Está en la página 1de 21

Lippincott’s Illustrated Reviews – Visualizar ayuda a comprender

Doan · Melvold · Viselli · Waltenbaugh


Lippincott’s
Illustrated
Reviews

ía
Editores de la colección
La nueva obra Lippincott’s Illustrated Reviews: Immunología es un instrumento de estudio ideal
para el cambiante entorno académico actual. Este texto ayuda a los estudiantes a revisar, asimi-
Richard A. Harvey
lar e integrar gran cantidad de información importante y compleja. La lectura es fácil y el formato Pamela C. Champe

og
agradable, y las 300 ilustraciones a todo color pueden utilizarse tanto en el aula como en la pre-
paración de los exámenes.

Los aspectos más destacados de la presente edición son:

• En los resúmenes de cada capítulo se repasan los conceptos más importantes para entender-

ol
las y fijarlos de forma definitiva.
• Cabe destacar la presencia de recuadros con información clínica de casos reales que permiten
entender los conceptos clave.
• Las ilustraciones a todo color refuerzan visualmente el contenido y guían a los lectores a través
de los complejos procesos inmunológicos.

un
• Se ha incluido un nuevo capítulo que contiene información sobre las pruebas de laboratorio

Inmunología
más comunes en inmunología así como numerosas consideraciones clínicas.
• En cada capítulo se incluyen unas preguntas que permiten repasar los contenidos adquiridos
de forma autónoma.

Otros títulos de la colección:


Thao Doan

m
Lippincott’s Illustrated Reviews: Bioquímica
Lippincott’s Illustrated Reviews: Inmunología
Roger Melvold
Susan Viselli
Carl Waltenbaugh

In
00 DOAN.qxp:Layout 1 8/7/08 09:18 Página i

Lippincott’s
Illustrated Reviews:

Inmunología
00 DOAN.qxp:Layout 1 8/7/08 09:18 Página ii
00 DOAN.qxp:Layout 1 8/7/08 09:18 Página iii

Lippincott’s
Illustrated Reviews:
Inmunología

Thao Doan, M.D.


Senior Medical Director,
Abbott Laboratories,
Waukegan, Illinois

Roger Melvold, Ph.D.


Professor and Chair, Department of Microbiology and Immunology,
University of North Dakota School of Medicine and Health Sciences,
Grand Forks, North Dakota

Susan Viselli, Ph.D.


Associate Professor, Department of Biochemistry,
Midwestern University,
Downers Grove, Illinois

Carl Waltenbaugh, Ph.D.


Professor, Department of Microbiology-Immunology,
Feinberg School of Medicine,
Northwestern University,
Chicago, Illinois
00 DOAN.qxp:Layout 1 8/7/08 09:18 Página iv

Av. Príncep d’Astúries, 61, 8.o 1.a


08012 Barcelona (España)
Tel.: 93 344 47 18
Fax: 93 344 47 16
e-mail: lwwespanol@wolterskluwer.com

Traducción y revisión:
Dr. Antonio Celada Cotarelo
Catedrático de Inmunología, Universitat de Barcelona
Dra. Annabel F. Valledor
Profesora de Inmunología, Universitat de Barcelona
Dr. Jorge Lloberas Cavero
Profesor de Inmunología, Universitat de Barcelona

El editor no es responsable de los errores u omisiones del texto ni de las consecuencias que se deriven de la aplicación de la informa-
ción que contiene. Esta publicación contiene información general relacionada con tratamientos e interacciones farmacológicos que no
debería utilizarse en pacientes individuales sin antes contar con el consejo de un profesional médico. Se insta al lector a consultar los
prospectos informativos de los fármacos para obtener la información referente a las indicaciones, contraindicaciones, dosis, adverten-
cias y precauciones que deben tenerse en cuenta. El editor ha hecho todo lo posible para confirmar y respetar la procedencia del ma-
terial que se reproduce en este libro y su copyright. En caso de error u omisión, se enmendará en cuanto sea posible.

Derecho a la propiedad intelectual (C. P. Art. 270)


Se considera delito reproducir, plagiar, distribuir o comunicar públicamente, en todo o en parte, con ánimo de lucro y en perjuicio de
terceros, una obra literaria, artística o científica, o su transformación, interpretación o ejecución artística fijada en cualquier tipo de
soporte o comunicada a través de cualquier medio, sin la autorización de los titulares de los correspondientes derechos de propiedad
intelectual o de sus cesionarios.

Reservados todos los derechos.


Copyright de la edición en español © 2008 Wolters Kluwer Health España, S.A.
ISBN edición española: 978-84-96921-13-9

Edición española de la obra original en lengua inglesa Lippincott’s Illustrated Reviews: Immunology, de Thao Doan, Roger Melvold,
Susan Viselli y Carl Waltenbaugh, publicada por Lippincott Williams & Wilkins.

Copyright © 2008 Lippincott Williams & Wilkins


351 West Camden Street
Baltimore, MD 21201
530 Walnut Street
Philadelphia, PA 19106
ISBN edición original: 978-0-7817-9543-2

Composición: Anglofort S.A.


