Está en la página 1de 1

UNA RELACION MAS PROFUNDA CON DIOS

Vosotros sois mis amigos si hiciereis las cosas que yo os mando. Juan 15:14

Introducción: Existen 3 relaciones visibles de Dios con nosotros

Salvador – pecador
Padre – hijo
AMIGO – AMIGO

Hoy nos enfocaremos en la numero 3, sin duda alguna la relación más profunda con Dios.
Antes de entrar de lleno a la clase, debemos entender que la amistad aquí en la tierra no es igual a la de Dios con
sus hijos. Veamos una comparación.

CARACTERISTICAS DE LA AMISTAD EN ESTA TIERRA


Sinceridad en ocasiones No existe ninguna responsabilidad con la otra
Alcahuetería parte
Indiferencia No hay un compromiso
Aconsejan mal Ayuda de vez en cuando
No sienten el dolor ajeno Saben cosas de las otras personas y muy pocas
veces ayudan

LA AMISTAD DE DIOS Y CON DIOS ES DIFERENTE SE PARECE MAS A UN NOVIAZGO.


Comparando:
NOVIAZGO AMISTAD CON DIOS

Enamoramiento SI Enamoramiento SI
Amor SI Amor SI
Compromiso SI Compromiso SI
Sinceridad SI Sinceridad SI
Respeto y fidelidad SI Respeto y fidelidad SI
El fin es casarse con la persona amada SI Somos la iglesia la Esposa SI
Creer en esa persona SI Creer en Dios SI
Confiar en la persona amada SI Confiar en Dios SI
Dar la vida por la persona amada SI Dar la vida por Dios así
como el la dio por nosotros SI

Es un hecho que positivamente existan estas similitudes entre estos dos aspectos. Eso nos hace recordar la letra de un
himno de nuestro hermano Rabito, que dice:

SINCERIDAD, PALABRA PEQUEÑA QUE TIENE GRAN PESO EN LA ETERNIDAD, SIN ELLA NO SIRVE DE NADA ORAR Y
ORAR, IR AL CULTO o SERVIR EN LA IGLESIA.

Jesús en una de sus parábolas llama amigo a aquel que trabaja para El. Mateo 20:13

REFLEXION: Decimos que Dios es nuestro amigo porque:

NOS ENTIENDE. Nosotros entendemos su palabra__________________________


SIEMPRE ESTA CUANDO LO BUSCAMOS. Estamos prestos cuando Él nos llama?______________________
JESUS DIO SU VIDA POR NOSOTROS. Darías tu vida por El?____________________________________

PALABRA CLAVE DE NUESTRA RELACION CON DIOS. COMPROMISO Y OBEDICENCIA