Está en la página 1de 1

Walt Antes de Mickey

Seguramente al escuchar el nombre de “Mickey Mouse” te vendrá


incontables recuerdos llenos de risas. Para Walter Elías Disney no siempre fue
así.
Había una vez un niño llamado Walter, con sueños muy grandes, su pasión
era el dibujo; las caricaturas. No era destacado en el colegio, creció
inmotivado por su padre; pero con la determinación de un gigante. Cuando
era Adolescente fue a vivir a Kansas City. Trabajó en una empresa de
publicidad, allí conoció a Ub Iwerks; un joven igual a él. Ub y Walter se
hicieron muy buenos amigos. Juntos emprendieron un estudio para
caricaturas cinematográficas llamada “Laugh-O-Gram”, consistía en crear
animaciones y venderlas a empresas que se dedicaban a la proyección de
películas. El método de vender sus creaciones fue por medio de un agente de
ventas. No les fue bien; cayeron en quiebra. Walter tocó fondo, llegó a tal
punto de no tener ni para comer. Decidió volver a casa y buscar trabajo como
director de cámaras, no le aceptaron en ningún lugar.
Walter quiso intentarlo una vez más. Reunió un nuevo equipo, continuó con
un proyecto que dejó; “Alicia”. Su principal cliente, Charles Mintz se adueñó
de “Alicia”.
Al parecer se estaba repitiendo lo que pasó en Kansas City.
“Walt” no se amilanó ante las circunstancias y apostó por seguir sus sueños.
Junto a su equipo crearon a un personaje llamado “Murphy” al cual le
cambiaron por el nombre de “Mickey”. Fue muy aprobada por el público, el
cual consistía en personas de todas las edades.
“Si tienes un sueño y crees en él, corres el riesgo de que se convierta en
realidad
– Walt Disney.

Franck Gamonal 23/05/18