Está en la página 1de 2

PROYECTOS EN RECURSOS HÍDRICOS

Los principales tipos de proyectos son:

Agua Potable y Saneamiento básico

Riego y Drenaje

Aprovechamientos Hidroeléctricos

Transporte

Recreación y Deportes

En Colombia existe un régimen de lluvias muy variado, debido a las características de la circulación
atmosférica y a las diferencias en el contenido de humedad: Mientras que en la Península de la Guajira
se registran los promedios anuales más bajos, cercanos a 300 mm / año, en algunos lugares de la
región del Pacífico, los valores de precipitación son los más altos del país y del mundo (mayor a 9.000
mm / año). Si se relaciona el promedio anual de lluvias con la superficie continental del país, se tiene un
volumen anual de precipitación de 3.425 km3, equivalente al 3% del volumen de precipitación anual en el
mundo y al 12% en el continente sudamericano. La característica de la precipitación en Colombia
consiste en que el 88% del territorio registra lluvias anuales superiores a 2.000 mm, con un promedio
anual cercano a los 3.000 mm. (2º informe nacional sobre la gestión del agua en Colombia. sector:
recursos hídricos Eduardo orlando Ojeda b. ingeniero sanitario).

El 25% del área total del territorio continental, correspondiente a 274.000 km² pertenece a la cuenca de
los ríos Magdalena-Cauca, una región que contribuye con el 11% de la oferta hídrica del país, sustenta
el 70% de la población y genera el 85% del PIB.

En el 75% restante del territorio continental (874.000 km²), se hallan las vertientes de los ríos Orinoco,
Amazonas, Pacífico, Sinú, Atrato, Catatumbo y Sierra Nevada de Santa Marta, las cuales contribuyen
con el 89% de la oferta hídrica natural superficial, y soportan el 30% de la población.

En Colombia existen 720 mil cuencas y micro cuencas y cerca de 1.600 cuerpos de agua, establecidos
como lagunas, lagos y embalses, con volumen aproximado de 26.300 millones de m³ y reservas
aproximadas de 140.879 km³ de agua subterránea.

Comparte más de 90 ríos, arroyos, caños, quebradas y manantiales con 5 países vecinos y a lo largo de
sus 3 mil kilómetros de litorales en los dos océanos, muestra los más ricos, diversos y productivos tipos
de ecosistemas marino-costeros del trópico.

El manejo de los recursos hídricos es un aspecto decisivo para el futuro económico del hemisferio. Tres
de las mayores cuencas fluviales del mundo (Amazonas, Mississippi y la Plata) riegan la mayor parte de
las tierras de América. América del sur es el continente con más corrientes de agua dulce de mayor
volumen, y el agua dulce producida en el hemisferio es casi dos veces mayor que la de todos los otros
continentes combinados. La comunidad de intereses en cuanto a los temas del manejo de los vastos
recursos del Mar Caribe brinda la oportunidad de un intercambio constructivo entre los estados insulares
y continentales.
Manejo Integrado de los Recursos Hídricos

Los países de América Latina y el Caribe están acogiendo enfoques integrados y amplios de manejo de
aguas en cuencas hidrográficas y zonas costeras. Los cambios introducidos en el marco legal contienen
nuevos conceptos, como el principio de que el manejo de los recursos hídricos debe descentralizarse,
incluir la participación de los gobiernos, los usuarios y las comunidades, y considerar al agua como un
activo económico.

Colombia y Venezuela están realizando actividades comunes a lo largo de zonas de frontera,


especialmente en el Río Orinoco. El mismo enfoque se prevé para las cuencas de los ríos Catatumbo,
Carripía-Paraguachón, Táchira, Arauca y Meta. En la cuenca del Amazonas se están llevando a cabo,
con asistencia de la Secretaría General de la OEA, actividades conjuntas en las zonas fronterizas, que
comprenden el Programa de Desarrollo Integrado de las Comunidades Fronterizas de Iñapari-Assis
(Brasil-Perú), Ordenamiento Territorial y Zonificación Ecológica-Económica en la Región Fronteriza entre
Santa Elena de Uairén-Pacaraima (Brasil-Venezuela), y el Plan de Desarrollo Integrado de la Cuenca del
Río Putumayo (Colombia-Perú).

Varios proyectos de suministro de agua y saneamiento, en América Latina y el Caribe, promueven la


conservación del agua mediante de la racionalización de las tarifas y la reducción del consumo
inexplicado del agua. Perú introduce principios económicos para la asignación de los recursos hídricos
por medio de un sistema de derechos de propiedad negociables sobre ese recurso.

En relación con los recursos costeros y marítimos, los países del Caribe han identificado cuatro ámbitos
de acción clave: coordinación institucional, políticas de recursos hídricos, información y educación
pública y financiamiento innovador.

En el futuro persistirán los problemas crónicos de la calidad y cantidad del agua, la salud humana, las
calamidades naturales y la degradación de los ecosistemas. La mayoría de ellos pueden mitigarse por
medio de un manejo integrado de recursos hídricos que comprenda la integración de las fuentes y de la
demanda de agua, coordinación del planeamiento de los recursos hídricos, descentralización de
servicios públicos, participación de los interesados y atención de las necesidades de los ecosistemas
acuáticos.

Para cubrir los crecientes costos de operación y mantenimiento de los sistemas hídricos es necesario
establecer el precio del agua en función del mercado, pero ello no basta para garantizar una asignación
eficiente de ese recurso y mejorar los servicios de suministro respectivos.

Agua potable

Colombia está organizando un Sistema de Información sobre Agua Limpia, como herramienta de
planificación, destinado a instituir prioridades de inversión. De ese modo se facilita la coordinación de las
medidas que otorguen a las entidades encargadas del abastecimiento de agua mayores compromisos
en cuanto a conservación de las cuencas hidrográficas.

(Tomado de Fondo para la protección ambiental).