Está en la página 1de 39

Coleccion: Gaceta Civil - Tomo 6 - Numero 12 - Mes-Ano: 12_2013

Preguntas y respuestas sobre la garantía mobiliaria*


Luis F. SÁNCHEZ CERNA**

[-]

TEMA RELEVANTE

El autor señala, en este artículo, que la Ley de la Garantía Mobiliaria no ha cumplido


con su finalidad consistente en incrementar el crédito, lo que ha llevado a que se
proponga su modificación. Sin embargo, el incremento o la creación de un mercado de
crédito depende de otros factores, culturales, sociales, políticos, que no han sido
atendidos. Agrega que algunos pactos, que en nuestra codificación civil han estado
excluidos, son válidos con respecto a la garantía. Asimismo, cita las resoluciones
emitidas por el Tribunal Registral al respecto.

MARCO NORMATIVO

Código Civil.

• Ley de la Garantía Mobiliaria, Ley N° 28677 (01/03/2006).

I. ANTECEDENTES

En el tema de garantías reales, nuestro país como aquellos, en los cuales se ha


recibido una fuerte influencia de Europa continental, se aprecia que las codificaciones
que tuvieron como fuente la reconocida tradición del sistema jurídico romano,
presentaban esquemas y diseños rígidos, regulados por criterios que respondían por lo
general a algún gremio o actividad económica; existiendo la percepción de una,
aparente, limitación en cuanto a los bienes que podrían ser objeto de alguna garantía,
y una sobre regulación o regulación superpuesta, que “no facilitaba el acceso al
crédito” y “la fluidez de la economía”1; según la evidencia empírica mostrada por
diversos estudios planteando un cambio en la sociedad y en la economía desde la
ley2, el nuevo paradigma es, entonces, el cambio económico desde el diseño del
legislador.

1. Código Civil: No puede dejar de mencionarse nuestro actual Código Civil, como
principal norma cuyo diseño desplegó la suficiente inercia para que el diseño de la
actual garantía mobiliaria ingresara a nuestro sistema jurídico, cediendo casi toda su
esencia, así el diseño del common law americano cedió mucho al romanismo de
nuestro país. El Código de Comercio y las leyes especiales que regulaban las
diferentes garantías prendarias, también hicieron lo propio a través de sus diferentes
actores; por cuanto el nuevo diseño tenía que satisfacer las expectativas de toda la
diversidad de acreedores, y recuérdese que una de los principales argumentos para el
cambio era ampliar también el universo de deudores.

Debe entenderse que la opción de la preferente por una ley especial frente al reto de
modificar todas las estructuras de un Código es precisamente no solo evitar la fatiga,
sino también el temor a modificar otras instituciones jurídicas y evitar así mayores
inconsistencias normativas. De esta forma nuestro país marca distancia de la actual
opción francesa, cuyas opciones nos inspiró en el pasado.

2. El régimen de prendas en nuestro país tuvo su regulación no solo en dos Códigos,


Código Civil y Código de Comercio, al igual que en la mayoría de pases de tradición
Romana, sino también en leyes especiales: Como D. Leg. Nº 109, Ley Nº 2347, Ley Nº
2402, Ley Nº 27261, Ley Nº 6565, Ley Nº 2411, entre otras. Esta regulación fue
sustituida por la Ley Nº 28677, Ley de Garantía Mobiliaria (LGM), que entró en
vigencia el 30 de mayo de 2006, la cual según su exposición de motivos pretende un
cambio en la amplitud del objeto de la garantía, en su configuración y en los
mecanismos para su ejecución, norma que había tratado de ser adecuada y
sistematizada a nuestro ordenamiento jurídico, introduciendo o mejor dicho volviendo a
introducir algunos preceptos que fueron abolidos por el Romanismo francés.

A lo anterior sin embargo, hay que agregar que el sistema de garantías sobre bienes
inmuebles aún permanece sin mayores cambios, lo cual no se justifica desde la
perspectiva de los argumentos esgrimidos para justificar los cambios introducidos en la
regulación de la garantía sobre bienes muebles.

3. La Jurisprudencia: Tuno un papel poco expresivo en este tema, es más hasta hace
poco había poca inclinación de nuestra Judicatura a incluir el contenido social y
económico de las instituciones jurídicas en juego.

4. La Doctrina: El Jurista Mario Castillo Freyre3 nos informa que la Ley de Garantía
Mobiliaria peruana se ha construido con base en lo desarrollado en la obra de
Fernando Cantuarias, Heywood W. Fleisig y Nuria De la Peña en su libro Trabas
legales al crédito en el Perú: Garantías mobiliarias, publicado por la UPC en Lima el
año 2000; sin embargo muchos textos y literatura nacional y extranjera ya habían
hecho hincapié en la necesidad de una reforma.

5. Las comisiones y anteproyecto:

Por R.M. Nº 182-2001-EF/1044. Se crea una Comisión encargada de elaborar un


Documento de Trabajo que contenga un diagnóstico del marco institucional aplicable a
la constitución, registro y ejecución de garantías reales.

La R.M. Nº 235-2001-EF/1055, publicada el 16/07/2001, dispone la publicación del


documento elaborado por el MEF denominado: “Facilitando el Acceso al Crédito
mediante un Sistema Eficaz de Garantías Reales”6, documento en el cual se
recomendó la adopción de un nuevo marco legal e institucional aplicable a las
garantías reales. Sobre las cuales el MEF elaboró el citado Documento de Trabajo.

La R.M. Nº 410-2002-EF/10, (15/10/2002). Crea una comisión encargada de formular


un proyecto de ley de garantías reales para solucionar los principales obstáculos que
enfrentan los agentes económicos.

La R.M. Nº 188-2003-EF/10 (14/05/2003). Publica el Anteproyecto de la LGM. El Plan


Nacional de Competitividad (PNC)7: aprobado por D.S. Nº 057-2005-PCM, (Publicado
el 29/07/2005), estableció como política económica, mercados financieros y de
capitales, la política 1.2. Mejorar el mercado de protección al acreedor, para lo cual
debía aprobarse la Ley de Garantías Mobiliarias.

Un Sistema jurídico de garantías, que uniformice su regulación, busca crear una


garantía de manera que la regla sea primera en el tiempo primero en el derecho y
someter a todas las garantías mobiliarias a un solo sistema de registro y de prioridad.
Sin embargo la ley modelo a diferencia de nuestra ley de garantías reconoce que se
puede publicitar una garantía por la entrega de la posesión o por medio de la entrega
de título representativo (art. 10 de la ley modelo) y de ese modo salva parcialmente las
incongruencias que se pueden dar respecto de un aparente régimen uniforme de
garantías donde se privilegie aparentemente a la inscripción en todos los casos frente
a la posesión.

6. Derecho Internacional Privado: Las Conferencias especializadas de Derecho


Internacional Privado (CIDIP)8, entre ellas resulta necesario citar a CIDIP VI celebrada
en Washington en el año 2002, en la sede de la OEA, en la cual se adoptaron los
siguientes instrumentos internacionales: La Ley Modelo Inter-Americana sobre
Garantías Mobiliarias, la Carta de Porte Directa Uniforme Negociable Interamericana
para el Transporte Internacional de Mercaderías por Carretera, y la Carta de Porte
Directa Uniforme No-Negociable Interamericana para el Transporte Internacional de
Mercaderías por Carretera.

La finalidad era crear una regulación única para un sistema de prioridad y preferencias
basado en el Registro, pero cuyos efectos se basan en su publicidad, la cual se puede
dar por el Registro o por la entrega de la posesión, esta última opción no fue seguida
por nuestro país; las razones son obvias por cuanto, “la regla romana que impedía el
efecto traslativo de la titularidad del bien en la compraventa y requería de actos
ulteriores tales como la mancipatio, in iure cessio o la traditio podría criticarse desde un
punto de vista tanto de economía negocial como procesal (…). Por otra parte, la regla
de que todo lo que se transfiere en la compraventa es la posesión útil y pacífica del
bien vendido (y no la titularidad del bien) resultó ser bien útil a la luz del presente
derecho de las garantías mobiliarias”9, recuérdese que en nuestro país para efectos
de la transferencia se requiere del título y del modo tanto en bienes muebles como
inmuebles, y en nuestra legislación la posesión no es objeto jurídico posible en la
compraventa.

II. IMPORTANCIA

La importancia de un sistema de garantías, es que este responda no solo a las


necesidades actuales de nuestra sociedad, sino que también se convierta en
instrumento de desarrollo, y facilite la generación de riqueza, esto debe realizarse
buscando el equilibrio justo en las relaciones económicas entre deudores y
acreedores, relaciones que no deben estar ajenas a contenidos éticos o morales
propios; así un ordenamiento jurídico ideal para los acreedores no lo será para los
deudores y viceversa, no quiero pecar de relativista en este aspecto que es bastante
concreto, sin embargo la carga historicista de esta relación en nuestro país nos permite
la siguiente reflexión: importar un diseño legislativo por su novedad, no es una buena
razón en ninguna parte, más bien debemos adecuarlo a la naturaleza, dinamismo y
complejidad de las relaciones económicas que nos son propias, sin dejar de atender
las motivaciones (no necesariamente legales), que desincentivan o anclen el
crecimiento económico en un esquema de desarrollo humano.

1. El cambio desde el diseño del Legislador: El utilitarismo trasunta el contenido de


la exposición de motivos de la LGM y del nuevo proyecto de la LGM, esta doctrina
parte del principio de la utilidad de la legislación, Benthan10 lo resume así: “La
felicidad pública debe ser el objeto del legislador: y la utilidad general el principio del
razonamiento en legislación. Conocer el bien de la comunidad de cuyos intereses se
trata, constituye la ciencia: hallar los medios de realizar este bien, constituye el arte”11,
postulado que tuvo gran influencia en Inglaterra, sin embargo se reconoce actualmente
que es impracticable en economía porque no hay método eficaz para hacer
comparaciones interpersonales, debido a la naturaleza humana, cada persona tiene
ambiciones, rentas, metas, gustos diferentes. Afirma esta doctrina que “el bien
común12 no es otra cosa que la suma (o el promedio) del bienestar de cada
individuo”13, en este sentido el motivo predominante que sostiene la exposición de
motivos del Nuevo Proyecto de Ley de Garantía Mobiliaria es que no se ha cumplido
con el objetivo de la actual LGM, consistente en “facilitar la utilización de garantías
sobre bienes muebles para aumentar el acceso a financiamiento, principalmente de las
micro y pequeñas empresas (MYPE), a través de crédito del sistema financiero y de
proveedores”14. Pero esta situación no beneficia al grupo de deudores y acreedores
en abstracto, sino solo a los acreedores, pues parece que en nuestro país la no
obtención de los resultados deseados es de diseño legal, pero las razones para esta
situación parecen tener otro origen, y no la LGM, a la cual se le asigna todo el
protagonismo económico, social, político, cultural; pero no se deja escapar la
oportunidad de tener el argumento perfecto para introducir otra opción legal, sin un
estudio holístico del problema de las garantías y el crédito en nuestro país.

Ahora bien, siguiendo a Rawls15, habría que preguntarse quiénes son los menos
favorecidos en nuestra sociedad, la respuesta que se da es que lo son las micro y
pequeñas empresas (MYPE)16, y aquí nos asaltan las dudas porque la evidencia
empírica nos dice que ellos no lo son, y qué pasa con aquellos que se encuentran en
extrema pobreza, definitivamente para ellos cualquier esquema de garantías de
ascendencia romana o de corte Anglosajón no le va a servir de mucho, porque parten
de la premisa de la pre existencia de bienes, o de su existencia posterior.

Siguiendo el pensamiento de Amartya Sen en el sentido de que el fenómeno de la


globalización no es de origen occidental17 sino más bien nuestra civilización global es
una legado de nuestra humanidad, “el recurso a la economía de mercado puede
coexistir con diversos patrones de propiedad, de disponibilidad de recursos, de
oportunidades sociales y de reglas de operación (tales como leyes de patentes y
reglamentaciones antimonopolios)”18. Lo cual parece dar en el centro de las
justificaciones respecto a la adopción de un nuevo sistema de garantía permita
aprovechar las nuevas oportunidades de intercambio, la nueva complejidad y
especializaciones del mercado19 en un contexto globalizado, que permita
articulaciones e inclusión, por lo cual afirmamos que no es la única opción la planteada
en la propuesta de modificación de LGM, sino que se debe recoger la realidad y esta
no se limita a las grandes ciudades de nuestra franja costera.

2. El microcrédito: Las relaciones económicas realizadas por la gran mayoría de


peruanos, están constituidas en un gran porcentaje en microfinanzas, sector que tiene
un amplia proyección de desarrollo, además de facilitar la inclusión económica de los
grupos o sectores desfavorecidos, este sector no encuentra un buen aliado en el
diseño de la garantía actual, por cuanto sus costos de transacción de sus operaciones
comerciales que representan importes bajos; la realidad empírica nos dice que se ven
afectados por los costos de la formalización de la garantía así como de su publicidad.

Piense el lector en un crédito por debajo de dos mil nuevos soles, el instrumento
notarial, y los costos de su publicidad no son los más adecuados para estos, por lo
cual si resulta útil una mejora en este aspecto, sin embargo aún así, nuestro país
muestra una alta especialización y oferta en este sector, se puede ver al respecto el
reporte de “The Economist Intelligence Unit”20, y el “2011 Micro Finance 100 Latin
America the Caribbean”21.

