Está en la página 1de 26

27 Dinámicas de Grupo para

Jóvenes y Adolescentes
Por
Virginia Casado Caballero

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Las dinámicas de grupo para jóvenes que voy a presentar están


pensadas para aprender de una forma entretenida y reflexionar acerca de
hechos y conceptos que no se aprenden en las asignaturas curriculares.

Las dinámicas grupales pueden ser útiles en institutos, organizaciones


juveniles (como los scouts) u otras instituciones, como centros de
menores o de acogida. Aunque están pensadas para personas jóvenes,
también pueden ser utilizadas con adultos.
Estas actividades ayudan al joven a madurar y a reflexionar sobre cosas
que están presentes en el día a día pero que nadie te enseña cómo
afrontarlas, como tomar decisiones morales.

La efectividad de la dinámica puede variar notablemente dependiendo de


las características del grupo, de la actividad a realizar y de variables
contextuales como el momento en el que se realizan. Por ejemplo, no es
lo mismo realizar la actividad al inicio, mitad o final del curso.

Por ello es muy importante que el instructor se pare y lea detenidamente


las actividades antes de realizarla, con el fin de elegir la actividad óptima
según la situación.

Para facilitar la tarea de los instructores, se agruparán las actividades


según su funcionalidad y el momento más recomendado para su
realización.

Dinámica grupales para iniciar el proceso,


aclarar las dudas y motivar a los jóvenes a
participar
El punto de partida

Esta dinámica consiste en rellenar un breve cuestionario con preguntas


para darse a conocer ante el grupo. En el formulario se exponen las ideas
de los jóvenes sobre el grupo, su participación en él y las expectativas
que tiene sobre este proceso. Las respuestas se pondrán en común al final
de la dinámica.

Objetivo:

Con esta dinámica se pretende conocer las expectativas de los jóvenes,


así como ajustar las futuras dinámicas a las necesidades de los
participantes.

Cuándo usarla:

Esta actividad está indicada para cualquier tipo de grupo y se recomienda


usarla al inicio, antes de realizar cualquier otra actividad grupal.

Procedimiento:

1. Se reparte la ficha a cada miembro del grupo.


2. Se indica a los participantes que deben rellenarla en 10-15
minutos de manera individual.
3. Una vez relleno se ponen en común las respuestas, se
recomienda ir apuntando las respuestas en una pizarra para
simplificar la conclusión.
4. Se concluyen qué temas se van a tratar a lo largo del proceso.

Duración total: 1h y media aproximadamente.

Materiales necesarios:

Solo es necesaria la ficha que se encuentra a continuación, esta puede


imprimirse y rellenarse o hacerla directamente por ordenador.
Recomendaciones:

Debe motivarse a los jóvenes, que sepan que sus ideas y necesidades van
a tenerse en cuenta y que, para ello, deben ser sinceros y expresar lo que
realmente les preocupa.

Es necesario revisar todas las respuestas y emplear aproximadamente la


misma cantidad de tiempo en cada alumno para que se sientan que todos
importan lo mismo.

Tabla
adaptada de Azpeitia, Galaradi, & Arguilea, 2016.

Dinámicas para romper el hielo y crear el


clima de trabajo
La cebolla

Esta dinámica se realiza para crear un buen ambiente de trabajo y que el


grupo se conozca un poco más.

Objetivo:

Fomentar la conexión del grupo, la confianza y crear un buen clima de


trabajo.

Cuándo usarla:

Cuando aún no se ha hecho ninguna actividad grupal y es necesario


fomentar la conexión del grupo.

Procedimiento:

1. Se elegirá a una persona voluntaria de entre el grupo que sea


el/la granjero/a, mientras que el resto del grupo será la cebolla.
2. Los participantes que forman la cebolla deben disponerse todos
juntos de forma concéntrica, como formando las capas de una
cebolla y el/la granjero/a debe intentar separarlos para “ir
pelando la cebolla”.
3. Cada vez que un integrante de la cebolla sea separado del grupo
se convierte en granjero/a y debe ayudar a pelar la cebolla.
4. Cuando se termine la dinámica debe darse un tiempo para que
el grupo exprese qué le ha parecido la actividad y qué ha sentido
mientras la realizaba.

