Está en la página 1de 6

CUALIDADES DE UN JOVEN PODEROSO - DANIEL 1:3-5

I. Introducción:

Dios siempre ha llamado, y usados jóvenes poderosos, de unción, autoridad en el Señor.


Jóvenes con unas cualidades muy particulares. Jóvenes que sean diferentes en el mundo
que estamos viviendo. Jóvenes que puedan cambiar el rumbo de aquellos que los
rodean. Jóvenes de una sola talla, medida, diferentes a otros. Que no le baste con lo que
tiene, sino que quiera más de Él y de su presencia. Pero estos jóvenes que él está
buscando, tienen que rendir unas cualidades muy particulares.

En el artículo previo observábamos simplemente que los dos libros críticos de profecía
son Daniel y Apocalipsis. Existen similitudes entre estos dos libros.

(1) Ambos escritos por hombres que fueron llamados “amado”.

(2) Ambos autores estaban jóvenes cuando vinieron a Dios (Eusebio, el Padre de la
Historia de la Iglesia dice que Juan tenía 18 años cuando se convirtió en discípulo de
Cristo; y Josefo escribió que Daniel tenía 17 años de edad).

(3) Ambos hombres vivieron largas vidas más allá que la mayoría de sus
contemporáneos.

(4) Ambos estuvieron en cautiverio (Babilonia y Patmos).

(5) Ambos miraron la gloria de Dios en tiempos devastadores.

(6) Uno fue vidente del principio de los tiempos de los Gentiles, y el otro fue vidente a
la revelación de la conclusión de los tiempos de los Gentiles. Ambos miraron profecías
similares, y, aun así, cada uno se convirtió en una clave de ayuda para interpretarse el
uno al otro.

La edad temprana de Daniel

Sabemos más de la historia personal de Daniel, de su carácter, que de cualquier otro


profeta. Daniel parece haber nacido en una familia no identificada de nobleza judía en
los tiempos previos a la reforma de Josías en el año 621 a.C. Durante su infancia él
experimentó la gran reforma religiosa en el reinado de Josías, colocándolo en una edad
de entre 15 a 17 años de edad cuando fue capturado en el inicio del cautiverio
Babilónico. Inmediatamente después del tiempo de la gran reforma bajo el liderazgo de
Josías, Jerusalén se sumergió una vez más en profundo pecado y apostasía bajo el
liderazgo de los reinos restantes. Sin duda alguna que siendo un niño habrá escuchado
la predicación del profeta Jeremías, con quien se habría identificado muy cercanamente,
al menos con sus escritos, durante muchos años aun después de su deportación. Es
evidente que, como niño, Daniel fue profundamente afectado por la reforma religiosa.

La Edad Temprana de Daniel

Sabemos más de la historia personal de Daniel, de su carácter, que de cualquier otro


profeta. Daniel parece haber nacido en una familia no identificada de nobleza Judía en
los tiempos previos a la reforma de Josías en el año 621 a.C. Durante su infancia él
experimentó la gran reforma religiosa en el reinado de Josías, colocándolo en una edad
de entre 15 a 17 años de edad cuando fue capturado en el inicio del cautiverio
Babilónico. Inmediatamente después del tiempo de la gran reforma bajo el liderazgo de

1
Josías, Jerusalén se sumergió una vez más en profundo pecado y apostasía bajo el
liderazgo de los reinos restantes. Sin duda alguna que siendo un niño habrá escuchado
la predicación del profeta Jeremías, con quien se habría identificado muy cercanamente,
al menos con sus escritos, durante muchos años aun después de su deportación. Es
evidente que, como niño, Daniel fue profundamente afectado por la reforma religiosa.

La Preparación en la Vida: Sin Mancha

Uno de los prerrequisitos que leemos para que Daniel fuera escogido por el grupo de
colaboradores del rey, era que él debía ser sin tacha alguna. Daniel tenía que ser alguien
sin defecto o peculiaridades en la carne (sin desfiguros: eczema, erupciones, rasguños,
cicatrices), lo mismo que no tener evidencias de defectos morales.

¡Existe esperanza! Efesios 5:27 nos dice: “A fin de presentársela a sí mismo, una iglesia
gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin
mancha”. No importa qué defectos en la carne y en la vida tengamos, ¡Debemos llegar
a Cristo con esos defectos para ser sanados! De acuerdo a 2a Corintios 5, las cosas viejas
pasaron y todas las cosas son hechas nuevas. Algunos pueden decir: “Pero odio tener
que dejar tales cosas”. ¡Crezcamos! Estas son actitudes inmaduras e infantiles.
¡Crezcamos en Cristo! Debemos vestirnos y hablar diferente. Nuestras maneras deben
cambiar. Nuestras bromas deben cambiar, y debe llegar la dignidad de Cristo a nuestras
vidas, ¡Por el amor al Señor! En 1a Corintios 13:11, Pablo dijo: “Cuando yo era niño,
hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; más cuando ya fui hombre,
dejé lo que era de niño”. Esto es lo que necesitamos hoy en día: desechar las cosas de
niños en la manera de nuestro vestir, en la manera como pensamos, y en nuestra forma
de vivir. Podríamos asistir a una Universidad Bíblica y, aun así, continuar jugando los
juegos del mundo. ¿Cómo podría alguien tomarnos en serio si permanecemos en
nuestra manera infantil de vivir?

