELA.

Biblioteca Digital Andina. Obra suministrada por la Biblioteca Nacional de


Venezuela

(9)

Taino Word Listado

2008

VOCES INDIGENAS

NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO DE CÚA

La patrona de la población de Cúa.


Y HABIENDO ENTRADO DONDE ESTABA ELLA, LE DIJO:”DIOS TE SALVE, LLENA DE GRACIA,
EL SEÑOR ES CONTIGO” (1) Con estas palabras el Ángel saludó a María y los católicos
hemos repetido esas palabras por más de 500 años.

Como lo recuerda el Martirologio Romano el Papa Pío V ordenó en 1572 que se


conmemorara anualmente a Nuestra Señora de las Victorias para obtener la misericordia
de Dios sobre su Iglesia, para agradarle sus innumerables beneficios y principalmente,
para darle gracias por haber salvado a cristiandad del dominio árabe (Turcos) en la victoria
de los cristianos en la Batalla de Lepanto (Grecia) en el año de 1571. Según el Papa,
aquella victoria militar fue una respuesta del cielo a las oraciones y procesiones del rosario
organizadas por las cofradías romanas, en el momento en que se libraba la famosa batalla,
donde Don Miguel de Cervantes, el autor de Don Quijote, recibió una herida y con ella su
famoso

Apodo del “Manco de Lepanto”.

En el año de 1573 el Papa Gregorio XIII cambió en nombre de las fiestas de la Victoria por
el de fiestas del Rosario y determinó que se celebrase el primer domingo del mes de
octubre, día en que se había ganado la batalla (7 de octubre de 1571). El 5 de agosto de
1716, día de Santa María la Mayor, los cristianos infligieron otra derrota a los turcos en
Peterwardein (Hungría), por ese motivo el Papa Clemente XI extendió a toda la Iglesia
universal la fiesta de Nuestra Señora del Rosario, el 7 de octubre, pero celebrándola el
primer domingo del mes.

En la Edad Media se saludaba a la Virgen con el título de rosa (Rosa Mystica), como
símbolo de la alegría. Se adornaban sus imágenes, con ramos y coronas de rasas, en latín
medieval ROSARIUM, es decir que el nombre proviene de la ornamentación. Las cuentas
que llevaban quienes rezaban con una cuerda de nudos, al igual que lo hacían judíos y
árabes, también se asocia al nombre de la Virgen adornada con rosas y se denomina
ROSARIO. Al comienzo esos nudos eran muy sencillos, una simple cuerda, pero poco a
poco se le agregaron elementos de orfebrería y se le incrustan piedras preciosas, perlas,
oro, plata. Se acostumbraba como promesa a la Virgen dotarle de hermosas joyas en
forma de rosario.

En nuestro pueblo de Cúa, la Virgen del Rosario tiene varios rosarios de oro 18 y 24
kilates, donados durante la Colonia, los cuales forman parte del patrimonio de nuestra
parroquia. Las Joyas están a buen resguardo, pero en alguna ocasión el pueblo católico
debería conocerlas ( aunque sea en fotos) Clarificamos a los “señores del hampa” que esas
joyas no están en la Parroquia de Cúa, ni en poder del Cura Párroco, no sea que pase por
la mente de algún “malandrín” una idea infeliz. Hoy no hay respeto ni por los valores más
sagrados.

Nuestro pueblo de Cúa durante sus primeros años de existencia como Capellanía, pueblo
del partido del Tuy arriba, se denominó como Santa Rosa de Marín, en honor a la Santa
Limeña y primera Santa de América. Esto ocurrió entre 1673 y 1690, en este último año se
hace la primera referencia escrita en el libro más antiguo encontrado durante la Visita
Pastoral del Obispo Don Mariano Martí y como no habían documentos de fundación se
tomó la fecha 18 de octubre de 1690, como se acostumbraba entonces, esa es la fecha de
la partida más antigua encontrada por el Obispo en su Visita durante el año de 1783.
Santa Rosa de Lima continúa como Patrona de Cúa hasta 1752, año de su elevación a
Parroquia, donde se designa como Patrona de Cúa a NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO y
como Co-patrona” a SANTA ROSA DE LIMA, quien ya era la Protectora del pueblo de
Charallave.
En la visita Pastoral del Obispo Juan José Escalona y Calatayud a Cúa se hace una reseña
de las imágenes que tenía el templo, su estado y condición y con referencia a la imagen de
Nuestra Señora del Rosario señala que la misma había pertenecido a uno de templos
caídos en Caracas por efectos del terremoto de 1641, conocido como San Bernabé.

TEMPLO DE CÚA, FOTO DEL AÑO 1932, LA IGLESIA ESTABA EN OBRA


LIMPIA DE LADRILLOS, EN 1959 SE EJECUTÓ EL FRISO.
EL INMENSO TESORO DE JOSE DIONISIO CISNEROS ENTERRADO EN
LA MAGDALENA 1.825-1.833 (Tradición oral)

La guerra de Independencia había terminado, pero en la zona del Tuy como en


otras regiones del país, las guerrillas de pardos, negros libertos, esclavos
alzados, indios y zambos seguían sembrando el terror y el pillaje. Uno de estos
bandoleros fue el famoso José Dionisio Cisneros, un sargento de las tropas
realistas, nacido en Baruta. Comandaba el forajido un grupo guerrillero
integrado por unas 200 personas, caracterizados por una violencia patológica,
donde el objetivo no solo era robar, saquear haciendas y despojar de todo
objeto de valor a los viajeros, arrieros y transeúntes que se atrevían a tomar la
vía del llano, sino las perversidades que les hacían a sus pobres victimas,
golpeándolas, violándolas e incluso llegando al crimen. Muchos fueron los
intentos del gobierno de Páez, en esa época Venezuela era un Departamento
de la Gran Colombia. (1825-1830), para someter al guerrillero, incluso
intentando sumarlo al ejercito de la Republica. Todo fue en vano, Cisneros
continuó con sus ataques a las haciendas de la zona. La guarida principal del
bandido estaba en los montes de la Fila de La Magdalena, jurisdicción de Cúa,
era un sitio custodiado por familiares del bandido, Allí enterraba el producto de
sus robos, con el mayor cuidado, para que ninguno de sus guerrilleros supiese
el lugar.
El miedo que producía Cisneros a los hacendados les obligaba a abandonar
sus fincas o buscar la forma de ganarse su amistad, agasajándolo y
cancelándole sumas de dinero para que les diera protección y les permitiera
trabajar sin sobresaltos. Los obligaba a compartir sus ganancias. Así fue el
bandido guerrillero acumulando muchos pesos y onzas de oro. Sin embargo lo que más
dinero le generó, fueron dos asaltos legendarios para época. En julio de 1827,
suficientemente informado, se dirigió de Súcuta a los llanos de Altagracia de Orituco, por
las montañas de Quiripital, allí se apodero de más de 72.000 pesos en oro, producto de la
Renta del Tabaco.

El otro asalto famoso lo hizo a un arreo de mulas y burros que venían de las costas del
Orinoco, de la región de Caicara, donde el General Elías Acosta tenía varias minas de oro.
El general Acosta había acumulado en varios años de trabajo más dos mil kilos de pepitas
de oro y cachanos, pero el grave problema que tenía era que no quería venderla a las
traficantes y compradores de la zona. Consideraba Acosta que el precio era injusto. Y si
tomaba la determinación de sacar la carga de oro por el Orinoco, era seguro que sería
asaltado en el Delta. Estratégicamente, fue acumulando el oro poco a poco en Cabruta y lo
fue camuflando con un cargamento de pescado salado que cada año debía salir para el
Centro, antes de Semana Santa. Llegado el momento, aparentemente el cargamento salió
en curiaras por el Orinoco vía Trinidad, para despistar a los ladrones de Guayana, Pero en
verdad el oro salió con el pescado salado vía Caracas, pasando por el Tuy. Treinta burros y
mulas con cincuenta hombres armados tomaron el camino de recuas, pasaron Las
Mercedes del Llano y remontaron por San Rafael para caer por el camino de Cúa, pasando
por San Casimiro por ser la vía más segura. Llevaban dos semanas de viaje y pocas leguas
faltaban para llegar a Cúa, En las vueltas de la cañafístola los esperaban 150 hombres
dirigidos por José Dionisio. Para el bandido era un asalto más, no sabía que debajo del
pescado venía el oro. Confiados en la seguridad del camino la gente del General Acosta
venían desprevenidos y no pudieron defenderse, ni usar las armas La sorpresa fue total, el
numero de asaltantes de tres a uno. Los dominaron sin hacer un disparo y los dejaron
amarrados a los árboles cercanos al camino, llevándose los burros y mulas, su áurea carga
y las armas que traían. Cisneros no sabía que estaba haciendo el mayor asalto en la
historia delictiva de Venezuela, hasta que las bandas actuales empezaron a robar
blindados y le quitaron el record... La sorpresa del bandolero fue muy grande, no podía
creer que debajo del pescado medio podrido y de los quesos llaneros, lo que había era oro
de 24 quilates. Para evitar que sus secuaces se dieran cuenta de la existencia de un
cargamento disimulado, se lo llevo a lo profundo del monte, con unos 8 hombres de su
total confianza y lo enterró, como acostumbra hacer en estos casos, mataba a los
enterradores del tesoro para que las almas en pena fueses los guardas de la fortuna bajo
tierra. El pescado lo repartió entre sus compinches que lo colocaron en los mercados, con
el auxilio de los campesinos.

Pasado el tiempo Cisneros fue compadre del General Páez. En un acto de valentía del
Presidente, al internarse en las montañas de Súcuta, sin escoltas, para conversar con
Cisneros, se lo ganó para la paz. Pero poco después, Cisneros volvió por sus fueros, fue
sometido a Consejo de Guerra y fusilado en Villa de Cura.

El tesoro del bandolero Cisneros, uno de los mayores de la historia, quedo enterrado en
algún lugar de la Fila de La Magdalena, algunos buscadores de tesoros se han llevado sus
sustos al tratar de encontrar este tesoro: Dos toneladas de oro cochano y más de 100.000
pesos oro, representan una tentación, que bien merece un sustico y un sobresalto.
Algunas personas que viven en la zona montañosa, cuentan que en las noches de verano,
cercanas a la Semana Santa, ven luces que se expanden y se cierran. También se oyen
gritos desgarradores pidiendo auxilio. Sobre estos hechos recibí información muy
privilegiada, de mi gran amigo Jesús Manuel Reverón Blanco, quien también se sumó,
hace muchos años, a los buscadores del tesoro y también paso su trago amargo. Tratando
de encontrar el más grande de los tesoros todavía enterrado en la Fila de la Magdalena.
También se dice que dejó otros tesoros en Tazón, Charallave y Súcuta.
NACE EN CUA EL 14 DE
DICIEMBRE DE 1858 UNA DE LAS MAYORES GLORIAS DE LA
PINTURA VENEZOLANA CRISTOBAL ROJAS POLEO.

CRISTOBAL ROJAS SE QUEDA SIN BECA

La vocación autoritaria de nuestros caudillos, en


especial aquellos que alcanzaron el poder como
el General y Doctor Antonio Guzmán Blanco, les
hacía creer que tenían conocimientos en todas
materias divinas y humanas. Esta soberbia era
siempre alimentada por una corte de adulantes
que jamás contradecía las opiniones de Guzmán,
aunque estas fuesen absurdas. Si a Guzmán
Blanco se le ocurría decir que el color azul era
amarillo, siempre tenía un acolito que justificaba
cualquier barbaridad. El general siempre tenía la
razón o por lo menos siempre encontraba quien se la diera. Así se cometieron muchas
injusticias, solo para complacer la egolatría y el narcisismo del Ilustre Americano. En el
caso que nos ocupa con relación a nuestro más ilustre pintor: Cristóbal Rojas quien había
logrado con esfuerzo, pues había ganado Medalla de plata, ocho mil bolívares y una beca
para estudiar pintura en Paris, con la obra: “La muerte de Girardot en Bárbula”.
Presentada en la Exposición del Centenario del Libertador. (1.883) Dicha subvención
apenas le alcanzaba para su manutención en una ciudad que siempre ha sido cara. Se
inscribió en la Academia Julián, bajo la dirección de Jean Paúl Laurens

El General Guzmán era un enamorado de Paris y fueron muchos los años que pasó en esa
ciudad, siempre dejaba algún encargado de la Presidencia en Venezuela y el se auto-
nombraba Embajador y Ministro Plenipotenciario para toda Europa, con enormes sueldos
que le permitían llevar una vida de gran noble en unión de su familia. Así logró que sus
hijas se casaran con aristócratas franceses. Un día Guzmán tuvo ocasión de hablar con el
pintor becado y le manifestó que como era posible que hubiese escogido Paris para
estudiar pintura cuando todo el mundo sabía que era Italia, especialmente Florencia el
lugar más indicado para dichos menesteres. Cristóbal Rojas trató de hacerle saber al
General Guzmán que las nuevas corrientes de la pintura se estaban desarrollando en París
y que Francia tenía novedades muy importantes en el campo de las artes. Esta respuesta
de Cristóbal Rojas molestó al General, la consideró una ofensa. Pues en su soberbia no
podía aceptar que un pintor cualquiera lo contradijera y pretendiera saber más que él en
esa la materia. Le escribió al General Joaquín Crespo Presidente en ejercicio y le ordenó
que le quitara la beca y así ocurrió. También le quitaron la beca Al Pintor Arturo
Michelena.

Esta era la forma en que el Ilustre Americano protegía y fomentaba las artes en
Venezuela.

Sin embargo, tanto Cristóbal Rojas como Arturo Michelena, resolvieron afrontar la difícil
situación que se les presentaba al dejar de recibir sus pensiones de estudio. Rojas dejó
durante algún tiempo sus clases de pintura en la Academia y se dedicó a trabajar la
pintura por encargo para sobrevivir .Regresa a Venezuela enfermo de tuberculosis y
muere muy joven. (13)
La muerte de Atanasio Girardot

Cuadro de Cristóbal Rojas

Esta obra fue premiada con medalla

de plata y una beca (1883)

Autonomía Municipal de Cúa.


Distrito Guzmán Blanco 1.874

Ninguna institución política o administrativa, ha tenido la importancia universal que ha


gozado el municipio, es ésta la organización básica y natural de la sociedad. Podemos
afirmar que el municipio es la comunidad local, jurídicamente organizada, tiene como
fundamento la naturaleza gregaria del ser humano. La necesidad de convivir con sus
semejantes, de buscar la cooperación para satisfacer las urgencias comunes,
sometiéndose a un conjunto de normas que permiten la convivencia ordenada para el
perfeccionamiento, el progreso social, para la búsqueda del bien común.
El municipio ha tenido como base la familia, la reunión de este núcleo dentro de una
unidad territorial. Escribir los avances y retrocesos de la civilización y la cultura de un
pueblo, de una nación, es escribir la historia del municipio. Es la historia de los fueros
antiguos y de la autonomía moderna, es como decía el poeta Andrés Eloy Blanco: “El
Municipio es la Patria, pero la Patria sin los arreos de lujo”, el terruño, el pedacito del
universo en que nos ha tocado vivir, es el progreso o el estancamiento, es lo que los
sociólogos llaman nuestra “calidad de vida”. Pero también ha sido la lucha entre el poder
central representado por el Rey, sus Gobernadores y Capitanes Generales durante la
colonia o por los Presidentes de la Republica, o los Presidentes de Estados, como
establecían antiguas constituciones, Gobernadores como les llaman hoy. Poca importancia
le hemos dado a la autonomía del municipio en nuestro país, el poder central siempre se
ha impuesto. El Estado poderoso, omnipotente, gigante pero siempre ineficáz, ha
menospreciado el potencial de la vida local y la institución municipal siempre ha estado
subordinada. Sin embargo el objeto de este trabajo no es teorizar sobre importancia
social, jurídica y político-administrativa del municipio, sino hacer un esfuerzo para escribir
una crónica de al vida municipal del pueblo de Cúa en el Estado Miranda.
Le corresponde a sus hijos, los nacidos y los adoptivos, luchar para hacer de este pueblo
de tradición procera, una verdadera ciudad, con perfil propio, con vida cultural, con
proyección y reconocimiento. Tal vez sea un sueño, pero pobre de quienes no sean
capaces de soñar. Peor aún, desgraciados los pueblos que no tengan la capacidad de
hacer realidad sus sueños, o sus utopías. Siempre y cuando la utopía, no lleve en su
interior los gérmenes de la destrucción caótica.
General y Doctor Antonio Guzmán Blanco (1829-1899)
EL PRIMER NOMBRE COMO DISTRITO.

EL DISTRITO GUZMAN BLANCO. LA PERLA DEL TUY.

Cúa, Charallave y Tácata. Capital Cúa.

Cúa, no tiene acta de fundación, se infiere a través de investigaciones de la poca


documentación existente, que su vida inicial como pueblo esta ligada a la autoridad
eclesiástica, los libros de registro municipal (1874) existentes del período anterior al
famosa terremoto del 12 de abril de 1878, se limitan a uno donde aparece como
Vicepresidente encargado de la Presidencia Municipal el ciudadano BENJAMIN
RODRIGUEZ, seguidos en el mismo año de 1874 por JOSE MARIA AGUILAR Y JUAN
BAUTISTA FONSECA. (19)
(Nota: Las autoridades que aparecen en este libro figuran en los libros de actas del
Municipio General Rafael Urdaneta y los Párrocos en los libros eclesiásticos de la
Parroquia Nuestra Señora del Rosario de Cúa.)

Nace en Cúa en 1.872 el Dr. OBDULIO ALVAREZ. Primer médico


sanitarista de la Venezuela contemporánea.
Podemos establecer de acuerdo al censo ordenado por el presidente de entonces, el
General y Doctor Antonio Guzmán Blanco, que Cúa se denominaba políticamente
DISTRITO GUZMAN BLANCO, pertenecía al Estado Bolívar (Hoy Miranda) y estaba
integrado por las poblaciones de CUA como capital y los Municipios TACATA Y
CHARALLAVE ,con una población de 18.000 habitantes aproximadamente, una 3.263
casas. Solo Cúa tenía más de 10.000 habitantes.Para el censo de 1873 en Cúa Vivian 11
alemanes, 59 españoles, 3 ingleses y 3 franceses. En el mismo censo ordenado por el
gobierno de Guzmán, se detalla que en la población existían 2 panaderías, 2 sastrerías, 2
platerías, 4 carpinterías, 3 herrerías, 1 latonería ,1 tenería, 3 alfarerías 1 destilería, y un
horno de cal.
Desde la época colonial se desarrolló en Cúa la industria de la fabricación de escobas,
utilizando métodos muy rudimentarios, pero de excelente calidad, también fue famosa la
producción de carbón vegetal, especialmente en el sector de Quebrada de Cúa. Durante
muchos años la principal fuente de ingresos de muchas familias residentes en Cúa fue la
fabricación de alpargatas, de muy buena calidad. Hay un hecho anecdótico muy
interesante en la vida artesanal de Cúa, en el periodo anterior al Terremoto y se refiere a
nuestro eximio pintor CRISTOBAL ROJAS, quien, según cuenta la tradición, trabajo como
torcedor de tabaco para obtener ingresos para el sustento del grupo familiar, ya que su
padre el Dr. Cristóbal Rojas Acosta (médico) había fallecido en 1870.La familia Rojas, al
igual que cientos de cueños emigraron después del terremoto de 1878.Se residenció la
familia Rojas en la parroquia Altagracia de Caracas.(20

La familia de Cristóbal Rojas.


El Bautizo obra Cristóbal Rojas.
La familia del pintor Cristóbal Rojas no era tan pobre como muchas veces se afirma, la
situación de las guerras había llevado el país a un estado de ruina, donde lo normal era ser
pobre, sin embargo su bisabuelo era descendiente de viejas familias coloniales y luchó en
la guerra de Independencia, al lado del Libertador. Su abuelo José Luis Rojas fue escultor,
de fama, hoy todavía existe en la Iglesia de Turmero un Cristo tallado por el abuelo del
pintor. Quien casó con Mercedes Acosta, una hermana del Dr. y General Elías Acosta, una
de las familias más ricas del Tuy. El Dr. Cristóbal Rojas Acosta, hacia el año de 1.844
estudió en el Colegio Independencia de Don Feliciano Montenegro y Colón, en la ciudad
de Caracas., en donde fue condiscípulo de Antonio Guzmán Blanco, Federico Uslar,
Arístides Rojas, Juan Vicente Camacho, sobrino del Libertador. Se graduó de médico en la
Universidad de Caracas en 1.852. En 1.860 revalidó su título en Santo Domingo, donde
vivió hasta 1.866 en que regresa nuevamente a Cúa, donde ejerce su profesión hasta
1.870, año en que muere. El pintor Cristóbal Rojas y su familia viven en esta población
hasta el año de 1.878, en se mudan a Caracas y Cristóbal inicia sus estudios de pintura. En
Cúa dejó un cuadro con la figura del padre Blas Ginés, uno de los párrocos antes del
terremoto, ese cuadro se exhibió por muchos años en el despacho parroquial. (21)
LA CARRETERA DEL SUR.

En el año de 1874 fue reparada, la carretera al sur hasta


la Cortada del Guayabo y se prolongó hasta Charallave y
Ocumare del Tuy, a un costo de 103.749 venezolanos,
moneda de la época. Se continuó otro ramal pasando por
Cúa hasta San Casimiro, erogando 78.341 venezolanos.
En agosto de 1875, llego a Cúa el General Antonio
Guzmán Blanco Presidente de la República, con la
finalidad de inaugurar el tramo carrero Cúa- San
Casimiro. Se le rindió un gran homenaje y se ofreció en
su honor un gran banquete y al pueblo, como costumbre de la época se le obsequió con
ternera (carne en vara). Se le solicitó al gobernante un reloj y una campana para el Templo
Parroquial, petición que fue cumplida al poco tiempo
Se inicio en 1875 la construcción de un cementerio que ocupaba el sector de lo que hoy
se llama barrio Pueblo Nuevo, los alrededores de la capilla de la Dolorosa. Para esos años
de 1874-75, se inició la nivelación de un sector conocido como plan de San José para la
construcción de una plaza que sirviera para establecer el mercado público que funcionaba
en la Plaza Roscio, hoy Plaza Zamora. Esa plaza a partir de los primeros años del siglo XX se
denominó Plaza Santa Rosa, plan de San José y a partir de 1911 Plaza Bolívar, cuyo primer
busto del Libertador Simón Bolívar fue donado por el señor Andrés Lasseres de origen
francés. (22)

Nace en 1.878 el poeta


de los campos y del río Tuy, de
las montañas y las vivencias
nativitas JUAN ESPAÑA
DELGADO.
LA PERLA DEL TUY:

La población de Cúa durante los años de 1870 a 1878 se transformó en el principal centro
económico de la región del Tuy, se le denomina LA PERLA DEL TUY. Las principales casas
comerciales de Caracas, como Santana Hermanos, Eraso Hermanos, Rohl & compañía,
tenían representación en Cúa, dado el intenso comercio con la región llanera, esas casas
comerciales suplían a nivel nacional la ausencia de bancos comerciales Funcionó también
una Sociedad Liberal de Mejoras y Obras Publicas, con la finalidad de promover obras
públicas necesarias para el desarrollo de la ciudad...El primer período de Gobierno de
Guzmán Blanco se hizo sentir en Cúa, a través de un plan de obras públicas y
modernización, que generó buenas perspectivas y atrajo comerciantes ganaderos,
artesanos y profesionales, los cuales se residenciaron en la población.

“La Perla del Tuy” tenía durante el año de 1876, la mayor producción de caraotas del
Estado; 2.210.250 kilos, la mayor producción de aguardiente 392.000 litros, la mayor
producción de maíz; 4.288.400 kilos, de café 1.117.800 kilogramos, de papelón 478.800
kilogramos, ya había mermado bastante la producción de cacao apenas 43.010
kilogramos. Si hacemos una comparación con la producción actual, resulta sorprendente
que una comunidad de 18.000 habitantes, en 1.878, generara tanta riqueza material y
sobre todo comida
Los sacerdotes que sirvieron la parroquia de Cúa durante este periodo el Padre EFREN
CORDERO de 1860 hasta 1875. El Padre JOSE ALVARADO de 1875 hasta 1877, El Padre
WENSESLAO RUIZ ALGUNOS MESES DE 1877. (23)

Vista actual de Cúa desde el camino de la Magdalena. Foto Gladys Zambrano.


LA MALDICION Y
El CURA. Leyenda
Popular

Ruinas del templo de Cúa, cuadro del pintor Cristóbal Rojas


Durante el año 1877 llegó a Cúa el Padre JOSE MARIA CESPEDES, Este Sacerdote era
bastante moreno de piel, pero con facciones muy finas. Guzmán Blanco había puesto de
moda el anticlericalismo, los principios de librepensadores y masones chocaban con la
Iglesia Católica. El Gobierno de Guzmán introduce el matrimonio Civil, el registro Civil,
desliga las actividades del estado de la influencia de la religión católica El padre Céspedes
era un antiguzmancista que utilizaba el púlpito para descargar en sus sermones las
actitudes del Presidente Guzmán Blanco contra el Arzobispo Guevara y Lira, el cierre de
los conventos, la demolición de iglesias. El gobierno de Guzmán Blanco demolió el
convento de las monjas Concepciones y construyó en su lugar el Palacio Federal, hoy sede
del Poder Legislativo, demolió la Iglesia de San Pablo y construyó el teatro Guzmán
Blanco, hoy conocido como Teatro Municipal. Confiscó las propiedades de la
Iglesia.Prohibió el pago de diezmos y primicias. Expulsó del país varias congregaciones.
Desterró al Arzobispo de Caracas Monseñor Dr. Silvestre Guevara y Lira En síntesis en
aquella época pelear con al Iglesia Católica era un signo de tener una mentalidad de
avanzada y progresista. Además Guzmán protegió la Masonería. El padre Céspedes
mantenía su lucha contra el gobierno guzmancista, pero también los partidarios del
Gobierno asumieron una posición hostil contra el sacerdote, para obligarlo a dejar la
parroquia.Los partidarios de Guzmán Blanco querían ser más libre-pensadores y anti-
clericales que Guzmán. Necesitaban, como siempre ha sido, demostrar su
incondicionalidad al jefe máximo, imitando al jefe en sus manías anti-clericales, en sus
peleas con la Iglesia. Para ese fin estaba como víctima perfecta el padre Céspedes.
La tradición señala que el cura en sus sermones decía que llegaría el castigo de Dios, que
muchos tendrían que morir bajo la furia de grandes tragedias, que la tierra se abriría y se
tragaría pueblos enteros y solicitaba el arrepentimiento de sus feligreses. Algunos
tomaban aquellas palabras proféticas del padre Céspedes a burla, incluso se puso de
moda un refrán que decía: “Dame medio de queso y la ñapa me la das de terremoto”.
Cuenta en sus crónicas el escritor Lucas Manzano, del libro “Caracas de Mil y Pico”, según
relato oral de su abuelo el General Pablo Manzano, a quien le correspondió dirigir el
cuerpo de tropas que estableció la custodia de la ciudad después del terremoto, para
evitar desordenes, saqueos y robos.. Cuenta Don Lucas que la situación entre algunos
habitantes de Cúa, principalmente de origen alemán (Habían en Cúa 11 alemanes) y el
sacerdote era muy tensa. Un día el Padre Céspedes celebraba la misa y cuando destapó el
Copón saltó una pequeña serpiente que habían ocultado dentro de la sagrada vasija.
Estaba por comenzar la Semana Santa de 1878. Era el día jueves 11 de abril, el cura
terminó la misa e informado de quienes habían sido los promotores de semejante
sacrilegio, se fue a la casa parroquial, recogió sus cosas, las monto en burro y tomó el
camino a Charallave, al llegar a la salida del pueblo, donde hoy esta la ceiba de la Cruz
Verde, según dice la tradición y reafirma Don Lucas, lanzó una maldición contra el pueblo,
sacudió sus sandalias, en señal de no querer llevar ni el polvo de Cúa.
Esta leyenda se contaba de generación en generación, tal vez sea producto de la
imaginación de los pueblos. Lo cierto fue que ocurrió lo que el cura anunciaba.
Aquel viernes del Concilio 12 de abril de 1878 a las 8.00 p.m. la floreciente ciudad de Cúa
quedó totalmente destruida. La población fue el epicentro de un terremoto, la mayoría
de las casas quedaron en ruinas, los muertos y heridos se contaban por miles, la vieja
casona de la Hacienda Lecumberry, fue una de las pocas que se salvó del poder de la
naturaleza y se improvisó como hospital de campaña para atender a los heridos, el
templo parroquial de Cúa quedó completamente destruido.
Así, por mandato de la naturaleza termino la época de oro de la llamada “PERLA DEL
TUY”. . Se inicia desde el primer momento el auxilio del gobierno nacional, presidido en
ese momento, por el General Francisco Linares Alcántara, quien se hizo presente en la
población. Se contaron por miles los muertos y heridos, los daños materiales sumaron
varios millones por la destrucción de casi todas las viviendas del pueblo. El primer asilo de
huérfanos de Caracas, fundado por iniciativa del Dr. Agustín Aveledo, para atender los
huérfanos del terremoto. Esta tragedia, históricamente marca el comienzo de la
decadencia de una ciudad que prometía gran progreso espiritual y material. El éxodo y el
estancamiento dominan la vida cueña por décadas (24)
CUA EN LA LITERATURA VENEZOLANA DEL SIGLO XIX

M.V. Romero García Peonía

En año de 1890 aparece una obra literaria que marca el inicio del género de la novela en
Venezuela. Se trata de la novela “PEONIA” del escritor venezolano MANUEL VICENTE
ROMERO GARCIA, se puede afirmar que esta novela es el comienzo la tendencia criollista
de nuestra literatura, además de ser un reflejo fiel, por su realismo, de las costumbres de
la Venezuela que vivía bajo el Régimen de Guzmán Blanco. Su escenario natural es una
hacienda llamada “PEONIA” ubicada “literariamente” en los alrededores de la población
de Cúa, en los Valles del Tuy. El periodo corresponde a la época de oro de Cúa, es decir
antes del terremoto de 1878, cuando era una de las poblaciones de mayor movimiento
económico del Estado. La descripción del ambiente nos traslada con la imaginación a las
calles, a la iglesia, a las fiestas y a las costumbres, podemos saber que se comía y que se
bebían, como eran los joropos, como se trabajaba en los campos, como eran los amores y
los chismes de la época. Las intrigas políticas y familiares, como el odio conduce a la
destrucción y a la muerte. Incluso se evidencia de su lectura que en esa época se
celebraba la fiesta de “Corpus Cristi” con diablos danzantes en las calles de Cúa. En
síntesis la novela Peonía es el mejor reflejo de la población de Cúa de 1870 a 1878. Todo
cueño debe tener un ejemplar de esta novela y en los liceos hacer los respectivos análisis.
Si bien es cierto que muchos críticos cuestionan la calidad literaria de la obra, hay otros
que la defienden y la colocan como la primera novela venezolana y el antecedente de la
obra Galleguiana. (25)

Nace en Cúa en el año de 1886 el maestro TEOFILO


LEÓN. Dedico toda su vida a la educación de los cueños.

.
LOS PRIMEROS EJIDOS Y EL DISTRITO CUA

General Ramón Guerra

Pasaran muchos años para alcanzar los niveles de bienestar social y económicos
alcanzados por Cúa antes del Terremoto. Los libros parroquiales y civiles prácticamente
desaparecen. Solo a partir de 1891 tenemos noticias de algunos cambios producidos El
Distrito Guzmán Blanco es borrado de la geografía en su lugar la división político territorial
denomina DISTRITO CUA, integrado por Cúa como capital y Charallave como Municipio, la
población de Tácata, paso a formar parte de la jurisdicción de los Teques, conjuntamente
con la población de Paracotos. Dirigen el nuevo Distrito desde el poder municipal el señor
TEODORO DEL OLLO EN 1891, el jefe civil y militar de la zona fue el General RAMON
GUERRA de San Casimiro, famoso general crespista. El señor FRANCISCO QUIROBA,
como Vice-Presidente encargado. En los primeros meses de 1892 el poder lo ejerce
ANTONIO B MEDINA. Durante el periodo 1892 hasta 1893 ejerce las funciones de
Presidente del Concejo y jefe Civil y Militar el General BONIFACIO GUILLEN.
Durante estos tres años la Presidencia del Estado Miranda ejercida por J.M.GARCIA
compró a la hacienda San José un lote de terreno de varias hectáreas para la ampliación
del pueblo, pues dicho lote fue entregado al Distrito como sus primeros ejidos Así se
empezó a poblar la calle de la Cruz Verde, hoy calle José Maria Carreño, Cujicito y la calle
Florida. Límite de la antigua Cúa anterior al terremoto. El sector conocido como la
Matanza o matadero era propiedad del señor Juan Bautista Jaén y lo donó al Municipio
para construir una avenida de más de 20 metros de ancho, hasta finalizar en el matadero,
lugar donde está hoy la Guardería Eulalia Buroz.
Es interesante resaltar, que esa lejana época y hasta 1961 el verdadero poder en los
pueblos era el JEFE CIVIL y MILITAR, en al mayoría de los casos era un coronel o un
general, formado en las montoneras y guerrillas que nutrían los múltiples alzamientos y
revoluciones que caracterizaron el siglo XIX. En muchos casos ejercían ambas funciones,
como Presidente Municipal y Jefe Civil y Militar.
Hacia 1895 se dio continuidad a las obras de mampostería de la plaza Santa Rosa o San
José y se estaba terminando el pequeño templo, ubicado en la calle Bolívar, que suplía la
iglesia destruida por el terremoto de 1878. Las obras fueron promovidas por el Padre JOSE
NICOLAS RODRIGUEZ, quien llego a Cúa después del Padre Céspedes en 1878,
continuadas por el padre ELIAS BELLO y concluidas por el padre JESUS MARIA
ALCANTARA, SOBRINO BISNIETO DEL MARQUES DEL TORO, QUIEN CONSTRUYO UNA
CASA PARROQUIAL ANEXA A LA IGLESIA Y UN PEQUEÑO CEMENTERIO. (Hoy día está en
ese sitio La Gruta de Virgen de Coromoto.)
Ejercen el Poder Municipal durante este periodo ARISTIDES URRUTIA URRUTIA EN 1894.
EL GENERAL LUIS RAMOS en 1895 .le siguió JUAN EGAÑA. 1895 .SIXTO VICENTE
CARREÑO 1896. SEBASTIAN GARCIA EN 1897. EN el año 1898 asuma la Presidencia
Municipal un personaje que dejara profunda en huella en la vida de Cúa, por su
vocación de servicio y calidad humana EL DR. RAFAEL OSIO Y OSIO, médico, en cuyo
honor el primer hospital y hoy el pequeño Centro de Salud de Cúa lleva su nombre. (26)
Nace en 1.895 el autor del primer Diccionario Biográfico,
Geográfico e Histórico de Venezuela, RAMON ARMANDO RODRIGUEZ
LUGO. Insigne escritor, poeta, traductor y primer Cronista de Cúa.

LA GRAN CRECIENTE DEL TUY (Tradición oral)

El 7 de octubre de 1892, día de la Virgen del Rosario, por lo tanto el día mas importante
de las fiestas patronales, el río Tuy presentó una creciente recordada como una de las de
mayor volumen de agua y causante de muchos daños en las haciendas, destruyendo
sembradíos, y arrastrando animales casas y ranchos lejanos al cauce del Tuy, donde jamás
habían llegado las crecidas, fueron devastadas y algunas personas murieron ahogadas.
La entrada sur de Cúa, era por paso del Tuy denominado “Los Claveles”, era la vía del llano
hacia San Casimiro, por donde llegaban miles de reses, traídas de Apure y Guarico por el
sistema de transporte a pie, también conocidas como puntas de ganado. También se le
conocía el paso con el nombre del Calicanto, por los restos de de una acequia colonial que
pasaba por el lugar. La principal entrada del pueblo era por la Calle El Laberinto, la calle
Agricultura, hoy calle El Carmen, también la calle Roscio, hoy Zamora sector conocido
como LOS CORRALES, nombre que deriva de las romanas existentes allí, para pesar el
ganado. Según cuentan hasta allí llegó la creciente del Tuy.
La creciente daño también la única fuente existente de agua que surtía la población, eran
los famosos aljibes, unos pozos profundos que se abrían junto al río, sobre todo en el
invierno, de donde los aguadores o cargadores los llevaban a las diversas casas a lomo de
burros y en carretas. El río Tuy era en ese entonces el centro de la vida para los cueños, a
el recurrían durante la semana cientos de lavanderas, en sitios especialmente
acondicionado se lavaba la ropa, los domingos y festivos siempre tenían un paseo a las
playas del río, donde se practicaba la natación y la pesca de corronchos y guabinas para
hacer los sabrosos sancochos de río. Era el rió Tuy la mayor riqueza de la región, pues de
el derivaban las acequias de riego para el campo y para mover muchos trapiches que
existían en la zona, además de ser el centro de la vida recreativa de los habitantes de Cúa
y lugares aledaños.
Todavía en los años 60 del siglo XX, la presa de Marín era un balneario visitado los días de
fiesta y en especial durante la Semana Santa. El caudal del río, su limpieza y claridad,
desaparecieron. El río Tuy en los últimos 40 años terminó convertido en un vertedero de
aguas contaminadas, el peor crimen ecológico que hemos cometido, ante la indiferencia
de ciudadanos y autoridades.
Después del terremoto la población de Cúa disminuyó notablemente, de diez mil que
tenía en 1872, para 1881 había disminuido a 3.666 y solamente 663 casas, para los años
de 1890 al 1898 todas las calles del centro de la población estaban empedradas,
incluyendo la llamada bajada de la Resbalosa, ya estaba ampliado el pueblo desde la plaza
de San José o Santa Rosa hacia la Cruz Verde y los primeros barrios periféricos se
empezaban a formar con los nombres de El Limón, el Matadero y posteriormente La
Vega.
LAS POSADAS DE 1895

Para finales del siglo XIX habían en Cúa posadas, muchas de ellas ubicadas en la calle el
Laberinto, hoy El Carmen, la calle El Ganado hoy los Jabillos y la calle Roscio, conocida
también como El Malabar, hoy Zamora. Allí llegaban los llaneros, quienes traían las puntas
de ganado del Apure y Guarico. Las posadas habilitaban los corredores, donde los
vaqueros colgaban hamacas y dormían cerca de sus animales y bestias que también
recibían buen trato y pacas de malojo en las pesebreras. Algunas posadas tenían más
comodidades, con catres, aguamanil y buen resguardo. La comida era muy sencilla pero
muy sabrosa, durante la semana la caraota, el quinchoncho y el tapiramo en todas sus
formas, el arroz, los plátanos, la carne tipo mechada, pero seca, y los desayunos la carne
mechada con huevos revueltos, se utilizaba mucho la carne salada y seca, las arepas,las
hallaquitas, el queso llanero y de mano. Los fines de semana siempre se beneficiaba el
marrano que se aprovechaba en todas sus formas: Chicharrón, morcilla, el teretere, la
carne, las costillas, los perniles, hasta la manteca que se utilizaba para freír. Se hacían
sabrosos chorizos con carne de marrano y especies. Los famosas sancochos de gallina, de
costilla de ganado, de corroncho tuyero, con verdura representada por la yuca, el ñame, el
ocumo, la auyama, la famosa carne asada con yuca o con casabe. También tenía fama el
mondongo. En las épocas especiales del año como navidad era la hallaca en condumio
infaltable. Hecha a la manera central, con gallina, .carne de cerdo y carne de ganado con
un pequeño toque de papelón y vino dulce, además de las pasas, las aceitunas, y los
demás adornos. Durante la Semana Mayor se cumplía con el precepto cristiano de no
comer carne y hacían su aparición en las mesas el pescado, fundamentalmente el pescado
salado: el bagre, el coporo y algunos que podían comer el carite de mar, otros comían
chigüiro salado que traían los llaneros, condumios que eran preparados: guisados, al
escabeche o sudados con verduras. En los alrededores de la Iglesia habían vendedores
ambulantes de comida, que ofrecían una arepa con sardina enlatada o con salmón
enlatado, productos importados, que la gente llamaba “lapa” Los domingos era infaltable
el sancocho de gallina en el almuerzo, también se hacían en guiso... En esa época se comía
mucha carne de cacería pues abundaban los venados, las cotizadas lapas, los cachicamos y
cochinos de monte o váquiros También se acostumbraba en temporada a consumir los
huevos de iguana. Se podía también comer el camarón y otras especies extinguidas del río
Tuy.
Los dulces venían desde la época de la colonia y eran muy famosos, el pan de horno,
especialmente de Yare, también se comían las polvorosas, los besos de coco, las
conservas de coco y papelón, el majarete, el tequiche, las acemitas y el templón El pan de
trigo, especialmente el dulce, era una golosina muy especial que no se podía comer con
mucha frecuencia por su precio., No había viajero que al llegar a su casa no trajera de
obsequio largos bollos de pan sobado, pan isleño o pan dulce que se compraban en las
panaderías del camino y tenían el nombre de “pan de Guayas”
En cuanto a las bebidas no eran muy variadas, todos los negocias tenían unos grandes
frascos llenos de concha de piña y papelón, con lo cual resultaba un gurapo bastante
fuerte y a la mayoría de la gente le gustaba, a pesar de lo indigesto que resultaban, pues
no se conocían las neveras, ni el hielo.Las primera neveras que llegaron a Cúa en los años
30 eran de Kerosén y en los negocios se enfriaban las bebidas con hielo en panela que
traían de Caracas. También se acostumbraba a tomar unas bebidas que llamaban caratos
hechas de guanábana, de parcha granadina y de “acupe”, que no era otra cosa que maíz
fermentado. La cerveza solo se conocía en la ciudad capital, Ya en los años 30 se vendía
cerveza, cuyo enfriamiento se hacía con hielo de panelas que llegaba de Caracas los
viernes. Protegido con aserrín para que no se derritiera. Las bebidas espirituosas eran
fundamentalmente el aguardiente de caña, con sus derivados de
berro,malojillo,malagueta,naranjita y un aguardiente muy especial, en cuya botella había
siempre una culebra macerándose y la utilizaban como medicina contra muchas
enfermedades como el pasmo, los dolores articulares o reumatismo. También tomaban el
ron y los más pudientes que tenían la posibilidad de tomar el brandy importado, en esa
época casi no se bebía el escocés.

LOS VIAJES A FINALES DEL SIGLO


XIX

Viajar de Cúa a Caracas, o simplemente a


cualquier pueblo cercano en aquella lejana
época era una verdadera odisea, en primer
termino los caminos llamados carreteros
construidos por Guzmán Blanco durante su
primer gobierno, 1870 a 1877. no tenían el
mantenimiento adecuado, como siempre ha ocurrido en Venezuela con las obras públicas,
les faltaba la construcción de muchos puentes, no tenían las cunetas y las aguas de lluvia
los destruían, después de 20 años de uso Los arrieros hacían fajinas (trabajo comunitario)
para reparar los peores pasos, como las vueltas de Mume, Maitana, la Cortada del
Guayabo, Maturín y la Mariposa. No eran caminos aptos para carruajes, solo podían pasar
burros, mulas y caballos. Salir a Caracas significaba tres días de viaje, si no llovía, los ríos y
quebradas permitían el paso. Una jornada era de Cúa a los Anaucos o Maitana, donde
estaban ubicadas las posadas. La segunda jornada de los Anaucos a la Cortada del
Guayabo, sitio mas alto de la vía y la tercera de la Cortada a Caracas, generalmente la
mayoría de los arrieros llegaban la Valle. Había otro problema, muy grave, que eran los
asaltos en el camino, todas las vías de Venezuela en esa época estaban plagadas de
bandidos, Los viajes se organizaban en grupos grandes y bien armados para repeler a los
piratas. Generalmente esos bandoleros eran hombres que habían peleado en las diversas
guerras civiles y no encontraban otro oficio que robar. El gobierno que terminó con esa
plaga fue el del General Juan Vicente Gómez. Muchos años después.

FIN DE SIGLO Y LA REVOLUCION LIBERAL RESTAURADORA

Los compadres Ciprino Castro y


Juan Vicente Gómez

La muerte del caudillo llanero General JOAQUIN CRESPO, en 1898, abrió la posibilidad al
general CIPRIANO CASTRO Y SU COMPADRE EL GENERAL JUAN VICENTE GOMEZ CHACON
de iniciar una invasión por el Táchira, desde territorio Colombiano, donde tenían casi diez
años de exilio. Así dar inicio a lo que se conoce n Venezuela como la hegemonía andina. En
Cúa la máxima autoridad civil y militar era el General LUIS RAMOS (1899-1900) En
octubre de 1900 se presentó otro terremoto, pero no fue tan fuerte en el Tuy, sino en
Caracas. A partir de 1900 el Distrito Cúa cambió su denominación político territorial a
DISTRITO URDANETA, integrado por Cúa como capital y Charallave como municipio la
Capital del Estado Miranda era Petare, En el 1901 vuelve a la Presidencia Municipal el
DR. OSIO Y OSIO, siendo la autoridad principal, el jefe civil el general LUIS RAMOS. (27)

Nace el 19 de agosto de 1900 la señora


CARMEN LUISA GÓMEZ ALAYÓN, su Fe en
Dios y la Virgen, su bondad y su carisma
la han entronizado en las creencias
tradicionales del pueblo de Cúa. Son
muchos los milagros que el pueblo le
atribuye.

Nace el 25 de Septiembre de 1.903 el músico de


más profunda influencia en la vida cultural de Cúa,
el “maestro de maestros”: LOPE DIAZ MILANO
LA PRIMERA INDUSTRIA MODERNA INSTALADA EN CUA.

En 1905 se instaló en la Hacienda la Balvanera, ubicada en las antiguas tierras Conde de


Tovar, en el sector El Conde de Cúa, una Planta Desmotadora de Algodón, movida una
máquina de vapor. Su capacidad de producción no era muy alta, sin embargo trabajaban
en ella unas 15 personas, entre obreros, peones, y mecánicos, Su producción terminó
afectada hacia 1912, por falta de materia prima. Además se habían instalado en Caracas
plantas con equipos más modernos movidos por motores eléctricos. La falta de
electricidad no permitía la instalación de industrias en la zona. Muchos años después se
instaló una fábrica de refrescos llamados “colitas” en la Hacienda Marín. Hacia 1950 una
pequeña industria fabricante de aceite de tartago, en el sector de la Fila,.propiedad del
señor Pío Socorro, quien murió en un accidente de aviación Algunos pilones de maíz. Una
procesadora de café, en el sector El Silencio, calle La Gruta, propiedad de Don Efraín
Rodríguez. Hasta 1959 en que se instaló al empresa Tubenplast. Hoy día esas
instalaciones pertenecen a PAVCO, ubicadas en la vía nacional, sector Aparay. (28)
EL VIEJO PUENTE GOMEZ Y EL CEMENTERIO. 1.904

Puente Castro y posteriormente


puente Gómez.
Se planifica y construyen dos obras muy importantes para Cúa, las cuales todavía están en
servicio para pueblo: El Puente GENERAL CASTRO y el CEMENTERIO MUNICIPAL. El Puente
Castro apenas Juan Vicente se hizo con el poder en 1908, cambió su nombre por el del
Benemérito General Juan Vicente Gómez, Allí está todavía, soportando una carga muy
superior a la de las carretas, los burros y bestias del 1904. Con un pegoste híbrido de
aluminio y asfalto que no se corresponde con la nobleza de su origen, muy pocas personas
han visto las arcadas de adoboncito y calicanto de este puente. El cual reclama hoy, con
más de 100 años de uso, un rescate histórico como patrimonio arquitectónico. El
Cementerio Municipal inaugurado en 1904, ejerciendo la presidencia municipal el
General Luis Ramos, fue planificado en cuatro cuadrantes, haciendo una cruz hermosa de
flores de apamate, amapolas y árboles de olivo criollo. Esta belleza hoy también ha sido
atropellada por la forma caótica en se han colocado las tumbas, sin respetar espacios, ni
caminarías, la existencia del vandalismo destructor, el robo de pequeñas cruces de metal,
los floreros, las flores o cualquier objeto que los ladrones puedan vender como chatarras,
muy triste resulta que en nuestro pueblo los difuntos no puedan descansar en paz.
Desde esos años la conmemoración del día de los difuntos en el mes de noviembre, tiene
en al comunidad de Cúa gran importancia, con una característica que la hace única en
Venezuela, la mayor cantidad de gente acude la cementerio en horas de la noche y el
cementerio se cierra a medianoche. Aunque últimamente la inseguridad obliga a las
autoridades al cierre a las 8.00 p.m. Con lo cual el hampa se impone y cambia una
tradición.

Cementerio de Cúa. Inaugurado en el año de 1904 (Foto 1985)

Nace en octubre de 1.908, en la Hacienda Bagre de ésta


jurisdicción una de las mujeres más importante de Venezuela, por su aporte
cultural al país, MARIA TERESA CASTILLO. Periodista de la primera
promoción de la U.C.V. Fundadora del Ateneo de Caracas.
GOMEZ EL AMO DEL PODER.

General: J. V. Gómez Chacón


En el año 1905, asume la Presidencia del Concejo Municipal el señor JULIAN CARIAS,
ciudadano preocupado por el progreso de Cúa. En 1906 la ocupa MANUEL MUJICA. El
señor MODESTO LIENDO es el Presidente Municipal, cuando Juan Vicente Gómez asume
la Presidencia de la Republica, después del golpe seco que le dio a su compadre Cipriano
Castro. En el año 1909 el Presidente del Concejo es el señor RAIMUNDO LEON. En mayo
de 1909 fue designada la primera Junta Directiva para reconstruir el Templo Parroquial,
destruido por el terremoto de 1878. Integrada por el Padre Mejias, como tesorero; Don
José Arvelo Secretario de Correspondencias, Don Julián Carias, Secretario de Actas y Don
Panchito Manzo.
La vieja cárcel ubicada en la calle Roscio, hoy Zamora, fue canjeada por la Gobernación
del Estado Miranda por una casa en la calle San José, (Hoy día es un galpón situado
frente a la Ferretería Iván (Fue Jefatura Civil, Comedor Escolar, sede del Juzgado del
Distrito y centro Teatral.).(29)
EL COMETA HALLEY.

En en el mes de mayo de 1910, se cubrió el cielo del centro del país con la inmensa cola
del Cometa Halley. Era un espectáculo único. Mucha gente pensó que era el fin del
mundo, si al cola tocaba la tierra todos moriríamos, Hubo, sobre todo en Caracas
suicidios, incluso familias enteras cayeron en un estado de desesperación que les llevo a
suicidios colectivos. En esta población era un espectáculo acompañado de rezos y
procesiones, velorios a la Cruz de mayo por todas las calles del centro.Pidiendo los favores
de Dios, para que la cola del cometa no tocara la tierra, pues ese sería el fin del mundo.
En la iglesia se hacían novenarios y misas para solicitar el perdón de Dios por los
pecados.Había una polémica en los principales periódicos de la época donde unos
afirmaban que no ocurriría nada y otros aseguraban que la cola nos arroparía Algunos
hombres que tenían, lo que llamaban “rochelitas” fuera de su hogar tuvieron que dejarlas,
porque los curas aseguraban que si morían en pecado su futuro era el infierno. Un
conocido comerciante de la población que jamás bebía, el día en que apareció el cometa
por la vía de Ocumare, se emborrachó totalmente, según él si llegaba la muerte, esta lo
encontrara borracho.En esa época era normal darle explicaciones mágicas y
sobrenaturales a muchos fenómenos de la naturaleza .Al fin que no ocurrió nada de lo
profetizado, pero la vida de muchos cambió, sobre todos aquellos que dejaron sus
queridas, ya no tenían argumentos para volver y las perdieron para siempre. (T.O.)
Nace en Cúa el 12 de octubre de 1.911 Alejandro Díaz
Milano, pintor, compositor, Director Musical, autor del Himno a Rafael Urdaneta,
Cronista de Cúa

Nace el 10 de febrero de 1911 en


Cúa el eminente músico Guillermo Ramos Rangel, Miembro
fundador del Orfeón Lamas, miembro Fundador de la Orquesta
Sinfónica de Maracaibo, Miembro de la Orquesta Sinfónica de
Venezuela. Compositor.

EL CENTENARIO DE LA INDEPENDENCIA 1.91


Plaza Bolívar de Cúa, el pedestal del busto del Libertador es
el inaugurado en 1911. La foto es de los años 20Tres amigos: de Izquierda a derecha
Francisco Monasterios F.Luís Lara y Lope Díaz Milano
.Desde 1910 las autoridades locales comenzaron los preparativos para conmemorarar por
todo lo alto el primer Centenario de La Independencia de Venezuela, el cual se celebraría
el 5 de julio de 1911. Entre las obras públicas se inauguraron después de casi diez años de
trabajo: la Plaza Bolívar, con el busto del Libertador, donado por el señor Andrés Lasseres
También por las escaleras del lado noroeste calles Bolívar y Cruz Verde se construyó una
inmensa redoma, que se utilizaba como centro de reunión, bajo la fresca sombra de un
gran samán que tenía muchos años allí sembrado, al frente había un hermoso árbol de
olivo criollo, junto a la casa de don Silvestre Hernández, posteriormente de Don Carmelo
Arteaga. Esta casa tuvo el último sistema de alumbrado a gas que funcionó en Cúa. Hoy
esta allí el edificio de Banesco. Desde ese sitio arrancaba la calle Cruz Verde, (Hoy José
Maria Carreño) toda sembrada de mamones y apamates, al igual que la Plaza Bolívar. Se
dio inicio a la ampliación del Cúa hacia el sector de Pueblo Nuevo, se conoció en aquella
época como Barrio “El Centenario”, pero todos en el pueblo, siempre lo llamaron
popularmente “Pueblo Nuevo” y así se quedó.
Se inauguró el viejo puente de Marín sobre el río Tuy, su construcción se había iniciado en
1904 y una vez terminado el Río se lo llevó y tuvieron que reconstruirlo.
Entre los festejos además de la sesión solemne y el Te Deum en la iglesia, se organizaron
toros coleados, carreras de cinta los cuales se hacían en esa época en la calle del
Comercio, desde la esquina del Viento hasta la Plaza Bolívar. Siempre los hacendados
donaban terneras para que el pueblo disfrutar de la fiesta. Se organizó una retreta en la
Plaza con una orquesta compuesta por músicos de Ocumare, Cúa y Charallave. Y muchos
bailes de joropo en diversos sectores. (30)
Nace en Cúa en el año 1.912 el pintor LUIS
ORDAZ, perteneciente a la corriente pictórica llamada de la “Escuela de
Caracas”caracterizada por una técnica depurada en el manejo del paisaje.

EL PRIMER TELEFONO

Sra. Cristina Díaz de Minicozzi


En el año 1913 llego a Cúa el teléfono, un cajón de madera con un auricular y una bocina
al que había que darle manilla para comunicarse con la central, allí un operador hacia la
conexión al número solicitado. Estos teléfonos funcionaron en Cúa hasta 1970. Los
primeros suscritores fueron las Haciendas, como Macaguita, propiedad de Carlos
Chapellín y posteriormente del General Félix Galavis, la Hacienda Buena Vista de Rafael
Fonseca, la Hacienda Lecumbery propiedad del general Laureano Carballo y
posteriormente de Don Elías Acosta, La Hacienda Marín de J: A: Boccardo y Cia... Algunas
casas comerciales y muy pocas familias utilizaban este servicio.
Los primeros operadores empleados de la Compañía de telefono, en distintas épocas:
FRANCISCO DE PAULA RIVERO. RAFAEL TOBIAS RODRIGUEZ. JOSE ANTONIO RODRIGUEZ,
.VIRGINIA LUGO DIAZ, BRAULIO MARTINEZ. FELIX TORO. HECTOR MARTINEZ. JUANITA
OROPEZA. LUISA LUGO. BLANCA MIJARES. ERMELINDA DE ARTEAGA. BELEN y CRISTINA
DIAZ. MARIA DE JESUS ENTRE OTROS Y OTRAS.
Tanto el telegrafo, ya existente en Cua desde 1885, el telefono desde 1913 eran
instrumentos básicos para tener informado al general Gómez de las novedades que
ocurrían en todos los pueblos de Venezuela. De allí que el telegrafista y los responsables
operadores de teléfono, debían informar sobre cualquier indiscreción de carácter político
que llegara a ellos por cualquier vía. Los telegrafistas eran personajes claves del régimen
gomecista Formaban parte de la red de informantes del gobierno (31)
.

