Está en la página 1de 23

ARTICULACIÓN DEL TOBILLO

[Subtítulo del documento]

[Escuela]
[Título del curso]
ARTICULACIÓN DEL TOBILLO

Contenido
INTRODUCCIÓN ............................................................................................... 2

Anatomía de tobillo ......................................................................................... 3

ARTICULACIÓN .......................................................................................... 8

1
ARTICULACIÓN DEL TOBILLO

INTRODUCCIÓN

La articulación del tobillo, debido a su configuración anatómica, es una de las


más congruentes y, por tanto, de las más estables de la extremidad inferior. A
través de ella se realizan los movimientos de flexión y extensión del pie. Su
correcta morfología es fundamental para el mantenimiento de la bóveda plantar
y, desde un punto de vista funcional, trabaja junto con la articulación
subastragalina.

En el siguiente trabajo daremos a conocer el tipo de articulación, los movimientos


que realiza, los músculos que actúan en cada movimiento, los elementos
estabilizadores pasivos como son los ligamentos.

2
ARTICULACIÓN DEL TOBILLO

BIOMECÁNICA DE TOBILLO

ANATOMÍA DE TOBILLO

La articulación del tobillo está formada por tres huesos: el peroné, la tibia y el
astrágalo. Los dos primeros conforman una bóveda en la que encaja la cúpula
del tercero.

 TIBIA

La tibia, es el hueso largo que se encuentra en la


parte interna y anterior de la pierna, el cual tiene
una forma de prisma triangular. Articula con el
peroné, el astrágalo y con el fémur. Este tiene dos
curvaturas que marcan un sentido contrario:
donde la curvatura inferior llega a ser cóncava en
dirección hacia dentro; y la superior es cóncava
hacia afuera. Está compuesto por una diáfisis y
por dos epífisis. Ubicada justo al lado del peroné,
con el cual se articula en su extremo proximidal y
distal; y con relación a la pierna se halla en el lado medial. La tibia llega a
ser uno de los huesos de mayor tamaño y fuerza de la pierna, encontrándose
justo bajo de la rodilla, siendo el hueso que conecta con el tobillo. Su función
principal es aguantar todo el peso del cuerpo y a la vez servir como medio
de apoyo para la locomoción.

Partes de la tibia

Epífisis proximal: Esta es la que interviene para hacer posible la


articulación de la rodilla, el cual mantiene relación directa con el fémur.

Epífisis distal: Es la parte que comparte la articulación del tobillo con la


epífisis distal del peroné.

Borde anterior: También se le conoce como cresta anterior de la tibia.


Finaliza por la parte inferior con el maléolo, y termina por la superior con la
tuberosidad anterior.

3
ARTICULACIÓN DEL TOBILLO

Borde interna: Es aquella que presenta la inserción de la aponeurosis


palmar. Parte donde se inserta la aponeurosis tibial.

Borde externa: Se trata de la parte que se halla del lado contrario al maléolo
interno. Este posee una superficie articular en su parte inferior para el
peroné.

Es en esta parte de la tibia donde se inserta la membrana interósea.

Cara externa: Es aquí donde se llega a insertar el tibial anterior.

Cara posterior: Es la parte donde se halla la cresta oblicua de la tibia.

Cara interna: Es la cara que está en contacto directo con la piel, la cual se
distingue por ser muy lisa.

Cara inferior: Esta se llega a articular con la tróclea del astrágalo a través
de una superficie lisa, cuadrilátera y uniforme.

Cara medial: Es la cara que presenta una prolongación hacia abajo a través
del maléolo medial, el cual presenta una cara medial lisa y convexa.

Cara lateral: Es la que muestra una dirección hacia atrás, y muestra la


superficie articular para la extremidad baja del peroné.

4
ARTICULACIÓN DEL TOBILLO

 PERONÉ

El peroné está situado en la pierna, lateralmente con


respecto a la tibia. Es un hueso largo y delgado que
se articula con la tibia por sus dos extremidades.

Epífisis superior o cabeza:

Presenta en su parte medial una cara articular plana


redonda u oval para articularse con una similar
ubicada en la tuberosidad externa de la tibia. Atrás
se levanta el vértice o apófisis estiloides en el que
se inserta el músculo bíceps femoral. La cabeza
está unida a la diáfisis a través de un adelgazamiento llamado cuello.

Diáfisis o cuerpo:

Es de sección triangular, con tres caras y tres bordes. Las caras presentan
numerosas líneas y crestas destinadas a diferentes inserciones musculares.
De los bordes, el más agudo es el medial, llamado borde interóseo destinado
a la inserción de la membrana interósea.

