Está en la página 1de 18

INSTITUTO TEOLÓGICO VERBUM DEI SAN PABLO APÓSTOL

“TIEMPO Y LUGAR OPORTUNO”

MATERIA: SEMINARIO DE ITINERARIO DE


EJERCICIOS ESPIRITUALES.
PROFESOR: CARLOS MARÍO TORO BEDOLLA
ALUMNAS: MARCELA CORTÉS MONREAL
MARTHA SUSANA BOJADO HERNÁNDEZ
BEATRIZ OLIVO NOVOA

1
INSTITUTO TEOLÓGICO VERBUM DEI SAN PABLO APÓSTOL

ESQUEMA

1. Introducción.

2. Fundamentación del tiempo y lugar de los Ejercicios Espirituales desde los


Ejercicios Ignacianos.

A. Características de los ejercicios ignacianos

B. Diversos tipos de ejercicios.

C. Anotación de los ejercicios ignacianos

D. Comentario a los ejercicios ignacianos

E. Sobre los Ejercicios de Pedro Lombardi

3. Características principales y elementos esenciales de los Ejercicios espirituales


Verbum Dei.

Introducción

A. El Breve Ideario Verbum Dei de 1969.

B. Los Estatutos de la Fraternidad Misionera Verbum Dei .

C. Constituciones de la Fraternidad Misionera Verbum Dei.

D. Para el directorio Verbum Dei.

E. Documento del III Congreso general ordinario: en la comisión de


espiritualidad misionera.

4. Experiencias de los miembros de la Fraternidad Misionera Verbum Dei sobre


el tiempo y el lugar de los Ejercicios Espirituales.

5. Conclusiones

2
INSTITUTO TEOLÓGICO VERBUM DEI SAN PABLO APÓSTOL

INTRODUCCIÓN

En este trabajo vamos a hacer un camino en la reflexión que en general toda la


Fraternidad vamos haciendo de cara a este medio tan singular para nosotros como es el
mes de ejercicios en completo retiro. En particular nos centraremos en los aspectos del
tiempo y lugar oportuno para hacer ejercicios y también el ambiente necesario para
ellos. Queremos centrarnos en lo que de hecho esta ya establecido en nuestras
constituciones y a las conclusiones que se llegaron en el último Congreso Ordinario de
la Fraternidad Misionera Verbum Dei sobre los ejercicios espirituales, en concreto en
los criterios de que los ejercicios espirituales se realizarán de un mes (cuatro semanas)
en completo retiro y de manera ordinaria todos los años. Subrayamos estas palabras
porque son sobre las que queremos centrar nuestra reflexión.

Intentaremos profundizar por qué para nosotros es vital hacer los ejercicios de esta
manera, ya que en el congreso fue una voz unánime y desde el inicio ha sido algo
característico. Somos concientes que hasta ahora no se había reflexionado mucho,
porque en la vivencia de la Fraternidad a nivel histórico esto ha sido tan característico y
tan peculiar vivido como algo que formaba parte de nosotros y del carisma, pero es
verdad que a la luz de la historia recorrida y tomando en cuenta que estamos en medio
de un mundo donde nos influyen las diferentes corrientes y pensamientos, las malas
experiencias vividas, los mismos errores personales y comunitarios han provocado de
cara a la vivencia de este medio nos lleva ha hacer una reflexión más detallada y sobre
todo que nos de luz de la riqueza que tienen unos ejercicios vividos con todos estos
elementos bien cuidados y defendidos para poder sacar el mayor provecho de los
ejercicios espirituales y para el mayor crecimiento de nuestra vocación, del carisma y la
mayor eficacia apostólica. Y sobre todo para que vayan quedando cosas escritas sobre
estos aspectos tan peculiares de nuestros ejercicios.

Somos concientes que aunque la forma de hacer nuestros ejercicios, el tiempo, el lugar,
los medios oportunos ya están establecidos tanto en las constituciones como en el III
Congreso General Ordinario pero, nos podemos encontrar con miembros que no lo ven
de esta manera o que les den matices a estos aspectos sobre la vivencia de los ejercicios.
Somos concientes que muchas veces esto es causa de que no se ve en la practica la
eficacia de los ejercicios espirituales primeramente cada año, porque ha veces por no
haber experimentado un proceso real de acompañamiento progresivo en la practica de
cada año de los ejercicios, es normal que pierda su eficacia, porque en momentos no se
había hecho una estructura o temática concreta que realmente ayudará a crecer a los
miembros o la falta de acompañamiento real en el camino de hacer los ejercicios
espirituales, puede hacer que no se saque el fruto que dan los ejercicios.

3
INSTITUTO TEOLÓGICO VERBUM DEI SAN PABLO APÓSTOL

En otros momentos también no se ve tan claro el que sea necesario hacerlos en


completo retiro, porque se ve la riqueza del compartir fraterno que da luz a la misma
oración personal y de no desligarse del todo de las situaciones normales del mundo y
del apostolado porque los ejercicios son para la vida, porque en nuestra vivencia
histórica ha habido momentos donde se ha descuidado esta parte practica y vivencia de
la oración, pero por eso necesitamos profundizar en la riqueza, fruto y eficacia que
encontramos en la realización de los ejercicios espirituales cuidando estos puntos pero
de la manera para la cual han sido establecidos como camino y medios dentro de los
ejercicios espirituales.

Adentrándonos en la riqueza y eficacia que nos pueden dar los ejercicios vividos cada
año, en completo retiro y un mes, para esto vamos a iniciar con una breve
fundamentación de san Ignacio y otros que nos dan luz de cara al porque de la
importancia de hacer unos ejercicios con estas características. Concientes de que
nosotros no hemos innovado la practica de los ejercicios espirituales, pero si que los
nuestros tienen un modo propio y para esto hemos de buscar luz de toda la riqueza que
podemos sacar de nuestros ejercicios y lo que ésta forma de vivirlos nos puede
proporcionar para nuestro crecimiento en la vocación y en la profundización de nuestro
carisma, y sobre todo para nuestro mayor rendimiento apostólico. También nos
apoyaremos en los documentos de nuestra Fraternidad para que nos ayuden a esta
reflexión.