LA PRIMERA ESCUELA DE MUSICA

Algunos de los músicos Lope Díaz,


Alejandro Díaz, Esteban Vásquez, Ángel Ramón Serrano, Genaro Estrada, Sr, Méndez,
Rafael Simón Páez, Emilio Guillen. Banda El Rosario 1944.
En 1910 es designado como Párroco de Cúa el Padre LUIS A YUMAR, trabajador infatigable
en la reconstrucción del templo parroquial. Funda la primera escuela musical, regentada
por DON PABLO CASTELLANOS YUMAR, el padre del ilustre músico cueño EVENCIO
CASTELLANOS, quien nació en 1915 en la vieja casa parroquial de la calle Bolívar, cruce
con la calle El Silencio, después conocida como calle del Mercado o templo viejo y hoy
como calle La Gruta.
En el año 1914 se alternaban como jefe civil y presidente Municipal los generales LUIS
RAMOS Y RAMON DELGADO GUDIÑO.La Presidencia Municipal es Ocupada también por
los señores JOSE RUIZ, SIXTO CARREÑO Y JUAN RAFAEL JIMENEZ. En aquel año se fundo en
Cúa la Banda Musical EL ROSARIO Primeros integrantes 1914,1915
Director, organista, maestro de capilla PABLO CASTELLANOS YUMAR.
Sub.-Director y bombardino: RAFAEL BLANCO
Violin: JUAN YUMAR. Cornetin: RAMON YUMAR. Cornet in JUAN DIAZ MILANO,
Violín: RAMON PALACIOS. Clarinete: LUIS RICARDO RAMOS R. Saxofón IGNACIO
CARIAS.Clarinete: OBDULIO TOVAR. Bajo 1 DANIEL MIÑONI. Bajo 2 JOSE G. DIAZ. Flauta 1
TOBIAS RODRIGUEZ. Flauta 2 EFRAIN GUTIERREZ. Trombón RAFAEL SIMON PAEZ.
Trompeta: FRANCISCO GUARDIA y Bombardino EMILIO GUILLEN.Entre los integrantes de
esta Banda en diversas épocas recordamos a PEDRO PRIM, ESTEBAN VASQUEZ, ANGEL
RAMON SERRANO, GENARO ESTRADA, MAGIN GUEVARA, HECTOR H. HERNANDEZ,
Esta fecha para la vida cultural de Cúa es trascendental pues su influencia positiva dura
hasta hoy en el campo musical. (32)
EL PRIMER AUTOMOVIL

En el año 1904 la esposa del Presidente


de la Republica General Castro, Doña
Zoila de Castro trajo a Venezuela el
primer automóvil de marca DION BOUTON, auto que circuló por las calles empedradas de
Caracas, siempre manejado por su chauffeur.
El primer automóvil. Don Enrique Duc y sus amigos en el paso del Los Claveles
(Rio Tuy) Año 1916
Posteriormente llegaron los autos RENAULT, PEUGEOT y en los años 20 invadieron el
país, por su bajo precio y calidad los famosos FORD DE TABLITAS, como le decían en
Venezuela, el archifamoso modelo T. En aquel años de 1904 hay tres hechos muy
interesantes en la vida del país. El primero es la introducción en nuestra legislación del
Divorcio. Se juegan en los terrenos de San Bernardino, Caracas, los primeros partidos de
BEISBOL y se proyectan las primeras cintas cinematográficas, era películas mudas muy
cortas, que requerían de la presencia en el teatro de músicos para amenizar la función.
Diez años después en en el verano de 1916. Llegó a Cúa el primer automóvil, propiedad
del señor JOSE A BOCCARDO, empresario nacido en Italia, pionero de la industria del
calzado en Venezuela, un país donde la mayoría de sus habitantes usaban las alpargatas.
También era J.A. BOCCARDO propietario de la Tenería de Catia, de la fábrica de cigarrillos
AIDA Y FLECHA ROJA, de la Compañía Minera y Aurífera del Callao en el Estado Bolívar.
Dueño También del Teatro Caracas y en Cúa era propietario de la Hacienda Marín, antigua
hacienda del Marqués del Toro, donde además de ceba de ganado, tenía un ingenio
Azucarero y una fabrica de colitas (bebida gaseosa con sabor a cola roja), cuyo principal
mercado era la ciudad de Caracas. En esa vieja hacienda icono de Cúa, todavía esta
desafiando el tiempo el torreón o chimenea de ladrillo con una inscripción alusiva a
Boccardo y una fecha 1927. Tal vez algún día se construya allí un parque temático sobre la
fundación de Cúa.
Ese primer carro que llaga a Cúa fue conducido por el señor ENRIQUE DUC, quien se
vinculó a esta población como honesto comerciante, fundando la Familia DUC LASSERES.
Según cuenta un cronista excepcional de Cúa RAFAEL MARIA FUENTES GONZALEZ,
(fallecido), en hermoso folleto publicado por la Fundación Maria Teresa Angelino- Juan
Bautista Angelino Manzo ( Juancho ), bajo la dirección del Cronista de Cúa Adolfo Angulo
Pérez, titulado PEDACITOS HISTORICOS DE CUA. Afirma que el acompañante del señor
Enrique Duc en el trayecto Caracas- Cúa, fue el jockey predilecto del General Gómez, para
la monta de sus caballos pura sangre, en el viejo Hipódromo del Paraíso, llamado BILL
HARRYS. (Este relato es confirmado por Orlando Duc, hijo de Don Enrique.)
Este hecho significó para los habitantes de Cúa una gran fiesta, ver una carreta que no
necesitaba caballos. El señor Enrique Duc además de mecánico diesel, fundó una de las
primeras estaciones de servicio, es decir bombas de gasolina como llamaban ese
entonces. La gasolina llegaba en latas grandes herméticamente cerradas y la marca de
este combustible era “Cadete” otros expendios de gasolina lo montaron en Cúa SAMUEL
CHISTER, BLAS SANTAELLA, JOSE MANUEL ESCOBAR VALE Y PANCHO MANZO EN LA
BOMBA DE LOS CORRALES que después perteneció a JUAN JOSE HERNANDEZ Y A MA

Manuel V. Monasterios Fonseca y Samuel Chister. Foto año 1930


El primer camión, también propiedad de J.A.BOCCARDO llego a Cúa en 1917, conducido
también por el señor ENRIQUE DUC. Hecho que significó gran alegría y júbilo en la
población Así empezaron sus habitantes a trasladarse a Caracas y otras regiones
mediante el uso del automóvil y los camiones, sin embargo seguían siendo las bestias el
medio más utilizado. Se inicio un proceso de mejoras de las vías, sin embargo los barriales
de Mume en la carretera a Charallave, la llamada curva de la gurupera por el camino de
Tacata y el paso de la “caña amarga” a San Casimiro, obligaban a los viajeros a colocar
cadenas a las llantas de los vehículos para poder superar esos pasos. Si una quebrada
crecía había que esperar días para continuar el viaje. Uno de los primeros conductores que
viajo a Caracas con pasajeros en los últimos años de la década de los veinte fue FELIX
FLORES, el pasaje costaba 15 bolívares, lo cual era sumamente caro para la época.
Posteriormente hace la ruta JUANCITO HEDDRICH con su famoso autobús el “Morrocoy
Azul”, al que Pancho Prim le dedica un golpe tuyero. Algunos años después se incorporan
con sus vehículos Don Chucho Prim y Don Diego Pérez .y Don Pedro Pablo Azuaje.
El viaje era muy complejo, pues se tenía que “apartar” el puesto con suficiente
anticipación, se tenía que madrugar, pues el viaje en el mejor de los casos duraba entre
cuatro y cinco horas. Los pasajeros llegaban como “un gofio”, expresión que significaba
llegar lleno de polvo del camino, pues toda la vía era de tierra. A principios de los años
cuarenta se construyeron varios puentes como el de la Quebrada de Charallave, en el
sector del Placer y se mejoró la vía, lo cual redujo el tiempo de Cúa a El Valle a tres horas y
media. Fue a mediados de los años 50, durante el gobierno de Pérez Jiménez en que se
asfaltó la carretera hasta Charallave, pero el recorrido de Pitahaya a Cúa se mantuvo de
tierra. La inauguración de la nueva carretera por Quebrada de Cúa en 1.961 mejoró las
condiciones del viaje. El pasaje de Cúa a Caracas durante los años 50, 60 e incluso los
primeros de los 70 era de tres bolívares en autobús y cinco bolívares en carritos de la línea
Amigos de Cúa, cuyo terminal en Caracas era al final de la avenida Nueva Granada, cerca
de la roca Tarpeya y en Cúa en la plaza Zamora.(33)
El 1 de enero de 1.915, nace en el caserío
Sabaneta uno de los más grandes arpistas populares de Latinoamérica
FULGENCIO AQUINO.

Nace el 19 de diciembre de 1.915, en Lezama, Estado


Guárico, una educadora cuya trayectoria y ejemplo está grabada
en el Corazón de varias generaciones de cueños. Llegó a trabajar
como maestra en 1.949 a la Escuela María de Jesús Castillo. En
1.960 es una de las fundadoras del Grupo Escolar “Cristóbal
Rojas”. Hoy con orgullo un colegio de Cúa lleva su nombre:
CONSUELO HERNANDEZ INFANTE
UN CUEÑO EN LA PRIMERA ACADEMIA MILITAR

En el año 1915, el mundo se encuentra envuelto en la Primera Guerra Mundial, en


Venezuela el General Gómez consolida su poder y en Cúa el Presidente Municipal es DON
PIO ANGELINO, este cueño se había marchado muy joven a la capital a estudiar. En 1894
era cursante del primer año de derecho en al Universidad Central. El Presidente Joaquín
Crespo, con Decreto fechado el 23 de Diciembre de 1894 creo la primera Academia Militar
de Artillería que se conoció en Venezuela, Antecedente de la Escuela Militar fundada por
el General Castro. de acuerdo con las normas dictadas para regir esta Academia Militar, a
ella ingresarían jóvenes universitarios, dispuestos a servir a la Patria. Se nombró a un
Coronel francés de nombre A. Sousson como Director. Mas tarde fue remplazado por un
General alemán de apellido Von Echeremburg. La Academia se inauguró en enero de 1895
con una nomina de estudiantes universitarios a los que se confirió de entrada los grados
militares de tenientes. Entre los alumnos fundadores se encontraba el estudiante PIO
ANGELINO. (34)

Nace en el Caserío Agua Dulce, (Sacua) de ésta


jurisdicción, el 7 de agosto de 1,917 el poeta del
pueblo JUAN ALBERTO PAZ. Autor de varios
poemarios y una novela con sabor y amor por su tierra.
Nace el 3 de mayo de 1.917 en Las Mercedes de Cúa, el
consecuente dirigente de la izquierda política y líder sindical
fundador de la Central Única de Trabajadores: CRUZ
ALEJANDRO VILLEGAS SEQUERA.

Nace en Cúa el 3 de marzo de 1917, un cueño


integral, el poeta que dedica su obra totalmente a su
terruño, con un amor incomparable, JOSE RAFAEL
PALACIOS. Promotor deportivo y excelente padre de
familia, su esposa fue la recordada maestra Doña Melania
Altuve, fundadora de la escuela María de Jesús Castillo.
LA PESTE AZOTA AL PAIS 1.918

La familia Monasterios Fonseca, en su casa de Cúa, uno de sus miembros murió


de gripe española en 1918. En la foto los abuelos de este cronista Doña Reyes Fonseca
de Monasterios, Don Pancho Monasterios. Tíos: Augusto, Ángel Manuel, Francisco,
Alejandrina, Rafael y Olga.

JESUS MARIA CASTILLO, MANUEL A. CASTILLO CHAPELLIN Y JESUS MARIA QUINTERO


ejercen la Presidencia Municipal durante los años 1916 – 1917. en el año 18 le
correspondió a CARLOS CHAPELLIN.
La gripe “española”

Durante ese año aparece en el Venezuela, principalmente en Caracas, La Guaira, Valles


del Tuy , Altos de Miranda, Valencia e incluso Maracaibo, una peste o pandemia conocida
como gripe española: Esta epidemia hace su aparición por el Puerto de la Guaira y se
traslada a Caracas y sitios cercanos a la ciudad... El primero de octubre de 1918 ocurrió la
primera muerte en al Parroquia de Candelaria en Caracas, el diagnostico médico fue
muerte por gripe, pero en menos de una semana las muertes se habían extendido por
toda Caracas y había llegado al Tuy. Oficialmente el gobierno del General Gómez no
aceptaba la existencia de una epidemia, según los informes oficiales se trataba solamente
de una gripe común, sin embargo en Caracas, tuvieron que habilitar cuadrillas especiales
de mas de sesenta enterradores y no eran suficientes, se calculan mas de 5.000 muertes
En Cúa atacó con mucha fuerza y murieron más de 200 personas, se habilitó un lugar muy
lejano del cementerio, junto a lo que llamaban “el Carnero” para enterrar a las victimas en
fosas comunes, Un tío fue una de las victimas de la gripe en Cúa, la madre de la familia:
Doña Reyes Fonseca de Monasterios dispuso que su hijo fuese enterrado en casa,
violando así disposiciones legales, no aceptaba que fuese enterrado en una fosa común,
Años después, sus restos fueron colocados en una urna para que así se les diera cristiana
sepultura.
Esta pandemia que causó en el mundo más muertes que la Primera Guerra Mundial, en
Venezuela se calculan 50.000 muertes, entre ellos el hijo predilecto de Juan Vicente
Gómez de nombre Alí Gómez, A partir del año 1919 se crearon en todo en país, Juntas de
Sanidad y Socorro, para atender estos casos. En Venezuela no existía Ministerio de
Sanidad y eran pocas las ciudades que tenían Hospitales, La asistencia médica se hacía con
la visita del médico a la casa del enfermo. Se organizó por primera vez, un plan de
vacunación preventiva, Se mejoró la atención a la higiene pública, inspección de
alimentos como la carne y a la leche, que se vendían en mercados y pesas sin ningún
control y se fundó la Oficina Nacional de Salud, antecedente del Ministerio. En Cúa no
había agua potable, esta se seguía trayendo del río sin control sanitario, era agua
contaminada con anquilostomas, parásitos y años después con Bilharzia, El Paludismo, la
fiebre amarilla hacían estragos. No habían cloacas, muchas aguas putrefactas corrían por
la calles, el tifus era muy común La disposición de excretas se hacía en las letrinas de
hoyo, también en el monte y cuando llovía las epidemias y los parásitos acababan con la
población urbana y rural. Los índices de defunciones, sobre todo en niños, eran muy altos.
El promedio de vida del venezolano era de 40 años, no existían los antibióticos y el primer
hospital de Cúa se funda en 1937. (35)

NO TODO PASADO FUE MEJOR

Primera foto tomada en Cúa, ruinas del templo después del terremoto del año 1878.
Publicada en el Cojo Ilustrado en 1892. Se puede detallar el uso de la plaza como
mercado, los cerros al fondo derecho.
Mucha gente habla del pasado sin conocer , con una nostalgia por otra época, pero no
saben como era de atrasada Venezuela en aquellos años, donde ya el mundo había
cambiado, pero nuestro país estaba cerrado al progreso, el régimen ancló a la nación en el
pasado y solo con la muerte del Dictador Juan Vicente Gómez en 1935, se puede afirmar
que Venezuela entró en el siglo XX- Más grave aún, en los pueblos como Cúa en aquella
época, no había colegios públicos, solo escuelitas privadas regentadas por Maestras y
Maestros insignes como ROSARITO LUGO DIAZ, FELIPA TORO, LAS HERMANAS CASARES,
TEOFILO LEON O RAFAEL LUQUE o LAS HERMANAS PORTILLO, quienes por .el pago de un
bolívar semanal realizaban sus labores pedagógicas. La enseñanza se limitaba a escribir
leer, sacar cuentas, es decir suma, resta, multiplicación y división, también la enseñanza
del catecismo. El analfabetismo llegaba a 90 %. Quienes querían que sus hijos estudiaran
formalmente tenían que enviarlos a Caracas y no todo el mundo tenía los recursos
económicos para hacerlo. En 1.945 se fundó el Liceo EL PEREZ BONALDE, en Ocumare del
Tuy. El futuro de la juventud en las primeras décadas del siglo XX, era el trabajo duro, mal
remunerado y sin ningún tipo de seguridad social. Esa realidad socio-económica
promueve el éxodo de provincianos a la capital y empiezan así, en los años 20 a poblarse
los llamados cinturones de ranchos de Caracas. La población de Cúa durante esos años no
creció, los censos así lo indican, el Barrio El Mamón de San Agustín del Sur era
prácticamente un barrio cueño, pues la mayoría de sus habitantes venían de los sectores
más humildes de esta población...
La parroquia El Valle y el Milagro, conocido después como el Prado de María era el asiento
de la clase media cueña, que también emigró durante los años 20-30 y 40.No habían
fuentes de trabajo, ni de estudio en estos Valles Tuyeros. La dictadura gomecista había
transformado al Tuy en el gran potrero de engorde de las reses propiedad del dictador.
Nace en Cúa el 25 de marzo de 1.920 TEODOMIRO RIVERO BLANCO,
músico de larga y fructífera trayectoria, arreglista musical, Director de diversos Grupos
Corales. Con Residencia en Charallave.

Nace en Cúa ELENA QUIROBA, la primera mujer en Venezuela, conjuntamente con


Carmen Josefina Iturbe, se gradúan de ingenieras civiles en 1.944 en la Universidad
Central de Venezuela. Tiempos difíciles para las mujeres de aquellos años, donde la
cultura les imponía un rol exclusivamente doméstico.

Nace el 24 de mayo de 1.924 el Cronista de las vivencias


más sencillas y hermosas que se han escrito sobre el pasado de
Cúa: RAFAEL MARIA FUENTES GONZALEZ “El Morocho”
.

.
EL PADRE PELLIN Y GRAN LABOR

Entre los años 1921- 1923 el Presidente del Concejo


Municipal es el ciudadano Julián Heriberto Carias. El
30 de abril de 1921 llega a la Parroquia de Cúa, un
sacerdote que va a ejercer una gran influencia de carácter positivo en esta comunidad, el
PADRE JESUS MARIA PELLIN, quien con el tiempo llegaría a ser uno de los ministros mas
importantes de la Iglesia Católica venezolana, por su excelente labor sacerdotal, por su
dedicación al periodismo evangelizador, a través del diario LA RELIGION y la emisora LA
VOZ DE LA PATRIA. Hoy día el premio más importante otorgado por la Iglesia Católica a los
periodistas venezolanos lleva su nombre.
En Cúa el Padre Pellín, todavía no era Monseñor, se dedicaría con gran ahínco impulsar
la reconstrucción del Templo Parroquial, para lo cual organiza un sistema de trabajo que
venía desde la época de la colonia, llamado “Fajina”, donde toda la comunidad de Cúa
participaba en la construcción, unos cargando adobes, otros preparando mezcla, otros
armando; las mujeres cocinando. Se hacían rifas de becerros para lograr fondos, se
recaudada desde un centavo semanal por familia, hasta cientos de bolívares. Así el Padre
Pellín dio sentido de comunidad, de participación solidaria, de la búsqueda de un objetivo
común, guiado por un pastor excepcional, esa es la forma como los pueblos dan todo lo
bueno que tienen, sin egoísmos, con el entusiasmo de alcanzar una causa común. Los
pueblos necesitan de líderes que le motiven y eso ocurrió en Cúa, en los dos años en que
el Padre Pellín fue el Párroco de este pueblo.
Capilla del Caserío La Magdalena,
Jurisdicción del Municipio Rafael Urdaneta.

Además el Padre organizó unas misiones de renovación espiritual en todos los barrios y
caseríos. Le asignó nombres cristianos a muchos lugares de Cúa. Así el caserío
PARATEBUENO, según la tradición ese nombre era producto de las peleas a machete y
garrote que ahí ocurrían, desde tiempos remotos, le colocó el nombre de CASERIO LAS
MERCEDES DE CUA. Había un caserío en las afueras de Cúa que todos conocían como
COCO E MONO, el Padre Pellín le llamó SAN MIGUEL. Al caserío MAPURITE en la vía de
Tacata lo denomina SAN RAFAEL. Al caserío LA UNION le nombra como LA MAGDALENA
y a la famosa calle EL LABERINTO por los escándalos y bailes de joropos que en esa calle
se organizaban, la denomina con el nombre hermoso al culto a la Madre de Cristo, en el
Monte Carmelo: la VIRGEN DEL CARMEN. Desde esos años todos los 16 de julio se celebra
en esa calle la fiesta a la Virgen del Carmen.
El 11 de diciembre de 1923 dejo la parroquia este sacerdote, con un imborrable recuerdo
y las obras del Templo bastante adelantadas. (36)

Nace en Cúa el 3 de junio de 1.924 el Capitán de Fragata PEDRO


MEDINA SILVA. Jefe del alzamiento militar conocido como “El
Porteñazo”contra el Gobierno de Rómulo Betancourt .Fundador del
grupo guerrillero de los años 60 conocido como “Las FALN” de Venezuela.
Conjuntamente con Douglas Bravo y otros guerrilleros de la época. (37)

LLEGA LA LUZ ELECTRICA Y SE


VAN LOS FANTASMAS

Parte posterior del templo de Cúa, en


proceso de construcción 1949
.
Desde épocas inmemoriales en nuestros
pueblos la forma mas práctica de
alumbrarse en la oscuridad de la noche
era mediante velas, en algunos casos de
cebo y en otros de cera, esa luz
dependía de las posibilidades
económicas de los usuarios.
Posteriormente aparece un combustible derivado del petróleo llamado kerosén, el cual
servía para unas lámparas que hacían los latoneros de un metal suave, a la que se le
prendía una mecha. Así se alumbraban las calles de Cúa, principalmente en los días de
Semana Santa y Pascuas, (hoy llamadas navidades).Con sus tradicionales faroleros.
A finales del siglo XIX aparece un producto que popularmente le dicen carburo, el cual
produce una luz al encenderse un gas que se genera al contacto del carburo con agua, las
lámparas de carburo requerían una elaboración mas cuidadosa para lograr su eficiencia,
pues si la gota de agua era mayor se apagaba y producía un olor muy desagradable. Ese
material lo utilizaban para madurar cambures y plátanos .En algunas casas y sitios públicos
se hacían unas instalaciones de tubería, con una fuente principal para alimentar las
lámparas de gas carburo, En la casa de Don Carmelo Arteaga funcionó por ultima vez este
sistema en esta población
También por aquella época llegaban del norte unas hermosas lámparas marca “Coleman”
que utilizaban un combustible que posteriormente se haría el rey del mundo: la gasolina.
También las había de kerosén. Las de gasolina blanca alumbraban bastante, con una luz
muy clara pero eran sumamente peligrosas si no se sabia manipular, pues fueron muchas
las que explotaron causando quemaduras.
Así, entre velas y candiles trascurrían las noches cueñas, eran muy famosos los bailes o
joropos donde algún guapo de los muchos que existían en esa época, por cualquier razón
que el encontraba valedera terminaba dándole un palo a la lámpara para formar un pleito
y terminar así el baile. Esa mala costumbre dio origen a un refrán de esa época “Mas feo
que un pleito a machete en la oscuridad”.
Otra costumbre que desapareció con la llegada de la Luz eléctrica fue la de la aparición de
fantasmas, muertos o espantos como le decían entonces. En las noches después de la
cena, no había nada que hacer si no dormir o conversar. La conversación siempre estaba
matizada con cuentos de todo tipo, que producían hilaridad, pero casi siempre
terminaban con una sesión de cuentos de aparecidos, de espantos y almas en pena que
habían dejado un tesoro de hermosas morocotas de oro. Necesitaban los difuntos que
alguna persona generosa los sacara de pena encontrando el tesoro y utilizando parte de él
para ordenar en la iglesia varias novenas de misas. De esta forma, influidos por los
cuentos, los participantes veían fantasma, los cuales en realidad no pasaban de ser hojas
de plátanos movidas por el viento unidas al miedo y la imaginación o quizás un “vivo”
buscando otra cosa.
El servicio eléctrico en la ciudad de Caracas había sido inaugurado el 8 de agosto de 1897.
Gracias a la iniciativa del Ingeniero Ricardo Zuluaga Tovar, quien había constituido en 1895
la empresa ELECTRICIDAD DE CARACAS con un capital de 500.000 bolívares.
En 1921 se constituye LA COMPAÑÍA ANONIMA GENERADORA DE FUERZA Y LUZ
ELECTRICA DEL TUY, con la finalidad de suministrarles el servicio eléctrico a los diversos
pueblos del Tuy. Se montó una planta generadora, movida por las aguas (Hidroeléctrica)
usaban el caudal de la quebrada de MACAGUITA O ANIAGUA en la Hacienda Tazón de
Cúa. Los accionistas de la empresa era: Salvador Álvarez Michael (Presidente), Edgard
Sanabria, J. M: Aranda. Dr. Pedro Rafael Tinoco, Eugenio Casado y el hijo mayor del
Presidente de la Republica, el general José Vicente Gómez Bello, se nombró como
encargado a José Manuel Arocha y como mecánico al señor Arturo D’Gregorio... Este
servicio era muy irregular y eran más las veces que estaba suspendido por accidentes,
desperfectos o crecidas de la quebrada. Cuando funcionaba normalmente era en el
horario comprendido entre las seis de la tarde y las seis de la mañana.
La existencia precaria de la electricidad permitió además de tener un alumbrado publico,
manjado por un viejo farolero que con una larga vara pasaba una cuchilla y así se encendía
la luz cuadra por cuadra la posibilidad de instalar maquinarias de mayor envergadura , las
cuales trabajaban durante el día con otro voltaje, distinto al de los bombillos.
Para la década de los treinta empezó a funcionar una planta eléctrica a gasoil. Para el año
48 se instalo en Ocumare del Tuy una inmensa planta eléctrica para dar energía a toda la
zona. En año 1954, dentro del plan de electrificación de la Corporación Venezolana de
Fomento se fundó la empresa generadora de electricidad MIRANDA C.A. con 8.219
clientes en todo el estado. La planta Eléctrica con una capacidad de 5.600 KW, estaba
ubicada en Caucagua En el año 58 se fundo CADAFE y en los años 60 la energía empezó a
llegar de Represa del Gurí, hasta hoy que la empresa publica se denomina ELECENTRO.(38)
1.923 LLEGA EL VIEJO FERROCARRIL INGLES A OCUMARE DEL TUY. FUNCIONO HASTA
1.954

TOMAS HUGO QUIROBA UN PRECURSOR DE LA ECOLOGIA

1930. Paso del rio Tuy por los Claveles


(Entre Lecumberry y El Deleite). Agua clara y abundante.
En el 1924 el Presidente del Concejo era Don TEODOSIO ANGELINO, le suceden JUAN
FELIX HENRIQUEZ en 1925, GERONIMO OTAMENDI 1925. El Coronel TOMAS HUGO
QUIROBA, quien además ejercía como Jefe Civil.
La pequeña historia de los pueblos esta siempre influida por el pensamiento y las
actuaciones de los gobernantes, especialmente cuando ese pensamiento se considera
único, irremplazable y los subalternos para estar bien con su jefe, imitan las conductas y
hablan hasta imitando el tono de voz, los gestos y las actitudes del personaje en el poder.
Eso que en buen venezolano se llama “ADULANCIA”.
Esa, como vimos en la Crónica del terremoto, fue la causa por la cual la dirigencia cueña,
imitando el anticlericalismo de Guzmán Blanco, la tomaron con el Padre Céspedes hasta
obligarlo a dejar la parroquia, así surge la leyenda de la maldición del Cura.
En los primeros años del siglo XX se construye un puente y para dar un toque clásico de
adulancia criolla, se le denomina PUENTE CASTRO, quien era el caudillo de turno. Pero
cuando el compadre del General Castro toma el poder, mágicamente el nombre de Puente
Castro desaparece y en su lugar se le denomina Puente Gómez. Sería infinita la lista de
estos cambios, que en aquella época denominaban camaleónicos. La Urbanización 2 de
diciembre de Pérez Jiménez, terminó con el nombre 23 de enero. Hasta hoy en pleno
siglo XXI siguen ocurriendo estos cambios de nombre acomodaticios y complacientes a los
oídos de los gobernantes.
El caso que nos ocupa, resultó una imitación de conducta positiva para la comunidad de
Cúa. En la época del Benemérito General Juan Vicente Gómez, la naturaleza se puso de
moda, al General le gustaba el campo, le gustaban los animales, tenía un gran respeto por
lo que hoy se denomina equilibrio ecológico. La siembra de árboles que dieran buena
sombra era uno de los placeres de Gómez, al mismo tiempo era implacable con quienes
causaran daño a la naturaleza, fueron muchos los que pasaron temporadas presos o
tuvieron que sembrar miles de árboles a las orillas de los caminos, por haber cortado un
árbol sin la autorización del jefe civil.
El coronel TOMAS HUGO QUIROBA, Jefe Civil de Cúa y a la vez Presidente del Concejo,
puso el ejecútese a una ordenanza muy positiva, que castigaba con cárcel o multa a
quienes cortaban árboles sin permiso, los que botaban basura y perros muertos en las
barrancas, a los que amarraran burros y caballos en los árboles de las plazas Bolívar y
Zamora, también los que no recogieran los excrementos de burros y caballos amarrados
en los sitios permitidos.
Con el dinero recaudado por ese concepto el Coronel Quiroba le compró a la señora TULA
OSIO un lote de terreno, ubicado en la esquina de calle Comercio con la Gruta, donde se
construyó en 1937 el Mercado Municipal, En ese lote de terreno la señora Tula había
fundado el Primer cine que tuvo Cúa, con películas mudas, donde los usuarios tenían que
enviar, en horas de la tarde, sus respectivas sillas de cuero, para poder asistir a función
nocturna.
El censo de población de 1926 arrojó Cúa 2.123 casa con 11.727 habitantes y Charallave
como Municipio 906 casas y 4,471 habitantes. (39)

Nace el 10 de junio de 1.923 uno de los poetas


más importantes de la Venezuela del siglo XX.
Parlamentario de excelentes dotes de oratoria
y un político consecuentes con sus ideas de
avanzada. Preso y exilado por el régimen de
Pérez Jiménez: MIGUEL GARCIA MACKLE

Nace el 23 de julio de 1.927 la excelente actriz


de Radio y Televisión JOSEFA ROJAS (Fina)
Los Presidentes Municipales a partir de 1926 HASTA 1929 fueron TOMAS H QUIROBA,
JACINTO SILVA, FRANCISCO (PANCHITO) MANZO CACERES Y PEDRO GONZALEZ

Nace el 15 de noviembre de 1.928, el Fundador del Montepío de Abogados de Venezuela.


Gremialista, profesor Universitario, escritor y gran jurisconsulto Dr. LEOPOLDO PALACIOS.

El Párroco de Cúa en este periodo fue el Padre GONZALO MOLINA, con al cooperación
del Padre JUAN BAUTISTA MIRALLES. EN 1929, después de varios años y el esfuerzo de
toda la comunidad y de las autoridades locales y regionales, representadas por el
GENERAL JOSE ROSELIANO LUQUE, EL CORONEL TOMAS HUGO QUIROBA Y FRANCISCO
MANZO. El 17 de enero de 1929 con la presencia del Excelentísimo Sr. Arzobispo de
Caracas FELIPE RINCON GONZALEZ, se inauguró el Templo de Cúa. (40)
Santuario de La Virgan de Betania.-- Carretera Cúa San Casimiro.
EL CENTENARIO DE LA MUERTE DEL LIBERTADOR 17 DE DICIEMBRE DE
1.935.

Autoridades y personalidades de Cúa en 1930, a la salida del Tedeum conmemorando


El centenario de la muerte del Libertador. Entre otros: Pancho Monasterios, Presidente
del Concejo, el coronel Luís Espinoza Jefe Civil; Rafael Jaén; Rafael Morante; Teodosio
Angelino, Tomás Mirabal, Tomás Hugo Quiroba, Elías Acosta.
En esas fechas se empezó a preparar la conmemoración de Centenario de la muerte del
Padre de la Patria SIMON JOSE ANTONIO DE LA SANTISIMA TRINIDAD BOLIVAR Y
PALACIOS. El gobierno de la Rehabilitación, cultor de la figura de Bolívar estaba
interesado en que hasta el último rincón del país se rindiera un homenaje digno del
Libertador.
El General Gómez consideró que una de las formas de rendir homenaje al LIBERTADOR,
con motivo de la conmemoración centenaria era cancelar la Deuda Publica Externa que
Venezuela venía arrastrando desde la misma Independencia, Deuda que había generado el
incidente del bloqueo de nuestras costas en 1902. En el año 1929 la Deuda externa era de
24 millones de bolívares y la Deuda Interna de 28 millones de bolívares.
· Gómez pensaba que Venezuela mientras tuviese deudas no era completamente
independiente “Una Patria prospera y feliz esta obligada a cancelar sus deudas” La
Deuda Interna se canceló mas adelante. La realidad demostró que el período de
crecimiento sostenido de la economía del país, donde se produjo un salto
cualitativo y cuantitativo en la vida de Venezuela, fue entre 1935 a 1975. El primer
gobierno de CARLOS ANDRES PEREZ inició de nuevo al proceso de endeudamiento
que no ha parado hasta hoy. .Sin que influya en su disminución la bonanza, ni de los
altos precios del petróleo El nivel de vida del venezolano no está acorde con la
riqueza que maneja el Estado. Hoy en el año 2006 la deuda externa de Venezuela es
de 30 mil millones de dólares.

· En 1929 se iniciaron en las ciudades y pueblos del país obras públicas para satisfacer
las necesidades mas sentidas de la comunidad. Le correspondió a DON FRANCISCO
MONASTERIOS MIRABAL (DON PANCHO), Abuelo de este cronista, la Presidencia
del Concejo Municipal y como jefe civil el CORONEL LUIS ESPINOZA 1930-1931.

· El programa de actos de aquel 17 de diciembre de 1930

6.00 a. m. La Bandera Nacional a media asta


La conmemoración oficial de la apoteosis Bolivariana, habiendo izada la bandera a
media asta en los edificios públicos y casas particulares, en señal de de duelo por la
infausta rememoración centenaria.
10.00 a.m .Honras fúnebres en la Santa Iglesia Parroquial con oración sagrada
pronunciada por el Padre Juan Bautista Miralles.
12.00 m. Procesión Cívica desde la Iglesia hasta la Plaza Bolívar con el objeto de
inaugurar las obras de ornamentación hechas en la plaza por la Presidencia del
Estado Miranda General Evencio Luque
1.00 p.m. El minuto de silencio.
A la una de la tarde hora en que murió el Libertador se guardará un minuto de
silencio acordado por el Gobierno de la Rehabilitación Nacional en rememoración
exacta de la gran centuria bolivariana.
Entre las obras Inauguradas en Cúa durante el CENTENARIO de la Muerte del
Libertador 17 de diciembre de 1930 está la remodelación de la PLAZA BOLIVAR, el
BUSTO DEL LIBERTADOR que había sido donado en 1911, Centenario de La
Independencia, por el señor ANDRES LASSERES, fue recubierto de mármol grabado
con pensamientos del Libertador, se mejoraron las aceras, sus jardines y se
construyó un gazebo o tarima para uso de los músicos, que amenizaban con retretas,
los jueves y domingo para los visitantes y paseantes de la Plaza En 1950 se cubrió la
plaza con granito y los bancos también fueron sustituidos por bancos del mismo
material.. El 17 de diciembre de 1980 se sustituyó el Viejo Busto donado por el
Señor Laseres por una estatua pedestre, copia de las existentes en la mayoría de las
Plazas Bolívar del país, copias a su vez, de la existente en la Plaza de Bolívar de
Bogotá. En mi humilde opinión el Busto donado por Lasseres tiene más valor
artístico que la actual réplica existente en nuestra Plaza. Tenemos entendido que
este busto está en el despacho del Alcalde Municipal. (41)

EL PRIMER ACUEDUCTO

La iniciativa privada se hace sentir en la conmemoración del Centenario con la


inauguración del primer acueducto que tuvo Cúa (1930) es una empresa constituida por
el señor DON ELIAS ACOSTA, propietario de la Hacienda Lecumberry y el Coronel TOMAS
HUGO QUIROBA, Con tal fin, se abre un pozo profundo en una parte de la Hacienda
Lecumberry, llamado en esa época callejón del río o callejón de San José, hoy callejón de
FAACA. El agua era trasladada por tuberías a un enorme tanque de 80.000 litros llamado
la caja de agua de “muerto parado”. En ese sitio existió un cementerio y una de las tantas
epidemias de finales del sigloXIX lanzaban los muertos a la fosa, para luego taparlos con
tierra, pero uno de esos presuntos muertos, no era tal y se levantó de su tumba, así
empezaron a llamar “muerto parado” esa colina donde se construyó el tanque, el cual
todavía existe en el lugar.
El primer acueducto no tenía la capacidad necesaria para satisfacer las necesidades
de Cúa, se racionaba el agua por sectores, y a veces fallaba la energía eléctrica o se
dañaba la bomba. Cuando el Presidente de la Republica Eleazar López Contreras
visitó a Cúa en 1937, el reclamo generalizado del pueblo fue el agua. El acueducto
fue adquirido por el Estado, luego paso al INOS, años después, se construyó el
acueducto de Ocumarito para darle agua al Tuy, Hoy es Administrado por
Hidrocapital. . (42)

Nace en Mume, caserío de Cúa el 2 de abril de 1930


uno de los mayores cultores del canto y la música tuyera y central
Francisco (Pancho) Prin. Cantor y compositor

En 1930 se inicia en Cúa la pasión por el Juego de Béisbol.


1.930 los Hermanos HERNANDEZ PIÑERO fundan el primer periódico en la historia
cultural de Cúa.” El periódico Cué” Quincenario de intereses generales.

El material del periódico era eminentemente cultural, la dictadura de Gómez no


consentía ninguna manifestación de libertad de expresión, cualquier artículo
reportaje que no fuera de agrado del gobierno, significaba el cierre del periódico y la
cárcel para sus promotores. Bajo esas circunstancias la iniciativa periodística va a
durar muy poco.

LLEGAN LOS PRIMEROS RADIO RECEPTORES

Oficialmente el 11 de Diciembre de 1930 se inauguró la emisora radial


BROADCASTING CARACAS, Luego se llamaría Radio Caracas, un programación muy
sencilla con una orquesta en el estudio, esta novedad entusiasmó a los caraqueños y
al resto de los venezolanos, pues a pesar de tener apenas 100 vatios se oía
perfectamente en los valles del Tuy . Así empezaron comprar enormes aparatos
radio receptor que vendía El Almacén Americano, propietario también la emisora.
La familia y los amigos de los pocos que habían comprado el aparato, se reunían el la
sala de la casa para oír estas primeras trasmisiones entre las 6.00 p.m. y las 10
p.m.,siempre y cuando la planta eléctrica del pueblo lo permitiera.La programación
era fundamentalmente musical, con orquestas como las del maestro Bolet, Luis
Alfonso Larrain, cantantes con guitarra, un conjunto llamado Los cantantes del
Trópico integrado por el excelso guitarrista ANTONIO LAURO, EL MAESTRO
EDUARDO SERRANO, MARCO TULIO MARISTANI Y PEREZ DIAZ.
Empezaron a llegar artistas invitados como los cubanos Guillermo Portabales, el Trío
Matamoros quienes dan a conocer en Venezuela el son cubano, la guajira, la
guaracha y todos los ritmos que pusieron a bailar al país. También presentaban
artistas como Don Pedro Vargas, el Trío Calavera, Lupita Palomares, quienes nos
ponen en contacto con la música mexicana y el bolero .Había también una buena
programación de música clásica.
Los que no tenían la suerte de poder tener un radio marca RCA VICTOR,
FABRICANTES TAMBIEN DE LAS FAMOSAS VICTROLAS, o no tenían un radio marca
PHILCO, se colocaban estratégicamente en las ventanas de las casas para oír una
transmisión con mucho ruido y disfrutar de la programación.Existian unos radios
llamados de galena, pues utilizaban esta piedra mineral para sintonizar la emisora,
mediante la utilización de una bobina, fabricada con alambre de cobre, un audífono
de teléfono y dos baterías también de teléfono, se podía utilizar un techo de zinc
como antena y era muy fácil de fabricar, lo difícil era conseguir la piedra de galena.
Algunos privilegiados tenían en su casa las famosas Victrolas, para reproducir discos
de 78 revoluciones. Fue famosa en Cúa, la colección de tangos de Carlos Gardel en
discos de 78 que poseía el señor Ramón Angelino Manzo, génesis de la pasión
gardeliana que se desarrolla en este pueblo, donde hoy día tenemos una calle y una
plaza dedicada al inmortal cantante argentino. Además de una hermandad
gardeliana.

El joropo tuyero era en aquellos años en centro de las reuniones bailables de


carácter popular, sin embargo gracias a Orquestas locales como la Banda el Rosario
eran conocidos los ritmos del pasodoble y el vals criollo, los famosos merengues
caraqueños, el foxtrox norteamericano y poco a poco se introducen los ritmos del
son y el danzón cubano con discos de artistas de esa nacionalidad y con la llegada en
el año 37 de los inmigrantes cubanos y canarios a la Colonia Mendoza. El corrido
mexicano y la ranchera se imponen gracias al cine mexicano de la época. (T.O.)
ULTIMOS AÑOS DEL GOBIERNO DEL BENEMERITO.

Después de 27 años de férrea dictadura, las enfermedades empiezan a minar el


cuerpo de Juan Vicente Gomes, solo la muerte pudo terminar con el General. En Cúa
el Coronel Luis Espinoza como jefe civil y frente al Concejo Municipal estuvieron el
señor RAFAEL ANGEL JAEN (1933) El señor TOMAS MIRABAL (1934) y el Señor
JUAN BAUTISTA GARCIA CABALLERO (1935).
.. “El 17 de diciembre de 1935 a las 11,45 P: M: dejo de existir en la ciudad de
Maracay el Benemérito General Juan Vicente Gómez, presidente de la Republica. De
acuerdo al precepto constitucional, en reunión de gabinete se designo al General
Eleazar López Contreras. Ministro de Guerra y Marina para encargarse del Poder
Ejecutivo”. Así titulo el 18 de diciembre el periódico EL HERALDO. Y por primera vez
un Presidente se dirige al país, utilizando la radio. López Contreras utiliza este medio
para informar al país la noticia del fallecimiento del General Gómez y manifestar que
el orden constitucional y la paz estaban garantizados.

SE ABREN LAS COMPUERTAS DE LA DICTADURA GOMECISTA.

El primer hospital

· En Cúa asume el Poder Municipal en el mes de enero de 1936 el Señor


CARLOS E. CABALLERO. Destacado comerciante de esta localidad... En 1936-
1937 el Presidente del Concejo Municipal es el señor RAMON MARIA
REQUENA durante su gestión, siguiendo los lineamientos del gobierno del
General Eleazar López Contreras, se funda en este pueblo (1936) el primer
hospital, se le denomina Dr. Rafael Osio Osio como un homenaje al filántropo
e ilustre médico que vivió y practicó la medicina en esta ciudad a finales del
siglo XIX y principios del XX con gran vocación de servicio. Para lograr este
noble fin se constituyó en Cúa un comité presidido por el señor Ramón María
Requena, Ramón Armando Rodríguez Don Teodosio Angelino, Don Luis R.
Ramos entre otros, se adquirió por parte de la Gobernación de Miranda, la
vieja casona donde funciono el fondo mercantil denominado el Tesoro
Escondido propiedad del señor Luis Díaz El primer hospital de Cúa prestó por
muchos años, hasta 1961, un servicio eficiente para la población de la época.
El Censo de ese año 1936 arrojó para el Distrito Urdaneta 12.634 habitantes.
Tenía el hospital Dr. Osio servicio de hospitalización, maternidad, servicios
sanitarios y antituberculosos, vacunación, control infantil y de embarazadas,
un servicio nutricional para niños llamado la gota de leche. Cúa hoy 70 años
después reclama un hospital digno, ya que aquel se transformó en 1959 en
un dispensario de tipo rural. Hoy conocido como el hospitalito de Cúa, el cual
no esta a la altura del crecimiento demográfico del Municipio Rafael
Urdaneta. Tal vez los cueños no hemos tenido ni la voluntad, ni el empeño
para lograr una reivindicación fundamental en el mejoramiento de la calidad
de vida. Hoy rendimos justo homenaje aquellos hombres y mujeres que le
dieron a Cúa su primer y único hospital en el año 1936.Recordamos la
excelencia y la calidad humana de una enfermera que llegó a Cúa a
comienzos de los años 50, nos referimos a Doña María Mirabal, partera de
gran experiencia, por sus sabias manos vinieron al mundo varias
generaciones de Cueños. En años anteriores a la existencia del hospital
recordamos a la partera Doña Luisa Arguinzones. También recordamos como
ecónoma del viejo hospital a Doña Carmen Luisa Gómez Alayón.Al viejo
Alejandro Torres quien llegó como enfermo y se quedó trabajando en el
hospital, al enfermero Simón Palma de Ocumare del Tuy a la enfermera
Mercedes Belisario. Tirsa Belisario, Conchita Guitian, Rafael Bolívar Al Dr. Ruz
Velásquez, el Dr.Abigail Villalba, al Dr. Álvarez Valverde, quien además de
médico era hábil para los negocios y compró varias propiedades en Cúa,
como la Hacienda Santa Rosa, hoy Urbanización Santa Rosa.a los doctores
Telésforo Rosales, Salas, Lepage, Reyes, Jaimes, Espinoza entre otros.(43)

También las autoridades locales de ese año (1936-1937) tienen el mérito de haber
fundado el primer servicio de aseo urbano domiciliario que tuvo Cúa. La ampliación
de la red de acueducto a barrios como el Limón y la Vega y se inicio el proceso para
la instalación de la primera red de cloacas. Se construyó el primer mercado público
de Cúa, ubicado en el cruce de la calle Comercio con la Gruta... Se construyó también
el nuevo Matadero. (Foto de López Contreras y su visita a Cúa)

Ejercen la Presidencia Municipal DON TEODOSIO ANGELINO (1937-1938) El señor


DON JOSE ANTONIO RODRIGUEZ LUGO (1939) y Don LUIS RICARDO RAMOS (1939-
1940

LA CREACION DE LA COLONIA MENDOZA.1.937.

Familias de colonos. 1937

Hay un hecho muy importante en la


vida local de aquellos años, durante
el régimen de Juan Vicente Gómez,
con su insaciable terrofagia, el general y sus familiares más cercanos habían
adquirido y unido en una sola posesión decenas de fincas ubicadas entre Cúa y
Ocumare del Tuy. Esa gran posesión se conoció con el nombre de Mendoza y
pertenecía a los herederos del General Juancho Gómez, quien ejerciendo la Vice-
presidencia fue asesinado en Miraflores en 1923. A la muerte del Presidente Gómez
se inicia un jucio de expropiación y todas esas tierras pasan a manos de la nación
venezolana.
En esas tierras, de acuerdo a los planes de poblamiento del gobierno de López
Contreras, a través del Instituto de Inmigración y Colonización se funda la COLONIA
AGRICOLA DE MENDOZA, con familias cubanas y canarias que llegan a esta zona en
1937.Eran 55 familias entre otras recordamos a los Armas,los Gómez, los Dorta, Los
Pérez, los Hernández, Los Expósitos, los Calero, los Monsantos entre otros Ese
mismo año se inaugura el sistema de riego del Tuy, con su boca toma conocido como
la represa de Marín y un canal de riego por gravedad que abarcaba las zonas
agrícolas desde Cúa hasta Ocumare. Esta iniciativa del Gobierno del General López
Contreras transforma económicamente la región, reafirmando la condición agrícola
de la zona, como el granero y despensa de Caracas, con una gran producción
agropecuaria que se mantendrá hasta los años 60 al 70, en que la presión urbana
empieza a cambiar el uso.de la tierra.
La dictadura represiva de Gómez murió con
el general, empieza poco a poco a ceder
espacios a los movimientos políticos que
venían desde las luchas del año 28. Sin
embargo quedan restos del régimen
anterior, en especial contra los
movimientos de tinte comunista y
socialista El sistema electoral vigente
durante el período postgomecista era muy
interesante, se elegían los concejales, éstos
elegían a los diputados regionales, éstos a los Senadores y Diputados por
circunscripciones estadales y a su vez los diputados y senadores elegían al
Presidente de la República. No existía el voto directo de los ciudadanos, Las mujeres
no tenían derecho al voto, tampoco las analfabetas. En los pueblos seguían
dominando y abusando los llamados Jefes Civiles, es decir que Gómez había muerto
pero su espíritu, sus usos y costumbres seguían vigentes, un gomecismo sin Gómez.
En Cúa el gran jefe de estos años fue un señor llamado Félix Sosa. Sin embargo es
justo señalar que el Presidente López Contreras hizo un gran esfuerzo para superar
esta situación, a pesar de ser un General en Jefe se despojó de su uniforme militar
para potenciar la vida civil. Redujo el período de su mandato, de 7 a 5 años. sin
reelección. Se inicia un plan de obras públicas para modernizar el país y se inicia la
institucionalización del Estado. Se promueve la educación en todos sus niveles. Se
funda el Instituto Pedagógico Nacional y las escuelas normales para la formación de
maestros y maestras Se funda la primera oficina del Trabajo y se desarrolla el mejor
plan sanitarista que ha tenido Venezuela, para erradicar epidemias como el
paludismo y la fiebre amarilla que venían desde mucho tiempo atrás. Se nacionalizan
los ferrocarriles y puertos.
También inicia un plan de giras Presidenciales por todo el país, para conocer
directamente de la voz del pueblo sus principales necesidades. El presidente López
visita a Cúa en el año 1937 y el clamor del pueblo fue la falta de agua. También se
logro la creación de la Escuela Federal Ezequiel Zamora para varones,
posteriormente la escuela Maria de Jesús Castillo para hembras, con un plan de
estudios hasta el sexto grado. (44)

1.936 se funda el periódico “LA VOZ DE CUA” por J. R. FERNANDEZ


Nace el 20 de octubre de 1.937 ANGEL CUSTODIO SERRANO M. (MIGUEL).El primer
maestro normalista graduado nacido en Cúa. Psicólogo y Coronel del Ejercito
venezolano .Muerto prematuramente cuando la Patria esperaba de él mejores
frutos.

EL PALACIO MUNICIPAL DE CUA.

El Plan de San José donde se construyó el palacio municipal, al fondo se ve la plaza


Bolívar (Esquina izquierda). Se hacían las terneras en las fiestas patronales. Foto del
año 1930
Palacio Municipal de Cúa 1944, las calles eran de tierra

Palacio municipal de Cúa, compartía con la prefectura, se puede ver el busto del
general José María Carreño, hoy en plaza en el sector del matadero.
Foto de 1981.

Los sueldos en aquellos años

En el año 36 regresa a Cúa el Padre Gonzalo Molina, quien dedicó todo su esfuerzo
en construir una nueva casa parroquial, ubicada frente a la Iglesia en la calle Zamora.
El terreno fue donado a la Parroquia por Don Martín Rodríguez. Como maestro de
obras trabajó un conocido albañil de la época, el señor Silvino Mijares. Esa casa
parroquial estuvo al servicio de los párrocos de Cúa hasta el año 1961 en que se
terminó la casa parroquial anexa a la parte posterior de la Iglesia. Hoy día esta
antigua casa parroquial funciona El Centro Comercial Nazareno.
Don AGUSTIN ARNAL, DON CARMELO ARTEAGA Y DON EMILIO CESAR PERDOMO
ejercen la Presidencia Municipal durante los años 1940 y 1941, les corresponde
participar en las primeras elecciones para elegir concejales y el cambio del gobierno
del General López Contreras al General Medina Angarita... Entre los concejales
electos además de los nombrados podemos recordar a Don Humberto Caballero, a
Don Rafael Ángel Jaén, a Don Ernesto Guardia, a Don Manuel Vicente Monasterios
Fonseca y a Don Alejandro Lostte.

Palacio Municipal en la actualidad. Foto 2010

H.R. ROMAN funda en Cúa el periódico “CHICURA”, de tendencia


izquierdista, en 1.943

Esta representación municipal se empeñó en construir el Palacio Municipal o Casa de


Gobierno, como le nombraban en aquella época, a tal fin se acondicionó el viejo plan
de San José, lugar de reuniones públicas donde se hacían las terneras y se jugó el
primer partido de béisbol en Cúa en 1.930. Después de cierto tiempo se inauguró en
1944, estaba dividida en dos áreas, en una funcionaba la sala de sesiones, la
administración de rentas y el despacho de la Secretaria y Presidencia y la otra
quedaba hacia la calle José Maria Carreño, donde funcionaba la Jefatura Civil, la
Comandancia de Policía y en la parte interior los calabozos, había un calabocito
aparte, muy pequeño que llamaban “el tigrito” Al lado se inauguró un parque
infantil, para diversión de los niños. En aquellos años en cargo de concejal era
prácticamente ad-honorem pues se le cancelaban 50 bolívares por reunión y el
sueldo del Presidente llegaba a 400 bolívares, El Jefe Civil ganaba 500 bolívares y una
secretaria 200 bolívares mensuales.Tambien es cierto que un kilo de carne de
primera costaba 1,25 bolívares, un kilo de caraotas 0,75 y el alquiler de una casa
amplia y bien situada no pasaba de 50 bolívares. Resultaba muy caro para la época el
pasaje a Caracas en 5 bolívares, pues a ese precio estuvo hasta los años 70.Se podía
cancelar un recibo de energía eléctrica por 4 bolívares y de agua 2 bolívares.
El censo de de 1.941 establece una población de 12.466 habitantes y Charallave
5.521 habitantes.
DON LUIS D’IMPERIO, RAFAEL ANGEL JAEN Y DON ARTURO BORGES ejercen la
Presidencia Municipal durante 1942- 1944 y 1945 respectivamente
.
Nace el 7 de enero de 1.941, el excelente pintor, poeta, ensayista, maestro
nacional de ajedrez. Historiador y cronista ROGELIO BIANCO DIAZ.

Nace en Cúa el 12 de diciembre de 1.944 el pintor OMAR ALMEIDA, participante de


innumerables exposiciones, Director fundador de la escuela de pintura Cristóbal
Rojas en 1972
LA REVOLUCION DE OCTUBRE.

El 18 de octubre de 1945 el Partido Acción Democrática y las Fuerzas Armadas


conspiran y organizan un golpe de estado y derrocando al gobierno del General
Medina Angarita, se conoce este movimiento como la “Revolución de Octubre”a la
cabeza de la Junta Revolucionaria de Gobierno estaba el Señor Rómulo Betancourt,
líder de la generación del 28 en las luchas contra Gómez.
Mucha gente recuerda entre los lideres locales de este movimiento al señor Luis
Lara, al señor Arturo Borges, señor Luis Moreno, el señor Domingo Isturiz, al señor
Prospero García, a la educadora Margarita Delgado Noguera., entre otros y otras.

Nace en esta población la primera venezolana contratada para actuar el cine


norteamericano (Hollywood) IGNACIA FARIAS.

Nace 1.945 en Cúa, uno de los pintores de mayor


proyección nacional en la Venezuela contemporánea: SAMUEL BARONI.

Durante los años 47 y 48 el Presidente Municipal fueron los señores: PEDRO


RODRIGUEZ VELDIVIESO Y LUIS LARA.
El Dr. Leopoldo Palacios y Don Luis Ricardo Ramos fundan en 1.948 el periódico
local “El Orientador”

Nace en Cúa una gran educadora


que escribió un libro lleno de esperanzas y hermosas vivencias, sobre la
enfermedad del cáncer en el seno.”EL SENO LUMINOSO” Una obra
reconocida de proyección continental: BELEN SANTAELLA ALVIS.

EL TRIENIO ADECO. 1.945-1,948 La intolerancia y la violencia


en la Plaza de Cúa. (Tradición oral)

Por primera vez en la historia de Venezuela llega el poder un partido político con
programa modernizador que incorpora a las masas otorgándoles a todos los
venezolanos mayores de 18 años, su derecho al voto. Por primera vez las mujeres
pueden votar El pueblo encontró en los adecos a unos lideres que hablan su propio
lenguaje.Un civil es por primera vez presidente en el sigloXX. También se generaron
durante el trienio fuertes tensiones. Se inició un proceso de erradicación del
latifundio, se invadieron fincas, para repartirlas entre los campesinos.
También se fundaron partidos con otra visión y otro programa como el Partido Social
Cristiano COPEI (Comité Organizado Político Independiente) en 1946.por el Dr.
Rafael Caldera Se fundó un partido de tendencia social de centro, cuyo líder máximo
era el Dr. Jovito Villalba: Unión Republicana Democrática (U.R.D.).
Los adecos desarrollan una práxis política caracterizada por el sectarismo. El partido
COPEI en Cúa tenía su dirigencia y sus militantes, recordamos al señor José A.
Omaña, quien ejercía la profesión de odontología, el señor Don Carmelo Arteaga, a
Doña Vestalia de Rodríguez y otros. Pero cada vez que salían a la calle los
capeyanos, los adecos les lanzaban piedras, les saboteaban sus mítines con palos En
el año 1947 recién fundado el partido, se organizó en la Plaza Bolívar un acto
político, cuya principal figura era el Dr., Patrocinio Peñuela Ruiz. Entre los adecos
inconformes, dispuestos a terminar el mitin copeyano estaba un personaje muy
popular en Cúa, que durante toda su vida vendió las escobas y los escobillones de
Quebrada de Cúa el famoso “Viquiyai” si lo nombramos por su nombre nadie sabe
quien fue ,En pleno mitin, los oradores estaban en la vieja tarima para los músicos,
construida en el año 30,y empezaron los ataques contra la Junta de Gobierno,
Presidida por Don Rómulo Betancourt .Entonces “Viquiyai”, tal vez alguien le
mandó, se acercó a donde estaba un connotado dirigente copeyano local y le asentó
un garrotazo por la cabeza, le rompió el cráneo y así terminó la actividad política de
los socialcristianos en la plaza. Esto es una demostración que el sectarismo y la
intolerancia política también tienen sus raíces.
Durante aquel trienio se fundó la Escuela María de Jesús Castillo, dirigida por doña
Melania de Palacios para la educación femenina, pues la Escuela Federal Zamora era
para los varones
Las elecciones del 47 las gana Acción Democrática con su candidato el escritor Don
Rómulo Gallegos 871.752 votos.El Dr. Rafael Caldera el candidato de COPEI 264.204
votos y el Dr. Gustavo Machado del Partido Comunista 36.564 votos.

Nace en Cúa. NESTOR CHAVEZ G .Periodista de amplia trayectoria nacional,


destacada labor en la proyección de los valores cueños.

Nace en Cúa el poeta Luis Rojas, caracterizado por un verso de gran sensibilidad y
cariño por esta tierra tuyera.
SE PONE FIN AL EXPERIMENTO DEMOCRATICO
.
El gobierno de Gallegos solo durará 9 meses desde febrero del 48, hasta el 24 de
noviembre de 1948. Los mismos militares que llevaron AD al poder en el 45,
adelantan un golpe de estado.desconociendo la voluntad popular y asumiendo el
control total del país. El presidente de la Junta Militar de Gobierno el Coronel Carlos
Delgado Chalbaud, coronel Marcos Pérez Jiménez y coronel Luis Felipe Llovera Páez
como miembros.
Ejerce la Presidencia del Concejo Municipal de Cúa Don ANTONIO MIRABAL en
1949. y durante el año de 1950 Don MIGUEL BERNARDO ROJAS. Durante estos años
se inicio el proceso de instalalación de la red de aguas negras, construcción de aceras
y posteriormente se pavimentaron a las principales calles del pueblo.
En el año 1950 se realiza un censo nacional de población y producción agrícola y el
Distrito Urdaneta tiene 18.500 habitantes y Cúa 11.725 habitantes. Se necesitaron
72 años para que el Distrito tuviese la población que tenia en 1878, antes del
terremoto.

Nace en Cúa el máximo intérprete del cuatro como


instrumento musical, proyección magistral de la música: MARTIN OLIVEROS
AYER CUA PRODUCIA MÁS ALIMENTOS QUE HOY.

Desde el punto de vista agrícola y pecuario, se inicia el proceso de modernización de


las haciendas productoras de leche, con la instalación de ordeñadoras mecánicas y
refrigeración de la leche. Recordamos a la Hacienda Tazón, la Hacienda Buena Vista,
la Hacienda Piñango, la Hacienda Lecumberri entre otras. En Cúa habían en 1950
1241 haciendas o fincas, de las cuales, de las cuales 47 se dedicaban a la producción
agropecuaria, con unas 10.265 cabezas de ganado, con una producción de leche de
13.200 litros diarios aproximadamente.Habían en las granjas avícolas 94.414 aves. Se
producían marranos en un número de 6.102.También 749 chivos. 747 caballos, 407
mulas y 2.514 burros. Había 1291 colmenas para la producción de miel.
La producción de cacao había desaparecido totalmente y la de café se había
reducido a 85.820 kilogramos. Se producían 3.775.930 millones de kilogramos de
maíz. 384.506 kilogramos de caraotas, 9.400 kilos de arroz. Se dedicaban 170
hectáreas a la producción de caña de azúcar con una producción de 16.500.000
millones de kilogramos. Se producían 6.000 kilos de papas. 3.170 kilos de tabaco y
40.803 kilos de maní. Si hacemos una comparación con la producción actual, con casi
200.000 habitantes, podemos deducir de donde proviene nuestra pobreza, la
marginalidad, la delincuencia y todos los males que tiene la zona. No hay producción
alimenticia, todo viene del mercado capitalino. Llegamos al extremo de no sembrar
en los patios y corrales, ni una mata de limón y preferimos un refresco artificial,
elaborado con química, a una refrescante limonada natural.

Desde 1.948 a 1.952 el Párroco de Cúa es el Padre Salvador Gálvez.