Impresión: R.R. Donnelley Shenzhen
Impreso en: China
00 DOAN.qxp:Layout 1 8/7/08 09:18 Página v

Este libro está dedicado a nuestros estudiantes,


que nos inspiran y animan constantemente
a reexaminar los conceptos de inmunología

Agradecimientos

Agradecemos a Kathleen Scogna, Senior Developmental Editor, su eficiente di-


rección en este proyecto. Además, agradecemos a Betty Sun, Executive Editor,
su apoyo y ánimos. Hacemos extensivo un agradecimiento especial a Matt Chan-
sky, que ha coordinado la ilustración, cuyo talento artístico ha sido inestimable.
Gracias también a Anne Seitz y Diana Geesey, Production Editors, y a la plantilla
de Lippincott Williams & Wilkins por su experiencia y ayuda. Agradecemos al Dr.
Roger H. Kobayashi y Jan Lips sus consejos, en especial con respecto a las Apli-
caciones clínicas. Finalmente, apreciamos el apoyo continuado y constante de
nuestras familias y amigos.
00 DOAN.qxp:Layout 1 8/7/08 09:18 Página vi
00 DOAN.qxp:Layout 1 8/7/08 09:18 Página vii

Índice de capítulos
SECCIÓN I: La percepción del ser: el concepto de lo propio y el reconocimiento
de lo propio/extraño
Capítulo 1: La necesidad de reconocer lo propio 3
Capítulo 2: Antígenos y receptores 11

SECCIÓN II: El sistema inmunitario innato


Capítulo 3: Las barreras contra la infección 25
Capítulo 4: Células del sistema inmunitario innato 33
Capítulo 5: Funciones del sistema inmunitario innato 41

SECCIÓN III: El sistema inmunitario adaptativo


Capítulo 6: Moléculas del sistema inmunitario adaptativo 57
Capítulo 7: Células y órganos 77
Capítulo 8: Generación de diversidad inmunitaria: receptores
antigénicos de los linfocitos 89
Capítulo 9: Desarrollo de los linfocitos 111
Capítulo 10: Activación de los linfocitos 121
Capítulo 11: Funciones efectoras de los linfocitos 139
Capítulo 12: Regulación de las respuestas adaptativas 155

SECCIÓN IV: Aspectos clínicos de la inmunidad


Capítulo 13: El paciente con buena salud: cómo las respuestas
inmunitarias innata y adaptativa preservan la salud 165
Capítulo 14: Reacciones de hipersensibilidad 195
Capítulo 15: Inmunodeficiencia 215
Capítulo 16: Autoinmunidad 239
Capítulo 17: Trasplante 257
Capítulo 18: Tratamiento farmacológico inmunológico 281
Capítulo 19: Inmunidad tumoral 297
Capítulo 20: Medición de las funciones inmunitarias 311
Créditos de las figuras 329
Índice alfabético de materias 331
00 DOAN.qxp:Layout 1 8/7/08 09:18 Página viii

viii #. Chapter Title


00 DOAN.qxp:Layout 1 8/7/08 09:18 Página ix
01 DOAN.qxp:Maquetación 1 4/7/08 16:26 Página 1

SECCIÓN I:
La percepción del ser: el concepto de lo propio
y el reconocimiento de lo propio/extraño

ΓΝΩΘΙ ΣΑΥΤΟΝ («Conócete a ti mismo»)


Palabras originalmente grabadas en oro en el pórtico del
Templo de Apolo en Delfos.

Este dicho —corto pero con profundo significado— resume una necesidad básica de
todas las formas de vida.

De alguna manera, la mayor parte de los organismos de nuestro mundo viven solos.
Están compuestos por células individuales o partículas y, como tales, su necesidad de
reconocerse a sí mismos es aparentemente simple. La célula individual o partícula es
«yo» y el resto de células o partículas son «ellos». Necesitan percibir con cuáles de
«ellos» es apropiado aparearse, o quizás congregarse, pero su versión de lo propio está
limitada por su propia membrana.

Los organismos multicelulares tuvieron que enfrentarse a un nuevo problema duran-


te su evolución. Renunciaron a parte de su independencia a cambio de ganar las ven-
tajas de formar parte de una entidad más grande, un organismo compuesto de múlti-
ples unidades semiindependientes. Inicialmente, cualquiera de estas unidades era
prácticamente como cualquier otra dentro de la estructura general de la entidad, de
manera que extender el concepto de lo propio para incluir otras unidades que eran
esencialmente idénticas quizás fue un salto relativamente pequeño. «Yo» se convirtió
en «nosotros», pero sólo como múltiple de «yo». A medida que los organismos se vol-
vieron más complejos y las diferentes células dentro de un organismo empezaron a
adoptar una división de labor, los organismos generaron una gama de células con di-
ferentes formas y funciones. La distinción de «yo» o «nosotros» de «ellos» se convirtió
en un proceso cada vez más complejo: esa célula adyacente, la cual parece tan diferente de
«yo», ¿es realmente parte de «nosotros» o se trata de un intruso procedente de «ellos»?

El desarrollo de relaciones de comensalismo entre organismos (p. ej., la combinación


de musgo y hongos para formar líquenes o la presencia de flora bacteriana en el in-
testino y la piel de los humanos) todavía requirió más preguntas: si hay un intruso, ¿re-
presenta una amenaza o se puede ignorar con seguridad?; si representa una amenaza, ¿qué de-
bería hacerse para eliminarla?