Si el grupo es muy grande pueden formarse varias cebollas.

La duración total de esta actividad es de aproximadamente 15 minutos.

Recomendaciones:

Debe aclararse antes de empezar la actividad que no se puede ser


violento, obviamente debe emplearse la fuerza física para separar a los
compañeros, pero siempre intentando no hacer daño.

Es recomendable quitar todos los objetos con los que se puedan lastimar
(como mesas y sillas), que los participantes se quiten los zapatos para no
pisarse y hacerse daño y, si es posible, realizar la actividad sobre una
colchoneta.

Encuentro a través de objetos

Se divide el grupo en dos subgrupos. La primera parte introducirá en un


saco un objeto propio, por ejemplo: unas llaves, una pulsera, etc. Y, a
continuación, la otra parte del grupo cogerá un objeto, cada uno, y
buscará al dueño de dicho objeto.

Finalmente, una vez encontrado el dueño, cada pareja se presentará al


resto de los compañeros aportando la información que deseen.

Temores y esperanzas
Cada componente debe escribir en una hoja con un bolígrafo, sus
inquietudes, temores y esperanzas sobre alguna situación que ha vivido,
vive o está viviendo. Una vez finalizado, el formador deberá ir dando la
palabra a aquellos que deseen participar y cada uno se irá presentando
mostrando la información escrita.

A continuación, el formador lo anotará en la pizarra todas las opiniones


para que al finalizar el turno de palabras pueda señalar las más frecuentes
y debatir sobre éstas.

Es importante que en el debate se repitan sucesivamente los nombres de


los alumnos que aporten información para recordarlos.

¿Quién soy? Soy yo

El formador aportará periódicos, revistas y documentos reutilizables


(además de pegamento, colores y papel / cartulina).

De esta forma cada componente debe construir un collage con la


información que más le represente de todo el material que se le ha
facilitado. Finalmente, explicará a sus compañeros por qué ha
seleccionado esa información y qué es lo que le representa.

La pelota preguntona

Se hacen varios equipos, en función del número de personas que tenga el


grupo. Se les facilitará una pelota y será necesario el uso de un
reproductor de música. Al inicio de la música la pelota irá rotando por
cada componente de los grupos de forma que no pare hasta que no cese
la música.

La persona que tenga la pelota en el momento en que no se oiga sonido


alguno deberá decir su nombre y una pregunta que le haga cada
componente del grupo.
Debemos concretar que el ejercicio se repetirá cuántas veces se estime
oportuno para que se presenten la mayor parte del grupo.

El personaje famoso

Cada componente debe elegir un personaje famoso con el que comparta


su nombre. A continuación, delante de todo el grupo, debe imitar de al
personaje y el resto deberá adivinar cuál es su nombre.

Dinámicas para mejorar la comunicación y


los conflictos interpersonales

La historia

Esta dinámica sirve para hacer reflexionar a los alumnos sobre las
historias que les llegan, ya sean sobre sus compañeros u otros temas
como la política. La idea es hacerles ver que hay varias versiones sobre la
misma historia y que ellos deben tener su propio criterio y tener cuidado
con creerse y reproducir todo lo que oyen.

Objetivo:
Fomentar una buena comunicación y una reflexión crítica acerca de la
información que les llega.

Cuándo usarla:

Puede usarse en cualquier tipo de grupo, pero está especialmente indicada


en aquellos en los que haya miembros impulsivos que tienden a dar la
opinión sobre un tema o contar una información que les ha llegado sin
reflexionarla.