Entre los años 48 y 50, las Rokolas con discos de 78 r.p.m empiezan a repetir hasta el
cansancio “La Mucura”. “El Caimán” Aquella ranchera “Tú, sólo Tú” y el bolero “Dos
Gardenias”. Con ese nombre designan el bar, que años después perteneció a Miguel
Borrajo y Señora.
Se inicia un proceso que podríamos llamar de verdadera integración, entre dos
mundos, la Segunda Guerra mundial había devastado a Europa y miles de españoles,
portugueses,italianos,franceses, gente de varias nacionalidades se vieron obligados a
emigrar, buscando nuevos horizontes para su vida y la de su familia

LA INMIGRACION ITALIANA

El señor Salvador Minicozzi en su carpintería casa de las Poleo. Foto 1956

Venezuela era un polo de atracción para la inmigración, la estabilidad económica


producto de la producción petrolera. El valor de la moneda venezolana con relación
el dólar y la amplitud del venezolano para recibir sin discriminaciones al extranjero.
Venezuela tenía uno de los mayores ingresos per cápita del mundo. Además el plan
de obras públicas del gobierno, hacían necesaria la presencia masiva de mano de
obra calificada.
Los barcos zarpaban de los puertos europeos con sus cargamentos de esperanza, de
Italia, de las regiones de Sicilia, de Puglia, Veneto, Campania, de Abruzzo y otras
zonas arriban los italianos. En 1949 llega Cúa el señor Antonio Minicozzi. En Don
Antonio podemos encontrar el paradigma de la mayoría de italianos que empiezan a
llegar masivamente al país: Trabajadores, ahorradores, organizados, gente honesta,
con gran iniciativa, dispuestos a trabajar en lo que sea, sin flojera para salir adelante.
Además con un bagaje de conocimientos técnicos y artesanales, muy necesarios
para el desarrollo de Venezuela.Muchos italianos que llegaron a Cúa, salían por los
campos, con maletas al hombro, vendiendo telas, ropas zapatos. Recordamos a
Octavio Romanelli, Miguel Videta y Rosario Yemola entre otros. Don Antonio logró
montar una Zapatería, donde se fabricaban calzados de muy buena calidad y un
modelo de botas, muy elegante que le gustaba a mucha gente, principalmente a los
ganaderos de la región. Esta especialidad le dió la oportunidad de tener una gran
clientela y con sus ahorros compró la vieja casa de dos plantas, cuya construcción
era anterior al terremoto, la cual estaba en ruinas desde hacía muchos años. Allí con
gran esfuerzo construyó un Edificio de tres plantas, una verdadera novedad para la
época en la región. Esta iniciativa, audáz en su momento, coloca a Don Antonio en la
dimensión del visionario que llega al país, no solo para hacer dinero y marcharse,
sino para echar raíces en la nueva tierra y además sus hijos Salvador y Miguel se
casan con cueñas y hoy la familia Minicozzi es cueña por amor al terruño y
venezolana de corazón. Lo mismo podemos afirmar de muchos italianos que llegaron
a Cúa en diversas épocas, con variados oficios: Comerciantes, empresarios,
constructores y profesionales, como el caso de Mario Angelio quien construye en la
calle La Florida de Cúa la primera platabanda con técnica de nervadura.
Posteriormente en 1.954 construye con la misma técnica una casa de dos plantas en
la Resbalosa propiedad de la familia Duc Estos italianos aportaron lo mejor de su
existencia a este pueblo, sembrando familias y generando bienestar. Algunos de los
apellidos de origen italiano que han quedado unidos a la cueñidad: Pacífico,
Garófalo, Videtta, Romanelli, Iemola, Savarese, Murgo, Calvo, Ienma, Carruli,
Valetta, Rinchi, Biselo, Martinelli, Vassallo, Mancín, Ferro, Quintiliani, Poeta,
Venturelli, Trotta, Fabri, Oddi, Santoro, Belloto, Peluzzo y otros.
Especial atención en materia de proyección y modernización de Cúa merece el
empresario-constructor Michele Ferro de Lisa, quien llega a Venezuela en los
primeros años de la década de los cincuenta, después de pasar muchas experiencias
que lo vinculan al desarrollo habitacional, es invitado por su amigo Octavio
Romanelli a invertir en Cúa. Es así que en la década de los 70 inicia Michele Ferro el
mayor proceso de transformación urbana de la historia de este pueblo. Construye
tres torres con 224 apartamentos en el edificio la Vega, inaugurados en el año
1973. En el terreno de la vieja tejería de Cúa, propiedad de la familia Parejo, Ferro y
su socio Rodríguez construyen las torres del edificio El Parque con 180
apartamentos.
En las tierras de la antigua hacienda San José, conocida después con el nombre de
Quebrada de Cúa, se construyen las Residencias Italia, Alemania. La Suiza.,
Venezuela, Araguanaey, Argentina, Ana María y el Edificio El Carmen, con
apartamentos de 118 metros cuadrados, cuatro habitaciones, 2 puestos de
estacionamiento. Ascensor en la puerta. Lo más lujoso que se ha construido en los
Valles del Tuy. Michele Ferro edificó en el sector El Bosque o Quebrada de Cúa
apartamentos, lo cual representó para la época casi el 20 % de la ocupación
habitacional de Cúa, Además urbanizó 30 quintas en el mismo sector. También
construyó el Centro Comercial Industrial Aparay, donde hoy funcionan los locales de
Instituciones Municipales como la Oficina de Catastro y la Dirección de Hacienda
Municipal. El Registro Subalterno de Urdaneta y Cristóbal Rojas y el Juzgado del
Municipio.Es imposible hablar en una crónica del crecimiento urbano de esta zona
del
.
Sociedad del Santo Cristo de Cúa. Años 30
Parados: Carmelo Arteaga y Cruz Alejandro Villegas. Sentados: Panchito Manzo, Luís
Díaz Milano, Antonio Mirabal, Luís Lara, Hernández Piñero.

Hacienda Marín, donde se fundó por primera vez la población de Cúa.


Antiguo puente sobre El Tuy, al fondo se ve el torreón de la hacienda

Foto de la década de los años 30

Torreón de la Hacienda Marín Foto año 1980


Foto de la Hacienda Marín publicada en el Cojo Ilustrado año 1892.

1950: AÑO DEL MAGNICIDIO

Teniente Coronel Carlos Delgado Chalbaud


El 13 de noviembre de 1.950, se comete el magnicidio del Comandante Carlos
Delgado Chalbaud, Presidente la Junta de Gobierno y se desata una fuerte
persecución contra los militantes A.D. y el Partido Comunista.
Se inicia en 1951 la construcción de la llamada “Recta de Marín” para empalmar con
el puente sobre el río Tuy, el cual se construiría en 1952, para sustituir el que se
construyó en las primeras décadas del siglo XX. Al pie de ese viejo puente instaló un
negocio de víveres el recordado comerciante Don Régulo Tovar, antes de ubicarse en
la plaza Bolívar.
También se le moderniza al estilo de la época el piso y los bancos de la Plaza Bolívar.
Con granito pulido, hasta la remodelación hecha por la Administración Municipal del
Dr. Antonio Requena Padrón, con un diseño de su hermano Arquitecto Jesús
(Chucho) Requena Padrón, en los primeros años de la década de los ochenta. En los
años 50-55 la demanda de arena lavada para la construcción incrementa y se
amplían y fundan varias areneras al borde del Tuy. En lo que hoy es la Urbanización
Lecumberry, funcionó una de las areneras más grandes, propiedad de Don Eugenio
Mendoza. La carretera a Caracas siempre estaba llena de grandes camiones, en su
mayoría Fiat, cargando arena, esta vía todavía era por el sector de Mume, pasando
por Pitahaya. Hasta 1961 en que se inauguró la actual carretera por Quebrada de
Cúa, hoy insuficiente para el tráfico vehicular, reclamando su ampliación, con una
avenida ínter comunal.

LOS TERRENOS DE APARAY 1952

En 1954 Se inicia el proceso para transferir al Distrito Urdaneta un lote de terreno


de unas 12 hectáreas aproximadamente, para que el pueblo pudiera ampliarse. El
Instituto Agrario Nacional cede este lote de terreno perteneciente a la antigua
Hacienda San José, conocida para la época con el nombre de “Quebrada de Cúa”,
cuyos linderos partían de la Calle El Cementerio, subiendo hasta Pinto Salinas,
siguiendo hacia el Polideportivo de Aparay, llegando hasta la Empresa
PAVCO,siguiendo por la Estación de Servicio Aparay, pasando por el Banco de
Venezuela, Centros Comercial Aparay, Depósitos del antiguo MOP, Actual Mercal,
hasta llegar nuevamente a la calle El Cementerio.( Limites actuales)
Este lote de terreno lo tenían casi vendido a una empresa urbanizadora, por 14
céntimos de bolívar el metro cuadrado, toda la operación estaba lista, sólo faltaba
firmar en el Registro Subalterno, pero en las elecciones de diciembre de 1958, ganó
a nivel municipal, en Cúa, el partido URD . De 7 concejales obtuvo 5, COPEI 1 y A.D. 1
Las nuevas autoridades, consideraron el negocio con la Urbanizadora era
totalmente irregular, perjudicial para los intereses del Municipio. Por el precio
irrisorio de las tierras, por privatizar la única posibilidad de construir obras y
viviendas de interés popular. El negocio es rechazado y la nueva municipalidad del
año 1959, asume directamente el proceso urbanizador. Se construyen casas de
interés social en la calle El Cementerio y Pinto Salinas, vendiendo los lotes
directamente a los interesados, a un precio muy económico. Se inicia la construcción
del Polideportivo. Se traslada el MOP, al terreno frente al Centro de Salud. Se instala
la primera industria del período de desconcentración (1959): Tubensplast. También
se construye la Estación de Servicio de Aparay. De esta forma se logró salvar para el
interés del Municipio estos terrenos. (45)

EL F. E. I GANA LEGALMENTE ELECCIONES EN CUA

1.952
Gracias al sentido de conservación de documentos históricos que tiene un cueño
integral como es Jesús Pérez Uzcanga, quien saca de sus archivos y pone en mis
manos el programa de visitas efectuadas por la Junta de Gobierno de los “Estados
Unidos de Venezuela”. Así era el nombre de nuestro país hasta 1.953 en que cambia
por el de Republica de Venezuela. Nombre que dura hasta 1.999 en que la Asamblea
Constituyente le agrega un adjetivo para llamarle “Republica Bolivariana de
Venezuela”.
El programa de visitas de la Junta de Gobierno, integrada por el Dr. Germán Suárez
Flamerich, un abogado que sustituye al asesinado comandante Carlos Delgado
Chalbaud, en la Presidencia, a los tenientes coroneles Marcos Pérez Jiménez y Luis
Felipe Llovera Páez, por los Valles del Tuy y altos Mirandinos, el domingo 19 y lunes
20 de octubre de 1.952. Indudablemente era una gira electoral para promover a los
candidatos del Frente Electoral Independiente F.E.I. a la Asamblea Constituyente a
elegir el 30 de noviembre de 1.952. El programa evidencia en su contenido una
frialdad total, pues se según se desprende del texto todos los pueblos tenían
idéntico programa: “Honores a la Junta de Gobierno. Recibimiento por las
autoridades, Concentración popular en la plaza Bolívar. Palabras de salutación y
entrega de acuerdos declarándolos huéspedes de honor. Entrega de la llave de la
ciudad... Terminando con copa de champaña obsequio del comercio y la sociedad,
en caso de Cúa se efectuó, el brindis, en los locales del comedor escolar ubicados en
la calle San José, hoy frente a ferretería Iván.
Es interesante destacar que el miércoles 22 de octubre de 1.952, dos días después
de terminar esta gira, es asesinado por la Seguridad Nacional, la policía política del
régimen, al Dr. Leonardo Ruiz Pineda. Secretario General de A.D. en la
clandestinidad. El hecho ocurre en una calle de San Agustín del Sur. En un montaje
fotográfico presentado en la prensa de la época, se acompañaba al cadáver del líder
político con botellas de licor y armas, pretendiendo manipular a la opinión pública.
Un crimen que torció la historia de Venezuela. Faltaban 40 días para las elecciones.

En Venezuela de 1.952 los partidarios del General Marcos Pérez Jiménez,


encabezados por Laureano Vallenilla P. fundaron un movimiento político, para
apoyar al régimen, en las elecciones de la Constituyente, que se realizarían el 30 de
noviembre de 1.952.El partido se llamó el F.E.I. (Frente Electoral Independiente). La
gente le decía “la Arepa” por la forma redonda de la tarjeta lectoral. El Gobierno
organiza un fraude y le arrebata mediante un golpe de estado la mayoría a U.R.D. El
Consejo Supremo Electoral, renuncia en pleno, por no prestarse a semejante
usurpación, esto ocurre el 2 de diciembre de 1.952. La Asamblea Constituyente mal
electa, pues los pocos miembros que logró la oposición fueron exilados o presos. El
Alto Mando militar determinó que las elecciones fueron influidas por A.D. y el
Partido Comunista, movimientos que estaban execrados y perseguidos.
Pero en la población de Cúa, los partidarios del régimen no tuvieron necesidad de
hacer fraude. Pérez Jiménez ganó legalmente las elecciones para Diputados a la
Asamblea Constituyente, es un caso atípico pues en el resto del País los candidatos
Perejimenistas perdieron. El golpe seco colocó a Pérez Jiménez como Presidente de
Venezuela hasta el 23 de enero de 1.958...
En el año 1951 ejerce la Presidencia del Concejo el Señor FRANCISCO (PACO)
CABALLERO. En el año 1.952 el Señor OSCAR ACOSTA QUIROBA y durante 1.953 el
señor RAFAEL SERFATY SANANES, quien también ejerció el cargo de Síndico
Procurador. En el año 1.952 llegó a Cúa el Padre Crescencio Torrealba quien estuvo
como Párroco hasta 1.959.

NACE EL 26 DE MARZO DE 1953 BAUDILIO JOSE


DIAZ SEIJAS, EL MAS IMPORTANTE Y DESTACADO CUEÑO EN LA HISTORIA
DEPORTIVA LOCAL. POR SU TRAYECTORIA EN LAS GRANDES LIGAS DEL BEISBOL
NORTEAMERICANO Y SUS “RECORDS” EN LOS CAMPEONATOS DE LA PELOTA
NACIONAL.

EL PRIMER TELEVISOR 1.953


El primer canal de televisión que salió al aire en Venezuela fue la Televisora Nacional
canal 5, propiedad del Estado Venezolano. La figura de el Presidente la República,
Coronel Marcos Pérez Jiménez, inaugurando la Planta ubicada en una colina de las
Acacias en Caracas, fue vista por quienes habían comprado su televisor “Admiral” o
“Motorola”, fabricados en USA, con enorme mueble de madera fina y pulida.Esto
ocurrió el 22 de noviembre de 1,952. una semana antes del fraude electoral.
Iniciando transmisiones regulares en Enero de 1953. La cobertura de esta televisora
inicialmente, alcanzaba el Valle de Caracas,se iniciaba a las 6 de la tarde y cerraba a
las 12 de la media noche.El 4 de mayo de 1953 inicia trasmisiones por el canal 4 la
estación televisiva llamada “Televisa”. Propiedad del señor Gonzalo Veloz Mancera.
La cobertura de este canal llegaba a los alrededores de Caracas, como Los Teques,
Guarenas y Valles del Tuy, con una señal muy débil
Radio Caracas Televisión inicia trasmisiones, inicialmente por el canal 7 y después
por el canal 2 el día 15 de noviembre de 1954.Este canal tenía mayor potencia y se
podía ver con más claridad.
El primer televisor llega a la Hacienda Tazón de Cúa, propiedad de Don Henrique
Lander y del señor William H. Phelps, propietario también de Radio Caracas
Televisión, a finales del año 1953. Para poder ver las trasmisiones, colocaron la
antena a varios centenares de metros de la casa, en una colina descubierta, adosada
a un enorme poste de madera. La primera imagen que se vió fue un cartón que
colocaban antes de iniciar transmisión, con unas rayas y un círculo con el número 4,
amenizado con un merengue caraqueño, interpretado por Vicente Flores y sus
Llaneros.
Posteriormente empezaron a llegar televisores a las casas de Cúa, lo que era una
novedad que reunía amigos y vecinos para ver los programas. En muchos casos había
que adivinar, pues se veían más las rayas que las imágenes. Así llegó la televisión y
muchos otros artefactos que señalaban el camino de la modernidad. (T.O.)

CUA CONTINUA SU RUTA DE PROGRESO.

La llamada Iglesita de Cúa, hoy está la Gruta de Nuestra señora de Coromoto. Foto
años veinte.
En el año 1954 ejerce la Presidencia del Concejo Municipal Don LUIS RICARDO
RAMOS. En 1955 el señor JOSE MANUEL MEDINA SERRANO y desde finales de 1955
a enero de 1958 el señor HERIBERTO BELLO GARCIA La jefatura Civil la ejerce el
señor LUIS SOSA.
Vista de La Gruta Nuestra Señora de Coromoto en la actualidad, en épocas pasadas
estaba como en la foto anterior, una iglesia pequeña terminada a comienzos del
siglo XX.

Durante estos años se construye “La Gruta de Nuestra Señora de Coromoto”, en el


sitio donde se había construido un pequeño templo, después del terremoto de 1878.
La construcción de la hermosa Gruta, contó con la iniciativa y cooperación de Doña
MARIA HERMINIA RAMOS DE VENEGAS, hermana de los Ramos Rangel. Es una obra
muy importante para Cúa desde el punto de vista arquitectónico y religioso, sin
embargo no se ha hecho el mantenimiento necesario y con muy poco uso.
Frente a la Gruta de Nuestra Señora de Coromoto se funda el primer colegio privado
de Cúa “El Alberto I. Padra”, iniciativa de las hermanas Morales Blanco.

EL club SOCIAL ZAMORA 1.955

Foto del equipo de bolas criollas en el año 1959


La necesidad de tener un lugar para la distracción, el entretenimiento y práctica
deportiva incentiva a varios ciudadanos a tomar la iniciativa de fundar una
agrupación a la que denominan “Club Social Zamora de Cúa”El señor Dilio Alfonso,
comerciante establecido en esta población, conjuntamente con el señor Heriberto
Bello, el señor Carlos Mendoza, el señor José Guzmán, el Dr. Rizzo Vargas y el señor
Arturo Borges, construyen la primera Junta Directiva, el 5 de febrero de 1955. Fue su
primera sede, una casa ubicada en la Plaza Zamora, donde posteriormente construye
su casa de habitación y negocio el señor Miguel Pacífico.El primer administrador del
Club Zamora fue el señor Luciano García, quien posteriormente sería el propietario
del Bar Continental, “el santuario del tango”.
De izquierda a derecha de pie: Pablo Guitian, Régulo Tovar, José Guzmán,
El “Pollo” su esposa, Natalio Maurell, Paco Caballero, Dr. Rizzo, Antonio
Mirabal, el teniente Juan Martínez, Eleazar Gómez.
Agachados: Israel Pacheco, Carlos Marín, Rómulo Liendo, Oscar Caballero,
Quintín Olivo, Claudio Peña, Tulio Marín.

En septiembre del 1955 se muda a una casa ubicada en la calle José María Carreño,
actual casa de los hermanos Duc Laseres, figura como Administrador el señor
Enrique Duc. En 1957 continua sus mudanzas a una casa donde hoy está el colegio
José María Carreño, posteriormente a la Plaza Bolívar, casa de los Requena. Hasta
1959 en que ubica en la casa de los Acosta Quiroba de la calle Comercio.Allí estará
hasta su desaparición en 1982.El administrador del Club por más de 20 años fue el
señor Israel Pacheco.
Israel Pacheco, Luis Palacios, Apolinar Landaeta, Pedro Padrino.

Héctor Gómez, Luís Angelino Manzo, Rolando Martinelli, Luís Palacios, Apolinar
Landaeta
El Club Zamora representó por largo tiempo el centro de la vida social de Cúa, no era
un sitio elitesco, pues sus mensualidades se iniciaron en 10 bolívares después 50
bolívares hasta llegar a 100 bolívares. No se compraba, ni traspasaban acciones, con
lo cual no tenía el sentido institucional que le permitiera perdurar en el tiempo. Era
una Casa de Cultura, un Salón de Baile, un sitio para conversar, para realizar
actividades deportivas Un lugar que hoy hace falta, pues los pueblos requieren de
salones y áreas para el intercambio social. Muchas personas pasaron por la
Presidencia del Club, recordamos al Dr Vicente Emilio Oropeza, Ilustre médico y
fundador de un periódico de nombre:”Tierra Libre” y de un movimiento político
nacional de nombre MENI, que apoyaba al Contra-Almirante Larrazabal en sus
aspiraciones presidenciales. Arturo Borges comerciante local, a Don Ramón
Espinoza, Don Natalio Maurell. Recordamos a Tulio Marín y a su hermano Carlos. Al
teniente Juan Martínez. A Elías Gómez,a Oscar Caballero, a Antonio Mirabal, a
Claudio Peña “Peñita”, a Pablo Guitian, Memore Venturelli, Ciro Poeta, a Horacio
Ascanio, Al “Pollo” Martín Burgos del comité de damas del Club Zamora recordamos,
en varias épocas a Edilia Seijas, Blanca Mijares, Dora Mijares, Elena Caballero,
Maritza Morante, Graciela de Caballero, Lola Dugúm, Mildred Dugum, Leila Sierra,
Las hermanas Belencita y Elenita Santaella, las hermanas Odalia y Neria Rojas,
Orietta Mirabal, las hermanas Gloria y Raquel Tovar. También recordamos a Quintín
Olivo, Alberto Arteaga, Alberto Caballero, a Régulo Tovar., Juan Calero, Miguel
Minicozzi.a Rolando Martinelli y a Pedro Padrino. A Régulo Adolfo Tovar U. Fueron
tantos que es casi imposible recordarlos a todos. Pero lo cierto es que esa época fue
muy hermosa, pues se vivía un sentido de comunidad, que el mal entendido
progreso acabó.
Los bailes con la Billos Caracas Boys, Los Melódicos, las grandes orquestas y
conjuntos de moda, las famosas parrilladas dirigidas por Israel Pacheco, los
encuentros de “Bolas Criollas”, de “Voleibol” y de “Críquet”,el deporte favorito de
los ingleses También el Pool y Ping Pong..El juego de cartas y dominó, todo un
conjunto de diversiones sanas. Eso era el Club Social Zamora, un sitio de encuentro.
Hoy no existe esa posibilidad. (T.O.)
Nace en Cúa en 1956, FLORENCIO
ANTONIO GUZMAN SEQUEDA, pintor autodidacta, orfebre de alta calidad, ha
realizado diversas exposiciones en todo el país con gran acogida por parte de la
crítica.

CAE LA DICTADURA. 23 de Enero de 1.958


LOS COHETES ROTOS
A la caída de la dictadura Perezjimenista ejerce la Presidencia del Concejo el señor
HERIBERTO BELLO y es sustituido por el señor NATALIO MAURELL como Presidente
y el señor LUIS ANGELINO MANZO como Vice-Presidente, varias veces encargado
de la Presidencia.En la jefatura civil se encarga el señor ELIAS GENARO ACOSTA.y
ELIAS GOMEZ como comandante de la policía.
Aquella madrugada del 23 de enero de 1958, el pueblo se lanzó a la calle, al
conocerse la noticia que el Dictador Pérez Jiménez había abandonado el país en un
avión llamado “La Vaca Sagrada”En ocurrió lo mismo la gente llena de alegría se
dirigió a la Plaza Bolívar, Los partidarios de régimen se escondieron o se fueron, en
los alrededores de la plaza ardía el carro marca Ford y el la Vega un Camión,
propiedad de personeros del régimen depuesto. Se lanzan cohetes en la plaza. Por
primera vez se conoce la organización de una Junta Patriótica, existente en la
población. La comunidad estaba preocupada por la suerte de varios ciudadanos
presos por la Seguridad Nacional que estaban en los calabozos de Ocumare. En la
plaza Bolívar se improvisa un mitin de tipo político y se empiezan a oír los cohetes,
pero no hay suficientes y el pueblo reclama alegría. Se necesitan cohetes y de pronto
llega un conocido y respetado comerciante a la plaza con unos cohetes y dice a los
presente “Aquí están los cohetes que ustedes solicitan. Pero pido un viva para Pérez
Jiménez” alguno de los solicitantes tomó los cohetes y los partió, lanzándolos al
suelo. Fue un hecho anecdótico ocurrido en Cúa, donde el respeto y consideración
privaron sobre las pasiones políticas del momento. Al no pasar de una ruptura de
cohetes, sin mayores consecuencias. (T.O.)

Dr. Vicente Emilio Oropeza, fundador del MENI


(Movimiento Electoral Nacional Independiente) apoyo al Contralmirante W.
Larrazábal.

Se edita en Cúa el periódico “Tierra Libre” por el Dr. Vicente Emilio Oropeza.1.9

SE CONSTRUYEN ESCUELAS Y CENTROS DE SALUD.


Plaza Bolívar de
Cúa 2010
A la caída de la dictadura se inicia en Cúa un plan de obras educativas y de salud de
vital importancia, En menos de un año se hicieron más obras educativas que en toda
la historia de Cúa, impulsadas por la municipalidad, bajo de dirección de Don Natalio
Maurell como Presidente del Concejo y la Gobernación del Estado Miranda el Dr.
Ildemaro Lovera , como fueron: El Grupo Escolar Cristóbal Rojas, La Escuela Lesbia
Plasters de la Fila, La Escuela Rural de la Quebraditas, Escuela de las Mercedes de
Cúa, Escuela Rural de La Magdalena, La Escuela Rural de Macaguita, El Dispensario
de Salud de las Quebraditas. El Centro de Salud Dr. Osio.El Dispensario de la Mata.

INICIA SU PUBLICACION EL PERIODICO “ALERTA”, DIRIGIDO INICIALMENTE POR EL


SEÑOR LUIS ANGELINO MANZO Y POSTERIORMENTE POR EL PROFESOR JUAN
AMETLLER PORTELA.
1.959 CAMBIA EL NOMBRE POR “ALERTA MIRANDINO”

DEMOCRACIA NUEVAMENTE
Se casan una copeyana y un comunista.

Las elecciones del 7 de diciembre, da inicio en Venezuela a una nueva etapa de


afianzamiento de las instituciones republicanas. El gobierno del “Pacto de Punto
Fijo” permitió la instalación de dos gobiernos democráticos, el de Betancourt y el de
Leoni. Democráticos por su origen, por su base de estabilidad, producto del
resultado de elecciones libres, con el voto universal, directo y secreto, en la cual
participaron todas las organizaciones políticas, con pluralidad ideológica y
respetando el principio de alternabilidad. Las elecciones de 1.968, el Dr. Caldera
gana y recibe la Presidencia por una diferencia con el Dr., Gonzalo Barrios, de apenas
30.000 votos.
El Consejo Nacional Electoral estaba integrado por la representación de todos los
partidos políticos, sin discriminación, ni ventajismo. Las mesas tenían representación
plural y los militares se limitaban al mantenimiento del orden y la seguridad de los
centros electorales. Sin emitir opinión, ni intervenir en el proceso. El cual era sólo de
al incumbencia de los civiles.
En nuestro pueblo la presidencia de la Junta Electoral Distrital de 1.958 le
correspondió al Partido Comunista de Venezuela y estaba integrada por un
representante de A.D , uno de COPEI, un representante de U.R.D y uno por un
movimiento local independiente llamado MENI y la secretaría era de COPEI.
Anecdóticamente recordamos que el Presidente de la Junta que era comunista
terminó casado con la secretaria que era copeyana. Eso era lo que llamaban “el
espíritu unitario del 23 de enero”. Donde el sectarismo de 45 desapareció y lo
importante era sostener la democracia frente a los enemigos que siempre han
tenido las instituciones libres en Venezuela.
Las elecciones nacionales, como dijimos, las ganó Acción Democrática con Don
Rómulo Betancourt, como Presidente Constitucional. De nuevo iniciábamos el
camino civil y se enviaban a los militares a sus cuarteles. En 1959 teníamos 129 años
de vida republicana, de los cuales sólo habíamos tenido como presidentes civiles a
José María Vargas, quien apenas dura un año ejerciendo el cargo.Juan Pablo Rojas
Paúl dos años.Raimundo Andueza Palacios, dos años. Ignacio Andrade, dos años.
Don Rómulo Betancourt como presidente de Junta Revolucionaria, tres años y Don
Rómulo Gallegos, nueve meses. Haciendo un balance de 129 años de gobierno,
apenas 11 años y nueve meses fueron de civiles y 118 años fueron gobiernos
militares. Eso significa porcentualmente que gobiernos venezolanos desde 1830
hasta 1959 fueron un 91 % militar y apenas un 9 % civil, y muchos de esos gobiernos
civiles, tuvieron el tutelaje militar. ¡Hasta 1.958 Venezuela había sido un cuartel!
(T.O.)

Llega a Cúa La Misión de los Padres Vascos, su primer Párroco en 1.959 JUAN DE
ERRANDONEA. En el año 1.960 el Padre JUAN MARTIN AGUIRRE y el Padre JESUS
IRURETAGOYENA y JOSE MUNDUATE.los sacerdotes vascos cumplieron una
inmensa labor evangelizadora, de gran proyección social en los valles del Tuy.
Fundado escuelas, centros de Formación Técnica, impulsando el Cooperativismo,
recordamos en Cúa al padre Félix Ormaechea, fundador del Centro de Formación
Profesional de Cúa, hoy Escuela Técnica Monseñor Bernal de Fe y Alegría, a los
seglares vascos Carmelo Azcoitia, Joseba Echevarria, Martín Gastelumendi, Javier
Mendiluce, Jesús María Alberdi, Antonio Guridi entre otros.
Centro Profesional de Cúa. Félix Rondón, Alexia González, Carmelo Azcoitia, Félix
Ormaechea, Manuel Monasterios, Gustavo Hidalgo. Foto 1969

Talleres del Centro Profesional de Cúa. Foto 1970

PRIMER CONCEJO MUNICIPAL ELECTO EN EL PERIODO DEMOCRATICO:


7 de Diciembre de 1.958
Templo de Cúa Foto1980 Foto del templo de Cúa 1930
En Cúa los concejales son electos por primera vez en muchos años por votación
directa.universal y secreta.en un ejercicio auténticamente democrático. La mayoría
correspondió a U.R.D. con 5 concejales El primer Presidente Municipal del período
democrático fue el señor MANUEL VICENTE MONASTERIOS FONSECA.Iniciando el
período correspondiente en enero del 59, hasta el mes de agosto de 1959 en que es
sustituido en la presidencia municipal por el señor CELESTINO ROGRIGUEZ, quien
ocupa el cargo hasta el año 1.960, en que es sustituido por el señor LUIS SAA
ZAMORA y el señor SERVILIO GONZALEZ.Durante el mismo año 60.
Las obras que inician este período son el puente entre La Vega y El Limón. La
alcabala de Aparay, donde hoy está la Banda Ciudadana. Se construye el primer
acueducto de Quebrada de Cúa, con la toma en la Quebrada de “Cabuya”. Se instala
en Cúa, la primera empresa industrial Tubenplast. Se acondiciona el primer stadium
de béisbol en Aparay.
Se da comienzo a la construcción de la nueva carretera Cúa a San Casimiro,
inaugurada en en 1.961. Igualmente se concluye la nueva carretera Cúa a Charallave.
Ambas en servicio actualmente. (46)
1.959 se inauguró la primera emisora de la zona: Radios Valles
del Tuy. En Ocumare del Tuy.

EL PRIMER PEAJE

Una anécdota muy pintoresca de estos primeros años democráticos, fue la iniciativa
del Señor Celestino Rodríguez, quien vivía en Charallave y ejerció la Presidencia
Municipal con mucha amplitud y equilibrio. Es el caso que este Distrito Urdaneta, al
igual que la mayoría de los municipios y Distritos de Venezuela tenían un
presupuesto muy corto para los gastos que cada día eran mayores. En aquel
entonces el presupuesto anual de Cúa y Charallave que constituían un solo Distrito,
no llegaba a medio millón de bolívares y siempre había una deuda que se arrastraba
de una administración a otra. Aún así, el Distrito hacía sus propios gastos de
inversión en pequeñas obras de beneficio comunal. Las administraciones
municipales tenían que hacer milagros, incluso para pagar las nóminas y aquel año
Don Rómulo por Decreto Presidencial, bajó el monto del Situado Constitucional,
pues se les rebajó el sueldo a todos los empleados públicos en un 10%
El señor Celestino se le ocurrió que el mejor método para lograr ingresos
municipales, era establecer un peaje en el puente de Charallave y un lunes amaneció
con su portazgo, donde se cobraba un bolívar a todo carro que pasara. En aquellos
años se cobraba un impuesto o tasa a todo camión o camioneta de vendedores de
mercancía que entraba a los pueblos, era el famoso impuesto de alcabala que venía
desde la Colonia. Inmediatamente el Gobernador del Estado el profesor Humberto
Bártoli fue informado de la existencia del peaje, desautorizó la iniciativa de
Rodríguez, por incompetencia del Municipio para el cobro de este tipo de tasas o
impuestos. A las 10 a.m. ya no estaba el peaje del Puente de Charallave.Cosas que
pasaban en aquellos ingenuos años.
La Constitución del 61 acabó con la vieja figura de del Jefe Civil y empezaron a
funcionar las Prefecturas, dependientes de la Gobernación. El Primer Prefecto de
Cúa en esta nueva etapa fue Don Domingo Borges Gómez. Posteriormente Don
Antonio Malo, de Charallave. (T.O.)

En 1.960 nace uno de los mejores artistas plásticos


contemporáneos, de mayor proyección internacional: OSCAR RAMON CABALLERO
GUITIAN. Actualmente residenciado en Estados Unidos. En el año 2002 ganó entre
480 artistas de todo el mundo, el primer premio de los llamados artistas
emergentes de la Feria Independiente de Nueva York. Representando EE.UU. en la
ciudad de Viena. Es graduado en Pintura y Escultura del The Art Students League of
New York y ha participado en infinidad exposiciones individuales y colectivas.
Además es Licenciado en Relaciones Industriales. Licenciado en Sociología de la
Universidad Católica Andrés Bello. Uno de los nuevos valores del arte, que ha
colocado a Venezuela en sitial de honor en el norte y en Europa. Vive actualmente
en los Estados Unidos de Norteamérica.

El 5 de septiembre de 1.963 nace en Cúa el Pintor y escultor Pedro


Pablo Muñoz, participante en varias exposiciones nacionales e internacionales,
escultor de personajes ilustres de Cúa como Ramón Armando Rodríguez, Cristóbal
Rojas y la India Apacuana. En la actualidad es Director de la Escuela infantil de
Pintura Fortunato Esquivel.

Ejerce la Presidencia Municipal del Distrito Urdaneta entre 1961 al 1963, un


charallavense, recordado por su gran calidad humana GUSTAVO FARRERA, miembro del
Partido U.R.D.

En el año 1.964 es editado bajo el auspicio del Concejo Municipal del Distrito Urdaneta,
presidido por el señor Cesar González Montilla, impreso en los Talleres gráficos de
FUNDACOMUN el libro “BREVE HISTORIA DEL CINE NACIONAL 1909-1964” del Dr. Luis
Caropreso Ponce. Presidente y fundador del Ateneo de Cúa. Institución cultural
integrada entre otros por la Dra. María Luisa Morales Blanco, el señor Horacio Ascanio,
Dr. José A. Alberti, la señora Anaida Mirabal, la señora Alida Arteaga, el señor Salvador
Castronovo. Es el primer libro editado en Venezuela sobre crítica cinematográfica.

Se funda en Cúa el primer centro de educación secundaria, el Liceo Juan España, sus
directivos fueron el Ing. José Antonio Alberti y Lucidio

En el año 1.964 ejerce la Presidencia Municipal el señor CESAR GONZALEZ MONTILLA del
Partido Acción Democrática, quien además ejercía como Registrador Subalterno del
Distrito Urdaneta. Desde el año 1965 hasta 1.968 ejerció la Presidencia Municipal el señor
LUIS ANGELINO MANZO.
Luís Angelino Manzo, Néstor Luís Pérez C. Emar P. Carvallo C.
Foto 1980

LAS CRONICAS A PARTIR DE 1964 SERAN OBJETO DE UN SEGUNDO TOMO, IGUALMENTE


LAS BIOGRAFIAS DE LOS PERSONAJES QUE HAN SIDO PROTAGONISTAS DE LA
CUEÑIDAD.

NOTAS:
19-25-26-27-29-30-
39-41-43-46 “LIBROS DE ACTAS DEL CONCEJO MUNICIPAL DEL
MUNICIPIO GENERAL RAFAEL URDANETA”
Varios Tomos 1.874-1970
“APUNTES SOBRE LA ECONOMIA DE BARLOVENTO Y
LOS VALLES DEL TUY 1.873-1910 AGRICULTURA, ARTE-
SANIAS Y MANUFACTURAS.”
Marcial Ramos Guedez
Biblioteca de Autores Mirandinos. Colección Tomás Lander.
Los Teques. 1.992

20 “LA CIUDAD Y SU MUSICA”

José Antonio Calcaño


Fundarte. 1.980

21 “ARQUITECTURA Y OBRAS PUBLICAS EN VENEZUELA”

Leszek Zawsza
Ediciones de la Presidencia de la República de Venezuela
Caracas. 1.988

23-28-36-
40-44-45 “REVISTA TESON”
Parroquia Nuestra Señora del Rosario de Cúa
Cúa Estado Miranda 1.980-1.989

24-34 “CARACAS DEL MIL Y PICO”

Lucas Manzano
Editorial Cultura. Caracas. 1.974

31-42 “25 BELLOS MOTIVOS DE CUA”

Adolfo Angulo Pérez (Cronista de Cúa)


Fundación María Teresa Manzo de Angelino 2.001
NOTAS:
32 “HISTORIA DE LA BANDA DEL ROSARIO DE CUA”

Nelson Mijares
Asamblea Legislativa del Estado Miranda
Los Teques

33-38 “HISTORIA DE TODOS LOS TIEMPOS PEDACITOS HISTORICOS DE

CUA”
Rafael Fuentes González
Fundación María Teresa Manzo de Angelino 2.001

35 “ DICCIONARIO DE HISTORIA DE VENEZUELA”

Varios Autores Fundación Polar


Segunda Edición. Caracas. 1.997

36 “GOLPES DE ESTADO EN VENEZUELA

37 Libros del Diario el Nacional 1.979


Notas:

1-2 “NUEVAS CRONICAS DE LA HISTORIA DE VENEZUELA”


Ildefonso Leal

Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia volumen 37 Tomo I

Caracas 1.985

3-4 “HISTORIA DE LA CONQUISTA Y POBLACION DE LA PROVINCIA DE VENEZUELA”


José de Oviedo y Baños

Ediciones Fundación CADAFE Caracas 1.983

5“MISION DE LOS CAPUCHINOS EN LOS LLANOS DE CARACAS”

Padre Buenaventura de Carrocera (Capuchino)

Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia. Volúmenes 111-112-113

Tres tomos. Caracas 1.972


6 “LA HISTORIA FABULADA”
Francisco Herrera Luque

Editorial Pomaire Caracas 1.985

7-8 “REVISTA TESON” Números 1-2-3


Parroquia Nuestra Señora del Rosario de Cúa.

Cúa estado Miranda 1.989-1989

9 “LA UNIDAD REGIONAL CARACAS-LA GUAIRA-VALLES DE 1.775-A 1.825”


Diana Rengifo

Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia. Volumen 165

Caracas. 1.983

10 “EL PROBLEMA DE LA TIERRA Y ESCLAVOS EN LA HISTORIA DE VENEZUELA”


Federico Brito Figueroa

Universidad Central de Venezuela Colección Historia XIV

Caracas. 1996

11 “DOCUMENTOS RELATIVOS A SU VISITA PASTORAL DE LA DIOCESIS DE


CARACAS

Obispo Don Mariano Martí. 1.771- 1.784


Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia. Tomos 1-2-3

Segunda Edición Caracas. 1.988

12 “EL ESTADO MIRANDA SUS TIERRAS Y SUS HOMBRES”


Varios Autores. Edición del Banco Miranda

Caracas 1.959

13 “LA CIUDAD Y SU MUSICA”


José Antonio Calcaño

FUNDARTE. Caracas. 1980


Crónicas de
Cúa
Tomo II

“Memorias de un pueblo que se nos fue”

Por: Manuel Vicente Monasterios Gómez


Leyenda de la foto de la portada tomo II

Sociedad del Santo Cristo de Cúa. Años 30


Parados: Carmelo Arteaga y Cruz Alejandro Villegas.

Sentados: Francisco (Panchito) Manzo, Luís Díaz Milano, Antonio Mirabal, Luís
Lara, Luís Hernández Piñero

Foto cortesía del archivo de la Familia Serrano Sanpasteur

Índice

Parte II

Presentación de segundo volumen de las Crónicas de Cúa

El rio que se nos fue

El Tuy

Como era el Tuy hace algunos años

Los encantos del rio La leyenda de Macario

Otro caso de encanto

Abigail la última esclava

El deporte en Cúa

Los toros coleados

Las bolas criollas

El Boxeo

El atletismo

El ciclismo

El voleibol

Natividad Sanoja nuestra primera gloria del beisbol

Los primeros años


La primera liga profesional

Afición cueña

Criollos y Camel

El futbol

Cúa y el proceso de industrialización

Musiú Enrique

Industrialización

PIMACA

Cúa y la actividad comercial

El cine en Cúa

El circo Razzore en Cúa

Diversiones mecánicas

El caos urbano

Cúa crece física y espiritualmente

Nueva Cúa Urbanización General José de San Martín

El ferrocarril de los valles del Tuy

De los caminos de recuas al ferrocarril central

La música popular en Cúa

Los primeros músicos

Las orquestas y la moda de los paltosudos

Las rockolas

Los conjuntos musicales

El son cubano

La música del barrio


La gaita Zuliana

El grupo Nueva Combinación

La orquesta Nacional Juvenil e infantil Lope Díaz Milano

Las fiestas patronales o fiestas de octubre

Las diversiones populares

La economía fiestera

Las grandes orquestas de salsa

Un cambio en la directiva

De nueva York a Cúa

Oscar de León y la Dimensión hacen su debut en Cúa

Los nuevos tiempos

El fenomen0 de Gardel

Gardel llega a Venezuela

Gardel mueve la conciencia del venezolano

Nace la afición gardeliana en Cúa

Luciano García es tango

Custro y bandurria en el tango

El tango continúa vigente

El joropo tuyero y el virtuosismo de Fulgencio Aquino80 años del templo de Cúa

Los cinco cementerios de Cúa

La Virgen de Betania

El amanecer cueño homenaje a la Virgen del Rosario

El Nazareno de Lecumberry

La Semana Santa
La Cruz Verde y su ceiba simbó Sociedad del Santo Cristo de Cúa. Años 30
Parados: Carmelo Arteaga y Cruz Alejandro Villegas. Sentados: Panchito Manzo, Luís
Díaz Milano, Antonio Mirabal, Luís Lara, Hernández Piñero lica

Personajes populares de Cúa

El uso de fichas como monedas en las haciendas del Tuy

Patrimonios arquitectónicos del Tuy

La Hacienda Lecumberry

Periódicos del Tuy, síntesis cronológica

Cúa un pueblo con dos patronos

Dos fechas importantes en la historia de Cúa

El procerato cueño

En 1946 un cueño coronó la cima del Pico Bolívar.

La Hacienda Buena Vista de Cúa.

Las viejas pulperías.

Agradecimientos.

Al Licenciado Iván López C. ´por su presentación

A la familia Minicozzi Díaz por sus aportes en el contenido y su apoyo con las fotos de su
archivo.

A la Profesora Gladys Zambrano por su aporte fotográfico.

A Tucuy A. C. por facilitar sus fotos y archivos.


EL RIO QUE SE NOS FUE: (Tradición Oral

Esta crónica se hizo con el aporte de Eleazar Gómez (F).

Rio Tuy por paso de Los Claveles,

año 1930. En la foto Manuel V. Monasterios Fonseca.

“…Dejé vagar los ojos por las vegas, hasta que se perdía la vista en las cañas amargas y
las guaduas que sirven de dique a las crecientes del Tuy, ancho, profundo y majestuoso, aun así
prisionero entre juncos y bambúes.”
PEONIA de Manuel Vicente Romero García

Capitulo XVI. Monte Ávila Editores 1.981

EL TUY:

La cuenca del río Tuy se inicia el Pico Codazzi, de la Colonia Tovar. Desde allí baja regando
valles como el del Consejo, en el Estado Aragua. Para llegar al angosto paso de Tácata,
donde se inicia la parte alta de los Valles del Tuy. Luego se abre el valle hacia Cúa y
Ocumare, pasando por Yare y Santa Teresa para luego llegar a Barlovento y desembocar al
mar en Paparo.

El Tuy, desde tiempos inmemoriales, fue la vida en éstos valles. El indio, el negro y el
blanco, dependían de sus aguas. Les daba el alimentos con sus peces, regaba los campos
con sus aguas, movía las maquinas de los viejos trapiches. Les daba el agua para calmar la
sed, preparar los alimentos, bañarse y lavar su ropa. El Río Tuy fue el centro de la vida
económica y social de Cúa por más de 300 años.
Naciente del Rio Tuy en la Colonia Tovar.
Foto 2011

Pero lamentablemente con nuestra vocación suicida, que nos impulsa a destruir la
naturaleza, a demoler nuestro entorno, en forma inconsciente, nos arruinamos a nosotros
mismos. Cruelmente acabamos con un patrimonio colectivo, como es el Río Tuy. Dejando
a las nuevas generaciones la triste herencia de un vertedero de contaminación y
enfermedades.

Es necesario dar a conocer como era este río y su riqueza natural. Era el Tuy patrimonio de
toda la colectividad, de los ricos y de los pobres. Pero llegó el “progreso” y empezó el
deterioro, Las primeras cloacas en las poblaciones de sus riveras, empezaron a
quebrantar su pureza y calidad. La industrialización necesitaba también un albañal para
sus desperdicios, ya habían acabado con el Guaire, un afluente del Tuy, Ahora le tocaba a
nuestro hermoso Río. Durante el gobierno del General Pérez Jiménez se construyó el
sistema de acueducto conocido como “Tuy Uno”, para surtir de agua potable el embalse
de La Mariposa y dotar de agua a la ciudad de Caracas. El agua se tomaba directamente
del Río Tuy en las cercanías de Yare. Pero eso poco importó y el proceso de contaminación
siguió su curso.

No hubo autoridad, ni ley, ni reglamento que obligara a las empresas, principalmente a las
contaminantes que construyeran sus plantas de tratamiento de aguas negras y si lo hacían
no funcionaban. Igual ocurría con los conjuntos de edificios residenciales construidos en
Quebrada de Cúa y en la propia población Las autoridades locales no planificaban las
redes de aguas negras, ni se pensaba siquiera en construir una laguna de oxidación.

Desde el mismo naciente del Río en la Colonia Tovar empezaba el proceso de destrucción,
al llegar al pueblo del Consejo en el Estado Aragua, la fábrica de licores, tomaba toda el
agua del río y la pasaba por sus torres de enfriamiento. En Tejerías el canal de cloacas
industriales vertía en las aguas del río, los desperdicios se una curtiembre con lo cual le
cambiaba el color y el olor del río, las aguas negras de un matadero de pollo y de más de
30 fabricas y además las aguas servidas del pueblo de Tejerías. Este crimen empezó a partir de
los años 60

Si a la contaminación agregamos la tala de grandes árboles en los nacientes y en las orillas


del río, la quema indiscriminada, el proceso de urbanización sin planificación ni urbana ni
ecológica. Hoy podemos ver las consecuencias. El Tuy es un río muerto, casi seco, algunas
veces crece y trata de “vengar” tanta maldad contra su integridad natural.

En el mundo cada día se toma más conciencia de la importancia de preservar la


naturaleza, muchos son los ríos que estaban más destruidos que el Tuy y fueron salvados
con inversiones millonarias Así lo hicieron los ingleses con el río Támesis. Hoy es un río
limpio y navegable en toda su extensión. Los franceses descontaminaron el Sena. Los
alemanes el Rin. Todos en función de un mejor ambiente y aprovechamiento turístico.

El agua será el problema del mundo del futuro, recuperar los ríos y quebradas debe ser
una estrategia inteligente para preservar la existencia de la humanidad. Hoy día en
nuestro país, un frasco de agua potable es más costoso que ese mismo frasco lleno de
gasolina. Sin embargo no tratamos de cambiar el panorama. El Tuy puede ser recuperado.
Hay programas mundiales y financiamiento para lograr ese fin, ¿Qué estamos esperando?

COMO ERA EL TUY HACE ALGUNOS AÑOS

Represa de Marín construida en


1937 como sistema de riego para
la Colonia Mendoza (Diversos
sectores) foto 1980

Desde Tácata hasta Cúa eran muchas las bocatomas existentes para surtir de agua y
mover los trapiches. Como la de Piñango, hacienda que fue del señor Estanislao Acosta. La
bocatoma de Guacamaya, desde donde se derivaba la acequia de la Hacienda Tazón del
señor Miguel Uzcanga.La toma de la Cruz para enviar agua al trapiche de Marín. El
calicanto ruinas de una vieja acequia de Lecumberry. De ese lugar se tomaba toda el agua
que necesitaba la población de Cúa, con los servicios de los cargadores, las carretas y los
burros. Además era el paso de ganado y personas que venían por la carretera de San
Casimiro.

Muchos era los pozos donde los cueños se refrescaban del calor de estos valles, además
eran los sitios donde se hacían sabrosos sancochos de la inmensa fauna del río, hoy
extinguida como el famoso “corroncho tuyero”, “la panaca” con sus variedades de barba y
de aguja. La “yuca” que era un pez que se enterraba en el pantano. La “cuchilla” que vivía
en las profundidades del rio. El “mataguaro”. El “bagre”, pez que alcanzaba gran tamaño.
El “roncador”. La “guabina “Las “sardinas” de todos los tamaños. El “coporo” tuyero.

También había gran variedad de “camarones”, a los cuales llamaban:” caballas” y


“caballos” de acuerdo al tamaño. Había inmensos cangrejos. También había una especie
de langosta de río, con un sabor muy especial, conocida como “camacuto” muy parecida
al bogavante.

Era realmente una gran variedad de peces que contribuían a la alimentación de los
habitantes de la zona. Además en las vegas se producían todo tipo de frutos y verduras
como plátanos, cambures, ocumos, frutas de todo tipo. leguminosas como la caraota y los
frijoles producían una gran riqueza alimenticia. Es cierto que había pobres, pero no había
miseria, ni esa pobreza extrema de gente que tiene que abrir bolsas de basura para
comer. Tampoco había los lujos de hoy, la vida era muy sencilla. Con un real se podía
comer un buen sancocho .Los mangos y mamones, los cambures y aguacates se
regalaban.

Recordamos muchos cueños disfrutando del río en todo su esplendor, haciendo sancochos
como el viejo pescador Santiago Riobueno y el viejo Isidro Vera, quien según contaban,
tenía sus “mañas” y artes para pescar. Gente que se bañaba en el río como Pio Rosendo
.Manuel “El Sordo”. El famoso “Chiva de Oro”. El filosofo popular “Agustincito “A Valentín
Sequeda. Gregorio Moreno, recordamos a Manuel Santiago Moreno, a Isidra Ramos, a la
“Negra” Urbana gran bailadora de joropo. También .recordamos a Teresa Manrique. Todo
el pueblo de Cúa hacía vida social y recreativa en el río.

Represa de Marín, balneario de los tuyeros, con aguas transparentes y multitud de peces y mariscos. Foto 1950

Algún tiempo después se construyó la presa de Marín y se trasformó en el balneario del


Tuy. Recordamos que millones de sardinas trataban de subir por el agua de la presa, para
remontar el río y formaban una cortina plateada que permitía a cualquiera, hasta

con sombrero pescar. Esa el río cristalino, de aguas puras donde se podía beber el agua. .
LOS ENCANTOS DEL RIO:

LA LEYENDA DE MACARIO

En un sitio del río Tuy, cercano a Guacamaya se encuentra un gran pozo conocido con el
nombre de “La piedra de Juaniquito”En ese lugar cuenta la leyenda, desde épocas muy
antiguas existió un “encanto”. Ese es el nombre que se le daba a ciertas apariciones sobre-
naturales que tenían lugar en los pozos del río. En este caso el encanto era una mujer muy
bella que se aparecía sentada en la piedra e invitaba a cualquier visitante o bañista a
penetrar en sus dominios que se encontraban en las profundidades, debajo del agua.

Macario era un joven, que vivía en las cercanías de Sabaneta y laboraba como vaquero en
la hacienda Tazón. Muchas veces tomaba el camino de la acequia para llegar a la
hacienda. Algunas veces se detenía en el pozo para bañarse. Hasta que un día en la tarde
quedó gratamente sorprendido al encontrarse con una hermosa mujer, que por su fino
trato, sus amabilidades lo cautivaron. Macario empezó a visitar el pozo de juaniquito con
mucha frecuencia. Gente que llegaba la pozo, veían el caballo de Macario pero no veían al
vaquero.

Así paso el tiempo y la gente decía que Macario bajaba hasta las profundidades del pozo y
lograba pasar debajo de la piedra, donde encontraba un lugar hermoso perfumado donde
vivía la bella mujer. Ella le obsequiaba con los mejores manjares y bebidas, pero las
comidas no tenían sal. La bella mujer la decía a Macario que podía disponer de todo,
incluso de ella, pero que no se ocurriera jamás traer sal al pozo.

Un día Macario cansado de comer sin sal, tomó la determinación de llevar a la hermosa
cueva un poquito del condimento prohibido. Desde ese día Macario no salió mas a la
superficie, sus familiares y amigos empezaron a buscarlo y solo encontraron el caballo
amarrado a una mata de guama, cercana al pozo. En vista de su desaparición por varios
días y lo que se contaba sobre Macario y la bella mujer. Fueron al pueblo y se lo
participaron al cura. Este salió para el río con su misal, agua y palma bendita.

Empezó sus rezos a la orilla del pozo, en ese mismo momento se sintió un gran ventarrón
que movía los árboles y las bestias estaban espantadas. El cura continuó con sus rezos, y
además echaba agua bendita y colocaba palmas sobre la piedra. Se oyó un ruido sordo,
desde las profundidades de las aguas y el cadáver de Macario apareció flotando en el Río.

El muerto no tenía las características de un ahogado de varios días, Se notaba en él una


ligera sonrisa, de alguien que murió feliz, no tenía signos de violencia, ni estaba morado.
La gente decía “quedó igualito, “pero no pesa nada. Se lo llevó el “encanto”.

Cuando los cargadores llevaban su cuerpo al cementerio, solo se sentía el peso del ataúd,
y un leve perfume de rosas impregnaba el ambiente. Al momento de enterrarlo una nube
de mariposas azules paso sobre su tumba. Así nació la leyenda del encanto de la piedra de
Juaniquito, donde se ahogó el joven Macario

OTRO CASO DEL ENCANTO

Muchos años después un joven de nombre Juan José Guzmán, el cual era pescador de
mano, ya que no usaba atarraya, pasó un día pescando por el mismo lugar de la piedra. Y
se desapareció por varios días. Al cumplir la semana, sus familiares lo encontraron, estaba
fuera de sí. No recordaba nada de lo que le había pasado y su comportamiento era
anormal.

Su familia conociendo los antecedentes del encanto optaron por el rezo y el ensalme, para
librar a Juan José de su estado de locura. Poco a poco fue llegando la cordura y el
pescador empezó a recordar lo sucedido. Según contó él, una hermosa mujer lo había
llevado a un lugar muy fastuoso y se sintió tan feliz que no quería regresar. Estuvo allí
mucho tiempo y cuando volvió a la realidad no sabía nada de lo ocurrido, ni siquiera
recordaba su nombre.

Jamás volvió a pasar por ese pozo, pero si recordaba la buena experiencia que vivió con
“el encanto” del río.

Muchas de estas historias se contaban sobre el Tuy. La magia de las leyendas se las llevó
un río sucio. Jamás un “encanto “que se respete podrá habitar en la podredumbre. Sólo
hoy día, en las orillas del Guaire caraqueño, vemos a la pobreza habitar en sus orillas,
agarrada de manos con la miseria.

ABIGAIL LA ÚLTIMA ESCLAVA Y FORTUNATO UN ESCULTOR:


Abigail era el nombre de una negra enorme, que vivía en Los Jabillos, mejor conocido en
otras épocas como “El Tapón”. Era artesana del barro, las ollas, los budares, las
palanganas y pimpinas para el agua, salían hermosas y útiles de las manos de Abigail.
Venía gente de otros pueblos a comprar aquellos utensilios. Ella los vendía por calles y
pulperías. No se usaban en estos pueblos y campos ollas de aluminio, ni de cobre, ni de
acero, solamente el humilde barro, bien trabajado por manos expertas. Ella aprendió el
oficio de alfarera de sus padres y también enseñó a un niño, que había criado desde el
momento de su nacimiento, a trabajar con arcilla. Fortunato era el nombre de aquel niño,
quien además hacer budares, sentía la necesidad interior de transformar la tierra
amasada en arte. No recibió instrucciones de ningún tipo, ni asistió a escuelas de artes,
pero dedicó su vida a la escultura popular e ingenua. Fortunato Esquivel elaboraba bustos
de personajes de interés. Todavía subsiste el de Carlos Gardel, ubicado en la placita hecha
en honor al cantante argentino. Hermosos medallones como el del indio “Cue”, ubicado
en la Farmacia de la Plaza Zamora y así infinidad de esculturas que mucha gente
interesada en su arte le encargaba y que hoy forman parte de colecciones particulares.

Abigail, al madre de crianza de Fortunato, había nacido en 1852 estaba vigente legalmente
el sistema esclavista en Venezuela, los negros y negras esclavas eran considerados como
parte de los activos de las Haciendas, figuraban los nombres de los esclavos en los
inventarios como si fuesen herramientas de trabajo, como los semovientes o bestias
propiedad del amo .Quien podía libremente venderla o disponer de la persona a su
arbitrio.

Los esclavos no sólo funcionaban como peones en las tareas del campo, sino que existían
otras categorías como los esclavos artesanos, cuyas funciones eran las de maestros de
obras en la construcción, albañiles, zapateros, latoneros, alfareros. Por lo general sabían
leer y escribir y estaban valorados hasta en 1.000 pesos. Ellos trabajaban por un salario o
vendían lo que fabricaban, pero el dinero no lo disfrutaba o disponía el esclavo, sino el
amo era el que recibía el beneficio y el esclavo apenas le daban algo para medio vivir. Sin
embargo, algunos de estos esclavos artesanos lograban con los años comprar la libertad al
pagar a sus amos el precio de su libertad, de acuerdo al valor del “mercado esclavista”. El
cual tenía reglas muy claras para justipreciar esta mercancía humana.

La Ley de 24 de marzo de 1.854 le reconoce a los amos el derecho a ser indemnizados, al


abolir la esclavitud, ya que los esclavos al quedar libres no estaban obligados a prestar
servicio, a quienes eran hasta ese momento sus “propietarios naturales” La misma Ley
establecía unas tarifas de indemnización con un máximo precio de 300 pesos para
esclavos de 15 a 19 años, 5 pesos para esclavos de 63 años, 50 pesos para esclavos de 8
días de nacido. Esta tabla de indemnización se fundamentaba en la edad de los esclavos a
liberar.

El Estado cancelaba al propietario de acuerdo al número de esclavos que tuviese. A éstos


se les entregaban un pequeño documento que llamaban “Cartilla de libertad” La negra
Abigail conservó hasta su muerte este documento, donde se señalaba que se había
pagado por su libertad a María Teresa Castro: 105 pesos.

Abigail y su hijo Fortunato llenaron toda una época en la vida de Cúa, ella fabricando y
vendiendo sus ollas y utensilios de greda. A Fortunato le corresponde vivir en época
reciente donde las modernas ollas de aluminio y de peltre desplazan las antiguas hechas
de arcilla. Ella esclava, artesana de la vida, él artista del barro .Personajes sencillos y puros
de una época que no volverá (Tradición Oral)
Busto de Carlos Gardel elaborado por Fortunato Esquivel,

Plaza Carlos Gardel de Cúa. En la foto Don Diego Pérez

(Fallecido) miembro de la Asociación Gardeliana de Cúa,

Con algunos miembros de su familia. Foto 1979


EL DEPORTE EN CUA. Con aportes del señor Orlando Duc

“El Deporte es el idioma de todas las razas”


LOS TOROS COLEADOS:
Francisco González el más famoso entre los coleadores del Tuy.
1950

Francisco González, legendario coleador cueño Foto 1971


Polideportivo Aparay. Foto Gladys Zambrano 2010

Octubre de 1971. Inauguración de la manga de coleo de


Aparay. En la foto el Dr. Arnaldo Arocha. Gobernador del Estado Miranda, Francisco González, J. Rondón, conocido en la
lucha libre como Pantera Ding .