Estas preguntas son los puntos de partida a partir de los cuales el sistema inmunita-
rio opera. El sistema inmunitario humano utiliza varios mecanismos para formular y
responder estas preguntas. Algunos de estos mecanismos se han usado ampliamente
durante millones de años; otros se han desarrollado más recientemente a partir de gru-
pos de organismos más restringidos. Esta unidad es una introducción de conceptos
para entender cómo el sistema inmunitario humano se ocupa de estas cuestiones.

1
01 DOAN.qxp:Maquetación 1 4/7/08 16:26 Página 2
01 DOAN.qxp:Maquetación 1 4/7/08 16:26 Página 3

La necesidad
de reconocer
lo propio
1
I. GENERALIDADES
Cáncer

H
el
Una amplia variedad de organismos y sus moléculas asociadas supone s
ru

m
Vi

in
to
una amenaza constante para el cuerpo humano. El sistema inmunitario hu-

s
mano —conjunto de mecanismos defensivos que identifican y neutralizan
estas amenazas— es capaz de distinguir los organismos y moléculas «ex-

Protozoos

Hongos
traños» frente a los «propios», todo aquello que pertenece al propio cuer-
po (fig. 1-1). Las amenazas pueden entrar dentro del cuerpo desde el ex-
terior (p. ej., organismos infecciosos o agentes tóxicos) o bien pueden
producirse a partir de cambios potencialmente dañinos dentro del orga-
nismo (p. ej., una célula normal que experimenta una transformación ma-

Ba

as
ct
ligna y se convierte en una célula cancerígena). Afortunadamente, el sis-

n
xi
er

To
ia
tema inmunitario consiste en tres líneas de defensa (fig. 1-2). La primera

s
Procedimientos
línea de defensa consiste en una serie de barreras mecánicas, químicas farmacológicos
y biológicas que protegen el organismo. Si estas barreras sufren una rup-
tura, se activan la segunda y la tercera líneas de sistemas protectores: pri-
mero, el sistema inmunitario innato y, después, el sistema inmunitario Figura 1-1
adaptativo. Amenazas para el individuo. El cuerpo está
continuamente expuesto a numerosos agentes
Para detectar posibles amenazas, los sistemas inmunitarios innato y adap- infecciosos, células cancerígenas, moléculas
tativo utilizan receptores tanto solubles como anclados en la superficie de tóxicas e incluso a los fármacos.
las células. No obstante, estos receptores se generan de diferentes ma-
neras y proporcionan una clara distinción entre los dos sistemas (fig. 1-3).

Barrer
as
Sistem
a inmu
nita
rio inn
Sistem ato
a inmu
adapta n it a r io
tivo

Microbios

Figura 1-2
Protección y respuesta frente a la invasión microbiana. La protección inicial
está conferida por un conjunto de barreras. Cuando sufren una ruptura, los
microbios invasores desencadenan la activación del sistema inmunitario innato
y, si es necesario, del sistema inmunitario adaptativo.

3
01 DOAN.qxp:Maquetación 1 4/7/08 16:26 Página 4

4 1. La necesidad de reconocer lo propio

Algunos receptores reconocen y se unen a moléculas propias, mientras


Receptores en la superficie celular
que otros reconocen y se unen a moléculas extrañas. Algunos receptores
Sistema inmunitario innato Sistema inmunitario adaptativo de moléculas extrañas se expresan en bajas cantidades y están «integra-
Un número limitado de Un número enorme de receptores dos» en el genoma, presentes en todos los individuos sanos. Dichos re-
receptores de reconocimiento de origen somático generados
de patrones altamente mediante reordenación génica ceptores detectan de forma específica moléculas producidas por una gran
conservados («integrados») variedad de organismos diferentes (p. ej., moléculas comunes en células
bacterianas pero no en células humanas). De estos receptores «de estruc-
turas comunes», denominados receptores de reconocimiento de patro-
Genes
} R nes (RRP), se conocen aproximadamente un centenar y forman parte del
sistema inmunitario innato, la segunda línea de defensa (fig. 1-4 A). Las
células y las moléculas del sistema inmunitario innato responden a una in-
John Reordenación vasión microbiana con rapidez y, a menudo, son suficientes para una de-
de genes
fensa eficaz.
Después de las barreras y del sistema inmunitario innato, el sistema in-
munitario adaptativo (fig. 1-4 B), con sus células y moléculas únicas, re-
Genes
} R presenta el tercer nivel de defensa contra las posibles amenazas para el
cuerpo. Durante su desarrollo, los linfocitos derivados de la médula ósea
Betty y del timo (linfocitos B y T, respectivamente) generan distintos receptores.
A través de un proceso de reordenación de un número relativamente pe-
queño de fragmentos génicos que da lugar a un gen combinado que co-
difica el receptor, cada linfocito genera de forma aleatoria un receptor úni-
Genes
} R co. Estos receptores, denominados receptores de origen somático, se
generan al azar antes de cualquier contacto con lo propio o lo extraño; en
el capítulo 8 se describe el proceso detalladamente. Por tanto, con la com-
Matt binación de múltiples fragmentos génicos, cada individuo puede generar
enormes cantidades de linfocitos B y T, cada uno con un receptor único.
Un proceso posterior, mediante el cual los receptores son revisados de for-
ma exclusiva en cada individuo, da lugar a la retención de un grupo de re-
Genes
} R ceptores que es exclusivo para ese ambiente propio y su entorno extraño.
Además, las respuestas iniciales de las células del sistema inmunitario
adaptativo frente a una determinada amenaza o estímulo pueden condu-
Kathleen cir, durante encuentros posteriores con la misma amenaza o estímulo, a
respuestas aumentadas o reprimidas. Esta habilidad para modular la res-
Figura 1-3 puesta inmunitaria frente a sustancias encontradas en múltiples ocasiones
Receptores innatos de reconocimiento de es la base de la memoria inmunológica, una de las características que
patrones y receptores adaptativos de origen distinguen al sistema inmunitario adaptativo del innato.
somático. Cada individuo expresa receptores
de reconocimiento de patrones (sistema Tanto el sistema inmunitario innato como el adaptativo involucran distintas
inmunitario innato) y receptores de origen moléculas y células. Algunas de estas estructuras sólo se encuentran en
somático (sistema inmunitario adaptativo). uno de los dos sistemas, mientras que otras contribuyen tanto a las res-
puestas innatas como a las adaptativas. Por ejemplo, las células del siste-
ma innato pueden actuar por sí mismas para resistir la invasión de orga-
nismos infecciosos; sin embargo, algunas de ellas también desempeñan un
papel fundamental en la activación de las células del sistema adaptativo y
pueden, a su vez, experimentar un aumento de actividad dirigido por las cé-
lulas del sistema adaptativo activadas.
El sistema inmunitario emplea diversos mecanismos de defensa contra los
agentes extraños: muerte, consumición o aislamiento. Una vez se ha pro-
ducido el reconocimiento de los intrusos, muchos de estos mecanismos
también implican la proliferación de células relevantes del hospedador, con
el fin de proveer suficientes células para la defensa. Como muchos sis-
temas biológicos, el sistema inmunitario utiliza la redundancia —múlti-
ples mecanismos con funciones que se superponen— para asegurar que
si un mecanismo no es eficaz, otro lo pueda ser.
Con el tiempo, los hospedadores y microbios han cambiado sus tácticas
varias veces. Algunos microbios han desarrollado maneras de evadir algu-
nas respuestas inmunitarias. Los hospedadores, en consecuencia, han
01 DOAN.qxp:Maquetación 1 4/7/08 16:26 Página 5