Procedimiento:

1. Se eligen 4 o 5 voluntarios y se les invita a salir de la clase a


todos menos a 1.
2. Se elige una historia corta y se le cuenta a el voluntario que se
ha quedado (al final de este apartado puedes ver un ejemplo de
historia).
3. Una vez la ha escuchado el primer voluntario, este debe
contársela a otro voluntario de los que estaban fuera, después
este voluntario se la contará al siguiente y así sucesivamente
hasta que no queden más voluntarios.
4. Finalmente se vuelve a leer en alto la historia para que todos la
escuchen y reflexionen sobre lo que les ha llegado y lo que les
han contado a sus compañeros.

Esta actividad puede repetirse tantas veces haga falta para que todos los
miembros del grupo puedan participar.

La duración aproximada de la actividad es de unos 30 minutos por grupo.


Fuente de la historia Azpeitia, Galaradi, & Arguilea, 2016.

Fotoproyección

El dinamizador divide al grupo por subgrupos, en función del número de


participantes en la actividad.

Le ofrece a cada subgrupo una fotografía y les pide que, de manera


individual, escriban qué sucedió antes de la foto, qué ocurre en el
momento de la foto y qué pasará después.

Cuando hayan acabado, uno a uno comparte con sus compañeros su


narración. Debaten entre todos e intentan llegar a una situación común.
Cada subgrupo elige a un compañero que exponga delante de los demás
compañeros.

Discusión: el dinamizador debe guiar el debate para que cada uno pueda
aplicar estas situaciones a su vida diaria.

Pasivo, agresivo y asertivo

El facilitador dirige una lluvia de ideas sobre la asertividad.

Después, de manera individual, cada uno debe pensar en la persona más


sumisa que conozcan y anotar características sobre su comportamiento.

Se les pide que se levanten todos y actúen de un lado al otro del aula o
salón con una actitud sumisa, utilizando exclusivamente el lenguaje no
verbal.

El facilitador les pide que se queden quietos, como estatuas, adoptando


gesto sumiso. Va comentando y tomando nota de cómo el grupo ha
caracterizado este comportamiento.

A continuación, se cambia de comportamiento sumiso a agresivo.


Previamente, han de escribir de manera individual las características de
la comunicación agresiva.

De nuevo, han de quedarse paralizados y el facilitador irá comentando y


pidiendo la colaboración del grupo para tomar nota.

Los integrantes del grupo van tomando asiento y elaboran, en grupo, una
lista de comportamientos de una persona asertiva, sobre todo en relación
a la conducta no verbal.

Otra vez, han de moverse por el aula tomando una actitud asertiva y en
silencio. El facilitador repite el pedirles que se queden como estatuas y
tomar nota del comportamiento no verbal.
El facilitador dirige un debate en el que se analizan los distintos estilos
comunicativos y cómo se han sentido los participantes de la dinámica en
cada uno de ellos.

Posteriormente, se introducen situaciones en las que el comportamiento


es asertivo y se practican. También, se pueden usar ejemplos de
situaciones en las que practicar el estilo asertivo.

La libertad

Se forman subgrupos, en función del tamaño del grupo.

El dinamizador comienza a hablarles de la libertad e introduce la dinámica.

Por grupos, deben abordar los siguientes temas:

-Un momento de mi vida en el que me sentí libre.

-Un momento de vida en el que me sentí oprimido.

-Un momento de mi vida en el que oprimí a otras personas.

Después de que todos los integrantes de cada subgrupo hayan compartido


sus experiencias con los demás, elaboran entre todos una definición para
la palabra libertad y otra, para opresión.

Todos los subgrupos exponen sus definiciones y se produce un debate


hasta que lleguen a un acuerdo en común.

El facilitador deberá enfatizar cómo abordar estos aspectos en relación


con la comunicación asertiva.

Dinámicas para la reflexión grupal e


individual
El dado

Esta dinámica se realiza para conocer la situación actual del grupo y que
los jóvenes reflexionen sobre dicha situación y hagan un debate para
poner en común todos los puntos de vista.