Lo que podríamos llamar actividad deportiva moderna, se empieza a practicar en estas


tierras a partir de la segunda década del siglo XX. Con anterioridad esos años se practicaba
el coleo, sin mayores reglas, ni organización. Tal como las costumbres de la época
enseñaban. Era la actividad rústica de hacienda de ganado, donde el macho demostraba
su fuerza, su valentía y habilidad, sobre todo ante las muchachas que asistían a las
talanqueras, donde además, el premio principal era la sonrisa de la dama y las cintas que
ellas hacían con gran esmero, para colocar en los hombros del coleador. De las épocas de
los años de los treinta y cuarenta, recordamos a Jesús Reyes y Manuel Lucio Moreno. De la
época romántica del coleo, la cual duró hasta hace unos 40 años, recordamos en Cúa al
Decano del Coleo Francisco González, A Elías Genaro Acosta Q. Oscar Acosta Q. A los
hermanos Fonseca, Augusto Urbano y Alfonso Urbano entre otros.
Toros en la calle el Limón 1959
Manga de
Aparay año 1965
Las Bolas Criolla

Otra activid ad practicada desde


épocas inmemoriales eran las llamadas Bolas Criollas, muy parecidas a la bocha italiana,
antiguamente las bolas se elaboraban con madera labrada y lijada, su duración y peso no
era igual para todas las bolas. Es a partir de la invención del plástico y de su uso
generalizado, principios de los 50, en que las bolas se empiezan a fabricar de material
sintético, El juego de
bolas siempre
representó una
apuesta, bien sea en
dinero, en cancelación
de las rondas de
cervezas que
acompañaban el juego
y también en animales
como becerros y
marranos. Para los años cincuenta había en Cúa muchas canchas de bolas, como el bar de
los Jabillos, el Club Zamora. El bar de Jesús Reverón en Aparay, en el plan de la Vega.
Posteriormente casi todas las casas de los partidos políticos tenían su cancha. Era una de
las actividades más populares de la Cúa. En el Club Zamora. Carlos Marín hace de juez de
cancha. 1959.
Recordamos que en el año se inicia la organización de los equipos de bolas criollas con la
fundación del equipo La Vega por parte de Don Luis Angelino Manzo, Don Juan Castro,
Don Juan Reyes, Don Jesús ( Chucho ) Macero, doña Carmen Macero. En 1.961 se organizó
formalmente el equipo Club Zamora, fundamentado en la pasión de Elías Gómez, Carlos
Marín, Tulio Marín, Pablo Guitian, Oscar Caballero, José Guzmán, Régulo Tovar, Ramón
Espinoza, Claudio Peña, Rómulo Peña, Pedro (Oso) Padrino, Juan Martínez, Quintín Olivo,
Israel Pacheco, Martín (El Pollo) Burgos quien fungía como Manager de gran garra.
Posteriormente se incorporan al equipo Club Zamora Pedro Vegas y Orlando Duc.
El equipo “Los Unidos”, integrado entre otros por Juan Bonilla, El bochador José Francisco
Echezuría y Morín, el mejor boche en distancia corta. Otro equipo famoso en aquellos
años fue “La Fila “fundado y dirigido por Eduardo “Gallo” Meneses; el equipo “Venezuela”
del Matadero, el ¡”Urdaneta” de Evaristo Villegas, los hermanos Rivas, Evelio Palma y
Víctor Moreno de Charallave.
Uno de los equipos de bolas criollas que marca época en los 60 es “E l Eje de la Vega”,
tenía como sede la cancha de la bodega de Don Jesús Hidalgo, organizado por Blas
Santaella ( Cocó ) uno de los mejores dirigentes y organizadores deportivos en la historia
de Cúa, integrado este equipo, entre otros por Raimundo ( Chicha ) Santaella, Roberto
Izquierdo, Tulio ( Chino ) Herrera, el manager Francisco ( Kiko ) González, Carlos ( Pan con
Queso ) Serrano, el mejor arrime zurdo de Cúa, compartiendo honores con Germán
Medina, Eduardo Díaz, Héctor Duc, Elías Hernández, Gregorio ( Bollo ) Castro, Simón (
Molito ) Villegas. Reforzado por Pedro Padrino, Juan Capino y Orlando Duc.
El equipo de bolas criollas “Gestoría Urdaneta” fundado por el señor Paúl Arteaga,
Méndez Torrealba, Ramón Emilio Oramas, se daba el lujo de “importar” refuerzos como
Gilberto Herrera de Ocumare del Tuy. “Las Estrellas de las Mercedes “un equipo fundado
en 1960 por Alberto Belisario, Pedro Pacheco, Cruz C. Perdigón, excelente boche,
Mosquitin Alzuru, Nino Toro, Juan Irene Escalona, Félix Gavides, Juan Gavides y Albina
Meza.
El equipo “El Castel”, revelación del año 63, con sede en la calle Florida en la cancha de la
querida y recordada italiana Doña Mariana. Estaba integrado por Salem Dugum, Orlando
Duc, Erasmo Alberti (Malen), Servio Ríos, Humberto Carvajal, Juan (El Zurdo) Herrera,
Emilio Izturiz, Pedro Vegas y Alberto Caballero. El equipo “El Mordisco” integrado por
Vicente Llaguna, Juan Olivares, Pio García, Raúl Landaeta, Víctor Sanabria, Gilberto
“Tiburón Zerpa, Arrivillaga.
Entre los más destacados boches de Cúa es justo señalar a Domingo Manrique, Perdigón,
Jesús (Chucho) Macero, Juan Capino, Pedro Padrino, Ernesto Hernández, Nino Nieto,
Pedro Marín y Martín (El Pollo) Burgos.

EL BOXEO, EL DEPORTE DE LOS COLIFLORES:


En la foto Cúa año 1931 en postura de boxeo.
Manuel V. Monasterios Fonseca y Rafael
(Falucho) García.

En el terreno donde funcionó el viejo cine mudo


de Doña Tula Osío, posteriormente transformado
en Mercado Municipal, se celebró en Cúa en 1929
la primera pelea de boxeo, en un cuadrilátero
rustico construido con cuatro líneas de mecate,
cuatro esquinas de guatacaro y el piso elaborado con una lona de camión, el improvisado
boxeador fue Rafael García ( Falucho),nacido en Cúa en 1911, tenía en esa fecha 18 años,
Falucho perdió la pelea ante un contrincante el cual llegó en uno de esos circos pobres
que recorrían el interior del país. Fue tal su rabia que una vez que le quitaron los guantes
de boxeo la emprendió a golpes contra el ganador, el cual tuvo que correr muy duro para
evitar una paliza, esta anécdota fue narrada personalmente por el catire García a Orlando
Duc.
Durante los años 75-76 y 77 se celebraron en los mismos corrales del mercado varias
peleas, recordamos a los novatos Alexis García “Raspahueso”, Armandito Coita, Danilo
González y José Chirinos. La entrada a estos combates boxísticos a penas costaba 2
bolívares de pie y 3 bolívares sentados, se recibía colaboración, entre otros de Don
Domingo Borges, quien ayudaba con las sillas. Pedro Vegas era uno de los miembros de la
Liga de boxeo, él fue campeón semi-pesado del Estado Miranda, otros boxeadores de la
época fueron Julio Sanoja, Luis Beltrán Rodríguez, Campeón Nacional Pluma- categoría
Amateur quien realizó 73 peleas. Cúa hoy necesita un Gimnasio Cubierto para el
desarrollo de varias disciplinas deportivas, entre ellas el boxeo.

ATLETISMO:
Cancha de atletismo y futbol, estadio de Aparay 1970

En el año 1966 se dio comienzo a la segunda etapa del Polideportivo de Aparay, se


construye en el campo de fútbol una pista de Atletismo con una longitud de 330 mts, con
la dirección del ingeniero de origen polaco Iván Leckue, del Instituto Nacional de Deportes
con el respaldo del Ingeniero Luis Jacinto Guevara, quien fue Director del Departamento
Vial del antiguo M.O.P. En el año 67 las autoridades del I.N.D. enviaron el primer
entrenador de atletismo de apellido Morales. En el año 1970 llegó a Cúa el entrenador
José Márquez, recientemente fallecido, se formaron algunos atletas de valía, como
William Domínguez. Posteriormente se dio inicio a las competencias de media maratón
con la colaboración de la Alcaldía dirigida por el recordado Prof. Jesús María Rangel y
organizadas por el señor Néstor Henríquez “Domini”, Teodoro León “El oriental”, Carlos
Castro “El Fantasma”, Jorge Castro y Orlando Duc. Durante 20 años se organizó La Copa de
Maratón “Simón Bolívar “todos los años el día 12 de Octubre. Últimamente estuvo en la
organización de este evento el señor José Tenías Montaño.

EL CICLISMO:
La bicicleta llegó a Cúa a comienzos del siglo XX, muchas personas tenían sus bicicletas y a
comienzos de los años 50 Don Ramón Espinoza monta un taller y venta de repuestos de
bicicleta, quien hacía de mecánico era el “Negro” Angelino. También se acostumbraba en
aquellos años el negocio del alquiler de bicicletas, una de paseo de alquilaba en 0,50 de
bolívar el cuarto de hora, dos bolívares la hora. Las primeras competencias a finales de los
50 eran con bicicletas de paseo, se efectuaban en las fiestas patronales de diversos
pueblos del Tuy, las figuras de esa época eran Martín Aparicio, José Hernández de
Pitahaya, Martín González, Alberto Arráez, El “Negro” Angelino. En los años 70 la estrella
fue “El Bachaco” Peñaloza, fallecido trágicamente cumpliendo el servicio militar. Nelson
Natera, nacido en la Magdalena, participó cuatro veces la Vuelta a Venezuela. En el año
1972 el recordado Señor Adelmo Bertoni y el Señor Luís Angelino Manzo, concejal
organizaron la Primera Vuelta a los Valles del Tuy. En 1972 con motivo de las Fiestas
Patronales de Cúa se organizó la segunda Vuelta al Tuy evento que ganó el ciclista
Fernando Fontes, quien recibió un premio equivalente a dos mil dólares.

Bicicleta inglesa Raleigh


La más solicitada en aquellos años.
EL VOLEIBOL:

Equipo Campeón de voleibol del Instituto Nueva Venezuela. 1989

Este deporte al igual que el básquet, se introducen a través del deporte estudiantil, El
Polideportivo de Aparay ofrece la primera cancha múltiple en estos deportes y son los
entrenadores y profesores de Educación Física quienes empiezan a promover estas
disciplinas. Recordamos en los 70 a un grupo de monitores deportivos formados en el
Centro de Formación Profesional, posteriormente el profesor de E. F. Armando Méndez,
conjuntamente con el fallecido Profesor William Arcila y el Prof. Antonio Domínguez
“Platanote”, siembran el voleibol en Cúa. El Prof. Domínguez jugó a nivel profesional con
el equipo Los Cocodrilos. En Cúa se destacaron jugadores como los hermanos Blas Rafael
(nené)”Saoco” y Chelique Nebrus, la Prof.Jakelin González.

EL BEISBOL:

Polideportivo de Aparay

El béisbol surgió a mediados del siglo XIX, en los EE.UU. en muy poco tiempo se convirtió
en el deporte de las mayorías norteamericanas, el primer fenómeno de masas de la
humanidad. Con los años el béisbol ha llegado a ser una de las empresas económicas más
rentables del mundo libre, donde el valor de un jugador y sus ingresos se cotizan en varios
millones de dólares, dependiendo de la habilidad del pelotero.
Este deporte rápidamente se extiende por el Caribe, llega Cuba con las tropas
norteamericanas, en el año 1.895. Después se empieza a jugar en Santo Domingo, Puerto
Rico y Panamá. En Venezuela es muy probable que algunos marinos, norteamericanos
hubiesen jugado algún partido en la Guaira, Puerto Cabello o Maracaibo. Según relatan
algunos cronistas el primer partido de béisbol se jugó en terrenos de los que hoy es la
Urbanización San Bernardino en Caracas, en el año de 1904. Orlando Duc, “El hombre de
la memoria de hierro”, afirma que el primer partido de béisbol que se jugó en los Valles
del Tuy, se escenificó en Charallave, en Los Samanes, en 1.918, según le contó el Dr. José
DelVechio, Fundador de Los Criollitos, quien vino en la delegación de Caracas. Él era nativo
de Charallave y estudiaba en Caracas. Sin embargo el señor Santiago Navas afirma en el
libro “Santa Lucía de Pariaguan” que en el 1.915 se jugaba pelota en Santa Lucía en un
terreno de juego llamado “La Vega de la Estación”

Estadio Baudilio Díaz, gloria del


Beisbol venezolano.

NATIVIDAD SANOJA NUESTRA PRIMERA GLORIA DEL BEISBOL:


El nombre de NATIVIDAD SANOJA TORO, tal vez no diga mucho a los cueños de hoy, pero
su gloria deportiva es digna de ser conocida , pues se desarrolló en un período muy difícil,
donde no existían los medios de comunicación de hoy, para difundir su labor. ni apoyo
económico al deportista.
Nace en Las Mercedes de Cúa el 25 de diciembre de 1915. Se marcha Caracas muy joven,
en 1.931 y empieza a trabajar como obrero en el Seminario Ínter diocesano de Caracas,
donde tiene su primer contacto con el deporte. Iniciándose como jugador de Fútbol.
Posteriormente empieza a practicar béisbol y descubre que tiene especiales habilidades
como receptor, pero después se destaca como un gran pitcher. Se vincula a equipos como
“Los Gigantes”, después pasa al equipo “Las Fuentes” del Prado de María, al famoso
“Valdespino”, al equipo “Los Sapos” y finalmente ingresa al equipo de béisbol “El
Nacional” patrocinado por la empresa de Cementos La Vega.
La fama de Natividad como buen pitcher se extiende por todos los círculos deportivos del
país. En 1.938 se organizan Los Primeros Juegos Deportivos del área del Caribe, en la
Ciudad de Panamá. Natividad Sanoja tiene el honor de integrar la primera delegación
deportiva que sale del país a representar a Venezuela, como pitcher del seleccionado de
béisbol. Con una destacada actuación que le acredita como el atleta de mayor votación
obtenida, entre las delegaciones de béisbol: de Panamá, Puerto Rico, Cuba y Venezuela.
Obtuvo el segundo lugar como atleta de los juegos, ya que el primer lugar lo obtuvo un
representante de Saltos Ornamentales de la Delegación Mexicana. En esa lejana época no
existía el béisbol profesional, pero muchos de los jugadores de Cuba, Panamá y Puerto
Rico, tenían resuelto su problema económico al recibir buenos sueldos de los
patrocinantes y bonos especiales. Mientras que el venezolano se encontró que al llegar al
país, había sido despedido del trabajo, donde obtenía sus ingresos económicos para
mantenerse él y su familia.
Es así que Natividad Sanoja toma la determinación de colocar el béisbol como diversión de
los fines de semana y se dedica a su trabajo como obrero para mantener a su familia. Esto
frustra a uno de los mejores jugadores de su época. Era muy difícil hacer deporte en
aquellos años. Natividad todavía vive en las Mercedes de Cúa y espera el reconocimiento
que merece de sus coterráneos.

LOS PRIMEROS AÑOS:


Para los años 30 un hijo del General Gómez, el Coronel Gonzalo Gómez, quien era
aficionado al béisbol, al toreo y al fútbol, es el promotor de todas estas actividades en el
país. Había varios equipos, en Maracay, Valencia y Caracas. Entre ellos “El Concordia”, que
fue el primero que trajo al país, jugadores de béisbol importados de Puerto Rico y Cuba.
En esa época, no existía el profesionalismo, el béisbol era amateur o aficionado y la
mayoría de los jugadores, tenían que trabajar para empresas privadas, que los
contrataban, pero no solo como jugadores, sino como empleados o trabajadores.
En 1.941 Venezuela logró una proeza deportiva, que marcará la historia del béisbol
venezolano para siempre. La representación de Venezuela logró vencer, en el estadio “La
Tropical “de la Habana, al equipo de béisbol Cubano, el cual era casi profesional.
Llevándose el Titulo Mundial de “Campeón de Béisbol Amateur del Caribe” El picheo de
Daniel (Chino) Canónico se impuso ante Cuba, para obtener el trofeo.
Este triunfo genero una gran efervescencia en el país, se empezó a jugar béisbol en todos
los rincones de Venezuela, a partir de 1.941 el deporte nacional es la pelota. En aquellos
años cuatro equipos se disputan a la fanaticada. El “Cervecería Caracas”, con su sede en el
Estadio de San Agustín, en terrenos de Alfonso Rivas y Cia, el de la Maicena Americana “El
Magallanes” que tenía su sede de entrenamiento en el sector de los Magallanes de Catia
El Equipo “Vargas” y el “Venezuela”
Los Diablo Rojos del Magallanes Campeones de la temporada 1930 Foto Luís Noguera
Colección Salón de la Fama del beisbol

LA PRIMERA LIGA PROFESIONAL Y LOS ETERNOS RIVALES:


En 1.945 un grupo venezolanos constituye la primera Liga de Béisbol Profesional de
Venezuela. Son ya 60 años organizando el campeonato de béisbol y participando en la
Serie del Caribe. De aquellos primeros equipos sólo el Magallanes conserva su nombre. El
Cervecería Caracas se convirtió en Los Leones del Caracas. Años después se incorpora a la
Liga el equipo “Pampero “Patrocinado por Don Alejandro Hernández, propietario de la
Empresa Pampero, posteriormente es sustituido por los “Tiburones de la Guaira”
En 1.964 se incorporan los equipos “Cardenales de Lara” y “Tigres de Aragua”. En 1969 el
equipo “Llaneros de Portuguesa” es sustituido por las “Águilas del Zulia”
En 1.991 se incorporan a la Liga “Caribes de Oriente”, hoy de Anzoátegui y el equipo
“Petroleros de Cabimas”, sustituido después por “Pastora de los Llanos “con sede en
Acarigua.

AFICION CUEÑA:
Los primeros equipos organizados de béisbol en Cúa, fueron “El Corsario”, “El Triangulo” y
el “El Comercio”, en los primeros años de la década de los 30. En el año 1.936, organizan,
los hermanos Luis y Antonio Imperio, un equipo de béisbol que fue el más popular, por
muchos años:”El León del Oso” por la calidad de sus jugadores. Recordamos a: Baudilio
Serrano, Aristóbulo Blanco, Miguel Laseres, Rosendo Díaz, el padre de Baudilio Díaz,
Ernesto Laseres, Carlitos Arciles. Para esos años estaba considerado como el mejor
bateador y pitcher a Pompeyo Lasseres.
Los grandes rivales del béisbol cueño en los años 40 y 50 fueron los equipos “Camel” y
“Criollos”. Los terrenos de juegos fueron cambiando según Cúa crecía, El primero en el
plan de San José, actual. Palacio Municipal. Después en terrenos de la entrada de
Lecumberry actual. En el plan del Limón, hasta llegar hace unos 45 años a Aparay.

CRIOLLOS Y CAMEL
Los jugadores del equipo “Camel:”Moisés Hernández, Eliseo Armas, Poli Rodríguez, Juan
Sanoja, Ernesto Centeno, Jesús María Cáceres, Víctor Castro, Juan Mendoza, Armando
Coita, Mauricio Seijas, Cesar Arteaga, Andrés Rodríguez, Roberto Duarte El mejor bateador
Santiaguito (El Perico) Los directivos: Heriberto Bello, Juan Irene Manrique y Arcadio
Pacheco.
Los jugadores del equipo “El Criollo”: Luis Lasseres, Tarsicio Castro, Evencio Escalona,
Alejandro Betancourt (Cascarita), Sabas Mijares, Germán Medina, Jesús Carrasqueño,
Pedro José Vergara, Rigoberto Toro, Rubén Villegas, Nieves Hernández, Evencio Sanoja
(Blanca Nieves) y Gregorio Vegas (Lolo).
1.961 AÑO DE LA EXPLOSION DEPORTIVA:
El 28 de marzo de 1.961.se organiza el equipo de béisbol “Tuy”, fundado por una nueva
generación de dirigentes que irrumpe al comienzo de los años 60 como Blas Rafael
Santaella (Cocó),José Antonio Alberti (Choto), Orlando Duc, Raimundo Santaella (Chichí),
Salem Dugúm, Elías Hernández. Los jugadores más destacados de este equipo Luis Mijares
(El Burro), José Castells, Incola Castro (Café), Gregorio Castro (Goyo), Elímenes Ramírez,
Nelson Belisario, Martín (Colín) Alberti, Pascual Marín.
Las Mercedes de Cúa, también se incorpora a la fiebre del béisbol, organizando su equipo
con destacados jugadores como Juan de la Cruz Ascanio, quien también jugaba para el
equipo de Radio Rumbos de Caracas, Juan González, Casimiro García, entre otros.
El día 12 de octubre de 1.961 se funda la Organización Juvenil de Béisbol “Urdaneta “Su
promotor fue el señor Orlando Duc, quien recibe un gran estímulo y cooperación del señor
Domingo Borges, quien para la época ejercía el cargo de Prefecto del Distrito y logró a
través de la Gobernación del Estado Miranda, los útiles, e implementos necesarios para
dotar al equipo de béisbol.
Los jugadores del equipo “Urdaneta”: Héctor Duc, Dimas Gómez, Julio González, Eduardo
Díaz, Oswaldo Mijares, Luciano Díaz, Martín Blanco Ernesto Elías Georgerín, Dominguito
Borges, quien fue su pitcher estrella, compartiendo honores con Héctor Duc (El Tigre).
También los chipilines se incorporan al béisbol con el equipo infantil “El Mopito” dirigido
por Blas Santaella, integrado por los niños Omar Hernández, Rafael García (El
Catire),Dalmiro Dugum,”Chiquitín” Vilera,. entre otros.

LAS PRIMERAS LIGAS DEPORTIVAS DE CUA:


En aquel año (1961) también se organizaron por primera vez en Cúa, otras ligas de
deporte aficionado como: Básquet, Volibol, Atletismo, Coleo, Futbol, Boxeo.
Posteriormente se incorporan Karting y Moto-cros. Todas estas actividades dan un gran
impulso a la vida deportiva local, sobre todo por la participación masiva y la incorporación
de las escuelas a la práctica deportiva. Esto motiva el inicio de la construcción y
remodelación del estadio de Aparay, hasta transformarlo en “El Polideportivo Cristóbal
Rojas” de hoy.
Dr. José Del Vechio, Presidente de los Criollitos de Venezuela
Candelario Díaz y otras personalidades en el estadio de beisbol
Menor de Aparay
Foto 1980
De esta iniciativa, fundamental en la vida deportiva de Cúa, pues permite la creación de
una infraestructura indispensable para la práctica de especialidades deportivas como el
futbol, el atletismo, el béisbol menor, el coleo y el béisbol aficionado es justo reconocer
los aportes de los dirigentes deportivos José Bolívar (Bolivita), Simón Zamora, Raúl
Palacios, Medardo Bolívar, Evencio Escalona, Abilio Guerra León, Eduardo “Colorado”
Monasterios, gran ex jugador de las ligas mayores en el Norte, experto en la construcción
de campos de béisbol, Dixon Bell, el Teniente (retirado) Juan Martínez, quienes dieron lo
mejor de su iniciativa y capacidad para colocar a Cúa como un centro de la vida deportiva
del Estado Miranda, en instalaciones y equipos participantes.
También en los años sesenta el dirigente deportivo Eduardo “Gallo” Meneses, funda las
famosas “Organizaciones Deportivas Miranda “y el equipo “Cardenales de Cúa” donde
destacan deportistas como Alberto Caballero, Tulio Herrera (El Chino), Eduardo Padrón,
Luciano Díaz y su famoso masajista Oseas Mijares entre otros. Famoso por la invención de
la señal “Kikiriboy” “batig corrido” El recordado equipo “Deportivo Cúa “organizado por
José Palacios, Tomás Robles, con participación efectiva de Silvio Ríos, Clemente Ríos, Silvio
Montes, Luís Carballo de San Casimiro

En la foto de izquierda a derecha Dionisio Bandes, Alberto Arteaga S.


Emar Paul Carvallo Camero, Luís Palacios. Y otras personalidades ligadas
del deporte. Foto Luís Palacios

En los años 80 y 90 se organizaron equipos de béisbol en La Vega, El Limón, El


Bicentenario, Las Mercedes, La Inmaculada Concepción, El Conde. Integrados por una
nueva generación de peloteros como: Ramón Díaz, “Kiri” Díaz, Freddy Martínez, Carlos
Castillo (Botella), Carlos Esculpi, Franklin Caballero, Humberto Villegas, Pedro Manrique,
(Tifu), Lito García, Carlos González (Cizalla) Luis Castro, uno de los mejores de su
generación.

EL FUTBOL:
En el año 1.958 Salvador Minicozzi, Alfredo Murgo, Pascual (El Carpintero ), Antonio
Hernández (El Panadero), Pepe ( El Mecánico) ,Luis Alcántara, Antonio García, entre otros
fundaron tres equipos de fútbol, que marcan el inicio de esta actividad deportiva en Cúa.
Sin embargo hablar del fútbol en Cúa es hablar del Miguelito Medina, quien le puso todo
el amor que requiere una actividad deportiva para sembrase y progresar en un medio
donde la mayoría siente es interés por el béisbol. Miguelito era entrenador, organizador,
recolector de fondos para los equipos, realizaba el mantenimiento de la cancha. Es algo
increíble. Cúa tiene una deuda con Miguel Medina. En aquella época contó con la ayuda
permanente del Profesor Cabrujas, organizador del fútbol a nivel nacional y del Centro de
Formación Profesional de Cúa. Institución que organizó equipos en todas los niveles, se
destacaron los hermanos Guillen, profesores como Félix Ubaldo Rondón en la portería,
Joseba Echevarría, (padre del Campeón de la Vuelta Ciclista a España Unai Echevarría,
nacido en Cúa en 1971) como delanteros de gran categoría, incluso ganándole a equipos
de Caracas.
Cooperaron con Miguel Medina empresas y comercios de la Zona y también la
Municipalidad de Cúa, en especial la Administración a cargo de Orlando Duc. Miguelito
llegó a tener a su cargo 64 equipos de fútbol desde infantil hasta mayores.

En la foto el profesor Juan Ametller Portella, (Con Corbata) en compañía de la directiva


del Primer equipo de futbol que se organizó en Cúa. Miembros de las colonias italiana y
española, la madrina Belén Díaz H. Año 1962. (Foto Familia Minicozzi Díaz.).
En foto se destaca el busto del Libertador obra de Vital Debray y el Gazebo donde las
orquestas deleitaban a los cueños con sus retretas dominicales
CUA Y SU PROCESO DE INDUSTRIALIZACION:

“Cuando más hacemos, más podemos hacer”

ANTECEDENTES:

Antigua sede de Vivienda Venezolana 1970

Desde épocas antiguas existieron en la zona de Cúa empresas artesanales para cubrir las
necesidades de sus habitantes, fabricación de tejas, alpargatas, tabacos, papelón, aguardiente,
ollas y vasijas de barro, urnas para los entierros, sillas, puertas y ventanas camas y mesas, escobas,
cestas, pilones, enjalmas y sillas de montar, estas son las primeras unidades de transformación. A
mediados del siglo XIX llegan los trapiches de masa de hierro movidos por fuerza hidráulica,
descortezadoras de café, trillas e implementos para procesar el grano.

En 1904 se instala una desmotadora de algodón movida por máquina de vapor en la antigua
hacienda de la Balvanera del sector el Conde, En la década de los 20 se instalan aserraderos
movidos por fuerza eléctrica, de la primera planta generadora que movía el río de Macaguita,
ubicadas en la hacienda Tazón. En las Haciendas del Deleite y Marín se instalan calderas para
procesar azúcar y en Marín una pequeña fábrica de refrescos tipo colita embotellada, propiedad
de Boccardo y Cía. A comienzos de los años cincuenta se instalan en Cúa varios pilones de maíz,
una pequeña empresa procesadora de aceite de tártago, ubicada en La Fila, propiedad del señor
Pío Socorro; una pequeña empresa de torrefacción de café ubicada en el sector El Silencio,
propiedad del señor Efraín Rodríguez esta etapa es la que podemos considerar como período pre-
industrial de Cúa.

MUSIU ENRIQUE

Sede del Taller de “Musiu” Enrique. Calle Comercio con San José B

Foto año 1930. Antiguo Plan de San José.


Hay personaje de gran interés, el cual llega a Cúa en la década de los años 20, un mecánico francés
conocido popularmente como “Musiu Enrique”, era un hábil artesano conocedor del torno, quien
era capaz de fabricar cualquier tipo de pieza mecánica que se le dañara a un trapiche o a una trilla,
incluso piezas y repuestos de camiones y automóviles, principalmente durante de Segunda Guerra
Mundial, donde había escasez de material importado. Se decía que Musiu Enrique era un prófugo
del penal de Cayena, ubicado en la Guayana francesa, de donde había escapado el famoso
“Papillón”autor de la novela del mismo nombre, inspiradora de la película. Su taller estuvo
ubicado al final de la calle Comercio, donde muchos años después se estableció el señor Domingo
Borges con su fábrica de hielo “Cristalino”

INDUSTRIALIZACION:

En el año 1.959, siendo Presidente del Concejo Municipal el señor Manuel Vicente Monasterios
Fonseca se instala en Aparay (Terrenos Municipales) la primera empresa industrial de Cúa, se
denominó TUBENPLAST, fabricaba tuberías y conexiones de plástico, recordamos en la gerencia de
esta empresa al Dr. Jesús A. Páez, a la señora Anaida Mirabal de Bisello, a el señor Salvador
Minicozzi, entre otros. Hoy esta empresa continúa funcionando como PAVCO DE VENEZUELA
(AMACO). En el sector La Fila se instalan varias empresas entre ellas CANORA, fabrica de alimentos
para aves, propiedad de uno de empresarios más ligado a Cúa Don Raúl Isturiz, también fundó la
empresa FAMAJA, fabricación de jaulas para aves, ambas empresas pioneras de la
industrialización, continúan funcionando y generando empleo. En el mismo sector de La Fila se
instaló la empresa LEROPAN, fabricante de tableros de aglomerados de madera, hoy cerrada.
PICCINI DE VENEZUELA, propiedad de Enio Scaprezi, fabricantes de grúas para la construcción,
recordamos entre sus gerentes a al Señor Virgilio Bisello, hoy lamentablemente cerrada. También
en La Fila se instala el Taller Metalúrgico ARRAIZ LANDAETA, hoy WALSICA.

Al mismo tiempo se instalan en el sector Aparay, INDUSTRIAS PRONIC, propiedad de Edmundo


Monsanto, hoy desaparecida, Industrias CHAKKAL, también cerró.
PIMACA

En 1970, se unen el Hacendado Don Juan Regalado, el empresario y político Don Luis Angelino
Manzo y el joven empresario y político Néstor Luis Pérez y desarrollan en la antigua Hacienda
Marín, lugar de origen de la primera fundación de Cúa, LA URBANIZACION INDUSTRIAL PIMACA, se
empiezan a instalar fabricas grandes, medianas y pequeñas, con un grave problema: el urbanismo
fue muy precario y posteriormente se presentaron problemas de drenaje y servicios. Sin embargo
es innegable, el auge que tomó Cúa como zona industrial, de 15 empresas industriales que tenía
Cúa en 1970, con una ocupación directa de 862 personas, ya en 1975 tenía 45 fabricas y generaba
2120 personas laborando directamente, lo cual representa un incremento en instalaciones del 200
% y en empleos un incremento de 190 %. En ese período se instalan en Cúa empresas como
PRODUCTOS CRUZ VERDE, bajo la gerencia del señor Manuel Vázquez, esta empresa fue
trasladada a Barquisimeto y en sus locales funciona Hoy VIVERES DEL TUY de los hermanos
Rodríguez Arteaga. MANUFACTURAS ACEROVEN del señor José Flores, hoy continúa funcionado
bajo la gerencia del señor Zaragoza. LA FABRICA NACIONAL DE REFRACTARIOS (CAFANARE),
propiedad de otro icono de la industrialización cueña Don Ismael Espinoza y su hijo, todavía hoy
después de casi 40 años continúa funcionando. SILENCIADORES KRUSKO C.A. IMASA, partes para
vehículos y silenciadores, continúa funcionando hoy.
Momento en que era develado del busto del industrial Giocondo Mancín, fundador

del grupo de empresas FAACA. Años 80

La empresa FAACA, fundada en 1970 por los hermanos Macín ( Giocondo, Pedro y Ricardo)
fabricantes de aires acondicionados para vehículos, instala en Cúa un grupo de empresas como
EVAPORADORES CUA, GENERAL MECANICA CUA, CONEXIONES CUA, SOPLASTIC, PRODUCTOS
GENERALES DE PLASTICO P.G.P. CLUTH ELECTROMAGNETICOS, METALMECANICA TUY C.A., como
podemos ver desde el comienzo este grupo se transforma en empresa líder en su ramo a nivel
nacional e internacional, como los más importantes fabricantes de partes automotrices en el ramo
de aire acondicionado y similares, Hoy bajo la dirección del señor Juan Pedro Macín y sus hijos
Carlos Eduardo, José Gabriel, Juan Carlos y Juan Pedro (hijo) es una de las empresas generadoras
del mayor número de empleos estables en la zona, entre sus gerentes y ejecutivos recordamos a
Adelmo Bertoni, Elda Stefani, Rolando Martinelli, Vicente Perreti, Raymon Porter, Ing. Alessadro
Cortelli, Nubia de Monasterios. Gertrudis Mijares Carmen de Oramas De este mismo grupo se
instala en Cúa LA INDUSTRIA FABRICANTE DE RADIADORES (INFRA) en el mismo Parcelamiento
Marín.

INDUSTRIAS ATUEY procesadora de frutas propiedad de Félix Sposito, descendiente de los


cubanos que llegaron a Cúa en año 1937, para fundar la Colonia Mendoza. LA FABRICA DE VELAS
SAN MARTIN DE PORRES propiedad del señor Germán Terán .CONTROL GAS, CRIVIPARCA, fabrica
de vidrios templados, ALFA-TEX propiedad el recordado Alexandro Panaglotidis ubicada en La Fila.
BELFORT GLASS, fabrica de vidrios de seguridad, recordamos entre sus ejecutivos al señor Roberto
Dicampli, a Susana Monasterio, La industria CEMICA fabrica de cerámicas para cubrir pisos y
paredes del grupo Unión, hoy funcionado como AMERICER.

En aquellos primeros años llega a Cúa un técnico en maquinas y herramientas y funda un taller de
mantenimiento y fabricación de piezas metalmecánica, ubicado primero en Quebrada de Cúa y
hoy en la calle La Vega TALLER IVAZE de un cueño por adopción el señor Iván Zerpa.Desde los años
60 llegó a esta población el señor Rafael Diez González, quien funda uno de los primeros talleres
metal mecánicos de Cúa, el TALLER Diez González ubicado primero en el cruce de la calle El
Carmen con Calle Juan España y posteriormente en el Parcelamiento Marín Otra importante
empresa ubicada en el Parcelamiento Marín es MEVENCA, fabricante de transformadores
eléctricos,gerenciada por el Ingeniero Jorge Bicelis. El Taller Metalúrgico MERIDIONAL, dirigido por
Mario Tepedino, Benedetto Pelusso, Virgilio Biselo, Fausto Fabri, Anaida de Biselo. Otras fabricas
instaladas en Marín STYRO TECNICA, TABELCA, VOLANTES VENEZOLANOS, TROFEOS DE
VENEZUELA, PROFLECA, TALLER INDUSTRIAL SICILIA, FABRICA MOTORES VENEZUELA, QUESOS Y
MANTEQUILLAS EL TUY, hoy Lácteos Madeireses. STYRO CONCRETO, METALMECANICA ELEFANT,
POLIPAST, MANSAPLAST, INDUSTRIAS ELECTRICAS TORO, EQUIVENSA, hoy muchas de ellas no
están en funcionamiento. También encontramos La fábrica de Tintas OLIN, ALUMINIOS Y
ESTRUCTURAS ALFORT, CUVENSA, KAISER VENEZOLANA, CARBOVEN, GRUPO VASSALLO, METALES
FERROSOS URDANETA, KORES DE VENEZUELA

En el Parcelamiento industrial Aparay, hoy totalmente desmantelado funcionaron empresas como


APARAY METALMECANICA, CANDAVEN, fabrica de candados, gerenciada por el señor Jorge Fraga
Otra empresa gran generadora de empleo que trabaja tres turnos al día fabricando edificios
prefabricados fue VIVIENDA VENEZOLANA, recordamos a al Ingeniero José Acosta, Silverio
González, Tomás Robles. DOLINCA fabricaba toallas sanitarias, ubicada en la Urbanización
Industrial El Deleite, hoy cerrada. En el sector El Conde se encuentran las empresas CONCRETERA
LOCK JOINT, POLICORTE, GASAS VENEZOLANAS hoy INDUSTRIAS KENDALL.

En la entrada de de la actual urbanización Lecumberry, exactamente donde está el Conjunto la


Gloria estuvo ubicada la empresa TRIDILOSA y al lado la Empresa OMNIA, ambas fabricaban
elementos prefabricados para la industria de la construcción. En Quebrada de Cúa funcionan las
empresas DEVESA, PRODUCTOS G.B.P y en la carretera nacional están ubicadas las empresas
SPILFER. Vía Las Mercedes la Fabrica de lámparas LUSO-VENEZOLANA, LABORATORIOS LAVITAL,
antiguo local de INGEVE.

Cúa fue en la década de los 70 y 80 un verdadero emporio de pequeñas, medianas y grandes


empresas, podemos afirmar que teníamos la categoría de pleno empleo, la crisis económica a
partir del llamado viernes negro, empezó el proceso de muerte lenta del parque industrial, hoy
sobreviven las empresas con capacidad competitiva y posibilidad de exportación. Es cierto que no
se podía desarrollar un proceso de industrialización fundamentado solamente en las restricciones
de importación, los créditos blandos, los subsidios y las facilidades que daba el Estado Venezolano.
Solamente desarrollando el concepto de productividad, ampliando mercados, imponiendo calidad
a buen precio se puede sustentar a largo plazo la industrialización, para ello debemos buscar
nuestras ventajas competitivas, nuevas inversiones y penetrar nuevos mercados. Adecuándonos a
las nuevas realidades del mercado globalizado, para no marginarnos de ese proceso y evitar que
esa realidad nos supere y nos deje atrás. Nada es más inútil que protestar contra ley de gravedad,
lo lógico es evitar su efecto, como hacen por ejemplo los paracaidistas. No es la forma de
propiedad sobre los medios de producción lo que garantiza la eficiencia de la industrialización,
tenemos ejemplos de propiedad privada en quiebra y de propiedad colectivizada en banca rota.
La diferencia es que la primera la paga el bolsillo del inversionista privado y la otra vive su
ineficiencia del patrimonio público. Sería beneficioso que la mano de obra tuviese una mayor
participación en la propiedad y la gestión empresarial, así lo indican las nuevas tendencias de la
economía política, pero si no se tiene claro el concepto de productividad, competitividad,
desarrollo tecnológico y libertad de mercado estaremos fundando empresas que necesitarán
siempre de las “muletas” del Estado para sobrevivir. Llámese empresas privadas, cooperativas,
empresas de autogestión o cogestión, si dependen de los fondos del Estado no serán sustentables
en el mundo globalizado del siglo XXI. (47)
Centro de Formación Profesional de Cúa

Profesor Félix Rondón Director-Fundador

en el taller de ajuste. Foto año 1969


CUA Y LA ACTIVIDAD COMERCIAL:

Cooperación de Don Ramón Espinoza y el señor Orlando Duc.

“El comercio une al mundo”

Tienda La Azucena, la casa comercial más antigua de Cúa. La publicidad de 1932, apareció en el primer periódico de la
historia de este pueblo: CUÉ, fundado por los hermanos Hernández Piñero y Luís Lara. Foto de la tienda en la
actualidad 2011.

Comercialmente la población de Cúa empieza a tener renombre e importancia en la década de


1870, el gobierno del General Guzmán Blanco inaugura el camino carretero de Caracas hasta San
Casimiro, lo cual permite un mayor acercamiento de la región llanera, Cúa se transforma en punto
de llegada de los arrieros llaneros que traían el ganado para alimentar la capital. Las fincas cueñas
servían de sitio de engorde, para recuperar un ganado que había hecho una travesía hasta de 500
kilómetros a pie, desde el Cunaviche o el Arauca, antes de llegar al Matadero. Al mismo tiempo los
trashumantes del ganado consumían y compraban provisiones, aperos, telas, sombreros, sal,
machetes marca “Colin”, escopetas, balas, licores como el Ron Mahoma y el Brandy Domecq y
productos, en varias casas comerciales como Santana Hermanos. Esta casa comercial estuvo
ubicada en el plan de San José, hoy Plaza Bolívar, Donde muchos años después estuvo ubicado el
famoso Hotel Bolívar, propiedad de Doña Luisa Requena, hoy está en ese lugar el edificio Gino.
Diagonal estaba la casa comercial de los Hermanos Heidrich, alemanes, (En Cúa habían 11
alemanes en 1874). Estos alemanes tuvieron un encuentro memorable con otro comerciante de la
época, llamado Manuelito Barco, quien tenía su casa en la calle de la Cruz Verde. Las diferencias se
presentaron por un derecho de paso o servidumbre que los Heidrich negaban a Manuel, quien
necesitaba pasar por la finca Onza para llegar a Las Yaguas. La situación había llegado a un estado
de tensión tal, que los alemanes resolvieron atacar a Manuelito Barco, mediante una emboscada
que le montaron en la calle Comercio de Cúa. Manuelito venia por la esquina de la calle la Gruta,
(actualmente frente a la tienda la Azucena) y los hermanos alemanes estaban ubicados dentro de
su negocio, situado en la calle Comercio cruce con calle La Florida. El primer disparo lo hacen los
alemanes y Manuelito cae herido, sin acobardarse, saca su arma y dispara contra sus agresores,
con el primer disparo da en la frente de Ricardo Heidrich, matándolo. El segundo disparo saca de
circulación a Pedro Heidrich y con el tercer tiro hiere gravemente al hermano menor de los
Heidrich. La valentía y puntería salvaron a Manuelito de una muerte segura y nació la leyenda de
puntería y la hombría de este cueño, su fama se regó por todos los caminos y los alemanes que
quedaron vivos se marcharon de Cúa. (Tradición oral)

De ese período fueron famosos las casas comerciales de Los del Ollo, Los Quiroba, Manuel
Fonseca, los Castillo, los Medina, Sebastián García, en la esquina de la plaza Zamora con el
Malabar, posteriormente funcionó un bar de Luciano García. Sixto Carreño, Francisco (Panchito)
Manzo, con la primera bomba de gasolina de Cúa en los Corrales a comienzos del siglo XX, a finales
del siglo XIX esta casa fue de unos alemanes. En ese sector también funcionó el negocio y posada
de los Hernández. Cúa según el Censo oficial de 1873, ordenado por el General Guzmán Blanco,
tenía 2 panaderías, 2 sastrerías, 2 platerías, 4 carpinterías, 3 herrerías, 1 latonería, 1 tenería, 3
alfarerías, 1 destilería y 1 horno de cal.
Vieja pulpería del siglo XIX

Foto TUCUY

Calle Comercio de Cúa 2011


Santana Mirabal fundador de la Casa Amarilla heredada por sus hijos Antonio y Pepe Mirabal, hoy
funciona allí una panadería. Ubicadas también en la plaza Zamora Juan Ibarra y Brígida, frente a la
alpargatería de Don Julián González, Allí estuvo la dentistería de Don José Antonio Omaña, En la
calle San José fue famosa la carnicería de Don Gustavo Delgado y su hermana Doña Emma
Martínez, otras carnicerías donde se podía comprar el kilo de carne de primera para parrilla a 1,25
el kilo, el marrano a 2,50 y los huesos para la sopa te los daban de ñapa Don Justo Moreno y Don
Jesús María González en la calle Comercio. En el local del viejo mercado Don Arturito Agraz .

Publicidades comerciales de Ayer.


Fundador de la Bomba de Los Corrales Publicidad 1930

Carlos Caballero comerciante propietario de la Casa Rosada, conjuntamente con su hermano Tulio
Caballero. A finales del siglo XIX perteneció a Don Emilio D´Amelio, era Mayor de víveres. El
negocio al detal de la Casa Rosada lo vende Don Tulio Caballero a Don Régulo Tovar, quien llega a
Cúa de la Victoria y se instaló primero en Marín y luego en Plaza Bolívar y hace cueño por amor a
esta tierra., dejando una hermosa familia. .Recordamos laborando en La Casa Rosada al señor
Ramón Elías Solórzano, fallecido trágicamente el 17 de diciembre de 1950, personaje popular y
muy querido en aquella época. El popular José Rafael Guzmán, el Señor Oscar Caballero C.

En la Plaza Bolívar funcionó en 1.930 el bar más grande del Tuy, (45 Mesas) en la vieja casa del
cruce de las calles Florida y Comercio, gerenciado por el señor Lope Díaz Sánchez, (cuñado de Don
Teodosio Angelino) Frente a la Plaza también funciono un bar en los últimos años de la década de
los 40 y comienzos de los 50, regentado por Don Arturo Borges Aquino, Al lado de donde hoy está
Banesco. Vendían además de la cervezas Caracas y Polar con sus clásicos botellones y media jarra,
cerveza Unión, ron Santa Teresa y aguardiente El Yagual.

Don Domingo Pérez, el padre de los Pérez Uzcanga, tiene al final de la calle el Malabar, negocio
con el más variado surtido de la época, además de los típicos productos vernáculos como el queso
llanero o de cincho, también vendían el queso amarillo holandés, las sardinas y el salmón y la
carne de buey enlatados, los cigarrillos Victoria, Doble Águila, Sport y el Bandera Roja, los cuales se
expendían en mazos, el tabaco en rama y el chimó, el “Maíz-Oriza” de los Hermanos Conde y la
famosa Maizena Americana de Alfonso Rivas y Cia. La mantequilla importada “Brum”, las hojillas
marca Gillette y el famoso “Flit”para matar mosquitos y zancudos con la bombita de mano.
Posteriormente este negocio pasó a manos de del popular “Manazo”con el nombre de bodega
Michoacán, famoso por su frito y chicharrón

Especial mención merece un comerciante que nació en San Francisco de Macaira,quien llegó de
Ocumare del Tuy: el señor Pablo Sierra, quien tuvo por muchos años un fondo de comercio, en el
mismo sitio donde ocurrió el lance entre los alemanes y Manuelito Barco en la calle Florida cruce
con Comercio, casa de los herederos de Don Doroteo Angelino. Con Pablo Sierra llegaron a Cúa
dos muchachos que con los años pasarían a ser destacados comerciantes y respetables padres de
familia cueñas Don Natalio Maurell y Don Ramón Espinoza.

Don Natalio, nativo de San Francisco de Macaira, funda una gran familia cueña y le brotan sus
raíces en esta tierra, se asoció durante un largo período con otro personaje del comercio, quien
fue maestro de escuela, Presidente del Concejo Municipal de Cúa y fundador de una gran familia
nos referimos a Don Arturo Borges Aquino. Ellos fundaron la firma Maurell y Borges en el ramo de
ferretería que funcionó muchos años en la esquina de la calle la Gruta con Comercio, en la misma
casa adonde funcionó posteriormente el negocio de las tertulias deportivas de Don Carlos Marín.

Don Ramón Espinoza compró el negocio de otro veterano y respetado comerciante de Cúa Don
Blas Santaella en la esquina de la calle San Rafael con Calle Carreño. Hoy Supermercado San
Rafael. En aquellos años llegó a Cúa las marcas de leche en polvo Klim, Nido y Denia, los refrescos
embotellados además de Coca cola y Pepsicola, la cola Bernotti, la cola Bambi, la cola negra Bidú,
la Lucky Club, Misión, Orange, la Chicha A1, el Milkao, la Crema Soda, y los refrescos marca
Anauco. El producto Harina de Maíz marca Pan aparece en 1961.

Un negocio muy importante a comienzos del siglo XX fue el “Tesoro Escondido” del señor Luis
Díaz, ubicado en la casa donde funcionó el viejo hospital Dr. Osío, hoy liceo de la Calle Florida.
Otro comerciante de larga data en la población de Cúa fue Don Rafael Delgado con el Bar
Restaurant y Posada El Demócrata, el último lugar donde se pudo comer en estas tierras la
legítima comida criolla, representada por platos como el cochino frito, el hígado molido, las
caraotas refritas, el bistec encebollado y el sancocho.

El decano de las viejas bodegas de Cúa, recientemente fallecido Don Pablo Prado, en la esquina,
que debería llevar su nombre, en la calle Zamora, como homenaje a la perseverancia de 45 años
detrás de un mostrador, sirviendo a su pueblo.

A comienzos del siglo XX frente a la plaza Bolívar funcionaba un bar, con gallera del señor
Abraham García, padre de la gloria de nuestras letras el Dr. Miguel García Mackle. El llamado “Bar
Caracas” que luego perteneció a al señor Justo Romero y Otilio Osorio, este ultimo también tuvo
su negocio en la esquina de la Plaza Bolívar junto al famoso cotoperí.
En la década de los 30 llegaron a Cúa dos hermanos de origen rumano, Leonardo y Samuel
Chisters, tuvieron negocios de víveres compra de frutos menores y venta de gasolina y repuestos
para autos y camiones. Don Luis Ricardo Ramos y sus hijos tuvieron un negocio de víveres que
duró varias décadas en la calle Cruz Verde .Allí se vendían las mejores alpargatas del Tuy. El
recordado “capitán” Don Rafael Serrano conjuntamente con su señora esposa y su suegra Doña
Amada, que tenían su Restaurant de comida criolla y su posada familiar, diagonal a la Plaza
Bolívar. A la salida del callejón del rio, Don Chucho Carles al pie de la ceiba, también estuvo en ese
lugar Don Néstor Chávez.

Las antiguas “Boticas” o Farmacias de Cúa, donde además de la elaboración de la medicina pues
pocos eran los llamados patentados, como las Píldoras del Dr. Ross para el estreñimiento, cuyo
lema era “chiquitas pero seguras “Llegaban algunos patentados importados como La Cerevisina
para mejorar la actividad cerebral, más adelante se empleaba para este mismo fin la Fitina,
recordamos el Elixir “Peregrino” los purgantes de aceite de ricino y tártaro .conocidos como “tiro
seguro”, los tubos esterilizados “Clin” o ampolletas, la Emulsión de Scott.”La del hombre con el
Bacalao” Vendían como elementos de tocador los jabones Heno de Pravia, Romero y Reuter, la
Glostora ,el Moroline y el Bilcrem como fijadores para el pelo y las damas con el polvo Sonrisa, los
perfumes Maderas de Oriente y Pachulí, el Champú Halo y la loción Carmela y el Bes-tone para las
cana;. Los caballeros usaban el agua de colonia marca Jean Marie Farina.

Publicidad de productos de los años 30,40 y 50


Boticarios, como Don Francisco López y sus ayudantes tenían que hacer pomadas, tomas o
pociones, pastillas, linimentos y demás formulas para quienes buscaban la curación de los más
variados males, también tenían que hacer de médicos recetando a los pacientes, los cuales tenían
más fe en Don Julián H. Carías, el boticario más antiguo de Cúa, en Don Carmelo Arteaga, por los
años cuarenta, Don José Perdomo el fundador de la Farmacia San José. Don José Manuel Medina
Serrano conocido popularmente como “Machete”, posteriormente pasa a manos de Don Miguel
Heriberto Bello García, quien además fue Presidente del Concejo Municipal, durante los últimos
años del Gobierno de Pérez Jiménez y luego es adquirida por el Dr. Rizo. Hoy Cúa tiene varias
farmacias modernas y eficientes.

En los primeros años del siglo XX llega Cúa, procedente de Palestina un primo de del líder del
movimiento de Liberación Yasser Arafat y se radica en estos valles tuyeros, casándose y fundando
su mejor patrimonio: una hermosa familia, Don Nazario Dugúm Flejan, trabajó toda su existencia
en actividades comerciales y fallece a los 95 años en 1.998.

En el año 37 llegan al Tuy un grupo de familias procedentes de Cuba, para fundar con el auspicio
del Gobierno de López Contreras, en tierras gomeras la colonia agrícola Mendoza, entre otros vino
un joven lleno de esperanzas y con un gran deseo de superación, se vincula esta población con tal
cariño, que jamás dejo esta población, se casó y fundó una gran familia, se trata de Don Domingo
Borges Gómez, quien fue nombrado primer Prefecto de Cúa, del período democrático, pues
anteriormente se le llamaba Jefe Civil. Fundó la primera Fábrica de Hielo de la Región “Hielo
Cristalino”. .

Don Eligio Tovar tuvo su Bodega en la calle San José donde se vendían los sabrosos heladitos de a
locha, de diversos sabores y al lado el popular Don Candelario, conocido de todos como el
“Maestro Candela “el lugar de encuentro en las misas de aguinaldo para el consumo de las
sabrosas arepitas de anís y el cafecito de las frías madrugadas

La tienda La Azucena, en la esquina de la calle La Gruta con calle Comercio, representa en la


actualidad un icono, conjuntamente con La tienda La Negrita de la esquina del Viento. Estos dos
fondos comerciales se llevan el decanato en Cúa. La Azucena fundada por Don Humberto
Caballero y la tienda La Negrita de Don Ladislao Serrano. Quien tuvo una barbería en la Plaza
Zamora y pasó a manos de famoso barbero Don Antonio Mijares. Otro negocio de vieja data en
Cúa y frente al cual esta su propietario Don Trino Leicega, conjuntamente con su hijo Tiburcio: el
Abastos Pueblo Nuevo”

Don Efraín Rodríguez, llega a Cúa de la vecina población de Tácata y funda un mayor de víveres y
una torrefactora de café, en la vieja casona del sector el Silencio de Cúa, sus hijos se incorporan,
ayudando a su padre a esta actividad, Hoy día los hijos de Don Efraín han diversificado sus
acciones, desarrollando empresas comerciales y agroindustriales de gran empuje económico,
siempre vinculados a esta población.

Los muchachos de los años cincuenta y sesenta recuerdan con cariño y nostalgia los sabrosos
caramelos o “pirulís” fabricados artesanalmente por Doña Vestalia de Rodríguez, primero en la
Calle Lecumberry y posteriormente en San José

Don Antonio Naranjo, un canario, funda en la plaza Zamora un mayor de víveres, en la antigua
casa de la escuela María de Jesús Castillo hoy sus hijos también están dedicados a las actividades
comerciales en esta población.

Todos los domingos se colocaba frente a la Iglesia Doña Gumersinda Villegas la famosa dulcera
con su gama de dulcitos criollos a locha y a medio: besos de coco, conservitas, pan de horno,
polvorosas, guargueritos y recortados, catalinas o cucas, papeloncitos y al lado el famoso
“raspadero” Juan “Pescuezo” para calmar la sed. Con sus raspados de colita, tamarindo y
frambuesa

Manuel Antonio Bárcenas, constructor del primer cine moderno de Cúa y propietario de un Bar
que marcó historia en la vida cueña, el archifamoso “Bar El Polo”, que estuvo situado frente a la
plaza Bolívar. También fue propietario de este bar el señor Claudio González Siempre bien
atendido por el recordado Luis “Sardina” y “Rebulicio”.Los otros bares de fama en Cúa fueron el
santuario del tango de Don Ángel Luciano García, con su “Bar Continental”, en la esquina de la
plaza Zamora. Frente al Bar de Luciano estuvo el famoso “Bar de Cholito”, también se conoció con
el nombre de “Dos Gardenias “perteneció a Doña Trina Rojas, en el año 49 lo adquiere Don
Enrique Duc y Doña Lola, luego el señor José Chaves, de nacionalidad portuguesa y en el año 55
Don Miguel Borrajo y Doña Alejandra, de grata recordación por su bondad y calidad humana.
Posteriormente este negocio perteneció al señor Marcial Encarnación Bernal, hoy es El Palacio de
las Pastas. En la Cruz Verde el Bar de Oscar Paz, con su famoso licor vernáculo “El Zamurito”El bar
Aparay de Don Jesús Reverón, con su inmensa cancha de bolas criollas y en el antiguo terreno de
juegos, posteriormente polideportivo el recordado Juan A. Manrique.

Calle Zamora, frente a la Plaza. 2011

En la Cruz Verde tuvieron negocios Don Sebastián Sotillo, en casa de Don Lope Díaz, en la casa de
los Alfajores, propiedad de la familia Díaz, funcionó un negocio del señor Abraham García,
posteriormente del señor Barreiro. También tuvo negocio en la Cruz Verde, Don Pedro Díaz, padre
de una gran familia de cueños. Doña Ana Teresa Mirabal, llegando al puente Gómez, con su vieja
posada para comer platos típicos de la zona.

Don Dilio Alfonso desarrolla su actividad comercial en la calle Comercio, durante varias décadas,
su esposa e hijas, conjuntamente con propietarios del Taller Meridional, construyeron el Centro
Comercial Sorasisol. Don Pedro Quintiliani tiene su tienda en la antigua casa de Don Dilio, Los
Quintiliani, Pedro, Toni y Luis llegaron a Cúa de la región de Abruzzo en Italia y se dedican al ramo
de tienda, con venta de calzado y confecciones. Recordamos de distintas épocas los Zapatos Rex,
Súper y Suela Espuma
En esa misma cuadra Tuvo un negocio de tienda Don Miguel Rojas Espinoza. Posteriormente el
señor Armando Rocco monta en ese sitio una sastrería.

La primera imprenta que funcionó en Cúa, fue propiedad del periodista Emar P. Carvallo Camero a
comienzos de los años 60, ubicada en la calle El Carmen con Lecumberry. En el año 1970, traslada
su imprenta desde San Casimiro, Don Pedro Rafael Parra, con la finalidad de imprimir el periódico
Reto 70, Esta empresa familiar estuvo primero ubicada en la Calle José María Carreño,
posteriormente a la calle Comercio.

Los más famosos sastres de Cúa, durante el siglo XX fueron el viejo Guillen y Rivero. Famosos por
sus liquiliques y fluxes en lino irlandés y casimir inglés, costaba 100 bolívares un liqui liqui y se
pagaba por cuotas de 10 bolívares. Las mejores costureras y fabricantes de camisas eran las
hermanas Santaella en la Plaza Zamora.

Los barberos reconocidos durante el siglo XX fueron Don Ladislao Serrano, Don Antonio Mijares, La
Barbería El Sol de Don León Guzmán y Don Gervasio. Posteriormente llegan a Cúa, dos italianos,
provenientes de Sicilia los señores Claudio Rocco y Salvador Castronovo, hoy día hay varias
barberías de muy buena calidad.

Don Juan José Hernández, adquirió la antigua Bomba de gasolina de Don Panchito Manzo en los
Corrales, además de estación de servicio y lavado engrase de vehículos, tenía también venta de
repuestos automotrices, este negocio los adquiere Don Manuel Vicente Monasterios Fonseca en
los años sesenta, Don Juan José construye la Bomba estación de Servicio de Aparay,
lastimosamente le sorprende la muerte y dicho fondo comercial los adquiere Don Chucho
Requena, una familia procedente del Guárico, que se asienta en Cúa por varias generaciones, Su
padre Don Ramón Requena es uno de los fundadores del viejo Hospital Dr., Osío, fue Presidente
del Concejo Municipal de Cúa en la década de los 30, su nieto Dr. Antonio Requena Padrón fue
Presidente del Concejo entre 1984 y 1990, el último con esa denominación, pues a partir del 90
aparece la figura del Alcalde Municipal. Don Chucho también fue propietario de una tienda frente
a la Plaza Zamora, donde hoy se encuentra ubicado el supermercado de Don Luis Pontes, un
portugués con más de 40 años en Cúa.