Sobre este tema el Informe de la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho
Mercantil Internacional”, realizado en el 44º periodo de sesiones (27/06 al 08/07/2011),
sostiene que aún conviene estudiar entre otros: “La procedencia de imponer techos al
tipo de interés cobrable por los microcréditos; medidas para prevenir el endeudamiento
excesivo del cliente; la captación en garantía de excesivos bienes o de bienes de
escaso valor económico”22. Ahora bien, sobre las operaciones garantizadas, la
CNUDMI, ha emitido entre otras las siguientes recomendaciones: “b) Facilitar el pleno
aprovechamiento del valor intrínseco de sus bienes gravados para respaldar el crédito
financiero otorgado; c) Facilitar a los interesados la obtención de garantías reales por
alguna vía sencilla y eficiente. g) Establecer reglas de prelación claras y previsibles”23;
estas recomendaciones se vienen implementando en nuestro país, pero mediante
normas que buscan incentivar el uso del crédito mediante operaciones garantizadas,
ampliando el universo de bienes susceptibles de ser otorgados en garantía, aunque la
evidencia legal nos dice que esto ya era así, es necesario entonces establecer qué
reglas son las que favorecen a uno u otros, para lo cual seguiré el trabajo de Carlos de
Cores24, pero desde la perspectiva de nuestra actual legislación:

Favorece a los acreedores:

• Todos los bienes pueden ser objeto de Garantía Mobiliaria (GM): Regulación prevista
según artículo 4 de la LGM. pero hay algunas restricciones establecidas en el artículo
4, inciso 22 en adelante.

• Posibilidad de GM sobre bien futuro: Regulación prevista en el artículo 4 de la LGM


1er párrafo, e inciso 12, y artículo 20, incisos 1 y 2.

• Es posible la GM para garantizar obligaciones genéricas, futuras y eventuales:


Regulación prevista en el artículo 1 primer párrafo y artículo 20 inciso 3 de la LGM.

• No se requiere un monto máximo garantizado: en la LGM no se ha previsto un techo


al monto de las obligaciones garantizadas y tampoco al monto del gravamen, tal como
se infiere de lo establecido en este texto legal; ver artículo 3 de la LGM.

• Es suficiente una descripción genérica de los bienes: Supuesto regulado en artículo 4


de la LGM primer párrafo; es posible otorgar en Garantía Mobiliaria, categorías
genéricas de bienes o con descripción genérica.

• No es necesaria la desposesión en materia de muebles: Supuesto regulado en el


artículo 3, parágrafo 3.1 de la LGM.

• En la garantía mobiliaria sobre créditos, no es necesario notificar a los deudores


cedidos: Supuesto conocido en nuestro país como Cesión de Derechos, para cuyo
caso solo se requiere el consentimiento de cedente y cesionario, al respecto se puede
ver el artículo 120625 del Código Civil.
• La novación no produce la extinción de las garantías: Supuesto no previsto en
nuestra LGM.

• Se admite la vía paralela y la ejecución extrajudicial: En nuestra legislación solo se


admite la ejecución extrajudicial en el artículo 47, inciso 3 de la LGM.

• Los procedimientos concursales no bloquean la ejecución de las garantías: La


regulación prevista en nuestro país contenida en los artículos 17.3, 17.4 y 18.6 de la
Ley Nº 27809 constituyen los casos en los cuales se aplica esta regla, otro caso es el
previsto en el D. Leg. Nº 299.

• Validez del pacto comisorio y del pacto marciano26: En nuestro país está previsto el
pacto marciano en el artículo 47.1 de la LGM. Aunque la mayoría de juristas identifican
este último como pacto comisorio, debe entenderse que hacen referencia al Pacto
Marciano que es una de las modalidades del anterior.

• Derecho de garantía no cede ante deudas por costas y costos, impuestos, salarios:
Supuesto que tampoco ha sido incluido en nuestra LGM; claro, se entiende que estas
obligaciones no se encuentran protegidas por garantías inscritas.

• No hay revocación de contratos en Legislación concursal: En nuestro caso esto no es


así, se ha previsto en la legislación concursal un periodo de sospecha.

• Se admiten la cesión de la propiedad en garantía y el fideicomiso de garantía: La


primera figura no está prevista en nuestra legislación, pero la segunda sí, en Ley Nº
26702.

• Sistema de publicidad de la garantía mediante aviso, en registro único de acceso


libre, y sin calificación registral: No implementada en nuestro país, pero propuesta su
incorporación en el proyecto de ley de modificación a la Ley Nº 28677.

• Desfavorece a los acreedores:

• Restricciones a los bienes que pueden ser objeto de la GM: En nuestro país se han
establecido excepciones al universo de bienes que pueden otorgarse en la GM en el
artículo 4, inciso 2227.

• Solo puede otorgarse en la GM bienes presentes: Esto no es así en nuestro caso,


también es posible otorgar en garantía además, bienes ajenos.

• Solo pueden garantizarse deudas específicas: Según artículo 1 de Ley Nº 28677


puede otorgarse en garantía obligaciones de toda naturaleza.

• Se requiere monto máximo garantizado: En nuestro caso no hay previsión legal al


respecto, por lo cual el monto está sujeto a la libre determinación de la voluntad de las
partes, conforme a lo establecido en la Constitución, artículo 2.1828 de la Constitución.

• Descripción específica (individualización concreta): En nuestro caso además se ha


previsto la posibilidad de describir por categorías genéricas, vide supra.

• Se requiere la desposesión: En nuestra legislación se ha previsto la GM con entrega


y sin ella, conforme lo establecido en el artículo 3 apartado 3.1 de la LGM.

• Se requiere notificar a los deudores cedidos en la garantía sobre créditos: Esto no ha


sido regulado así en nuestro Código Civil, pero lo ha previsto como acto inscribible en
el Registro mobiliario de contratos.

• La novación produce la extinción de las garantías: Supuesto previsto en el artículo


1277 del Código Civil que ha establecido expresamente que por la novación se
sustituye una obligación por otra; sin embargo el artículo 1283 admite el pacto en
contrario, es decir que se transmitan las garantías a la nueva obligación.

• Ejecución solo en vía judicial generalmente con procesos extensos: Nuestro sistema
judicial todavía no ha sabido encontrar soluciones idóneas para disminuir su carga
procesal, y articulaciones maliciosas, a pesar de las herramientas jurídicas de que han
sido dotados los magistrados; panorama que se espera mejorar con la nueva
regulación, al haberse previsto mecanismos de ejecución extrajudicial. Ver ut supra.

• Los procedimientos concursales Bloquean la ejecución de garantías: Esto es así, ver


Ley Nº 27809.

• Invalidez del pacto comisorio: Y debe entenderse también del pacto marciano,
aunque sobre este tema no se ha preocupado nuestra legislación, la cual siguiendo la
dogmática francesa lo expulsó de la codificación civil.

• La GM en procedimientos concursales cede en caso de concurso del deudor, ver Ley


Nº 27809, artículo 42, en la cual se ha establecido que las remuneraciones son
créditos de primer orden, y las moras costos e impuestos son créditos de cuarto orden.

• Revocación concursal en periodo de sospecha: Previsto en la Ley Nº 27809, artículo


19; hasta un año anterior a la fecha en que presentó su solicitud para acogerse a
alguno de los procedimientos concursales, fue notificado de la resolución de
emplazamiento o fue notificado del inicio de la disolución y liquidación.

• No se admiten la cesión de propiedad en garantía, pero sí se admite el fideicomiso en


garantía, en Ley Nº 26702 artículos 241, 246.

• Un Sistema de publicidad de garantía en el Registro Jurídico de Bienes, o sistema de


publicidad en un Registro de Contratos, según sobre qué bien recaiga la afectación, en
ambos casos con calificación registral: Este es el actual diseño en nuestro país, con el
matiz de haberse regulado una calificación más limitada29 para este último registro, y
para aquellos casos en los cuales no se presenta para su inscripción el instrumento
que contiene el acto jurídico sino solo el Formulario Registral que contiene la
información estandarizada necesaria para su publicidad, al respecto se tiene un
pronunciamiento del Tribunal Registral del Norte en el sentido de que la calificación
más limitada (atenuada según la LGM) no en función al instrumento sino en función al
tipo de registro, posición que tiene mucho sentido común, pero contradice
expresamente lo regulado en el artículo 3630 de la LGM.
Se concluye de lo anterior, que el acreedor se encuentra fortalecido con la actual
regulación, lo cual debe compatibilizarse con lo que nuestro Tribunal Constitucional
entiende por economía social de mercado, que “en suma, se trata de una economía
que busca garantizar que la productividad individual sea, por contrapartida, sinónimo
de progreso social”31. Hay que encontrar pues el equilibro adecuado en la relación
acreedor deudor, en consonancia no solo con lo que visionamos, sino también con
aquellas particularidades de nuestra sociedad y cultura que nos diferencian, para
enriquecer el nuevo modelo que se propone implementar.

3. El romanismo americano y el common law americano:

Al contrario de lo que se cree, no “debe pensarse que el Derecho es una creación


pacífica y lineal: el Derecho nace siempre dentro del conflicto, surge como una
dialéctica, en la que las oposiciones juegan un papel fundamental”32, y aunque
algunos autores indiquen que uno u otro sistema es más lineal, la tradición jurídica de
ambos sistemas nos informa de su mutua interrelación, así como el de nuestro sistema
jurídico33 romano, germánico americano y el common law americano34, ahora bien
este fenómeno de interrelación se aprecia ya una mayor “atenuación”35 en las
diferencias hasta ahora visibles, sobre todo porque ambos parten “de una matriz
cultural común que permite hablar de una tradición que engloba a ambas familias para
así constituir la ‘tradición jurídica occidental’, según lo ha puesto de relieve la clásica
obra de Harold J. Berman”36. Ahora bien como lo resalta Nuria Gonzales, esto se
explica además por la necesidad de hacer posible la interactuación entre bloques
políticos y/o económicos, y sobre todo porque ahora la estabilidad democrática permite
trasladar con más facilidad los modelos jurídicos; pero estos no son los únicos
factores, sino también otros que no aparecen directamente vinculados a lo jurídico,
pero que también influyen en la importación de recetas, hay estudios previos que nos
permiten tener más claridad en este tema, tales como “los posgrados en los Estados
Unidos se han convertido en un factor esencial para tener éxito en el mundo de los
negocios en América Latina y gradualmente se han vuelto esenciales en las esferas de
los derechos humanos y la protección ambiental”37, recuérdese también el “Consenso
de Washington”, basado en políticas económicas “neoliberales”; sin embargo la
importación de modelos no siempre se aplican como quieren los importadores, o no
siempre se obtienen los resultados queridos, por lo cual se debe estar atento a nuestra
cultura, y también a algunas diferencias de origen entre ambos sistemas, y los
aspectos de coincidencia entre ambos. Como se puede apreciar, estamos en camino
hacía la conformación de un Sistema Jurídico Occidental que tendrá más aspectos en
común, que diferencias, lo cual también puede verse como un efecto de la
Globalización, o como una necesidad que impone la misma.

Debe tenerse presente, por cierto, que este no es un fenómeno propio de esta parte
del continente, sino universal, en Europa, Francia también ha reformado todo su
Derecho de Garantías, (Sistema Romano Francés), mobiliaria e inmobiliaria, lo cual no
ha sucedido así en nuestro país, aun nos hemos mostrado reticentes a desarrollar un
solo régimen de garantías inmobiliarias, y muchos menos uno solo sistema para todos
los bienes.

III. OPCIONES PARA LA PUBLICIDAD DE LA GARANTÍA

La publicidad es un mecanismo adicional a la garantía sobre un bien para asegurar el


cumplimiento de una obligación, frente a terceros. Su finalidad es:

• Proteger a los terceros que negocien con los otorgantes frente al riesgo de que
dichos bienes hayan sido previamente otorgados en garantía.

• Determinar el orden de prelación entre los distintos acreedores garantizados. Los


mecanismos o métodos utilizados por los diferentes sistemas jurídicos son:

1. La posesión: “funciona únicamente respecto de los bienes corporales identificables,


ya que consiste en desposeer o privar al otorgante de la posesión del bien o de los
bienes constituidos en garantía”38.

2. Posesión privilegiada: “Consiste en una prolongación de dicha técnica de la


desposesión, al otorgarse al acreedor garantizado cierto control sobre el valor de las
obligaciones inmateriales contraídas por un tercero frente al otorgante de la
garantía”39.

3. Anotación o inscripción en un Registro Jurídico de Bienes: Utilizado


“únicamente si los bienes gravados son bienes muebles determinables o identificables
para los que el Estado haya establecido un registro de la propiedad en el que sea
anotable todo gravamen real constituido sobre un bien inscrito”40.

Este es el modelo legal adoptado por nuestro país, con la característica adicional que
contamos con un Registro general para aquellas garantías sobre bienes muebles no
inscribibles o aquellos inscribibles pero aún no inscritos, es el Registro Mobiliario de
Contratos.

Recordemos que en tanto no se materialice la interconexión de todos los Registros


jurídicos de bienes en un Sistema integrado, el consumidor tendrá que obtener tantas
certificaciones como registros jurídicos e instituciones que los administran existan
como Sunarp, Indecopi o Cavali.

Pero y en la realidad, en el día a día, ¿cuál será el sistema de publicidad utilizado?,


pues ciertamente este diseño no lo utiliza la mayoría de peruanos, y menos en el
microcrédito, pues su sistema de publicidad se basa en la entrega, en la participación
colectiva, o en la noticia del grupo social o comunal.