Objetivo:

Reflexionar sobre la situación actual del grupo y mejorar las relaciones


entre los miembros.

Cuándo usarla:

Esta actividad está indicada para grupos que ya llevan un tiempo junto y
tienen una trayectoria común.

Procedimiento:

1. Se escriben 6 preguntas sobre el estado del grupo en un papel


(al final de este apartado puedes ver un ejemplo de preguntas).
2. Se disponen todos los miembros del grupo en círculo alrededor
de las preguntas.
3. Uno de los miembros comienza tirando el dado y respondiendo a
la pregunta con el número que corresponda y así sucesivamente
hasta que todos los miembros hayan respondido al menos una
pregunta.
4. El instructor debe ir anotando las preguntas y respuestas.
5. Finalmente se analizan grupalmente todas las respuestas que se
han dado ante una misma pregunta y se realiza un debate sobre
qué se podría mejorar y cómo mejorarlo.

Esta actividad puede durar en total unos 90 minutos.

Materiales necesarios:

Dado, papel con preguntas y papel y boli para apuntar las respuestas.

Ejemplos de preguntas:

1. ¿Qué hace que el grupo se tambalee? ¿Hay algo que amenace su


estabilidad?
2. ¿Nos comunicamos suficientemente en el grupo?
3. ¿Cómo solucionamos nuestros conflictos?
4. ¿Qué es lo que nos une como grupo?
5. ¿Sabemos pedir ayuda cuando estamos mal? ¿a quién
recurrimos?
6. ¿Qué puedo aportar al grupo para una mejor relación?

Estimulando el pensamiento crítico

El facilitador del grupo lanzará una serie de preguntas y guiará la


conversación del grupo. Pueden ser: Si pudieras elegir ser alguien,
¿quién serías? Si ves a una persona rayando el coche de otro y no le
deja una nota, ¿cómo actuarías? Si fueses rico, ¿cómo gastarías el
dinero? Si ves a alguien acosando o maltratando a otra persona, ¿qué
harías?
Discusión: decirle a los niños y adolescentes cómo deben pensar o
actuar no resulta efectivo. Por eso, esta dinámica que puede generar
debate, ofrecerá mejores resultados.

La historia de Juan y Juana

Los participantes se sientan en círculo y se van pasando la pelota de


manera arbitraria y rápidamente. Deben crear dos historias. En primer
lugar, la de Juana y después, la de Juan.

Cada vez que a alguien le toca la pelota, debe añadir algo más a la
historia del personaje del que se esté hablando. Así, se va creando una
historia entre todos.

Cuando hayan elaborado las dos historias, se analizan los valores


relacionados con cada uno de los personajes. ¿Han existido diferencias
relacionadas con el género de cada uno de los protagonistas? Para tal, el
facilitador debe estar pendiente sobre qué adjetivos y elementos se
enuncian sobre cada uno.

Supervivencia en los Andes

El instructor divide al grupo en cuatro equipos y se les explica que ha


ocurrido una tragedia en los Andes cuando un avión se estrelló. Los
supervivientes tuvieron que recurrir a la antropofagia para subsistir.

En un primer momento, tendrán que decidir quiénes deben morir para


ser comidos.

Una vez tomada esta decisión, se debatirá por qué parte del cuerpo
deben comenzar a comérselo.

Dinámicas de Inteligencia Emocional


¡Tú vales!

El dinamizador pedirá dos voluntarios. Deberán abandonar la sala


mientras se explican la dinámica al resto del grupo.

Se divide el grupo en dos subgrupos. El grupo 1 debe animar y motivar


al primer voluntario, al segundo voluntario lo tratarán de manera
indiferente. El grupo 2 ha de actuar de una manera neutra ante el
primer voluntario y desanimar al segundo.

Entra el primer voluntario y se le pide que lance las monedas intentando


que éstas entren en el círculo de la cartulina que se encuentra a unos 2
metros de distancia.

Se repite con el segundo voluntario.