La famosa Estación de Servicio “Urdaneta” fundada por la familia Acosta Quiroba, estuvo el señor
Antonio Pino quien la traspasa a familia Calero, Juan padre e hijo y Ramón Luis (f).
Frente a la Bomba de los Tres Palos, como popularmente denominaban es lugar, tuvo un negocio
muchos años el señor José Bustamante, posteriormente del señor Gregorio Arciles.

En la década de los años 50 llegan a Cúa una generación de italianos, que van a contribuir a
modernización del pueblo. Recordamos a Don Antonio Minicozzi, un cueño de corazón, sus restos
están en Cúa por deseo expreso y cumplimiento de su voluntad, fundó una moderna Zapatería y
construyó el primer edificio de los Valles del Tuy. Don Mario Valetta, comerciante. Con su negocio
en la calle Cruz Verde y experto constructor. Don Miguel Pacifico, con su establecimiento, durante
largos años en la Plaza Zamora, al igual que Don Mateo Garófalo. Dos socios que aportan mucho al
crecimiento de la población son Don Octavio Romanelli y Don Miguel Videtta, además de
comerciantes construyen los Edificios Ocsami y San Rafael. Don.Rosario Yemola comerciante y
fundador de una familia cueña. Don Pepino ubicado frente al cementerio de Cúa.

José Jardín llega a Cúa a comienzos del año 60 e instala un Supermercado en la antigua casa de los
Angelinos donde habían tenido negocio los alemanes y Don Pablo Sierra, posteriormente
construye el edificio Florida en la vieja casa de las hermanas Lugo.

En la misma década de los 60 Don Juan Regalado, propietario de la Hacienda Marín, monta un
frigorífico moderno en los locales construidos por la municipalidad en el cruce de la calle la Gruta
con San José y lo denomina como su Hacienda Marín, posteriormente llega Cúa Don José De Abreu
y funda el Supermercado más moderno de los Valles del Tuy, con el mismo nombre de
Supermercado Marín, conjuntamente con José vinieron varios hermanos como Avelino (f),
propietario del Salón de fiestas y licorería Rey David en los antiguos Corrales.
EL CINE EN CUA.

Cartelera Cinematográfica

El antiguo corralón de Doña Tula Osío fue el primer cine Cúa en la década de los años 20, los
interesados en la película a proyectar, debían enviar, con suficiente anticipación las sillas desde su
casa para asegurar su puesto. Este terreno es adquirido por la Administración del Coronel Quiroba
y asignado a la municipalidad par el funcionamiento del Mercado. Sin embargo el cine continuó
funcionado hasta comienzos de los años 40, bajo la dirección del Padre Molina, párroco de Cúa y
como operador el señor Juan Tosta, quien era de Ocumare del Tuy a finales de los 40 Don Manuel
Antonio Bárcenas construye el primer cine moderno de Cúa, con el nombre de Cine Teatro Elvira,
por los mismos años un cueño integral como Don Estanislao Mijares funda el cine Bolívar en la
Plaza Zamora.

Para finales del año 58 Don Estanislao arrienda el Cine Elvira, hasta comienzos de los 70 cuando
regresa a su cine de la Plaza Zamora.

El cine Elvira es dirigido por Don Natalio Maurell y por dos jóvenes profesionales de la ingeniería:
José Antonio Alberti (Choto) y Hugo Gómez Hernández. Es interesante destacar que las películas
preferidas del público cueño de entonces eran las mexicanas, interpretadas por artistas
reconocidos como los Aguilar, Pedro Infante, los Soler, Dolores del Río. Silvia Pinal, Gloria Marín,
María Félix, Tin Tan, Cantinflas, Resortes, Clavillazos. Directores como Zacarías y Orol también las
películas llamadas de vaqueros y las Series de los viernes. Estos jóvenes empezaron a traer cine de
calidad, películas de directores famosos como Alfred Hitchcock, Orson Wells, Frank Capra, Marcel
Carné entre otros pero lastimosamente tuvieron que abandonar el proyecto, por falta de
clientela.

Hoy día no cantamos con un cine, no tenemos una sala de espectáculos y conciertos, todo está por
hacerse.
EL CIRCO RAZZORE EN CUA:

Es interesante señalar que al comienzo de años cuarenta llegó a Cúa el famoso circo de los
hermanos Razzore, ubicándose en el antiguo plan de San José, donde está hoy el Palacio
Municipal, el rugido de los tigres y leones del circo de oía a varias cuadras, lamentablemente a una
señora vecina del sector, el terror que le producían aquellos rugidos que causó un infarto y murió.
Fueron muchos los burros sacrificados para alimentar aquellos enormes felinos.
DIVERSIONES MECANICAS.

En los tiempos de fiestas patronales llegaban al pueblo diversiones especiales como la famosa
“Rueda” mecánica, los carruseles popularmente llamados caballitos, los carritos “chocones” .las
esparcimientos de habilidades y punterías como ensartar un anillo en el cuello de una botella, las
apuestas en ruletas hechas rústicamente con animales, el blanco y negro. Durante estos períodos
especiales aparecían los buhoneros con sus baratijas y las fritangas callejeras, con sus ventas de
tostadas, empanadas y arepas los vendedores de algodón de azúcar en colores, las cotufas y el
maní tostado. Estos comercios ocasionales solo aparecían en las calles durante épocas especiales.
EL CAOS URBANO.

Calle General José María Carreño.

Comercialmente hemos tenido un crecimiento, hay algunos Centros Comerciales, sin embargo las
calles Comercio, Bolívar, San José y José María Carreño están sobresaturadas de pequeños
negocios, generando un caos urbano, potenciado por el comercio informal, la falta de
estacionamientos, la desorganización del flujo de vehículos de pasajeros, las paradas en medio de
la calle, la inconsciencia ciudadana. Se hace necesario poner orden para que Cúa asuma el perfil
de ciudad y deje de ser la muestra de atraso y subdesarrollo que es hoy. Urge darle a la Avenida
Perimetral el carácter de eje comercial para descongestionar el área central, abrir nuevas vías y
polos comerciales.
CUA CRECE FISICA Y ESPIRITUALMENTE:

Colaboración especial de Juan Orlando Duc L.

Para el momento de la fundación de Cúa las primeras casas se construyen en los


alrededores del Templo Parroquial. El núcleo generador urbano se puede ubicar las
cuadras de las calles San José, Zamora, el Carmen, Comercio y Lecumberry. Las viviendas
se construyen en base a los materiales de la época: tierra pisada o bahareque, caña
amarga, horcones de madera dura, pisos de tierra, techo de paja, algunas con ladrillos de
arcilla y teja. Muy pocos lujos, un zaguán, alguna ventana con poyo, patio interno con
árboles y plantas ornamentales .la mayoría de las casas tienen ventanas pequeñas, muy
pocos muebles. Posteriormente se empiezan a utilizar los bloques de adobe, secados al
sol. La construcción de muros combinando adobe con columnas y esquineros de ladrillo y
tapias pisadas. Todavía quedan algunas muestras de este tipo de construcción, en la calle
El Carmen y Zamora.

Los terrenos donde se ubicaron las primeras viviendas pertenecían. a la parroquia según
donación de los herederos de la señora Tomasa Ferrera. En el año de 1783 Cúa tenía unas
cuarenta casas 1.531 habitantes. De los cuales 1.038 eran esclavos.403 personas libres,
38 indios y 101 personas blancas. Los linderos de la población eran por el sur con la
Hacienda de doña Petra Xerder, posteriormente de don José Ignacio Lecumberry, camino
real por medio. Por el Oeste la Hacienda San José, perteneció en siglo XIX a Don Carlos
Hernaiz,, cuyo lindero era la actual calle la Florida. (La Hacienda San José se extendía
desde el río Tuy hasta la fila de la Magdalena). Por el norte los bancos de Santa Rosa,
desprendimiento de la gran posesión del Palmar, se extendía hasta el sector el Limón. Por
el Este la gran posesión el Palmar del Marqués de Mijares, el cual se ampliaba hasta los
terrenos “cegueros” (actual La Vega) con limite en la Quebrada de Cúa, hoy Quebrada La
Vega.
La población se empieza a expandir físicamente hacia la hacienda San José; antes del
terremoto se construyeron casas en el llamado plan de San José, frente a la actual Plaza
Bolívar, hacia el camino de la Cruz Verde, hoy calle Carreño que era la salida para
Charallave y Tácata. En 1.890 se adquieren los primeros ejidos y se desarrolla el sector de
la Cruz Verde. Los primeros barrios de Cúa se empiezan a poblar en las últimas décadas
del siglo XIX, Se les conoce desde esas épocas como La Vega y El Limón. Así se emprende
el crecimiento de una ciudad que tuvo su momento de oro a mediados del siglo XIX, pero
lamentablemente la fuerza telúrica destruyó, Cúa se levantó de sus ruinas, duro y difícil ha
sido el camino, son muchos los que han creído en su ciudad, los que han aportado su
esfuerzo para reconstruir la Perla del Tuy.

EL LIMON deriva su nombre de algún limonero ubicado en el sector, estas tierras


pertenecieron a Juan Bautista Jaén, quien donó parte de ellas para la construcción del
Matadero. Hoy hay una parte que pertenece a la familia Landa., conjuntamente con la
familia Parejo, propietarios de los terrenos de la antigua tejería, donde se construyó el
edificio El Parque. Se recuerda entre los habitantes fundadores a Carmelito Carrizales
comerciante y padre de muchos cueños .Entre las familias tradicionales del sector El
Limón podemos señalar a los Gutiérrez (Manuel), Los Lasseres (Pedrito y Pompeyo). Los
Sáez (Salvador). Los Pérez (Aníbal, América, Elba), Los Georgerín. (Freddy, Juancito,
Ernesto Elías, Omar, Zenaida) Los Hurtado. Los Blancos (Renato, Catalina, Agapito, María
Teresa, Aristóbulo) La Familia Galindo. La familia Mosqueda. Los Mondragónes. Los
Ballesteros. Los Mijares y los Arráiz. Hoy El Limón forma parte del área central de Cúa.

LA VEGA se empezó a poblar desde antes del terremoto, con conucos y engorde de
ganado, es un desprendimiento de la hacienda El Palmar, el cual perteneció desde finales
del siglo XIX a Don Doroteo Angelino, posteriormente al General Juancho Gómez y a sus
herederos y finalmente a los herederos de Don Doroteo Angelino

Se recuerda entre los primeros habitantes a los Lasseres Georgerín. (Fortunato, Heraclio,
Bartola) en segunda generación Ernesto, Rufo, Cecilia, Graciela y María. Recordamos a
Don Esteban Herrera y su esposa Josefina Guardia sus hijos Oswaldo, Julián, Martín y
María. También Don Gregorio Arciles, conocido comerciante. La gran educadora Doña
Felipa Toro. Doña Chucha Hidalgo, madre de Vicente, Juanita, Lourdes, Bartolo, Gustavo,
Otto y Servando. Celestino Mijares casado con María Lasseres, sus hijas María del Rosario,
Jesús, Inés, Cira, Alejandrina y Luis.

Don Wenceslao Mijares, comerciante, quien llegó a la Vega a finales del siglo XIX, padre de
Cruz Antonia, Estanislao y Nino Mijares. Con su famosa bodega. Otro personaje de gran
interés y popularidad en la Vega fue Don Juan Esqueda, propietario del bar la Vega y padre
de una numerosa familia Pedro, Elpidio, Prudencio, la Licenciada María, La Profesora
Luisa, Genero, Pipo y Jesús Esqueda. Don Tadeo Arroyo con su bodega .Don Rafael
Escalona su esposa Juanita, sus hijos Luis Rafael, Rosalio, Néstor y Juanita. La familia
González (Juan Alberto, Felipe, Ana Josefa, Jesús y Juanita la madre del popular Julio,
quien muere prematuramente). Don Juan Castro el padre Goyo, Cuyón, Juan, Elías, Cale,
Virginia. Don Heriberto Coita, padre de toda una gran familia radicada en la Vega, su hijo
Armando y sus nietos Celia, Gustavo, Armando, Heriberto, Sorelis, Efrén, Wilmer.Don Julio
Toro y su esposa Doña Elena y sus hijos Helena, Celia, Margarita, Víctor, Julio ,Miguel y
Rafael. El señor Don Alfonso Urbano, padre de Augusto, Fernando, Sabino, Mercedes y
Juanita. El señor José Piñate y Jesús Piñate ambos agricultores, este último padre de
Andrea. La familia Macero: Jesús y Carmen. La familia Arcile. (Miguel y Carlitos) En los
años 40 se fundó una gran panadería y pastelería del señor Pantoja, una de sus hijas casó
con el compositor y músico Don Juan Vicente Torrealba.

La Familia Díaz Seijas Don Rosendo y Doña Juanita los padres de nuestra máxima gloria
del béisbol Baudilio Díaz y sus hermanos Candelario, Ángel Rosendo, Ramón, Eduardo y
Celina. También conocimos como habitantes de la Vega a Mauricio Seijas, al señor
Heriberto Prieto. La familia Arguinzones, La familia Toro. Los Seijas. Los Escalona, los
Pacheco entre otros.

El barrio LA FILA se empieza a desarrollar en tierras de la Hacienda El Palmar,


descendientes del Marqués de Mijares, esas tierras fueron adquiridas a comienzo del siglo
XX por Juancho Gómez, Hermano del Presidente. A la muerte del Dictador pasan a manos
de la Nación venezolana. Entre las familias fundadoras recordamos a los Abreu. Los
Alberti, Los García (Santos García quien nació en Las Mercedes y fue traído a Cúa a los 10
meses de edad) La señora Carmen Belisario, madre del famoso “Chandú”La familia
Gutiérrez. (Saturnino vino de Santa Lucía en los años 50). La familia Liscano, quienes
vinieron del Yaracuy. El señor Roque Pacheco padre de Arcadio, Sebastián y Alejandrina
.Don Eusebio Lavarte. Don Jesús Sánchez

En los años 60 se construyen las viviendas rurales de Vista Hermosa y se amplia el Barrio el
Cotoperí. En esos mismos años se construyen las viviendas de Salamanca.En los años 80 se
extiende hacia los potreros del Palmar y se fundan los barrios Bicentenario, Vista Alegre y
Mume.

SAN MIGUEL y EL CONDE son caseríos existentes desde la época colonial. El primero era
conocido como caserío “Coco de Mono” y por iniciativa del padre Pellín en los años 20 le
cambió el nombre por San Miguel. Se recuerda al Señor Apolinar Piñero y Antonio Castro
como comerciantes radicados en el lugar, La familia Céspedes, a los Sierra. A los Bustos
.los Rivas y los Arias.

EL CONDE como caserío tradicional asiento de familias como Los Palacios. Los Soto. Los
Alberti. Los Echezuría. Los Rodríguez, los Villanueva. El señor Manuel Antonio Bianco,
propietario de la Hacienda La Encantada, hoy en manos de sus nietos Roberto y José.

Uno de los caseríos tradicionales desde épocas coloniales es QUEBRADA DE CUA, ubicado
en tierras de antigua Hacienda San José, adquirida por el Instituto Agrario Nacional en
1.948, hoy se le conoce como Urbanización el Bosque o Quebrada de Cúa. Es una de las
zonas de mayor impacto urbanístico, de ser un caserío productor de escobas, carbón
vegetal y conucos hoy tiene unos 700 apartamentos y más de 100 quintas, además cuenta
con desarrollos recientes como Mirador del Bosque, Lomas de Betania, La Morita. Entre la
viejas familias de Quebrada de Cúa recordamos a los Leicega, los Páez, los Calderón, los
Estrada, los García (Próspero García quien se radicó en Quebrada de Cúa procedente de
los Amarillos en los años 30, recordado dirigente democrático perseguido de la Dictadura
de Pérez Jiménez), los Barrios, los López, los Luna, Juan Irene Sanoja quien llegó de Las
Mercedes de Cúa en los años 30. los González ( Santiago llegó de Pitahaya en los años 40
), los Castros, los Ocanto, a finales de los 60 llegan quebrada de Cúa Nicolás López
Marrero y familia, Nicasio Mayora y familia, Hildemaro Pirela y familia, Carmen Ostos,
Marina Landaeta, Alfredo Murgo y familia ( lamentablemente fallecido trágicamente
Alfredo, sirviendo al prójimo ), la familia Quintana. Vicente Millán familia, Víctor
Monasterio y familia Entre otros.

LAS MERCEDES DE CUA. El antiguo caserío de Paratebueno, afinque de esclavos y mestizos


que cambió de nombre por iniciativa del Padre Pellín en la década de los 20. Cantera de
mano de obra para todas las etapas de la vida cueña. Negros libres, manumisos,
campesinos enfeudados y ciudadanos, todos han aportado su trabajo y su esfuerzo, ayer
en la faena agrícola en la hacienda del amo cacaotero, o en su conuco de yucas y plátanos.
También trabajando con los cubanos que llegaron a viejas tierras gomeras, en el año 37
para introducir nuevos cultivos como el tomate, el pimentón, la naranja y la auyama
cubana. Trabajando en las areneras que a partir de los años 40 empezaron a producir la
materia prima para la construcción de la nueva ciudad de Caracas. Con la llegada del
proceso de industrialización a los Valles del Tuy a finales de los 50 y los 60, la mano de
obra de los mercedeños era solicitada por su aplicación al trabajo, empresas como
Vivienda Venezolana, fabricante de edificios pre-fabricados, Long Joint, Tridilosa, Piccini,
Taller Meridional buscaban a los habitantes de este caserío como mano de obra eficiente.

Las Mercedes por su ancestro africano es una de las pocas zonas de Cúa que conserva las
tradiciones afro americanas del folclore de su raza. El baile de tambor, el velorio de Cruz,
la fulia se cultivan en la actualidad, con agrupaciones como “Tambor y Ceiba”, fundadas a
comienzos de los 80 por los hijos de Agapito Herrera y Mercedes Elena. Recordamos a
Vitico (fallecido), Benito, Carlos (Perolón), Pedro, ChachoLos hermanos Abreu.
Recordamos a Rosita, conocida popularmente como “Rosa la periquita” por su forma de
bailar el tambor.

Por los años 30 con influencia de los tríos cubanos se fundó en Las Mercedes un conjunto
musical que tocaba los aires santiagueros del conjunto de Miguel Matamoros, con gran
maestría el instrumento llamado Tres , se distinguía el señor Jesús María González,
acompañado de Fernando González, Natividad Sanoja, Nicolás Purroy Flores. En muchas
ocasiones acompañado del cantante de moda en los años 50 “El Guarachero” Jesús Pérez.

Las Mercedes cuenta en la actualidad con servicios públicos como escuelas desde el pre-
escolar, la educación media en San Antonio, tiene su dispensario de atención primaria,
tuvo una capilla muy bonita, construida por iniciativa del señor Francisco Alzuru, dedicada
a La Inmaculada Concepción, pero lamentablemente fue demolida para dar ampliación a
una Urbanización y en su lugar se construyó galpón tipo R, carente de la estética
necesaria para una Capilla de una comunidad.

Las Mercedes tiene su terreno de juego transformado en campo de béisbol desde 1964
gracias a la iniciativa de sus dirigentes locales, como los Pachecos y los Mijares y la
cooperación del Ing. Jacinto Guevara, El Teniente Martínez y un servidor Juan Orlando
Duc. Hoy el campo lleva el nombre del dirigente Vicente Mijares en reconocimiento a su
contribución al deporte.

Históricamente Las Mercedes ha ejercido con gran devoción y responsabilidad la


organización y desarrollo de la Procesión del Santo Sepulcro, en la Parroquia de Cúa,
gracias a la cofradía o Sociedad del Santo Sepulcro, la cual tenía su casa en la calle
Chupulún, hoy ubicada en la calle principal de la Vega. Recordamos al señor Jesús María
Sanoja, al señor Ernesto Vegas, al señor José Vegas, Pedro Vegas, Blas Tovar (Fallecidos)
En la actualidad esta Sociedad Religiosa es dirigido por el Prof. Dagoberto Castro.

En Las Mercedes han nacido personajes como Marcelina Coita, dirigente social, catequista
de varias generaciones, dedicada con profundo amor cristiano al servicio de su pueblo.
Felipa Toro, aunque toda su labor pedagógica la desarrolló en Cúa, había nacido en este
caserío a finales del siglo XIX.Generaciones de cueños pasaron por sus sabias manos,
recibiendo educación para la vida, principios morales y religiosos.

También nace en Las Mercedes el precursor del béisbol Natividad Sanoja, uno de los
primeros venezolanos en jugar béisbol en fuera de Venezuela.

Entre la gente reconocida de las Mercedes recordamos a Esteban Mijares, Jesús González,
Fernando González, a la familia Ascanio, A Antonio Mijares, el popular barbero de la plaza
Zamora, Juan de Cruz Mijares, Los Sanojas, Los Pacheco, (El recordado José Antonio), los
Castro,( Doña María del Carmen Castro matrona que falleció a los 103 años, los Tovar, los
Vegas (Juan Luis) los Gavides, los Blanco, los Alzuru, Tomás Prim y familia, los Correa, los
Escalona , a Don Esteban Mijares entre otros.

Este importante Caserío le ha dado a Cúa dirigentes y concejales electos como Vicente
Mijares, Hugo Castro, Nelson Toro, Luis Cupón Mijares, Daniel Méndez, con más de 40
años de residencia allí, Albañiles como Arturo Vegas, Santiago Flores, Carmelo Tovar o
Carlos José Sanoja.

Las Mercedas esta a a 4 kilómetros de Cúa, por una carretera con más de 50 años de uso,
mal mantenida , hoy requiere de una avenida ínter comunal que integre al viejo caserío
con el terminal del ferrocarril y la población de Cúa

NUEVA CUA O URBANIZACION GENERAL JOSE DE SANMARTIN:

En el año 1968 llega a la Presidencia de la Republica el Dr. Rafael Caldera, el Banco Obrero
el organismo público encargado de desarrollar la política de “Las cien mil casas por año”,
compró la finca Sousa de los hermanos Ernesto y Hugo Guardia, para construir una
Urbanización popular, en parte resolvía la falta de vivienda en zona y el excedente se
asignaría a residentes de la ciudad de Caracas. En el año 1.974 ejercía la Presidencia del
Concejo Municipal de Cúa el señor Jesús Reverón Blanco y se encontró con la presión de
cueños a quienes les habían asignado su casa y la determinación de organismos públicos
de Caracas que no querían respetar esta selección inicial de asignaciones de casas, como
la Gobernación del Distrito Federal. Se organizó un auto invasión para evitar el abuso del
centralismo y es así como en mayo de 1974 se inició la ocupación de la Urbanización.

Hoy día tiene un total de 4.332 viviendas, con todos los servicios necesario como colegios
públicos desde el pre-escolar, dos liceos públicos, un colegio privado en manos de la
Parroquia San Martín de Porres, fundado por el padre Francisco (Pancho) Mijares Alzuru.
Tiene una extensión de la Universidad Pedagógica Siso Martínez. Tiene su módulo de
servicio, mercado, puesto policial, servicio de transporte con Caracas y con Cúa. Tiene
buenos campos deportivos y canchas. Es necesario, como en otras zonas de Cúa mayor
seguridad ciudadana, para evitar la acción del malandraje y la droga. También sería de
mucho interés la construcción de un nuevo puente sobre el Tuy, con una buena avenida
que comunique directamente a Nueva Cúa con la estación terminal del ferrocarril Ezequiel
Zamora.

Los antiguos “bancos de SANTA ROSA”, que pertenecieron en una época lejana al
Marqués de Mijares,a finales del siglo pasado al señor Silvestre Hernández, ya en el siglo
XX a Don Carmelo Arteaga, a quien le compró el Dr. Álvarez Valverde, médico dominicano
de grata recordación en esta población. En “las vegas de Don Carmelo” por iniciativa del
señor Parsifal de Sola, se construye la URBANIZACION SANTA ROSA, con unas dos mil
quinientas casas aproximadamente, distribuidas en varios sectores como Las Colinas,
donde funciona un liceo público llamado Rafael Urdaneta, en unos locales que fueron
diseñados y construidos para albergar al Ateneo Maria Teresa Castillo, mujer cueña de
talla internacional, lastimosamente este proyecto cultural fue dejado a un lado, se le
debería construir su local al liceo y volver a dar el uso de Ateneo a los actuales locales. Los
sectores Babrocas, Tierra Roja, Villa Toscana, Galipan donde funciona el colegio privado
Santos Luzardo, la Pedregosa, Villa Etmasu, donde también funciona un colegio privado
Virgen de Betania, el sector del Towm Hause. Esta Urbanización cuenta con dos
importantes centros comerciales, tiene su capilla, como algo extraño dedicada a la Virgen
de la Milagrosa y no a Santa Rosa.

LECUMBERRY. La antigua hacienda cacaotera de Petronila Xerder y la cual luego se conoce


por el apellido de su nuevo propietario José Ignacio Lecumberry, adquirida a finales del
siglo XIX por el general Laureano Carballo y finalmente comprada por el señor Elías
Acosta. Una finca que todavía en al vieja casona colonial, guarda la imagen venerada de
los cueños, El Nazareno, el de la procesión del miércoles santo. Esta imagen patrimonio
religioso y cultural de Cúa, conjuntamente con la casa debería ser objeto de cuidado
especial, mediante la creación de una Fundación, presidida por la familia Acosta, para
trasformarla en un museo especial, que refleje el periodo colonial cacaotero en los Valles
del Tuy, la esclavitud, que tenga además como centro al Milagroso Nazareno de
Lecumberry.

En esta vieja hacienda cacaotera y ganadera de donde salió más del 50% de la arena que
necesitó el inmenso plan de obras publicas del periodo de Pérez Jiménez. Allí se construyó
a finales de 1984 LA URBANIZACION LECUMBERRRY con 1087 casas, con su centro
comercial, su campo de futbol, sus parques y canchas, además del Liceo Simón Bolívar.
Tiene un parque ecológico, lastimosamente no se le da el uso adecuado, por razones de
seguridad ciudadana.Tiene una casa de Cultura que lleva el nombre del folklorista cueño
Pancho Prim y en la actualidad se construye un modulo de atención a la salud del plan
denominado Barrio Adentro. En la entrada de la urbanización se construyeron 50 casas de
dos plantas con el nombre de La Gloria, es el sitio donde funcionó la empresa Tridilosa,
propiedad del ingeniero Leopoldo Baptista Zuloaga.

La Urbanización LAS BRISAS de reciente construcción, en los antiguos potreros de la


Hacienda El Palmar, propiedad del Marqués de Mijares, posteriormente de Don Juancho
Gómez y a partir del año 37 a la nación venezolana, esta urbanización tiene varias etapas
señaladas con nombres de árboles tropicales como Araguaney, Caoba, Apamate,Flores
exóticas como tulipán. Tiene unas 1350 casas y a su entrada se construyó por iniciativa de
la Dra. Dorita Lara de Venturelli, el primer Instituto Universitario de carácter privado, con
el nombre de General José María Carreño.

URBANIZACION LA MORITA. En las mismas tierras del Marqués de Mijares se construyen


unas 62 viviendas, muchas de ellas asignadas a educadores mediante créditos del IPASME.

EL MIRADOR DEL BOSQUE, se construye en tierras de la antigua hacienda San José,


conocida posteriormente como Quebrada de Cúa, adquirida en 1951 por el coronel Roque
Yoris.Se construyen unas 250 viviendas, incluidas las del plan de la Gobernación de
Caracas y la Alcaldía de Libertador unas doscientas casas más.

LAS LOMITAS I Y LAS LOMITASS II construidas en 1998 por el ingeniero Héctor Matos unas
255 viviendas en sector de Las Mercedes de Cúa.

LA VILLA 42 viviendas de asistencia II en el sector de Quebrada de Cúa, carretera a


Charallave.

SANTA BARBARA, construidas por el ingeniero Juan Ramos y su hermano Carlos Ramos,
unas 108 viviendas en el sector El Conde de esta población.

URBANIZACION BETANIA I en Quebrada de Cúa, 298 viviendas de asistencia II, construidas


por el grupo Triloc.

LA URBANIZACION LA ALMENDRA en la vía Cúa Charallave, terrenos también del antiguo


Palmar, se paralizó y fue invadida en el año 2000, hay un juicio en los tribunales sobre esta
urbanización.

La Urbanización ALTOS DE TOVAR, en la vía Cúa- Ocumare del Tuy 38 casas en plena
construcción, el plan de 88 viviendas.
A un kilómetro de Cúa- vía Tacata se construyó la urbanización LAS TERRAZAS 698 casas
de interés social, el constructor fue Giusseppe Periotti, año 1.994, en la misma zona se
construyó LAS COLINAS 36viviendas tipo I y 100 viviendas tipo II, construida por los
hermanos Juan y Carlos Ramos.

En la antigua Hacienda La Cruz de Estanislao Acosta se construyo por parte del Ejecutivo
del Estado Miranda, bajo la dirección del Ing. Augusto Corrales, la URBANIZACION LA
SANTA CRUZ hasta el momento van 600 viviendas y el proyecto es de 2.400.

Son muchas las urbanizaciones que hacen crecer a Cúa, pero no basta el crecimiento, ni
explosión demográfica que traerá el proyecto del ferrocarril, el impacto de obra exige de
las autoridades un plan de desarrollo, para que el simple crecimiento de la ciudad
dormitorio, permita un mejoramiento integral de la calidad de vida, con buenos servicios,
eficientes y suficientes para esta nueva ciudad que está naciendo en el Tuy, no padezca de
las deficiencias de la improvisación o la falta de planes. Cúa y el Tuy merecen un mejor
destino.
EL FERROCARRIL A LOS VALLES DEL TUY

“Los locos abren los caminos que más tarde recorren los
sabios”

Estación del Ferrocarril Ezequiel Zamora de Cúa (Fotos Gladys


Zambrano ) .

El ferrocarril siempre ha representado en Venezuela un sueño, una esperanza, una


necesidad, hay un convencimiento colectivo de generación en generación que construir
ferrocarriles para cubrir el territorio nacional, de norte a sur y de este a oeste es un
imperativo del progreso y la civilización. Don Rómulo Gallegos soñó con un gran
ferrocarril que cruzaría las llanuras del Apure y del Guarico y así pudiese llegar la
civilización a las tierras dominadas por la barbarie. Sin embargo ese sueño colectivo
sigue allí, esperando. Parcialmente durante muchos años se han construido tramos de
vías ferroviarias. Ya en 1824, en pleno periodo de la Independencia, cuando Venezuela
pertenecía a la “Gran Colombia”, se comisionó a un joven ingeniero inglés, Robert
Stephenson, ( inventor de la locomotora ) por la Colombian Mines Association, para
estudiar la factibilidad de construir un tajamar y un muelle en el puerto de la Guaira y
unirlo a Caracas mediante un ferrocarril .Proyecto sumamente caro para la época,
160.000 libras esterlinas, por lo cual el inventor recomendó que la inversión no se
justificaba por su baja rentabilidad. En 1.854 el General José Gregorio Monagas decretó
la construcción de un ferrocarril que uniera a la Guaira, con Caracas, los Valles de
Aragua, Valencia y Puerto Cabello.

El primer gobernante que inicia un plan ferrocarrilero nacional es el General Antonio


Guzmán Blanco, el ferrocarril de Aroa a Tucaras concluye en 1877 financiado por la
Compañía Inglesa que explotaba las minas de Aroa. En 1.873 se inician los estudios para
la construcción del ferrocarril Caracas –La Guaira y concluida después de superar los
más variados problemas el 25 de julio de 1883 con motivo del Centenario del
nacimiento del Libertador. El ferrocarril Caracas - Valencia construido y financiado por
Alemania empieza a funcionar a partir de 1888 y el ferrocarril a los Valles del Tuy,
conocido como Ferrocarril Central de Venezuela , construido y financiado por los
ingleses empieza a funcionar a partir de 1885.Este último tenía una longitud de 73,48
kilómetros, con una inversión de 19.630.000 bolívares. Su estación en Caracas estaba
situada en Quebrada Honda, donde hoy esta ubicada la gran Mezquita de Caracas,
hasta la estación Santa Lucía tenía 41 kilómetros y superaba 14 túneles y el puente El
Rosario con 100 mts. el más largo de Venezuela en su época. Este ferrocarril entraba
por Santa Lucía a los Valles Tuyeros y tenía estaciones en Santa Teresa, San Francisco de
Yare y Ocumare del Tuy, en el sector Aponte, donde hoy está ubicada la empresa
Pampero. Este ferrocarril fue de gran utilidad para la región del Tuy, pues permitía gran
comodidad para los pasajeros que ya no tenían que hacer el recorrido a lomo de
caballos o burros para el transporte de las cargas y productos agrícolas, Sin embargo a
partir de los años 40 se inicia un proceso de decaimiento en el uso del ferrocarril,
empieza la decadencia del tren y su desplazamiento por el uso de automóviles,
camiones y autobuses. Nace el país gasolinero. Esta competencia puso fin a la era del
ferrocarril iniciada por Guzmán Blanco. Venezuela empezó a invertir en carreteras, se
descuidó el mantenimiento de las vías férreas, no se modernizaron los equipos
rodantes, la obsolescencias y baja rentabilidad finiquitó esa etapa romántica del
transporte. Para los primeros años de la década de los 40 dejó de funcionar el ferrocarril
Caracas- La Guaira. Para 1955, aproximadamente, dejó de funcionar el ferrocarril del
Tuy y el ferrocarril Caracas Valencia lo dejó fuera de combate a mediados de los 60, la
inauguración de la autopista Perejimenista Caracas-Valencia.
A nadie se le ocurrió que ese patrimonio ferroviario e histórico podría ser una
alternativa turística, como siempre hemos hecho, confundimos el progreso con la
destrucción y el arrase del pasado. Se imaginan ustedes a Inglaterra sin su red de
ferrocarriles con mas de 150 años de uso, con locomotoras de vapor, los miles de
millones que generan esas rutas turísticas inglesas .Ellos han construido nuevas vías
férreas modernas y rápidas, grandes autopistas pero sin destruir su patrimonio. Para
nosotros las antiguas vías se transformaron en invasiones de viviendas improvisadas a
lo largo y ancho de la red existente.

En los comienzos de los años cincuenta se habló de un plan ferrocarrilero con la


construcción de 5000 kilómetros, solo en enero de 1954 se inicia la construcción del
tramo de Puerto Cabello a Barquisimeto inaugurado por el general Pérez Jiménez en
1957, esta obra tuvo un costo aproximado de 20 millones de dólares.

A partir de los años 60 se inician los estudios para la realización de un plan ferrocarrilero
nacional, ya en 1973 se habla de Cúa como centro de convergencia de una red de
trenes, con la construcción de grandes talleres, la escuela o centro universitario de
ferrocarriles y la estación central para el control de red.
En octubre de 1990 con motivo del Tricentenario de Cúa, el Presidente de la Republica
de ese período Señor Carlos Andrés Pérez, visita a esta población y se compromete a la
construcción de ferrocarril Caracas- Cúa , señala en su discurso que antes de finalizar su
período llegaría a Cúa en el ferrocarril para inaugurarlo. Se iniciaron los estudios de las
obras, pero Carlos Andrés no terminó su período constitucional y todavía hoy no se
concluyen las obras. Para la construcción de las obras se constituyó un consorcio
internacional, llamado CONTUY, quien ganó la Licitación en 1989. Con la participación
de empresas italianas: Impregilo S.p.A., Ghella Sogeone, Astaldi S.p.A: Japonesas:
Maruben, encargada del proyecto eléctrico y venezolanas: Otaola Ingeniería C.A., se
han invertido 1.700 millones de dólares y se espera que en octubre año del 2006, esté
concluida la obra hasta la población de Charallave. Este tramo ferrocarrilero tiene 41
kilómetros en su fase inicial, hasta completar 93 kilómetros al empalmar con el
ferrocarril que se está construyendo desde Puerto Cabello hasta la Encrucijada en el
Estado Aragua. Esta una obra de alta ingeniería, con 24 túneles, el numero uno
ubicado en el Fuerte Tiuna, en Caracas, tiene 6 kilómetros 770 metros, con esta
longitud, es el túnel mas largo de Venezuela .La suma total de los 24 túneles es de 20
kilómetros, tiene dos falsos túneles,13 kilómetros de terraplenes y 8 kilómetros de
viaductos, ( 27 viaductos) Tiene las estaciones la Rinconada en Caracas, la cual empalma
con la línea 3 del Metro de Caracas (Todavía en construcción) y con una estación militar
en Fuerte Tiuna. La Estación Charallave Norte, en el sector La Peñita planificada para
trenes de carga. La estación Charallave Sur en el sector los Samanes y la Estación Cúa,
en el sector Tovar de la Colonia Mendoza. Tiene una capacidad inicialmente de
transportar 60.000 personas al día y para el año 2010 puede llegar a 150.000 personas
diariamente Los vagones, inicialmente 13 unidades con 52 vagones, dotadas con aire
acondicionado, lo ultimo en tecnología, pueden llevar cada uno 922 pasajeros sentados
y parados. Se tiene planificado trabajar las 24 horas del día y con un flujo promedio de
un tren cada 5 minutos, en las horas pico y en el resto del día cada 30 minutos. Se
calcula que entre Charallave y Caracas se tardaría 7 minutos entre estación y estación.El
sistema de trenes generaría 8400 empleos.
Es indudable que este Sistema de Transporte Sub-urbano viene a cambiar la historia de
los Valles del Tuy, es la incorporación definitiva de la zona al área metropolitana de
Caracas. Mejorará las condiciones de quienes tenemos que trasladarnos entre los Valles
del Tuy y Caracas, reduciendo los riesgos de la vía , las horas hombre perdidas en colas
interminables, el desgaste de vehículos, todo lo negativo que hoy vivimos se reducirá.
Pero también es indiscutible que este sistema de transporte producirá un impacto
múltiple de carácter demográfico, económico, social y ambiental en el Tuy. Es allí donde
vemos un vacío de planificación, el ferrocarril tiene que ser el motor de un plan integral
para el desarrollo y crecimiento demográfico del Tuy Medio. Hasta ahora no hay una
“Ley de Desarrollo de los Valles del Tuy” para iniciar la inversión multimillonaria en
obras de infraestructura para la construcción de una nueva ciudad , es necesario un
verdadero plan de desarrollo urbano para toda la zona, con una autoridad única que
coordine, entre los diferentes entes públicos y privados vinculados al nuevo proyecto de
ciudad, como las Alcaldías, la Gobernación del Estado Miranda, Los Ministerios e
Institutos Autónomos, Empresas constructoras .No es posible y sería criminal que la
improvisación nos arrope y un hermoso proyecto termine truncado y generando
problemas por falta de visión.
Sentarse a esperar que llegue el ferrocarril para ver que vamos hacer. Esa actitud sería un
error imperdonable. Solamente el parque automotor que alimentaría el ferrocarril está
destartalado. Qué sistema vamos a utilizar de intercomunicación entre toda la zona y la
línea férrea: Metro buses como en Caracas, o un sistema como el colombiano o brasilero
llamado Tras milenio, o los trolebuses al estilo merideño o vamos a dejar las cosas como
están dentro del peor de los caos. Las vías de comunicación están colapsadas, los
terminales de pasajeros de los diferentes pueblos tienen 20 años de atraso y su diseño es
de “ranchos” .En materia de viviendas es urgente un plan de desarrollo urbano y no la
improvisación actual, ejecutando obras sin la previsión de servicios básicos y modernos. Es
necesario un plan educativo para los usuarios del ferrocarril y para las nuevas
generaciones en todas las escuelas públicas y privadas de la zona. Es despertar una
conciencia del significado y la importancia de esta obra para Venezuela y en especial para
el Tuy, pues pasamos a ser la única alternativa eficaz y eficiente, si se hace lo adecuado,
para que se construya una nueva ciudad con autentica calidad de vida. Lastimosamente,
Caracas es en opinión de los expertos, la peor ciudad de Latinoamérica para vivir,
cambiemos ese concepto en el Tuy. Logremos que quienes escojan esta zona para vivir,
para desarrollar a sus familias, lo hagan con la alegría de una escogencia buena, no
solamente por razones económicas que permiten el acceso a una vivienda. No pensemos
en pequeño, los propietarios de tierras solo vean egoístamente el beneficio económico de
una plusvalía en el valor de la tierra. La elevación de los precios de la propiedad
inmobiliaria o mayor volumen de ventas en el comercio. Eso no es negativo, pero esa
realidad económica, sin un plan de desarrollo armónico sería una visión miope del futuro
y una irresponsabilidad. Es necesario una interrelación fluida y progresista entre el sector
privado y público. No puede el Estado acometer solo la magnitud de las obras a
desarrollar. El Estado Venezolano es propietario de las tierras en toda la zona de la
Colonia Mendoza para iniciar allí un plan de viviendas populares .de interés social, pero
también es necesario responder las expectativas de los jóvenes profesionales y de clase
media que hoy les es imposible tener vivienda en el valle de Caracas. Hay que ofrecer
calidad de vida, posibilidades de trabajo en la zona. Hay que hacer del Tuy un polo de
atracción, donde sus residentes sientan que están dando a sus hijos educación de calidad,
seguridad, diversión sana, ambiente limpio, hay que superar los niveles de desempleo,
pobreza y delincuencia de la actualidad, para evitar que las estaciones del ferrocarril sean
el paraíso del buhonerismo y del desorden urbano. Hay que superar los terroríficos niveles
estadísticos de inseguridad que nos coloca como zona roja de alto riesgo para nuestra
existencia. Hay que evitar las invasiones que solamente acarrean el caos urbano. Si esto
no se hace, lastimosamente estaremos asesinando el futuro, estaremos trasladando los
graves problemas caraqueños al Tuy, con la comodidad del ferrocarril y estaremos
condenando a millones de personas, habitantes de estos hermosos valles, a una vida
dominada por la inseguridad, la baja calidad en los servicios y la caotización de los Valles
del Tuy. El progreso y el desarrollo jamás llegan acompañados de la improvisación y la
incuria. El ferrocarril puede ser para llevarnos al paraíso, mejorando nuestra calidad de
vida o un viaje al infierno de unos dormitorios suburbanos de un campamento
deshumanizado. Ese futuro es ya y su concreción depende de nosotros. (48)

DE LOS CAMINOS DE RECUAS AL FERROCARRIL CENTRAL

Comienzos siglo XX

Estación Quebrada Honda.1


La cercanía de los valles del Tuy, su inmensa producción agropecuaria permitió desde la
época colonial que se abrieran picas y caminos para su intercambio comercial, la mayor
parte de la producción cacaotera bajaba por Rio Tuy y se embarcaba en Barlovento.

Los caminos del Tuy a Caracas, uno arrancaba de Charallave, salvando la montaña de Agua
Fría, pasando el abra de la Corta del Guayabo a encontrarse con el pueblo del Valle, el
otro partía de Santa Lucía, remontaba por la fila de Turgua a entrar a Caracas por el
camino del Hatillo y Baruta. Primero fue el camino al llano por Ocumere que utilizaban los
Quiriquires para bajar a las llanuras de Camatagua y Tagüay. Luego el camino por Güiripa y
Tácata. Esos no eran caminos, eran picas, por donde a dura penas las bestias cumplían su
cometido, era imposible que en estas tierras tuyeras existieran las carretas y los carruajes,
no había caminos.

Durante el Gobierno del Ilustre Americano se decretó y construyó la carretera del sur, la
cual llegaba hasta San Casimiro, esta carretera trajo grandes progresos a éstos valles, se
podían sacar los productos y empezó a llegar el ganado del llano para el engorde y la ceba.
El gobierno de Guzmán Blanco empezó a considerar la posibilidad de construir una vía
férrea entre el Tuy y Caracas. El 25 de agosto de 1883 el ejecutivo nacional dicta un
decreto mediante el cual se ordena el estudio y construcción de una vía ferrea entre
Caracas y Santa Lucía, se asignaron 100 mil bolívares nensuales para el desarrollo de esta
obra. El 24 de mayo de 1884, el Congreso Nacional aprobó un contrato entre el MOP y el
señor Reginald Pringle (Ingles) para la construcción de un ferrocarril, que partiera de
Caracas, Petare, Santa Lucía, Ocumare, Cúa y se extendiera hasta Valencia. La primera
sección del ferrocarril al Tuy fue inaugurada el 4 de septiembre de 1886 por el General
Guzmán Blanco, (tramo Quebrada Honda Petare). En 1890 se concluyó el tramo El
Encantado La Lira. Llegó el ferrocarril al km. ·36 estación Los Mangos en 1891. Después de
unos cuantos juicios, empréstitos y sobretodo altos intereses el ferrocarril llegó a Santa
Lucía en octubre de 1910, durante el gobierno del general Gómez. Ya la capital del estado
Miranda estaba ubicada en Ocumare del Tuy y se continúan las obras y el ferrocarril llega
a la estación de Aponte Hacienda La Guadalupe (hoy Pampero) a mediados de 1928. El 20
de noviembre de 1936 el gobierno del general López Contreras nacionalizó el ferrocarril
Central a los valles del Tuy.

Fuentes: José Murguey Gutiérrez”Construcción, ocaso y desaparición de los ferrocarriles


en Venezuela” Fundación Editorial El Perro y la Rana Caracas. 2007

Vieja Locomotora hoy en el Museo del Transporte


LA MUSICA POPULAR EN CUA

Cooperación del señor Orlando Duc.

Banda El Rosario .Foto año 1944


“ La música es el lenguaje de los ángeles”

Carlyle.

La fundación de la Banda el Rosario por el padre Yumar, señala el inicio de la formación de


músicos con capacidad, no solo de interpretar al oído, sino de leer partituras, hacer
arreglos musicales, componer, de darle a la música un nuevo camino. Además de tener
una proyección hacia la vertiente popular y la organización de orquestas especiales para
amenizar los bailes de las fiestas patronales, carnavales y otros eventos festivos en los
diversos pueblos de la zona del Tuy, e incluso del sur del Estado Aragua, donde se destaca
San Casimiro con una larga tradición musical, pueblo donde se fundó la primera Jazz Band
de Venezuela de los cuarenta y cincuenta, la de los Hermanos Belisario, la cual estuvo
alternando con las mejores orquestas nacionales e internacionales de la época..

LOS PRIMEROS MUSICOS:

Entre los músicos más destacados durante estos primeros años recordamos al “Maestro
de Maestros Lope Díaz Milano, quien dedico toda su vida la formación de nuevos valores
musicales, hoy la Orquesta Sinfónica Juvenil lleva en su honor, el nombre del Maestro
Lope Díaz Milano. También su hermano Alejandro Díaz Milano, quien fue el autor del
Himno al Distrito Urdaneta. Los hermanos Ramos: Luis Ricardo, Guillermo, miembro
fundador del Orfeón Lamas. Pedro Antonio Ramos ejerció al sub.-Dirección de la Banda
Marcial de Caracas. Teodomiro Rivero, quien desarrolla una excelente labor musical en
Charallave, Juan Pablo Tirado, excelente bajista y profesor de música. Ángel Ramón
Serrano y otros.

En los primeros años del siglo XX la mayor parte de la gente vive en las zonas rurales, es
decir que estadísticamente había más habitantes en zonas rurales que en los pueblos y
ciudades Aquí el rey de las fiestas era el Joropo Tuyero, los bailadores y parranderos,
organizaban fiestas que duraban varios días y se cocinaban los sabrosos sancochos de
gallina para reforzar y continuar la parranda, en algunas ocasiones algún guapo le daba el
palo a la lámpara, pues no existía electricidad, mucho menos bombillos, y le cortaba las
cuerdas al arpa para dar por concluido el baile y así dar inicio al “verdadero joropo”.

Con la radio, los discos de 78 r.p.m. ,La fundación de nuevas orquestas y conjuntos, la
influencia del cine y la llegada al país de artistas y músicos, empieza a cambiar el gusto
musical, principiamos a ver por el cine, a diferenciar otras costumbre, a oír por radio a
excelentes cantantes y nuevos ritmos, con ese sabor tropical de la guaracha cubana,
entre cuyos exponentes se destaca El Trío Matamoros, quien llega Venezuela a mediados
de los años treinta con “El Son de la Loma,” “Cuidadito Compae Gallo”, “De donde son los
Cantantes” También aquel famoso merengue dominicano “La empaliza” o “Compadre
Pedro Juan “

La Orquesta de moda en Venezuela en aquella época era la Luis Alfonso Larraín, la cual
amenizaba los grandes bailes de los principales clubes de Caracas, en 1937 llego al país el
maestro Billo: Luis María Frómita, quien con la magia de sus arreglos y composiciones hizo
bailar a varias generaciones de venezolanos. Baile de gala, en fiestas patronales,
Graduación de bachilleres, quince años, navidad, carnaval, cumpleaños; todo evento
donde el baile fuese el centro de atención la Orquesta Billos imponía su dictadura musical.

También se destacan en aquellas lejanas épocas la Orquesta de Rafael Minaya, la


Orquesta de Chucho Sanoja, los Hermanos Belisario, Años después Juanito Arteta y su
famosa trompeta y el maestro Aldemaro Romero. Todos influyen en el nuevo curso que
tomara el gusto musical local. A partir del 58 “La Orquesta Los Melódicos” de Renato
Capriles.

LAS ORQUESTAS Y LA MODA “LOS PALTOSUDOS”.

De las Orquestas a nivel Internacional el mayor impacto lo vamos a recibir de una


orquesta cubana radicada en México y dirigida por el extraordinario músico Dámaso Pérez
Prado con su ritmo, un tanto loco para la época: “El Mambo”. Otra de las famosas de
aquellos años: “La Orquesta Casino de la Playa”, fuente de muchos arreglos de Billo, se
destacaría con uno de sus grandes cantantes Miguelito Valdez “Míster Babalu”.
Conocimos los danzones en la voz de Barbarito Diez, pero a través del cine nos llego
“Acerina y su Danzonera”, con aquellos famosas danzones que bailaba Cantinflas en sus
divertidas películas. “La Orquesta Aragón” con su flauta de charanga francesa y su ritmo
del Chachachá. El Septeto Nacional de Ignacio Piñeiro con canciones como “La Cachimba
de San Juan”, “Mentira, Salome”. “Échale Salsita”, “Esas no son cubanas”, antecedente del
género que posteriormente se llamaría “Salsa”.

También vamos a recibir influencias de orquestas menos conocidas localmente como


“Machito y sus afrocubans”, radicados en Nueva York y “La Lecuona Cubans Boys”,
Posteriormente una famosa orquesta cubana va acaparar el sentimiento del bailador local,
“La Sonora Matancera” con sus cantantes, en diversos períodos como: Bienvenido
Granda, Daniel Santos, Celio González, Leito Sureda, .Justo Betancourt, Yayo el Indio.
Roberto Torres, Carlos Argentino. Nelson Pineda y la inolvidable REINA DE LA SALSA CELIA
CRUZ.

Un conjunto puertorriqueño influirá de manera determinante en nuestro gusto por la


música caribeña:” Cortijo y su Combo” con su repertorio de Bombas y Plenas donde
destaca un joven cantante, para aquellos lejanos días: Ismael Rivera, quien tendrá un gran
papel en la música latina, igual que sus coterráneos Tito Rodríguez y Tito Puente.

Hay un cantante y compositor cubano, el más genial de los artistas que ha dado la música
cubana, el que brilló en todos los géneros con igual luminosidad, Bartolomé More, el
famoso Benny More, quien no sabía leer una partitura musical, pero podía componer, y
dirigir orquestas casi en forma natural. Ese cantante influirá no solo musicalmente, sino en
la moda masculina. El uso de un saco o palto como decimos en Venezuela, de anchas
hombreras, de talle muy largo, con unos pantalones de ruedos muy angostos, llamados de
tubito. Los zapatos de dos tonos( blanco y negro) con un gran tacón y el corte de pelo
cuadrado Esa moda un tanto estrafalaria se impondría a través del cine mexicano, un
personaje denominado “pachuco”, personificado por el gran comediante mexicano
Germán Valdez, conocido como Tin Tán; A finales de los

Los “paltosudos”1950

cuarenta nuestro pueblo padece del mal endémico del interior del país: “El desempleo”,
quien necesita ganarse la vida y no le gusta el conuco, ni trabajar de peón de finca, ni ser
empleado del Municipio, tiene que buscar trabajo en Caracas Entre los cueños que
trabajan en la capital y regresan los fines de semana al terruño, empiezan a aparecer los
seguidores de la moda cubano-mexicana y de los ritmos antillanos. Los de acá que todavía
no se han ido a Caracas, con menos influencias de moda y escasos recursos, empiezan a
llamarles en tono de media burla y media envidia: “Los Paltosuos” Son estos los que
logran las novias más bellas, los que desarrollan durante el baile los últimos pasos del
mambo o la guaracha, los que se hacían dueños de la fiesta y conocían los giros del
vocabulario cinematográfico de la época. Entre aquellos cueños que vivieron esa época
sana y sabrosa recordamos a: Alejandro Betancourt (Cascarita) (fallecido), seudónimo que
le dan sus amigos por su gran parecido físico con el cantante cubano Orlando Guerra
(Cascarita). Recordamos a Evencio Escalona (bichito) (fallecido) Juan Arguinzones
(fallecido), Tarsicio Castro, Sabas Mijares, Ali Mijares (fallecido) y Óseas Mijares (fallecido),
aquel hombre tenía en sus labios la frase:”Déjenme con mi dolor que de amor nadie se
muere” Ali Vilera (Alisote) (fallecido)se incorpora este grupo posteriormente, junto con
Oswaldo González ( fallecido)Una verdadera “época de oro” que hoy mantiene su vigencia
a pesar del tiempo, del cambio de modas y la vida atropellada de hoy. Cúa era un pueblo
sano, donde no se conocía la delincuencia y los parranderos podían amanecer, dar
serenatas y vivir una vida tranquila. Tal vez con limitaciones económicas, pero sin
miserias.

LAS ROCKOLAS

Empiezan a llegar a todos los bares del municipio unas maquinas grandes, tragamonedas
cuya función era reproducir discos, al comienzo de 78 r.pm. y posteriormente de 45
r.p.m., Con un bolívar de plata de la época podías oír cuatro canciones, esas eran las
famosas Rockolas. Una costumbre muy venezolana llamar el objeto por la marca. Estas
Rockolas ubicadas en los principales bares. No había un bar en el pueblo que no tuviese su
Rockola estratégicamente ubicada con los discos de moda. Recordamos el Bar “El Polo”, al
lado del Cine en la Plaza Bolívar, donde se acostumbraba en algunos domingos de
parranda hacer sancochos de cuanto animal se pudieran cazar como: gatos, perros,
zamuros, guacharacas y una que otra gallina, Incluso se llego a cocinar alpargatas.
Recordamos con cariño algunos de los responsables de elaborar y consumir estos
condumios especiales: al señor Cesar Arteaga y su ayudante Israel Pacheco y al famoso
Luis “Sardina” Díaz Esto aparentemente era un juego pesado, pero no pasaba de una
humorada donde en realidad la mayor parte de las veces eran sancochos de res y gallinas
y se afirmaba que era de gato o perro para ver la reacción del comensal. Cuando sacaban
la cabeza de un gato muerto.El otro bar ubicado en la Plaza Bolívar “El Caracas” el de la
gallera que después fue una arepera y perteneció en los años 20 y 30 al padre del poeta
Dr. Miguel García Mackle, el señor Abraham García. En la Plaza Zamora el Bar Restaurante
y pensión “El Demócrata” de Don Rafael Delgado, famoso por su comida criolla, con
auténtico sabor cueño. Donde también se curaban quebraduras, torceduras y esguinces
en un acto de taumaturgia filantrópica de Don Rafael El bar Restaurante que fue
propiedad de “Cholito”, al que llamaban románticamente “Dos Gardenias” como el
famoso bolero cantado por Daniel Santos. Tiempo después fue de Don Enrique Duc y
Doña Lola y a partir del 55 de Don Miguel Borrajo y la señora Alejandra de Borrajo.Con
una rockola que tenía muchos pasodobles españoles. El Bar “Continental” de Don Luciano
García, con el mejor repertorio de tangos y boleros, además de una guarapita que se
elaboraba con el aguardiente “El Yagual”, la cual competía en calidad con el mejor licor
fabricado en todas la épocas de Cúa, “El Zamurito” de Oscar Paz, en su Bar de la “Cruz
Verde” Con una amplia clientela que venían de Caracas, Maracay y Valencia a comprar
docena de botellas de ese elixir para celebraciones especiales como los toros coleados y
los bailes populares. El Licor que tenía una publicidad muy especial por Noti- Rumbos. El
mejor noticiero de la época. Hoy sería de interés turístico recatar el “Zamurito” como
patrimonio de nuestro pueblo. Y también la famosa guarapita.
Todas estas Rockolas tenían unas luces de neón, muy atractivas y algunos propietarios le
hacían una especie de jaula de hierro para evitar que algún despechado pagara su dolor dándole
un silletazo a los vidrios. de el aparato. Su colección de discos generalmente de 100 tenían todo lo
que estaba de moda, las canciones de despecho, los boleros tangos y pasillos, además de las
infaltables rancheras de Pedro Infante, Antonio Aguilar y Jorge Negrete y los Joropos tuyeros de
Pancho Prim Casi siempre el que le depositaba un bolívar quería que sus cuatro discos se oyeran
en toda la plaza, especialmente para que lo escuchara la culpable de sus dolores y borracheras. El
despechado quería que todo el barrio supiera de su sufrimiento, para lo cual repetía la canción
cientos de veces, hasta que el disco se rayaba, o el dueño del bar cansado de soportar
impertinencias, lo sacara por la fuerza. Las cornetas permitían, incluso a los parroquianos desde
el templo, combinar los rezos de la misa con las canciones de moda de la Billo´s, las lágrimas de
Julio Jaramillo .

En la Plaza Zamora se refugiaban los estudiantes del Liceo Pérez Bonalde para repasar sus
lecciones y prepararse para los exámenes que en aquella lejana época, no eran nada fácil.
Muchas veces se amanecía estudiando en grupo o también discutiendo del acontecer
político y la recién instaurada revolución cubana. Se utilizaba el piso de la plaza como un
inmenso pizarrón, con sus sillas de extensión y termos de café y algún bocadillo. Siempre
se escuchaba en la plaza la música de las rockolas, pero generalmente hasta las 11 p.m.
(bajaban el volumen) las ecuaciones y problemas matemáticos llevaban hasta ese
momento el compás y el ritmo de un tango de Carlos Gardel, un bolero de Leo Marini o
una guaracha de la Billos. Recordamos entre aquellos estudiantes-melómanos a José
Antonio (Choto) Alberti, Hugo Gómez, Miguel Minicozzi, Dominguito Borges, Alejandro
Dacosta, Guillermo Tovar, Zenaida (Mito) Pérez, Maritza Zarrameda, Elvia Delgado, Oscar
Mijares, Roberto Izquierdo entre otros.Estas hermosas costumbres al igual que las
serenatas, desaparecieron por que el imperio del hampa, que así lo dispuso. Lo mismo que
las Misas de Aguinaldo madrugadoras, el carnaval popular y los toros coleados entre las 4
p.m. y las 7 p.m... Hoy los toros salen a la manga después de las doce de la noche.

LOS CONJUNTOS MUSICALES

Juan Vicente Torrealba Vieja esquina del ya desaparecido bar


Continental,

de Don Luciano García. Frente al bar restaurante

España de Don Miguel Borrajo y Doña Alejandra.

