Está en la página 1de 1

HORMIGÓN PROYECTADO: ANÁLISIS DE LA EVOLUCIÓN DE LA VÍA

SECA A LA VÍA HÚMEDA

AUTOR: ALBERTO MARIN LOZANO

TUTORES: ANTONIO AGUADO DE CEA


LUIS AGULLÓ FITÉ

RESUMEN

En el contexto del proceso constructivo de obras de hormigón, la proyección del material sobre
una superficie a alta velocidad constituye una técnica de puesta en obra interesante desde el punto de vista
productivo ya que reúne dos etapas del proceso (colocación y compactación) en una misma acción
constituida por la proyección. Esta modalidad de puesta en obra del hormigón da lugar a lo que se conoce
como hormigón proyectado.

Para la proyección del hormigón hay básicamente 2 procedimientos o técnicas. La proyección


por vía seca y la proyección por vía húmeda. El primer sistema de proyección fue por vía seca (1911) y se
caracteriza principalmente porque la mezcla entre la parte sólida y el agua se produce justamente en la
boquilla de proyección. Los materiales sólidos se introducen en una manguera donde son impulsados por
medio de aire comprimido. El método de proyección por vía húmeda no surgió hasta los años sesenta y
presenta ciertas variaciones tanto en lo que respecta a la fabricación del hormigón como a su transporte
respecto a la vía seca. En esta ocasión, la mezcla del agua y la parte sólida se realiza antes de que el
material entre en la manguera. Además, el transporte del hormigón se puede realizar por aire comprimido
o bien por bombeo.

La elección de un hormigón fabricado por una vía o por otra, va en función de diversos factores
como las características de la obra donde se debe utilizar, características de la empresa, características
medioambientales, etc.

Dentro del ámbito que concierne al hormigón proyectado, el presente estudio se centra en el paso
de la proyección del hormigón por vía seca a vía húmeda y en la situación en que se encuentra la técnica
del hormigón proyectado en la actualidad tanto en España como en el resto del mundo.

En el capítulo 1, se ha definido el marco general y los objetivos principales que se persiguen en


este trabajo, así como los aspectos metodológicos utilizados para su consecución. En el capítulo 2, se
presenta el estado del conocimiento sobre las técnicas de proyección del hormigón, sus diferencias, y una
recopilación de distintas propuestas para la dosificación de un hormigón proyectado de partida, teniendo
en cuenta distintos aspectos como son, las normativas y recomendaciones a nivel internacional y el
trabajo de distintos autores.

Dentro del capítulo 3 se exponen las causas que han llevado a la implantación de la vía húmeda y
se desarrollan las características específicas de la proyección por vía húmeda. Se comenta el diseño de la
mezcla para proyección por vía húmeda, y las adiciones y aditivos que se usan, analizando las ventajas
que suponen para el hormigón. En concreto se hace hincapié en las fibras metálicas y en los acelerantes
de fraguado, que están en auge, y han permitido mejorar las propiedades del hormigón proyectado de tal
manera que en muchas ocasiones supera al hormigón normal tanto en calidad como en rentabilidad
económica.

En el capítulo 4, se realiza el análisis de toda la información recopilada. Se han recogido


distintas obras de túneles en las que se utiliza hormigón proyectado (se encuentran en el Anejo nº 1) y de
cada uno de estos se apuntan sus datos básicos y se elaboran unas tablas con las dosificaciones de los
materiales utilizados en el hormigón proyectado y otros parámetros interesantes. El análisis y estudio
comparativo consiste en ver la situación actual del hormigón proyectado en España, en Europa y en el
resto del mundo y a partir de ahí extraer conclusiones.

En el capítulo 5, último de este estudio, se exponen las conclusiones que se han obtenido de los trabajos
realizados y se apuntan las tendencias que va a tener el hormigón proyectado en un futuro cercano.

Intereses relacionados