Reflexión sobre el resultado y cómo se han sentido los voluntarios. El


dinamizador introduce el efecto Pigmalión y se debate.
El diccionario de las emociones

La persona encargada de conducir el grupo les propondrá la idea de


realizar un diccionario de emociones redactado por ellos mismos.

Para tal, deben reservar tiempo de trabajo. De manera que sea una
tarea más a realizar en ese grupo.

Se promoverán espacios de reflexión para hablar de emociones o bien,


el dinamizador propondrá una emoción en concreto y, entre todos,
elaborarán una definición de la misma.

Discusión: el resultado es un diccionario elaborado entre todos de


modo que puedan tenerlo y trabajar de manera individual.

Lazarillo

El dinamizador pedirá que se coloquen por parejas. Una vez que esté
hechas, repartirá a cada una de ellas, un antifaz o pañuelo.

Una de los integrantes de la pareja, se tapará los ojos de tal manera que
no vea nada.

La persona que no tiene los ojos tapados, deberá guiar a su compañero


en función de las órdenes que va diciendo el dinamizador. Por ejemplo:
vamos andando, torcemos a la derecha/izquierda, saltamos, corremos,
etc.

En ningún momento, podrá tocar a su compañero. Sólo se podrá dirigir a


él, hablándole.

Pasado un tiempo, se cambian los roles. En este punto, es interesante


que el dinamizador cambia las órdenes o las repite de manera
desordenada para que ninguno se espere lo que debe ir haciendo.
Reflexión final de todo el grupo en el que expresarán cómo se han tenido
y si han confiado en su compañero.

Dinámicas de Confianza

La estatua

Se formarán parejas de manera aleatoria con el objetivo de que les


toque trabajar de manera conjunta a personas que no se conozcan
mucho entre sí.

Una de ellas adoptará el rol de estatua y el otro, deberá taparse los ojos
con una venda.

Cuando ya se los haya tapado, el que hace de estatua tomará una


postura. Su compañero, deberá tocarlo con el objetivo de adivinar la
postura que ha tomado y, posteriormente, imitarlo.

Lo imitará sin que su compañero quite la postura y cuando crea haber


terminado, el facilitador le quitará la venda de los ojos para que por sí
mismo pueda comparar el resultado.
Se repite el ejercicio, pero cambiando de roles.

Evaluación: preguntar a las parejas qué rol les ha parecido más fácil, si
se han sentido cómodos con el contacto físico entre compañeros, etc.

Variación: en vez de por parejas, hacerlo por pequeños grupos (de 3 o 4


personas) y que sólo uno haga de estatua. Así, los demás pueden hablar
entre ellos y comentar. De esta manera, la comunicación sería otra
dimensión que se tendría en cuenta en la evaluación.

Los sonidos de los animales

Esta dinámica es ideal para los primeros momentos de un grupo, pues


servirá para que los miembros se conozcan y compartir unas risas
juntos.

El dinamizador lo introducirá como una dinámica de presentación y el


objetivo es que cada uno se aprenda los nombres de sus compañeros.

Comenzará el dinamizador diciendo su nombre e imitando el ruido de un


animal. Por ejemplo: me llamo Sara y “muuuuu”.

A continuación, la siguiente persona se presentará y añadirá el sonido de


animal que le guste y tendrá que repetir el de su anterior compañero.
De esta manera, la lista de nombres y ruidos será cada vez mayor.

Si una persona se equivoca, todo el grupo deberá empezar desde el


principio.

Evaluación: pasados unos minutos, preguntar a alguien cómo se llaman


sus compañeros, una vez que hayan tomado otro asiento o bien, se
encuentren realizando otra tarea con el objetivo de comprobar si se han
aprendido los nombres de sus compañeros.

Dinámicas de Liderazgo
El círculo cambiante

Se pedirá a los integrantes del grupo que se pongan en círculo y se


tomen de las manos.

Después, se les dirá que vayan formando distintas figuras, estando


unidos de las manos. Por ejemplo: un triángulo, una estrella, una casa,
etc.