Foto 2010
A comienzo de los años 50 un caraqueño, criado en el Hato “Banco Largo” de Camaguán
Estado Guárico, empieza a presentar todas las tardes en un programa por Radio Caracas,
bajo la animación de Pedro José Fajardo: el Conjunto “Los Torrealberos”, con sus
cantantes Mario Suárez, Marisela y Magdalena Sánchez. Así nace un joropo estilizado, con
posibilidad de internacionalización, es el maestro Juan Vicente Torrealba, creador de esta
forma hacer música venezolana que va a producir un sentimiento de cariño por lo
nuestro, toda la juventud se identifica con la música venezolana, todos quieren aprender
el manejo de los instrumentos: cuatro y arpa, la moda era fundar conjuntos de música
venezolana, así como hoy se hacen conjuntos de rock o salsa. La música criolla era la moda
y no obligados por decretos o leyes. En el primer show de nuestra televisión, el “Show de
Don Víctor Saume” a las 12 del mediodía, de lunes a viernes, los artistas venezolanos no
eran material de relleno o contraparte de ley; alternaban en iguales condiciones un Lucho
Gatica y un Alfredo Sadel, un Indio Araucano con un Luis de Ubaldo. Una artista de la talla
de Libertad Lamarque y una cantante venezolana como Rosa Virginia Chacín. Los
estudiantes podíamos ver este Show televisivo a la hora del almuerzo, en un negocio de
grata recordación, llamado “La Entrada” ubicado en Ocumare del Tuy, el cual era
propiedad del señor Ojeda. Donde un plato de carne y una arepa con un refresco costaba
un bolívar. Este ambiente nacionalista que se reflejaba en la televisión y de calidad
musical de los intérpretes, influye en nuestro pueblo para que un grupo de muchachos, en
su mayoría estudiantes del Pérez Bonalde, funden un conjunto con el nombre de “Grupo
Madrigal”, integrado por: Guillermo Tovar(f) como Director y Arpista. Carlos Jerez como
cantante. Dimas Gómez cantante. Alejandro D’Acosta, percusión. Alejandro Herrera
cuatrista y Andrés Serrano cuatrista., Este conjunto tiene una duración de varios años y
con el tiempo forman un nuevo conjunto llamado “Los Supersónicos” (1964) integrado
por el arpista Guillermo Tovar, como Director, Carlos Jerez Guitarra y cantante. Alejandro
Herrera cantante, Miguel González (Charanga) congas. Dimas Gómez cantante. Andrés
Arias Serrano Timbalero. Ernesto Elías Georgerin Timbalero. Y José Gerardo López como
cantante y relaciones públicas.
En los primeros años del Grupo “Madrigal” tuvo su competencia en un conjunto criollo
llamado “Los Dambis” dirigidos por el arpista Carlos González (Ping-Pong), José Gerardo
López Cantante. Luis Belisario, cuatrista. Gregorio Aguilar Cantante Juan Oliveros maracas,
Raúl Pereira cantante y Isabel Angélica Vilera Cantante. Con grandes actuaciones a nivel
nacional...

Isabel Angélica

El repertorio y el estilo de estos conjuntos estaría influido por Juan Vicente Torrealba,
Chelique Sarabia. el autor de canciones como “Ansiedad” y “Cuando no se de ti” en la voz
de Rosa Virginia Chacín, Conjuntos como Hugo Blanco, Luis Cruz, Amado Lovera y
cantantes como Héctor Cabrera, Alfredo Sadel, Mario Suárez, Rafael Montaño, Lila
Morillo, Agueda y Yolanda, las hermanas Chacín entre otros.

En el año 1966 se funda el Conjunto “Los Zenit”, dirigido por Julio Cesar Villasana Pianista
y cantante. Freddy Bogado cantante y guitarra. José Torres (La vaca). Bajo. Miguel
González (Charanga) Congas Raimundo (Ray) Baterías José Gerardo López Cantantes Efraín
Sosa Brito (El Orejón) Cantante. Fue una revelación por su estilo y calidad musical, todavía
muchos recuerdan los arreglos hechos a las canciones “Besos de papel” y “Muévanse
todos” que imponían “Los Impalas”. Y Mirla en sus comienzos .Con el paso del tiempo
abrió espacio a otras organizaciones musicales.

A mediados de los cincuenta aparece en la palestra mundial el ritmo del Rock and Roll con
su máximo intérprete Elvis Presley, esta música producirá una revolución al igual que “Los
Beatles” en los 60. El proceso de globalización cultural se inicia al producir un género
musical que busca la estandarización del gusto musical de la juventud, es decir llegar hasta
el último rincón del planeta y la identificación sea igual en Japón que Francia, Italia o
EE.UU...En aquellos primeros años nuestra juventud se identificaba mas con nuestra
música y en sus bailes se oía mas a la Sonora Matancera, la Billo`s, a Chucho Sanoja
Incluso aparece un ritmo tropical de la costa colombiana que va acapara el gusto bailable
del venezolano: “El merecumbé”, interpretado en Venezuela por el negro Víctor Piñero y
la Orquesta “Los Peniques” y posteriormente con la famosa Orquesta “Los Melódicos” de
Renato Carriles. (1960).

EL SON CUBANO:

El tres cubano.

Por los años 30 goza de fama en Cúa un conjunto de música popular dirigido por el
Guitarrista Isaac Ascanio, años después Augusto Ascanio funda un conjunto con mucho
sabor, al estilo Santiaguero , del oriente cubano y en esa misma onda utililizando
instrumento cubano llamado “Tres”. Un cueño del Las Mercedes de Cúa: Jesús María
Castro González, organiza un conjunto muy bueno, donde el son cubano a ritmo del tres,
las maracas, y la marimbola amenizan cientos de bailes en la región. Recuerdan aquella
canción que decía:”Jugando mama jugando” interpretada por Daniel Santos. Era una de
las piezas de su repertorio, conjuntamente con muchas guarachas, sones y boleros.

LA MUSICA DEL BARRIO.

P. Conde Rodríguez

En los años sesenta el afinque musical urbano aparece en Cúa, con un conjunto musical
fundado en uno de los Barrios de mayor tradición “La Vega”, este conjunto es integrado
por miembros de la familia Herrera, que habían llegado en el 58, desde la ciudad de
Caracas, recordamos a: Tulio (El Chino), Luis (Cara e Locha) Manuel, los tres fallecidos
Alejandro (nene) y Eduardo. También forma parte del conjunto el famoso y popular Julio
González (Viña), quien muere prematuramente a los 29 años. Ernesto Elías Georgerin y
Armando Antonio Flores, este último con un gran parecido físico con Pete (Conde)
Rodríguez, Este grupo es el primero que empieza a tocar la música cubana con un nuevo
estilo, más duro, es posible que en los barrios de Nueva York ocurriera un fenómeno
parecido. Quienes tuvimos el privilegio de escuchar este conjunto o de bailar con sus
interpretaciones quedemos dar fe de estas afirmaciones. No es simplemente un conjunto
mas, es un sentimiento que traduce en un toque enérgico, duro, que castiga muchas veces
al oído fino, acostumbrado a una instrumentación tradicional. Es una forma de tocar que
sin ser desafiante o pendenciera afirmaba con un sello inconfundible:”aquí estamos
nosotros los muchachos de la Vega”, afrontando con nuestra música los complejos de la
sociedad cueña de aquellos años. Lastimosamente su objetivo era la bohemia, pasarla
bien entre amigos y tocar sus guarachas y sones, no imitando a la Sonora Matancera,
como era la costumbre de la época, entre los músicos y aficionados. Ellos tenían un swing
especial algo que después empezamos a reconocer en las interpretaciones de de los
grandes de la Salsa, la manera original de hacer sonar los bongos, los solos que salían
espontáneamente, jamás fueron recogidos por un grabador, ni tuvieron la suerte de ser
escuchados por un productor como Jerry Masucci o Johnny Pacheco y lógicamente el
Barrio la Vega de Cúa no es el Bronx, ni Brooklyn y la salsa tenía que venir de Nueva York,
como los niños vienen de Paris. Pero ese fenómeno musical que comercialmente se
denomino Salsa, no era más que la interpretación de la música caribeña con la fuerza del
barrio, en búsqueda de su verdadera identidad urbana.
LA GAITA ZULIANA.

Conjunto Gaitero “Los resonadores de la Gaita”, patrocinador Industrias Krusko.

En 1962, todavía el género musical de la gaita no se ha extendido por todo el territorio


nacional, el aguinaldo tradicional, los villancicos de herencia española, de las misas de
aguinaldo es complementado en nuestros pueblos con los conjuntos llamados Parrandas
Navideñas, con un repertorio popular. En aquel año “Los Tucusitos” con “Un feliz año pa
ti” y el Conjunto de Oswaldo Oropeza con el “Perico” 12 años después se puso de moda
“El Burrito Sabanero” una parranda compuesta por Hugo Blanco. En Cúa en aquel
diciembre se organizo un festival Navideño de gran categoría, animado por Elías Gómez,
en la Plaza Bolívar, con transmisión radial directa, por primera vez, a través de la Emisora
Radios Valles del Tuy, recién fundada en el 59, donde se presentaron conjuntos y
parrandas representativas de todas las barriadas de Cúa, fue un espectáculo maravilloso.
Se intentó repetir por varios años pero vino la moda de la gaita zuliana y aparecieron los
primeros conjuntos gaiteros, En aquel año 62 se oyó en la radio con mucha frecuencia la
famosa gaita tradicional “La Cabra Mocha”

La Gaita es la manifestación folklórica de mayor representatividad de la región Zuliana, al


occidente de Venezuela, tal vez su origen se remonta al periodo colonial y el nombre de
gaita tenga relación con el instrumento utilizado en las zonas brumosas de Escocia, Gales,
Asturias o Galicia. También en la costa de Colombia como antecedente de la cumbiamba y
el bullengue, aparece un ritmo musical muy asimilado al sonido del carrizo o flauta,
muchos años después sustituido por el acordeón, con el nombre de gaita, con una
influencia predominante de la nación indígena “chimila” del Valle del Cacique Upar, de
donde es originario el ritmo del vallenato, limítrofe con la región zuliana. Este es un tema
para los estudiosos de los orígenes de la música, en nuestro caso, nos ocuparemos de los
conjuntos gaiteros de la población de Cúa...
El Gaitón de José Gerardo López 39 años promoviendo la gaita en el Tuy

El primer conjunto gaitero reconocido en este pueblo “Los Gaiteros del Centro”,
integrados por Guillermo Tovar como Director y Cuatrista. Carlos Jerez Cantante.
Gregorio Aguilar Cantante. Dimas Gómez Cantante. Alejandro Herrera Cuatrista. Ernesto
Elías Georgerin Tambora. Miguel González Tambora. Andrés Serrano Charrasca. Simón
Tovar Furruco. Manolo Torres Cantante y José Gerardo López Cantante.

Posteriormente José Gerardo López forma un conjunto gaitero con el nombre de “Los
Tigres integrado por Julio González (fallecido) Bartolo Hidalgo. Martín González
(Ambulancia). Mundo Escalante, Alberto Arteaga S. (Fallecido). José de Jesús Pagua.
Alejandro Herrera. Baltasar Vargas S. Gregorio Aguilar y Miguelito González.

Los Cuyacos Brimar Flores.

A partir de aquellos años la tradición gaitera local, siempre ha tenido como eje conductor
a José Gerardo López, en proyección y actualización de diversos conjuntos como “El
Nuevo Gaiton” “el Nuevo Gaitón de FAACA” “La Gran Gaita”. “El Gaiton””Los Aguiluchos”,
“Los Cuyacos”, resulta un tanto extraño la variedad de nombres bajo la misma batuta,
pero lo importante es la calidad interpretativa de José Gerardo y su constancia en
mantener y lograr vigencia musical por varias décadas. Es importante destacar los aportes
de un “maracucho” residenciado en Cúa desde hace muchos años: Humberto Acosta
Villalobos . Quien tradicionalmente hace su aporte a la difusión de la gaita zuliana en el
Tuy.Organizando excelentes conjuntos.

EL GRUPO “NUEVA COMBINACION”:

En el año de 1974 el joven Alejandro Marrero y otros muchachos con inquietudes


musicales, toman la determinación de fundar un grupo, que además de marcar un período
importante en la vida musical local, es el semillero para el futuro musical.

Entre los fundadores del del grupo recordamos a Alejandro Marrero como Director,
promotor y ejecutante del trombón, a Bernardino Pacheco con el trombón, Pedro Borges
como bajista a Miguelito González al piano, Ciro Toro Guitarra y tres. Pancho Rondón
Tumbadora. Teófilo Pérez al timbal, posteriormente ingresa Yumar Vilera. Como cantantes
se destacaban Hugo Ruiz y Jesús Terán, también fue cantante del grupo Ángel Ortega.

El Grupo la “Nueva Combinación”, nace en el momento en que la salsa como movimiento


musical ejerce su mayor influencia, eran un grupo sin recursos económicos, pero llenos de
una gran voluntad de triunfo, para su arranque logran la cooperación del Señor Nerio
Tabasque, quien prestaba su local para hacer los ensayos en un sitio aislado, para no
molestar a los vecinos; Allí se construyó el Centro Comercial “Colonial”. Nuestro amigo
Guillermo Tovar nos prestaba, sin egoísmo, su amplificador de bajo. También el señor
Carlos Figueroa nos prestaba un equipo de sonido de intemperie, sin ningún interés
económico. Afirma Marrero recordando la generosidad de sus amigos

Continúa Marrero contando-:”El primer baile, con ganancias económicas lo tocamos en la


población de San Casimiro con una utilidad de 10 bolívares por músico. Lo cual nos
alcanzó para comernos unas arepas”.
-“La lucha para lograr el éxito en esta rama del arte no es sencilla, mucha competencia.
Nos presentamos en programa de televisión, muy famoso en esa época, “Hola Juventud”,
se trasmitía por Venezolana de Televisión, con la animación de Bob Rangel y Eluz Peraza,
Se presentaban grupos de gran calidad y el premio mas apetecido era un contrato de
nueve meses por Venezolana de Televisión. A pesar de los problemas que teníamos con
algunos de nuestros instrumentos que no eran los mejores. Logramos poco a poco
convencer al jurado con nuestra calidad interpretativa y se nos otorgó el primer premio a
la orquesta “La Nueva Combinación de la población de Cúa”, fue una alegría difícil de
describir, nos parecía increíble haber logrado, con humildad, pero con calidad aquel
premio. Cuando llegamos a Cúa el pueblo nos recibió como héroes, cohetes y fiesta hasta
el amanecer.”

-“El contrato con Venezolana de Televisión nos permitió darnos a conocer a nivel nacional,
alternar con las mejores orquestas nacionales e internacionales como Oscar de León, La
Dimensión Latina, La Renovación, Roberto Roena. Joe Cuba y su Sexteto y otras”.

Esta orquesta ganó otros reconocimientos por su labor musical pero lo más importante es
el reconocimiento que Cúa le hecho a los integrantes de este grupo por su calidad
interpretativa y por ser expresión de su cultura popular.
LA ORQUESTA NACIONAL JUVENIL E INFANTIL: LOPE DIAZ MILANO DE CUA.

Jonhatan Vera.

Presentación en Caracas de la Orquesta Juvenil de los Valles del Tuy


Jonhatan Vera un nuevo valor de la Juvenfud cueña.

Aunque su repertorio es académico, con un brillo muy especial, queremos humildemente


hacerle honor a esta agrupación musical afiliada al Sistema Nacional de Orquestas
Juveniles, merece un capítulo aparte porque creemos sinceramente que el 14 de
diciembre de 1991, en que hace su aparición esta orquesta, nace una nueva etapa en la
música cueña, la primera gran época la marcó la Orquesta El Rosario, fundada en el año
1914. La dirección inicial de la Orquesta Juvenil estuvo a cargo de las excelentes directoras
Irma de Lara y Deiba Ollarves, hoy día bajo la batuta de un extraordinario músico de las
nuevas generaciones Carlos Francia, además de Director es un un gran flautista. Esta
Orquesta es un semillero para las nuevas generaciones de músicos cueños. Nuestro
pueblo tiene el record inalcanzable de haber visto nacer en el siglo XX más de 20 músicos
de prestigio.
LAS FIESTAS PATRONALES O FIESTAS DE OCTUBRE.

Cooperación del Señor Orlando Duc

PRIMERA FIESTAS

Una de las tradiciones más importantes en nuestra comunidad, son las llamadas “Fiestas
Patronales en honor a la Santísima Virgen del Rosario”, celebración que se realiza el 7 de
octubre como día de la Patrona. Estas fiestas son las más antiguas, pues se remontan a la
fundación. Su origen religioso establece como centro de todos los programas La Misa de
Acción de Gracias a la Virgen, siempre con la presencia de las principales autoridades
civiles, comerciantes, hacendados, artesanos e industriales y el pueblo en general. Con
solemne procesión, fuegos artificiales y repiques de campana Esta base fundamental de la
festividad se va ampliando según las épocas, las nuevas costumbres, las posibilidades
económicas: Podemos afirmar que desde siempre entre las principales diversiones
populares estaban los Toros Coleados, tradición que recibe impulso bajo el gobierno del
General José Antonio Páez, pues era buen coleador y aficionado a esta fiesta. En Épocas
remotas Las Coleadas se acompañaban de carreras de cinta, cuya gracia era tener la
suficiente puntería para introducir la punta de una pequeña vara en un aro amarrado a
una cinta de colores. El premio principal de estos eventos era las cintas que las hermosas
muchachas colocaban en los hombros de los coleadores que derribaban toros o tumbaban
cintas. No existían entonces mangas elaboradas especialmente, como la que tenemos
actualmente el Aparay, inaugurada en 1971 por el Dr. Arnaldo Arocha, Gobernador para la
época. Con el nombre del coleador de más tradición que ha dado Cúa “Francisco
González” Antiguamente las mangas de coleo se hacían con troncos de bambú traídos del
río Tuy, se aprovechaban las casas existentes entre cuadras las casas y solo armaban las
talanqueras para trancar las esquinas. Así se coleaba en la calle Comercio, en la calle Cruz
Verde y la calle El Limón. Al colocar el pavimento que llamaban “Macadam” se mudaron
para Aparay

LAS DIVERSIONES POPULARES:

Toros Coleados.

Entre las diversiones populares se recuerdan el de la “Cucaña” o “Palo encebado”, con sus
premios de dinero y aguardiente para el que lograba la proeza de subir un tronco
embadurnado de manteca y grasa. También se organizaban piñatas para los niños, hechas
con taparas y vasijas de barro. Algunos años se preparaba el “Cochino Encebado”, el cual
se soltaba por la calle y detrás corrían muchachos y zagaletones tratando de agarrarlo
para obtener el premio. Las carreras de saco y el puente del diablo. Lo que no podía faltar
eran las terneras populares, que eran donadas por las distintas haciendas, al igual que las
tardes de toros: Cada hacendado donaba el ganado necesario para la coleada y donaba un
novillo para la carne en Varas. El sitio donde se hacían las terneras era el Plan de San José,
la cuadra donde está hoy El Palacio Municipal. Casi siempre dirigidas por el señor Juan
José Toro. Posteriormente se hacían las terneras en el viejo mercado municipal.

Los primeros bailes

Los bailes populares eran de joropo tuyero y los bailes que llamaban de gala con orquestas
y conjuntos contratados especialmente para los eventos sociales encasas habilitadas para
tal fin. Solo a partir de 1955 en que se fundó el “Club Social Zamora”, se empezaron a
efectuar los Bailes, con Buenas Orquestas de Caracas, (como Billo’s Caracas Boys,) en los
salones del club. Pero siempre se realizaron fiestas populares en la Plaza Bolívar, pues no
todo el mundo tenía 10 bolívares para pagar una entrada.

LA ECONOMIA FIESTERA:

Una de las características especiales que tenían las fiestas patronales eran que se hacían
con la cooperación de toda la comunidad, los comerciantes aportaban pequeñas
cantidades, los empresarios y hacendados, los Concejos Municipales casi siempre tenían
que cubrir los déficit que generaban los eventos También se acostumbraba autorizar
juegos de envite y azar como las famosas bateas de blanco y negro, las ruletas de
animalitos que se instalaban en las plazas, los bingos, llamados familiares, los juegos de
gallos, las partidas de bolas criollas. Todo estaba permitido para lograr los fondos
necesarios para hacer las mejores fiestas. Aparece en esas épocas la figura del
“rematador” de fiestas, era el representante de un grupo de poder que remataba a precio
vil, todas las actividades y ejercía el monopolio de todas las actividades lucrativas, incluso
las ventas de licores en bailes y en los toros. Su única responsabilidad era otorgarle a la
Junta Directiva de las fiestas una cantidad fija, que garantizaba a los directivos cubrir los
gastos sin mayores zozobras. El negocio era muy lucrativo y en él se asociaban
autoridades, comerciantes y los picaros que siempre han vivido de los demás...

Lastimosamente Las Fiestas en Honor a la Patrona terminaron siendo un pingüe negocio,


para los vivos e influyentes con poder y dinero. Diferentes totalmente a las fiestas de
antaño dirigidas sin el interés del lucro, muchas veces poniendo dinero de su propio
peculio. Como el ejemplo que presentamos de José Guzmán, o las fiestas dirigidas por
Don Luis Ricardo Ramos, o por tanta gente que solo querían la sana diversión.
Recordamos a Medardo García y Juan Benigno Díaz. Dignos hijos de este pueblo que
dirigieron las Fiestas de Octubre por muchos años. También a Elías Gómez, Alberto
Arteaga y a Federico Seijas en años más recientes.

LA GRANDES ORQUESTAS DE SALSA

En el año de 1973, ya muchos de estos males que mencionamos se habían superado,


fundamentalmente porque el municipio prácticamente había tomado las riendas de las
fiestas, Dirigir las fiestas de octubre era una de las formas de obtener dividendos políticos,
muchos aspirantes se daban su baño de popularidad compitiendo por hacer unas buenas
fiestas, para el gusto de las mayorías cueñas La juventud de la época estaba inconforme
con el procedimiento poco democrático como se elegían las directivas, también por la
poca participación que se le daba en la toma de decisiones. Hace su aparición por primera
vez en la palestra de la Fiestas Patronales un dirigente juvenil que ya tiene un lugar
destacado en la organización deportiva del Distrito Urdaneta, nos referimos al señor Juan
Orlando Duc Laseres, hijo de doña Lola Laseres y del hombre que trajo el primer automóvil
a Cúa: Don Enrique Duc. Orlando era un joven muy inquieto, con ideas de izquierda, un
rebelde lleno de nobleza y también de ingenuidad…

UN CAMBIO EN LA DIRECTIVA:

El 8 de agosto de 1973, Juan Orlando informado y motivado por Omar Alberti de una
reunión que se efectuaría en la sala de sesiones del Concejo Municipal para elegir la
directiva de las fiestas de ese año, toma la determinación de participar e invita a varios
amigos y jóvenes para trazar una estrategia que les permitiera asumir el control de la
directiva a elegir. Se presentan dos planchas la número 1 integrada por Israel Pacheco.
Néstor Luís Pérez, Luís Angelino Manzo. Oscar Pérez, esa plancha era la oficial, por su
parte la juventud presenta una plancha con el numero 2 Integrada por Juan Orlando Duc
como Presidente. Federico Seijas como Vicepresidente. Magali Álvarez Lara Segunda –
Vicepresidenta. Morelba Álvarez Lara Secretaria. Randolfo Rodríguez Tesorero. William
Rodríguez Vocal. Margot Toro Vocal. Carlos Oramas Vocal y Freddy Georgerin Vocal Jesús
María Requena Padrón (Chucho) como relaciones públicas...

Había triunfado el pueblo y se notaba un gran ambiente de alegría y las expectativas


estaban cifradas en aquellos jóvenes que no tenían la experiencia necesaria el manejo de
las complejidades administrativas de estos eventos, pero tenían voluntad, ganas de hacer
y sobre todo el orgullo de cumplir, de estar a la altura de la responsabilidad
encomendada.
Se contrato en aquel año a la Orquesta “Billo’s Caracas Boys”, no para el tradicional Baile
de Gala del club Zamora, sino para que el pueblo la disfrutara en la calle., Se presentó al
Ciclón del Caribe a Manolo Monterrey con su orquesta los Caribes. El conjunto “Los King”.
A los tradicionales músicos del mererengue criollo “Los Antaño del Estadium”. Y “Los
Felinos”.La orquesta “La Dimensión Latina” Este programa de música popular y de bailes
impacto a toda la comunidad, jamás se habían tenido en la Fiestas Populares un Programa
de la extensión y la calidad musical de aquel año 1973.Se contó con la cooperación de
muchas instituciones y personalidades civiles y militares..

Además se trajo a “La Banda Marcial de Guardia Nacional” y Conjuntos Criollos para
amenizar las tardes de toros coleados. También es justo recordar que se efectuó un
programa de tipo Deportivo con “La Segunda Vuelta Ciclística a los Valles del Tuy”, ganada
por el penalista Fernando Fontes, la cual fue organizada por el señor Adelmo Bertoni y el
concejal Luis Angelino Manzo (fallecidos).

Se empezó a jugar el tradicional encuentro entre Cúa y el “Equipo Urbanos” de Caracas


con la gran cooperación del señor Luis Lara Carias (f). Integrado entre otros por Nelson
Tarache, Tata Castillo, Aníbal Filamore, Jesús Millán, Pedro Reinoso, Euclides Brito, Víctor
Obelmejias, Juan Oliveros, Francisco Oliveros, Juan de la Cruz, Jesús Veliz. Por primera vez
se presentó una carrera de “Karting” en la Plaza Bolívar con la cooperación del Ing. Rafael
Guerra DelVechio, de Charallave, el empresario Juan Pedro Mancin, El señor Juan Mora, el
Profesor Félix Ubaldo Rondón, el Dr. Rafael Arturo Carreño(f) entre otros.

La Directiva de aquel año, recibe felicitaciones de todos los sectores, el pueblo estaba
complacido y satisfecho con el programa y los eventos realizados, Incluso Juan Orlando
Duc cuenta , como anécdota interesante que el concejal Néstor Luis Pérez, de la plancha
número uno, le felicita y le entrego un cheque, que era una fortuna en aquellos años,
5000 bolívares, unos 1200 dólares de hoy, el cual fue entregado al Presidente de las
actividades de la parroquia (fiestas Religiosas) Don Luis Ricardo Ramos, quien además,
aquel año tuvo el honor de lanzar el globo inmenso con la Imagen de la Virgen del Rosario,
el cual ilumino el firmamento cueño con multiplicidad de luces, como un acto de amor a la
Virgen.

DE NUEVA YORK A CUA

Ante el éxito alcanzado por la junta de fiestas del año 1973, esta repite en 1974 y allí
empieza esa dictadura musical y fiestera que implanta Orlando Duc durante 18 años, un
record difícil de igualar, además de lograr como veremos la presentación en este pueblo
de las mejores orquestas del ritmo de “salsa” ,no solamente de Venezuela, como Oscar de
León sino del mismo Nueva York, como “Las estrellas de la Fania”, representada por Larry
Harlow, el judío maravilloso, tocando en la Plaza Zamora de Cúa, oír a Pete Conde
Rodríguez interpretando “Catalina la O”del compositor Johnny Ortiz A Willi Colon, con su
canción “El día de mi suerte” También la Orquesta “Apollo Sound” de Roberto Roena
tocando “Mi Desengaño” en la calle Carreño, Frente a donde hoy esta Farmatodo. Esa fue
un experiencia única, que vivió este pueblo, algo que jamás se podría repetir, porque
solamente los costos para traer esas orquestas hoy sería algo mil millonario, imposible,
siquiera de pensar. Solo a manera de ejemplo Oscar de León en esa época cobraba por un
baile cuatro o cinco mil bolívares, hoy tendrías que pagar cuarenta millones. La
presentación de Larry Harlow significo una erogación de veinte mil bolívares, contratar
esa Orquesta hoy un costo de ocho mil dólares. El principal mercado del boom de la salsa
internacional era Venezuela, aquí se llegó a triplicar los totales de las ventas de Nueva
York y el Caribe., sin el apoyo económico del público venezolano la salsa no hubiese
sobrevivido a ciertos momento de crisis y desgaste. La devaluación de nuestra moneda, la
situación de crisis económica desde finales de los 70, hacen hoy imposible para el pueblo
darse ese lujo. Bailar con las mejores orquestas del mundo de la salsa, las cuales estaban
de moda para la época y además gratis, En este caso se puede afirmar: Si hubo un pasado
mejor. Tal vez se pueda calificar de derroche, pero en definitiva para los amantes del
género es una experiencia inolvidable. Hoy nos tenemos que conformarnos con el CD, tal
vez” quemadito”, porque el original también está muy caro. (Como cambian los tiempos)

La Fania un fenómeno musical, estuvo en Cúa.


OSCAR DE LEON Y LA DIMENSION
HACEN SU DEBUT EN CUA

Podríamos hacer una síntesis de los programas musicales más destacados en este periodo
en la vida de las fiestas Patronales de Cúa, para que las nuevas generaciones estén
informadas.

En 1974 debuta en este pueblo, en su primer baile publico de calle el gran Oscar de León
y la Dimensión Latina, con Vladimir Lozano uno de los mejores boleristas que ha dado
Venezuela y el famoso músico y arreglista Cesar “Albóndiga” Monge con inolvidables
piezas musicales como “La Piragua” y “Llorarás”. La Dimensión debutó en 1973, sin Oscar
de León también en Cúa.

El 8 de octubre de 1975, un día domingo llega a Cúa Larry Harlow, un pianista de origen
judío-americano, con gran experiencia en la música del rock y del Jazz, que había vivido
varios años en Cuba, donde tal vez le nació la pasión por la música caribeña, en la cual
llego a ser no solo una de las estrellas más importantes de la Fania, sino uno de las
estrellas auténticas de la salsa, La orquesta que viene a Cúa trae a J.R. González integrante
de la Fania y cantante del tema “ la Cartera “ del genio cubano Arsenio Rodríguez. Al
Timbalero Leopoldo Pineda, a Luis “Perico” Ortiz, un verdadero trabuco El concierto
arranca las 12 de la noche en la Plaza Zamora con 16 piezas de moda, una lluvia pertinaz,
pretende “sabotear” la jornada, pero el pueblo amante de la salsa permanece allí, sin
importarle el agua, ni el frío y así transcurre la noche, sin problemas, sin peleas, dando un
ejemplo de gran civismo, para recordar.

El lunes , en la misma plaza Zamora arranco el Primer Festival de Música de Miranda y


Aragua, organizado por la empresa INGEVE y la coordinación del señor Jesús Pérez
Uzcanga, el señor Oscar Pérez, el señor Elías Gómez y el señor Socorro Prin Villegas

Participaron los más destacados intérpretes de la música de Miranda y Aragua como:


Margarito Aristiguieta, Don Salvador Rodríguez, El recordado Chirulí de Aragua, Juan
Martínez el Loro de Miranda, Silvino Armas. Se entregaron premios y reconocimientos. 18
trofeos, 42 placas entre los participantes.

También se presentaron ese año “La Dimensión Latina” con Oscar de León, La “Orquesta
Billo”. “La “Banda los Satélites”, el “Grupo Mango”. La orquesta “La Renovación” y una
orquesta local muy afamada en la época “La Nueva Combinación”.

Resulta muy difícil superar un programa musical y de festejos como el de 1975, en opinión
de mucha gente las fiestas con la mejor programación musical, en la historia de las fiestas
patronales de Cúa. En 1976 se contrató la orquesta ”Típica 73”, directamente de Nueva
York al Club Zamora de Cúa En el año 1978 vino de Nueva York la Orquesta “Cava”.
Además se presentó de la Billo’s y Oscar de León.

En el año 1981 preside las fiestas la señora Marina Landaeta, Orlando coopera en la
organización de las fiestas populares y contratan a la orquesta “Son 14 de Cuba”.

En el año 1984, ejerciendo la Presidencia del Concejo Municipal del Municipio Urdaneta el
Dr. Antonio Requena Padrón y como administrador el señor Omar Vargas, se logró montar
una programación bailable de gran categoría. Se contrataron “Los Hijos de la Salsa” o de la
“Fania”, era una generación de relevo como el hijo de Ismael Rivera, la hija de Andi
Montañés... También vino uno de los grandes de la salsa Luigi Texidor. Y el cantante Pete
El Conde Rodríguez. Un trabuco muy famoso “El Grupo Cacao”,
Ya para la época la situación económica hacia difícil la contratación de grupos de gran
fama, sin embrago en 1985, se trajo al Rey del Merengue Wilfredo Vargas, un espectáculo
que llenó la calle Carreño desde la Cruz Verde hasta la Plaza Bolívar, Ese año también se
presento en Cúa Oscar de León.

Para el año 87 se presento “La Banda Show de Panamá”.” La orquesta de Samuel del
Real”, a la agrupación “Un Solo Pueblo “y” La Salsa Mayor”…

Las fiestas de 1990 correspondientes al Tricentenario de Cúa, Presididas por el Profesor


Miguel Manrique y el Profesor Carlos Castillo, ejerciendo la Alcaldía el profesor Jesús
María Rangel (Fallecido), Se elaboró un programa muy balanceado, con un porcentaje
mayor de eventos culturales y deportivos, pero lamentablemente la lluvia, opacó las
presentaciones, fueron 9 días de lluvia seguidos y hubo que dedicar más tiempo a los
problemas generados por el agua.

En el año 1988 se presentó en Cúa un concierto de Willi Colón, uno de los grandes músicos
de la Salsa, directamente de Nueva York

LOS NUEVOS TIEMPOS:

Hoy día esta tradición requiere un esfuerzo para darle la dimensión propia de los nuevos
tiempos. Para adecuarla a nueva realidad, para no perder ese esfuerzo de competencia
sana que existía antes. Donde el mayor orgullo era hacer de las fiestas de Cúa un evento
único e insuperable, tal vez estamos a tiempo para institucionalizar la tradición y darle una
proyección turística nacional e incluso internacional. Cada generación cumple con su
mandato, Orlando Duc y tanta gente que cooperó con su generación, hicieron lo mejor
que pudieron por las fiestas de Cúa Tal vez otros hubiesen hecho otra cosa, no podemos
decir si mejor o peor, porque serían especulaciones sin sentido. Lo cierto es que allí
quedaron 18 años de trabajo y una historia. La nueva generación tiene el reto de
continuar y mejorar la tradición, adecuándola a los tiempos que vivimos.

EL FENOMENO DE GARDEL:

GARDEL LLEGA A VENEZUELA

Carlos Gardel llega a la Guaira el jueves 25 de abril de


1.935, en la motonave “Lara”, procedente de San Juan
de Puerto Rico. Era la primera gira que el exitoso
cantante hacía por la América Latina, después de la filmación de sus películas en Francia y
EE.UU.

Es el primer artista reconocido como fenómeno de masas, porque logra su difusión por
los medios de comunicación de la época tales como el disco, el gramófono, la radio en su
momento inicial y el cine parlante.

La fuerza de la personalidad de Gardel, su capacidad interpretativa, su extraordinaria voz y


la letra de los tangos representan el principal capital del cantante. Con relación a las letras
que llegan a Venezuela, podemos notar que se deja a un lado el “Malevaje” de los bajos
fondos porteños y el uso del “Lunfardo” para presentar letras con poesía de gran calidad,
como las de los tangos “Volver”, “El día que me quieras”, ”sus ojos se cerraron”.
Especialmente los tangos de las películas filmadas por Gardel, tienen un mensaje de amor,
de redención, incluso de profundo dolor, sin llegar a lo patético de los tangos del arrabal,
con su carga de miserias humanas, sus verdades de prostitución, proxenetismo y la
guapetonería de los tangos de “conventillo” y burdeles. En las primeras épocas los tangos
casi no tienen letras, cuando algún poeta escribe unos versos, éstos son en un tono muy
subido, con connotaciones que ningún cantante se atreve a interpretar, en un medio
distinto al bar y mucho menos a grabar . Gardel es el primero que tiene la valentía de
cantar los tangos con letras bastante fuertes. Sin embrago la primera grabación de un
tango cantado fue “Mi noche triste” (1917), después siguió “Ivette”, “Milonguita”,”Tu
cuna fue un conventillo”, tangos con letras sin doble sentido y con poco uso de la jerga
porteña del lunfardo

La estrategia comercial de Gardel y su equipo le lleva componer tangos con letras más
universales, menos localistas, con temáticas que producen a los oyentes la identificación
con el discurso y la profundidad de sus contenidos. Hay un fenómeno de personalización
entre los admiradores y admiradoras de cantante, en muchos aspectos de la vida. Las
muchachas de la época le ven como el hombre de sus sueños, el marido ideal. Un macho bueno
sin la brusquedad en el trato que caracterizaba al macho criollo de la época. La mujer era vista
como un adorno o un objeto. Ellas veían en Gardel el ideal del hombre triunfador, que alcanzaba
sus metas en la vida. Es la primera vez en que los venezolanos pueden sentir de cerca a
alguien que ha cosechado la fama, el bienestar económico y el reconocimiento mundial.
Además era un hombre de 45 años, con muy buen físico y soltero.

Los hombres venezolanos también se identifican con Gardel, tratan de imitarlo, se crea
una moda en el vestir, en el peinado y hasta en el habla. Es sabido que el Dr. Rafael
Caldera, era admirador del cantante argentino-francés y se ha peinado durante toda su
vida al estilo gardeliano. El mismo Rómulo Betancourt, menos apegado a modas,
disfrutaba en privado de los tangos. Al igual que Andrés Eloy Blanco y Gonzalo Barrios.
Muchos son los venezolanos de diversas profesiones que sienten una pasión especial por
tango, especialmente los de Gardel.

GARDEL MUEVE LA CONCIENCIA DEL VENEZOLANO:


Carlos Gardel mueve los cimientos de la conciencia del venezolano de 1.935.Estaba el país
aletargado y sometido a la voluntad omnímoda de Juan Vicente Gómez. A través de
Gardel, el venezolano siente que hay un mundo diferente, donde el rigor y la mano
poderosa del dictador no llegan. Que ese mundo tan lejano para el común, representa la
libertad, la oportunidad y la superación personal. Sin que Gardel se propusiera utilizar un
mensaje de tipo político, su sola presencia motivaba la búsqueda de esa nueva realidad
desconocida, pero muy bien representada en 1935, en un triunfador como Gardel. Sabía
el venezolano de entonces que su nación estaba cerrada al siglo XX. y que ese tipo de
triunfadores no se podían dar aquí, por falta de condiciones .Sólo ante fenómenos como
Carlos Gardel la conciencia del colectivo nacional, de un pueblo sometido a una férrea
dictadura, rompe las cortinas del miedo. Y se ve en las calles de Caracas la más grande
manifestación de masas del siglo XX. Gardel tiene que actuar privadamente para el
general Gómez, en su refugio de Maracay, entre otras interpretaciones, se recuerda por su
contenido simbólico para el momento, la canción “estilo” campera: “Pobre gallo bataraz”
Esta interpretación impresiona al dictador, el cual se siente identificado en la letra donde
se habla de un pobre gallo viejo y enclenque, que ya no sirve ni para dar consejos y está al
borde la muerte. El General emocionado felicita a Gardel y sus acompañantes y le entrega
10.000 bolívares, que el artista pretendió no aceptar. Luego Gardel en su viaje a Colombia,
de paso por Curazao, entrega los 10.000 bolívares a los exilados venezolanos en esa isla.

El mito gardeliano se refuerza con la tragedia de Medellín. Un ídolo en la cumbre de su


carrera artística muere en la forma absurda. Decimos absurda porque es un accidente que
ocurre en tierra. El avión que trasladaba a Gardel y sus acompañantes no había despegado
y se produce un choque con otro avión. Según, en una competencia para demostrar
habilidades en el pilotaje aéreo.

Así termina la vida de Gardel y nace el mito, vigente aún después de 76 años. Los
gardelianos de las viejas y nuevas generaciones afirman, sin lugar a dudas, ni
exageraciones que: “Gardel cada día canta mejor”.
NACE LA AFICION GARDELIANA EN CUA.

Luís Angelino Manzo toma la palabra., acompañado de diversas personalidades.

Busto de Carlos Gardel en la Plaza Gardel


de la población de Cúa. Erigido con motivo

de los 40 años del accidente de Medellín.

24 de Junio de 1975

En nuestra población a partir del año 35 se desarrolla una gran afición por el tango y
fundamentalmente por la figura del “Zorzal Criollo”. El señor Ramón Angelino Manzo y su
hermana Olga Angelino, logran acumular una colección de tangos bastante completa y se
inicia su difusión. Es interesante señalar que en la calle el Rosario del sector Chupulún,
nació uno de mejores y más afamados intérpretes del tango de Venezuela: Esnaldo Ávila.
A partir de los años 50 llega a Cúa un guatireño que se vinculará a esta población, echará
raíces y es hoy más cueño que el cerro de la Danta. El señor Jesús Manuel Reverón
Blanco. Jesús, además de sus cualidades humanas que le destacan como un excelente
amigo y un consecuente hombre de convicciones y principios. La naturaleza le dotó de una
voz extraordinaria, que mantiene en su plenitud, a pesar del leve paso de los años. Pero
además sus interpretaciones del tango recuerdan la tesitura gardeliana, sin que se le
pueda considerar un imitador: Jesús tiene su propio estilo. Oír cantar a Reverón un vals
como “Rosas de Otoño” es sentir la emoción interpretativa de Gardel con el estilo
Magaldiano. En Reverón se sintetizan las formas del tango de los grandes maestros pero
con sello propio.

La llegada de Reverón a Cúa significó para los gardelianos la oportunidad de mantener


vigente el culto al tango. Empezaron a reunirse cada año para conmemorar el aniversario
de la tragedia de Medellín. Pero también se tiene la suerte de contar en Cúa con un
guitarrista de alto calibre como Ernesto Manzo. Así empezó una peña tanguera donde
además de las interpretaciones de Jesús Reverón se incorporan nuevos valores como
Diego Pérez, (f) con sus magistrales interpretaciones como el “Gólgota” y “Conciencia”
entre otras, impregnadas de un sentimiento único que nos recuerdan al famoso Corsini.
LUCIANO GARCIA ES TANGO:

Luciano García, amante del tango y de las interpretaciones gardelianas abre en Cúa por los
años 55-56 un bar que se transformó en una referencia nacional de los aficionados de la
música del Río de la Plata, llamado el “Bar Continental “fue otra contribución formidable a
la difusión del tango, en especial para las nuevas generaciones que no tuvieron la
experiencia personal del año 35. Oír un tango es entrar en contacto con una historia, con
un drama de la vida, con una verdad que jamás pierde vigencia, como el tango
“Cambalache” del maestro Discépolo. Es una especie de ópera corta con personajes,
acción, drama y final, casi siempre poco feliz.

No es masoquismo, ni dar vueltas sobre el dolor y la tragedia, el tango es mucho más, es la


vida misma, es como detenerse y mirar con nostalgia aquello de que “veinte años no es
nada” Es el cuento maravilloso de la existencia, con sus alegrías, dolores, desengaños y
desamores Por esta razón el tango no pierde vigencia y siempre está firmemente unido a
la madurez de la vida, a la plenitud existencial tanto del hombre como de la mujer.

Se fueron uniendo los gardelianos como Luis Angelino Manzo(f) José Agustín Meza(f),
Oseas Mijares(f), Natalio Maurell, Adolfo Angulo Pérez, Ramón Espinoza, José Guzmán(f),
Herma de Mezones, Julián “Pochito González, Israel Pacheco(f),”Rafael González Perdomo
(Caballito)(f) un personaje que además de cultivar el tango, cantaba hermosos boleros al
estilo “vibrato” del cantante cubano Panchito Riset como “El cuartito” de Mundito
Medina, “De cigarro en cigarro” de F. Jiménez “ A las seis es la cita” y otras, En los bares
“Los Almendrones” o El Campito” frente a la plaza Bolívar. Posteriormente abre su bar en
“La Resbalosa” y luego se muda a “Vista Hermosa” Allí acudíamos quienes queríamos
disfrutar de un verdadero ambiente bohemio en la Cúa de ayer.

Se funda la peña gardeliana de Cúa, luego como asociación civil y posteriormente con la
incorporación de gardelianos del todo el Tuy, como el Dr. Miguel Rodríguez Franco de
Ocumare del Tuy, excelente cantante, inicialmente de música venezolana y hoy día del
tango, con una voz de tenor muy bien manejada El señor Adán Figuera de Charallave. El
señor Antonio Peña, de la Urbanización Avemaría de Yare, una verdadera autoridad en el
conocimiento y la difusión del tango. Podemos afirmar sin temor a equivocarnos que
Antonio Peña tiene hoy día una de las más completas colecciones de tango de Venezuela y
además todas las películas de Gardel y otras cintas relacionadas con la música argentina.
Estas personalidades unidas a las de Cúa fundan la Asociación Civil: “Hermandad
Gardeliana de los Valles del Tuy”. Hoy tenemos nuevos gardelianos como Orlando Duc. el
periodista cueño Néstor Chávez, los hermanos Requena Padrón, Ramón Requena, la
familia Bustamante, un Guitarrista de las nuevas promociones como Juan de Jesús Pagua
(Paguita).También el nuevo promotor del tango, interesado en mantener vigente la
tradición tanguera de la familia: Teodosio Angelino (Pataruco) Otro gran guitarrista que
otorga vitalidad al tango en Cúa es Juan José Pérez Pacheco conjuntamente con su
hermano Alí (f). Pérez Pacheco además de guitarrista es uno de los mejores “Requintistas
de Venezuela”, incluso acompañó Julio Jaramillo en muchas presentaciones y grabaciones.

EL CUATRO Y LA BANDURRIA EN EL TANGO:

Grandes intérpretes de la música de cuerda. Pablo Ruíz Bandurria, Juan José Pérez
Pacheco guitarra, Martín Oliveros cuatro .
Otro fenómeno musical cueño incorporado al tango en las últimas generaciones es el
licenciado Martín Oliveros, un verdadero virtuoso en la ejecución del instrumento
venezolano por excelencia: “El cuatro”. Martín es un maestro de este instrumento, incluso
en la música clásica y todos los ritmos populares. Tiene un record muy especial, difícil de
superar al ejecutar tangos en forma única con su cuatro.

Pablo Ruiz, llega hace muchos años a este pueblo, es un empresario y comerciante muy
destacado en el ramo de los Hidrocarburos y otras actividades en beneficio de la
comunidad del Tuy. Es además un gran intérprete de la “bandurria” e incorpora en su
repertorio la interpretación de tangos, con una cadencia muy especial, acoplando la
Bandurria, el cuatro y la guitarra. El uso de estos instrumentos, tal vez para un porteño sea
un sacrilegio, acostumbrado al bandoneón, al violín y al piano. Pero si tiene la oportunidad
de escucharlos, estamos seguros que cambiaría de opinión.

EL TANGO CONTINUA VIGENTE:

El señor Amado Añez es un auténtico melómano, lo que podríamos denominar “La


Enciclopedia de la Música Popular Latinoamericana”Es un apasionado de lo que él
denomina “La época de oro de los ritmos antillanos”, pero al mismo tiempo es un
profundo admirador y conocedor de la figura de Carlos Gardel y del tango Argentino. Esto
lo evidencia al seleccionar tangos de gran calidad, incluso joyas imposible de conseguir en
una disco tienda. Amado señala en su programa radial dominical, como debe ser: Su
autor, la época de la grabación, el intérprete. Generando en sus oyentes una gran
motivación hacia el género sureño. Además de estar pendiente las fechas más
importantes relacionadas con el tango. Todo esto lo hace Amado Añez en su excelente
programa radial, Donde no solamente difunde la buena música de la época de oro
antillana, sino que sienta cátedra en la materia musical latinoamericana... Es un lujo que
tengamos. El señor Añez merece un gran reconocimiento por su labor cultural.

Debemos recordar con especial deferencia la inmensa difusión del tango que realizó,
hasta su muerte: Rafael Álvarez”El Gaucho del Pinar” en la Radio Valles del Tuy Ese
programa llegó a ser el decano de los programas de la emisora. Cada domingo promovía la
música bonaerense, ininterrumpidamente por casi cuarenta años.

La población de Cúa realmente es aficionada al tango y esto se evidenció durante más de


30 años conmemorando el 24 de junio como el día de Carlos Gardel, con una gran
programación con cantantes e intérpretes del tango que venían de toda Venezuela.
Llegaban a cantar al pie del busto de Gardel, en la plaza que lleva su nombre y en la calle
que también tiene el nombre del “Zorzal Criollo” Incluso en algunas oportunidades estuvo
una representación de la Embajada Argentina. Esta es la demostración más contundente
de un pueblo que rinde homenaje sincero a su ídolo. No hay en Venezuela un pueblo o
ciudad más gardeliana que Cúa. (43)(44)
EL JOROPO TUYERO Y EL VIRTUOSISMO DE FULGENCIO AQUINO

El Maestro Fulgencio Aquino Libro en inglés que trata sobre

los arpista venezolanos.

En tierras de Rafael Fonseca y Estanislao Acosta pasó los primeros años de su vida mi
madre Obdulia Gómez, la hija menor de Eladio Gómez, comerciante establecido en los
primeros años del siglo XX, en el Caserío Sabaneta. La mitad del caserío pertenece Cúa, la
otra mitad a Tácata. Si bien es cierto que la vinculación real, económica y social de Tácata
siempre ha sido con Cúa, más que con los Teques. De niño muchas veces oía a mi madre y
a mis tías hablar de la amistad que cultivaron en aquellos años con los Aquino, en especial
con Melquíades, con Julián y con Fulgencio, Este último fue gran amigo de Elías Gómez,
un primo que me permitió conocer de su archivo personal, grabaciones únicas del
Maestro Fulgencio Aquino, este contacto me dio una dimensión diferente y autentica del
golpe tuyero, la cual, hoy estoy tratando de trasmitir a los lectores de esta crónica.
Fue el primer día del mes de enero de 1915, la fecha de nacimiento de Fulgencio Aquino,
en el Caserío Sabaneta, su vida sencilla, de campesino que empieza a ganar la vida como
agricultor medianero, conuquero y carbonero, que con el tiempo fue un pequeño
comerciante, fabricante de alpargatas y carpintero, a quien la vocación musical hace de
“luthier” al fabricar sus propias arpas, con cuerdas de cuero de venado y también las
maracas del cantador.

Pero la verdadera vocación del maestro Fulgencio Aquino era la música, especialmente la
interpretación del Arpa Tuyera. Una de las más bellas expresiones de nuestro folklore es el
llamado golpe tuyero o Joropo Central, cuya influencia se vincula a los estados Miranda,
Aragua, Distrito Federal, parte de Carabobo y parte de Guárico. Esta manifestación
popular tiene sus raíces en los géneros ibéricos como el fandango y el flamenco andaluz
con influencias afro americanas y se caracteriza por una estructura musical compleja en
sus formas y depurada en su ejecución. Los intérpretes son básicamente dos personas a
las que denominan popularmente “arpa, maraca y buche”, es decir un arpista y un
cantante que también toca las maracas, El golpe tuyero no lleva otro acompañamiento,
como el cuatro del joropo llanero. El arpa tuyera se diferencia del arpa llanera, por tener
una caja de resonancia más ancha, por tener mayor numero de cuerdas, pero
especialmente por tener las cuerdas agudas (tiples) de acero, las de registro medio
(tenoretes) de nylon y las graves o bordones de cuero de venado. Estas últimas hoy día las
han remplazado por cuerdas de contrabajo (bordón Romano).

El llamado tipleo de las cuerdas de acero le da al joropo tuyero una sonoridad que nos
transporta musicalmente al instrumento musical llamado clavecín propio del periodo
musical conocido como el Barroco.

En la interpretación de la música mirandina, el maestro Fulgencio desarrollo un repertorio


extenso y sobretodo logrando niveles de virtuosismo muy difíciles de alcanzar en
interpretes de formación académica, con más razón en él, un autodidacta que recibe toda
la música por tradición oral, sin el uso de partituras, que tiene que depositarlas en la
memoria y sólo con la disciplina y el trabajo constante con el instrumento llega a esos
niveles de superioridad, todo lo cual demuestra la vocación artística pura del maestro, sin
recibir influencias notables, todo le brota de la creatividad ,de lo más profundo, de alguien
que es capaz de vivir su arte, incluso por encima del medio en que se desarrolla y crear
escuela, La depuración de este músico, la grandeza de su arte forjado por sí mismo, su
capacidad para transformar sus fantasías en notas musicales, sin saber leer el pentagrama,
El recrea lo existente, dándole su toque de originalidad y de una pureza musical
comparable a los grandes maestros clavecinistas del barroco europeo.

Una de las piezas de mayor trascendencia del joropo tuyero, es la llamada REVUELTA
TUYERA, en esa interpretación Fulgencio Aquino da un ejemplo de su gran sapiencia
musical. Consta de una serie de danzas que pueden ser cantadas o instrumentales.

Las partes de la revuelta son EL PASAJE, puede ser en tono mayor o menor, EL YAGUAZO
CORRIDO O YAGUAZO CONTESTADO y LOS CAMARONES O ENCIERRES DEL YAGUAZO,
con cambios de tono, LA GUABINA (con varias partes), LA MARISELA y la llamada DEL
MONO O DEL COCO Esta es la base musical del golpe tuyero, puede ser más larga o más
corta. La ejecución de esta pieza demuestra la habilidad, la destreza y la finura del arpista,
Fulgencio Aquino ha sido el mejor, demostrando su virtuosismo magistral. Esta pieza ha
sido llevada al pentagrama en Francia y es motivo de estudio de los especialistas del arpa,
del Clavecín y del piano.

Es cierto que en nuestro país no se ha hecho una labor de recopilación y divulgación de


este gran intérprete, incluso los cultores de la música central han sacrificado las esencias y
raíces buscando un mercado comercial disquero, podemos oír piezas que cobijan
toscamente joropo con vallenato, joropo con salsa, hasta regatón joropo.

Es muy lastimoso que la vendedera música central se mantenga como un secreto, como
un tesoro no apreciado todavía, ni siquiera por estudiosas y académicos, como puede ser
posible que al maestro Fulgencio Aquino se le aprecie más en Francia, Alemania e Italia
que en su tierra. Un caso parecido, aunque en menor grado, con el maestro Juan Vicente
Torrealba, a quien el pueblo de Veracruz en México le dedico una plaza y una estatua con
su arpa

llanera.

Me atrevo a proponer que se cree un centro de estudios serios sobre el joropo tuyero y se
empiece a conocer a estos grandes artistas populares, a muchísimos que hoy padecen del
anonimato. Es lo menos que puede hacer el Tuy por uno de sus más grandes hijos.
Fulgencio Aquino.

Se destacan también en la interpretación del joropo tuyero: Pedro Pablo Romero, nacido
en Aragua y residenciado en Cúa hasta muerte, conocido como “El Chirulí de Aragua”,
Juan Martínez arpista, Emilio Hurtado, Francisco de Paula Prin V.( Pancho), el joven
Montoya, quien siempre ha estado residenciado en San Miguel. Actualmente los
hermanos Macero Blanco, Panchito Prin, Nené Marrero, Yustardi Laza, entre otros.
Margarito Aristiguieta (Cantador), Fulgencio Aquino (Arpista)
periodista.
EL TEMPLO DE CÚA
27 de Enero de 1929—2012

Cinco Templos en 300 años de historia. Foto


de 1929

Hablar de la historia de Cúa es referirnos a la historia de sus templos, la Iglesia Católica


contribuyó a la fundación de todos los pueblos del Tuy, alrededor de los templos fueron
creciendo los caseríos, los poblados, hasta llegar a nuestros días. En el caso de Cúa, se
cumplen el próximo 27 de enero 80 años, la bendición del templo actual, pero antes
existieron cuatro templos íntimamente ligados a nuestra existencia como comunidad.
Para mejor comprensión presentamos a los lectores una cronología y sus respectivas
fuentes, para aquellos interesados en profundizar el tema 1690: El libro de bautismo
Foto 2010 Gladys Zambrano.

más antiguo y la primera partida insertada corresponde a la fecha: 18 de Octubre de 1690,


firmada por el cura Don Pedro Salas “Capellán de estos Valles del Tuy” (Visita Pastoral del
Obispo Don Mariano Martí a Marín o Cúa en 1783)

Se toma esta fecha como fundación por no existir documento de erección, en esa fecha
funcionaba un templo dentro de los linderos de la hacienda Marín, productora de cacao,
con mano de obra esclava, dicha hacienda era propiedad de Don Bernardo Rodríguez del
Toro, fundador del marquesado del Toro en la Provincia de Venezuela.

Esta Capellanía de Marín fue el PRIMER TEMPLO EN LA HISTORIA DE CÚA

1752: Marín como era conocida Cúa en aquellos años es elevada a la condición de
PARROQUIA, las partidas firmadas por el primer Párroco titular el Bachiller Don Juan
Joseph del Carpio, Este fue presentado por el Real Patronato como “Cura en Propiedad”,
todas las partidas anteriores a esta fecha eran firmadas por “Curas Capellanes”. La
primera campana del pueblo de Marín tiene fecha grabada 1726.

1762: El 1 de Noviembre de 1762, el Obispo de Caracas Don Diego Antonio de Madroñero,


en Visita Pastoral al pueblo de” Santa Rosa de Marín”, deja escrito en el libro de
defunciones, pues los libros de fabrica y gobierno se hallaban en el Tribunal de Justicia a
cargo del Capitán Don Eugenio Carreño.”La iglesia de Santa Rosa de Lima está en muy mal
estado, el comején destruyó los libros... El templo está a media obra y la Visita Pastoral se
efectúa en el Oratorio particular de Marín, propiedad del Marqués del Toro”.

El Obispo Diez de Madroñero considera que la obra del nuevo templo debe continuar,
aunque los hacendados y cosecheros hicieran oposición.” Los cimientos están abiertos y
además son terrenos propios de la iglesia, con bastante paz y descubierto el terreno...Con
sitio tan apropiado que se puede formar plaza grande y alrededor situar muchas casas de
esclavos y libres poco arreglado”
El Obispo desecha los argumentos de los hacendados y ordena:”No se perturbe, inquiete,
ni estorbe por persona alguna. En virtud de la Santa Obediencia y bajo pena de
Excomunión Mayor, se exige el cumplimiento de esta disposición” (Visita Pastoral del
Obispo Don Diego Diez de Madroñero al pueblo de Marín o Cúa 1762).

Esta orden del Obispo consolida el traslado de la Parroquia de Marín al sitio de la Cúa o
Cuana, terrenos donados a la Iglesia por la viuda del Capitán Don Pedro de Castro, Doña
Ángela Ferrero de De Castro, según documento de Censo.

1766; En el primer libro de gobierno de la parroquia de Marín o Cúa en folio 25 se lee lo


siguiente: “En este pueblo y feligresía del Valle de Marín en tres días del mes de Febrero
de 1766, en virtud de lo mandado y licencia concedida por el Señor Provisor en fecha diez
de Diciembre de 1765 para Bendecir esta Iglesia Parroquial, nuevamente construida en
el sitio de la Cúa, siendo mayordomo de su fabricación el Bachiller Juan José de la Sierra,
presbítero, con cuyo celo ,fervor y eficiencia se hubo de concluir con extraña prestanza, se
bendijo por mí el infrascrito cura párroco, en domingo de Sexagésima, 26 de Febrero del
citado año”

ESTE ES EL SEGUNDO TEMPLO DE CÚA CONSTRUIDO EN EL MISMO SITIO DONDE ESTÁ EL


ACTUAL.

Ruinas del templo de Cúa. Foto aparecida en el Cojo Ilustrado 1892


1774; Por disposición de la Autoridad Eclesiástica se entroniza como PATRONA DE LA
PARROQUIA DE MARÍN (ALIAS CÚA) A NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO Y COMO PATRONA
MENOS PRINCIPAL A SANTA ROSA DE LIMA.