4. Anotación sobre el título o certificado de propiedad: “consiste en anotar la


garantía constituida sobre el propio título o certificado de propiedad del bien gravado.
De nuevo, este método solo será utilizable cuando el bien gravado sea un bien mueble
corporal determinable para el que la ley, por lo demás aplicable, del Estado
promulgante tenga previsto que su propiedad sea fehacientemente probada por un
título o certificado emitido para dicho fin”41.

5. Sistema de avisos: Según la CNUDMI, constituye el más completo al “hacer


inscribir un aviso sencillo o simple anotación de la garantía real en un registro general
de las garantías reales. Dichas anotaciones estarán indizadas en función de la
identidad del otorgante de la garantía y no en función del bien gravado. Ello significa
que una única anotación podrá servir para que un tercero interesado pueda informarse
de si existe alguna otra garantía real otorgada sobre cualquier bien mueble corporal o
inmaterial del que dicho otorgante sea actualmente propietario o que pueda adquirir en
el futuro”42. “La anotación de una garantía real en dicho registro no constituye una
prueba en sí de que el otorgante sea el propietario del bien gravado o de la existencia
de la garantía real anotada. Ahora bien, dicha inscripción constituye un requisito previo
para la validez frente a terceros de toda garantía real que haya sido o pueda ser
otorgada. En ausencia de dicha inscripción, la garantía alegada no surtirá efectos
frente a ningún tercero”43. Se puede ver la operatividad y funcionamiento de esta
opción en la siguiente URL: <http://www.garantiasmobiliarias.hn/>

, que corresponde al registro de garantías mobiliarias implementado en Tegucigalpa,


República de Honduras.

En nuestro país, se ha elaborado un proyecto de ley a fin de introducir este último


modelo en nuestra legislación44, toda vez que desde el 2006 a la fecha aún no se ha
logrado el dinamismo deseado en el mercado de créditos, lo cual se explica indicando
que la cantidad de garantías mobiliarias inscritas según información remitida por
Sunarp, durante el periodo 2006 al 2011 son 200694, de las cuales se han cancelado
un poco más de la mitad, así se aprecia del texto de la “exposición de motivos” del
Proyecto de Ley del Sistema de Garantías Mobiliarias45: pero no se proporciona
información respecto a las inscripciones realizadas en Indecopi o Cavali, ni se ha
hecho un estimado de las garantías que no se inscriben en nuestro país, ya sea por
costos de formalización o porque las partes prefieren otro sistema de publicidad.

Un aspecto que no ha cambiado mucho en los últimos diez años es el referido a las
características de nuestro mercado doméstico de créditos: “La gran dispersión en las
tasas de interés cobrados por créditos bancarios. Los montos más altos de créditos
son otorgados a bajas tasas de interés y el mayor número de demandantes de crédito
está ubicado en segmentos con tasas de interés altas. La existencia de una tendencia
decreciente de tasas de interés durante el periodo 1998-2002. Los niveles de
rentabilidad varían fuertemente entre segmentos”46.

Para atender, se entiende, la misma realidad, se ha trabajado en proyectos similares al


planteado para el Perú, en Argentina (1999), Bolivia (2005), Ecuador (2004),
Guatemala (1998), El Salvador (2001), Nicaragua (2006), Nigeria (2009), Romania
(1999) y Ukraine (2002).

Ahora bien, según el Doing Business 2011 - Making a difference for: Entrepreneurs47
publicado por el World Bank Group, nuestro país se ubica este año en el puesto 36 por
encima de Colombia (39), Emiratos Árabes Unidos (40), Chile (43), Hungría (46),
China (79), Italia (80), Argentina (115), Uruguay (124), Brasil (127); de lo cual parece
inferirse que más bien lo que se pretende es uniformizar la legislación para globalizar
la economía más fácilmente, y establecer reglas comunes a lo que será un solo
mercado global de crédito en esta parte del Continente.

IV. DEFINICIÓN

La Ley de Garantía mobiliaria de Honduras, Decreto Nº 182-2009 (publicado el


28/01/2010), conceptualiza la GM de manera amplísima, a fin de que haya dudas
respecto a su alcance e influencia del common law americano, esta puede constituirse
por contrato o por disposición de la Ley sobre uno o varios bienes muebles (BM) o
sobre la totalidad de los BM del deudor garante, ya sean estos presentes o futuros,
corporales o incorporales, con el fin de garantizar el cumplimiento de una o varias
obligaciones presentes o futuras, sin importar la forma de la operación o quién sea el
titular de la propiedad, la GM comprende toda operación cuyo propósito o efecto sea el
de constituir una GM independientemente de su forma o nomenclatura, se incluye
entre otros, aquellos contratos, pactos o cláusulas comúnmente utilizados para
garantizar obligaciones respecto de bienes muebles, tales como la venta con reserva
de dominio, los fideicomisos en garantía, la prenda flotante de establecimiento
comercial o de fondo de comercio, factoraje, leasing y cualquier otra forma de garantía
preexistente48.

La Ley de Garantía mobiliaria de Guatemala, Decreto Nº 51-2007 del Congreso de la


República en su artículo 3 indica que: “La garantía mobiliaria es el derecho real de
garantía constituido por el deudor garante a favor del acreedor garantizado, para
garantizar el cumplimiento de una o varias obligaciones del deudor principal o de un
tercero. Consiste en la preferencia que le otorga al acreedor garantizado para la
posesión y ejecución de los bienes muebles dados en garantía”49. En el documento
denominado “Texto modificado de la Ley Nº 28677 señalado en borrador para
consulta” elaborado por Nuria de la Peña & Heywood Fleisig, con recursos del BID y
de la fundación CEAL, se la define como el “gravamen de garantía real constituido
sobre bienes muebles en garantía mobiliaria, para asegurar el cumplimiento de una
obligación principal en virtud de un acto jurídico dentro del ámbito de aplicación de la
presente Ley”50. La Guía Legislativa de la CNUDMI sobre las operaciones
garantizadas, define la garantía real sobre bienes a “un derecho real (por oposición a
un derecho personal) sobre bienes muebles (por oposición a bienes inmuebles) nacido
de un pacto contractual (por oposición a dimanante de la ley o de una sentencia
judicial) entre el otorgante y el acreedor garantizado. Dicho derecho se crea en
garantía del cumplimiento de una obligación debida al acreedor por el otorgante de la
garantía o alguna otra persona. La garantía se tendrá por “constituida” una vez que se
hayan adoptado todas las medidas requeridas para su validez frente al otorgante”51.
México ha empezado por crear el concepto de Garantía Mobiliaria y mantiene la
nomen conocido de prendas como una modalidad del concepto introducido, y crea su
Registro Único de Garantías (RUG), en el cual se ha incluido la siguiente: Garantía
mobiliaria es “el efecto de un acto jurídico mercantil por medio del cual se constituye,
modifica, transmite o cancela una garantía o un privilegio especial o derecho de
retención a favor del acreedor, sobre un bien o conjunto de bienes muebles, para
garantizar el cumplimiento de una obligación”52. La legislación aplicable en relación
con el Registro único de Garantías Mobiliarias, se tiene: Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos, Código Civil Federal, Código de Comercio, Código Fiscal
de la Federación, Código Penal Federal, Ley de Aviación Civil, Ley de Instituciones de
Crédito, Ley de Navegación y Comercio Marítimos, Ley de Propiedad Industrial, etc. Su
concepto de prenda53 contenido en su Código Civil era similar al nuestro.

En nuestro caso, en la conceptualización de términos empleado por la Ley de garantía


mobiliaria se indica que esta es “el gravamen constituido sobre bienes muebles en
virtud de un acto jurídico dentro del ámbito de aplicación de la presente Ley”54. En el
mismo texto legal en el artículo 3 inciso 3.1 se indica que: “La garantía mobiliaria es la
afectación de un bien mueble mediante un acto jurídico, destinada a asegurar el
cumplimiento de una obligación. La garantía mobiliaria puede darse con o sin
desposesión del bien mueble. En caso de desposesión, puede pactarse la entrega del
bien mueble afectado en garantía al acreedor garantizado o a un tercero
depositario”55.

Esta definición es completada por reglamento del registro mobiliario de contratos, en el


cual se ha indicado expresamente lo siguiente: “Se entiende por afectación todo acto
de limitación o condición respecto de una relación jurídica sobre el bien mueble”56.
Queda claro que se excluyen de esta regulación todas aquellas disposiciones
especiales que regulan instituciones que los denominados “contratos modernos”, pero
que son de antigua data, como Fideicomiso en Garantía, Leasing, Leaseback,
Underwriting, Factoring, las cuales hemos ya compatibilizado con nuestra legislación
civil, y también quedan excluidas instituciones conocidas de nuestra Codificación como
el arrendamiento, la reserva de propiedad, el Derecho de retención, aparte ya de la
regulación sobre propiedad inmueble.

V. NATURALEZA JURÍDICA

La garantía mobiliaria en nuestro país tiene como principal fuente la Ley Modelo
Interamericana de Garantías Mobiliarias de la Organización de Estados Americanos57,
la que se nutre de la legislación inglesa, o common law, en la cual prima un número
abierto de bienes de garantía y de derechos in rem o ad rem (“contra el bien” o “al
bien”), a diferencia en nuestro sistema - jurídico y estructura social la garantía
prendaria y otras afectaciones o contratos sobre bienes muebles no registrables no
gozaban de publicidad, y al contrario de lo que opinan algunos autores respecto “al
caso de la Garantía Mobiliaria que se constituye sin entrega, y con la sola inscripción
en el Registro Mobiliario de Contratos, el derecho tendrá otra naturaleza”58. Para el
caso de las garantías sobre bienes no registrados y sin desplazamiento las razones
que se dan son básicamente:

El Registro Mobiliario de Contratos no informa sobre la situación de los bienes a partir


de una identificación de estos, sino sobre la situación patrimonial de las personas, de
la cual resulta muy difícil identificar el bien.

En estas garantías sin desplazamiento y sobre bienes no registrados no existe


verdadera oponibilidad, pese a su denominación e incluso respecto a su
persecutoriedad. Su atractivo reposa en la sanción penal por la negativa del dueño a
entregar el bien cuando el acreedor lo requiere. (Ver artículo 50 de la LGM). Se repite
la diferencia estructural de la penda ordinaria y las prendas con registro que no
comparten la misma naturaleza jurídica; respecto a lo primero no es tan cierto, por
cuanto la finalidad de la regulación en este sentido es permitir en su máxima expresión
la libertad contractual, es decir a la libertad de configuración del contenido negocial59,
es decir si bien la publicidad en el Registro Mobiliario de contratos es por personas,
(esto no le otorga el atributo de garantía personal), esto se ha hecho así en atención a
la posibilidad de la forma en que se otorguen en garantía los bienes, de manera
genérica o específica, o sobre el universo de bienes del deudor o garante, presentes o
futuros.

Asimismo mucho más útil resulta conocer la situación patrimonial del deudor o garante,
sobre todo para los casos de disolución y liquidación previstos en la Ley N° 2780960
respecto a lo indicado en el segundo punto cabe precisar que lo que ha hecho la Ley
Nº 28677 es uniformizar el tratamiento legal de las garantías en nuestro país, lo cual
guarda plena coherencia con lo establecido en el artículo 881 del Código Civil, que
alcanza también a los derechos reales de garantía, y en este caso a la garantía
mobiliaria, y a otras que por ley se creen posteriormente, es decir son derechos reales
de garantía los contenidos en el Código Civil y los que se creen por otras leyes61.

Debe apreciarse que la tendencia marcada es que se preste o se otorgue créditos al


amparo de la LGM, y también a esto apunta los privilegios otorgados, aun a la garantía
sin desplazamiento y sobre bienes no susceptibles de inscripción.

Sin embargo, atendiendo a la tradición romanista y para fines didácticos se precisa que
en nuestro caso esto debe entenderse como una configuración de derechos
patrimoniales que cae en la esfera de los derechos reales, o una relación que no tiene
tal configuración sino una en la cual no hay una cosa o bien, sino una prestación, vale
decir “lo debido”; ver en este sentido a Guillermo A. Borda62.

Esto se ha entendido así en nuestro país, de tal forma que la configuración expuesta
por M. Mejorada tiene sentido al afirmar que las siguientes configuraciones de
Garantía Mobiliaria son Derechos Reales: “I) Garantía con entrega del bien, sin
inscripción, II) garantía con entrega del bien, más inscripción en un Registro Jurídico
de Bienes, III) garantía con entrega del bien, más inscripción en el Registro Mobiliario
de Contratos, y IV) garantía sin entrega del bien, pero con inscripción en un Registro
Jurídico de bienes”63, y esta configuración no corresponde a esta categoría, “V)
garantía sin entrega del bien, pero con inscripción en el Registro Mobiliario de
Contratos”64; asimismo otra configuración de garantía que tampoco podría afirmarse
que corresponde a nuestra clásica concepción de derechos real, es: “VI) La de aquella
sin entrega y sin inscripción; esta última opción que también es posible configurar en
nuestro país sin mayores problemas doctrinarios, pero con enormes problemas de
eficacia práctica, fue objeto de previsión especial en los países bajos”65; debe
comprenderse que en países, como el nuestro, que sustentan los efectos frente a los
terceros en un sistema de Publicidad Registral, esta opción debe descartarse pero
nada impide que sea una realidad práctica.