II. El concepto inmunológico de lo propio 5

p t o r e s d e comida
A B
Menú de rece Xing
va de Ped plato d
e la
Adaptateinú combinandoduenla columna C! .
m no a
propio olumna B y u mente infinit
uye tu c e
Constr A, uno de la idas aparent
a m
column ariedad de co C
Columnnacipal
¡Una v B ri
A Columannate Plato p
e Fred Columnaa Entr Ternera Kung Pa o
o
om ida innata d Sop
eptores de c pr im av er a rn e de cerd
Rollito Tiras de ca
Menú de rec Sopa de huevo hu ev o m en dras
Tostada
Rollito de Pollo co n al

Desayuno on queso
Won Ton ue en sa do
amburguesa c
Fo nd Pa to pr
H Picante y agria Gambas a la ba
rbacoa
Pollo Szechwa
Comida les ba rb ac oa
Sopa de vegeta a la ienta
Pollo frito
o
es Carne de ce rd Ternera a la pim o
Puré de legumbr rb acoa Tsa
Cena Cos ti lla s a la ba de l G en er al
miento! Pollo
de acompaña
platos as!
los dí Pollo al lim ón
Tempura Carne de cerdo
agridulce
¡No se sirven nes! ¡Mismo menú todos So pa de nido de ave
rroz fri to
ucio tiburón A
¡No hay sustit Sopa de cola de

Newton el neutrófilo evalúa la variedad Louie el linfocito evalúa la variedad


de receptores disponibles de receptores disponibles

Figura 1-4
Diversidad de receptores de los sistemas inmunitario innato y adaptativo. A. Los receptores del sistema inmunitario innato (receptores
de reconocimiento de patrones) están limitados en número y diversidad, y son comunes entre diferentes individuos normales. B. Los
receptores de origen somático presentes en linfocitos del sistema inmunitario adaptativo se basan en combinaciones génicas aleatorias
que resultan en la producción de un número muy elevado de receptores diferentes.

desarrollado estrategias defensivas adicionales. A la larga, algunos micro-


bios podrían evadir estas estrategias. Así, estas innovaciones microbianas
dirigen de nuevo el desarrollo de otros mecanismos de defensa adiciona-
les, y así sucesivamente. Por este motivo, la relación entre el hospedador
y el microbio básicamente es una continua lucha recíproca.

II. EL CONCEPTO INMUNOLÓGICO DE LO PROPIO

Si tuviera que describir qué le hace único como individuo, puede ser que
hiciera una lista de sus características (p. ej., color de los ojos, cabello y
piel, grupo sanguíneo). También podría hacer una lista de las característi-
cas que nunca tendría (p. ej., lipopolisacáridos, hemaglutininas, plumas,
escamas, alas). El sistema inmunitario hace distinciones similares. Por
ejemplo, los receptores conservados del sistema inmunitario innato se han
seleccionado durante el período de evolución para reconocer sólo molécu-
las extrañas indicadoras de la presencia de un intruso, tales como el lipo-
01 DOAN.qxp:Maquetación 1 4/7/08 16:26 Página 6

6 1. La necesidad de reconocer lo propio

polisacárido presente en la superficie de numerosos tipos de bacterias.