1783: El Obispo Don Mariano Martí, en Visita Pastoral a Cúa en 1783 se refiere al segundo
templo de Cúa en los siguientes términos “La fábrica de esta Iglesia no sólo está rajada o
abierto por algunos temblores, sino que el terreno donde está situada es falso y se hunde,
aún está rajado un estribo y se puede temer que suceda lo mismo que ahora se han de
hacer, en virtud del reconocimiento hecho por el alarife (maestro de obras) y es lástima
que se arruine esta Iglesia porque está aseada y es esplendorosa…el sitio de la Iglesia está
medianamente llano....habrá una cuarenta casas inmediatas a la Iglesia. La plaza es
bastante grande, pero en forma irregular y ni tampoco están bien formadas las calles, ni al
menos están empedradas” (Visita Pastoral del Obispo Martí a Cúa en 1783)

1812; El terremoto de marzo de 1812 afecto las principales ciudades del país, el templo de
Cúa estaba por concluir, sufrió las consecuencias del movimiento telúrico y además la
guerra de Independencia arruinó la producción cacaotera y el segundo templo se mantuvo
largo tiempo en ruinas,

1833: En Visita Pastoral que hizo a la Parroquia Nuestra Señora del Rosario de Cúa el
Ilustrísimo Dr. Ramón Ignacio Méndez, Arzobispo de Caracas, se asentó en el libro de
gobierno el auto correspondiente:” Su Señoría Ilustrísima visitó la fábrica material del
templo, esta se compone de una nave y dos capillas muy angostas, su construcción es de
bahareque, su aspecto no tiene la decencia que es debida, pues es de caña, ni ofrece
duración por lo que su Ilustrísima manda a suspender la obra de la sacristía que estaba
empezada y encarga al actual cura para que exhorte a los feligreses a la construcción de
un templo de algún modo proporcionado a la grandeza y Santidad de Dios:”

Este mandato tiene fecha 12 de Enero de 1833, trece años después en 1846 el Obispo en
función Dr. Ignacio Fernández Peña en Visita Pastoral con fecha 17 de Enero de 1846.
Ordena la construcción de un nuevo templo para Cúa y bajo la dirección de Blas Ginés se
da comienzo a las obras el 1 de Noviembre de 1846 al TERCER TEMPLO DE CÚA.

1855: En una corta nota en el libro de gobierno de la Parroquia Nuestra Señora del Rosario
de Cúa el Arzobispo de Caracas Don Antonio Guevara y Lira, según inventario de fecha 1
de Enero de 1855 el templo de Cúa tiene tres naves y cinco puertas, tres al frente, una la
sur y una al norte. Gracias al esfuerzo de Fray Blas Ginés con el aporte de los feligreses se
inicia la etapa correspondiente al TERCER TEMPLO DE CÚA. El cual tardó 9 años en
proceso de construcción.
1878: Cumplidos los 23 años de la Bendición solemne del TERCER TEMPLO DE CÚA, ocurre
el TERREMOTO DEL VIERNES DEL CONCILIO , A LAS 8.20 P.M. DEL DÍA 12 DE ABRIL DE
1878, destrucción total, muerte y desolación. La ciudad más importante de los Valles del
Tuy, la famosa PERLA DELTUY quedó transformada en ruinas, como recuerdo de ésta
tragedia nos quedan la leyenda de la maldición, una foto de la destrucción del templo y
dos cuadros del eximio pintor Cristóbal Rojas.

EL TERREMOTO ACABA EL TERCER TEMPLO DE CÚA

Templo Construido después del Terremoto en el sitio de La Gruta.

1879: La voluntad de un pueblo que se niega a desaparecer y el liderazgo de los párrocos


de Cúa, el primero de ellos Don Nicolás Rodríguez se inicia la construcción de un templo
provisional, ubicado el sitio donde hoy está La Gruta de Nuestra Señora de Coromoto, en
terrenos propios de la iglesia. El templo tenía anexa su casa parroquial y cementerio.

Los párrocos Elías Bello y fundamentalmente el Padre Jesús María Alcántara Toro, éste
último ejerce su ministerio entre 1886 y 1903, terminan “La Iglesita” como le decían los
cueños de aquellos años.

ESTE PEQUEÑO TEMPLO PROVISIONAL FUE EL CUARTO TEMPLO DE CÚA.

1909: En la Plaza Roscio (Hoy Plaza Zamora) estaban las ruinas del tercer templo y
funcionaba el mercado público. Por iniciativa de la comunidad el 22 de Mayo de 1909(
Este año se cumplen 100 años) se constituye la primera junta para la reconstrucción del
templo, integrada por el Padre Mejías como Presidente, Don José Arvelo como Tesorero,
Don Julián Carías como Secretario de Correspondencia y Don Francisco Manzo ( Don
Panchito) como Secretario de Actas. Se nombraron juntas subalternas en los caseríos y
vecindarios para motivar la participación de la feligresía, para conseguir fondos y organizar
las llamadas fajinas, trabajo comunitario y voluntario donde participaba toda la población.

Los párrocos Cástor María Castillo, Luís Alejandro Yumar, Luís R. Romero, Alejandro
Baretta, Elías Bello Sosa, Emilio Rodríguez, Jesús María Pellín (Monseñor), Eleuterio
Aldecoa, Fray Ángel Molina, Marcos R. Tortolero, Jacinto Soto, Marcos Ferreira, Gonzalo
Molina y Juan Bautista Miralles trabajaron muy duro con sus feligreses para la
construcción de templo actual.

EL QUINTO TEMPLO DE LA HISTORIA DE CÚA

Foto parte posterior del Templo

1917. El 27 de enero de 1917 se colocó solemnemente la primera piedra, con la presencia


del Excelentísimo Monseñor Dr. Felipe Rincón González, Arzobispo de Caracas. La directiva
de la Junta que finaliza la construcción en al año 1929 estaba presidida por el padre Juan
Bautista Miralles, el General Roseliano Luque como Vice-Presidente, El Coronel Don
Tomás Hugo Quiroba como Tesorero y Don Francisco Manzo como Secretario. La suma
invertida según consta en los libros de registro dicha junta durante los tres últimos años
fue de 103.600 Bolívares (unos 35.000 dólares de la

época

Foto 1980

1929: EL QUINTO TEMPLO DE CÚA recibe la Bendición del Ilustrísimo Monseñor Dr. Felipe
Rincón González, el 27 de Enero de 1929. Se cumplen 80 años de este hecho trascendental
en la vida de nuestra población, La Parroquia tiene un programa especial para esta
conmemoración, donde se Consagrará el Templo, ya que en 1929 no se cumplió con éste
ritual. INVITAMOS A LA COMUNIDAD, A LAS AUTORIDADES A TODOS LOS TUYEROS A
SUMAR ESFUERZOS PARA DARLE LUCIMIENTO A ESTE ACTO Y SOBRE TODO HACER UN
RECONOCIMIENTO A QUIENES CON SU ESFUERZO NOS LEGARON ESTE HERMOSO
TEMPLO. Todavía quedan algunos cueños que trabajaron en la construcción, sería justo
reconocer en ellos a las generaciones que ya se fueron.

Fuentes:
Documentos correspondientes a las Visitas Pastorales a Cúa.

Diccionario de Historia de Venezuela de la Fundación Polar.

Presbítero Crescencio Torrealba:” Los templos de Cúa” Revista Crónicas de Caracas Nº 35


años 1959 Concejo Municipal del Distrito Federal.

Libros de la Parroquia Nuestra Señora del Rosario Cúa

Revista Tesón Nº 1-2-3 Parroquia Nuestra Señora del Rosario de Cúa

Plaza Zamora de Cúa reconstrucción. Foto 1985

.
Los cinco cementerios de Cúa.

Tumba de Doña Carmen Luisa Gómez. La más venerada en el cementerio de Cúa.

Primer Cementerio: Ubicado en la Hacienda Marín donde Se funda la capellanía para la


atención de esclavos con el nombre de Santa Rosa del Valle de Marín. (Aproximadamente
1650-1756)

Segundo Cementerio: Al trasladarse la población al sitio de la Cúa o Cuana, por orden del
obispo Madroñero se ubica el cementerio al lado norte del templo hoy corresponde a la
calle El Rosario, lateral norte de la Plaza Zamora, hasta la ladera de Chupulún ( 1756-1878)

Calle El Rosario lateral al templo, estuvo el segundo cementerio

Tercer Cementerio: El 12 de abril de 1878 el terremoto destruye el templo parroquial, las


actividades religiosas se trasladan terrenos de la iglesia ubicada donde hoy está la Gruta
de Nuestra Señora de Coromoto, en la ladera hacia la Vega y el Limón se ubica el
cementerio (1878- 1893)

En la llamada bajada de la Gruta estuvo el tercer cementerio


Cuarto Cementerio: Las autoridades municipales de Cúa asumen el control de los
cementerios, de acuerdo a las nuevas normativas vigentes para la época, eliminándole la
facultad de control a la iglesia católica, asumiéndolo el poder civil representado por el
estado. Se fundó el cementerio en tierras recién adquiridas de la Hacienda San José. En el
sitio de nominado popularmente como “muerto parao”, hoy sector Pueblo Nuevo, donde
se ubica la capilla de la Dolorosa. (1893-1904)

Quinto Cementerio: Durante el gobierno del general Cipriano Castro, la primera autoridad
de Cúa era el general Luís Ramos y se decretaron dos de gran importancia el nuevo
cementerio y el puente que comunicaba la Cruz Verde con el camino de Tácata, donde
está ubicado actualmente, el terreno pertenecía a la hacienda Marín y fue donado por los
propietarios al Distrito Urdaneta. Se inauguró en el año 1904 y continúa funcionando
hasta hoy como Cementerio Municipal. Fue planificado en cuatro cuadrantes sembrados
de amapolas, apamates y olivos criollos. La saturación y caotización en la ubicación de
tumbas, obligan a las autoridades a un decreto de reordenamiento y declararlo” Parque

camposanto.” (1904)

Vista Parcial del camposanto


Entrada al cementerio de Cúa. Foto 2011
LA VIRGEN DE BETANIA.

(Reconciliadora de los Pueblos.)

La carretera Cúa- San Casimiro, siempre se ha


caracterizado por lo feraz de sus tierras, los cultivos
de las mejores caraotas del centro del país, el café, las
verduras, los cambures y plátanos, muchos trapiches
producían el papelón, el aguardiente, los alfondoques y los dulces derivados de la caña de
azúcar Recordamos los trapiches de El Yagual, propiedad en una época lejana de Don
Pedro Pinto Salvatierra con su famoso aguardiente, Las Quebraditas de Don Luis Farías y
posteriormente del Dr. Manuel Avellán. La Providencia, los Rosos, propiedad de Don
Rafael González, hoy del señor Néstor Luis Pérez (f) y una finca sembrada de caña de
azúcar, aguacates y naranjas, con su trapiche papelonero, denominada LA CLEMENCIA.
Esta finca de unas doscientas hectáreas aproximadamente, ubicada a unos 20 kilómetros
de Cúa, fue propiedad del señor José Rafael González, en la década de los cincuenta la
adquiere el Dr. Pérez quien además de aprovechar la producción agrícola y la fabricación y
venta de papelón, empezó a efectuar reuniones, sobre todo los fines de semana, donde se
efectuaba el culto de su religión evangélica o protestante de la cual era pastor el Dr. Pérez
venían de Caracas y de otras zonas del país. Un día por allá a mediados de los años 60, se
empezó
Nueva imagen de la Virgen Reconciliadora de los pueblos (Betania) El Obispo de la
Diócesis de Los Teques Monseñor Freddy Fuenmayor, el padre Juan Carlos Silva, el señor
Geo Banchinni y sus hijos. (Foto Fundación Betania 2008)

a leer en la entrada de la Finca La Clemencia un cartel con el nombre de Finca Betania. Tal
vez los practicantes de la religión evangélica querían recordar la aldea situada a unos 5
kilómetros de Jerusalén, en la falda oriental del Monte de los Olivos. En esa aldea vivía la
familia de Lázaro, el hermano de María y Marta y fue donde Jesús efectuó el milagro de La
Resurrección. Lázaro tenía cuatro días de muerto, según el evangelio .También nos señala
El Evangelio que en Betania Jesús fue ungido con perfumes .Esta finca es adquirida
posteriormente por la familia Bianchini, conservando el nombre de Betania y este nombre
se ha hecho famoso a nivel mundial por las apariciones de la Virgen María en una
quebradita que atraviesa la finca y desemboca en el río Talma. Ese manantial donde
apareció la Virgen tiene propiedades especiales en su composición fisicoquímica y se le
atribuyen cualidades milagrosas.

La primera aparición de la Virgen, fue sobre un árbol en una colina por donde hay una
pequeña cascada del manantial y fue testigo de esa aparición la señora María Esperanza
Madrano de Bianchini (fallecida). En esta primera aparición la acompañaban unas 80
personas. pero la única que tuvo el privilegio de ver a la Virgen fue la señora María
Esperanza. Esto ocurrió el 25 de marzo de 1976... La segunda aparición fue el 22 de agosto
del mismo año. Posteriormente el 25 de marzo de 1977, el 1, 2 y 3 de mayo de 1977. El 25
de marzo de 1978 la aparición fue vista por unas 15 personas. El 25 de marzo de 1984 hizo
su aparición la Santísima Virgen ante 150 personas, de las cuales testificaron 108
personas.

Monseñor Pío Bello Ricardo, Obispo de la Diócesis de los Teques (fallecido) después de
años de investigación seria y rigurosa, testificaciones sobre milagros realizados por la
Virgen, aprobó una Instrucción Pastoral, donde la Iglesia Católica reconoce oficialmente
las apariciones de la Virgen y establece las reglas para el culto a la Virgen de Betania o
Reconciliadora de los Pueblos. El instructivo es del 21 de noviembre de 1987.
También es importante señalar que se produjo un Milagro muy especial, hecho del cual
fueron testigos muchos feligreses, la Hostia Consagrada en la misa celebrada por el padre
Otti Aristizabal generó un sangramiento, es decir que la Hostia se puso roja por efecto
comprobado de hemoglobina. Estos hechos evidencian la presencia de fuerzas Divinas en
Betania. Son mensajes Providenciales en tiempos donde materialismo pragmático y el
hedonismo pretenden suplir la Fe. Son señales que una Madre envía a sus hijos para que
siempre tengan presente que ella está allí esperándonos con infinito Amor.
Betania

Academia de la Historia del Estado Miranda. Acto de incorporación del Profesor Manuel
Monasterios como Académico en Betania 15 de mayo de 2009.

Es un privilegio para Cúa y los cueños que La Santísima Virgen haya escogido este
rinconcito de Venezuela para sus apariciones, sus milagros y la difusión de su mensaje de
reconciliación. Nuestra tierra tiene la bendición de la Madre de Jesús , quien derrama su
gracia y su intercesión Divina a quienes nos acerquemos a ella con fe y humildad,
buscando el alivio y la curación, el bálsamo celestial para las múltiples penas físicas y
espirituales que padecemos sus hijos en esta dura travesía de la vida.(4
Solemne Misa de Viernes Santo. Padre Otti Aristizábal 2008
EL AMANECER CUEÑO HOMENAJE A LA VIRGEN DEL ROSARIO:

Nace una nueva tradición

Los pueblos mantienen sus tradiciones, pero también sabiamente van creando otras, la
iniciativa y la Fe se unen en un gesto de amor a la madre de Cristo para rendir un sentido
homenaje a la “Santísima Virgen del Rosario de Cúa”. La idea surge en el corazón de una
Matrona quien aún hoy con 97 años, mantiene su firmeza de acompañar a la Virgen en su
hermoso paseo musical matinal todos los 7 de Octubre. Doña María Cristina Piñango de
Díaz propuso a sus familiares y amigos realizar un paseo matinal, lleno de sana alegría que
recorriera las principales calles, urbanizaciones y barrios de Cúa, despertando a sus
habitantes e invitándolos a incorporarse al homenaje de todo un pueblo a su Patrona.
La madrugada del 7 de Octubre de 1.989. en la calle Cujicito, frente a la casa de la señora
Elia Díaz de León partió la primera “Caravana de la Fe Mariana” Encabezada por la Patrona
en una carroza halada por una yunta de bueyes y cientos de personas que recorrieron las
calles rezando, cantando y pidiéndole a la Virgen su gracia para bien toda la comunidad.

En el año de 1.990 se estructura la iniciativa con el aporte del señor Jesús Pérez Uzcanga,
el señor William Ríos, el señor Mariano Dorta (Fallecido), el señor Juan Farías, la señora
Elia Díaz de León, la señora Rosa Díaz de Defreitas, la señora Carmen de Ríos, La señora
Francis Díaz (f) .Se contó con el aliento y la orientación del párroco Padre Germán Español
Moreno. Es justo reconocer que el primer Alcalde electo de Cúa: el Prof. Jesús María
Rangel (Fallecido), cooperó en los primeros años con los arreglos florales de la Carroza de
la Virgen .Así como algunos comerciantes y empresarios hacen sus aportes.

Cúa es un pueblo Mariano, como Mariana es Venezuela, la devoción del pueblo por Virgen
en sus distintas manifestaciones y cultos es un factor de profundas raíces espirituales y
sociales. Un detalle muy hermoso es la organización que se ha logrado en 15 años, donde
comunidades como La Vega, El Limón, Vista Hermosa, Monseñor Pellín, El Conde, Las
Mercedes, Salamanca se han incorporado con un desfile o procesión de imágenes
sagradas y una Vigilia de oración y afecto filial a nuestra Patrona.

Las Fiestas en Honor a Nuestra Patrona: “La Virgen del Rosario de Cúa”, se desarrollan
bajo un programa religioso-cultural dirigido por la Parroquia. Las llamadas “fiestas
populares” tienen su propia programación: Deportiva, musical, bailes y toros coleados,
son parte importante de nuestra tradición, pero jamás podemos olvidar que todo evento
es en el fondo en honor a la Virgen y como tal debe tener un fin sano y de
robustecimiento de la Fe en la Madre de Cristo.
El Nazareno de Lecumberry (Cúa, Venezuela)
Tres Nazarenos sellan la Semana Mayor venezolana: EL Nazareno de San Pablo, El
Nazareno de Achaguas y el Nazareno de Lecumberry.

De España nos llegó el idioma, el conquistador tuvo que colocar miles de nombre a lo
desconocido, de España nos llegó la Fe católica y con ella las creencias más profundas del
pueblo venezolano, nos llegaron de Andalucía las primeras imágenes de los pasos que
representan la tradición en las llamadas procesiones de “Semana Santa” o de los “Días
Santos” como decían ayer.

El Nazareno de San Pablo (Caracas) El Nazareno de Achaguas


( Apure)

Tres imágenes andaluzas de Jesús el Nazareno sufrido y paciente como el pueblo, sellan el
devocionario popular venezolano desde la colonia hasta hoy: El Nazareno de San Pablo,
hoy de Santa Teresa (Caracas), El Nazareno de Achaguas. (Estado Apure) y el Nazareno
de Lecumberry en Cúa (Estado Miranda).

El Nazareno de San Pablo, hermosa talla andaluza que según la leyenda una vez terminado
le habló a su tallador preguntándole:”Donde me has visto que tan perfecto me has
hecho”. Fue traída en el siglo XVII pata la Capilla de San Pablo el Ermitaño, la cual estaba
ubicada donde hoy está el Teatro Municipal. Este pequeño templo fue derribado por
órdenes del General Antonio Guzmán Blanco, presidente de la república , para construir el
teatro; cuenta la leyenda que la esposa del General, doña Ana Teresa Ibarra se le presentó
el Nazareno en un sueño y le preguntó: “Dónde está mi iglesia” y tal fue la impresión que
causó en la dama el sueño que influyó para que el General Guzmán, tratando de calmar la
conciencia de Doña Ana Teresa ordenó la construcción de un enorme basílica en honor a
las santas Ana y Teresa, a donde se trasladó la imagen venerada del Nazareno.

También se cuenta que una gran epidemia de viruela que asoló a la recién fundada
Santiago de León de Caracas en 1597, el Nazareno en procesión movió las ramas de un
limonero que colgaba de una tapia y los devotos recogieron los frutos que cayeron y
tomándolo como medicina alejaron la peste. Esta leyenda la recoge el Poeta Andrés Eloy
Blanco en un hermoso poema El Limonero del Señor. La devoción caraqueña de viste de
morado todos los jueves santos para rendir homenaje de fe a la más antigua creencia
heredada de la tradición andaluza.

El Nazareno de Achaguas, estado Apure, imagen que la devoción de los llaneros ha


convertido en uno de los centros de peregrinaje más importantes del interior de
Venezuela, es una talla de origen andaluz, según cuenta la leyenda está íntimamente
unida a la Batalla de Carabobo, pues el general José Antonio Páez, comandante de los
ejércitos de Apure, antes de partir al desempeño militar de dicha batalla realizó una
“promesa solemne”, si se lograba la victoria en el campo de batalla contra los ejércitos del
rey de España comandado por el Mariscal La Torre, la promesa era dotar al templo de
Achaguas de una imagen del Nazareno. Paradojas de la vida, en 1833 el General Páez
encarga al tallista español Merced Rada la imagen y ésta es bendecida en el templo de
Achaguas, con la presencia del Presidente de la Republica de turno General José Antonio
Páez en el año de 1835. Desde ese año la devoción y los milagros, las promesas y los
peregrinos agradecidos llenan cada miércoles santo el templo del pueblo llanero de
Achaguas.

El Nazareno de la hacienda de Lecumberry, ubicado en Cúa, jurisdicción del Estado


Miranda. En 1720 de acuerdo con el padrón elaborado por Don Pedro José de Olavarriaga,
para Compañía Guipuzcoana conocido como :” Instrucción General y Particular del estado
Presente de la provincia de Venezuela en los años 1720 y 1721”, dos canarios se
destacaban como grandes propietarios de haciendas cacaoteras y de esclavos en la
jurisdicción del Partido del Tuy arriba (hoy Cúa), Don Bernardo Rodríguez del Toro, quien
alcanzó en marquesado en el año 1732, poseía en estos valles 524 fanegadas de tierra y
21.700 plantas cacaoteras y el orotavense ( canarias) Sebastián López de Castro quien,
según el censo de Olavarriaga poseía 12.000 árboles de cacao, los cuales fueron
heredadas por su único hijo el capitán Sebastián López de Castro.
Foto 1937

Don Bernardo establece capellanía en su


hacienda Marín con la cooperación del resto de
cosecheros y hacendados, aportan materiales y
mano de obra esclava para construcción del
pequeño templo de Santa Rosa de Marín, Don
Bernardo dona la imagen de la patrona Santa
Rosa de Lima, cada hacendado se compromete
con la adquisición del resto de las imágenes de
santos requeridos para el cabal y decente culto
de acuerdo a las normas de la Santa Iglesia
Católica, le correspondió a la capital Don
Sebastián López de Castro la adquisición de la
imagen del Nazareno, la cual trajeron de
Andalucía, en aquella época en cada hacienda se
tenía la licencia para la existencia de un oratorio
privado al servicio y uso de los amos y su servidumbre, para cual cancelaban a la iglesia un
aporte económico para la respectiva licencia.
Desde comienzos del siglo XVIII el Nazareno se encuentra en el oratorio de la
hacienda Lecumberry y cada miércoles santo acompañado por su respectiva cofradía o
sociedad recorre en procesión las calles, en principio del primer pueblo Santa Rosa de
Marín y a partir de 1721 por las calles del nuevo poblado, ubicado en un desprendimiento
de la misma hacienda conocida hoy como Lecumberry, área de terreno que pasó a manos
de la iglesia en cancelación de un censo ( especie de hipoteca), entre la señora viuda del
capitán López de Castro y el convento de la Inmaculada Concepción de Caracas, por un
monto de 2000 pesos destinados a cubrir los gastos de la dote de su hija quien profesaría
como monja. La división de la hacienda entre el nuevo poblado de Cúa y los nuevos
propietarios entre ellos el señor Don Ignacio Lecumberry ( pariente del Libertador Simón
Bolívar), a quien por cierto entabló querella por la propiedad de las minas de Aroa. Hoy la
vieja hacienda transformada en Urbanización mantiene el nombre del hijo de un vasco
que casó con una mantuana.

Cuenta la tradición que la fuerza destructora del terremoto ocurrido en 1878, afectó todas
las edificaciones de Cúa, el único lugar que no sufrió el embate telúrico fue la casa de
hacienda Lecumberry, lugar donde se encontraba el oratorio del Nazareno, la casa fue
habilitada como hospital para atender a cientos de heridos y el pueblo atribuyó a un
milagro del Nazareno que esa vieja casona quedara en pie. Ese trágico año de 1878,
durante la semana santa la única imagen que recorrió ´las destruidas calles del pueblo,
clamando perdón por los pecados cometidos contra el padre Céspedes y piedad para los
inocentes fue El Nazareno.

Los pocos habitantes que quedaron en la población después de la tragedia aseguraban


que la única manera de librarse de un nuevo terremoto era conservando la imagen del
Nazareno en la casa de la hacienda Lecumberry, participando con fervor en la procesión
del miércoles santo. Ese día se convirtió momento de reencuentro de las familias cueñas
alejadas del terruño por la diáspora que produjo el sismo. Muchos fueron los curas que
trataron de trasladar la imagen sagrada al templo, como hicieron con la primera patrona
Santa Rosa, la del pueblo de Marín, pero diversas circunstancias, además de la oposición
de los creyentes, lo impidieron, se mantiene la creencia que mientras El Nazareno esté en
su casa, Cúa estará libre de males sísmicos. Así son las tradiciones, aparentemente
absurdas para la lógica de un mundo dominado por la tecnología, pero en los momentos
de la verdad, se evidencia, con todo y nuestro poder material y tecnológico lo pequeño
que somos ante el poder de la naturaleza.

La propiedad de la hacienda Lecumberry pasó del general Laureano Carballo comienzos


del siglo XX, a manos de Don Elías Acosta, sus hijos, sus nietos y bisnietos, cuatro
generaciones mantienen viva la tradición religiosa más antigua de los Valles del Tuy. Es
quizás la única imagen de muchos templos en Venezuela que se mantiene todo el año en
el oratorio de la vieja casona de hacienda y el día solemne del Miércoles Santo recorre las
calles del pueblo, de la misma forma durante 300 años, visita el templo parroquial y en la
noche regresa a su morada, siempre acompañada de miles de feligreses, en su mayoría
promeseros, llenos de Fe a quienes el Nazareno les hizo algún favor y ese día pagan su
promesa, con sacrificios, vestidos con la túnica morada, cargando el santo,
acompañándolo en su recorrido anual. Así son nuestras creencias, así se mantiene viva la
tradición de mayor raigambre en el corazón de los cueños. Ojalá que nunca se acabe, que
siempre los hijos de los hijos la conserven y la mejoren. Cúa no es Cúa sin esa hermosa y
venerada imagen, más de trescientos años lo confirman, es necesario revalorizar esta
tradición, impulsarla con espiritualidad, comprendiendo que a través de ella llegamos
directamente a nuestras más puras raíces de cueñidad.

Honor a quienes han mantenido esta tradición religiosa, igualmente a las demás
sociedades de santos que existen en Cúa y en los Valles del Tuy, poco a poco daremos a
conocer sus hermosas y valiosas historias, para que las conozca una sociedad huérfana
de auténticos valores, las procesiones son manifestación pura de nuestra religiosidad
tradicional y de nuestro mestizaje cultural y étnico.

Lastimosamente la violencia y la delincuencia imponen su voluntad en estas tierras, la


procesión cambió su tradicional ruta hasta la Cruz Verde y su horario también cambió, ya
el hampa acabó con la tradición del día de los difuntos, la cual se celebrara en horas
nocturnas en el cementerio local. Las tradicionales misas de aguinaldo, celebradas de
madrugada también el miedo al hampa obligó a cambiar el horario, Así la sociedad se ve
obligada a dejar los espacios a la delincuencia, las tradiciones desaparecen y a la gente
honesta no le queda más refugio que el hogar y los centros comerciales.

Vista interna corredores de la casona de la Hacienda Lecumberry.2008


La Semana Santa

Procesión del Nazareno en Cúa año 1937


Foto: Manuel V. Monasterios Fonseca.

La Navidad, el Carnaval, la Cuaresma, la Semana Mayor, Corpus y las Fiestas Patronales


forman parte fundamental del calendario oficial de fiestas populares y religiosas, dentro de
lo que podríamos llamar la cultura tradicional del venezolano. Con el paso del tiempo se
perdió el carácter centrado en una sociedad típicamente rural y entramos directamente en
una búsqueda desesperada de inserción en el llamado mundo urbano globalizado. Es
realmente una agonía, entendiendo el término como lucha, eso de: “Querer ser ciudad, sin
poder dejar de ser pueblo.”

El citadino y también mucha gente que vive en éste gran dormitorio del Tuy, aprovechan
cualquier festividad para abandonar masivamente el agite de la rutina diaria, no en la
búsqueda de tranquilidad pueblerina que perdieron éstos valles, sino en el hacinamiento en
una playa cualquiera Se cambia el trajín diario la autopista del Tuy a Caracas, por la cola
kilométrica a la playa. Toda la ciudad, incluido el Tuy, sale en masa; no al cumplimiento de
los preceptos establecidos por de la religión católica, sino en la búsqueda de más “stress”
como se dice hoy, de más zaperoco, inseguridad y altos precios. En muchos casos se
combina peligrosamente la gasolina y el alcohol, con sus nefastas consecuencias.

La Semana Santa, la fecha de recogimiento espiritual, para muchos, dejó de ser santa; solo
se trata cambiar la aplastante rutina del día a día, aunque solo sea cambiando de paisaje y
se tenga que pasar la mayor parte del tiempo en una cola de automóviles distinta a la de la
autopista regional del centro. Aunque en la playa no se tenga agua potable, ni electricidad,
ni aire acondicionado y los precios de la comida y estadía estén por las nubes. Los
racionamientos de servicios públicos, entre otras menudencias que padecemos, hacen de las
ciudades lugares obstinantes de muy baja calidad de vida y sus habitantes siempre que
tienen la oportunidad huyen.

Sin embargo, en éstos pueblos del Tuy se lucha por preservar la tradición, todavía se
conservan ancestrales creencias y se practican algunas sanas costumbres. Muchos tuyeros
que viven en otras regiones aprovechan la Semana Santa para visitar sus pueblos,
reencontrarse con familiares y amigos, cumplir la tradicional promesa, asistir a las
procesiones, ir al templo y de paso, tal vez rememorando el ayer, se coman su pescadito
salado guisado acompañado con plátanos maduros, un buen sancocho de pescado, un arroz
con coco y papelón. De paso enseñan a sus hijos volar un papagayo o cometa, juegan unos
cocos con los amigos y el Domingo de Resurrección “Quiebran la olla” y participan en la
organización de la quema de Judas.

La Semana Mayor hasta hace unos 40 años era una de las conmemoraciones más solemnes
y llenas de simbolismo religioso. La preparación se iniciaba con el miércoles de ceniza,
donde se nos recordaba lo fugaz que es nuestra existencia, cuarenta días de recogimiento.
Cada viernes de cuaresma, se aplicaba con cierta rigurosidad la abstinencia de carne, (No
comer carnes, solo pescado) el asistir a misa y comulgar. Al llegar la fecha indicada para la
celebración, la cual se rige por el calendario lunar y corresponde al mes de nisán del
calendario judío, (pascua judía).Unas veces en marzo y otras en abril. Las imágenes de los
santos del templo eran tapados con telas de color morado, como señal de luto y
recogimiento. Creo que todavía se mantiene vigente este precepto.

El viernes del Concilio, todavía hoy sale el primer paso o procesión, La Virgen de Los
Dolores y San Juan Evangelista, tiene su sociedad presidida por Jesús Ramos, la siempre
oportuna colaboración de Don Trino Leiceaga, fundador y promotor con su comunidad de
la Capilla de Nuestra Señora de los Dolores (Pueblo Nuevo).Los feligreses acompañan a los
Santos, recorriendo las calles, con sus velas encendidas y con el mayor recogimiento.

Siempre en todos los pasos se cuenta con el acompañamiento de una Banda. Antiguamente
La Banda “El Rosario”, fundada en 1914, por el Padre Yumar, dirigida por décadas por el
Maestro Don Lope Díaz Milano y reforzada para la ocasión solemne, con músicos cueños
como los hermanos Ramos Rangel, Alejandro Díaz Milano y otros.

En los alrededores de la Plaza Zamora se destacaban los vendedores de dulces típicos,


como los besitos, los almidoncitos, majarete, guargueritos y conservas. Los vendedores de
comida, recordamos las ventas de arepas rellenas de queso blanco y cubiertas con huevo y
harina las llamaban “Tostadas” su precio era de un real o medio bolívar. Se vendían como
algo muy especial y solo en Semana Santa las llamadas “Lapas”, no era el animal de
cacería, sino unas enormes arepas de maíz rellenas con salmón enlatado, el cual era
importado de Canadá, las cuales se aderezaban con cebolla, limón, tomate, sal y pimienta a
un costo de real y medio, acompañadas del guarapo de papelón, de concha de piña o el
carato de acupe. Todos estos ventorrillos ocupaban los alrededores del templo, compitiendo
con los vendedores de imágenes y recuerditos religiosos.

No podían faltar los fotógrafos, con aquellas enormes cámaras de madera, montadas en
trípode, llamadas popularmente “Fotomatón”, tal vez por lo mal que se veían quienes se
tomaban esas tradicionales fotos, con su respectivo caballo, su sombrero mexicano y un
telón con un paisaje de aire europeo. Cada año se cumplía el rito religioso y la consabida
foto. En tiempos más cercanos le apareció la competencia con los fotógrafos de las cámaras
instantáneas de marca “Polaroid”. Nada tenían que ver con la cerveza Polar, la media Jarra
y el botellón.

El jueves y el viernes eran fechas sagradas, estaba prohibido realizar cualquier tipo de
trabajo, incluso en las casas, ni se pasaba la escoba, no se cocinaba, Ya las hallaquita y los
condumios estaban elaborados con anterioridad. Mucha gente tenía temor a bañarse en esos
días pues podían transformarse en un encanto, si lo hacían en un río, o un pajarraco negro
si lo hacían en la casa. Las emisoras de radio durante esos dos días solo trasmitían música
sacra, en el cine se proyectaban las viejas películas de la Pasión, igual ocurrió en los
primeros años de la televisión. Sin embargo recuerdo que los bares como el Demócrata de
los hermanos Delgado, el Continental de Don Luciano García y el de Don Miguel Borrajo
se mantenían llenos de parroquianos, refrescando con cerveza o con el malojillo, la fruta e
burro, el torco, la guarapita, el berro y el zamurito. Eso si las “Rockolas” o “Sinfonolas”
estaban de luto, por años 50 con una manto, como los santos del templo, posteriormente
simplemente apagadas. Era la existencia de un respeto colectivo por las formas, cuando la
procesión pasaba frente al bar se trancaban las puertas, el que no salía a acompañar,
guardaba silencio. Hoy es imposible que esto ocurra, es un cambio radical de los
paradigmas de comportamiento social. Juzgue usted si para bien o para mal.

Las campanas del templo dejaban de repicar el jueves y eran sustituidas por unas tablas con
aldabones, llamadas matracas, con un ruido seco salían los monaguillos y Don Eladio el
Sacristán por las calles del pueblo anunciando la procesión. La matraca más famosa del
Tuy era la matraca de Yare. Pues hasta un refrán le inventaron:”Mas fastidiosa que la
matraca de Yare”. Hoy la palabra matraca tiene connotación de corrupción y “matraquero”
es el corrupto. Un venezolanismo equivalente a la “mordida” mexicana, o al “serrucho”
colombiano

La Matraca

En Cúa existió la represa de Marín, construida en el año 37, era un sabroso balneario donde
se daban cita pobladores y visitantes, allí se podía comer el sabroso y nutritivo sancocho de
corronchos, (En los pueblos del oriente del país le llaman guaragüara). El sancocho de
corroncho era el plato típico de Cúa, propio de la semana Santa. Se llevaba la verdura y la
olla pues los corronchos los ponía el río. Esta tradición murió. También se sacaban
sardinas enormes y se comían fritas acompañadas de arepas de maíz pilado o hallaquitas.
Estos productos los obsequiaba el Tuy, en aquellas aguas transparentes y abundantes, las
cuales también encerraban peligros, pues fueron muchos por imprudentes, los que
perecieron ahogados en la represa.

El rio Tuy era en la zona de Marín un sitio de recreo colectivo por más de 40 años. En
Semana Santa era la represa espacio de romería, donde se podía ir con la familia, nadie era
capaz de faltar el respeto, no existía la droga, no había malandraje. No es que uno añore
épocas pasadas, pero indudablemente las nuevas generaciones no se imaginan lo hermoso
que era El Tuy, hoy es una cloaca putrefacta y todavía somos capaces de decir que hemos
progresado….

Continuando con los actos de la Semana Santa, el recorrido de los santos en procesión era
desde tempranas horas de la mañana, desde la casa del santo hasta el templo. En Cúa los
santos tenían su casa. Quien no recuerda, de aquellas generaciones pasadas, Domingo de
Ramos corresponde a Jesús en el Huerto, vinculado desde épocas coloniales a la Hacienda
Macaguita, lugar de donde se traían las palmas para la bendición, todo el mundo buscaba su
palma para hacer una cruz y colocarla detrás de la puerta, acompañada de la mata de zábila
para evitar que entraran los males al hogar. Hoy el santo lo resguarda la Sociedad que fue
presidida por Don Luís Sáez (f), hoy bajo la Presidencia de Doña Isidra Sáez y parte la
procesión del sector Cujicito.
Jesús en el Huerto

El lunes Santo corresponde al paso Jesús atado en la Columna, según la tradición


perteneció a la Hacienda Marín y fue encargado a Sevilla por el Primer Marqués del Toro
Don Bernardo Rodríguez (f), a este santo le corresponde por tradición llegar hasta donde
funcionaba la Comandancia de Policía, hoy la Alcaldía, diagonal a la plaza y se procede
todavía hoy, a la liberación de los “Promeseros presos”. Hoy la imagen del Santo está bajo
la responsabilidad de su respectiva sociedad presidida en años pasados por Don Tomás
Isturiz (f), Luís Magín Guevara (f), Mario Alejandro Quintero (f) y hoy presidida por el
joven cueño Hugo Peña.
Banda El Rosario 1980

Jesús Atado a la Columna.

El martes Santo recuerdo los arreglos que le hacían a La Humildad y Paciencia en el


enorme portón de la casa de Don Carmelo Arteaga (f), al pie del centenario Olivo. Hoy es
la sede de Banesco. Por iniciativa de la Sociedad y con el apoyo de la Municipalidad tiene
su propia capilla, junto al Puente Gómez, en los terrenos donde estuvo la casa de Doña
María Mirabal (f) y su hija Ana Teresa (f). Esta Sociedad está dirigida desde hace muchos
años por un diligente cueño Juan Benigno Díaz Blanco, hijo de Don Juan Rafael Díaz
quien también la presidió por muchos años (f).

La Humildad y Paciencia

El miércoles Santo corresponde El Nazareno de Lecumberry, desde 1725, cuando el


pueblo estaba en Marín, forma parte integral con la historia y la tradición de la vieja
casona de la Hacienda Lecumberry. Tal vez el único santo en Venezuela que se mantiene
en la casa de una hacienda cacaotera, desde la colonia hasta nuestros días y cada miércoles
santo durante más de trescientos años recorre sus calles. La única vez que no hizo su
santificante recorrido fue en 1878, por el terremoto. La fe en esta imagen milagrosa es
inmensa, reúne gente de todo el país, especialmente los cueños vienen cada año a rendirle
culto y a pagar promesa vestidos con la túnica morada y descalzos. Por varias generaciones
está la venerada imagen bajo la custodia de la familia Acosta Quiroba.

El Nazareno de Lecumberry.

.
El Jueves Santo, es un día solemne, tradicionalmente se hace en el templo con la presencia
de las autoridades locales el “Lavatorios de los pies” se rememora la Última Cena, el paso
corresponde al Cristo Crucificado, hermosa imagen de origen sevillano, en épocas lejanas
estaba bajo responsabilidad de Don Luís Ricardo Ramos (f), en años recientes la Sociedad
la presidía Don Jesús Caraballo (f) y en la actualidad por el Señor Don Williams Ríos

El Cristo del Jueves Santo

El Viernes Santo, el día más solemne del año, recogimiento absoluto y se oye en las iglesias
de Venezuela la famosa pieza sacra de José Ángel Lamas (f) “Popule Meus”. A las tres de
la tarde , la hora nona de la pasión , empieza la obra maestra de la oratoria sacra “Las siete
palabras”, en Cúa se inició el más famoso orador sacro de todos los tiempos: Monseñor
Jesús María Pellín. Ese día corresponde al paso del Santo Sepulcro, desde la época
colonial vinculado a la hacienda cacaotera del Conde de Tovar, hoy Las Mercedes de Cúa.
La familia Vegas y todos los nativos del antiguo caserío de Paratebueno, tuvieron su sede
en Cúa, en la calle Chupulún, de donde salía el Santo, hoy se encuentra en la calle La Vega
de esta población, bajo la responsabilidad de su Sociedad presidida por el Profesor
Dagoberto Castro.

El recorrido de los Santos en procesión en la noche era desde la Iglesia hasta la Cruz Verde,
en ese sitio tradicional al pie de la cuatricentenaria Ceiba “El santo descansaba” y los
cargadores aprovechaban para refrescar la garganta, en algunas ocasiones se tardaban más
de lo previsto. Este retardo traía problemas con los curas de la parroquia, pues a veces el
Santo llegaba al templo casi a la media noche.

Estas costumbres han desaparecido por razones obvias, la inseguridad se ha hecho dueña
de todos los espacios y en la noche son los amos absolutos. En Cúa, en los últimos años,
algunas procesiones han terminado en medio de balaceras. Situaciones que no se vieron ni
las épocas de las guerras civiles. Siempre se tuvo un respeto por las cosas sagradas. Hoy no
se conoce la palabra respeto y nada es sagrado.

La noche del sábado se hacía la llamada “Misa de gallo”, o de Resurrección, a media


noche. Cabe destacar que todos los asistentes llevan su botella de agua para recibir la
bendición, pero algunos se quedaban dormidos y se quebraban las botellas, en aquellos
años no existían las botellas de plástico. El agua bendita es uno de los sacramentales más
importantes del catolicismo, aunque popularmente se cree que el agua bendita tiene
propiedades casi mágicas.

La Semana Santa termina el Domingo de Resurrección. La pasión de Cristo, es el


Sacrificio del Hijo de Dios para redimir los pecados del mundo, ofrendando su vida, pero
señalándonos la esperanza de la Resurrección en la Fe. Ese es el misterio más grande de
nuestra Fe Católica. En nuestro pueblo se festeja sanamente y recientemente se ha creado la
Sociedad de Jesús Resucitado, presidida por el Profesor Roberto Izquierdo T. Una nueva
tradición para decirnos que lo importante de la Semana Mayor es la Resurrección. Y con
esa alegría se cierra el ciclo iniciado el miércoles de ceniza.

El pueblo celebra de muchas maneras pero en nuestro pueblo la Quema de Judas, es una
tradición que nos llegó en la colonia, acto simbólico donde se quema un monigote que
simboliza el mal. Judas el discípulo traidor, quien entregó a Cristo por 30 monedas. Casi
siempre se representa a un personaje en desgracia o mal visto por el pueblo. Los poetas
populares de la Cúa de ayer hacían un testamento en verso, con una narración jocosa de la
vida cotidiana de destacados habitantes de la población. A quienes el Judas antes de morir
quemado le va dejando objetos y cosas, lo cual produce hilaridad en los oyentes. A veces
se disgustaban los aludidos y las cosas podían terminar a garrote.

Famosos por los años 30 los Judas elaborados por Francisco García (f), José Rafael
Álvarez (El Catire)(f), Felipe González (La Justanera)(f), Luís García(f) el cual quemaban
en el terreno donde hoy está el Palacio Municipal, conocido en aquellos años como el plan
de San José. En años recientes fueron famosos los judas quemados en la Cruz Verde,
colgados de la Ceiba, regados con el “Zamurito de Don Oscar Paz (f)”, bebida tradicional
de Cúa. Los Judas eran elaborados por los hermanos Díaz Piñango con su respectivo
testamento.

La Semana Santa en Cúa, especialmente la de ayer, además del contenido religioso tenía
elementos de gran valor cultural para la comunidad. Hemos tratado de recordar con la
mayor fidelidad aquellos lejanos años, estoy seguro que mi memoria ya no da para tanto,
por las fallas cometidas pido disculpas. Espero que esta crónica sirva para que las nuevas
generaciones conozcan un pasado que no volverá. Tal vez sea necesario potenciar lo bueno
que tenemos, renovar introduciendo nuevas tradiciones como el Jesús Resucitado y hacer
de la Semana Santa Cueña además de una costumbre católica, un gran atractivo de turismo
religioso, unido al Santuario de Betania. Es saber aprovechar nuestras ventajas
competitivas, el Nazareno de Lecumberry está considerado dentro de la trilogía nacional
conjuntamente al Nazareno de Achaguas en Apure y el de San Pablo en Caracas. Pero
muchos habitantes del Tuy lo desconocen.
La Virgen de los Dolores.

La Dolorosa, la Verónica y San Juan Evangelistas, santos que acompañan los Pasos

de la Semana Mayor en Cúa


LA CALLE CRUZ VERDE DE CÚA Y SU CEIBA
SIMBÓLICA.

“Los pueblos que no conocen su historia y sus tradiciones desaparecen.

Calle Cruz verde Hoy José María Carreño de Cúa año 1940

En los pueblos hay esquinas emblemáticas, lugares que recogen todo el sabor local, sitios
en que se puede pulsar el sentir y el palpitar de una comunidad, en este oportunidad nos
vamos a referir a la tradicional calle Cruz Verde de Cúa, hoy rebautizada con el nombre de
nuestro primer prócer el general José María Carreño
La calle José María Carreño (Cruz Verde) año 2010 .El mismo ángulo que la foto anterior

Los terrenos propiedad de la Iglesia que permitieron el traslado de la población de Marín a


su ubicación actual tenían su lindero oeste en lo que hoy conocemos como la calle La
Florida (Plaza Bolívar), allí empezaban las tierras de la hacienda San José propiedad en el
siglo XVIII del Marqués del Toro y sus herederos, en el siglo XIX perteneció a Don Carlos
Herniáis. Es decir que el pueblo de Cúa llegaba solo hasta la calle Florida, sin embargo la
presión demográfica en los años de bonanza que tuvo Cúa antes del terremoto de 1878,
dio inicio al poblamiento de los alrededores de antigua Plaza de Santa Rosa (Hoy Plaza
Bolívar) y el famoso plan de San José (Cuadra donde hoy está ubicado el Palacio
Municipal)

Cúa es un pueblo atípico en cuanto a su crecimiento, generalmente los pueblos crecían


formando cuadrículas partiendo de la plaza mayor o principal, frente a dicha plaza se
construía el templo, la casa de gobierno, las casas de los habitantes principales y así hasta
llegar a los sitios más alejados que denominaban despectivamente “orillas”. En el caso de
Cúa el crecimiento parte del templo, ubicado conjuntamente con una plaza de mercado, la
cual recibe posteriormente el nombre de Plaza Roscio y en el siglo XX su nombre actual
plaza Zamora. Cúa no tuvo una plaza principal con sus cuatro esquinas, es a finales del
siglo XIX en que aparece un terreno con mucho desnivel que la gente llamaba Plaza de
Santa Rosa y a partir del año 1911 en que recibe la denominación oficial de Plaza Bolívar,
al colocar en su punto central un busto del Libertador Simón Bolívar, donado por el señor
Andrés Lasseres y elaborado en Francia por el escultor francés Vital Dubray el
mismo que hizo la estatua pedestre del general Ezequiel Zamora.

En la última década del siglo XIX, la presidencia del gran estado Miranda ejercida por el
general José María García compra a Don Carlos Herniáis un lote de terreno de la hacienda
San José destinados al crecimiento de la población bajo la condición de ejidos municipales
lo cual permitió el poblamiento, con la construcción de viviendas en una calle que recibió
el nombre de Cruz Verde, haciendo alusión a la cruz de la Inquisición que se colocaba en la
entrada principal de las poblaciones ,para evitar la entrada del mal a los pueblos y
ciudades, es de interés señalar que la inquisición tuvo poco trabajo en estas tierras. En
nuestro caso la cruz estaba colocada al lado de una gran ceiba que alguien sembró para
que la cruz del catolicismo y la ceiba milagrosa protegieran al pueblo. Ese lugar que
marcada la bifurcación del camino a Tácata y a Charallave y según la leyenda allí el cura
Céspedes sacudió sus sandalias para no llevarse de aquel pueblo ni el polvo. Todavía hoy
está la ceiba, este árbol perteneciente a la especie “Ceiba Pentandra” de origen
americano, a la cual diversas culturas atribuyen poderes mágicos y sanadores, las
almohadas rellenas del algodón que cubre su semilla eran usados para el buen dormir y la
tranquilidad espiritual, transmitiendo a quien la use energía sanadora, en Cuba la religión
africana Yoruba la considera sagrada, denominándola Mata Siguaraya, los caribes la
utilizaban para fabricar curiaras, la ceiba es el árbol nacional de Guatemala. Existe una
creencia en la isla de Cuba que quien le de 12 vueltas a las 12 de la noche a una ceiba se
le cumplirá su deseo Debemos los cueños darle a esta ceiba protección especial y
declararla como el árbol simbólico de Cúa, pues al igual que la campana de 1726 y el
Nazareno de la hacienda Lecumberry han sido testigos de nuestro acontecer histórico.
Rescatemos la ceiba de la Cruz Verde y también rescatemos la casona del Nazareno. La
campana hay que a
Busto del Libertador Simón Bolívar

Donado por Don Andrés Lasseres en 1911

Con motivo del Centenario de la Independencia.


La ceiba bicentenaria de la Cruz Verde.

Ceiba de la Cruz Verde testigo de más de Doscientos años de historia cueña.

Monumento Natural.
Foto 1980

La ceiba de la Cruz Verde generosamente cría en su seno a un huérfano cardón, qué


significado tiene esta simbiosis, qué mensaje nos quiere darnos nuestra ceiba madre.

La calle Cruz Verde, conjuntamente con la calle Comercio concentraban las principales
casa comerciales de la población y las viviendas de las familias representativas del pueblo,
en estas calles se celebraban antes de su en cementado los toros coleados. En la primera
etapa y los años correspondientes al siglo XX, recordamos, por relatos orales que nos han
llegado, algunos de las familias propietarias y ocupantes de viviendas en dicha calle:

Partiendo nuestro recorrido en el tiempo desde la plaza Bolívar hasta la ceiba y la cruz
verde

En la esquina de la Plaza Bolívar funcionó desde tiempos inmemoriales la Farmacia San


José, fundada por Don José Perdomo, posteriormente pasó a manos de Don José Manuel
Medina Serrano, el popular “Machete” y También estuvo Don Heriberto Bello

El bar Caracas de Don Abraham García, posteriormente de Don Otilio Osorio y hace unos
cuarenta años se convirtió en la primera arepera que tuvo Cúa, al lado estuvo una de las
casas de dos plantas que perteneció a Don Doroteo Angelino y en los años cincuenta Don
Antonio Minicozzi construyó el primer edificio de los Valles del Tuy

La casa de habitación de Don Silvestre Hernández, posteriormente de Don Carmelo


Arteaga, famoso por un árbol de olivo en la entrada, hoy funciona el edificio de Banesco,
al lado la casa de lla familia Hernández

A calle Cruz Verde tenía en su comienzo de la Plaza Bolívar una redoma de cemento donde
se sentaban a tomar fresco debajo de un frondoso Samán, a frente funcionó la pensión de
Doña Luisa Requena, en la esquina el negocio de Don Rafael Serrano y un poco más allá la
barbería El Sol del “Maestro” León Guzmán.

Frente a esa barbería funcionó la escuela federal de varones Ezequiel Zamora, en la


antigua casa de Don Manuelito Barco hoy de la
sucesión de Don Nazario Dugúm F.

Las esquinas, hoy con calle San Rafael, estuvieron


los negocios de Don Luís Ricardo Ramos y al frente
de Don Blas Santaella, hoy propiedad de Don
Ramón Espinoza, al lado la casa de Doña Avelina
Monasterios y de Don Tito Hernández hoy edificio
Ocsami.

La esquina de la panadería fue la casa de las Poleo,


hoy de los Quintiliani, al lado la casa de Don Pancho
Monasterios hoy de la familia Manrique.

Casa de la acera alta calle Cruz verde 1945

Don Arturo Borges construyo su casa al lado de la casona de Don Rafael Morante, hoy de
la familia Osío Caballero, en esa misma cuadra estaban las casas de Don Félix Sosa, hoy de
la familia Duc y de Oscar Marrero, al frente la casa que fue de los Angelino,
posteriormente del Dr., Álvarez Valverde, hoy de familia Ventureli Lara, al lado estaba la
casa de habitación de la familia de Don Ramón Oramas. La familia Piñango al frente, a
vieja casa del telégrafo donde vivió la familia Jerez, posteriormente la familia de Don José
Gregorio Piña, su esposa Laura y Doña Ermelinda de Arteaga de grata recordación y al
lado Mario Valetta construyó sobre el lecho del zanjón la edificación donde hoy está el
restaurant Chino, seguido de la residencia de la familia Ramírez

La casa de habitación de Don Estanislao Acosta , quien construyó en sus patios utilizados
para el secado de café una trilladora con una rueda de madera, la cual todavía está hoy en
el edificio Candelaria propiedad de Don Salvador Minicozzi, un poco más allá la residencia
de la familia Laseres Díaz-, Don Pedro Díaz, hoy clínica La Candelaria y en la esquina la
residencia de Don Lope Díaz Milano y familia y funcionó el negocio de Don Sebastián
Sotillo, hoy Centro Comercial Cruz Verde propiedad de los Angelino Díaz.

De renombre comercial fue siempre la casa de los Alfajores, por unos adornos en su
cornisa en forma de los dulces de alfajores, propiedad de los Díaz Piñango. Terminaba la
calle Cruz Verde con la centenaria ceiba, donde se quemaban los Judas Iscariote, los
Domingos de Resurrección ,después de la lectura del testamento, elaborado en tiempos
remotos por los García y “la Justanera” y recientemente por los Díaz Piñango el
monumento a la Cruz, se mantiene la tradición de la fiesta de los velorios Cruz en el mes
de mayo, la Candelaria el 2 de febrero y otras fiestas tradicionales gracias al trabajo de las
hermanas Díaz, especialmente Doña Cristina Díaz de Minicozzi; al frente de antigua ceiba
el famoso Bar de Don Oscar Paz, y su tradicional licor autóctono de nombre “zamurito”,
afamado entre los parranderos de ayer, especialmente quienes asistíamos a los toros
coleados en Aparay. Llegando al puente Gómez el negocio y residencia de Doña María
Mirabal y de hija Ana Teresa excelentes cocineras que resguardaron la tradición culinaria
de ayer.

Esta crónica no pretende hacer un listado completo de todos los residentes de la calle,
muchos no están porque la memoria ya flaquea, les pedimos disculpas y nos
comprometemos a remediar los lapsus. Nuestro objetivo es aportar a la memoria histórica
de nuestro pueblo un granito de arena, para que las nuevas generaciones y quienes han
hecho de Cúa su hogar conozcan nuestras raíces.
Foto del monumento conmemorativo de la Cruz Verde, esta cruz se colocaba a la
entrada de los pueblos durante el período colonial.
PERSONAJES POPULARES DE CUA: ANECDOTAS

Los pueblos al igual que tienen sus ilustres ciudadanos, sus intelectuales, sus músicos,
poetas y deportistas destacados, también tienen esos personajes populares que marcan el
recuerdo de las generaciones e identifican un período en la historia de un pueblo

MAYORAL.:

Para un cueño de los años 30 y 40 el nombre de “Mayoral” es un recuerdo imborrable.


Pocos saben si se llamaba José, Antonio o Rafael, pero todos recuerdan que las mudanzas
en Cúa no se hacían en carreta o camiones. Quien necesitaba trasladar un escaparate, una
cama o un catre, no importaba el peso del objeto, se llamaba a Mayoral. Este se ocupaba
de hacer la mudanza y los costos no eran tan elevados. Si un carretero pretendía cobrar 6
bolívares, Mayoral lo hacía por 2,50. El hacía los mandados, buscaba leña, prácticamente
era una especie de máquina humana. Además era de trato afable y respetuoso.
ROSA LA MANCA:

El paso de “Los Claveles” era la entrada obligada para quienes venían del Sur: San
Casimiro, el Yagual, Los Rosos, Los Berros o la Calichoza al pueblo Cúa. Era el paso del Tuy,
cuando este lo permitía, al cruzar el río se tomaba el camino del “Calicanto”, vieja
acequia de la época colonial, donde los cargadores de enfermos o de difuntos. Se
conocían por el color de la “campechana” que les cubría, si era rojo venía con
vida, si era negro, traían un cadáver. Allí descansaban antes de tomar la ruta del
cementerio o el hospital. En muchos casos la espera era por el ataúd de
solemnidad, el cual se utilizaba para trasladar los difuntos desde el calicanto al
cementerio. Una vez en el Camposanto, el cadáver se sacaba de la urna y se
enterraba envuelto en la cobija y la urna, estaba lista para otro pobre.

Rosa “La Manca” había transformado el tronco de un corpulento árbol de Caro,


ubicado en el calicanto en su residencia. Era una cueva hecha dentro del Caro,
Allí dormía, y vivía de la caridad pública. Su pasatiempo era tomar caña, por cual
estaba todo el tiempo borracha, pero a los momentos en que le sacaba mayor
provecho era cuando llegaban los entierros. Pues la mayor parte de los
cargadores traían sus botellas y Rosa siempre recibía su parte de licor.

GUARAMATO:

Era un hombre corpulento que caminaba por las calles y vivía de la caridad
pública. Se caracterizaba por anunciar la muerte de cualquier persona, que a él se
ocurriera, aunque estuviese viva. Gritaba por la calle _”Juan Zutano se murió
“Padrino-“ya lo van a enterrar” “Lo agarró la Coromoto”. Se refería al nombre de la
funeraria local Así llegaba con su grito hasta la Plaza Bolívar y regresaba pero con
otro nombre de otra persona gritando a todo pulmón-“Se murió Rafael Pérez”.
Escogía nombres de personas reconocidas, de comerciantes, de políticos.
Generalmente eran nombres de hombres, nunca nombraba mujeres. Los
muchachos como siempre, a la salida de la escuela, le gritaban “Guara mato se
murió” y lanzaba una piedras con una fuerza extraordinaria, si hubiese sido un
“pitcher” de béisbol hubiese tenido mucho éxito. Con los años fue recluido en un
asilo de Charallave, donde murió.

LA LOCA JOSEFA:

Quien haya vivido en Cúa en los años 50 y 60 no recuerda aquella loca hablando
sola por la calle, con una perolita de comida en la mano y con la cara pintada con
color onoto, haciendo las veces de rubor en sus mejillas. Ella parece que discutía
con unos duendes que sólo existían en su mente perturbada.

Jesús Manuel Reverón Blanco le escribió unos versos en su “Canto a Cúa” en sus
primeras estrofas dicen así:

Entre el barullo del día

Lleva un pañuelo rosado


Carreteando con la ausencia

y el vestido recogido

Anda la “loca Josefa”

un perol de mendiguillo

Vociferando y cantando.