Otra justificación que explica la actual situación de las relaciones jurídicas


patrimoniales, y este es el referido al contenido económico de la constitución de 1993,
la cual a diferencia de su predecesora, funda en el privado la generación de riqueza en
nuestro país en consecuencia debe rodeársele de las mayores libertades y otorgársele
las máximas garantías para que diseñen sus relaciones contractuales incluso creando
nuevas relaciones de contenido real. (Ver Avendaño y Mejorada Chauca).

VI. CONFIGURACIÓN O ESTRUCTURA

La Garantía Mobiliaria regulada de forma abierta en nuestro país, permite ser diseñada
y estructurada de acuerdo a la naturaleza de la relación económica entre deudor y
acreedor, desde la más simple a la más compleja, para lo cual según se trate de una
garantía unilateral, bilateral o plurilateral del constituyente.

1. La declaración realizada, ordenando jurídica y económicamente una relación, por la


cual se afecta uno o varios bienes, habiéndose considerado las ventajas y desventajas
de la afectación, con la determinación tomada en libertad, es decir con responsabilidad
de sus actos, ver artículo 3 de la LGM, artículos 214, 216 y 218, artículo II del Título
Preliminar, 1447, 1448 y 1453 del Código Civil, artículos 85, 86 y 87 del Código de
Protección y Defensa del Consumidor (CPDC), Ley Nº 29571.

2. Causa o finalidad: El cumplimiento de la función económica de la Garantía


Mobiliaria, se traduce en el aspecto individual y en el aspecto colectivo, el primero por
cuanto satisface la necesidad de financiamiento, y en el segundo por cuanto se
incrementa el mercado de crédito; también se cumple una función social al facilitar la
movilidad social y mejora económica de los participantes en este mercado.

En términos amplios, el crédito dinamiza los diferentes sectores de la economía, así


como genera un beneficio directo para el solicitante, pues le apoya en sus actividades
que requieren inversión, también las entidades financieras pueden generar las
utilidades y obtener ganancias por sus accionistas. En este sentido debe leerse el
artículo 140, inciso 3 del Código Civil, esto por cuanto conforme con la doctrina
moderna este “acto jurídico” tiene un fin específico en cuanto tal.
3. Sujetos:

Acreedor garantizado: Podrá ser una persona natural o jurídica, el artículo 2 inciso 1
indica que: “la persona en cuyo favor se constituye la garantía mobiliaria o quien
hubiese adquirido, bajo cualquier título, la obligación garantizada”; en la legislación de
consumo tendrá la calidad de proveedor, en el crédito otorgado, artículo IV, acápite 2,
ítem 4, y acápite 4 del mismo artículo CPDC, y está obligado a otorgar la constancia de
cancelación de la obligación contraída, en forma gratuita, conforme lo establecido en el
artículo 43 del CPDC. No será necesaria su intervención en el acto constitutivo cuando
la garantía mobiliaria se otorgue de manera unilateral.

Constituyente: Puede ser cualquier persona natural o jurídica, el artículo 2 inciso 5


indica que: “la persona, sea el deudor o un tercero, que constituye la garantía
mobiliaria conforme a esta Ley”. Cuando el constituyente es diferente al deudor, no
requiere su autorización para otorgar la garantía, conforme lo establecido en el último
párrafo del artículo 17 de la LGM66. Debe tenerse presente también lo indicado en el
párrafo siguiente.

Deudor: Puede ser cualquier persona natural o jurídica, el artículo 2 inciso 7 indica
que: “la persona obligada al cumplimiento de la obligación garantizada”; ahora bien le
resultará aplicable al deudor el artículo IV acápite 1 de la Ley Nº 29571, en tanto sea el
que utiliza o disfruta de un producto o servicio normalmente destinado para los fines de
su actividad como proveedor67.

En nuestro país la realidad empírica nos indica que el gran porcentaje de obligaciones
y contratos cuyo cumplimiento se protege con una Garantía Mobiliaria está conformado
a los préstamos de dinero o mutuos de dinero, por lo cual la devolución del dinero
prestado es la principal obligación garantizada. Nada impide que el deudor se obligue
a cualquier otra obligación de dar, hacer o no hacer, teniendo presente lo indicado en
el punto 2 que antecede.

Otros participantes, en la garantía, según como se la haya configurado, y se haya o


no cumplido con las obligaciones garantizadas:

• Depositario: El artículo 2 inciso 6 indica que: “la persona natural o jurídica que
custodia el bien mueble, materia de la garantía mobiliaria”, esta persona puede
coincidir con el garante o con el deudor-garante, dependerá de la complejidad de la
relación.

• Representante: Es la persona natural o jurídica, que va a realizar la ejecución


extrajudicial del bien o bienes otorgados en garantía, mediante venta a un tercero o
adjudicándolo al acreedor; debe estar plenamente identificado, al respecto del artículo
83 de la Res. N° 142-2006-SUNARP, Reglamento del Registro Mobiliario de Contratos
y su vinculación con el Registro jurídico de Bienes, se puede deducir que debe
indicarse los datos referidos a nombre denominación o razón social, DNI, y domicilio,
así se ha expresado también el Tribunal Registral en reiterados pronunciamientos.

Está impedido de cuestionar la validez de los acuerdos asumidos, pero debe respetar
las reglas mínimas establecidas en la Ley y en el Reglamento del Registro Mobiliario
de Contratos, para este ejecutor, se han establecido obligaciones en sentido negativo,
por ejemplo no podrá ser el mismo acreedor.
• En caso de haberse pactado la venta del bien conforme a las reglas del Código
procesal civil, se prescindirá de su designación, conforme lo previsto en el artículo 47
primer párrafo de la LGM.

• Puede darse el caso que habiéndose designado representante para la ejecución


extrajudicial de la garantía, y habiendo transcurrido el plazo de 60 días, sin haberse
vendido el bien mueble, el acreedor garantizado puede solicitar la Ejecución Judicial;
ver artículo 47 inciso 6 de la LGM. Las partes podrán fijar un plazo menor o mayor en
el acto constitutivo de la garantía o después.

• Asimismo resulta necesario precisar que el Tribunal Registral ha interpretado el


artículo 4 del Código Tributario en el sentido de que el Ejecutor puede fungir de
Representante en las Garantías Mobiliarias otorgadas por el deudor Tributario a favor
de Sunat.

• Adquirente: Puede ser cualquier persona natural o jurídica, el artículo 2 inciso 3 indica
que: “El tercero que por cualquier título adquiere un bien mueble afecto a la garantía
mobiliaria”.

4. Objeto: El objeto de la GM, está conformado por cualquiera de los bienes


enunciados, sin limitación, en el artículo 4 de la Ley, con la única precisión que debió
regularse en sentido inverso, es decir precisar solamente aquellos bienes que no
podrán ser comprendidos en el alcance de una Relación de Garantía Mobiliaria, por lo
cual es importante la precisión realizada en el inciso 22 al precisar que pueden ser “en
general, todos los bienes muebles, registrados o no registrados”.

Además podrá constituirse garantía sobre un bien futuro o ajeno, e incluso sobre
categorías genéricas de bienes, e inventarios, y respecto del deudor este podrá otorgar
garantía sobre uno, parte a todo su patrimonio mobiliario, presente o futuro.

Aquí resulta necesario precisar los múltiples diseños de garantía que se puede
constituir, en atención a las obligaciones y a los bienes, de acuerdo al siguiente cuadro
de doble entrada, en donde:

GMC = Garantía Mobiliaria Constituida

GMP = Garantía Mobiliaria Preconstituida.


De tal forma que la Garantía será constituida o eficaz en tanto se haya otorgado sobre
bienes existentes y por lo menos una obligación presente, pues caso contrario, es
decir cuando todas las obligaciones son futuras o eventuales la garantía tendrá la
calidad de preconstituida, asimismo será preconstituida sin interesar el tipo de
obligación que garantice cuando el bien o bienes afectados son futuros o ajenos. No
pueden ser objeto de la GM, las remuneraciones, el fondo de compensación por
tiempo de servicios, los warrants y los Certificados de Depósito, los bienes muebles
inembargables, señalados en el artículo 648 del Código Procesal Civil, los recursos
que constituyen el encaje bancario de conformidad con el artículo 163 de la Ley Nº
26702, Ley General del Sistema Financiero y del Sistema de Seguros y Orgánica de la
Superintendencia de Banca y Seguros; tampoco están afectos a garantía mobiliaria los
bienes que integran los Fondos de Aportes Obligatorios, el Encaje Legal, el Fondo de
Longevidad, el Fondo Complementario y los demás señalados en el artículo 20 del
Decreto Supremo Nº 054-97-EF, TUO de la Ley del Sistema Privado de Administración
de Fondos de Pensiones; conforme lo regulado en el artículo 4 de la LGM.
La garantía mobiliaria, respecto al bien, puede dar lugar a cualquiera de las siguientes
opciones para garantizar la obligación propia o de un tercero (ver gráfico en la parte
superior).

Pero la realidad empírica nos informa que los acreedores siguen teniendo preferencia
por determinados bienes, es más el Estado a través de sus instituciones muestra esta
preferencia, puede verse al respecto la regulación emitida por Sunat, respecto a los
bienes que pueden ser objeto de garantía no se acepta los bienes perecibles. (Res. Nº
65-2010-SUNAT/A).

5. Requisitos: Dada la complejidad de las afectaciones que podrían construirse, este


trabajo quedaría corto para enunciar todas las exigencias posibles, por lo cual me
limitaré a enumerar aquellos que de manera general deberá cumplirse, en todos los
casos, así tenemos: la capacidad legal de ejercicio y de disposición, la capacidad
natural, la licitud, que la voluntad se haya expresado sin vicios, la determinación del
bien en especie y cantidad, de manera específica o genérica según lo pactado por las
partes, la posibilidad física y jurídica del objeto, que asegure el cumplimiento de una
obligación (presente, futura o eventual), que la afectación sea accesoria a una
obligación, que el bien sea de propiedad del constituyente o que tenga la expectativa
de adquirirlo o incorporarlo a su patrimonio, y la designación del representante cuando
no se pactó ejecución judicial, debe tener presente que conforme a lo establecido en el
artículo 19.12 de la Ley Nº 28677 se exige la designación del representante, en el acto
constitutivo de la garantía mobiliaria, debe otorgarse poder específico e irrevocable a
un tercero para realizar y formalizar la transferencia del bien mueble afecto en garantía
mobiliaria. No se admite el pacto mediante el cual el propio acreedor garantizado sea
el representante (según lo establecido en el artículo 47 de la misma ley).

VII. CARACTERES JURÍDICOS

1. Típico: Pues se encuentra regulado por la Ley Nº 28677, aunque podríamos decir
que nominado, pero de acuerdo a su diseño esta característica no sería apropiada
enunciarla como propia de esta figura jurídica por cuanto la regulación establecida es
general y omnicomprensiva de todas las garantías sobre bienes muebles que se
diseñen, por lo cual esta sería su nomen general, pues podría diseñarse entre otras las
siguientes garantías mobiliarias específicas de acuerdo al criterio que se pretenda
hacer predominar: Garantía mobiliaria específica, Garantía mobiliaria genérica,
Garantía mobiliaria sobre bien ajeno, Garantía mobiliaria a plazo determinado,
Garantía mobiliaria a plazo indeterminado, Garantía mobiliaria con eficacia
suspendida, Garantía mobiliaria eficaz, Garantía mobiliaria sobre bienes inmateriales,
etc. Como puede apreciar no alcanzaría este trabajo para enumerar todas las
garantías susceptibles de diseño contractual.

2. Indivisible: recae sobre la integridad del bien o bienes, otorgados en garantía, la


actual regulación de la Garantía mobiliaria comparte mucho con la regulación Romana
de la Hipoteca, la cual podía recaer sobre la totalidad de los bienes del deudor,
presentes o futuros (ver en este sentido Antonio Bravo y Tudela, José Gonzalo de las
Casas68, Rafael Bernard Mainar69), característica de la Hipoteca que fue modificada
luego por la el Derecho francés, en el sentido de que esta solo podía recaer sobre uno
o varios bienes del deudor, lo cual se pretendió ampliar el crédito del deudor, puesto
esto hacía posible otorgar nuevas hipotecas, y de cómo se ve de nuevo actualmente
incorporada al régimen jurídico de la denominada “Garantía Mobiliaria”.

En cuanto a las obligaciones o al crédito también el Derecho francés lo limitó


haciéndolo determinado prohibiendo se gravara todas las obligaciones sean
pendientes de cumplimiento o futuras, opción que también ha sido cambiada por
cuanto hemos regresado a la concepción casi original de la Hipoteca como institución
Romana, pero las razones para hoy darle las características que perdió en Francia son
las mismas por las cuales fue limitado.

Esta característica es relativa por cuanto nada impide que las partes pacten la división
o disminución de la garantía y usar esos bienes para otras garantías70.

3. Es accesorio: pues depende de otros contratos, no tiene vida propia, está vinculado
a otras figuras contractuales, como el mutuo, un crédito, una obligación, la prestación
de servicios, el suministro, fideicomiso, etc. Estas obligaciones pueden ser anteriores,
presentes o futuras71. La consecuencia inmediata de la accesoriedad es la
cancelación de la garantía en caso de extinción de la obligación, pero para el caso de
la GM, esto no es posible cuando el crédito se ha extinguido por medio distinto al
pago72; y en caso de haberse extinguido el crédito por su pago, el constituyente tiene
derecho a exigir del acreedor el instrumento de cancelación, caso contrario hará uso
del procedimiento establecido en el artículo 4173 de la Ley.