4
INSTITUTO TEOLÓGICO VERBUM DEI SAN PABLO APÓSTOL

1. Fundamentación del tiempo y lugar de los Ejercicios Espirituales desde los


Ejercicios Ignacianos.

A. Características de los Ejercicios Ignacianos

Los ejercicios ignacianos tienen como punto de arranque o base de apoyo el


reconocimiento de Dios como el único absoluto, y relativizan todos los demás medios
de los que se puede o debe echar mano tanto cuanto ayuden para ir a Dios.

El que los practica debe pretender una doble finalidad: “buscar y hallar la voluntad de
Dios en el enfoque y organización de su vida, dentro de la historia de salvación, y
trabajar por no dejarse influenciar en sus decisiones por atractivos o repugnancias
desordenadas.

Tienen que ser personalizados. Teniendo en cuanta los diversos estados de ánimo por
los que éste va pasando, lo mismo que las fuerzas físicas y psicológicas con que cuenta
en las distintas jornadas de su experiencia espiritual.

Los ejercicios son un proceso ascendente que busca la liberación activa de cuanto
impida al ejercitante, externa o internamente encontrarse con Dios, para que Éste trate
inmediatamente sus asuntos con su criatura y ésta con Él. A esto se dirigen todos lo
documentos que intentan llevar al que se ejercita a un estado, no sólo de libertad, sino
de disponibilidad y de generosidad absoluta, así como la serie de sugerencias grandes y
pequeñas que van desde cambiarse de casa, recogerse a un sitio retirado, aislado de sus
amistades, familiares …, hasta otras aparentemente más insignificantes aún, pero que
pueden y suelen ayudar mucho para alcanzar el máximo fruto, es decir, para hallarse
más cerca de Dios o en mejor disposición “para recibir los dones de su divina bondad”.

Los ejercicios ignacianos anhelan alcanzar un conocimiento profundo y un amor


entrañable de Cristo compañero, que lleven a su seguimiento, en pobreza y humildad,
para establecer el Reino, y a configurarse con él en su encarnación, muerte y
resurrección.

Finalmente, tienden hacia un amor de Dios hecho entrega recíproca, radical, total y
patentizado en una búsqueda de “los más”, de “lo máximo”, de su “mayor” gloria y
alabanza en el servicio de los demás.

B. Diversos tipos de ejercicios.

Lo dicho en la sección anterior, sobre las características de los Ejercicios de san Ignacio,
se aplica plenamente a los EJERCICIOS COMPLETOS, es decir, a los que hacen
personas cualificadas, capaces de retirarse durante unos 30 días a un lugar apartado y de
seguir toda la dinámica sugerida en el libro. A esta experiencia la llama san Ignacio
hacer “todos” los Ejercicios “según el orden indicado”, en donde la palabra “todos” no
debe tomarse al pie de la letra, en un sentido exhaustivo y detallista, sino a la luz del
gran principio Ignaciano de la “adaptabilidad” a las diferentes individualidades de las
personas y todas sus circunstancias.

5
INSTITUTO TEOLÓGICO VERBUM DEI SAN PABLO APÓSTOL

Siguiendo este mismo principio y el bien de los demás, san Ignacio concibió sus
Ejercicios como susceptibles de administrarse en diferentes dosis de contenido, de
duración y de intensidad.1

C. Anotación de los ejercicios ignacianos

A quien puede más fácilmente desligarse de sus ocupaciones y desea alcanzar el


máximo fruto posible, se le deben dar todos los ejercicios según el orden indicado, y
aun conviene entregarle un resumen de las cosas principales para que las recuerden más
fácilmente. En estos ejercicios, el progreso espiritual de una persona está en razón
directa del grado en que se desligue o aparte de sus amigos o conocidos y de la
preocupación o solicitud de las cosas terrenas o temporales, lo cual se lograría
cambiándose aun de la misma casa en que vive a otra casa o a otro aposento más
recogido, de donde tenga libertad o seguridad de poder salir a misa por la mañana o al
oficio de vísperas, siempre que quiera, sin que le estorbe ninguno de sus conocidos o
familiares.

El aislamiento tiene tres ventajas principales que son:


Primera: Por el hecho de que una persona se aísle de sus amigos, de sus familiares, de
sus ocupaciones menos ordenadas a la gloria de Dios, merece no poco delante de Él.

Segunda: Por medio de este aislamiento, con el entendimiento no tan disperso como
antes entre otras cosas, sino concentrados sus pensamientos solamente en querer
agradar a Dios y en buscar su sitio en la Historia de la Salvación, echará mano más
libre, expedita y eficazmente de sus fuerzas naturales en la búsqueda de eso que tanto
desea.

Tercera: Cuanto más sola y aislada se encuentre una persona, tanto más capacitada está
para buscar y hallar a su Creador y Señor, y entre más cerca de Él se hallare, tanto más
preparada esta para recibir los dones de su divida bondad.2

D. Comentario a los ejercicios ignacianos

Importancia del silencio en los ejercicios espirituales


El silencio pacifica el alma, tonifica los nervios, sosiega el espíritu. Y hace hallar a
Dios, porque el altavoz de Dios es silencio. Por eso en los ejercicios vienes a pasar unos
días a solas con Dios y contigo mismo. A hacer ejercicios.

El silencio te habla. Encuentra a Dios y a ti mismo en el silencio. Quien dice silencio,


dice Ejercicios en retiro: oasis de paz, remanso de calma, alto en el camino.

