Está en la página 1de 3

Gatos domesticados

Gato de pelo largo.

Como animal de compañía, es una de las mascotas más populares en todo el mundo.
Debido a que su domesticación es relativamente reciente, pueden vivir en ambientes
silvestres formando pequeñas colonias relacionándose con otros gatos monteses y los
seres humanos no controlan el suministro de alimentos o la cría. La asociación del gato
con los humanos lo condujo a figurar prominentemente en la mitología y en leyendas de
diferentes culturas, incluyendo a las civilizaciones egipcia, japonesa, china y escandinava.
Se observa un efecto relativamente modesto de la domesticación en el genoma del gato
basado en su reciente divergencia con los gatos monteses, la mezcla continua entre gatos
domésticos y monteses, y las escasas diferencias morfológicas, siendo excepciones, las
diferencias de comportamiento de los gatos monteses en relación con la docilidad, la
gracilidad y la pigmentación. El efecto de la domesticación del gato parece ser modesto en
comparación con otros mamíferos, debido principalmente a:

 La reciente domesticación del gato.

 La ausencia de una fuerte selección para las características físicas específicas a


diferencia de muchos otros mamíferos domésticos criados para comida, pastoreo,
caza o seguridad, el gato se ha domesticado principalmente en el período antiguo
porque es un depredador que ayudaba a mantener controlados los roedores que
comían los granos[cita requerida].

 El aislamiento limitado de las poblaciones silvestres con los gatos domésticos.


El proceso de la domesticación postula que los rasgos morfológicos y fisiológicos
modificados por la domesticación de los gatos se explican por las consecuencias directas
e indirectas de los déficits de células de la cresta neural durante el desarrollo embrionario y
propone que los cambios en estos genes de la cresta neural están relacionados con la
docilidad. Esto sugiere que la selección para la docilidad, como resultado de
acostumbrarse a los seres humanos para obtener recompensas de comida, es la principal
fuerza que alteró los primeros genomas del gato doméstico.
Algunos de los genes afectados son:

 Una región putativa del cromosoma A1 hay dos genes,


la protocadherina PCDHA1 y el PCDHB4 implicados en el establecimiento y
mantenimiento de conexiones neuronales, especificidad sináptica, el sistema de
nervios serotoninérgicos del cerebro y el condicionamiento del miedo.

 El gen GRIA1 que codifica para un tipo de receptores de glutamato en el


cromosoma A1. Son receptores de los neurotransmisores excitatorios predominantes
en el cerebro de los mamíferos y desempeñan un papel importante en la expresión de
la potenciación a largo plazo y la formación de la memoria.

 El gen DCC situado en el cromosoma que codifica el receptor de netrina. Este gen
muestra una abundante expresión en las neuronas dopaminérgicas. La deficiencia del
gen DCC supone una organización del sistema dopaminérgico alterado, que culmina
con el deterioro de la memoria, el comportamiento y el efecto estímulo-recompensa. El
gen DCC interactúa directamente con la cola del MYO10, un gen crítico para la
capacidad migratoria de las células de la cresta neural.

Gato amarillo de pelo corto.

El gen ARID3B situado en el cromosoma B3 está implicado en la supervivencia


neuronal de las células de la cresta neural. El gen ARID3B se induce en el desarrollo
de embriones durante la diferenciación de células de la cresta neural para madurar
células de los ganglios simpáticos. Otro gen situado en el mismo
cromosoma, PLEKHH1, que codifica un dominio homólogo a plekstrina. Se expresa
predominantemente en el cerebro humano y cuando se altera, conducen a la
enfermedad neurológica y psiquiátrica. El gen PLEKHH1interactúa con el factor de
transcripción MYC, regulador de las células de la cresta neural, para activar la
transcripción de genes relacionados con el crecimiento.
Los genes dentro de cada una de estas regiones juegan un papel importante en los
procesos neuronales, especialmente vías relacionadas con circuitos sinápticos que
influyen en el comportamiento y las pistas contextuales relacionadas con la recompensa.
Cambios en estos genes relacionados con la cresta neural subyacen a la evolución de la
docilidad durante la domesticación del gato.16
Por naturaleza, se trata de un cazador. Los gatos en libertad viven de forma semisalvaje y
cazan ratones y ratas, entre otras especies, que de otra forma comerían importantes
cantidades de grano. Los domésticos capturan insectos, ratones y
pequeños pájaros instintivamente, aunque generalmente no los consumen. Incluso, las
presas pueden ser utilizadas como obsequio para el dueño.

Gato bicolor de pelo corto

Son preferidos por sus hábitos de limpieza, por su bajo nivel de atención y cuidados
requeridos para su manutención, se trata de animales muy independientes en relación a su
dueño.

Filogénesis
Según un estudio publicado en la revista Nature en junio de 2007,[cita requerida] los ancestros
de los actuales gatos domésticos comenzaron a separarse de las líneas salvajes hace
entre 13 000 a 10 000 años; otro publicado en la revista Science confirmaba este dato,
indicando que los gatos domésticos actuales descienden de un grupo de cinco gatas
salvajes que se asociaron al hombre en Oriente Medio hace unos 10 000 años.17
Los ancestros directos de los gatos domésticos habrían abandonado gradualmente la vida
silvestre para convivir con la especie humana atraídos por los roedores que parasitaban a
las comunidades humanas. Actualmente los gatos domésticos se encuentran agrupados
en diversos clades(o grupos genéticos), encontrándose en el rastreo del ADN
mitocondrial cinco hembras ancestrales para todas las subespecies gatunas; los mismos
rastreos genéticos señalan una procedencia directa de los gatos domésticos actuales con
los gatos salvajes del Medio Oriente, no encontrándose la misma proximidad ni con los
gatos salvajes africanos (Felis silvestris lybica), ni con los gatos salvajes europeos (Felis
silvestris silvestris).
Las evidencias arqueológicas indicarían que uno de los primeros lugares de domesticación
de los gatos fue la isla de Chipre hace unos 9500 años y que poco tiempo después estos
felinos eran comunes entre las culturas de la Creciente fértil. Luego, hace quizás unos
3500 años, y probablemente a través de comerciantes fenicios, el gato fue introducido
en Europa continental desde el Antiguo Egipto.

Clasificación científica