La accesoriedad resulta claro de la redacción del artículo 3 inciso 3.1 de la LGM74. En


la misma línea el artículo 1211 del Código Civil, el cual respecto a la extensión de la
cesión de derechos (o cesión de créditos) se ha expresado que “comprende la
transmisión al cesionario de los privilegios, las garantías reales y personales, así como
los accesorios del derecho trasmitido, salvo pacto en contrario”, de igual forma en la
subrogación a que se refiere el artículo 1263 del CC se aprecia la accesoriedad.

No se ha regulado en la LGM, la garantía autónoma recogida en el artículo 2321 del


actual Código Civil francés75, y como ya se indicó tampoco se ha modificado la
garantía inmobiliaria, por lo cual cabría preguntarse si el Código nos sirvió de
inspiración en el siglo pasado, nos inspirará en este siglo o seguiremos otra vía para
acercarnos al common law americano, en el proyecto de modificación de la LGM se
insiste en la naturaleza real de la garantía, por lo cual la influencia foránea es en la
forma pero no en el fondo en nuestro país, al menos en este tema, lo mismo no puede
afirmarse de la propuesta de modificación de la naturaleza del Registro encargado de
dar publicidad, el cual perdería toda su esencia, y tendría muchísima semejanza con
su inspirador.

Formal: Así lo establecido el artículo 17 de la Ley Nº 28677, al indicar expresamente


que el acto jurídico constitutivo constará por escrito, esto no quiere decir que tenga una
formalidad ad solemnitatem, sino que requiere como mínimo la forma escrita. La
regulación actual al respecto permite identificación las siguientes formas escritas:

Documento privado con firma legalizada ante Notario Público con Juez de Paz en
aquellos lugares donde no haya los primeros conforme lo establecido en el artículo 5
de LOJP; formalidad aplicable para las entidades del Sistema Financiero, (ver artículo
176 de Ley Nº 26702), siempre y cuando su valor no exceda de 40 UIT, en cuyo
supuesto no pueden acogerse a esta regulación.

Lo correcto hubiera sido establecer esta formalidad para aquellas garantías que no
superan por ejemplo 1 UIT y hacerla extensiva a todos.

La finalidad de esta regulación fue lograr simplicidad, rapidez y disminuir los costos de
transacción.

Formulario de Inscripción Notarial o Acta Notarial regulado mediante D.S. Nº 012-


2006-JUS. Instrumento que forma un Registro Protocolar, cuyo diseño perseguía
salvaguardar la seguridad jurídica que brindan el registro y el notariado, este diseño ha
prevalecido y se encuentra incorporado en la actual Ley del Notariado, al respecto
puede verse el artículo 37 del D. Leg. Nº 104976.

Escritura Pública: Instrumento protocolar, previsto en el artículo 51 del D. Leg. Nº


104977, es el documento al cual nos tiene acostumbrado nuestra tradición notarial. El
avance en este tema lo constituye la regulación que permite diferenciar el documento
para la inscripción y aquel que contiene el acto constitutivo de la garantía mobiliaria,
para el caso, todos los enunciados con anterioridad, la LGM y el Reglamento del
Registro Mobiliario de contratos, perfilaron lo que se conoce como “Formulario
Registral”78, instrumento que no contiene al acto jurídico de la GM, útiles, prácticos,
simples y de bajo costo, diseñados también para cancelar las inscripciones de
garantías.

4. Unilateral o Plurilateral: Conforme al artículo 1779 de la Ley cuando se constituye


por acto jurídico constitutivo plurilateral, pero también puede constituirse por acto
jurídico unilateral.

5. Conmutativo: cada parte debe haber previsto con anticipación sus beneficios y
desventajas o sacrificios, a diferencia de lo que sucede con los actos sujetos a un alea.

6. Constitutivo: Se le considera así pues da lugar a la creación de relaciones jurídicas


patrimoniales diferentes, las cuales se constituyen fuera del Registro, sin que es
suficiente la voluntad de las partes expresada según las reglas establecidas en nuestra
legislación civil y con las limitaciones impuestas por la LGM, por lo cual puede decirse
que se trata de un contrato de causa única.

7. Financiamiento: porque permite liquidez a un pequeño o microempresario para


financiar alguna operación o inversión, realizar estudios, o financiar un viaje al exterior.

VIII. PLAZO

Como se ha previsto en el artículo 19 de la Ley Nº 28677, el plazo de vigencia de la


garantía mobiliaria. Puede pactarse como uno indefinido y en caso se haya omitido
indicar el plazo se ha establecido una presunción de considerarlo que es indefinido,
claro esta presunción admite pacto en contrario, incluso por acto posterior.

Respecto de la inscripción en el registro esta tiene como plazo el fijado en el formulario


de inscripción, es decir el plazo de vigencia de la garantía pactada por las partes,
artículo 41 de la LGM.

IX. PROHIBICIONES LEGALES

La Ley Nº 28677 ha establecido determinadas prohibiciones:

1. Acreedor: El Acreedor no puede actuar como representante: En el acto constitutivo


de la garantía mobiliaria se otorgará poder específico e irrevocable a un tercero para
realizar y formalizar la transferencia del bien mueble afecto en garantía mobiliaria. No
se admite el pacto mediante el cual el propio acreedor garantizado sea el
representante. El poder no requiere inscripción distinta de la que contiene el Registro
respectivo. Para estos efectos no resulta aplicable el segundo párrafo del artículo 153
del Código Civil ni el artículo 156 del mismo.

Así, conforme lo previsto en el artículo 1354 del Código Civil las partes pueden
determinar libremente el contenido del contrato, siempre que no sea contrario a norma
legal de carácter imperativo, en este caso el artículo 47 de la LGM. El pacto en sentido
contrario a la norma debe entenderse nulo. Ahora bien de ser exigible la obligación
garantizada, el acreedor garantizado puede proceder a la venta del bien mueble
afectado en garantía mobiliaria en la forma establecida en los párrafos siguientes o en
el acto constitutivo de la garantía mobiliaria. Excepcionalmente, si mediare pacto o la
situación prevista en el inciso 6, se venderá el bien mueble con arreglo al Código
Procesal Civil.

2. El Representante no puede vender el bien a un precio inferior a las dos terceras


(2/3) partes del valor pactado, si lo hiciere la venta es nula, y en este caso la nulidad
debe ser planteada dentro de los 15 días siguientes a la venta, según artículo 47 inciso
2 de la LGM.
3. El Representante no puede vender el bien a un precio inferior a las dos terceras
(2/3) partes del valor comercial del bien mueble al tiempo de la venta, también se ha
establecido para este caso la misma previsión y consecuencia legal, es decir la venta
es nula, ver mismo articulado.

X. LA PROHIBICIÓN DE ENAJENAR

En actos gratuitos: En nuestro país no está prohibido, pero resulta necesaria su


inscripción grava actos gratuitos y las liberalidades, considero que resulta necesario su
registro,

En actos onerosos: resulta más problemática su evaluación, pero habría que


determinar si estas constituyen afectaciones de naturaleza real o solamente
obligacional, considero que en nuestro país en este tipo de actos tiene esta última
naturaleza y además por qué no podría extenderse sus efectos más allá de las partes,
porque de ser así implicaría que estamos ante otro tipo de garantía, no prevista ex
ante en nuestro ordenamiento civil, sino más bien rechazado, lo cual debe examinarse
de acuerdo al contenido económico y de libertades de que deben gozar los privados
para construir sus relaciones en un diseño en el cual ya no es el Estado el que genera
riqueza. En este sentido se puede leer a Avendaño, quien afirma que esto es así por
haberse cambiado el contenido y el fundamento que sostiene el crecimiento
económico –entiéndase generación de riqueza– en el contenido económico de nuestra
actual Constitución, la cual proclama que la riqueza la generan los privados, por cual
corresponde al Estado garantizar que tengan la mayor cantidad de libertades.

En el proyecto se propone nueva regulación sobre este tema dejando libertad expresa
a las partes para que diseñen el marco jurídico, así se incluye la siguiente fórmula “el
deudor garante tiene derecho de usar, disfrutar y disponer del bien afectado en
garantía mobiliaria, incluidos sus bienes atribuibles, dentro del marco de lo pactado
con el acreedor garantizado”.

XI. TEMAS DE DISCUSIÓN

A continuación se cita los principales temas que citan diferentes juristas de nuestro
país, respecto a la aplicación de la garantía mobiliaria en su aspecto funcional,
económico, social, y de coherencia legislativa:

Mario Castillo Freyre80, respecto de la ejecución de la Garantía Mobiliaria, nos indica


que la regulación de la GM presenta los siguientes problemas:

• El pacto comisorio, es una forma de auto tutela, contraria a los principios básicos de
administración de justicia, y además son muchos los abusos susceptibles de
configurarse.

Se favorece injustamente al acreedor.

• También podrá ser representante una empresa cuya composición accionaria sea
similar a la de la empresa acreedora.
• El representante, es un mero tramitador.

• Se favorece la usura con los artículos 47 y 53 de la LGM.

• La norma se encuentra pensada en función de personas que poseen conocimientos y


recursos, de manera tal que tienen acceso al crédito, pero, ellas no constituyen el
grueso de nuestra población.

Rolando Castellares Aguilar nos habla de una serie de defectos en el diseño que
generan inconsistencias normativas, veamos:

- Respecto al orden de pago con producto de ejecución de la GM, que difiere del
establecido en el Código Civil, artículo 1257; lo mismo puede decirse respecto a los
frutos del bien afectado en garantía.

- Pueden ser objeto de la GM todos los TV, excepto Cheque, Warrant y Certificado de
Depósito, “incluyendo aquellos amparados con hipoteca”; pero “de acuerdo a la ley de
la materia”, pero Títulos Valores que representan derechos reales, no pueden ser
endosados en garantía (artículo 47 de la LTV).

- No puede ser objeto de la GM, la CTS.

- Respecto al Pacto Comisorio: Si el bien adjudicado tiene menor valor que la deuda,
acreedor podrá exigir el pago “mediante emisión de un título con mérito ejecutivo o en
la vía de proceso de ejecución”. Si bien tiene mayor valor que deuda y acreedor no
paga la diferencia en 10 días de su notarial, deudor podrá exigir pago de la multa (no
menos de 5 veces el saldo), intereses, gastos, en vía sumarísima. La adjudicación no
opera si no paga saldo o multa. ¿Por qué sumarísima y no ejecutiva? (problema de
cuantía) ¿por qué no podía haber emitido también un título con mérito ejecutivo? Si el
deudor cobra la multa, ya no puede cobrar el saldo.

- Respecto de la transformación del bien, no es condición de que nuevo bien tenga


mayor valor, por lo que la transformación puede generar disminución del valor.

Ronald Cárdenas Krenz81 indica los siguientes problemas y aspectos en los cuales la
LGM, debe ser mejorada y sistematizada:

- Los Bancos pueden caer en la tentación de solicitar innecesariamente al deudor que


pide un préstamo, dar en garantía todo su patrimonio.

- Posibilidad de abusos por el establecimiento del pacto comisorio o en la aplicación de


la “garantía sábana”.

- Ricardo Beaumont Callirgos indica que la nueva ley contravendría la Decisión 487 de
la CAN sobre Hipoteca, Privilegios y Embargo Preventivo de Buques, con relación al
procedimiento para la venta de buques, el cual debe tener el tratamiento como
inmueble para seguir siendo objeto de la hipoteca mobiliaria y no como mueble, que es
lo que plantea la Ley Nº 28677.
- Para Eduardo Laos de Lama, estamos en un sistema proacreedor, afectando la
seguridad jurídica, podrían darse mecanismos abusivos.

- Con el nuevo sistema habrá un doble costo por constituir el acto, por escritura pública
y luego por formulario.

- María Murillo Peñaranda indica que, al eliminarse la figura de la prenda del Código
Civil, los sencillos procedimientos que antes había en Cajas Municipales, adonde las
personas recurrían para dejar un bien y pedir un pequeño préstamo, ya no se podrían
dar. Asimismo indica que la GM que se inscribe en el registro, debería denominarse
hipoteca mobiliaria, y la distinción en la ejecución de muebles e inmuebles no tiene
sentido.

XII. PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Se presenta a continuación algunas respuestas brindadas por el Tribunal Registral en


sus diferentes Resoluciones sobre algunos temas que dieron motivo para asumir una
posición jurídica en el ámbito registral:

1. ¿La reserva de dominio es una garantía mobiliaria?

Res. Nº 259-2008-SUNARP-TR-T

En nuestra legislación está concebida como una condición, ver exposición de motivos
del Código Civil, por lo cual en caso que se haya pactado sobre bienes no inscritos no
resulta inscribible en el Registro mobiliario de contratos, y en caso de haberse pactado
sobre bienes inscritos se inscribirá en el Registro jurídico de bienes, mediante título
que se presentará por el diario local correspondiente a la Oficina Registral donde se
encuentre inscrito el bien.

2. ¿Es necesario que el deudor tenga condición de propietario para la constitución de


Garantía Mobiliaria?

Res. Nº 1666-2010-SUNARP-TR-L del 11/19/2010

Para la constitución de garantías mobiliarias no es necesario que el deudor tenga la


condición de propietario, siendo suficiente que el garante constituyente tenga esta
condición.