El silencio es muy importante en los ejercicios, porque hacer ejercicios es trabajar


intensamente durante varios días en vencerse a si mismo, en dar orientación definitiva a
su vida y poner orden perfecto en ella y en todos los afectos del corazón. Porque el
protagonista de los ejercicios eres tú, y no el Director, desempeñas el papel principal.

1
EJERCICIOS ESPIRITUALES DE SAN IGNACIO DE LOYOLA; Traducción castellana moderna de
Pablo López de Lara, S.J. San Pablo
2
EJERCICIOS ESPIRITUALES DE SAN IGNACIO DE LOYOLA; Traducción castellana moderna de
Pablo López de Lara, S.J. San Pablo

6
INSTITUTO TEOLÓGICO VERBUM DEI SAN PABLO APÓSTOL

Todo gira alrededor de ti. Todo depende, después de la gracia de Dios, de tu trabajo
personal. Los Ejercicios requieren activismo vital.3

Normas prácticas para hacer bien los ejercicios

Seriedad. Entra de lleno en los Ejercicios. Entra en ellos bien desde el principio.
Empiézalos con grande ánimo y generosidad, dispuesto a no negar a Dios nada de lo
que te pida.

Actividad. Procura vencer la pereza y la desgana. No te contentes con oír: trabaja tú


personalmente en hacer los Ejercicios, bien persuadido de que si no meditas tú, si no
piensas seriamente en lo que oyes, si no reflexionas sobre ti mismo, será todo inútil para
ti.

Silencio. De este dependen en gran parte el fruto de los Ejercicios. Entra en un profundo
silencio. No hables nunca sin necesidad.

Para oír la voz de Dios. Para escuchar la voz de tu conciencia. Para no estorbar a tus
compañeros. Para crear ambientes de recogimiento y oración. Dios y tú; nadie más en el
mundo. Ni una sola palabra inútil; aunque no te vea nadie.

E. Sobre los Ejercicios de Pedro Lombardi

Los ejercitantes
Quienes son admitidos a los ejercicios deben estar ya fundamentalmente orientados en
la vida espiritual, de modo que puedan, por lo menos, comprender la belleza de la gloria
de Dios.

Como excepción, no se ha de excluir enteramente a alguno que otro ejercitante en


situación espiritual más baja, pero debe tratarse de pocos casos en proporción con el
grupo en que se mezclen; deben tener, por lo menos segura la virtud de la fe y poseer,
asimismo, una voluntad discretamente buena.

Es recomendable que los ejercitantes tengan entre sí una cierta homogeneidad;


sacerdotes, religiosos, estudiantes, profesores.... Pero no demasiada; un poco de
variedad mantiene más vivo el interés y enriquece las conversaciones públicas y
privadas con la multiplicidad de los puntos de vista.4

En general se puede afirmar que la procedencia de ambientes distintos abre fácilmente


más amplios horizontes, y se diría que ofrece a cada cual una mayor libertad psicológica
de cambiar hondamente su propia actitud.

Tiempo y lugar

Para lograr la finalidad con mayor eficacia es necesario dedicar a las ejercitaciones
algunos días sin otras preocupaciones, en un lugar adecuado y escogido, donde
permanecer día y noche con todo y solo el grupo de los ejercitantes.

3
Padre Tirso Arrellano, S.J. Manual para los ejercicios espirituales
4
PADRE LOMBARDI; Ejercitaciones para un mundo mejor, BAC, Madrid, 3 de septiembre 1962,
19-20

7
INSTITUTO TEOLÓGICO VERBUM DEI SAN PABLO APÓSTOL

Esto permitirá un número mayor de horas disponibles para distribuir en ellas los
diversos actos, una mayor concentración del pensamiento sobre los problemas que se
tratan y que se han de resolver en común, una mayor tranquilidad para decidirse a los
sacrificios necesarios.

3. Características principales y elementos esenciales de los Ejercicios Espirituales


Verbum Dei.

Introducción.

Nos preguntamos ¿Por qué un mes de Ejercicios Espirituales y no 22 ó 15 días? ¿En


donde nos fundamentamos?
Nuestro punto de partida será ir a la génesis de los Ejercicios Espirituales Verbum Dei;
es necesario ir al origen del mismo carisma y del fundador porque aunque no hubiera
fundamentos teológicos si que es la vivencia del fundador y la experiencia de todos
aquellos miembros de la Fraternidad, que han vivido dichos ejercicios, la que puede
ahora ser respuesta a los interrogantes que puedan surgir.

Un dato importante es que Jaime, después de que se ordenó en el año de 1952, “el
Obispo de Mallorca, D. Juan Hervás, le nombró párroco de Mancor del Valle
(Mallorca) y director de la Casa de ejercicios de Santa Lucía. Durante ocho años,
desarrolló la labor pastoral en su parroquia y predicó Misiones populares en distintos
lugares. Además se dedicó intensamente a la dirección de Ejercicios Espirituales a
comunidades de religiosos, religiosas, seminaristas y grupos de laicos.
En 1960 fue destinado al Consejo diocesano de la Acción Católica con el cometido de
impulsar su espíritu evangélico y apostólico… a través de ejercicios espirituales, retiros,
convivencias, encuentros de oración, formación a las familias.
Para atender mejor a los grupos numerosos que pedían ocho, quince y treinta días
de Ejercicios Espirituales, y para preparar laicos comprometidos, formó diversas
escuelas apostólicas de hombres y mujeres, que se fueron entregando poco a poco a la
evangelización a tiempo completo.”5

Otro dato que también nos puede ayudar, es el primer mes de Ejercicios Espirituales
del Verbum Dei, dirigidos por Jaime Bonet Bonet. A continuación veremos la
presentación de lo que ha significado este mes de Ejercicios para el Verbum Dei:

“Los Ejercicios Espirituales celebrados en octubre de 1963 en el santuario de Santa


Lucía, en Mancor del Valle (Mallorca), por un grupo de 20 misioneras, éstos pusieron
en realidad las raíces más profundas del Verbum Dei, al que entonces, familiarmente
se le llamaba “la Obra”… Creemos que es importante este documento histórico para
ver el fundamento real del Verbum Dei en su origen, conocer sus raíces y poder
constatar la continuidad del pensamiento de Jaime Bonet, como fundador, y también,
para ver la evolución desde los primeros Ejercicios de mes que fueron de corte
ignaciano, aunque ya se esbozó el carisma, hasta la configuración actual. El mes de

5
Reseña Histórica de los 40 años del Verbum Dei

8
INSTITUTO TEOLÓGICO VERBUM DEI SAN PABLO APÓSTOL

Ejercicios Espirituales Verbum Dei que practican todos los años los miembros de la
Fraternidad, han ido evolucionando hasta la configuración actual.”6
Cabe mencionar las diferentes entrevistas que hemos realizado a los miembros de la
Fraternidad y que coinciden en la riqueza que tiene el mes de Ejercicios Espirituales en
completo retiro.

Así pues constatamos que para la Fraternidad Misionera Verbum Dei los mejores
medios y métodos para una eficaz y profunda evangelización en el ejercicio de nuestro
ministerio de la Palabra serán los EJERCICIOS ESPIRITUALES junto con las
Escuelas de apóstoles.7

Un aspecto que caracteriza los Ejercicios Espirituales Verbum Dei es el tiempo, pues
estos son de un mes, los practicamos cada año y son en completo retiro.

En los siguientes documentos veremos que así lo especifican:

A. El Breve Ideario Verbum Dei de 1969. Los miembros de la fraternidad


“Anualmente practicaran Ejercicios Espirituales de mes en completo retiro”8
Cuando habla de las personas que van a entrar al curso de formación dice: “después de
un informe atento lo más completo posible, se consideren con aptitudes para dedicar
toda su vida a la oración y ministerio de la Palabra iniciarán… con un mes de Ejercicios
Espirituales, en completo retiro…”9

B. Los Estatutos de la Fraternidad Misionera Verbum Dei al hablar de los medios y


prácticas de nuestra espiritualidad menciona cómo “la espiritualidad Verbum Dei, ha
recibido una influencia poderosísima y de gran trascendencia en la vida y desarrollo
de la Fraternidad, del mes anual de los Ejercicios Espirituales en completo retiro”.10
“Los ejercicios de mes en completo retiro, que practicamos todos los años en el
Verbum Dei –ya como norma invariable-…” Aunque no son los Ejercicios típicamente
ignacianos, de estos se conservan el que sean en completo retiro, en cuanto al mayor
recogimiento y riguroso silencio. Así este número termina diciendo que “la
Fraternidad los practica todos los años”.11
“El mes anual de Ejercicios Espirituales, en completo retiro, ha venido a ser, para el
Verbum Dei, el singular instrumento con que el Espíritu Santo ha ido configurando y
configura año tras año, la fisonomía y carácter propio del Instituto… De esta oración
intensa y prolongada, ha ido surgiendo progresiva y decididamente el carisma propio
del Verbum Dei…”12

C. Constituciones de la Fraternidad Misionera Verbum Dei: “Anualmente


practicaremos, el mes de ejercicios espirituales en completo retiro, dirigido por
miembros del Verbum Dei”13

6
Apuntes tomados a mano del primer mes de Ejercicios Espirituales del Verbum Dei
7
Cf. CFMVD 42
8
Breve Ideario Verbum Dei, Pág. 19 Ojo preguntar como se cita
9
Ibíd. Pág. 20
10
Estatutos de la FMVD 255
11
Ibíd. 256
12
Ibíd. 259
13
CFMVD 24 y Estatutos FMVD 280

9
INSTITUTO TEOLÓGICO VERBUM DEI SAN PABLO APÓSTOL

“La Fraternidad misionera Verbum Dei tiene, como medio habitual y práctico de vivir
y propagar su espiritualidad propia, el MES DE EJERCICIOS ESPIRITUALES en
completo retiro, que sus miembros practican invariablemente todos los años.”14
“El mes anual de ejercicios espirituales en completo retiro es, para el Verbum Dei, el
singular instrumento con el cual el Espíritu Santo va configurando y actualizando
permanentemente la fisonomía y carácter propio del mismo: Casa de oración y
Escuela permanente de la Palabra orada que se predica…”15