Epífisis inferior:

Forma el maléolo lateral, tiene una ubicación más posterior que el medial y
desciende más que éste.

Presenta en su cara medial una superficie articular que en la parte más


superior se encuentra en relación con la tibia, y en su parte más inferior se
articula con el astrágalo.

Atrás y lateralmente se observa una canal para los tendones peróneos.

Adelante y lateralmente es convexa, lisa y de localización subcutánea.

Abajo se adelgaza en punta formando el ÁPEX, que se divide en dos


eminencias entre las cuales pasa el ligamento peróneo-calcáneo.

5
ARTICULACIÓN DEL TOBILLO

 ASTRAGALO

Es el único hueso del pie que toca la pierna (se articula con ella).
En su visión superior se distinguen 3 partes:

 Cabeza, donde encontramos la cara articular para el navicular.


 Cuello, que se caracteriza por presentar muchos agujeros para los
vasos sanguíneos que pasan al pie.
 Cuerpo, donde encontramos:

Zona donde se articula con la tibia y el peroné en la cara superior, la


troclea astragalina, y presenta 3 caras:
 Cara articular superior.
 Cara maleolar medial.
 Cara maleolar lateral.

Se identifican 2 apófisis:
 Apófisis lateral del astrágalo.
 Apófisis posterior del astrágalo, que tiene mucha importancia
funcional (complejo) y está formado por 2 tubérculos (lateral y
medial) que delimitan el surco para el tendón del musculo flexor largo
del dedo gordo.

6
ARTICULACIÓN DEL TOBILLO

En su visión inferior aparecen 3 caras articulares (astrágalo-calcáneo):


 Cara articular anterior para el calcaneo.
 Cara articular media para el calcaneo.
 Cara articular posterior para el calcaneo.
 Entre la cara media y la posterior limitan el surco astragalino.

ANATOMIA FUNCIONAL DEL TOBILLO

El tobillo es la articulación localizada entre el


astrágalo del pie y la mortaja situada entre la tibia y el
peroné distales. La tibia y el peroné están conectados
mediante una membrana interósea oblicua y que
permite un grado limitado de separación cuando las
diversas anchuras del astrágalo separan
mecánicamente los dos huesos para ensanchar la
mortaja. Las fibras de la membrana interósea no se
alargan, sino que, simplemente, cambian de
angulación, lo cual permite la separación de la tibia y
el peroné.

La articulación del tobillo es el astrágalo del pie entre


el maléolo tibial medial y el maléolo peroneo lateral. Esta articulación es
inestable, pero los ligamentos mediales y laterales la hacen más estable.

Los ligamentos colaterales mediales tienen un eje de rotación excéntrico, de


todas las fibras están tensas en la posición neutral, pero las fibras posteriores se
relajan en la flexión plantar y las fibras anteriores en la dorsiflexion. Los
ligamentos colaterales laterales tienen un eje de rotación central, por lo que
todas las fibras se mantienen tensas en la flexión plantar y en la dorsiflexion.

Los ligamentos se extienden desde los maléolos hasta los huesos astrágalo,
calcáneo y navicular.

Están muy inervados por nervios sensitivos, que facilitan la propiocepción y


transmiten el dolor cuando resulten dañados.

7
ARTICULACIÓN DEL TOBILLO

ARTICULACIÓN

La articulación del tobillo se compone:

-De una pieza superior, la formada por


la tibia y el peroné, constituyendo de
ese modo un bloque cuya superficie
inferior presenta un agujero en forma de
segmento cilíndrico.

-De una pieza inferior, constituida por


el astrágalo, que va a soportar la
superficie cilíndrica anteriormente
nombrada con un eje transversal.

Ambas, pueden realizar los movimientos de flexión y de extensión alrededor del


eje común. El cilindro macizo que forman, realmente se corresponde con la
tróclea astragalina que contacta con la carilla articular de la cara externa del
maléolo medial (tibia) y con la carilla articular de la cara interna del maléolo
externo (peroné). La articulación del tobillo sirve de unión entre el segmento
inferior de la pierna y el pie. Constituye una unidad funcional integrada por la
suma de dos articulaciones morfológicamente independientes, la tibioperonea
inferior y la tibioperoneoastragalina.

 ARTICULACIÓN TIBIOPERONEOASTRAGALINA: Es la principal del tobillo


y pone en contacto los segmentos inferiores de la tibia y el peroné con el
astrágalo. Pertenece al género de las articulaciones en polea (sinoviales).
Está formada por las extremidades distales de los huesos de la pierna,
constituyendo la mortaja tibioperonea que se articula con el astrágalo. Por
parte de la tibia interviene la cara inferior del maléolo tibial, por parte del
peroné la cara interna del maléolo peroneo, y por parte del astrágalo su cara
superior. De esta forma queda una articulación troclear formada por 3
huesos: tibia, peroné y astrágalo.

