Está en la página 1de 5

PUNTO, LÍNEAS Y MASAS

El punto

En artes graficas, el punto es la medida en la cual es fundido todo el


material tipográfico. En geometría él es representado por la intersección de
dos líneas. Para usarlo como elemento decorativo, vamos a considerarlo una
circunferencia o un círculo, pero de pequeñas proporciones.

Si la mirada recorre una superficie vacía, limitada, luego que se encuentra


a un punto, la mirada se fija sobre él. Utilizado solo, el punto nos da poco
efecto decorativo, pero repetido o combinado con otras figuras, él nos
puede ofrecer un interesante motivo de decoración.

Muchos impresos son decorados solamente por puntos simétricamente o


libremente dispuestos. El punto puede ser dispuesto en alineamiento
horizontal, vertical, inclinado, etc, así como en proporciones variadas.
También puede ser combinado con la línea recta, línea irregular, curva o
figuras geométricas.

Con la organización harmoniosa de estos elementos, podemos componer


frisos tipográficos para cercaduras, inicio de capítulos, separaciones de
bloques de composición, etc. EL punto en sucesión continua forma una
línea.

La combinación de puntos, líneas y masas, en forma convencional o con


intenciones decorativas, constituye la esencia de cualquier impreso.

La línea

La línea es representada por el encuentro de dos superficies. Y cuando estas


superficies son planas, la línea es llamada “recta”. Existen tres especies de
líneas: recta, curva, e irregular. Un segmento de recta es definido como el
menor camino entre dos puntos. La línea curva es toda aquella que no es
recta ni compuesta de recta. La línea irregular es compuesta por segmentos
de rectas en diferentes posiciones de se unen por sus extremos.

Las líneas rectas pueden ser: la vertical que es la línea que sigue la
dirección del hilo aplomo. La horizontal, que sigue la dirección de las aguas
paradas o la inclinada, la que no presenta la posición vertical ni horizontal.

La vertical atrae la mirada hacia arriba, la horizontal provoca la impresión


de reposo y la curva da la sensación de movimiento.

La línea recta, vertical o horizontal, produce una impresión de tranquilidad,


de solidez de serenidad. La línea curva produce una impresión de
inestabilidad, de dulzura, de graciosidad, de alegría.

La línea fina produce impresión de delicadeza, mientras que la línea gruesa


produce la impresión de energía y la línea cargada produce la impresión de
resolución, de violencia. La línea larga da un sentimiento de vivacidad y la
línea curta da un sentimiento de estabilidad.

Línea Color

La línea puede causar, por su sinuosidad, por sus arabescos, círculos,


modelado, una impresión de color.

La masa

La masa es un negro, con elementos de notable extensión. Cuando la masa


es pequeña, es como se fuera un punto o una línea, si reunirnos más puntos
o más líneas, tendremos una masa gris que será más o menos oscura, de
acuerdo con la mayor o menor proximidad de los elementos.

Forma y tono

Todo elemento gráfico debe ser considerado por su forma y por su tono.
Forma es la silueta o contorno de los elementos. Tono es la intensidad o
fuerza del elemento gráfico. La especie de la forma puede ser uniforme o
claro-oscura. La forma puede ser regular o irregular, según tenga o no
uniformidad o simetría.

La forma y el tono en las combinaciones de los elementos gráficos


fundamentales

La sucesión de letras, de cuerpo pequeño, resulta en una línea; muchas


líneas reunidas constituyen en una masa única con forma y tono relativos.

Formas geométricas

Por las líneas se constituyen las formas geométricas elementales. Cuando


una línea vuelve para atrás, se transforma en una forma. Según Max Bill,
forma es todo cuanto pueda ser visto en los espacios.

Generalmente, la silueta que deriva de varios elementos gráficos, consiste


en figuras geométricas, regulares o irregulares, entretanto a veces, se
obtienen siluetas que tienen forma de objetos o de figuras, es decir, perfiles
de objetos, personas, etc, que pueden también agregar una nota de
curiosidad al impreso.

Distribución de masas y líneas

Puede presentarse el caso de disponer una sola masa, con una sola
ilustración, un fondo, una página de texto corrido, o todavía aquella de dos
o más masas homogéneas o no, en una misma página, el caso más normal,
indudablemente, es el de la disposición de líneas de textos en forma de
agrupamiento.
El agrupamiento de líneas en una composición gráfica es de importancia
capital del punto de viste estético. En los fronstispícios de los libros es
dónde más se evidencia su valor. En la publicidad y en pequeños titulares y
subtítulos de periódicos son ampliamente usados. Toda consideración a su
respeto debe ser basada en la concepción de la armonía del conjunto que,
muchas veces, para mantener su belleza, impone corte o cambio de
palabras en el contexto original.

Regla general

La forma del agrupamiento es de cierta manera elegida en relación al texto


a ser usado, siempre de acuerdo con la diagramación de la obra. La división
del texto debe hacerse de acuerdo a su contenido.

Agrupamientos

El agrupamiento puede ser abierto. Abierto, cuando está interlineado.


Cerrado, lleno o encerrado, cuando no hay interlínea.