D. Para el Directorio Verbum Dei: Puesto que la oración en diálogo vivo,


comprometido y esponsalicio con el Señor, nos introduce en ese calor de hogar
Trinitario. “…el mes anual de Ejercicios Espirituales en completo retiro, no es un
mes de recuperación o de retorno al amor primero o al entusiasmo juvenil. Pese a
nuestras debilidades y pecados, nuestra fidelidad a las horas diarias de intimidad con el
Señor, con el apoyo fraterno de la revisión de vida y la misión de enseñar a orar a la
gente, como misión específica y carisma propio, nos brinda hallarnos en superior fervor
después del año de los anteriores ejercicios. Por lo que el mes, al año siguiente nos
atrae con renovado fervor y una sed más ardiente de gustar la creciente novedad y
gusto del Agua Viva del venero Eterno. Ciertamente, como decía Jesús, sino dejamos
de beber del agua que él nos da, ésta se convierte en nosotros en fuente de agua que
brota para la vida Eterna (Jn 4,14) y corren los ríos que fecundan las parcelas del Señor
del que bebe con fe viva (Jn 7,37).” 16
“El mes anual de Ejercicios Espirituales nos va adentrando, progresivamente, en
este conocimiento y sabiduría de Dios que, como dice la Escritura, nos va revelando y
dando a gustar: lo que ni el ojo vio, ni el oído oyó, ni el corazón del hombre llegó, lo
que Dios preparo para los que lo aman (1 Cor 2,7-9). Porque el Espíritu, como dice
San Pablo, a nosotros nos reveló hasta las profundidades de Dios, como también lo
íntimo de Dios; y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo sino el Espíritu que
viene de Dios, para conocer las gracias que Dios nos ha otorgado, de las cuales
también hablamos, no con palabras aprendidas de la sabiduría humana, sino
aprendidas del Espíritu, expresando realidades espirituales en términos espirituales (1
Cor 2, 10-14).”17
“No cabe duda que es del Espíritu la decisión general de que los Ejercicios
Espirituales sean de un mes anual y que sean en completo retiro para tratar largo y
tendido, a profundidad y a solas, con el Señor. Pero además… nos interesa esta
convivencia e intimidad con Cristo Cabeza, con el Señor de la mies, para la mejor
nutrición y fecundidad de los discípulos que Él nos da, cuya vitalidad y cantidad
depende de nuestra unión con Él”.18

E. Documento del III Congreso General Ordinario: en la comisión de espiritualidad


misionera.
“Entre los medios propios de nuestra espiritualidad hemos hablado, en primer lugar, del
mes de Ejercicios Espirituales en completo retiro que practicamos invariablemente
todos los años (cf. CFMVD 26-27) Nos sabemos y sentimos deudores de las
experiencias de Ejercicios Espirituales que, adecuadamente realizados, nos
configuran y van imprimiendo en nosotros una personalidad que crece al ritmo de
la Palabra orada. Hemos vuelto a revalorizar este derecho a la oración prolongada un
14
CFMVD 26
15
Ibíd. 27
16
Para el Directorio Verbum Dei 79
17
Ibíd. 80
18
Para el Directorio Verbum Dei 81

10
INSTITUTO TEOLÓGICO VERBUM DEI SAN PABLO APÓSTOL

mes cada año, verdadera escuela de oración personal, que constituye la experiencia-
fundamento de nuestras Escuelas de oración, Escuelas de la Palabra y Escuelas de
apóstoles, esencia de nuestra misión.”19

Uno de los temas debatidos en esta comisión fueron justamente los Ejercicios
Espirituales de mes. Estos son algunos de los criterios básicos que se recogieron en esta
comisión:
• Siguiendo las Constituciones (número 27) los Ejercicios Espirituales de mes (4
semanas) se harán en completo retiro. Se aprovechará la ocasión, si se ve
conveniente, para que haya encuentros fraternos y/o formativos, antes o después
de los Ejercicios.

• La Rama de Matrimonios, concientes de un tiempo de Ejercicios Espirituales


anuales, harán como mínimo una semana, que se ampliara, conforme a las
realidades familiares, a 15 días e incluso un mes de Ejercicios.

• A ser posible, los Ejercicios Espirituales de Mes serán eclesiales...

• Los Ejercicios Espirituales de mes tendrán en cuenta el proceso de


crecimiento… y las diferentes etapas de vida: formación, votos perpetuos,
formación permanente.

• Cuando un miembro de la Fraternidad no pueda realizar… los Ejercicios


Espirituales de mes, expondrá sus motivos al Responsable correspondiente.20
Reflexión del grupo: A la luz del estudio hecho, en los diferentes documentos, un
aspecto que vemos que se resalta es el mes en completo retiro, esto nos hace constatar
que este elemento es vital para el mayor aprovechamiento de los Ejercicios Espirituales,
entendemos como completo retiro, en silencio, como ese tiempo prolongado de oración
y vida orante en donde nos ejercitamos con mayor intensidad en el mes de los
Ejercicios, un silencio que nos ayuda a la contemplación y a la profundización de la
Palabra de Dios, dejando que él nos hable al corazón, somos concientes que no es tan
fácil captar la intención de Dios y por eso necesitamos hacer un silencio real tanto
interior como exterior llámese ruidos o distracciones de personas, conversaciones
innecesarias. Y no solo el silencio sino que también vemos vital el mes completo porque
constatamos que en la practica llegamos a los ejercicios con un bagaje fortísimo de una
vida apostólica y misionera, necesitamos ese tiempo concreto donde Dios vaya
haciendo ese proceso y ese camino interior para disponer nuestra vida y descubrir lo
que Dios quiere ir trabajando en la etapa que nos encontramos de nuestra consagración,
en la vivencia fraterna y la misión que Dios nos confía.

Hemos percibido en este estudio que la mayor eficacia se da cuando los ejercicios son
de un mes y cuidando que se de ese clima real de silencio. Con esto no se descarta otro
tipo de posibilidades de hacer los ejercicios espirituales, debido a situaciones
particulares, ya sea por responsabilidades, por situaciones de apostolado o familiares
por los cuales en ese momento no se pueda hacer el mes completo o cada año, pero a la

19
Documento final III Congreso General Ordinario de la FMVD 26-27
20
Documento final III Congreso General Ordinario de la FMVD 40-42

11
INSTITUTO TEOLÓGICO VERBUM DEI SAN PABLO APÓSTOL

vez se intentara que esto no sea la vivencia ordinaria de un miembro de la fraternidad,


sino que se apunte a que dentro de lo posible se haga todo el mes y cada año.