 ARTICULACIÓN TIBIOPERONEA INFERIOR: pone en contacto los


segmentos inferiores de la tibia y el peroné. Está reforzada por 2 ligamentos,

8
ARTICULACIÓN DEL TOBILLO

uno anterior y otro posterior. Es una articulación de gran relevancia funcional


que permite cierto grado de separación entre la tibia y el peroné durante los
movimientos de flexión y extensión del pie. Además hace posible el
movimiento de rotación del peroné.

ELEMENTOS ESTABILIZADORES PASIVOS

LIGAMENTOS

El tobillo es una articulación altamente coaptada, lo cual se debe en gran medida


a la mortaja tibioperoneoastragalina y un resistente sistema ligamentario que
envuelve la articulación. Podemos encontrar dos sistemas ligamentarios
principales: los ligamentos laterales externo e interno y los ligamentos anterior y
posterior, que se comportan como ligamentos accesorios.

Los ligamentos más importantes y que por tanto proporcionan estabilidad a la


articulación son:

9
ARTICULACIÓN DEL TOBILLO

Ligamento lateral interno o ligamento deltoideo: une el astrágalo y el


calcáneo con la tibia y se encuentra en la parte interna del tobillo. Se ubica
en dos planos:

 Plano profundo: constituido por dos haces tibioastragalinos. El anterior es


oblicuo hacia abajo y adelante, para acabar insertándose en la rama
interna del yugo astragalino. Por otra parte el haz posterior se emplaza de
forma oblicua hacia abajo y atrás, insertándose en una fosita profunda
localizada por debajo de la carilla interna; sus fibras más posteriores se
fijan en el tubérculo posterointerno.
 Plano superficial: muy extenso y desarrollado en forma triangular. Desde
su origen tibial se expande por una línea de inserción inferior continua en
el escafoides, el borde interno del ligamento glenoideo y la apófisis menor
del calcáneo.

 Ligamento lateral externo: conformado por tres fascículos diferentes, que


unen el astrágalo y el calcáneo con el peroné. Está en la parte lateral de la
articulación.

10
ARTICULACIÓN DEL TOBILLO

 Haz anterior o ligamento peroneoastragalino anterior: adherido al borde


anterior del maleolo peroneo, se dirige hacia abajo y hacia adelante para
acabar insertándose en el astrágalo.
 Haz medio o ligamento calcáneoperoneo: surge de las proximidades del
punto más prominente del maleolo, dirigiéndose hacia abajo y atrás para
insertarse en la cara externa del calcáneo.
 Haz posterior o ligamento peroneoastragalino posterior: se origina en la
cara interna del maleolo, por detrás de la carilla articular, para dirigirse
horizontalmente hacia dentro y ligeramente hacia atrás e insertarse en el
tubérculo posteroexterno del astrágalo.

 Ligamentos anterior y posterior: pueden ser considerados como simples


engrosamientos capsulares. Se insertan en el astrágalo.

 Ligamentos de la sindesmosis: son los que mantienen unidos tibia y


peroné en su extremo distal. Existe un ligamento anterior y otro posterior,
fundamentales para mantener la mortaja con el cierre adecuado.

MÚSCULOS DEL TOBILLO

1. Tibial posterior:
 Origen: superficie posterior de la tibia y el
peroné, membrana interósea.
 Inserción: Tuberosidad del navicular,
cuneiformes y base del 2do al 4to
metatarsiano.
 Inervación: Nervio tibial
 Función: Flexion plantar, inversión.

11
ARTICULACIÓN DEL TOBILLO

2. Flexor largo de los dedos

 Origen: En el 1/3 medio de la cara posterior


de la tibia.
 Inserción: base de 2da a 5ta falange distal
 Inervación: Nervio tibial
 Función: flexión plantar, inversión.

3. Flexor largo del dedo gordo

 Origen: En los 2/3 inferiores de la cara


posterior del peroné.
Cruza detrás del maleolo tibial y toda la cara
plantar interna.
 Inserción: En la 3ª falange del 1º dedo.
 Inervación: Nervio tibial
 Función: flexión plantar, inversión

4. Gemelo del tríceps sural:

 Origen:
El gemelo interno: en la cara posterosuperior del cóndilo femoral
interno, mucho más alto que el origen del gemelo externo.