Por otro lado, los receptores de alta variabilidad de la respuesta inmunita-
ria adaptativa, generados de novo en ciertas células somáticas de cada in-
dividuo, reconocen tanto lo propio como lo extraño. En consecuencia, las
células que expresan estos receptores se deben someter a un proceso de
selección o «educación» que les permita aprender primero qué es lo pro-
pio en ese individuo en particular y después considerar (por defecto) que
el resto de elementos constituyen lo extraño.

A. El reconocimiento de lo propio
Las células del cuerpo utilizan el reconocimiento de lo propio para de-
terminar si una molécula o célula que acaba de ser detectada dispone
de las estructuras adecuadas que demuestran que es una parte del pro-
pio cuerpo. Este reconocimiento es importante por diferentes motivos.
La habilidad de reconocer lo propio permite que las células de los or-
ganismos multicelulares sepan si otras células, con las cuales han en-
trado en contacto, pertenecen al mismo organismo y si es seguro inter-
actuar con ellas. En muchas respuestas inmunitarias, el reconocimiento
de tales estructuras propias es absolutamente necesario para que las
células puedan interactuar con éxito y desarrollar algunas funciones.
Estas estructuras propias normalmente están ausentes en las células
microbianas invasoras y también pueden estarlo en algunas células del
cuerpo anómalas (p. ej., algunas células cancerígenas) y en células de
otros individuos de la misma especie (p. ej., en un tejido trasplantado).

B. El reconocimiento de la ausencia de lo propio


Además de mediar una interacción productiva, la ausencia de los indi-
cadores de lo propio puede estimular el ataque contra cualquier célula
que carece de ellos. Por ejemplo, determinadas células del sistema in-
munitario innato (linfocitos citolíticos naturales) disponen de receptores
que reconocen las señales de estrés expresadas en células infectadas o
cancerígenas. Mediante la utilización de un segundo grupo de recepto-
res, los linfocitos citolíticos naturales examinan las células alteradas para
determinar si poseen la cantidad suficiente de un tipo particular de mo-
léculas de la superficie celular denominadas complejo principal de his-
tocompatibilidad de clase I (MHC I, major histocompatibility complex I),
que deberían estar presentes en todas las células normales nucleadas del
cuerpo. Las células que sufren alteraciones debido a un cáncer o a de-
terminadas infecciones víricas pueden experimentar una drástica reduc-
ción (o eliminación por completo) de la expresión de dichas moléculas.
Los linfocitos citolíticos naturales pueden entonces detectar esta dismi-
nución de la expresión de las moléculas del MHC I y destruir las células
anómalas.

C. El reconocimiento de lo extraño
La habilidad de reconocer algo que no es propio y contra lo que aún no
se ha luchado previamente representa un importante reto biológico. El
sistema inmunitario se enfrenta a este reto mediante la utilización de
los receptores de reconocimiento de patrones y los receptores de ori-
gen somático mencionados previamente (v. fig. 1-3). Los primeros re-
presentan un grupo de receptores genéticamente estables que han sido
seleccionados evolutivamente para reconocer y unir estructuras pro-
ducidas bien por organismos filogenéticamente distantes (p. ej., micro-
bios) bien por células propias como respuesta a una agresión (p. ej.,
infección o daño). Los receptores extremadamente variables de origen
somático en los linfocitos están basados en un número de genes rela-
tivamente pequeño que se transmiten de forma rutinaria de una gene-
01 DOAN.qxp:Maquetación 1 4/7/08 16:26 Página 7

III. La memoria inmunológica 7

ración a otra, pero que se reestructuran de forma aleatoria en cada lin-


focito. El resultado de este proceso es la generación de un vasto gru-
po de receptores en cada individuo, algunos de los cuales serán capa-
ces de reconocer y unir lo extraño.
1. La vía de los receptores de reconocimiento de patrones (RRP): los
RRP están diseñados para reconocer y unir únicamente estructuras
extrañas que normalmente no están presentes en el cuerpo, pero
que son abundantes en el mundo microbiano. Las estructuras de
estos receptores están directamente codificadas en el genoma. Por
este motivo, se transmiten a través de generaciones y se expresan
en todos los individuos de una misma especie de forma esencial-
mente idéntica. Este tipo de reconocimiento es característico del sis-
tema inmunitario innato. Los RRP identifican estructuras típicamen-
te asociadas a microbios pero no a células hospedadoras. Algunos
RRP (p. ej., receptores de tipo toll) se encuentran en la membrana de
diversos tipos celulares, mientras que otros (p. ej., moléculas del
complemento) se encuentran de forma soluble. La función de los
RRP se explica con más detalle en los capítulos 2 y 5, los cuales tra-
tan la respuesta inmunitaria innata.
2. La vía de los receptores de origen somático: un subgrupo de leu-
cocitos, los linfocitos T y B, son las únicas células capaces de pro-
ducir los receptores de origen somático del sistema inmunitario
adaptativo. Cada linfocito T o B utiliza la reordenación del ADN (y, en
algunos casos, la mutación somática) para desarrollar un gran nú-
mero de receptores diferentes. Pese a que cada célula solamente
produce un único tipo de receptor capaz de reconocer una única es-
tructura, el número total de células que experimentan este proceso
permite el desarrollo de un conjunto de receptores capaz de reco-
nocer más de 1010 estructuras diferentes. Dado que cada una de
esas células genera su único receptor de forma aleatoria, algunas Magnitud y velocidad Magnitud y velocidad
de la respuesta de la respuesta
desarrollan receptores capaces de reconocer lo propio, mientras que inmunitaria innata inmunitaria adaptativa
otras desarrollan receptores que reconocen lo extraño. En conse- Estímulo
cuencia, los linfocitos T y B son sometidos a procesos de «educa-
ción» con la finalidad de eliminar aquellos que portan receptores que
Primera exposición
podrían reconocer y atacar estructuras normales dentro del orga-
nismo. Además, algunos linfocitos desarrollan receptores que no son
capaces de interactuar adecuadamente con otras células del cuer-
po y, por consiguiente, también son eliminados. Una vez activados,
Segunda exposición
los linfocitos T y B restantes pueden generar respuestas inmunitarias
potentes y letales dirigidas hacia la eliminación de células y molé-
culas extrañas.
Tercera exposición