El agrupamiento de composición, del punto de vista estético, puede ser:


centralizado, alternado, decreciente y creciente; en bloque, escalonado, a la
derecha y a la izquierda y también combinadas. El agrupamiento o
composición centralizada alternada, es constituido por líneas centralizadas,
es decir, justificadas a la mitad de la medida. En el caso de composición de
tres líneas, el espacio es dividido en dos partes, siendo el eje de la línea del
medio. A lo largo de la línea superior y la distribución de los bloques
contrastan con la inferior de una manera ejemplar, por lo cual la
composición es basada.

El esencial, en esta distribución, no es e orden simétrico y sí el ritmo a


cambio de espacio y línea, de claro y oscuro. Si el texto, por la cantidad de
palabras, exigir un mayor número de líneas, existen más cuatro formas
básicas, que rigen el ritmo. En éstos casos, cada línea que se agrega en un
conjunto con las dos líneas anteriores que debe volver a formar una de las
cuatro agrupaciones principales.

Composición centralizada decreciente requiere la disposición de las líneas


de manera que, en una forma regular y acortándose cada vez más, sean
seguidas unas de las otras, justificándose al centro.

Composición centralizada decreciente comprende la disposición anterior a la


inversa, en el sentido de de que las líneas se alarguen de arriba hacia abajo,
en condiciones de plena regularidad.

Composición irregular hacia la izquierda o la derecha: aquella en que las


líneas, no rellenando toda la medida (listado de nombres, por ejemplo), son
justificadas, no al centro, pero sobre uno de los lados. Evita, en la medida
de lo posible, la separación de sílabas.
Composición en bloque es la más fácil de las composiciones y forma en
grupo compacto. Composición escalonada tanto a la derecha cuanto a la
izquierda, tiene las mismas características fundamentales de la composición
en bloque, cambiando solamente la dirección de la composición.

Composición combinada es prácticamente ilimitado el número de


combinaciones que pueden ser hechas con las composiciones citadas.

Espacio y formato

Espacio, en sentido genérico es una extensión no limitada ni circunscripta,


que tiene una indeterminada capacidad de contener los cuerpos. En el
campo gráfico, el espacio limitado se llama formato o tamaño, es decir
superficie limitada en una determinada forma. También la parte de la
superficie contenida por el formato, en lenguaje grafico, es llamado espacio.

Elección del formato

La elección del formato es el primer problema de carácter artístico que se


presenta al diagramador la iniciar la elaboración de un trabajo gráfico. Para
cada tipo de publicación debe encontrarse un formato adecuado. En la
elección del formato influyen factores de practicidad y de comodidad,
además de factores estéticos y de interpretación. Antes de todo, el formato
debe ser práctico, inicialmente se tiene en cuenta la finalidad utilitaria del
formato. Un libro, un folleto, una cinta de presentación sugieren
respectivamente las dimensiones para las cuales es conveniente orientarse.
Tendremos así formatos de bolsillo, y formatos gigantes, formatos para
libros escolares y para libros de arte, habrán formatos de estampillas y de
afiches.

Cuando se dice que un formato es normal, se entiende que está en las


dimensiones que convencionalmente se juzgan más adecuadas para un
trabajo determinado. Un formato pequeño puede inspirar gracia y levedad,
a la inversa, un formato grande de relacionará a la expresión de lujo, de
fuerza, de potencia.

Naturalmente, no siempre el formato tendrá características de expresividad.


Sin duda, es cierto que también ese elemento puede, eventualmente, influir
en la interpretación más acertada del trabajo.

Formatos usuales y formatos especiales

No es común el formato de un trabajo ser cuadrado. En ciertos casos


existen formatos con aspectos geométricos no comunes y, a veces, el perfil
de formato tiene la forma de un objeto, o mejor, formas irregulares.
Entretanto el caso más frecuente es el rectangular.

Las mejores formas - las que más impresionan, más agradan y de las cuales
más fácilmente nos recordamos – son las formas matemáticamente
determinadas (triángulo, cuadrado, rectángulo, elipse, etc).
Después de éstas, están las formas naturales (animales, plantas, etc.), que
también obedecen a relaciones matemáticas rígidas, más o menos
evidentes; y, finalmente, se colocan las formas fantasistas intuitivas.

Si hacemos un test con varias personas para la elección de la mejor forma,


de la más agradable y armoniosa, y presentar unas formas fantasistas, otras
matemáticamente determinadas, la mayoría elijará éstas últimas, sobretodo
la marcada por la letra “C” de la figura llamada sección dorada, o
rectángulo áureo.

La naturaleza humana parece preferir la figura del rectángulo áureo como la


más agradable y arminiosa figura gráfica.

Con excepción de los casos de dimensiones obligadas por las cuales


resultan rectángulos exagerados o toscos, la proporción por la cual conviene
tender es la llamada proporción áurea, es decir, aquella del rectángulo que
tiene entre su largo y el ancho la proporción de 3 a 5, o también aquella,
óptima, de 2 a 3. Entretanto, no faltan formatos agradables que se encajan
notablemente en dichas proporciones.