Discusión: lo realmente importante de esta dinámica no es el resultado


de las figuras, sino cómo fluye la comunicación y cuáles son las personas
que toman la iniciativa a la hora de realizar los ejercicios. Para finalizar,
debe haber un espacio de reflexión en el que se aborden estos temas y
todos los integrantes del grupo tengan la oportunidad de expresar su
opinión.

Aviones de papel

Dividir al grupo en subgrupos. Cada uno de ellos, debe elegir a un líder.


Se les da 20 minutos para que cada grupo diseñe su modelo propio de
avión y confeccione varios, en función del número de integrantes.

Por grupos, cada integrante tiene una oportunidad de aterrizaje.

Gana el equipo que más aviones haya lanzado de manera correcta a la


pista de aprendizaje.

Discusión: en el momento de reflexión, se preguntará a los líderes qué


tareas desempeñaron durante el tiempo de construcción y, también, a
los miembros del grupo cómo se sintieron a lo largo de la dinámica, si
fueron escuchados, qué tuvieron en cuenta para elegir el líder, etc.

Contando a ciegas

Situar a los distintos miembros del grupo de manera aleatoria.

Éstos deben contar hasta un número determinado (por ejemplo, 20) de


forma ordenada.

Deben hacerlo sin que dos personas estén diciendo el mismo número a
la vez. En el caso de que ocurra, deben comenzar.

Discusión: a medida que lleven un rato, se comprobará cómo hay una


mayor conexión en el grupo. Hemos de destacar la importancia de esta
conexión porque realmente no se está viendo ni tienen por qué
encontrarse cerca.

Otros comentarios: reflexionar sobre la importancia de la organización,


tanto por parte del líder como entre los miembros del equipo.

Dinámicas de trabajo en equipo


Técnica 6.3.5

Se trata de una dinámica que sirve para generar ideas creativas. En


grupos de 6 personas, los participantes se reúnen alrededor de una mesa
para generar ideas relativas a un tema que había sido acordado
previamente.

A cada uno de los participantes se le ofrece una hoja en blanco donde


tiene que apuntar tres ideas breves, dado que sólo tiene cinco minutos
para poder escribirlas.

Una vez han pasado los cinco minutos, pasarán su hoja al compañero,
donde se repetirá el proceso de escribir tres ideas nuevas en cinco
minutos.

Una vez se ha completado todo el ciclo y han circulado todas las hojas, se
dispondrá de 18 ideas en cada hoja.

El globo aerostático

Se propone al grupo una situación:


“Un meteorito cae en el océano creando una ola gigante que deja
sumergidos todos los continentes del planeta.

Sin embargo, tú y otras cinco personas os encontráis sobrevolando el


Parque Nacional del Teide en un globo. Después de unas horas, comienza
a perder aire pero veis una isla. El mar está lleno de tiburones
hambrientos y la única forma de que el globo llegue a la isla es tirar a uno
de los ocupantes”.

Se debe establecer un debate para decidir quien será el que abandone el


globo. Cada uno de los participantes tiene un rol asignado: un sacerdote,
una periodista de la prensa rosa, una enfermera, un asesor político, una
profesor de educación primaria y una funcionaria del Instituto Nacional
de Estadística.

Hay que cumplir las premisas de que: sois los únicos supervivientes y hay
que asegurar la continuación de la especie; debe tomarse la
decisión unánimamente; ninguno de los participantes puede abandonar
voluntariamente el globo y todos deben exponer sus argumentos.

Mediante esta prueba se pretende analizar el proceso de toma de


decisiones en grupo y ver los procesos de comunicación, así como analizar
la capacidad de cooperación y de poner en práctica la ayuda, la igualdad.
Se pueden observar también la iniciativa y el liderazgo.

Cosas en común

Se pide a los participantes que se distribuyan en grupos de alrededor de


5 personas. Seguidamente, se les dice que deben encontrar 10 cosas que
tengan en común entre todos ellos.