3. ¿Es posible inscribir la renovación de garantía mobiliaria?

Res. Nº 1634-2010-SUNARP-TR-L del 11/12/2010

Es factible inscribir la renovación de garantía mobiliaria, pese a que con un título de


fecha posterior se inscribió la cancelación por caducidad de dicha garantía.

4. ¿Dónde se inscribe la garantía mobiliaria sobre acciones representadas mediante


anotación en cuenta que se lleva en los registros contables de Cavali?
Res. Nº 570-2010-SUNARP-TR-L del 04/13/2010

El Registro Contable de Cavali es un Registro Jurídico Privado de Bienes no


administrado por la Sunarp, por lo tanto, no procede la inscripción en el Registro
Mobiliario de Contratos de la constitución de garantía mobiliaria respecto de acciones
representadas mediante anotación en dicha cuenta a que se refiere el artículo 13 del
Reglamento del Registro Mobiliario de Contratos.

5. ¿Es posible cancelar con motivo de la ejecución extrajudicial, las garantías


mobiliarias posteriores a la que fue objeto de ejecución?

Res. Nº 265-2010-SUNARP-TR-L del 02/19/2010

Res. Nº 1599-2009-SUNARP-TR-L del 10/28/2009

A diferencia de la ejecución judicial de garantía, la ejecución extrajudicial de la garantía


mobiliaria no ocasiona el levantamiento automático de las garantías mobiliarias
posteriores a la que es materia de ejecución, sino que requiere de título de
cancelación.

6. ¿Es posible que el Representante efectúa le transferencia del bien en ejecución


extrajudicial cuando el bien ha sido transferido a un tercero?

Res. Nº 1860-2009-SUNARP-TR-L del 12/16/2009

Procede que el representante común del deudor y acreedor del bien, efectúe la
transferencia del bien sujeto a la garantía mobiliaria en mérito de la ejecución
extrajudicial, aun cuando el bien haya sido transferido a un tercero y este no
intervenga. El ingreso al Registro de la transferencia efectuada en mérito de la
ejecución extrajudicial de la garantía mobiliaria enerva las adquisiciones efectuadas
por terceros después de inscrita la garantía mobiliaria.

7. ¿Es posible omitir el monto de gravamen de la garantía mobiliaria, en el acto


constitutivo?

Res. Nº 1563-2009-SUNARP-TR-L del 10/20/2009

El acto constitutivo de la garantía mobiliaria debe contener de modo expreso e


indubitable el monto del gravamen, que podrá ser determinado o determinable.

8. ¿Hay garantía mobiliaria legal?

Res. Nº 1057-2009-SUNARP-TR-L del 07/03/2009

A partir de la vigencia de la Ley Nº 28677 –Ley de la Garantía Mobiliaria– cuando se


enajena un vehículo en el que no ha sido pagado totalmente el precio, la garantía
mobiliaria para asegurar el pago, debe ser constituida por declaración escrita del
constituyente, al haber sido derogada la prenda legal por dicha ley.
9. ¿Cuándo se aplica Calificación Plena y Calificación Atenuada?

Res. Nº 236-2009-SUNARP-TR-L del 02/20/2009

El artículo 38 del Reglamento de la Ley Nº 28677 se ha dictado con la finalidad de


agilizar la inscripción del título, cuya calificación corresponde a una atenuada (diferente
a parte notarial o mandato judicial), considerando que el ingreso de datos extensos al
sistema sin la presentación del medio magnético, demoraría y esto afectaría a los
plazos del título establecidos en el Reglamento de Inscripciones del Registro Mobiliario
de Contratos y su vinculación con los Registros Jurídicos de Bienes. En consecuencia,
no resulta aplicable a la calificación plena, al considerar que en este tipo de calificación
el Registrador cuenta con plazos mayores establecidos en el TUO del Reglamento
General de los Registros Públicos.

10. ¿Procede el traslado de asiento registral de garantía mobiliaria preconstituida


sobre bien mueble ajeno, del registro mobiliario de contratos al registro de propiedad
vehicular?

Res. Nº 143-2011-SUNARP-TR-L

Procede el traslado de la garantía mobiliaria preconstituida sobre bien mueble ajeno


(vehículo) del Registro Mobiliario de Contratos al Registro de Propiedad Vehicular, con
ocasión de su inmatriculación, aunque esta última se efectúe a favor de persona
distinta al constituyente de tal garantía, estando su eficacia suspendida hasta que el
constituyente adquiera la propiedad del vehículo.

11. ¿Cómo se identifica al deudor en la constitución de garantía mobiliaria?

Res. Nº 017-2009-SUNARP-TR-A del 01/19/2009

“Si el deudor en la constitución de garantía mobiliaria es mujer casada que ha elegido


hacer uso del derecho conferido por el artículo 24 del CC, luego no puede exigírsele
para acreditar su identidad que además de haber indicado su número de documento
nacional de identidad, donde figura con el apellido de casada, presente copia de su
acta de matrimonio.

12. ¿Cómo debe pactarse la ejecución Judicial de la Garantía Mobiliaria?

Res. Nº 878-2008-SUNARP-TR-L del 08/18/2008

El numeral 6 del artículo 47 de la Ley Nº 28677, tiene como presupuesto la ejecución


extrajudicial de los bienes muebles otorgados en garantía, pues opera frente al
incumplimiento de la venta del bien luego de transcurrido el plazo de 60 días desde la
remisión de la carta notarial al deudor y, en su caso, al constituyente y al
representante. Por lo tanto, la sola remisión al numeral 6 del artículo 47 de la Ley Nº
28677 en el título constitutivo de la garantía mobiliaria, no constituye en modo alguno
el pacto en contrario en el sentido de que la ejecución de los bienes dados en garantía
se efectuará en la vía judicial.
13. ¿En garantía mobiliaria sobre dinero corresponde pactar el valor del bien?

Res. Nº 526-2008-SUNARP-TR-L del 05/14/2008

En la constitución de garantía mobiliaria sobre dinero es posible pactar que en caso de


incumplimiento, el acreedor podrá disponer de los fondos existentes en las cuentas
bancarias dadas en garantía. En la constitución de garantía mobiliaria sobre dinero no
corresponde consignar el valor del bien afectado en garantía, exigido por el artículo 19
inciso 3 de la Ley de Garantía Mobiliaria, siendo suficiente que se consigne de
conformidad con el artículo 53 numeral 53.1 de la misma ley, que en caso de ejecución
el valor de los bienes estará constituido por el total de los fondos que el deudor
mantiene en las cuentas bancarias al momento de optarse por la disposición de los
fondos.

14. ¿Se requiere facultad especial para otorgar un bien inmueble en garantía
mobiliaria?

Res. Nº 208-2006-SUNARP-TR-A del 11/17/2006

Conforme lo señala el artículo 923 del Código Civil, el derecho de propiedad es el


poder jurídico que permite usar, disfrutar, disponer y reivindicar un bien. Debe
ejercerse en armonía con el interés social y dentro de los límites de la ley. El atributo
de poder de disposición señalado por el artículo 923 del Código Civil, se denomina en
doctrina como el ius abutendi. Existen ciertos derechos que otorgan al titular de ellos la
facultad de usar y gozar, tal acontece con el usufructo y la habilitación. Sin embargo,
solo el propietario puede disponer del bien. Así lo señala también el primer párrafo del
artículo 24 de la Ley de Garantía Mobiliaria.

15. ¿Qué facultades debe tener el constituyente para otorgar un bien inmueble en
garantía mobiliaria?

Res. Nº 206-2006-SUNARP-TR-A del 11/14/2006.

Conforme lo señala el artículo 923 del Código Civil, el derecho de propiedad es el


poder jurídico que permite usar, disfrutar, disponer y reivindicar un bien. Debe
ejercerse en armonía con el interés social y dentro de los límites de la ley. El atributo
de poder de disposición señalado por el artículo 923 del Código Civil, se denomina en
doctrina como el ius abutendi. Existen ciertos derechos que otorgan al titular de ellos la
facultad de usar y gozar, tal acontece con el usufructo y la habilitación. Sin embargo,
solo el propietario puede disponer del bien. Así lo señala también el primer párrafo del
artículo 24 de la Ley de Garantía Mobiliaria.

16. ¿Es posible constituir una garantía mobiliaria sin intervención del acreedor?

Res. Nº 201-2006-SUNARP-TR-A del 11/10/2006.


En la constitución de una garantía mobiliaria no es necesaria la intervención del
acreedor hipotecario siendo suficiente que el acto jurídico contenga los datos para su
identificación incluyendo su domicilio conforme lo señala el inciso 1) del artículo 19
concordado con el artículo 17 de la Ley Nº 28677.

17. ¿Es posible constituir una única garantía mobiliaria en cobertura de obligaciones
ciertas y de obligaciones futuras o eventuales?

Res. Nº 173-2006-SUNARP-TR-T del 10/20/2006.

Es válida la constitución de una única garantía mobiliaria que respalde obligaciones


ciertas o nacidas y al mismo tiempo obligaciones futuras o eventuales.

18. ¿Es exigible constancia expresa sobre el carácter futuro o eventual de las
obligaciones y/o de la garantía?

Res. Nº 173-2006-SUNARP-TR-T del 10/20/2006.

Es inexigible que se precise expresamente el carácter futuro o eventual de las


obligaciones y/o naturaleza de preconstituida de la correspondiente garantía en
aquellos casos en que tales datos se derivan de la forma y circunstancias como ha
sido estructurada la relación jurídica crediticia y además constan en el título.

19. ¿Cómo debe identificarse al representante en la garantía mobiliaria?

Res. Nº 369-2011-SUNARP-TR-L

Res. Nº 325-2011-SUNARP-TR-L

Res. Nº 10-2011-SUNARP-TR-L

20. “En aplicación del numeral 12 del artículo 19 de la Ley Nº 28677, concordante con
el artículo 83 de la Resolución Nº 142-2006-SUNARP/SN, el acto constitutivo de la
garantía mobiliaria debe consignar el nombre o razón social, documento oficial de
identidad y domicilio del representante”.

21. ¿Puede pactarse una forma distinta de ejecución de la garantía mobiliaria a la


señalada en el artículo 47 de la ley?

Res. Nº 896-2011-SUNARP (01/07/2011)

El artículo 47 de la Ley de Garantía Mobiliaria establece como regla general la


ejecución extrajudicial del bien y solo como excepción la ejecución judicial.

Las partes pueden establecer una forma distinta de ejecución a la señalada en el


artículo 47 de la Ley de la Garantía Mobiliaria siempre que esta voluntad sea
indubitable del título constitutivo.
CONCLUSIONES

• Nuestro Código Civil es antecedente de la garantía mobiliaria en nuestro país; es


nuestra codificación civil, la que moderó la influencia del common law americano en
nuestro sistema jurídico.

• La Ley de Garantía Mobiliaria no ha tenido mucho impacto en incrementar o crear un


mercado de crédito porque este depende de otros factores, culturales, sociales,
políticos, que no han sido atendidos.

• Los principales beneficiados con el actual esquema de la garantía mobiliaria en


nuestro país, son los acreedores.

• Los ciudadanos que se encuentran en pobreza no han sido beneficiados con el actual
diseño, porque sigue existiendo preferencia de los acreedores por determinados
bienes, y en determinadas relaciones un sistema de publicidad registral único no es la
solución idónea por los costos que implica su acceso.

• Se plantea el cambio y mejora de la economía en abstracto, a través de la ley.

• Se debe atender a las relaciones económicas y complejidades propias de nuestra


sociedad y mercado para que el diseño del legislador sea estímulo y no obstáculo para
la generación de riqueza y bienestar.

• Se ha determinado una tendencia hacia la conformación de un “sistema jurídico


occidental” que tendrá más aspectos en común que diferencias.

• El fenómeno de la globalización exige similares reglas para los inversores a fin de


que puedan beneficiarse de las nuevas formas de intercambio y especialización del
mercado.

• La importación de modelos legales de otros sistemas jurídicos no siempre se aplican


ni se obtiene los resultados que motivaron su importación, porque ellos no controlan la
interpretación ni uso que se dé al nuevo modelo, por lo cual resulta necesario estudiar
la inercia social, cultural y como se afecta al sistema jurídico en su conjunto.

• Hay muchos aspectos que han generado duda e incertidumbre en la aplicación de la


Ley de Garantía Mobiliaria, lo cual confirma lo antes indicado.

• La influencia del common law americano en nuestro sistema no es un fenómeno


aislado en nuestro país, sino que es propio de toda esta parte del continente.

• Son varios los sistemas de publicidad, en nuestro sistema jurídico se ha privilegiado


la publicidad brindada por un Registro.

• La configuración de la garantía mobiliaria según nuestra herencia Romana, puede


efectuarse como Derecho real, dependiendo de lo que pacten las partes.
BIBLIOGRAFÍA

AMARTYA KUMAR, Sen y KLIKSBERG, Bernardo. Primero la gente, una mirada desde
la ética del desarrollo a los principales problemas del mundo desarrollado. Ediciones
Deusto, Barcelona, 2007.

BENTHAN, Jeremías. Tratado de Legislación Civil y Penal. México D.F., 2004, 1ª


edición, París, 1823, XLV.

BERNARD MAINAR, Rafael. Curso de Derecho Romano. Universidad Andrés Bello, 2ª


edición, Caracas - Colombia, 2006.