Propuso en Su Corazón

Daniel estaba siendo colocado en una posición de honor como un alumno preferido; una
dieta especial y selecta especialmente por el rey fue señalada para él. La amabilidad de
un rey era su tentación más grande. es evidente que Daniel y sus amigos estaban firmes
en la verdad antes que ellos fuesen llevados a Babilonia. Tales decisiones y elecciones
en su juventud tuvieron un profundo efecto sobre el hecho que Dios le confiara secretos
y visiones. Daniel había entrado a la vida consagrada de Romanos 12:1, 2. A la luz de
este hecho de proponer en su corazón, Daniel ya se había encomendado a sí mismo a
través de la meditación de la Palabra de Dios y comunión con el Señor; estos aspectos
ocupaban el primer lugar en su vida.

Existe otra preciosa verdad que debe ser reconocida: la fidelidad del Señor se convierte
en una bendita realidad en el sendero de la separación: ¡Separación del mundo y el
pecado, y una separación hacia Dios! En esta separación hacia el Señor debemos
encontrar un incremento en sabiduría verdadera, en el conocimiento del corazón, y en
el progreso de la verdad. El conocimiento espiritual no puede ser aprendido en el
hombre natural; es un regalo de Dios. Si reconocemos nuestras debilidades y vacío, y
nos colocamos a nosotros mismos en Cristo, Él dará el conocimiento que necesitamos.

Las Habilidades de Daniel

2
Una tercera área del carácter de Daniel que debemos observar se encuentra en Daniel
1:4 – Muchachos en quienes no hubiese tacha alguna, de buen parecer, enseñados en
toda sabiduría, sabios en ciencia y de buen entendimiento, e idóneos para estar en el
palacio del rey; y que les enseñase las letras y la lengua de los caldeos.

Aunque este era el criterio del mundo para un futuro liderazgo, existen algunas
características que pueden ser rescatadas para los hombres jóvenes de Dios. Existe la
capacidad intelectual de la cual Daniel evidentemente poseía (“idóneo”). Estos jóvenes
tenían que ser “sabios en ciencia”. Es evidente que ellos poseían cierto conocimiento
que llamó la atención de aquellos que tenían que tomar la decisión de escogerlos para
estar en el palacio del rey. Debían tener la capacidad para entender ciencia; debian tener
una aptitud especial hacia la ciencia de los Caldeos, es decir, la ciencia de los magos.
También tenían que ser enseñados en sabiduría. También debían tener una excelente
condición física: sin tacha sobre sus cuerpos, bien favorecidos. Finalmente, también se
incluía la cualidad moral y espiritual: debían tener presente la consciencia de un cuerpo
y mente sanos.

II. El pueblo estaba esclavo.

a. mundo esclavo del pecado, maldad, vicios, etc...

III. Que trajese de hijos de Israel, del linaje real de los príncipes.

a. Dios escoge lo mejor para El.

b. Él nos ha constituidos en príncipes y princesas.

c. Somos linaje escogido, real sacerdocio, gente santa, pueblo adquirido... 1 P 2:9

III. Cualidades

1. Muchachos en quienes no hubiese tacha alguna

a. El joven de Dios no puede ser señalado.

b. Un joven de integridad.

c. Joven de una sola vertebra, sola pieza.

2. De buen parecer

a. Un joven diferente

b. La palabra nos dice que somos la sal de la tierra.

c. Saul cuando Dios lo escogió dice que era un joven hermoso. II Sam. 9:2

3. Enseñados en toda sabiduría

a. No sabemos la palabra, pero mediante el Espíritu Santo él nos la revela.

b. Si alguno está falto de sabiduría pídala a Jehová.

c. El Espíritu Santo él nos guiara a toda verdad y justicia.

4. Sabios en ciencia y en todo entendimiento

a. Veamos lo que nos dice: Daniel 1:17

3
5. Idóneos para estar en palacio del rey

IV. Los que fueron jóvenes poderosos

Dentro de estos jóvenes que fueron separados hubo cuatro, que sobrepasaron todas las
expectativas del rey. Vemos un Daniel, Ananías, Misael y Azarías. Estos decidieron cambiar el
panorama en el cual se encontraban y luchar por la causa de su Dios. Pasaron por tres pruebas
importantes que cambiaron su vida por completo.

1. La prueba de su fe.

a. Decidieron no contaminarse.

b. Son echados al horno de fuego.

c. Daniel en el foso de los leones.

V. Conclusión

En esta noche Dios te hace un llamado a convertirte en joven poderoso, un guerrero para el
Señor que pueda cambiar el mundo para Cristo. Dios te invita a que te hagas un análisis interno
en tu vida, y verifiques si eres tu como uno de estos jóvenes hebreos que el rey escogió. Hoy el
rey de reyes, está buscando jóvenes y señoritas dispuestas a ir al campo de batalla. Recuerda
CUALIDADES DE UN JOVEN PODEROSO.

