Está en la página 1de 5

¿Es efectivo el marco de la Justicia Especial para la Paz, en la penalización a todas las violaciones de

los Derechos Humanos cometidas por las FARC – EP?


La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), como marco jurídico, fue constituido dentro del desarrollo de
las negociaciones adelantadas con el grupo insurgente denominado FARC – EP (Fuerzas Armadas
Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo), como la herramienta que permitiría cumplir las
funciones propias del Estado, dentro de sus obligaciones respecto a la administración de justicia.

De esta manera, la Jurisdicción Especial para la Paz fue diseñada con los propósitos de “[…] investigar,
esclarecer, perseguir, juzgar, y sancionar las graves violaciones de los Derechos Humanos y las graves
infracciones al Derecho Internacional Humanitario que tuvieron lugar en el contexto y debido al conflicto
armado” [Oficina del Alto Comisionado para la Paz. (s. f.)]

En este sentido, el diseño de este marco jurídico especial se adecúa a la descripción que se establece la
ONU (Organizaciones de naciones Unidas) de los procesos de justicia transicional. Esta organización a
considerado que se puede entender como justicia transicional como un concepto que “abarca toda la
variedad de procesos y mecanismos asociados con los intentos de una sociedad por resolver los
problemas derivados de un pasado de abusos a gran escala, a fin de que los responsables rindan cuentas
de sus actos, servir a la justicia y lograr la reconciliación” [Méndez Méndez. (2011)]. A partir de esta
definición, los procesos de justicia transicional deben desarrollarse en torno a tres elementos: la justicia,
la verdad, y la reparación. Por medio de la interacción de estos tres elementos, se busca, como uno de los
principales propósitos de estos instrumentos, desarrollar labores de investigación, con la intención de
juzgar y sancionar a los responsables de infracciones y vulneraciones contra los Derechos Humanos y el
Derecho Internacional Humanitario. [Méndez Méndez. (2011)]

Considerando las anteriores afirmaciones, y haciendo referencia a las condiciones que caracterizaron el
conflicto armado entre las Fuerzas Militares colombianas, y las FARC – EP, junto con las propiedades
que configuraron el proceso de negociaciones con dicho grupo armado, puede ser pertinente preguntarse
si el marco jurídico de la Jurisdicción Especial para la Paz garantiza que se juzguen y se sancionen las
infracciones en contra de la totalidad de los Derechos Humanos vulnerados en el país.

En primera instancia, según lo considerado por entidades como la Corporación Jurídica Yira Castro, la
JEP puede que no permita cumplir, en su totalidad, con los propósitos de los procesos de justicia
transicional, con referencia al respeto a los Derechos Humanos de las víctimas, debido a que no se ha
propendido, de manera adecuada, por el beneficio de las víctimas. Esto se debe, principalmente, a dos
razones. Por un lado, la defensa provista a los derechos de las víctimas, dentro del marco de la JEP, ha
sido asignada a la Procuraduría General de la Nación, por petición expresa del Tribunal de Paz. La
importancia de esta afirmación radica en el hecho que la Procuraduría, como entidad, no ha sido diseñada,
ni modificada dentro del marco de la JEP, para conocer sobre las infracciones a los Derechos Humanos
de las víctimas. [Corporación Jurídica Yira Castro. (s. f)] [ICTJ. (2018)]

Por otro lado, la incompleta inclusión de la defensa de los derechos víctimas en la construcción del
Jurisdicción Especial para la Paz, también, se sustenta en la presentación de informes que contienen las
denuncias sobre las infracciones a los Derechos Humanos, por parte de las organizaciones de víctimas,
para ser conocidas por los entes de la jurisdicción especial. Los inconvenientes radican en los requisitos
para que estas denuncias sean investigadas. Por un lado, dichas acusaciones pueden ser presentadas,
solamente, dentro de un plazo máximo de dos años. Por otro lado, para desarrollar las investigaciones,
se requiere que las denuncias sean contrastadas con demás pruebas existentes. [Corporación Jurídica Yira
Castro. (s. f)]

En este sentido, dado que los Acuerdos de negociación con las FARC – EP, contemplan que estos, como
la construcción de la Jurisdicción Especial para la Paz, debían ser construidos, con fundamento, en la
defensa de los derechos de las víctimas, debieron haberse contemplado los estándares internacionales a
este respecto en todas las étapas del proceso de negociación. Para que este requisito fuese cumplido, se
debían contemplar algunos parámetros. En primer lugar, se debe garantizar la notificación, a las víctimas,
de las decisiones dentro de los procesos que les afecten. En segundo lugar, ofrecer la posibilidad de
interponer recursos de apelación frente a decisiones que no les sean benéficas. En tercer lugar, permitir,
a las víctimas, presenciar las audiencias en la Sala de Reconocimiento de Responsabilidad. En cuarto
lugar, se les debe permitir, a las víctimas, la posibilidad de expresar sus opiniones de manera pública.
Por último, debe garantizárseles, a las víctimas, la representación dada por los sistemas públicos de
asesoría y defensa. [Corporación Jurídica Yira Castro. (s. f)]