BORDA, Guillermo. Manual de Derecho Reales. Abeledo-Perrot, Buenos Aires, 2001.

DEZALAY, Yves y GARTH, Bryant. “Patrones de inversión jurídica extranjera y de


transformación del Estado en América Latina”. En: Culturas jurídicas Latinas de Europa
y América en tiempos de Globalización. UNAM, Instituto de Investigac Jurídicas, Serie
Doctrina Jurídica, Nº 139, México, 2003.

GONZALES BARRÓN, Gunter. “Hay que derogar la Ley de Garantía Mobiliaria”. En:
Actualidad Jurídica. Tomo 152, Gaceta Jurídica, Lima, julio, 2006.

GONZALES MARTÍN, Nuria. “Sistemas Jurídicos Contemporáneos: Nociones


introductorias y familia jurídica Romano - Germánica”. En: Revista Jurídica Anuario.

IGNACIO GRUESO, Delfín. John Rawls legado de un pensamiento. Universidad del


Valle, Cali, 2005.

KOZOLCHYK, Boris. “La Contratación comercial en el Derecho Comparado”. Editorial


Dykinson, Madrid, 2006.

LICONA, Winston. “Cultura y Cambio”. En: Filosofía del Derecho, ética, cultura y
constitución. Compilado por Miguel Rijana Quintero, Edic Jurídicas Gustavo Ibáñez,
Santa fe de Bogotá DC, 1999.

LAURENT, Paul. El Misterio de un liberal - El extraviado sendero de Hernando de Soto.


Edit. Nomos & Thesis, Lima, 2009.

MEJÍA Q. Oscar. El Debate filosófico entre John Rawls y Amartya Sen. Bogotá, 2002.

MEJORADA, Martín. “Garantía Mobiliaria: Novedad y reivindicación”. En: Revista


Themis. Nº 52, Lima, 2006.

RAZ, Joseph. The Concept of Legal System. An Introduction to the Theory of Legal
System. 1970.

LINKOGRAFÍA
AUGER, Jacques. “Problèmes actuels de süretés réelles”. En: Revista Jurídica Themis.
Université de Montreal, Québec. <http://www.editionsthemis.com/revue/article-4305-
problemes-actuels-de-suretes-reelles.html>.

KOZOLCHYK, Boris y WILSON, John. La Ley Interamericana de Garantías Mobiliarias


(Ley Modelo) de la Organización de Estados Americanos. 2003.
<http://www.natlaw.com/hndocs/ulrarttranspan.pdf>.

BRAVO TUDELA, Antonio y DE LAS CASAS, José Gonzalo. Ley Hipotecaria.


Comentarios, Formularios y concordancias. Centro del Notariado. Madrid, 1861.
Disponible en: <http://books.google.com/books?
id=Z1PVendcqUwC&pg=PR33&dq=derecho+romano+hipoteca&hl=es&ei=EWiUTqyLN
8u4tge5hYCLBw&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=4&ved=0CEAQ6AEwAw#v
=onepage&q=derecho%20romano%20hipoteca&f=false>.

CÁRDENAS KRENZ, Ronald. “Consideraciones en torno a la nueva ley de la Garantía


Mobiliaria”. Disponible en: <www.teleley.com/revistaperuana/12cardenas-63.pdf>.

CASTILLO FREYRE, Mario. Ejecución de la Garantía Mobiliaria. Disponible en:


<www.castillofreyre.com/artículos/ejecucion_de_la_garantia_mobiliaria.pdf>. Center for
the Economic Analysis of Law “How Problems in the Framework for Secured
Transactions Limit Access to Credit” Heywood W. FleisigNuria de la Peña, 1996.URL:
En: <http://www.ceal.org/publications.asp>.

CORES, Carlos de. “La reforma francesa del Derecho de las garantías mobiliarias: una
perspectiva latinoamericana”. En: Revista de Derecho. Publicación Arbitrada de la
Universidad Católica del Uruguay, Vol. 2, 2007.

Disponible en: <http://ehis.ebscohost.com/ehost/pdfviewer/pdfviewer?sid=717c2b20-


7752-40dd-bcd6-fe3e6a67570b%40sessionmgr113&vid=2&hid=103>.

DOING BUSINESS, 2010; Doing Business 2011 Making a difference for entrepreneurs;
Washington DC. Disponible en: <http://www.doingbusiness.org/reports/global-
reports/doing-business-2011/>.

DE LA PEÑA, Nuria & FLEISIG, Heywood. Texto modificado de la Ley Nº 28677


señalado en borrador para consulta; Fundación Centro de Economía para Análisis
Legales (CEAL), 2010. Washington D.C. Ver en la URL:
<http://www.ceal.org/draftlaw.asp>.

CASTILLO FREYRE, Mario. “La ley de la garantía mobiliaria”. Disponible en:


<http://www.castillofreyre.com/artículos/la_ley_de_la_garantia_mobiliaria.pdf>.

PASQUEL, Enrique. “Crecimiento económico, Derechos de propiedad y regulación del


crédito en las colonias Británicas y Españolas en América”. En: Revista de Economía y
Derecho. Vol. 7, Nº 25, 2010.

PASQUEL, Enrique. 2010 ¿En qué momento se jodió el Sur? Crecimiento económico,
derechos de propiedad y regulación del crédito en las colonias británicas y españolas
en América; Revista de Economía y Derecho, Winter 2010, Vol. 7 Issue 25;
<http://ehis.ebscohost.com/ehost/pdfviewer/pdfviewer?sid=3b65b87a-b7aa-428d-98b1-
ffe6fcedf557%40sessionmgr114&vid=1&hid=103>.

REBOLLERO, Paul y SOTO, Robert. Estudios económicos: Estructura del mercado de


créditos y tasa de interés: Una aproximación al segmento de las micro finanzas. BCRP.
Ver URL: <http://www.bcrp.gob.pe/docs/Publicaciones/Revista-Estudios-
Economicos/11/Estudios-Economicos-11-4.pdf>.

___________________________

* “¿Dónde encuentro puntos firmes de la naturaleza que el hombre no puede nunca


desplazar, y dónde puedo hallar referencias de la orilla a la que debe atenderse?”
(Kant).

** Abogado por la Universidad Nacional de Trujillo. Maestro en Derecho Civil


Empresarial por la Universidad Particular Antenor Orrego.

1 Ver: “How Problems in the Framework for Secured Transactions Limit Access to
Credit” Heywood W. Fleisig Nuria de la Peña, 1996. URL:
<http://www.ceal.org/publications.asp> Boris Kozolchyk y John Wilson; 2003; La Ley
Interamericana de Garantías Mobiliarias (Ley Modelo) de la Organización de Estados
Americanos; p. 71, en URL: <http://www.natlaw.com/hndocs/ulrarttranspan.pdf>.

2 “He aquí el peso e importancia de Hayek. Sería él el que en el siglo XX rehabilite el


pensamiento liberal denunciando el carácter antisocial de un Estado secuestrado por la
creencia positivista de que desde el poder político se pueden fabricar mundos ‘a la
medida’, y si acaso ‘perfectos’. El imaginario socialista de la posibilidad de construir un
‘hombre nuevo’

nacía de esta ingenua premisa cientista que tenía como inmediata y principal
consecuencia anular libertades y derechos, especialmente el de propiedad. Se
propalaba la convicción de que toda autonomía y muestra de individualidad colisionaba
con los intereses de la sociedad en su conjunto”. LAURENT, Paul. El Misterio de un
liberal - El extraviado sendero de Hernando de Soto. Edit. Nomos &Thesis, Lima, 2009,
pp. 38-39.

3 Vide: CASTILLO FREYRE, Mario. La Ley de Garantía Mobiliaria. Publicación


electrónica, <www.castillofreyre.com/artículos/la_ley_de_la_garantia_mobiliaria.pdf>.

4 El texto completo puede visualizarse en la siguiente URL:


<http://www.mef.gob.pe/index.php?option=com_docman&
task=search_result&Itemid=100357&lang=es>.

5 Este dispositivo legal puede verse en la siguiente URL: <www.mef.gob.pe/index.php?


option=com_docman&task=search_result&Itemid=100357&lan =es>.

6 Este documento puede verse en la siguiente URL: <http://transparencia-


economica.mef.gob.pe/documento/doc/dt6.pdf>.
7 La matriz de estrategias, políticas y acciones del PNC, puede verse en la siguiente
URL:
<http://www.mef.gob.pe/competitiv/documentos/Plan_Nacional_de_Competitividad_Ma
trice.pdf>.

8 Las distintas conferencias, y sus antecedentes y procesos pueden encontrarse en la


siguiente URL:
<http://www.oas.org/dil/esp/derecho_internacional_privado_conferencias.htm>.

9 KOZOLCHYK, Boris. La Contratación comercial en el Derecho Comparado. Editorial


Dykinson, Madrid, 2006, pp. 41-42.

10 “(…) recordemos a Jeremy Benthan y su sueño de hacer añicos el derecho


consuetudinario y el propio Common Law para que Inglaterra base su legalidad en sus
‘racionales’ (con promesa de ‘felicidad’ para el mayor número de personas) postulados
utilitaristas. No en vano para este pensador británico la propiedad y la ley estatal eran
más que uña y mugre, ciertamente indesligables siamesas. A su positivista entender,
una no existiría sin la otra”. LAURENT, Paul. Ob. cit., p. 78.

11 BENTHAN, Jeremías. Tratado de Legislación Civil y Penal. 1ª edición, París, 1823,


México D.F., 2004, p. 1.

12 “(…) el bien común racionalmente hablando es la meta incuestionable de lo político,


pero su contenido escapa en forma vertiginosa de fórmulas rígidas y permanentes. Es
necesario apreciarlo en las circunstancias históricas que enfrenta cada comunidad por
constituir esta una noción subjetiva”. En: LICON, Wiinston. “Cultura y Cambio”. En:
Filosofía del Derecho, ética, cultura y constitución. Compilado por Miguel Rijana
Quintero, Edic Jurídicas Gustavo Ibáñez, Santa fe de Bogotá DC - Colombia, 1999, p.
238.

13 MEJÍA Q. Oscar. El Debate filosófico entre John Rawls y Amartya Sen. Bogotá,
2002, p. 266.

14 Ver Exposición de motivos del proyecto de LGM en URL:


<http://www.minjus.gob.pe/proyecto-lgm>.

15 IGNACIO GRUESO, Delfín. John Rawls legado de un pensamiento. Universidad del


Valle, Cali, 2005.

16 Ídem.

17 AMARTYA KUMAR, Sen; KLIKSBERG, Bernardo. Primero la gente, una mirada


desde la ética del desarrollo a los principales problemas del mundo desarrollado.
Ediciones Deusto, Barcelona, 2007, pp. 14-15.

18 AMARTYA KUMAR, Sen y KLIKSBERG, Bernardo. Ob. cit., p. 22.

19 “El papel crucial de los mercados no implica que el de las demás instituciones sean
insignificantes, ni siquiera en relación a los resultados que puede producir la economía
de mercado. Como lo han establecido ampliamente los estudios empíricos, los
resultados del mercado se encuentran considerablemente influencias por las políticas
públicas en materia de educación, epidemiología, reforma agraria, facilidades en el
otorgamiento de microcréditos, protecciones legales apropiadas, etc. (…), y en cada
uno de estos ámbitos hay trabajo por hacer a través de la acción pública que puede
alterar radicalmente el resultado de las relaciones económicas locales y globales”. En:
AMARTYA, Sen; KLIKSBERG, Bernardo. Ob. cit., p. 22.

20 “The microfinance sector in Perú is one of the most sophisticated in the region
owing to the effective supervisory capacity of the principal regulator, the
Superintendency of Banking, Insurance, and Pension Funds (SBS), and a favourable
legal framework that establishes well-defined rules for both regulated and non-
regulated MFIs (…). There is a specialized legal entity for microfinance known as the
(…) EDPYME and these are regulated by the SBS (…) Accounting and transparency
standards are high for regulated MFIs, owing to strict requirements by the SBS in
demanding external audits, as well as publishing financial statements, effective interest
rates and fees (…) while accounting standards are also high. Transparency in pricing,
however, is weaker, as many NGO fail to disclose information on lending costs”. Ver:
The Economist; 2011; Global microscope on the microfinance business environment
2011; An index and study by the Economist Intelligence Unit; publicado por The
Economist; URL: <http://www.eiu.com/public/>.

21 Ver documento en URL: <http://idbdocs.iadb.org/wsdocs/getdocument.aspx?


docnum=36451479>.

22 Naciones Unidas; 2011; Informe de la Comisión de las Naciones Unidas para el


Derecho Mercantil Internacional; Nueva York, USA; 44º periodo de sesiones (27/06 a
08/07/2011) Sexagésimo sexto periodo de sesiones, Suplemento Nº 17, p. 58; Ver en
URL: <http://daccess-ddsny.un.org/doc/UNDOC/GEN/V11/846/37/PDF/V1184637.pdf
OpenElement>.

23 CNUDMI, 2010. Ob. cit., p. 32; Ver el documento en URL:


<http://www.uncitral.org/pdf/english/texts/security-lg/s/09-82673_ebook-S.pdf>.

24 CORES, Carlos de. “La reforma francesa del derecho de las garantías mobiliarias:
una perspectiva Latinoamericana”. En: Revista de Derecho de la Universidad Católica
de Uruguay. 2007, p. 82.