III. LA MEMORIA INMUNOLÓGICA

Las células y las moléculas del sistema inmunitario innato tratan cada en-
Exposición
cuentro con un determinado invasor microbiano como si lo estuvieran re- posterior
conociendo por primera vez. El sistema adaptativo, por el contrario, tiene
la capacidad de beneficiarse del primer encuentro con un estímulo parti-
cular (p. ej., un microbio específico) para modificar o adaptar la(s) res- Figura 1-5
puesta(s) a cualquier encuentro posterior con el mismo estímulo (fig. 1-5). La memoria inmunológica. El sistema
Esta memoria inmunológica permite que el sistema inmunitario adapta- inmunitario innato reacciona contra un cierto
tivo amolde sus respuestas a las células o moléculas que encuentra en estímulo con una intensidad constante,
independientemente del número de veces que
múltiples ocasiones. En algunos casos, por ejemplo ante microbios comu- haya sido expuesto a ese estímulo. El sistema
nes, las respuestas posteriores pueden ser más rápidas y vigorosas para inmunitario adaptativo puede adaptar y
aumentar así la velocidad de eliminación de tales microbios, a menudo an- modificar su respuesta después de cada
tes de que su presencia pueda ser detectada por otros mecanismos. En exposición a un estímulo determinado.
01 DOAN.qxp:Maquetación 1 4/7/08 16:26 Página 8

8 1. La necesidad de reconocer lo propio

otros casos, las respuestas inmunitarias contra determinadas sustancias


Salida Piel extrañas pueden estar reprimidas, como por ejemplo, contra células y mo-
Isla
Granuloma léculas no dañinas que se encuentran en la piel, en el aire que respiramos
Membrana
mucosa Aislamiento o en la comida o agua que consumimos. Por tanto, la memoria inmunoló-
gica proporciona al cuerpo la capacidad de tratar de forma diferencial las
Los microbios inician el ataque.
partículas extrañas peligrosas o las potencialmente inocuas.
Secreciones
antimicrobianas
El juego de la infección HOGAR

¿Puedes guiar a los microbios a través


DULCE
HOGAR IV. MECANISMOS DE DEFENSA
de todos estos mecanismos defensivos Microbios
del sistema inmunitario? comensales
Linfocitos Complemento Células El sistema inmunitario es, junto con los sistemas nervioso y endocrino, uno
Defectos en citolíticos fagocíticas
el sistema naturales de los mayores sistemas de comunicación del cuerpo. La mayor parte de
inmunitario. las respuestas inmunitarias requieren interacciones fructíferas entre múlti-
Avanzas
6 casillas ples células y moléculas.
Linfo-
citos T Una vez el sistema inmunitario decide proceder a la eliminación de una
partícula peligrosa, pasa a depender de tres mecanismos generales. La
Los microbios encuentran numerosos
amenaza se puede aislar, degradar o ingerir y consumir, o bien se puede uti-
obstáculos que inhiben su reproducción
o el establecimiento de infecciones de lizar alguna combinación de estas acciones. Dentro de estas categorías
larga duración en el cuerpo humano. generales, numerosos tipos de mecanismos (fig. 1-6) están disponibles
bien para inhibir la dispersión o crecimiento de los invasores microbianos
Anticuerpos
o bien para matarlos. Las barreras mecánicas (p. ej., la piel y las membra-
Inflamación Daño a la Meta
membrana nas mucosas), las barreras químicas (p. ej., moléculas microbicidas)
y las barreras biológicas (p. ej., la presencia de microbios comensales) opo-
Muerte celular nen resistencia a la entrada inicial de microbios dentro del cuerpo. Los mi-
programada
crobios que consiguen entrar se pueden aislar dentro de estructuras
(p. ej., granulomas) para restringir su capacidad de dispersión hacia otras
Figura 1-6 partes del cuerpo. Las células extrañas se pueden degradar al dañar físi-
Mecanismos de defensa inmunitarios. El camente sus membranas u obligándolas a entrar en un proceso de muer-
sistema inmunitario utiliza un arsenal de
te celular programada (apoptosis), a través del cual ellas mismas destru-
mecanismos de protección para inhibir o
destruir los microbios invasores. Esta yen sus propios ácidos nucleicos. Las células fagocíticas capturan e
ilustración incluye algunos y su secuencia ingieren microbios y restos celulares. La ingestión y consiguiente degra-
puede variar. dación de microbios o restos celulares también induce a algunas células fa-
gocíticas a secretar moléculas que activan de forma selectiva otros ele-
mentos del sistema inmunitario. Los linfocitos citolíticos naturales pueden
detectar y destruir células hospedadoras que muestran ciertas caracterís-
ticas anormales (p. ej., derivadas de infecciones víricas). Los anticuerpos
(producidos por linfocitos B) y las moléculas de complemento pueden unir-
se a los microbios e iniciar su destrucción, mientras que los linfocitos T
pueden atacar a microbios y células infectadas de forma directa o indirec-
ta. Tras percibir la presencia de una amenaza, muchas de las células del
sistema inmunitario también proliferan rápidamente para asegurar una po-
blación de células suficientemente grande con la que hacer frente a esa
amenaza.
01 DOAN.qxp:Maquetación 1 4/7/08 16:26 Página 9