No pueden describir cosas de vestimenta, ni del trabajo ni tampoco acerca


de la anatomía.

Deben tomar nota de aquellas cosas que tienen en común y anotarlas para
ponerlas luego en el gran grupo.
Dinámicas generales

Rol playing

Esta dinámica suele utilizarse en algunas terapias de grupo y pretende


hacer que los miembros el grupo aprendan la mejor manera de actuar
ante determinadas situaciones a través de la experiencia tanto propia
como vicaria (observando a sus compañeros).

Objetivo:

Mejorar las habilidades sociales y la resolución de problemas de forma


eficaz.

Cuándo usarla:

Esta técnica está especialmente indicada en grupos en los que han surgido
conflictos debidos a la falta de habilidades comunicativas y sociales de sus
integrantes.

Procedimiento:

1. Se hace una lluvia de ideas de todos los miembros del grupo


sobre las situaciones que les gustaría representar mediante rol
playing y se elige una mediante consenso (al final de este
apartado puedes ver una lista con ejemplos de situaciones sobre
las que hacer rol playing).
2. La primera persona que propuso el tema será el primer actor y
deberá elegir al resto de actores que hagan falta para representar
la situación.
3. Primero se explicará de forma detallada la situación, haciendo
una especie de guion (no hace falta escribirlo) y explicándole a
todos los actores cuál es el papel de cada uno. El resto de
miembros del grupo serán los observadores y deberán estar muy
atentos y tomar nota sobre la actuación de sus compañeros.
4. Se interpreta el papel representando lo que cada actor haría si
se encontrara de verdad en esa situación.
5. Cuando termina la actuación los actores deben expresar lo que
han sentido y los observadores deben valorar con feedback tanto
positivo como negativo el modo de actuar de sus compañeros.
6. Al final del todo el instructor debe dar unas pautas para resolver
esa situación concreta de la manera más eficaz posible haciendo
también de actor si es necesario.

La secuencia puede repetirse hasta que se haga de forma óptima o con


otros actores.

Para que los actores puedan valorarse a sí mismos sería útil grabar la
sesión de rol playing.

El procedimiento completo puede durar unos 90 minutos.

Recomendaciones:

No deben elegirse situaciones que hayan producido problemas


recientemente para no caldear el ambiente.

Debe explicárse a los observadores cómo se da feedback de manera


asertiva para que no hieran los sentimientos de sus compañeros.

Ejemplos de situaciones sobre las que hacer rol playing:

 Un compañero se entera de que otro ha estado hablando mal de


él a sus espaldas.
 Un compañero le ha prestado algo hace tiempo a otro y este no
se lo ha devuelto.
 Un profesor te llama la atención, el joven le recrimina y se crea
una discusión.
 Un compañero le hace una broma pesada a otro.
 Te enteras de que tu grupo de amigos está planeando hacerle
algo malo a otro compañero.
Referencias

1. Azpeitia, P., Galaradi, O., & Arguilea, C. (2016). 24 Dinámicas


grupales para trabajar con adolescentes. Recuperado el 29 de
Junio de 2016, de GAZTE FORUM.

Enlaces Patrocinados
You'll start speaking a new language in 3 weeks thanks to this
app made in GermanyBabbel

La triste confesión de GalleseBolavip.com

Canada is looking for skilled immigrants!Canadian Visa Professionals

Create the virtual you and join the fun - Play Second life!Second
Life

CPAP Makers Running Scared After New Snoring Solution


UnveiledMy Snoring Solution

One of The Cheapest Ways to Get a Flight TicketLaseTrips.com

por Taboola
Enlaces Patrocinados
COMPARTIR

Facebook

Twitter


Virginia Casado Caballero


Graduada en Psicología y estudiante del máster en Cerebro y Conducta y del Doctorado en Psicología de la
Universidad de Sevilla. Especialista en el campo de las neurociencias y la psicofisiología.

También podría gustarte