LA PREPARACIÓN

Concepto: es el proceso de formación, enseñanza y entrenamiento que nos permite tener el


carácter, conocimiento y capacidad necesaria para poder cumplir o desempeñar con excelencia
una tarea o misión.

Noah Webster (1828) en su diccionario original de la lengua inglesa nos revela cuatro metas
mínimas de la educación; él escribió: la educación comprende todas aquellas series de
instrucción y disciplina que tienden a:

- Iluminar el entendimiento

- Corregir el temperamento.

- Formar maneras y hábitos en los jóvenes y

- Prepararlos para serlos útiles en sus futuras posiciones.

Podemos ver en su definición, que la educación trata primeramente con el hombre interior, con
la formación del carácter y luego la impartición de información

1. Las personas fracasan en no ver el valor de la preparación antes de la acción. Las


personas con menos preparación y con poca educación y mal capacitados fracasan porque no
tienen las habilidades o la experiencia para desempeñarse. La preparación es importante para
lograr cualquier clase de éxito.

4
2. Fracasan en apreciar el valor de la disciplina. Se dice que la Disciplina es hacer lo que
realmente no quieres hacer para poder hacer lo que realmente quieres hacer. La disciplina se
necesita para seguirse preparando.

PRINCIPIO DE LA PREPARACIÓN

Henry Ford dijo: “Antes de cualquier otra cosa, prepararse es el secreto del éxito”.

1. La preparación te permite explotar tu talento. Preguntas que uno debe hacerse antes
de un viaje: ¿Qué trabajo tengo que hacer?, ¿Cómo se puede hacer?, ¿Cuándo debe hacerse?,
¿Dónde debe hacerse?, ¿Qué tan rápido se puede hacer?, ¿Qué necesito para terminar ese
trabajo?

2. La preparación es un proceso no un evento. El liderazgo se desarrolla diariamente, no


en un día. Lo mismo se puede decir de aprovechar al máximo el talento. John Woode dice: “la
mejor manera de mejorar tu equipo es mejorarte a ti mismo”. Joshua Woode, decía: “no
intentes ser el mejor que alguien más, pero nunca dejes de intentar ser el mejor que puedas
ser”.

3. La preparación precede a la oportunidad. Si quieres aprovechar las oportunidades para


usar tu talento debes estar preparado cuando las oportunidades lleguen. Una vez que las
oportunidades se te presenten es muy tarde para prepárate. Abraham Lincoln dijo: “me prepare
y algún día mi oportunidad vendrá” Benjamin Disraeli, dijo: “el secreto del éxito en la vida es
que un hombre esté preparado para cuando su tiempo llegue”.

4. La preparación del mañana comienza con el correcto uso del hoy. Tu éxito está
determinado por tu capacidad para prepararte. La preparación no comienza con lo que haces,
comienza con lo que crees, si tú crees que el éxito del mañana depende de hoy, entonces
trataras el hoy de manera diferente. Lo que recibas mañana depende de lo que creas hoy, si te
estas superando hoy, las probabilidades son que no tendrás que hacer ninguna preparación
mañana.

5. La preparación requiere una buena perspectiva continua. Abraham Lincoln, dijo: “Si
tuviera ocho horas para cortar un árbol, utilizaría seis de ellas para afilar mi hacha” La
perspectiva siempre impulsa a prepararse.

6. Una buena preparación lleva a la acción. La preparación significa ponerse a sí mismo en


una posición para triunfar.

Joe Namath, dice: “Lo que hago es prepararme hasta que sé que puedo hacer lo que tengo que
hacer”. Lo único que alivia la presión es la preparación.

TALENTO MÁS PREPARACIÓN, UNA PERSONA EXTRA TALENTOSA

1.Evaluación.

¿Estoy haciendo la evaluación correcta? Una buena preparación siempre comienza con
una evaluación

¿Dónde necesito ir? El proceso comienza al encontrar el blanco.

¿Qué tan lejos está mi objetivo? Necesitamos evaluar la distancia.

5
¿Cuáles son las condiciones? Las condiciones marcan toda la diferencia.

¿Cuánto me costará llegar allí? Es importante saber cuáles son tus habilidades y
limitaciones cuando haces tú evaluación.

2. Alineación, ¿Estoy correctamente alineado? Si quieres llegar a un nivel profesional, personal,


relacional recreativo, necesitas encontrar alguien que es mejor que tú para que te ayude con el
proceso de la preparación.

3. Actitud, ¿Estoy visualizando de manera correcta? Tienes que creer en ti mismo y en lo que
estás haciendo. Tienes que poder verte a ti mismo haciéndolo con los ojos de la mente. Si no
puedes imaginarlo probablemente no lo lograras. Las personas no tienen una segunda
oportunidad para aprovechar una oportunidad única.

También podría gustarte