Preguntas de estudio 9

Resumen del capítulo

• El sistema inmunitario distingue las células y las moléculas que per-


tenecen al cuerpo (propias) de aquellas que no lo son (extrañas) me-
diante la utilización de los sistemas inmunitarios innato y adaptativo.
• Tanto el sistema inmunitario innato como el adaptativo utilizan re-
ceptores para detectar las posibles amenazas. Estos receptores
pueden estar tanto en superficies celulares como de forma soluble.
• Las células y las moléculas del sistema inmunitario innato responden
rápidamente a la invasión microbiana y, a menudo, son suficientes
para la defensa.
• Las células utilizan el reconocimiento de lo propio para determinar si
una molécula o célula que acaba de ser detectada dispone de las es-
tructuras adecuadas que demuestran que pertenece al propio cuerpo.
• El reconocimiento de algo extraño y que no se ha detectado previa-
mente se consigue mediante receptores de reconocimiento de pa-
trones y receptores de origen somático.
• La memoria inmunológica permite que el sistema inmunitario adap-
tativo amolde sus respuestas frente a las partículas a las cuales se
enfrenta en múltiples ocasiones.
• El sistema inmunitario puede eliminar las amenazas bien mediante el
aislamiento, la degradación o la ingestión (consumición) de las
mismas, o bien mediante una combinación de estas acciones.

Preguntas de estudio
1.1 El reconocimiento inmunológico de las moléculas que per-
tenecen a lo propio es importante para La respuesta correcta es la B. La identificación de lo propio in-
dica al sistema inmunitario que la célula o molécula recono-
A. activar los linfocitos citolíticos naturales del sistema in- cida no es un enemigo. Los linfocitos citolíticos naturales uti-
munitario innato. lizan este mecanismo de reconocimiento de lo propio para
B. determinar si es seguro interactuar con esa molécula. interrumpir su ataque contra células que ellos perciben como
C. inducir en un linfocito T o B la síntesis de un receptor de anómalas. Los linfocitos B y T generan receptores indepen-
origen somático contra esa molécula. dientemente del encuentro inicial con las moléculas propias.
D. estimular la unión de receptores de reconocimiento de Los receptores de reconocimiento de patrones, por otro lado,
patrones. están genéticamente programados para reconocer lo extraño.
E. inducir un ataque contra la célula que expresa esa mo- Si se induce el ataque contra alguna célula que expresa una
lécula propia. molécula propia, el reconocimiento inmunitario viola su «pac-
to de no agresión» contra las células y las moléculas del hos-
pedador y da origen a un problema interno denominado au-
1.2 Los linfocitos citolíticos naturales evalúan si otras células toinmunidad.
son anómalas mediante la detección de tipos y niveles de
A. moléculas del MHC I
B. moléculas extrañas La respuesta correcta es la A. Las moléculas del MHC I son
C. patrones moleculares asociados a patógenos moléculas involucradas en la identificación de lo propio que
D. receptores de reconocimiento de patrones se encuentran en todas las células nucleadas del hospedador.
E. receptores de superficie de origen somático Los linfocitos citolíticos naturales, después de establecer con-
tacto con células que expresan las señales de estrés, toman
la decisión de matarlas o no mediante la evaluación de la ex-
asociados a la superficie celular.
presión de los tipos y las cantidades adecuadas de molécu-
las del MHC I. Pese a que son miembros del sistema inmuni-
tario innato, los linfocitos citolíticos naturales no reconocen
los patrones moleculares asociados a patógenos ni los re-
ceptores de reconocimiento de patrones. Los linfocitos cito-
líticos naturales son incapaces de reconocer los receptores
de origen somático en la superficie celular.
01 DOAN.qxp:Maquetación 1 4/7/08 16:26 Página 10

