Está en la página 1de 4

¡nter-c-a-mbio, ario 5, n.

6 (2008), 219-222
[ISSN: 1659-0139]

Presentación del libro:


Breve historia 9e la literatura
costarricense, 9e Álvaro Quesada Soto
Dra. Ruth Cubillo Paniagua1

uy buenas noches. En estoy más de lleno), inculcado en


M primer lugar, quiero
agradecer a la Dra. Ethel
García, Directora del CIICLA, por ha-
buena medida por el propio Álvaro, y
las relaciones cercanas con la histo-
ria, en especial con un historiador a
berme invitado a participar en la pre- quien, paradójicamente, me presentó
sentación de este libro. Para mí, estar el colega Leonardo Sancho un 15 de
en este lugar hoy significa de alguna setiembre hace 18 años.
manera realizar un viaje hacia el pa-
sado, por algunas razones que quie- En este contexto, no puedo dejar
ro explicarles muy brevemente: pri- de recordar a María Salvadora Or-
mero, implica recordar a mi profesor tiz, quien me llevó a trabajar como
Álvaro Quesada, pero no solo en su asistente, primero a la Maestría en
faceta de profesor, sino también en Literatura y luego al Programa de In-
su faceta de investigador del nacien- vestigación por cuya consolidación
te Programa de Investigaciones en como Centro ella tanto trabajó. Ma-
Id. y Cultura Latinoamericanas, allá ría fue por muchos años el alma de
por 1988, de consejero y guía aca- todo esto y fue, junto con Álvaro, don
démico (él había repasado muchas Gastón, Ligia Bolaños, Emilia Ma-
veces de ida y regreso los caminos caya, María Pérez e incluso nuestra
por los cuales yo apenas estaba co- actual Rectora, Yamileth González,
menzado a transitar), de gran char- entre otros colegas, quien comenzó
lador, de profundo y reflexivo crítico a tejer hace dos décadas esta red de
de esta sociedad costarricense, de intelectuales que hoy se aglutinan en
amigo... En segundo lugar, significa el CIICLA.
reencontrarme con una red de cole-
gas y amigos que se tejió hace casi Después de esta digresión un
veinte años y que a mí me ha deja- tanto nostálgica, voy ahora a cen-
do dos herencias fundamentales: el trarme en el comentario del libro que
interés por el estudio de las revistas nos ha reunido aquí hoy, en especial
culturales (labor en la cual cada vez en un aspecto que me interesa des-

1 Docente e investigadora de la Escuela de Filología, Lingüística y Literatura de la UCR y coordinadora del


Programa de Investigaciones Literarias de esa misma Unidad Académica.
Dra. Ruth Cubillo Paniagua

tacar de ese texto en particular, pero misma lógica fue la que excluyó del
en general de los métodos de análi- canon a todo autor que no respon-
sis empleados por el profesor Que- diera al sistema de valores ideológi-
sada Soto. Me refiero a la incorpora- cos y estéticos empleado para for-
ción que realiza este autor de nuevas marlo (me refiero al canon), es decir,
fuentes historiográficas para el aná- muchos autores han sido invisibiliza-
lisis de los textos literarios, pues te- dos e incluso excluidos del panorama
nía muy claro que para desarrollar literario costarricense. Es aquí donde
estudios literarios contextualizados resulta relevante la labor de recupe-
e intertextualizados no es suficiente ración efectuada por autores como
con el análisis del texto literario pro- Álvaro Quesada, Flora Ovares, Mar-
piamente dicho. Generalmente son garita Rojas, Albino Chacón y Magda
los historiadores quienes se acercan Zavala, entre otros (en su mayoría do-
a la literatura en busca de nuevas centes e investigadores de la UNA),
fuentes, siempre, eso sí, asumién- labor que, como dije, ha permitido a
dola como una fuente complemen- la historiografía literaria costarricense
taria de "las fuentes de verdad"; sin ampliar significativamente el corpus
embargo, pocas veces los críticos de la literatura nacional con respec-
literarios asumen el reto de caminar to, por ejemplo, al postulado en su
hacia la historia, con lo cual sus aná- momento por don Abelardo Bonilla.
lisis continúan siendo bastante in- Investigaciones como las efectuadas
manentistas. En honor a la verdad, por Álvaro Quesada constituyen una
debo decir que es más "fácil" escribir significativa contribución a este pro-
un artículo utilizando esta metodolo- ceso mediante el cual el corpus po-
gía inmanentista que aventurarse a sible se va transformando en un cor-
hacerlo entablando un diálogo con pus accesible.
otras disciplinas como la historia, la
sociología o la psicología. Como investigador, Álvaro Que-
sada logró consolidar una manera
La forma de abordar la literatura de acercarse a la literatura que por
costarricense propuesta por Quesa- lo general resulta difícil de alcanzar;
da también representa un destacado se trata del equilibrio entre el estudio
aporte a la conformación o fijación riguroso y la aplicación de las teo-
del corpus de esta literatura. Como rías literarias que facilitan el análisis
sabemos, el proceso de constitución "científico" de los textos literarios (en
de un canon de autores "clásicos", el caso de Álvaro, fue quien primero
desde la óptica de la historiogra- profundizó en los planteamientos de
fía literaria positivista y partiendo de Mijaíl Bajtín sobre polifonía, dialogis-
que en tales autores se deposita el mo y procesos de carnavalización) y
"espíritu nacional", permitió agrupar dos tareas que considero fundamen-
la producción textual a partir de los tales para dicho análisis: la contex-
objetivos primordiales del proyecto tualización y la intertextualización de
220 político de identidad nacional. Esta tales textos. Muchas veces los estu-