Lleno de pena y olvido

VENTURITA:

Era un personaje popular a finales de los cuarenta y comienzo de los cincuenta,


que en sus correrías por el pueblo, un día por poco le cae la pared del cementerio
encima y algún poeta mamador de gallo le arreglo los versos de una canción de
moda en la época llamada “El Caimán” que decía así:

PREGUNTALE A VENTURITA

LA HISTORIA QUE LE PASO

QUE LA PARED DEL CEMENTERIO

DE VAINA NO LO MATO.

Como respuesta a los versos Venturita le largaba una andanada de


piedras, acompañadas de sus respectivas groserías, también a ritmo de porro.
LOS CIEGUITOS DE MARIN:

Era 3 hermanos Augusto, Pedro y Rómulo por alguna razón tenían graves
problemas de visión. Caminaban por las calles de Cúa y otros pueblos, incluso
iban a Caracas tratando de conseguir que la caridad pública les ayudara a
sobrevivir. Augusto veía más que Pedro y Rómulo y hacia de guía; caminaban
siempre agarrados de la mano, uno detrás del otro. Pero la viveza siempre
presente hacía que el de mejor visión se aprovecharan de otros a la hora de
repartir las ayudas recibidas o cuando se freía cochino Pedro o Rómulo
preguntaban por el olor, para saber si la fritura era en casa, Augusto respondía “El
olor a marrano viene del lado”, para no compartir el exquisito puerco pues no era
comida de todos los días. Estos ciegos se fueron muriendo uno a uno y sólo nos
quedan sus recuerdos.

ANTERO, EL CARGADOR DE SANTOS:

Desde la época colonial muchas personas por razones de “promesas” hechas a


los santos o como un medio para lograr alguna ayuda económica, se les veía
caminar de pueblo en pueblo con un pequeño santo portátil, dentro de un retablo
hecho de madera en forma de pequeña capilla. El portador del santo llegaba a una
casa generalmente del campo, colocaba su capilla portátil en un sitio importante
del hogar, donde se le rendía culto, con velas, rezos y en algunos casos
dependiendo del santo con cantos de velorio. Mientras esto ocurría el portador
descansaba y comía bien, en algunos casos hasta se tomaba sus palitos de caña
o ron. Los asistentes residentes de la casa o vecinos también hacían sus ofrendas
en dinero efectivo y también en especie, como huevos, gallinas, caraotas y
algunas frutas. Terminaba la exposición del santo en ese lugar y el cargador
continuaba su recorrido, el cual la mayoría de las veces, estaba preestablecido
durante el año.

Antero fue el último de estos portadores de santo, .hacía su recorrido por las calles
y campos cercanos a Cúa. Lo caracterizaba un problema al caminar era “cojo” y
le decían “punto y coma” por su peculiar forma de caminar.

SAPO RAYADO:

Pedro era un hombre muy trabajador, según cuentan quien necesitaba rebajar a
pico y pala un cerro, el mejor trabajador era él. Pero tal vez una enfermedad
(epilepsia) sin tratamiento, le fue perturbando la mente. Pedro cuando se enojaba
al oír el grito de los muchachos, diciéndole “sapo rayado” crujía los dientes y
producía pánico a su alrededor. Pobre del muchacho que agarraba, pues le
clavaba los dientes y no lo soltaba hasta que algún adulto se lo quitaba.

Otros personajes de distintas épocas: “As de Copas”, “Bola Mala” “Guarapa””El


Negrito Valentín”, “Raspa la Yuca”, “El Manco Florencio”.”Chiva de Oro”.

ANÉCDOTA EN EL CEMENTERIO:

Un “muerto” que pide cigarro

Por allá por los años cincuenta el camino de Aparay, pasaba por la puerta del
cementerio, con los años, se hizo un trabajo y se formó un enorme talud que hoy
día vemos para entrar a la puerta principal del camposanto Cueño. Este camino
de Aparay sólo era el paso para el caserío y para la vía de Tácata, además era
muy oscuro, pues la luz de los postes, parecían más unos tizones prendidos que
unos bombillos.

Por razones obvias cambiaremos los nombres de los personajes, pero la crónica
es totalmente cierta:

Luís Iriarte, vivía en el caserío Aparay, pero acostumbraba a pasar sus ratos de
ocio, entre amigos y palitos en los bares del pueblo. Un día, se pasó de copas y
estuvo tomando hasta la noche. La única forma que tenía para regresar a su casa
era caminando y tenía obligatoriamente que pasar por la puerta de la necrópolis.
Una vez en la puerta notó que estaba abierta y por razones de embriaguez tomo
la determinación de entrar al lugar. En medio de la borrachera le da por acostarse en un
banco y se queda dormido, hasta que el frío de la media noche le despierta. Se levanta y
se dirige en medio de la oscuridad a la salida, en ese momento va pasando por el lugar un
conocido que llamaban “Cerroprendio”. Que venía de del bar de Aparay, donde también
se había tomado sus cervecitas.

Luís en el medio de la “juma” y la oscuridad reconoce a “Cerroprendio” y le grita


desde dentro del cementerio—“Cerroprendio dame un cigarro” En ese momento al
que le decían Cerroprendio se le apagó todo, los palitos se le pasaron y carrera
que dio terminó en la Plaza Bolívar, donde llegó diciendo que un muerto lo conocía
pues le había pedido un cigarro en el cementerio. El personaje estuvo muy
nervioso hasta que se enteró que el “muerto” que había pedido el cigarro era Luis
Iriarte.
ANECDOTA EN LA CARRETERA DE SAN CASIMIRO:

Un Ministro tragando polvo

José Antonio era un hombre de trabajo, su vida era la preparación del mejor
marrano que se podía comer en Cúa. Aquella inmensa batea de “teretere”,
“morcilla”, “chicharrón y “chinchurria”. Era José un personaje muy especial,
incansable en su trabajo, cuando no estaba vendiendo chicharrón, estaba
comprando cochinos por los campos de Cúa. Tenía una considerable clientela,
pero lo que más le disgustaba eran los “vivarachos” verificadores de las frituras,
que probaban pero jamás compraban. Para ellos siempre tenía una frase jocosa,
llena de la picardía criolla que caracterizaba a José Antonio.

Había logrado con su esfuerzo y trabajo comprar una camioneta, en la cual se


trasladaba para sus ventas y también se internaba en la búsqueda del mejor
cochino, de aquellos que llamaban “congos”, raza que desapareció, para dar paso
a esos inmensos marranos de raza norteamericana, buenos para la romana, pero
muy malos en sabor.Los cochinitos congos tenían un sabor tan especial, que las
nuevas generaciones, no tienen idea de lo significaba el gustillo de aquellos
marranitos, pequeños, pero excelentes.

Un día José toma la vieja carretera de San Casimiro, aquel camino, lleno de polvo
y barro, angosta, donde uno se demoraba hasta 3 horas para llegar al pueblo
Aragüeño. José Antonio manejaba despacio y por el centro de la vía, por lo cual
era muy difícil pasar aquella camioneta Ford, en un camino tan angosto. Como
siempre detrás de José venían varios autos, tratando de franquear, tocando
corneta y José Antonio les gritaba: “Pasa por encima”. Así estuvo largo trecho del
camino, con la mala suerte para él que el auto que venía detrás, tragando polvo,
era el Ministro de la Defensa del Régimen de Pérez Jiménez. Oscar Mazzei Carta.
Quien en la primera alcabala del camino ordenó la detención de José Antonio. Se
salvó porque todo el mundo en estos pueblos, conocía al “negrito” que vendía el
mejor chicharrón del mundo. ( T.O.)

El uso de las Fichas como monedas, en las haciendas del Tuy.


(Siglo XVIII al XX)

(Fichas de haciendas y el centavo negro monaguero)

El intercambio comercial en los siglos XVI y XVII se fundamentó básicamente en el


trueque (Intercambio de productos). La falta de monedas obligaba a cambiar harina por
marranos, tabaco y maíz por mulas, huevos, gallina y café por plátanos. La habilidad
comercial de los productores y la necesidad estableció por largos años esta primitiva
modalidad de permuta prehistórica. También se utilizaron metales como el oro, la plata y
gracias a la extracción de perlas, en Cubagua, éstas ocuparon el lugar de los inexistentes
doblones, centavos o cobres como se les denominaba a las monedas en aquellos lejanos
años de la conquista.

Con la llegada de la Compañía Guipuzcoana a la Provincia de Venezuela, primera mitad


del XVIII, se introdujo la moneda o peso macuquino. El intercambio comercial con el
puerto de Veracruz (México) implantó ingentes cantidades de macuquinos, los cuales
llenaban las cajas de caudales y las alforjas de los “mantuanos”, dueños de las grandes
plantaciones de cacao. Esta riqueza o “Bonanza cacaotera”, propicia la fundación y
consolidación de los pueblos del Tuy. Los amos de tierras y esclavos tenían excedentes
económicos, procedentes de la venta de cacao, podían disponer del dinero necesario para
contratar con Iglesia compromisos de capellanías, censos y parroquias.

En las últimas décadas del siglo XVIII aparecen por primera vez en las haciendas del Tuy,
la ficha acuñada en cobre, plomo o latón, con un valor de ¼ y ½ real para cancelar el
trabajo de los primeros libertos que contratados en condición de peones asalariados. Es
importante subrayar que la utilización generalizada de las fichas en las haciendas, se debió
a la abolición de la esclavitud, durante el gobierno del General José Gregorio Monagas
(1854). Los amos tenían que pagar un salario a los antiguos esclavos, ahora en condición de
hombres libres. No había disponibilidad de dinero suficiente en circulación, aunque se
acuñaron los famosos centavos negros o “Monagueros”. Lo cual propició el florecimiento
de un sistema de control feudal, donde el trabajador recibía por sus labores unas fichas, en
sustitución del dinero, cuyo valor de intercambio se limitaba a la pulpería, propiedad de la
hacienda. En ese negocio, generalmente ubicado dentro de los linderos de la finca, vendía
los productos que se consideraban necesarios para el consumo del peonaje. Estos
trabajadores no tenían la posibilidad de comparar en otra pulpería. Los precios de los
productos los establecía el amo de la hacienda. Todo este régimen económico-social
configuraba un sistema de control y explotación humana, muy parecido a la esclavitud.

Las fichas las mandaba acuñar el amo de hacienda, generalmente en cobre o bronce,
llevaban el nombre de la propiedad, algún signo o símbolo, el año de emisión y el valor.
Las haciendas de café entregaban fichas representadas en valor de almud o fanegas, de
acuerdo a la cantidad de café que recogían. Si era caña de azúcar, representaba el valor del
trabajo de tumbar la caña. Entre las haciendas más recordadas por este régimen, el cual
estuvo vigente hasta el gobierno del General López Contreras (1935-41). La gran posesión
Mendoza ( Hoy Colonia Mendoza), Piñango ( Yare), Quebrada Honda ( Cúa), Mopia
(Santa Teresa), El Volcán (Santa Lucía), Tazón ( Cúa ), Marín ( Cúa),El Yagual ( Cúa), San
José ( Cúa), Monterola (Ocumare del Tuy), La Magdalena ( Charallave).

La pulpería o “tienda de raya” como también se le denominaba, porque la firma del peón,
en los libros de cuentas de la pulpería era una raya, pues en su totalidad eran analfabetas.
Este sistema de “autonomía endógena”, le permitían al amo “Despacharse y darse los
vueltos”. La hacienda tenía un poder total sobre la vida y bienes de la peonada. En su
pulpería se vendía el aguardiente producido en el alambique de la finca. Generalmente el
domingo el peón terminaba borracho y endeudado. También se vendía el papelón, el café,
la caraota, el arroz, la sal, la carne salada o salpresa, el Kerosene, los fósforos, el queso
blanco llanero, el pescado seco para la Semana Santa, la tela de zaraza y el liencillo, las
agujas y el hilo de coser. No podía faltar el tabaco en rama, el chimó, el cigarro en mazo,
velas de cebo, aceite de tártago para purgar a los muchachos, la manteca de cochino para
freír, sombreros, alpargatas y las botas de vaqueta, calderos y ollas de barro

Habitualmente al lado de la pulpería de la hacienda funcionaba la cancha de bolas criollas y


en algunos sitios una gallera, mesas de blanco y negro o batea (Juego de azar).Con estos
divertimentos se cerraban el circuito económico de explotación. Se determinaba cual era el
“consumo necesario” del peonaje y se les mantenía anclados a su unidad de trabajo.

Esta estructura económico-social se mantuvo hasta la muerte del general Juan V. Gómez y
sólo se superó en 1945 con la llegada al poder del gobierno cívico-militar de la Junta
Revolucionaria de Gobierno, presidida por Don Rómulo Betancourt. Ese año el campesino
enfeudado inició el éxodo y el desarraigo, se mudaban masivamente a los cerros
caraqueños, dando origen a los círculos de pobreza y al país marginal, situación
económico-social que no hemos podido superar hasta hoy.

Es muy importante que las nuevas generaciones estén enteradas que hace apenas 70 años,
así era la vida en estos valles. Esa imagen bucólica de ensoñación que muchas veces se
trasmite en las crónicas, hablando de lo hermoso que eran los trapiches papeloneros del
Tuy, olvida las relaciones laborales, las condiciones de explotación que padecían los
campesinos tuyeros.

PATRIMONIOS ARQUITECTÓNICOS DEL TUY

Hacienda Lecumberry
Fotos de Gladys Zambrano 2009

La conservación del patrimonio


histórico, artístico, arquitectónico,
documental, mobiliario y cultural
en general es responsabilidad de
toda la comunidad, especialmente
de las autoridades locales,
regionales y nacionales, de los
Cronistas Oficiales de cada ciudad, de la Academia de la Historia del Estado Miranda, de
las Universidades, las Instituciones Educativas, la Iglesia Católica y otros credos.
Propietarios de Inmuebles y objetos declarados como patrimonios.

La autoridades municipales deben elaborar ordenanzas con medidas estrictas de


protección con viviendas, inmuebles, documentos, objetos con rango de significado
histórico o de valor arquitectónico para evitar su demolición o destrucción por falta de
mantenimiento, resguardar zonas específicas, de valor arquitectónico, conservando en lo
posible las características originales,, las cuales servirían como atractivo turístico
generador de fuentes de trabajo. Cada ciudad del Tuy debe fomentar la creación de su
museo histórico, además de algunos parques temáticos, donde se nos muestre en forma
viva la cultura, las formas de producción, las costumbres, tradiciones, juegos fiestas,
gastronomía de épocas pasadas y actuales. Con lo cual se lograría que todos estos
proyectos sean autosustentables, generadores de empleo y contribuyan al mejoramiento
de la calidad de vida de los tuyeros.

Detalles que evidencian el deterioro

Una de las razones fundamentales de la Asociación Civil TUCUY es la coadyuvar desde la


sociedad civil a:

1- ) Promover la toma de conciencia de la importancia que tiene la conservación del


patrimonio histórico.

2- ) Fomentar la creación de una Junta Regional Conservadora encargada del patrimonio


histórico-cultural de la sub-región del Tuy.

3- ) Hacer un inventario inicial, de acuerdo a normas establecidas por organismos


internacionales, de todo el patrimonio de la zona. (Trabajo adelantado por el Ministerio
de la Cultura en ocasión del I Censo del Patrimonio Cultural Venezolano. Según resolución
Nº 003-05 de fecha 20 de febrero del 2005) Todos los pueblos del Tuy lo tienen.
4- ) Preparar mediante cursos especiales a nivel superior, del personal idóneo en las
diversas áreas de la conservación del patrimonio y administración de museos.

5- ) Solicitar asesoramiento a los Organismos como el Instituto del Patrimonio Cultural,


creado por la Ley de Protección y Defensa del Patrimonio Cultural de 1993. Organismos
Internacionales como la UNESCO, Asociación de Cronistas Oficiales, Academia de la
Historia del Estado Miranda. Universidades y entes especializados para el desarrollo del
Proyecto

5- ) Incorporar al sector productivo privado en el proyecto de rescate, reconstrucción,


remodelación, conservación del patrimonio histórico cultural de los Valles del Tuy. Como
Patrocinates de algunos proyectos.

HACIENDA LECUMBERRY.

Iniciamos con un trabajo sobre LA HACIENDA LECUMBERRY, ubicada en Cúa, Municipio


Rafael Urdaneta del Estado Miranda. Av. Perimetral, sector sur de la Población.

En los orígenes del pueblo de Cúa hay cuatro añejas haciendas, inicialmente cacaoteras,
que constituyen la génesis del poblado:
1-) La Hacienda Marín ,uno de sus primeros propietarios fue Don Bernardo Rodríguez del
Toro, primer Marqués del Toro, dentro de su hacienda se fundó la capellanía de Marín,
para atender a la población esclava, esta Capellanía estaba bajo la protección de Santa
Rosa de Lima. (1690-1742).

2-) La Hacienda San José lindante con Marín, también propiedad del Marqués del Toro,
cuyos lindero sur era el rio Tuy y el norte la fila de la Magdalena, conocida posteriormente
como Quebrada de Cúa, pues su lindero Oeste era la Quebrada de Cabuya (De Cúa) desde
su naciente. De esta hacienda se desprenden los primeros ejidos de Cúa (1881) adquiridos
por la Presidencia del Estado Miranda.

3- ) La antigua hacienda del Capitán Don Sebastián López de Castro, conocida inicialmente
como la Cúa o la Cuana.” Su viuda Doña Ángela Tomasa Ferrer ,a mediados del siglo XVIII
notifica al Obispo que hallándose su legítima hija Sor María Margarita de la Soledad
próxima a profesar en el Monasterio de la Inmaculada Concepción, de Caracas, y por no
tener los 2000 pesos de la dote, solicita le sean concedidos a Censo, para lo cual ofrece
hipotecar una hacienda en los Valles del Tuy, con 12.000 árboles de cacao frutales, así
como 33 negros de su beneficio” (1) Al final se entrega en propiedad a la Iglesia la colina
de la Cúa, donde el Obispo Madroñero ordena el traslado la población ubicada hasta ese
momento en la Hacienda Marín . Este es el origen de la actual ubicación de la población
de Cúa. El resto de la Hacienda, la parte norte llega a manos del Marqués de Mijares
(Bancos de Santa Rosa) para anexarlo a la hacienda El Palmar y la parte Sur colindante con
el río Tuy es adquirida por José Ignacio Lecumberri, primo en segundo grado del
Libertador, desde esa época a finales del siglo XVIII se le conoce como Hacienda
Lecumberry. En esta hacienda se encuentra El Nazareno de Cúa, conocido hoy como el
Nazareno de Lecumberry.el cual ocupa lugar especial en la vida religiosa y espiritual de la
población, es uno de los cultos más importantes de Venezuela conjuntamente con los
Nazarenos de San Pablo en Caracas y el de Achaguas en el estado Apure

4- ) La hacienda el Palmar, propiedad del marqués de Mijares, lindado por el sur con el Rio
Tuy y por el norte con la fila de la Magdalena.

La vetusta casona de Lecumberry es uno de los patrimonios arquitectónicos de mayor


tradición y abolengo de los Valles del Tuy. Casa de Hacienda Cacaotera de explotación
esclavista, Santuario del Nazareno. Resistió la Guerra de Independencia, la Guerra Federal,
el terremoto de 1878, en ese momento se transformó en hospital de emergencia,
posteriormente en escuela.
La familia Acosta adquiere la hacienda Lecumberry en 1904, de manos del General
Laureano Carvallo. 105 años de trabajo agrícola y pecuario , lo devoró el crecimiento
urbano, El cacao de ayer, los potreros de engorde de ganado, la caña de azúcar del
trapiche del Deleite, están incorporados a el área urbana de Cúa (Urbanización
Lecumberry) , Sólo nos queda este monumento histórico clamado por una restauración.
Qué hacemos?

Información complementaria:

En vasco lecumberry significa: Lugar Nuevo

En Francia, en la región de Aquitaine existe un pueblo llamado Lecumberry. En España,


Navarra también hay una población con este nombre.

Fuentes: Libros del Registro Subalterno de los Municipios Urdaneta Y Cristóbal Rojas del
Estado Miranda,

Ermila Troconis de Veracoechea- La Función Financiera de la Iglesia Colonial Venezolana.


ANH publicación Web.

Revista Tesón. Parroquia de Cúa Nº 1 año 1980

.
Periódicos del Tuy, síntesis cronológica.

Hacer la recopilación informativa de las publicaciones periódicas (Prensa escrita) de los


Valles del Tuy es un trabajo que requiere tener acceso a las fuentes directas, es decir los
archivos donde se encuentran estos documentos. Lamentablemente muy pocos son los
ejemplares encontrados, tal vez existen en algunas hemerotecas privadas, de muy difícil
abordaje. Es necesario crear conciencia sobre la importancia que tienen estas publicaciones
como fuentes de la historia local. Su conservación y digitalización debe ser prioridad de las
instituciones encargadas de la preservación del patrimonio documental.

Al igual que los libros de registro y de actas, las publicaciones, desde revistas hasta los
pasquines, constituyen la memoria de la comunidad. Su destrucción por descuido o
negligencia significa una pérdida irreparable de nuestro acervo cultural e histórico. No sé
si este tema despierta interés entre los ciudadanos de la comunidad tuyera, donde la
atención se centra en la búsqueda, casi inalcanzable, de una solución satisfactoria a los
problemas vitales como la seguridad ciudadana, los servicios públicos, el empleo, el
transporte y la vivienda. No es prioridad cuidar unos “periódicos viejos”, no hay interés en
conocer el pasado, cuando el presente es agónico y el futuro es incierto.
Sin embargo estamos obligados a realizar por este medio un llamado de atención, dirigido a
las autoridades competentes para que se promueva la preservación del patrimonio histórico
y artístico del Tuy.

Con relación a los periódicos del Tuy tenemos las siguientes observaciones:

El origen de la prensa escrita es tardío con relación a otras regiones del país.

La primera etapa partiendo en 1903 con El Heraldo de Miranda, hasta 1929 con Ecos del
Tuy es coincidente con el período en que la capital del estado Miranda estuvo en Ocumare
del Tuy.

Podemos observar que los primeros pueblos con prensa fueron Ocumare del Tuy y Santa
Lucía. Cúa se incorpora en 1930 con el periódico Cué, fundado y dirigido por los hermanos
Hernández Piñero y el señor Luís Lara. Santa Teresa tiene su primer periódico en 1960,
todavía administrativamente dependía de Santa Lucía, llamado El Tereseño, órgano de la
Casa de la Cultura “Juan España”. El Pregón de Charallave, dirigido por Esteban Trujillo
Cruz, su primera edición corresponde a 1995 y es el único vigente, con 15 años
ininterrumpidos.

Una de las características de la mayoría de los periódicos del Tuy es su corta duración.

Urbanizaciones incipientes como Quebrada de Cúa y Nueva Cúa tuvieron sus periódicos
representados en Municipio y El Correo de Talma.

Para los investigadores e historiadores interesados en la historia local de los Valles del
Tuy durante el siglo XX, tienen necesariamente que recurrir a esta fuente de primera
mano. Ojala que pudiésemos organizar una hemeroteca digitalizada y colocada en la
Web para uso libre de todos los interesados. En Tucuy A.C. estamos empeñados en
lograrlo. Ya tenemos digitalizada la Revista “Tesón” Número 1 de 1980 y todos los
ejemplares de “Pinceladas Luciteñas”. Tenemos muchos ejemplares de periódicos y
revistas del Tuy, pero necesitamos un escáner especial. Si usted tiene interés en esta
iniciativa, comuníquese con nosotros por los correos de la Página tucuy.com. Tal vez en
su archivo hay un periódico viejo, nos puede ser muy útil. Sólo lo digitalizamos y se lo
devolvemos. También puede colaborar para la adquisición del escáner.

Nombre de la Lugar de la Año de la Aparición Directores y


Publicación Publicación Pública Redactores.
El Heraldo de Ocumare del Tuy 1903 Francisco de P.
Miranda Álamo

La Voz de Miranda Ocumare del Tuy 1904 No encontramos


información
El Credo Liberal Ocumare del Tuy 1904 No encontramos
información
El Mirandino Ocumare del Tuy 1910 No encontramos
información
Job Santa Lucía del Tuy 1928 General Tovar
García

Ecos del Tuy Ocumare del Tuy 1929 Luís D’Suse N

La Tira Santa Lucía del Tuy 1930 Luís Manuel Reyes


El Asno Santa Lucía del Tuy 1930 J.J. Phermin
(Humorístico)
Cué Cúa 1930 Hermanos
Hernández Piñero.
Luís Lara
El Luciteño Santa Lucía del Tuy 1933 Aníbal Bustamante

Luz y Sombra Santa Lucía del Tuy 1936 Eduardo Rodríguez,


Francisco Carpio,
José María Varela

El Vigilante Ocumare del Tuy 1936 José Ramón Medina

La Voz de Cúa Cúa 1936 J.R. Fernández

Mal Bicho Ocumare del Tuy 1937 No encontramos


información
Nuestra Voz Ocumare del Tuy 1938 José Ramón Medina,
Heli Díaz, J.F. Paz
Díaz
La Voz del Tuy Ocumare del Tuy 1938 No encontramos
información
Información Santa Lucía del Tuy 1941 José María Varela,
Eduardo Rodríguez
Tierra Ocumare del Tuy 1943 Manuel Ramón
Oyón

Chicura Cúa 1943 H.R. Román

Presente Ocumare del Tuy 1944 Luís Sosa, Manuel I.


Rivas.
La Gleba Santa Lucía del Tuy 1945 Félix Díaz Martínez,
Diego Piña, Manuel
Villegas y otros.
18 de Octubre Ocumare del Tuy 1946 Luís D’Suse N.

El Lobo Gris Santa Lucía del Tuy 1946 El Padre Pantoja

La Voz del Pueblo Cúa 1947 Padre Miralles

El Orientador Cúa 1948 Leopoldo Palacios,


Luís Ricardo Ramos
R.
El Colegial Ocumare del Tuy 1948 Orángel Alba

Luces Ocumare del Tuy 1955 Ramón Peña


Hurtado, Metodio A.
Aurely
Vanguardia Santa Lucía del Tuy 1956 Santiago Navas
Deportiva Morales
El Gran Heraldo Ocumare del Tuy 1957 J.E. Acuña Lezama

Crítica Santa Lucía del Tuy 1957 Alfredo Gil, Hernán


Gil

23 de Enero Ocumare del Tuy 1958 Víctor Pérez

En Marcha Ocumare del Tuy 1958 Fermín Luque Olivo

Tierra Libre Cúa 1958 Vicente Emilio


Oropeza
Alerta Cúa 1958 Luís Angelino
Manzo, Juan
Ametller Portella
El Perezbonaldista Ocumare del Tuy 1959 Victor Pérez,
Enrique Bolívar
Navas
Alerta Mirandino Cúa 1959 Juan Ametller
Portella

Horizontes Ocumare del Tuy 1959 Armando Sarmiento,


Eugenio Urbina,
Juan A. Flores
El Tereseño Santa Teresa del 1960 Órgano del Centro
Tuy Cultural “Juan
España”

Zamora Cúa 1960 No disponemos de


información

Libonal Ocumare del Tuy 1960 Enrique Bolívar


Navas

Ecos del Tuy Santa Teresa del 1962 Matodio A. Ibarra


Tuy
El Informador Ocumare del Tuy 1963 No encontramos
información
Juventud Cúa 1965 Manuel V.
Monasterios,
Gustavo Hernández
Santaella
Atenas Cúa 1966 Luís Caropreso
Ponce

Aprender Ocumare del Tuy 1968 Luís Manuel


Escalante

Pueblo Y Voz Ocumare del Tuy 1969 Monseñor Rafael


Parroquial Pérez León
Reto 70 Cúa 1969 Manuel V.
Monasterios,
Antonio Hernández,
Gertrudis Mijares,
Héctor Honorio
Hernández, Félix
Ormaechea
Revista Criterios Cúa 1970 Órgano del Ateneo
de Cúa. José A.
Alberti, Anaida
Mirabal, Alida
Arteaga.
Candil Santa Lucía del Tuy 1971 Santiago Navas
Morales
Frente Cúa 1973 Alumnos del Centro
Profesional de Cúa.
Revista- Reto Cúa 1973 Héctor Honorio
Hernández, Manuel
V. Monasterios

Tuy Industrial Cúa 1973 Luís Angelino


Manzo, José
Martínez, Efrén
Martínez
El Tuyero Santa Teresa del 1973 Luís Enrique Prato,
Tuy Ramón Zerpa, Anita
Arriens de Medina,
Santiago Navas,
Eduardo Rodríguez
El Telón Santa Lucía del Tuy 1975 Santiago Navas,
Tomasita Gil,
Ramón Naranjo
Municipio Quebrada de Cúa 1975 Samuel Bensayan,
Nicolás López
Marrero, Hildemaro
Pirela.
Vulcanito Santa Lucía del Tuy 1976 Hernán Navas,
Renato Ostilla,
Miguel Llopis
El Periódico de Ocumare del Tuy 1980 No encontramos
Ocumare información
El Expreso Ocumare del Tuy 1980 Julio Cesar Marcano

El Moro de la Costa Cúa 1980 Luís Angelino


Manzo
Adolfo Angulo
Pérez
Revista Tesón Cúa 1980 Consejo Parroquial
de Cúa, Padre
Germán Español,
Manuel V.
Monasterios
Convergencia Cúa 1981 Hildemaro Pirela
Efraín Rodríguez
El Correo de Talma Nueva Cúa 1982 José G. Rodríguez
Arturo Crespo
La Vitrina Cúa 1987 Rafael M. Graterol,
María Socas
Revista Cámara de Valles del Tuy 1990 Rafael M. Graterol
Industriales del Tuy
Informativo Santa Santa Teresa del 1990 No encontramos
Teresa Tuy mayor información
El Correo y Punto Cúa 1990 Arturo Crespo,
Augusto Bravo
El Canal Cúa 1990 David Algueiro

El Informador Ocumare del Tuy 1993 Alcaldía del


Municipio Tomás
Lander, Antonio
Trejo C., José
Verenzuela, Beatriz
Martínez, Juan José
Flores.
El Ocumarense Ocumare del Tuy 1994 José A. Verenzuela,
Juan José Flores,
José Ramón Medina
El Pregón de Charallave 1995 Esteban Trujillo
Charallave (Vigente) Cruz
Revista Amaricer Cúa 1995 Empresa Amaricer,
Carlos Castillo
Zamonoticias Cúa 1997 Estudiantes del
Liceo
Ezequiel Zamora
,Marielis Rondón,
Ana Ravelo
La Pista Ligera Charallave 1997 Gustavo Farrera
“Anecdotas” L.,Víctor Roche,
Javier Zambrano
El Vocero Popular Cúa 1998 Pedro Yajure
Néstor J. Chávez
El Profeta Santa Lucía del Tuy 1999 No encontramos
información

Estandarte Santa Lucía del Tuy 2001 Antonio Brelio,


Martín Girón
Revista Santa Lucía del Tuy 2001 Juan Ramón Ávila
Pinceladas Luciteñas M.
(Vigente)
El Espejo Cúa 2001 Ignacio Guillén

Eco Web ( Vigente) Santa Teresa del 2004 Rafael González


Tuy
Independencia Hoy Santa Teresa del 2006 Froilán Martínez
Tuy
Oferta Digital Valles del Tuy 2009 Manuel Monasterios
Wilmer Mosqueda
Juan V. Monasterios
Iván López

Fuentes:

Dr. José Marcial Ramos Guedez, “Historia del Estado Miranda”. Ediciones de la
Presidencia de la República. Caracas 1981

Consejo Parroquial de Cúa. “Revista Tesón” Cúa. 1980

Fermín Luque O. “Periódicos de Cúa”. Artículo publicado en el Boletín del Centro de


Historia del Estado Miranda. Número 03. Los Teques. Julio- Agosto de 1991.

Santiago Navas. “Libros y Periódicos de Santa Lucía. Artículo publicado en el Boletín del
Centro de Historia del Estado Miranda. Número 03. Los Teques. Julio- Agosto 1991.

Hemeroteca Personal del Prof. Manuel V. Monasterios G. Cúa.

www.tucuy.com Artículos diversos. Utilizando el buscador de la página.


Cúa un pueblo con dos Patronas

Santa Rosa de Lima y Nuestra Señora del Rosario.

La antigua hacienda Marín, ubicada en los valles del Tuy es el núcleo fundacional de la
actual población de Cúa, a finales del siglo XVII la adquiere el canario Don Bernardo
Rodríguez del Toro, futuro Marqués del Toro, quien conjuntamente con todos los demás
propietarios de las grandes haciendas de cacao, solicitan autorización eclesiástica para
fundar una capellanía o curato para la atención de la población de esclavos en la
administración de Sacramentos y la Misas, en concordancia con lo dispuesto por la Iglesia
Católica.

El 9 de septiembre de 1673 llega a la ciudad de Caracas Fray Antonio González de Acuña


con el nombramiento de Obispo, éste sacerdote nacido en Lima (Perú) es el autor de la
primera biografía de Santa Rosa de Lima y además por mandato del Vaticano le
correspondió llevar el juicio sobre la canonización de la santa peruana. Su gobierno
eclesiástico de la provincia de Caracas (Venezuela) dura nueve años, hasta el 22 de
febrero de 1882 con su fallecimiento. El fervor del obispo por Santa Rosa se manifiesta
promoviendo en su jurisdicción la devoción por la milagrosa santa peruana. El Real
Seminario de Caracas antecedente la la Universidad Central se coloca bajo la protección
de Santa Rosa, igualmente se fundan pueblos como Santa Rosa de los Cerritos de las
cercanías de Barquisimeto, entre otros.

Don Bernardo Rodríguez del Toro y los hacendados dueños de esclavos quienes tenían
que cancelar los estipendios para el mantenimiento del cura, construir capilla, mantenerla
con sus ornatos, imágenes y campana con decencia adecuada, solicitan autorización al
obispo González de Acuña para que se designe como patrona a Santa Rosa. Es así que la
capellanía o curato es denominado en los libros y documentos de la época como Santa
Rosa de Marín, la fecha exacta de la fundación hasta ahora no se tiene, se toma como
fecha de fundación o erección el 18 de octubre de 1690 correspondiente a la primera
partida del libro más antiguo de su archivo y está firmada por Don Pedro de Salas.

Desde finales del siglo XVII la imagen de la venerada Santa Rosa está unida a Fe de los
habitantes de Cúa, primero como Patrona hasta el año 1774, año en que por disposición
del Provisor Eclesiástico Presbítero José Muñoz se escoge como patrona principal a
Nuestra Señora del Rosario y como patrona menos principal a Santa Rosa de Lima. Al
trasladar el templo a su nueva ubicación, la misma que tiene hoy, la venerada imagen de
Santa Rosa quedó en un oratorio de la Hacienda Marín hasta 1914, por disposición del
padre Luís Alejandro Yumar fue entregada al cuidado del señor Benigno Díaz, quien
promueve su primera sociedad, la cual se instaló en 1921, el párroco era el padre Jesús
María Pellín (Monseñor Pellín).Sociedad que sigue vigente hasta hoy.

Santa Rosa representa la fe de un pueblo católico, también está unida a la historia de Cúa,
cuya primera denominación fue Santa Rosa de Marín, la leyenda también se teje
alrededor de una imagen que lloró anunciando la tragedia del 6 de abril de 1964, a las
11:58 de la noche, el tanquero Esso Maracaibo, cargado con 296.000 barriles de petróleo
se estrelló contra las pilas 21 y 22 del Puente General Rafael Urdaneta, inaugurado dos
años antes., ocurrió la tragedia de la caída del puente sobre el lago de Maracaibo.

Cúa celebra la fiesta de su primera patrona durante el mes de agosto y el día 30 sale en la
tradicional procesión, de la misma forma como lo ha hecho por más de 300 años.

Dos fechas importantes en la historia de Cúa.

Se cumplen 260 años de la elevación de Cúa (Santa Rosa de Marín) a Parroquia y 250
años en que el Obispo Don Diego Antonio de Madroñero ordena el traslado de la
población fundada en terrenos de la Hacienda Marín a su ubicación actual.

Cúa como pueblo se tiene su origen a la obligación que tenían los hacendados y
cosecheros del cacao de atender las necesidades espirituales de la población esclava, de
acuerdo a las estrictas normas de la religión Católica. El cumplimiento de los Sacramentos,
la obligación de asistir a misa y la enseñanza del catecismo, para lo cual se autoriza la
creación de una capellanía con el aporte económico para su sostenimiento de los
hacendados y cosecheros, de acuerdo al número de esclavos que tuviese cada hacienda.
La capellanía era atendida por un cura itinerante al que denominaban capellán, con ésta
denominación firmaban las partidas y documentos de Santa Rosa de Marín. En el libro
más antiguo de la mencionada capellanía tenía fecha 18 de octubre de 1690 firma por Don
Pedro Salas Cura Capellán de los valles del Tuy y se toma como fecha de fundación por
orden expresa del Obispo Don Mariano Martí en su visita Pastoral de 1783. (Cúa no se
fundó el 6 de Octubre, fecha oficial)

En 1752 la Capellanía de Santa Rosa de Marín es elevada a la categoría de parroquia,


siendo su primer párroco titular el Bachiller Don Juan José del Carpio. Este fue presentado
por el Real Patronato como “Cura en Propiedad”. Manteniendo como Patrona de la
Parroquia a Santa Rosa de Lima, hasta 1774 en que se cambia por Nuestra Señora del
Rosario. Por lo tanto se cumplen 260 años de la elevación a Parroquia. Ésta fecha merece
por parte de las autoridades civiles y religiosas algún tipo de conmemoración,
aprovechando las festividades patronales.

El 1 de Noviembre de 1762, el Obispo de Caracas Don Diego Antonio de Madroñero, en


Visita Pastoral al pueblo de” Santa Rosa de Marín”, deja escrito en el libro de defunciones,
pues los libros de fabrica y gobierno se hallaban en el Tribunal de Justicia a cargo del
Capitán Don Eugenio Carreño.”La iglesia de Santa Rosa de Lima está en muy mal estado, el
comején destruyó los libros... El templo está a media obra y la Visita Pastoral se efectúa en
el Oratorio particular de Marín, propiedad del Marqués del Toro”.

El Obispo Diez de Madroñero considera que la obra del nuevo templo debe continuar,
aunque los hacendados y cosecheros hicieran oposición.” Los cimientos están abiertos y
además son terrenos propios de la iglesia, con bastante paz y descubierto el terreno...Con
sitio tan apropiado que se puede formar plaza grande y alrededor situar muchas casas de
esclavos y libres poco arreglado”

El Obispo desecha los argumentos de los hacendados y ordena:”No se perturbe, inquiete,


ni estorbe por persona alguna. En virtud de la Santa Obediencia y bajo pena de
Excomunión Mayor, se exige el cumplimiento de esta disposición” (Visita Pastoral del
Obispo Don Diego Diez de Madroñero al pueblo de Marín o Cúa 1762).
Esta orden del Obispo consolida el traslado de la Parroquia de Marín al sitio de la Cúa o
Cuana, terrenos donados a la Iglesia por la viuda del Capitán Don Pedro de Castro, Doña
Ángela Ferrero de De Castro, según documento de Censo. (Antiguos propietarios de la
Hacienda Lecumberri).

Este templo se termina con el aporte que hacen los hacendados y fue consagrado y
bendecida el 10 de diciembre de 1765.

El procerato cueño. e

¿ Ezequiel Zamora?

Es posible que algunos habitantes del Municipio Rafael Urdaneta no estén enterados que
tres cueños, por sus grandes méritos, descansan en el Panteón Nacional: Los generales
José María Carreño (1792), Ezequiel Zamora (1817) y el gran artista plástico Cristóbal
Rojas (1858)
Durante el siglo XIX Cúa le dio Venezuela y al mundo grandes personalidades como la
primera gran actriz de Venezuela Doña Ignacia Villasana (1868) conocida con el nombre
artístico de Emma Soler. En 1878 nació en la calle San José Obdulio Álvarez (1872) primer
médico sanitarista de Venezuela. En 1878, el año en que ocurrió la destrucción de la Perla
del Tuy, por los efectos del famoso terremoto, nace el gran poeta Juan España Delgado.
En el año de 1895 nació en Cúa el insigne escritor, poeta y primer cronista Ramón
Armando Rodríguez Lugo.

Con la llegada del siglo XX nació en al año de 1903 el “maestro de maestros” Don Lope
Díaz Milano. En 1908 en la hacienda Bagre nace una de las mujeres más valiosas para el
mundo cultural venezolano y latinoamericano María Teresa Castillo. En el año de 1911
nacieron en Cúa los directores musicales Guillermo Ramos Rangel y Alejandro Díaz
Milano.

En 1912 nació el gran pintor de la “Escuela de Caracas” Luís Ordaz. El 1 de enero de 1915,
nace en el caserío Sabaneta el más grande de los exponentes del Joropo Tuyero,
reconocido como un genio musical Fulgencio Aquino, “arpisto” como les dicen los
joroperos a los intérpretes del arpa. En 1915 nació en la calle Bolívar uno de los músicos
más importantes de la Venezuela del siglo XX Evencio Castellanos Yumar reconocido por
su inmensa obra y su gran calidad profesional.

El gran poeta del pueblo tuyero Juan Alberto Paz nació en el caserío Agua Dulce, cercano
Sacua en 1917. En el caserío “Paratebueno” hoy conocido como Las Mercedes de Cúa
nació en 1917 el reconocido líder del sindicalismo, fundador de la Central Única de
Trabajadores de Venezuela” y de confederaciones internacionales Cruz Alejandro Villegas
Sequera.

En la década de los años veinte nacieron en esta población personalidades que destacan
en diversos campos de la vida nacional: Teodomiro Rivero Blanco, músico, Director de
Grupos Corales. Elena Quiroba primera mujer graduada de ingeniera civil (UCV 1944). El
cronista y poeta Rafael María Fuentes. El Capitán de Fragata Pedro Medina Silva. Jefe del
alzamiento militar conocido como “El Porteñazo” (1962). En 1923 nació en Cúa Miguel
García Mackle, poeta, escritor, parlamentario, orador y político. En 1927 nació la actriz de
radio y televisión Josefina Rojas, conocida artísticamente como Fina Rojas.

En 1928 nació Leopoldo Palacios, Abogado de dilatada trayectoria, profesor Universitario,


escritor, fundador el Montepío de Abogados, antecedente del Colegio. En 1930, en el
caserío Mume nació el más representativo de los intérpretes del joropo tuyero Francisco
(Pancho) Prin. En 1937 nació Ángel Custodio Serrano M. Primer maestro normalista
nacido en Cúa, Psicólogo de la UCV, Coronel del Ejército venezolano.

En la década de los cuarenta también nacen ilustres cueños como: Rogelio Bianco Díaz,
Pintor, poeta, historiador, escritor, primer maestro nacional de ajedrez. En 1944 el pintor
de los mitos de la selva Omar Almeida. En 1945 el pintor de proyección internacional
Samuel Baroni. La profesora Belén Santaella Alvis, autora de un libro de proyección
universal “El Seno Luminoso”. En esta década también podemos agregar a esta
incompleta lista a Néstor Chávez, periodista de gran proyección nacional; el poeta del
sentimiento Luís Rojas y el más grande de los intérpretes de cuatro criollo Martín
Oliveros.

Terminamos esta primera entrega del procerato cueño con tres valores de las nuevas
generaciones: En 1953 nació en la Vega de Cúa el más grande de nuestros representantes
del deporte Baudilio Díaz Seijas. Gloria del beisbol venezolano. En 1956 el excelente
artista de la pintura y de la orfebrería Florencio Antonio Guzmán Sequeda y cerramos con
el artista plástico de mayor proyección internacional, nacido en 1960, premiado en EEUU,
Europa. Primer premio en la Feria artística de Nueva York: Oscar Ramón Caballero
Guitían

Estoy seguro que este primer listado de cueños ilustres es incompleto, me gustaría recibir
información para ampliar el registro. Pocos pueblos tienen la suerte de Cúa de contar con
tantos valores, motivos nos sobran para sentirnos orgullosos de nuestro gentilicio, dos
municipios del Estado Miranda llevan nombres de cueños: Cristóbal Rojas (Charallave) y
Zamora (Guatire). Tenemos una deuda con nuestro prócer José María Carreño.
El plan de San José, en éste sitio está hoy el palacio Municipal Una ternera en las fiestas de
1930
EN 1946, POR PRIMERA VEZ, UN MIRANDINO CORONÓ
LA CUMBRE MÁS ALTA DE VENEZUELA.
.

Pico Bolívar. Estado Mérida.


El cueño Rafael Santiago Monasterios Fonseca.
Rafael Santiago, con sombrero, con los estudiantes Romero y La Cruz

El Pico Bolívar es la mayor altura del territorio venezolano 5007 metros, seguido del pico
Humboldt con 4940 metros sobre el nivel del mar El pico Bolívar fue conocido en el
pasado como La Columna. El Dr. Alfredo Jhan fue el primero en ascender varias cumbres
nevadas de Mérida, su mayor proeza fue coronar el Humboldt el 18 de enero de 1911. En
1925 Miguel Febres Cordero propone el nombre Bolívar para la cumbre más alta, la cual
fue acogida por las autoridades competentes. El 5 de enero de 1935 el farmaceuta
merideño Enrique Burgoin y el guía Domingo Peña fueron los primeros en ascender a la
cima del Bolívar.
En septiembre de de 1942 lo escalaron la pareja suiza Dorly Einshunt y Frederic
Marmillod, siendo la suiza la primera mujer en llegar a la cima y la primera mujer
venezolana fue Blanca Carrillo en el año de 1946. En la misma expedición en que subió el
Mirandino Rafael Monasterios. Blanca Carrillo en representación del Delta Amacuro y
Rafael Monasterios por el estado Miranda.
El 3 de febrero de 1946 llegan a la cima 22 jóvenes venezolanos, entre ellos una mujer,
dada uno representaba un estado y llevaban el escudo representativo de su entidad como
homenaje al Libertador. En aquellos años no se contaba con los equipos de montañismo
de hoy, en la foto se puede detallar lo precario en la vestimenta de invierno, la ruta de
este ascenso fue la conocida como Ruta Burgoin, en homenaje al primer escalador.
También contaron como ayuda del guía de Domingo Peña.
Se puede denotar en la foto que los escaladores se fotografiaban con el primer busto, el
que subió Domingo Peña y Burgoin en 1935. Es una tradición entre quienes coronan el
pico Bolívar fotografiarse junto al busto, hasta 1952 el busto estaba en la cima dentro de
un estuche, a partir de esta fecha se sustituye por un busto de bronce con un peso
cercano a los 100 kilos y está colocado sobre una base de cemento. Este año 2011 se
cambió el busto original por una réplica.
Es un orgullo para los mirandinos y especial para los cueños conocer y difundir esta
hazaña de un paisano que se atrevió desafiar la montaña más alta de Venezuela y alcanzar
su meta.

La hacienda Buena Vista de Cúa se originó el llamado milagro


ganadero venezolano.

caraqueñas, es en los años


cincuenta con el uso
generalizado de las cocinas
de kerosene que se puso
fin a la devastación
ecológica con el sistema
colonial de los llamados
“Hoyos de carbón”.

En 1907 la hacienda Buena


Vista llega a manos de La
hacienda Buena Vista
ubicada en la jurisdicción del Municipio Rafael Urdaneta, carretera Cúa Tácata perteneció
en el periodo colonial al Marqués del Toro, el canario Don Bernardo Rodríguez del Toro
con una gran producción de cacao, cambia su vocación a finales del siglo XIX , dedicándose
a l engorde o ceba de ganado vacuno, para lo cual fue necesario como ocurrió en todo el
Tuy realizar un proceso de deforestación muy intenso, cortar inmensos mijaos, bucares y
caros que daban sombra al cacao. A finales del siglo XIX y durante los primeros cuarenta
años del siglo XX, los árboles tuyeros se transformaron en carbón para alimentar el fuego
de las cocinas Don Rafael Fonseca Fonseca quien se dedica a la actividad ganadera con el
doble propósito de obtener leche para la fabricación artesanal de quesos, principalmente
de mano y la ceba de ganado para el mercado caraqueño. Durante 50 años las haciendas
ganaderas del Tuy trabajaron con ese doble objetivo, es a comienzos de los años
cincuenta con la modernización del proceso de recolección refrigerada, posterior
pasteurización y envasado para venta de leche fresca ,gracias a la iniciativa de un grupo de
ganaderos venezolanos que fundan el Sindicato de la Leche conocido como SILSA y
posteriormente la Leche Sabana., con la instalación de dos plantas de recolección de leche
fría en Charallave, lo cual estimuló a los ganaderos tuyeros para mejorar sus vaqueras
desde el punto de vista sanitario y con el equipamiento de ordeñadores mecánicos y
plantas de refrigeración para conservar la leche. Y también a mejorar los rebaños.
Podemos mencionar como factores humanos que contribuyeron a éste proceso a Don
José Antonio Robles , Don Guillermo Guerra, Don Enrique Lander, Johnny Phelps, los
hermanos Medina, Anita Arriens de Medina, Los Acosta Quiroba y otros ganaderos de la
región del Tuy.

Los hermanos Fonseca Buffet: Alfredo, Gustavo y Rafael, herederos de la hacienda Buena
Vista se plantean la necesidad de hacer una ganadería de calidad, ya la hacienda Tazón de
Cúa de Don Enrique Lander, había contratado a un reconocido veterinario de origen suizo
de nombre Bury, quien había recomendado desarrollar la ganadería de raza Pardo- Suizo y
compran a Lander todo el lote de vacas mestizas y se produce la refundación de Buena
Vista con un doble propósito lechero y carne. En esta hacienda y con la iniciativa de los
hermanos Fonseca se inicia en Venezuela una profunda transformación en la cría de
ganado con la importación de Brasil de animales puros Guzaret y Nelore, con la creación
en Venezuela de un centro de inseminación artificial, lo cual mejoró la calidad e hizo más
asequible al ganadero de menos recursos el mejoramiento de sus lotes. Se logró mejor
calidad a menor costo, lo cual permitió a Venezuela colocarse entre los primeros
productores de la región. Lastimosamente un decreto de expropiación para construir una
presa (1967) en las haciendas Tazón y Buena Vista obligó a los propietarios a buscar otras
zonas del país para llevar adelante sus proyectos. Con la consolidación de éste plan
ganadero nacido en el Tuy, considerado uno de los mejores del mundo le permitió a
Gustavo Fonseca recibir un galardón del gobierno brasilero como el mejor criador de la
raza Nelore y Cebú fuera de Brasil, le abrió mercado en cadenas distribuidoras de
alimentos como Makro y además como proveedores de carne a la cadena de
hamburguesas Mac Donalds de Venezuela. Esta es la crónica positiva del Tuy que todos los
tuyeros debemos conocer, hoy que el 70% de nuestro consumo de carne vacuna es
importado de Brasil, Colombia, Argentina y Paraguay.
Visita a Cúa en el año 1937 el Presidente López Contreras ( Casa de
Lecumberry
Las viejas pulperías de mi pueblo.

Las crónicas y los historiadores han sido un poco mezquinos al describir el origen, la
fundación y el crecimiento de nuestras ciudades y pueblos, colocando en lugar muy
oculto, tal como si fuese pecado hablar de las pulperías y los pulperos. La verdad es que
en un pueblo podían que pasar años para construir el templo, la casa de gobierno, la
cárcel y el hospital, pero desde el primer día estaba el pulpero como centro económico de
la nueva ciudad, para garantizarle a la comunidad el suministro de los comestibles y el
estipendio de alcoholes a la nueva población.
Camión de Manuel V. Monasterios F. viajaba entre Cúa y Caracas
cargado tambores de gasolina y carbón 1931.
Los hidalgos que llegaron de la madre patria consideraban el trabajo en general como una
actividad impropia de su condición aristocrática. Un caballero español, un noble aunque
fuese de baja categoría jamás se podría dedicar a profesiones reservadas a las clases
bajas. Pulpero, médico, artesano, agricultor no eran las profesiones de los “hijos de
alguien” o hidalgos. Ellos podían pertenecer a Las Milicias de Blancos, hacerse curas o
letrados en leyes. Para los trabajos manuales estaban los esclavos. Para la pulpería
llegaban los canarios (Nativos de la islas Canarias). Eran los isleños los pulperos, los
mayordomos de las haciendas cacaoteras, los arrieros que llevaban y traían mercancías.
Eran los cosecheros medianeros. Los fundadores de pueblos. Los Tenientes de Justicia.
Jueces de Comisos, como Juan Francisco de León, canario fundador de Panaquire, en la
región de Barlovento y cabeza visible del alzamiento de hacendados y cosecheros contra
el monopolio impuesto por la Real Compañía Guipuzcoana en el siglo XVIII.

F. Depons, viajero francés, investigador y cronista nos describe la pulpería caraqueña de


comienzos del siglo XIX:”Su surtido consiste en cerámica, quincalla barata, herramientas,
vinos, azúcar, jamón, grasas, frutos secos, queso, tafia, etc. Sobre otras tiendas tiene la
ventaja de no estar obligadas a cerrar los días de fiesta y los domingos. Son tan necesarias
que hay que tenerlas abiertas desde el alba hasta las nueve de la noche. (….)Para no
engañarse, no hay objeto que se venda con menos del ciento por ciento de beneficio, a
menudo el doble o el triple. Es así, a costa de detalles desagradables y penosos como se
echan las bases de fortunas que no se dan en ningún otro oficio”. (1)

Las grandes fortunas amasadas durante el período colonial están atadas a la producción
de cacao y añil con la explotación mano de obra esclava y a la venta de mercancías a
través de las pulperías y tiendas. Los” grandes cacaos” o los mantuanos eran propietarios
de estos expendios de mercancías, pero tenían prohibido atenderlas, para lo cual siempre
contaban con los emigrantes canarios. Éstos casi siempre terminaban montando pulpería
propia. En la historia colonial hay casos muy interesantes como el terorense (Gran
Canaria) quien además de gran hacendado, era mercader importador y exportador,
armador propietario de barcos mercantes y propietario de una cadena de pulperías y
tiendas en las principales ciudades del país. Todas atendidas por sus paisanos. Don Juan
Vicente Bolívar y Ponte, el padre de Simón Bolívar, era propietario en el puerto de la
Guaira, específicamente en el callejón Muchinga, detrás de la casa de Compañía
Guipuzcoana de varios almacenes para surtir de mercancía importada el comercio
caraqueño, además de ejercer el cargo de oficial real (Agente aduanero para controlar el
contrabando). (2)

Muy conocido es el caso del canario Don Sebastián Francisco de Miranda, portuense
(Puerto de la Cruz), padre del Precursor Generalísimo Don Francisco de Miranda, quien
era un mercader con una tienda de géneros alternada con víveres, se le acusa de indigno
de portar el uniforme y distintivos de la Milicias de Blancos, por su condición de pulpero y
amasador de pan (Panadero). La sociedad colonial era totalmente estamentaria, muy
rígida en los usos sociales. (3)

Por decisión del Consejo de Indias, el 20 de diciembre de 1804 estableció la diferencia


entre bodegueros y pulperos, considerando que la bodega se dedica a las mercancías
importadas (Mayoreo). Los pulperos estaban en el último escalafón de la sociedad
colonial venezolana.

La Independencia nacional, en los primeros años de gran violencia, tuvo como


protagonistas algunos pulperos que cambiaron el mostrador por las armas. José Tomás
Boves, fue un exitoso comerciante radicado en Calabozo. Francisco Rosete, el azote de
Ocumare del Tuy en el pavoroso año de 1814, era un aventajado pulpero en el pueblo de
Taguay. El General Ezequiel Zamora, máximo caudillo militar de la Guerra Federal en
1859, también fue un próspero pulpero de Villa de Cura.

La pulpería durante el siglo XIX y parte del siglo XX era el alma de las comunidades, allí lo
mismo se vendía una libra de tasajo, o un kilo de queso; se discutía del último alzamiento
de algún caudillo colorado o azul; se leía la prensa nacional; se prestaba dinero a interés;
se jugaba en la trastienda una partida de dominó, de blanco y negro; se jugaba a los gallos
de pelea, o se apostaba al boche clavado en el anexo campo de bolas criollas. Es cierto
que su actividad era machista, las damas debían estar en su casa y jamás pisar esos
“clubes masculinos” llamados pulperías. Generalmente el padre de familia era el
encargado de realizar las compras personalmente. Las muchachas del servicio también
realizaban las compras y recibían los bonos, cartoncitos donde se marcaban los gastos
hechos, por ejemplo si se gastaba un bolívar se le anotaba un bono de seis céntimos. Estos
bonos se cambiaban por efectivo, también se gastaban en la misma pulpería. A los
muchachos que también hacían los mandados se les daba la ñapa, la cual podía ser un
caramelo, “rule” como le decían al papelón, o San Simón que era papelón con queso
blanco llanero.

En las pulperías se fiaba algunas personas que trabajaban y cobraban semanal o


quincenal, religiosamente los sábados o el fin de quincena se cancelaba, porque si no le
cortaban el crédito. El “fiao” se aplicaba a personas selectas, en todas las pulperías había
letreros muy grandes, aunque mucha gente no sabía leer, que confirmaban la
imposibilidad de la compra a crédito:

Aquí murió el fiar /y el prestar también murió /Porque lo ayudó/a morir el mal pagar.

Otro impreso decía en letras grandes y negras:

Si fio pierdo lo mío/ Si cobro, al cobrar molesto/ y para librarme de esto/Ni fio, ni doy, ni
presto.

Hoy no fío, mañana, sí.

El que fía no está, salió a cobrar.

Sólo confiamos en Dios los demás pagan de contado.

El que fiaba murió saludos le dejó.

Sólo le fiamos a los mayores de cien años que traigan a sus abuelos como fiadores.

El clásico de todos los avisos una policromía, por el vestuario se podía deducir que eran
norteamericanos. El cuadro generalmente enmarcado con veradas de caña amarga,
dividido por la mitad, del lado izquierdo un personaje arruinado, flaco, con ropas roídas,
las manos en la cabeza, rodeado de ratas y papeles, con la caja fuerte vacía y el letras
arqueadas las palabras: “Yo vendí a Credito” y del lado derecho un personaje gordo , bien
vestido, reflejando bonanza, con la caja de caudales llena que decía:” Yo vendí al
contado”.

La mejor ubicación de las pulperías era en las esquinas de la cuadra, porque tenían tres o
cuatro puertas por el frente y una por la esquina. El mostrador de madera ocupaba todo lo
ancho, dejando un espacio para los clientes, en los andenes, generalmente de ladrillo se
habían adosado unas argollas donde se amarraban los burros y las mulas, utilizados como
transporte de mercancias, al final del día había un muchacho encargado de recoger los
cagajones que dejaban las bestias.

Contra la pared estaban las armaduras de madera donde se colocaban en orden pre-
establecido gran parte de la mercancia. Papelones, botellas de ron, aguardiente legal,
pues el de contrabando estaba en una caleta, cerveza, anis del mono,, vino tinto. Había en
la armadura un departamento especial para las velas, unas eran de cera y otras de cebo,
estas últimas estaban colgadas en un especie de racimo. Al lado los mazos y las cajetillas
de cigarrillo, los tabacos artesanales, junto al papel de escribir, los sobres, los lápices,las
plumas y las plumillas, la tinta
Este cromo impreso a color debe haber influido mucho en el inconsciente colectivo del
venezolano. El estereotipo del triunfador y del fracasado por el manejo adecuado del
“fiao” o venta a crédito. En esos años se usaban poco los bancos, todas las operaciones se
con moneda de curso legal. Nadie emitía un cheque, eran más aceptados los vales, los
pagarés y los giros para operaciones de mayor cuantía.

La bodega de del Sr. Crispín Delpiani en la Magdalena, una añoranza de otras épocas.

:El Tomo III de éstas crónicas será dedicado a Biografías.


:

.
.