10 1. La necesidad de reconocer lo propio

1.3 Los receptores de reconocimiento de patrones se unen a


La respuesta correcta es la E. Los receptores de reconoci-
A. linfocitos B y T.
miento de patrones (RRP) están codificados por el genoma
B. moléculas asociadas a células del hospedador.
para unir moléculas expresadas de forma amplia en el mun-
C. moléculas del MHC I.
do microbiano pero no en las células del hospedador. En con-
D. linfocitos citolíticos naturales. secuencia, los RRP no pueden reconocer las moléculas aso-
E. patrones moleculares asociados a patógenos. ciadas al hospedador, como por ejemplo las moléculas del
MHC I o las células provinientes del hospedador, como por
ejemplo linfocitos B, T o citolíticos naturales.
1.4 Los receptores de origen somático que se encuentran en
linfocitos B o T
A. están unidos únicamente a moléculas del MHC I. La respuesta correcta es la E. Los linfocitos B, derivados de
B. están codificados en la línea germinal para reconocer la médula ósea, y los linfocitos T, derivados del timo, generan
los patrones moleculares asociados a patógenos. receptores de origen somático durante su desarrollo. A dife-
C. se producen por primera vez tras un encuentro inicial rencia de los linfocitos citolíticos naturales, los linfocitos B y T
con lo extraño. son incapaces de determinar la cantidad de moléculas del
D. son idénticos entre individuos. MHC I existentes en la superficie de las células nucleadas. Asi-
E. se generan de forma aleatoria durante el desarrollo. mismo, a diferencia de los receptores del sistema inmunitario
innato, los receptores somáticos de los linfocitos T y B se ge-
neran de forma aleatoria y varían enormemente entre indivi-
1.5 La memoria inmunológica hace referencia a duos. Los receptores de linfocitos T y B se forman antes de
que se produzca la estimulación del antígeno.
A. la activación de células fagocíticas para ingerir micro-
bios invasores.
B. los cambios en las respuestas inmunitarias adaptativas
que se producen tras sucesivos encuentros con el an- La respuesta correcta es la B. Una de las características prin-
tígeno. cipales del sistema inmunitario adaptativo es la capacidad,
C. la constancia de la respuesta del sistema inmunitario tras la exposición reiterada a un estímulo antigénico, de alte-
innato frente a las partículas microbianas. rar progresivamente su respuesta. Mientras lleva a cabo esta
D. el reconocimiento de patrones moleculares asociados función, debe recordar la exposición previa, proceso conoci-
a patógenos mediado por los receptores de reconoci- do como memoria. Pese a que son miembros del sistema in-
miento de patrones. munitario innato y no poseen memoria inmunológica, las cé-
E. la estimulación de apoptosis en las células del hospe- lulas fagocíticas pueden estar influenciadas por el sistema
inmunitario adaptativo. La constancia de las respuestas in-
dador defectuosas que presentan una reducción de los
munitarias cuando se comparan sucesivos encuentros con el
niveles de moléculas del MHC I.
estímulo es una de las características principales de la res-
puesta inmunitaria innata. La memoria inmunológica del sis-
tema inmunitario adaptativo no se transmite genéticamente
1.6 El virus de la gripe infecta a seres humanos e induce una de una generación a otra. La detección de la disminución de
respuesta inmunitaria que, a menudo, resulta insuficiente los niveles de expresión del MHC I es una función de los lin-
para proteger al individuo de la enfermedad o la muerte. focitos citolíticos naturales, miembros del sistema inmunita-
¿Cuáles de las siguientes estructuras se encuentran en los rio innato.
virus de la gripe, permitiéndoles ser reconocidos por el sis-
tema inmunitario humano?
A. Moléculas del MHC I La respuesta correcta es la C. Las moléculas en la superficie
B. Moléculas del MHC II del virus que no se encuentran en la superficie de las célu-
C. Patrones moleculares asociados a patógenos las del hospedador forman parte del conjunto de patrones
D. Receptores de reconocimiento de patrones moleculares asociados a patógenos. Los receptores de
E. Receptores de origen somático reconocimiento de patrones se encuentran en las células
del hospedador. Las moléculas del MHC I y II están presen-
tes en las células del hospedador pero no en los virus. Los
receptores de origen somático se encuentran en los linfoci-
tos T y B.
Lippincott’s Illustrated Reviews – Visualizar ayuda a comprender

Doan · Melvold · Viselli · Waltenbaugh


Lippincott’s
Illustrated
Reviews

ía
Editores de la colección
La nueva obra Lippincott’s Illustrated Reviews: Immunología es un instrumento de estudio ideal
para el cambiante entorno académico actual. Este texto ayuda a los estudiantes a revisar, asimi-
Richard A. Harvey
lar e integrar gran cantidad de información importante y compleja. La lectura es fácil y el formato Pamela C. Champe

og
agradable, y las 300 ilustraciones a todo color pueden utilizarse tanto en el aula como en la pre-
paración de los exámenes.

Los aspectos más destacados de la presente edición son:

• En los resúmenes de cada capítulo se repasan los conceptos más importantes para entender-

ol
las y fijarlos de forma definitiva.
• Cabe destacar la presencia de recuadros con información clínica de casos reales que permiten
entender los conceptos clave.
• Las ilustraciones a todo color refuerzan visualmente el contenido y guían a los lectores a través
de los complejos procesos inmunológicos.

un
• Se ha incluido un nuevo capítulo que contiene información sobre las pruebas de laboratorio

Inmunología
más comunes en inmunología así como numerosas consideraciones clínicas.
• En cada capítulo se incluyen unas preguntas que permiten repasar los contenidos adquiridos
de forma autónoma.

Otros títulos de la colección:


Thao Doan

m
Lippincott’s Illustrated Reviews: Bioquímica
Lippincott’s Illustrated Reviews: Inmunología
Roger Melvold
Susan Viselli
Carl Waltenbaugh

In