Otra de las consideraciones que exponen la debilidad de la jurisdicción especial, resultado del proceso
de las negociaciones, hace referencia, a algunos aspectos come el de las sanciones a los responsables de
crímenes de guerra, principalmente. En este sentido, organizaciones como Human Rights Watch (HRW)
han expresado sus preocupaciones sobre las penalizaciones aplicadas a crímenes de dicha naturaleza.
Una de ellas hace referencia a las libertades y restricciones dadas a los miembros de las FARC – EP y a
los de la fuerza pública, sometidos a dicho marco jurídico. Esta afirmación hace referencia a los
beneficios dados a los ex combatientes de las FARC – EP, a cambio de la confesión de sus delitos. Uno
de los puntos expuestos por HRW ha sido la falta de información sobre la ubicación de las residencias
dispuestas para los miembros de dicha guerrilla, haciendo referencia a los desplazamientos restringidos
de los sometidos a esta jurisdicción, y a los horarios específicos en los que pueden desplazarse. En este
sentido, no está especificado si dichos desplazamientos son, exclusivamente, para adelantar las tareas
que han sido destinadas para purgar sus crímenes. Esto permite identificar algunas imprecisiones respecto
a estos aspectos, dejando algunas dudas, con referencia al cumplimiento de los propósitos de la justicia
transicional. [El Tiempo. (2017)]

Por otro lado, esta organización, en su comunicado, ha hecho referencia a las medidas reglamentadas
sobre la reducción de penas aplicadas en el marco de estas disposiciones. Por una parte, HRW ha
expresado, a través de la carta José Miguel Vivanco, director para las Américas de esta organización,
que, la posibilidad de reducir penas a los ex – combatientes, después de la firma de los acuerdos, por el
desarrollo de proyectos restaurativos, con referencia al desminado, podría atentar contra el interés de
sancionar los crímenes de guerra. Esto se debe a que, no se sabe si la ejecución de dichos proyectos se
dio con las condiciones de trabajo que establece la JEP. [El Tiempo. (2017)]

Por otra parte, también genera serias dudas la consideración de reducir las penas a los ex – combatientes
que no hayan tenido responsabilidad determinante en graves crímenes. El punto a debatir es el que hace
referencia a la imprecisión al definir hasta qué punto se considera que un miembro de las FARC – EP,
que haya participado en la ejecución de acciones criminales graves, tiene una responsabilidad no
determinante sobre esa acción. De esta manera, se corre el riesgo de dar amnistía, o generar impunidad,
sobre crímenes graves. [El Tiempo. (2017)]

Otro punto que ha sido cuestionado por la organización HRW, ha sido el de la posibilidad de participación
política, y de la opción de aspirar a cargos públicos, de los ex – combatientes del grupo armado ilegal
cuestión durante el tiempo del cumplimiento de sus penas. En este sentido, el vocero de la organización
en cuestión ha señalado que, al no precisar si los ex – combatientes del grupo armado sometido a dicha
jurisdicción pueden, o no, participar en las dinámicas políticas durante el cumplimiento de sus condenas,
si lo pueden hacer, se entraría en un detrimento de la capacidad sancionatoria del marco jurídico en
cuestión. [El Tiempo. (2017)]

De esta manera, y a modo de conclusión, se puede decir que la Jurisdicción Especial para la Paz tiene
ciertas imprecisiones que dan lugar a dudas sobre la capacidad de este marco jurídico para cumplir los
propósitos de la justicia transicional. Por un lado, porque la posición de las víctimas no ha sido
considerada de la manera adecuada, según las pautas adoptadas por la comunidad internacional, en el
diseño de los acuerdos y del marco jurídico en cuestión. Por otro lado, también queda en entredicho, la
capacidad de dicha jurisdicción para cumplir la función sancionatoria de los procesos de justicia
transicional, con referencia al juicio y sanción de las infracciones a los Derechos Humanos.
Referencias

1. Oficina del Alto Comisionado para la Paz. (s. f.) ABC Jurisdicción Especial para la Paz. Bogotá
D. C., Colombia: Oficina del Alto Comisionado para la Paz. Dirección de la que se extrajo el
documento (URL): http://www.altocomisionadoparalapaz.gov.co/Documents/informes-
especiales/abc-del-proceso-de-paz/abc-jurisdiccion-especial-paz.html
2. Méndez Méndez. N. (04 de noviembre de 2011). Repensando los componentes de la Justicia
Transicional. Bogotá D.C., Colombia: Departamento Nacional de Planeación. Dirección de la
que se extrajo el documento (URL):
https://www2.fcm.org.co/fileadmin/Contenidos/pdf/justicia_transicional.pdf
3. Corporación Jurídica Yira Castro. (s. f.) Participación de las víctimas en Jurisdicción Especial
para la Paz. Bogotá D. C., Colombia: Corporación Jurídica Yira Castro. Dirección de la que se
extrajo el documento (URL): http://cjyiracastro.org.co/wp-
content/uploads/2017/03/PARTICIPACIÓN-DE-LAS-VÍCTIMAS-EN-JURISDICCIÓN-
ESPECIAL-PARA-LA-PAZ.pdf
4. International Center for Transitional Justice. (ICTJ). (2018). Qué es la Justicia Transicional. (s.
l.): International Center for Transitional Justice (ICTJ). Dirección de la que se extrajo el
documento (URL): https://www.ictj.org/es/que-es-la-justicia-transicional
5. Gómez Maseri. S. (09 de octubre de 2017) HRW expone falencias en reglas en reglas de la justicia
Especial para la Paz. El Tiempo. Dirección de la que se extrae el documento (URL):
http://www.eltiempo.com/mundo/eeuu-y-canada/human-rights-watch-critica-proyecto-de-
justicia-especial-de-paz-139072