Está en la página 1de 2

Barreras de entrada y salida del mercado

La idea de que existen barrera que impiden el ingreso de empresas en el mercado y barreras que
impiden la salida de los mismos, presenta a los mercados como cotos cerrados con barreras de
diferentes tamaño y complejidad. Las empresas que desean ingresar o salir de esos mercados
deben traspasar estas barreras.

En cierta medida, las barreras se pueden subir o bajar; y pueden hacerlo no sólo los que están en
el interior, sino también los que están afuera y desean ingresar. Las barreras típicas para el ingreso
incluyen patentes, contratos de licencia y acceso exclusivo a los recursos naturales. Por ejemplo,
un producto farmacéutico patentado le otorga al titular de la patente derechos exclusivos por un
determinado período de tiempo para fabricar y vender el producto en un mercado determinado.

Las economías de escala que se pueden obtener cuando se es importante y se está establecido en
un nicho particular del mercado, también pueden actuar como barreras al ingreso. Si los nuevos
ingresantes calculan que necesitan vender grandes volúmenes para tener la expectativa de
competir con las empresas existentes, eso actúa como un impedimento para el ingreso. Por
ejemplo, ¿cuándo fue la última vez que una empresa nueva trató de ingresar en el mercado de
producción masiva de automotores? Esta pregunta ilustra a la perfección esta situación.

Los gobiernos también pueden imponer barreras al ingreso. Las disposiciones que alcanzan a la
industria de servicios financieros están diseñadas para funcionar como barreras para desmoralizar
a pícaros y delincuentes, pero inevitablemente también terminan por detener a muchos
empresarios honestos. Hasta no hace mucho tiempo, los bancos extranjeros no podían operar en
el Reino Unido salvo que tuvieran una oficina cerca del Banco de Inglaterra entidad que entonces
regulaba el mercado. No es necesario señalar que el precio de las propiedades en la “milla
cuadrada” de la City de Londres se cotizaba entre los más caros del mundo y ese hecho actuó
como una poderosa barrera para el ingreso en el mercado.

Las empresas que están establecidas en un rubro o mercado particular pueden verse tentadas de
imponer barreras cuando ven a un recién llegado que se aproxima a su territorio. Pueden lograrlo
bajando los precios y haciendo que los productos del recién llegado resulten menos competitivos.
Es mas, bajar los precios puede resultar una opción mas fácil para los incumbentes, por que es
posible que anteriormente los precios hayan sido mas altos que los que pauta el nivel de mercado
libre debido a las barreras existentes.
Los monopolios se crean donde existen barreras insuperables para el ingreso. Si no hubiese
barreras, o fuesen bajas, otras empresas entrarían a los mercados monopólicos para participar en
las ganancias.

Hay barreras que dificultan la salida de las empresas de un mercado particular. Esas barreras
incluyen aspectos como el costo del despido del personal y las obligaciones contractuales, como el
pago de alquileres. Para un banco importante con gran cantidad de empleados y una amplia red
de sucursales, las barreras para salir del mercado bancario tradicional son de importancia
considerable.

Paradójicamente, las empresas a veces pueden decidir por sí mismas erigir barreras que impidan
su propia salida del mercado. Se puede tratar de un plan estratégico para transmitir a sus
competidores el mensaje de que mantienen un compromiso con el mercado y que no van a
abandonarlo de prisa.

Las barreras para la movilidad son los obstáculos que impiden que una empresa cambie de una
industria a otra (o, según los términos usados por Michael Porter “los factores que impiden el
movimiento de empresas de una posición estratégica a otra”). Por ejemplo, los supermercados de
Gran Bretaña que desean entrar en el negocio bancario y no pueden hacerlo por sí solo. Tienen
que conformar una alianza comercial con una entidad bancaria registrada porque las disposiciones
existentes en el Reino Unido aún no admiten la venta de préstamos y de jabón en polvo realizada
por la misma organización. Del mismo modo, los supermercados encuentran barreras para
convertirse en proveedores de servicios de Internet. Una de las más importantes es el hecho de
que ya son propietarios de parcelas considerables de tierra y edificios.