Está en la página 1de 2

Ceremonia por el día de la Madre

Muy buenos días a todos.

En este día tan especial, nos honramos ante la mujer que nos trajo al mundo. Nuestra

madre ha sido, es y será por siempre la mujer con el amor más puro. Desde que estamos en

su vientre iniciamos una relación de amor con ella. Nuestro corazón y el de nuestras madres

laten al mismo tiempo y cuando por primera vez respiramos el aire del mundo, lágrimas caen

de sus ojos por la llegada de un nuevo ser que será su razón de existir.

10 de mayo, fecha en que los sentimientos humanos se subliman al máximo, para festejar al

ser más puro y digno de la creación: “Nuestra Madre”.

En esta fecha especial, contamos con la presencia de nuestro Decano de la Facultad de

Ingeniería de Minas, el Ing. Orlando Zapata Coloma, con todos nuestros docentes y por

supuesto con todas nuestras madres que serán homenajeadas.

Comencemos nuestra celebración entonando las sagradas notas de Nuestro Himno Nacional.

A continuación recibamos con un gran aplauso al Decano de la Facultad de Ingenieria de

Minas, el Ing. Orlando Zapata Coloma, quien dirigirá unas palabras de bienvenida.

¡Qué linda es nuestra madre!

¡Qué suerte al tenerla!

¡Qué dichosos al verla feliz en nuestro hogar!

La madre ingeniera, tiene triple valor, es esposa, es trabajadora y es madre.


Para iniciar con esta bonita celebración, recibiremos a la alumna Danna Nicolle, quien nos
deleitará con la Poesía “Si tienes a tu Madre todavía” dirigida a todas nuestras madres,
recibámosla con fuertes aplausos.

Como segunda presentación los alumnos del II ciclo han preparado con mucho cariño la
Pieza teatral “Carta a mi Madre”, aplausos por favor.

Continuamos con el número preparado por el grupo folklórico de la Universidad quienes nos
presentarán la Danza “Tondero”, aplausos.

Finalizamos nuestra celebración con este número sorpresa preparado por los alumnos de la
Promoción – 2013, con mucho cariño para todas nuestras madres.

Sólo el amor de una Madre apoyará, cuando todo el mundo deje de hacerlo. Sólo el
amor de una Madre confiará, cuando los demás dejen de hacerlo. Sólo el amor de una
Madre perdonará, cuando ninguno otro lo haga. Sólo el amor de una Madre premiará,
no importa en la prueba que se haya participado. Sólo el amor de una Madre resistirá,
sea cual fuere la prueba. No hay ningún otro amor terrenal, más grande que el de una
Madre.

Queremos agradecer al Decano de nuestra facultad, a los docentes, y a todas nuestras


madres de familia por engalanarnos con su presencia, y a todos nuestros alumnos por su
participación en este importante homenaje.

¡Gracias!