Por otra parte, para asegurar el fruto de unos buenos Ejercicios Espirituales es necesario
contar no sólo, con las condiciones internas de los ejercitantes, sino también se necesita
de las condiciones externas que conlleva una estructura, un lugar, un ambiente, etc., y
que ayudan y favorecen a que las personas se introduzcan en este ambiente de oración
y dialogo vivo con el Señor.21

Hablar del lugar, es sin duda alguna, otro elemento importante y característico de
nuestras casas de Ejercicios pues se busca, dentro de lo posible, que éstas estén
apartadas del ruido de la ciudad, en lugares silenciosos, con espacios amplios y en
contacto con la naturaleza, pues este ambiente puede ser ya un preámbulo que ayude a
ese silencio interior en las personas. Otro aspecto del lugar son nuestras capillas: el
Cristo, la Virgen, el sagrario en el centro y a veces un mapa en el fondo, puede ayudar
a centrar a las personas en este dialogo vivo con Jesús Eucaristía y la Palabra viva de
Dios, desde una perspectiva y un horizonte misionero.

Se procura que nuestras casas de Ejercicios como las casas de apostolado, sean sencillas
y acogedoras, teniendo así las condiciones necesarias, tanto las habitaciones, las
capillas, el comedor, salas de reuniones, que con una decoración propia del Verbum Dei
ayude a las personas a encontrar a Dios en medio de lo sencillo, con una cita bíblica o
una imagen.

Y así, como nuestras casas de Ejercicios necesitan contar con unas condiciones
mínimas; “Los Ejercicios Espirituales es mejor hacerlos en un lugar tranquilo, sin ruido
y con buena temperatura, un mínimo de condiciones en un marco de pobreza, castidad y
obediencia”22
“Los Ejercicios Espirituales de mes se realizaran, de ordinario, en la Zona garantizando
en lo posible la infraestructura… Han de ser vividos en ambientes serenos, que faciliten
el “a solas con Dios” para iluminar el propio proceso y asumir la realidad personal, la
de nuestra Fraternidad y la del mundo entero”.23

4. Experiencias de los miembros de la Fraternidad Misionera Verbum Dei sobre el


tiempo y el lugar de los Ejercicios Espirituales.

En esta parte de nuestro trabajo, presentamos algunas encuestas que realizamos a


algunos miembros de la Fraternidad Misionera Verbum Dei. Enviamos por e-mail un
cuestionario a varios miembros de la Fraternidad ubicados en distintas partes del mundo
y algunas fueron entrevistas personales. Las respuestas de las encuestas aquí
presentadas fueron de aquellas personas que generosamente atendieron a la invitación a
colaborar para este trabajo, a las cuales les agradecemos su atención y colaboración, no
sólo porque nos ayudaron a la realización del presente trabajo, sino porque al
compartirnos su vivencia tan enriquecedora han beneficiado a toda la Fraternidad, pues

21
No encontramos documentos que hablen específicamente de este tema, excepto los ya citados, lo que
exponemos a continuación es parte de la experiencia.
22
ITVD San Pablo Apóstol., Loeches 2004, 19
23
Documento final III Congreso General Ordinario de la FMVD 41

12
INSTITUTO TEOLÓGICO VERBUM DEI SAN PABLO APÓSTOL

nuestro trabajo en conjunto con todos los del grupo lo aportaremos a la comisión de
espiritualidad para que se profundice en el tema de los EE.

Dichos cuestionarios nos proporcionaron considerable contenido a nuestro tema sobre el


lugar y el tiempo de los ejercicios espirituales, el cual puede seguirse enriqueciendo,
pues nos dimos cuenta de que contamos con mucha riqueza basada en la experiencia
personal y comunitaria, dicha vivencia es única y esta llamada siempre a la
complementariedad, pues la visión de cada uno es una parte importante para aclarar y
buscar caminos en temas que no existe mucho material por escrito sobre temas de
interés para todos, como es el nuestro.

Hemos querido presentar las entrevistas de manera general, puesto que muchas de ellas
coinciden, salvo aquellos puntos que se opina otra visión, intentamos especificarlo
claramente sin poner nombres para no crear prejuicios, ni utilizar lo dicho a favor o en
contra los nombres de personas responsables de las respuestas.

Aclarando los presupuestos anteriores comencemos con algunas de las preguntas


realizadas:

1. ¿Es eficaz hacer EE cada año por un mes en completo retiro?

Algunos miembros de nuestra fraternidad nos dijeron que los ejercicios espirituales de
mes en completo retiro son esenciales al carisma Verbum Dei, ayudan al crecimiento y
a la fidelidad personal en todos los sentidos. Configuran nuestra persona y marcan el
ritmo de la comunidad y el proceso personal de cristificación. Los ejercicios espirituales
son eficaces pues propician un ritmo de oración estable, un espacio más sosegado y
aislado, es un tiempo especial para toda la Fraternidad.

También reconocían que ayudan al crecimiento en la vocación cristiana, como dice en


las constituciones (CFMVD 11), ayudan para ser Jesús y ser Palabra de Dios. Los EE
tienen carácter de configuración con Cristo. Son propios del Verbum Dei, pues
configuran nuestra fisonomía, la fisonomía del carisma. Hay dos fisonomías que se van
configurando, la primera es la que a todos nos pertenece, que es la vocación cristiana y
la otra es la vocación carismática, que va perfilando el carisma.

Respecto a las razones para fundamentar el tiempo de duración de los EE recogimos lo


siguiente de uno de los miembros encuestados:

No tenemos razones teológicas profundas para fundamentar él porque de un mes,


refiriéndonos específicamente al tiempo. Cabe decir que los ejercicios espirituales son
una tradición en la Iglesia, unos son de una semana, otros de quince días, etc. Da igual
el tiempo de los ejercicios espirituales, pero no da igual en los ejercicios ignacianos, ni
en los ejercicios Verbum Dei, porque para que se dé el fruto se requiere de un tiempo
suficiente. Nosotros los hemos hecho de un mes, por que se necesita un tiempo para
situar el corazón. La vida misionera conlleva un ritmo muy fuerte, ya sea en el
apostolado, estudiando teología o en una vida que tiene una formación permanente
intensa. Puesto que nuestra vida es abundantemente apostólica, por ello necesitamos un
tiempo abundantemente contemplativo y necesitamos silencio interior y exterior. Fijaros
al principio de los ejercicios llegamos con estrés o cansancio y necesitamos acallar

13
INSTITUTO TEOLÓGICO VERBUM DEI SAN PABLO APÓSTOL

nuestro corazón, necesitamos tiempo, por eso al principio de los ejercicios empezamos
con un ritmo tranquilo y sereno, porque lo necesitamos.