25 Código Civil

Artículo 1206.- La cesión es el acto de disposición en virtud del cual el cedente


trasmite al cesionario el derecho a exigir la prestación a cargo de su deudor, que se ha
obligado a transferir por un título distinto.

La cesión puede hacerse aun sin el asentimiento del deudor.

26 Ver el Digesto, Libro 20. Título 1, Ley 16, párrafo 9; el pacto marciano es
considerado en doctrina como una variante del pacto comisorio.

27 Ley N° 28677
Artículo 4.- Bienes muebles comprendidos en esta Ley (…) 22. En general, todos los
bienes muebles, registrados o no registrados, excepto las remuneraciones, el fondo de
compensación por tiempo de servicios, los warrants y los Certificados de Depósito. Los
bienes muebles inembargables, señalados en el artículo 648 del Código Procesal Civil,
no están afectos a garantía mobiliaria. No pueden afectarse en garantía mobiliaria los
recursos que constituyen el encaje bancario de conformidad con el artículo 163 de la
Ley Nº 26702, Ley General del Sistema Financiero y del Sistema de Seguros y
Orgánica de la Superintendencia de Banca y Seguros.

Tampoco están afectos a garantía mobiliaria los bienes que integran los Fondos de
Aportes Obligatorios, el Encaje Legal, el Fondo de Longevidad, el Fondo
Complementario y los demás señalados en el artículo 20 del Decreto Supremo Nº 054-
97-EF, TUO de la Ley del Sistema Privado de Administración de Fondos de Pensiones.

28 Constitución

Artículo 2.- Derechos fundamentales de la persona (…).

29 Ver sobre este tema a GONZALES BARRÓN, Gunther. “Hay que derogar la Ley de
Garantía Mobiliaria”. En: Actualidad Jurídica. Tomo 152, Gaceta Jurídica, Lima, julio de
2006, pp. 289-295; p. 294.

30 Ver artículo 36, Ley N° 28677.

31 Ver Exp. N° 3330-2004-AA/TC, f. j. 40.

32 TRAZEGNIES GRANDA, Fernando. En: Discurso de incorporación como Miembro


de número a la Academia Peruana de Derecho. 4 de mayo de 1995.

33 Sobre este tema puede verse la obra de Joseph Raz, The Concept of Legal
System. An Introduction to the Theory of Legal System, First edition,Oxford University
Press, New York, 1970.

34 GONZALES MARTÍN, Nuria. “Sistemas Jurídicos Contemporáneos: Nociones


introductorias y familia jurídica Romano - Germánica”. En: Rev. Jurídica Anuario. pp.
621-671.

35 Recuérdese que hemos importado figuras jurídicas: Fideicomiso, Franquicia,


Underwriting, Factoring, Leasing, Lease Back, know How, instituciones como Teoría de
los Juegos, Análisis económico del Derecho.

36 Citado por GONZALES MARTÍN, Nuria. Ob. cit., pp. 621-671.

37 DEZALAY, Yves y GARTH, Bryant. Patrones de inversión jurídica extranjera y de


transformación del Estado en América Latina; en Culturas jurídicas Latinas de Europa y
América en tiempos de Globalización. UNAM, Instituto de Investigaciones Jurídicas,
Serie Doctrina Jurídica, N° 139, México DC., 2003, p. 725.
38 CNUDMI, 2010, Anuario 2005; Nueva York, Volumen XXXVI, p. 829. Ver en URL:
<http://www.uncitral.org/pdf/spanish/yearbooks/yb-2005-s/YB2005_Ebook_s.pdf>.

39 CNUDMI, Ob. cit., p. 829.

40 Ídem.

41 Ídem.

42 Ibídem, p. 830.

43 Ídem.

44 “Precisamente el ‘recortar libertades’ es lo que suele hacer la legislación. La


invención de sistemas registrales no motiva el florecimiento de riqueza. Los títulos que
ellos expiden solo tendrán valor si es que la sociedad así lo decide”. LAURENT, Paul.
Ob. cit., p. 99.

45 Ver Proyecto de LGM 2010 en URL: <http://www.minjus.gob.pe/proyecto-lgm>.

46 REBOLLERO, Paul y SOTO, Robert. Estudios económicos: Estructura del mercado


de créditos y tasa de interés: Una aproximación al segmento de las micro finanzas.
BCRP; ver URL: <http://www.bcrp.gob.pe/docs/Publicaciones/Revista-Estudios-
Economicos/11/Estudios-Economicos-11-4.pdf>.

47 Doing Business, 2010; Doing Business 2011, Making a difference for entrepreneurs;
Washington D.C., p. 4.

48 Ver artículo 2 del Decreto indicado en URl:


<http://www.garantiasmobiliarias.hn/ley.pdf>.

49 El texto de la Ley de Garantía mobiliaria de Guatemala puede verse en la siguiente


URL: <http://www.mineco.gob.gt/Presentacion/LeyesNormas.aspx?indice=Leyes
%20de%20MIPyME>.

50 Nuria de la Peña & Heywood Fleisig. Texto modificado de la Ley Nº 28677 señalado
en borrador para consulta; Fundación Centro de Economía para Análisis Legales
(CEAL); Washington D.C., 2010, p. 11; Ver en la URL:
<http://www.ceal.org/draftlaw.asp>.

51 CNUDMI, 2010; Guía Legislativa de la CNUDMI sobre las operaciones


garantizadas; Nueva York, ONU, p. 71; Ver el documento en URL:
<http://www.uncitral.org/pdf/english/texts/security-lg/s/09-82673_ebook-S.pdf>.

52 Registro único de garantías; Glosario. Ver URL:


<http://www.rug.gob.mx/Rug/resources/pdf/glosario/Glosario_8_de_septiembre.pdf>.
53 Código Civil para el Distrito Federal: artículo 2856. Concepto: “La prenda es un
derecho real constituido sobre un bien mueble enajenable para garantizar el
cumplimiento de una obligación y su preferencia en el pago”. En:
<http://www2.scjn.gob.mx/leyes/Default.htm>.

54 Ley Nº 28677, artículo 2, inciso 13.

55 Ley Nº 28677, artículo 3, inciso 3.1.

56 Resolución Nº 142-2006-SUNARP, artículo 12 in fine.

57 Ver: KOZOLCHYK, Boris y WILSON, John. La Ley Interamericana de Garantías


Mobiliarias (Ley Modelo) de la Organización de Estados Americanos. © Copyright,
NLCIFT 2003, Derechos de Autor Reservados, NLICFT 2003.

58 Ver en este sentido MARTÍN MEJORADA. “Garantía Mobiliaria: Novedad y


reivindicación”. En: Themis. Nº 52, Lima, 2006.

59 “Los individuos son libres para celebrar los negocios que tengan por conveniente y
establecer a través de ellos cauces idóneos para la realización y consecución de sus
fines e intereses, siempre que estos fines e intereses por ellos perseguidos sean
dignos de la tutela jurídica por ser conformes con la ley y con la moral social. Del
mismo modo, los individuos son libres para asignar a los negocios jurídicos que
celebran el contenido que tengan por conveniente, con las mismas limitaciones”. En:
DÍEZ-PICAZO, Luis. Fundamentos de Derecho Civil Patrimonial. Civitas, Madrid, 1996,
p. 74; Jus Empresarial - Aspectos prácticos, económicos, jurídicos, contables
financieros y de marketing de las empresas Ed. II 2007, p. 188.

60 El artículo 42 de Ley Nº 27809.- Establece órdenes de preferencia en los


procedimientos de disolución y liquidación, hay seis órdenes, las garantías ocupan el
tercer orden.

61 Código Civil.- Noción de Derechos Reales. Artículo 881.- Son derechos reales los
regulados en este Libro y otras leyes.

62 BORDA, Guillermo. Manual de Derecho Reales. Abeledo-Perrot, Buenos Aires,


2001, p. 11.

63 MEJORADA, Martín. 2006, Ob. cit.

64 Ídem.

65 Ver AUGER, Jacques. “Problèmes actuels de sûretés réelles”. En: Themis.


Université de Montreal, Québec.

66 LGM, artículo 17 (…) Cuando la garantía mobiliaria se constituya por un tercero, no


se requerirá del consentimiento del deudor.
67 Ley N° 29571, artículo IV.- Definiciones

Para los efectos del presente Código, se entiende por:

1. Consumidores o usuarios

1.1 Las personas naturales o jurídicas que adquieren, utilizan o disfrutan como
destinatarios finales productos o servicios materiales e inmateriales, en beneficio
propio o de su grupo familiar o social, actuando así en un ámbito ajeno a una actividad
empresarial o profesional. No se considera consumidor para efectos de este Código a
quien adquiere, utiliza o disfruta de un producto o servicio normalmente destinado para
los fines de su actividad como proveedor.

1.2 Los microempresarios que evidencien una situación de asimetría informativa con el
proveedor respecto de aquellos productos o servicios que no formen parte del giro
propio del negocio.

1.3 En caso de duda sobre el destino final de determinado producto o servicio, se


califica como consumidor a quien lo adquiere, usa o disfruta.

68 BRAVO TUDELA, Antonio y DE LAS CASAS, José Gonzalo. Ley Hipotecaria.


Comentarios, Formularios y concordancias. Centro del Notariado, Madrid, España,
1861, p. XXXV. Ver en URL <http://books.google.com/books?
id=Z1PVendcqUwC&pg=PR33&dq=derecho+romano+hipoteca&hl=es&ei=EWiUTqyLN
8u4tge5hYCLBw&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=4&ved=0CEAQ6AEwAw#v
=onepage&q=derecho%20romano%20hipoteca&f=false>.

69 BERNARD MAINAR, Rafael. Curso de Derecho Romano. 2ª edición, Universidad


Andres Bello, Caracas - Colombia, 2006, p. 325.

70 Ley Nº 28677

Artículo 8.- El constituyente podrá pactar pagos con el acreedor garantizado para
disminuir la garantía y usar los bienes, materia de la garantía mobiliaria, para constituir
nuevas garantías.

71 Ley Nº 28677

Artículo 1.- Ámbito de aplicación

La presente Ley (en lo sucesivo la “Ley”) tiene por objeto regular la garantía mobiliaria
para asegurar obligaciones de toda naturaleza, presentes o futuras, determinadas o
determinables, sujetas o no a modalidad.

72 Ley Nº 28677

Artículo 31.- En el caso de un crédito otorgado en garantía mobiliaria, su eventual


extinción por medio distinto al pago no es oponible al acreedor garantizado en cuyo
favor se hubiere constituido la garantía mobiliaria, salvo asentimiento de dicho
acreedor garantizado.

73 Ver artículo 41 de Ley Nº 28677

74 Ley Nº 28677

Artículo 3.- Garantía mobiliaria

3.1 La garantía mobiliaria es la afectación de un bien mueble mediante un acto jurídico,


destinada a asegurar el cumplimiento de una obligación. La garantía mobiliaria puede
darse con o sin desposesión del bien mueble. En caso de desposesión, puede
pactarse la entrega del bien mueble afectado en garantía al acreedor garantizado o a
un tercero depositario.

75 Code Civil “Article 2321.- La garantie autonome est l’engagement par lequel le
garant s’oblige, en considération d’une obligation souscrite par un tiers, à verser une
somme soit à première demande, soit suivant des modalités convenues.

Le garant n’est pas tenu en cas d’abus ou de fraude manifestes du bénéficiaire ou de


collusion de celui-ci avec le donneur d’ordre.

Le garant ne peut opposer aucune exception tenant à l’obligation garantie.

Sauf convention contraire, cette sûreté ne suit pas l’obligation garantie”.

76 D. Leg. Nº 1049

Artículo 37.- Registros Protocolares

Forman el protocolo notarial los siguientes registros: (…) f) De instrumentos


protocolares denominados de constitución de garantía mobiliaria y otras afectaciones
sobre bienes muebles; (…).

77 D. Leg. Nº 1049

Artículo 51.- Definición

Escritura pública es todo documento matriz incorporado al protocolo notarial,


autorizado por el notario, que contiene uno o más actos jurídicos.

78 Ley Nº 28677
Artículo 2. 10. Formulario de Inscripción: aquel en el que consta, para efectos de su
inscripción, la garantía mobiliaria y los otros actos inscribibles. Mediante este
formulario se inscriben dichos actos en el Registro correspondiente. El texto de los
formularios es aprobado por resolución de la Sunarp.

11. Formulario de Cancelación: aquel en el que consta la cancelación de la garantía


mobiliaria y de los otros actos inscribibles y mediante el cual se inscribe dicha
cancelación en el Registro Correspondiente. El texto de los formularios de cancelación
es también aprobado por resolución de la Sunarp.

79 Ley Nº 28677

Artículo 17.- La relación jurídica entre las partes derivada de la garantía mobiliaria
sobre el bien mueble se constituye mediante acto jurídico constitutivo unilateral o
plurilateral, debidamente otorgado con la finalidad de asegurar el cumplimiento de una
obligación.

80 CASTILLO FREYRE, Mario. Ejecución de la Garantía Mobiliaria. Disponible en:


<www.castillofreyre.com/artículos/ejecucion_de_la_garantia_mobiliaria.pdf 27>.

81 CÁRDENAS KRENZ, Ronald. Consideraciones en torno a la nueva ley de la


Garantía Mobiliaria. Disponible en: <www.teleley.com/revistaperuana/12cardenas-
63.pdf>.

Gaceta Jurídica- Servicio Integral de Información Jurídica


Contáctenos en: informatica@gacetajuridica.com.pe