12
ARTICULACIÓN DEL TOBILLO

El gemelo externo: en la cara posterosuperior del cóndilo femoral


externo.
Realizan una trayectoria curvilínea para ir a formar el vértice inferior
del rombo poplíteo, y van a terminar continuándose en forma de
alas de mariposa con un tendón que también recibe fibras por su
cara anterior del músculo soleo y forma el tendón del tríceps o
tendón de Aquiles, que constituye el tendón más fuerte del
organismo. Éste se dirige hacia la apófisis posterior del calcáneo
para ir a fijarse.
 Inserción: En la cara posteroplantar del calcáneo, aunque no de
forma rectilínea, sino con una inclinación hacia fuera que explica
sus acciones.
 Inervación: Nervio tibial
 Función: flexión plantar

5. Peroneo anterior:

 Origen- Borde anterior del peroné


 Inserción-Base del 5° Metatarsiano
 Inervación- Nervio peroneo profundo
 Función- Flexión dorsal y pronación del pie sobre
la pierna

6. Peroneo largo:
 Origen: dos tercios superiores de la superficie
lateral del peroné
 Inserción: Hueso cuneiforme medial y
tuberosidad lateral del 1°metatarsiano
 Inervación: Nervio peroneo superficial
 Función: flexión plantar, eversión.

13
ARTICULACIÓN DEL TOBILLO

7. Peroneo corto:

 Origen: Dos tercios distales de la cara lateral y


borde anterior del peroné.
 Inserción: base del 5° metatarsiano
 Inervación: nervio peroneo superficial
 Función: flexión de la planta del pie

8. Músculo delgado plantar:

 Origen: parte inferior de la cresta


supracondilea externa y en la superficie
poplítea del fémur
 Inserción: En la cara profunda del tendón del
músculo tríceps en el calcáneo.
 Inervación: Nervio tibial
 Función: Flexor plantar

9. Soleo:

 Origen: cabeza, cuello y cara


posterior fibular
 Inserción: Tendón de Aquiles
 Inervación: Nervio tibial
 Función: flexión plantar

14
ARTICULACIÓN DEL TOBILLO

MOVIMIENTOS

LA FLEXOEXTENSIÓN

La posición de referencia es aquélla en la que la planta del pie es perpendicular


al eje de la pierna A. A partir de esta posición, la flexión del tobillo B se define
como el movimiento que aproxima el dorso del pie a la cara anterior de la pierna;
también se denomina flexión dorsal o dorsiflexión, pero se trata de una
redundancia.

Por el contrario, la extensión de la articulación talocrural C aleja el dorso del pie


de la cara anterior de la pierna, mientras que el pie tiende a situarse en la
prolongación de la pierna. Este movimiento también se denomina flexión plantar,

15
ARTICULACIÓN DEL TOBILLO

aunque no es la denominación más adecuada, puesto que la flexión siempre


corresponde a un movimiento que aproxima los segmentos de los miembros al
tronco. Además, no sería lógico que los músculos extensores realizasen una
flexión.

El término de flexión plantar no debería pues emplearse.

En esta figura se puede comprobar que la amplitud de la extensión es mucho


mayor que la de la flexión. Para medir estos ángulos es mejor valorar el ángulo
entre la planta del pie y el eje de la pierna (Fig. 3) que tomar como referencia el
centro de la articulación talocrural:

• Cuando este ángulo es agudo b, se trata de una flexión. Su amplitud es de


20 a 30°. La zona sombreada indica el margen de variaciones individuales de
amplitud, es decir 10°

• Cuando este ángulo es obtuso c, se puede afirmar entonces que se trata de


una extensión. Su amplitud es de 30 a 50°. El margen de variaciones
individuales (zona azulada) es mayor (20°) que el de la flexión.

En los movimientos extremos no sólo interviene la articulación talocrural sino que


se añade la amplitud propia de las articulaciones del tarso, que no por ser menos
importante debe despreciarse.

• En la máxima flexión (Fig. 4) las articulaciones del tarso añaden algunos


grados + mientras que la bóveda se aplana.

• A la inversa, en la máxima extensión (Fig. 5), la amplitud adicional + se debe


a un hundimiento de la bóveda.

BIOMECANICA DE LA FLEXO-EXTESION
Los músculos flexores son todos los que están localizados posteriores al eje de
movimiento. En la parte medial, el tibial posterior y los flexores de los dedos; en
la parte posterior, el tríceps, y en la parte lateral, los peroneos corto y largo.
Considerando su brazo de palanca, los músculos flexores plantares más
importantes son los tríceps sural, el flexor largo del dedo gordo y, en mucho
menor medida, los peroneos y el tibial posterior.