Por otra parte también recibimos algunas observaciones y puntos a clarificar como es el
siguiente comentario:

Los ejercicios son eficaces. Pero lo del completo retiro durante los treinta días necesita
ser matizado pues además de la oración personal, a los miembros de las comunidades
conviene confrontar y compartir sobre algunos asuntos que enriquecen la vida misionera
y fortalecen el carisma. En el marco de los ejercicios es enriquecedor tener algunas
reuniones pocas pero buenas preparadas en oración. No resta a la seriedad de los EE y si
nos ayudaría.

Para terminar esta primera pregunta concluimos diciendo que la mayoría de los
miembros entrevistados coincidían en la siguiente afirmación:

Ojala que ningún pretexto pragmático o de otro tipo nos lleve a dejar los EE, pues
perderíamos algo esencial.

2. ¿Qué propuestas tiene la Fraternidad para aquellas personas que no


pueden hacer los EE en ninguna de las fechas señaladas por causas
apostólicas o personales?

Las respuestas a ésta pregunta fueron las siguientes:

En general hay apertura en que una persona con experiencia pueda hacer los EE solo, o
en algún otro lado como con los Jesuitas, pero solo en casos especiales. Aunque lo
mejor es hacerlo en la comunidad, y poner los medios para ello, dándole la importancia
vital que tienen en nuestra vocación y misión.

Respecto a vivir los EE fuera de la comunidad también comentaban otros miembros


que:

En la comunidad hay apertura y si no es cosa de todos los años, es posible integrarse en


otras experiencias similares que ofrezca la iglesia en el lugar, pues hay ofertas y algunas
muy serias y enriquecedoras.

Un comentario personal de uno de los miembros de la fraternidad respecto a esto fue el


siguiente:

Yo aconsejaría que alguna vez en la vida se pudiera hacer los ejercicios fuera de la
comunidad, en un convento contemplativo, claro no en los inicios de la vocación sino
ya con algo de experiencia misionera. Ahora, es distinto irte solo a hacer ejercicios, a
tener un contexto litúrgico que te ayude a vivir los EE (alguna casa de ejercicios en
convento de contemplativos) en donde hay rezo de la liturgia, misa, etc., en donde el
espíritu esta acompañado. Cuando se hacen los ejercicios espirituales fuera, ayuda a
valorar la riqueza que tenemos en la comunidad respecto a los propios ejercicios. Un
medio que no debe de faltar cuando se hacen los EE fuera es un director espiritual.

14
INSTITUTO TEOLÓGICO VERBUM DEI SAN PABLO APÓSTOL

Otro de los aspectos que se añadía como otra posibilidad es sobre los ejercicios
personalizados:

También se puede ver que alguno de los hermanos que hayan vivido los ejercicios
oriente una experiencia de oración intensa de una o dos semanas. Que haya personas
preparadas y disponibles para dar EE personalizados (esto no supone que no pueden, al
mismo tiempo, tener su apostolado permanente).

3. ¿Qué características peculiares deben tener las casas o lugares para


practicar EE para que se propicie un ambiente real de oración en completo
retiro?

A continuación presentamos una descripción de los lugares físicos para hacer EE que al
parecer de los miembros entrevistados sugieren deberían de ser o promover para que
sigan siendo aquellos lugares propios que ya tenemos en la Fraternidad:

Ante todo debemos partir de que el Espíritu Santo es libre y de que la gracia actúa de
manera insospechada (decía uno de los entrevistados). Pero es verdad que debemos de
poner los medios que ayuden para propiciar un ambiente interno y externo de EE.

• Lugares de silencio, espaciosos, abiertos, con campo o jardín y de estructura


sencilla.
• Capacidad suficiente para el número de las personas que vayan a hacer los EE.
• Prever los equipos de ayudas para la Infraestructura, a fin de que los ejercitantes
no tengan que cubrirlo todo.
• No tener paralelamente otras actividades en el mismo lugar para que no
distraigan el ambiente que todos queremos en unos EE.
• Que las personas no tengan a la par otras actividades.
• Ambiente austero, que tenga las condiciones mínimas para enfrentar los cambios
ambientales.
• Que la alimentación sea adecuada y suficiente.
• La casa debe de ser amplia. Debe de tener espacios abiertos porque físicamente
todos necesitamos caminar, pasear, tomar aire libre y hacer un poco de
ejercicio físico pero con cierto orden y disciplina. Cada uno debe conocerse
que es lo que mejor le ayudaría pero ordenadamente.
• Espacios de la casa; ordenados y limpios. De preferencia que la decoración sea
sencilla sin mucha aglomeración de objetos.
• Propiciar espacios individuales (cuando se puede); No es ir en contra de la
pobreza pedir una habitación individual. Lo importante es el orden y la
disciplina interior y exterior, en donde la persona se organice (tiempos de
oración en la capilla, otros caminando, otros en la habitación, etc.)
• Que la capilla sea lo suficientemente amplia, para que sé este a gusto, que tenga
luz suficiente.

Todo esto nos lleva a tener ambientes de sana austeridad.

