Está en la página 1de 2

CASO EL FRONTON

(MATANZA EN LOS PENALES DEL PERU)

Los hechos se produjeron de manera simultánea en los establecimientos


penales: San Juan Bautista (El Frontón), Santa Bárbara y San Pedro
(Lurigancho) en junio de 1986. Los motines fueron originados por los internos,
condenados y procesados por delito de terrorismo.

El 18 de junio de 1986 a las 06:00 am las cárceles de san juan de Lurigancho


(presos comunes), en el pabellón azul de la isla penal del frontón (terroristas) y
santa bárbara (mujeres), que poseían un control táctico al interior de los centros,
se amotinaron en forma coordinada y tomaron como rehenes a los guardias de
las cárceles y a tres periodistas. Sendero luminoso lanzo ese día una ola de
asesinatos y atentados terroristas en lima que costo varias vidas.

A las 10:00 am se inicio una sesión de emergencia del consejo de ministros y de


los mandos militares con la participación de Alan García. Tres horas después
finalizada la reunión, el ministro del interior Agustín mantilla, anuncio de que no
rendirse los amotinados, los centro penitenciarios serian retomados por la fuerza.

El primer ataque se dio en la cárcel de mujeres, en donde la guardia republicana


(sección encargada de la vigilancia de las cárceles y de las fronteras) recupero
el control del penal relativamente rápido. Los policías demolieron una pared y
lanzaron gases lacrimógenos y paralizantes. En dos horas los rehenes fueron
liberados.

El asalto contra la cárcel de la isla del frontón se inicio a las 0:00 am estando a
cargo del Grupo de Fuerza de Operaciones Especiales (FOES) y de la Infantería
de Marina Peruana (IMA).

Tres décadas después de la masacre en el penal que le costó la vida a 133


reclusos, 35 ex marinos que participaron en la operación enfrentan acusaciones
de homicidio calificado. La Fiscalía exige condenas de entre 25 a 30 años de
cárcel para cada uno.

Inculpados por la fiscalía 06 oficiales y 29 suboficiales de la armada peruana son


acusados de homicidio calificado en la modalidad de asesinato por ferocidad y
explosión.

Entre 1986 y el 2016, el caso fue archivado por el Fuero Militar, luego reabierto
por orden de la Corte Interamericana de Derechos Humanos e investigado por
distintos fiscales.

El Tribunal Constitucional elimina el extremo de una sentencia del 2013 que


declara que los hechos de El Frontón no fueron crímenes de lesa humanidad y
el Poder Judicial notifica a las partes el inicio del juicio oral.
El ex marino Eduardo Castillo Vega participó del develamiento del motín el 19 de
junio de 1986. Acusa directamente al ex oficial Luis Román Rodríguez de dar la
orden de disparar a los reos que se encontraban rendidos. Asegura que los
subalternos obedecieron y cometieron ejecuciones extrajudiciales. También
recuerda al capitán de fragata Héctor Lazo y al capitán de corbeta Carlos Trevejo
repartiendo las municiones en la propia isla para acabar con los reos.

La fiscal Luz Ibáñez Carranza, titular de la Segunda Fiscalía Penal Nacional, fue
la encargada de realizar la acusación contra 35 ex marinos por la matanza en El
Frontón. Asegura que el Poder Judicial frustró el control de acusación
programado para el pasado 26 de agosto.