16
ARTICULACIÓN DEL TOBILLO

Los músculos flexores se sitúan por delante de eje de movimiento, el tibial


anterior, los extensores de los dedos y el peroneo anterior cuando existe.

Cuando se realiza una flexión del tobillo, y debido a la mayor anchura del
astrágalos por su parte anterior, el maléolo externo se aleja del interno 1mm y
se eleva ligeramente 0,9mm), horizontalizando las fibras de los ligamentos
articulares y efectuando una ligera rotación interna. Sucede lo contrario cuando
se realiza una extensión de tobillo: el maléolo externo se acerca al interno,
desciende verticalizando lasa fibras de los ligamentos y sufre una ligera rotación
externa.

17
ARTICULACIÓN DEL TOBILLO

BIOMECANICA DE LA INVERSION-EVERSION
Las articulaciones subastragalina y mediotarsiana forman una sola articulación
funcional con un sentido de libertad alrededor del eje de movimiento descrito por
Henke, la inversión cuando se orienta la planta del pie hacia adentro y la eversión
cuando se orienta hacia afuera.

El conjunto del movimientos que constituyen la inversión del pie son: y descenso
de la porción anterior del calcáneo, colocándose en equino, desplazamiento del
calcáneo hacia adentro colocándose en varo; giro hacia dentro del calcáneo
mirando a la planta del pie hacia adentro, colocándose en supinación, y
desplazamiento hacia atrás del calcáneo quedándola parte anterior en una
situación más posterior que el astrágalo.

Además, a nivel de la articulación mediotarsiana el escafoides se desplaza hacia


adentro con un ligero movimiento de supinación y el cuboides, al mismo tiempo
se supina y se desliza hacia adentro del calcáneo. Los movimientos que
constituyen la eversión del pie son los contrarios de los que producen la
inversión. Así, el calcáneo se coloca en talo, valgo, pronación y hacia delante del
astrágalo. A nivel de la articulación mediotarsiana el escafoides y el cuboides
realiza movimientos de pronación.

Viladot añade la posibilidad de un pequeño deslazamiento anteroposterior del


astrágalo sobre el calcáneo durante la flexo-extensión del tobillo. Esto hace que
este eje de Henke no sea único, sino un multieje dependiendo de la situación del
pie con respecto a la pierna, lo que lleva a pensar que se trata de un eje
heterocinetico, la inversión del pie se acompaña de una rotación externa en las
articulaciones tibioastragalica y subastragalina. Cuando se pierde el soporte
ligamentoso, como la rotación externa de la tibioastragalina aumenta.

En musculo tibial posterior es el que tiene el momento inversor más importante,


sobre todo en flexión plantar; en cambio el del tibial anterior es muy pequeño. El
tríceps sural tiene un momento inversor efectivo a partir de la eversión, es
eversor a partir de la inversión. El musculo peroneo lateral largo es un potente
eversor con valores cercanos al 60% de su acción contra resistencia, así como
el peroneo lateral corto. No hay que olvidar que en ese momento el tríceps actúa
también como inversor del pie.

18
ARTICULACIÓN DEL TOBILLO

El descontrol del pie en inversión es más frecuente en los individuos con una
fuerza muscular desequilibrada en la inversión-eversión o en un aumento de la
fuerza en la flexión plantar, así como la reducción de las flexiones dorsal plantar.

AMPLITUD DE MOVIMIENTO

 Flexión Dorsal, 20 grados.


 Flexión Plantar, 45 grados.
 Eversión, 20 grados.
 Inversión, 45 grados.

El eje de movimiento de la articulación es una línea que une los extremos


inferiores de los dos maléolos con una inclinación de 8º en el plano frontal, 84º
en el plano transversal con respecto al eje del pie y 20º - 30º hacia atrás con
respecto al eje de la rodilla. Este eje de movimiento se inclina hacia abajo y hacia
afuera en flexión dorsal y hacia dentro en flexión plantar.

Lundberg ha demostrado que no es un eje estático, sino que se mueve durante


la flexo-extensión. En flexión dorsal tiende a horizontalizarse y se modifica

19
ARTICULACIÓN DEL TOBILLO

durante la rotación de la pierna. Parece que existen diferencias ostensibles


interindividuales.

Los movimientos posibles de la articulación del tobillo son de flexo-extensión,


determinados por la forma de las superficies articulares. Debido a la forma
asimétrica de las caras laterales del astrágalo, en la flexión dorsal del tobillo
existe una rotación externa del pie y en la flexión plantar una rotación interna.

20
ARTICULACIÓN DEL TOBILLO

CONCLUSION

21
ARTICULACIÓN DEL TOBILLO

BIBLIOGRAFIA

22