15
INSTITUTO TEOLÓGICO VERBUM DEI SAN PABLO APÓSTOL

4. Durante el tiempo de oración en los EE ¿crees que debe de existir un corte


real de los medios de comunicación (Internet, móvil o celular, teléfono, etc.)
para un aprovechamiento mejor, tanto de la persona como de los demás
ejercitantes?

Cabe mencionar que en esta pregunta todos los miembros encuestados coincidieron en
las respuestas, algunos añadieron matizaciones como lo veremos a continuación:

• Sobre el corte de los medios de comunicación:

-Evidentemente que sí. Si no ¿en dónde está el completo retiro?

-La comunicación, salvo en casos de emergencia, tendría que limitarse al día libre.

-Las personas deben disponerse para el completo retiro a nivel personal, pero el grupo
como tal no puede quedar incomunicado.

-Es aconsejable que si, pero no siempre es posible.

• Sobre las personas con responsabilidades en las comunidades:

-Quizás los responsables generales serían excepción, pero en la medida de lo posible,


también ellos lo pudieran hacer.

-Hay que aspirar todos al máximo aprovechamiento, pero según que responsabilidades
es difícil; ¿habrá que hacer salvedad?

-Creo que sería lo mejor, pero para las personas que ocupan según que puestos y no hay
quien las supla o que tengan que tomar decisiones en asuntos que nadie mas lo puede
hacer por sencillos que parezcan creo que tampoco puede ser tan tajante.

-Lo que se aconseja es que no todos los responsables hagan al mismo tiempo ejercicios,
sino que cuando un responsable haga ejercicios el que lo supla por ese mes asuma
realmente todo lo que el responsable le correspondería

• Para los ejercitantes:

-Los ejercitantes deberían de estar libres de otras ocupaciones o preocupaciones,


aunque sean apostólicas. Se ve necesaria una reflexión comunitaria sobre ello, a fin de
que sea una opción voluntaria y una necesidad real de los que viven los EE.
-Si es importante desconectar de todo, y todo es todo, por eso debemos de educarnos a
nosotros mismos, a la misma comunidad, a nuestras familias, al movimiento, para que
vayan teniendo la conciencia de lo que suponen unos ejercicios espirituales.

-Es recomendable que no se hagan los ejercicios en la misma comunidad a la que


pertenece, sino fuera de la comunidad local, porque en su propia comunidad la gente le
conoce y es inevitable que no se distraiga.

16
INSTITUTO TEOLÓGICO VERBUM DEI SAN PABLO APÓSTOL

5. ¿Qué criterios justificables crees que existirían para que un misionero sólo
se le proponga o pueda hacer 15 días o una semana de EE?

A continuación presentamos las respuestas a nuestra pregunta numero cinco, varias de


ellas coincidieron y otras no, sino que fue contestada desde diversos prismas:

• Sólo por razones de enfermedad. (Algunos añadían: situación temporal de salud


física o mental que no pueda hacer todo el mes).

• La vida espiritual esta por encima del tiempo y del espacio. Es mucho más
importante la voluntad de la persona para dedicar un tiempo a los EE sin
importar exactamente cuanto tiempo. A nivel espiritual las cuentas no
son matemáticas. Muchos y muchas hacen sagradamente 30 días de EE al
año y quizá no avanzan tanto como el que a conciencia no puede siempre sacar
el mes entero.

• La incompatibilidad con otras tareas que la misma Fraternidad le encarga.

• Realidades familiares que solo la persona puede atender.

• A veces es imposible hacerlos en las fechas propuestas y la comunidad le pide


otro servicio, aunque antes de todo defendería que todo mundo tuviera el
mes de ejercicios.

Agradecemos la participación de los siguientes encuestados: Lucía Herrerías, Fanny,


Ángela Gómez, Antonio Velasco, Claustra Bastida y Claudia Gómez.

17
INSTITUTO TEOLÓGICO VERBUM DEI SAN PABLO APÓSTOL

CONCLUSIONES

A manera de conclusión podemos decir que el estudio y la reflexión sobre el “Tiempo y


lugar oportunos de los EE” es una cuestión abierta, éste es un tema necesario para
seguir profundizando.

Por una parte hay criterios muy claros que nos dejan ver la importancia del mes de EE
en completo retiro, así como criterios específicos sobre nuestras casas de ejercicios
espirituales. Sin quitar que puede haber mas aportaciones ya que todo esto lo hemos
recogido de la “tradición oral” de la comunidad y la propia experiencia del grupo.

A raíz de la investigación nos dimos cuenta que Jaime, nuestro fundador, ha tenido
mucha claridad en elegir las casas de ejercicios de la comunidad, los cuales se
encuentran en lugares que realmente ayudan a ese silencio o clima sereno, sin quitar que
algunos de ellos tienen la ventaja del silencio pero por otra parte tienen sus desventajas.
Por ejemplo en algunas de las casas de ejercicios encontramos un ambiente de silencio,
pero la calidad de la estructura de las casas tienen ciertas precariedades, así como el
transporte, pues, para llegar hasta ellas es difícil el acceso. Por otra parte, otras casas en
nuestra comunidad cumplen con los requisitos, tanto el lugar donde están situadas como
la infraestructura de toda la casa. Lo que si se ve claro es que hay un criterio general de
defender que realmente sean en un lugar apartado de la ciudad, del ruido y con espacios
amplios que ayuden.

Concluimos que esta reflexión ha sido un trabajo de investigación donde hemos


recibido respuestas de los encuestados, pero también esta abierto a la luz de la
experiencia de la comunidad y que se puede seguir profundizando respecto a estos
aspectos. Por lo anterior, y pensando en la futuras generaciones, terminamos con la
invitación, no sólo a la comisión de espiritualidad a enriquecer el presente trabajo, sino
a todos los miembros de la Fraternidad que desde la experiencia puedan aportar criterios
de discernimiento para la elaboración de un documento más especifico sobre éste tema.

18