inter-c-a-mbio, año 5, n. 6 (2008), 219-222 ISSN: 1659-0139


Presentación del libro Breve historia de la literatura
costarricense, de Álvaro QuesadaSoto,SanJosé:ECR,2008.

diantes de Literatura de esta Univer- los ecos de tales reformas en el ám-


sidad están más preocupados por bito cultural de este país), y "Globali-
encontrar una "buena teoría" para zación y posmodernidad" (de 1980 al
analizar "cualquier texto" que por en- 2000, donde se describe el paso de
contrar un "buen texto" para luego un viejo orden hacia una nueva forma
hallar una "teoría adecuada" que les de concebir el mundo y al individuo
brinde herramientas para la crítica. en tanto que sujeto social).
En esta Breve historia de la litera- Los cinco primeros capítulos
tura costarricense Álvaro logra con- los conocemos desde el año 2000,
densar muy acertadamente, en poco cuando la Editorial Porvenir publicó la
más de 100 páginas, los poco más primera edición de esta Breve histo-
de cien años de literatura nacional. ria; sin embargo, en esta nueva edi-
Los títulos que encabezan cada uno ción que hoy conocemos, se incluye
de los seis capítulos de este libro son, el sexto capítulo que, como indican
bien entendidos, una línea del tiempo Amalia Chaverri y Gastón Gaínza en
que recorre el panorama literario, so- la presentación, Álvaro había dejado
cial, histórico y cultural de Costa Rica listo para la imprenta.
entre las últimas décadas del siglo
XIX y la década final del siglo XX: "El Me parece importante referirme
Olimpo: la forja de una identidad'^de precisamente a ese sexto capítulo,
1890 a 1910, donde se incluye la "Globalización y posmodernidad",
conformación del estado oligárqui- no solo porque es el recién llegado
co liberal; "La unidad escindida" (de al libro, sino porque en él Quesada
1910 a 1930, período en que surge y realiza, con una claridad diáfana, un
se consolida la llamada "Generación análisis que bien podríamos ubicar en
del Repertorio Americano); "Crisis y la esfera política e ideológica, acerca
quiebra" (de 1930 a 1940, período de la sociedad costarricense de fina-
marcado por acontecimientos mun- les del siglo XX e inicios del XXI, análi-
diales de gran impacto como la crisis sis que cobra hoy especial relevancia
de 1929 y el inicio de la segunda gue- para nosotros como ciudadanos de
rra mundial, lo cual generó profundos este país.
cambios en diversos ámbitos de este
país); "Reforma, revolución y van- Para que el lector pueda com-
guardia" (de 1940 a 1950, década prender con mayor facilidad por qué
en la que destaca el surgimiento de los escritores incluidos en esta "últi-
la "generación del 40, con su carac- ma" generación (los que comienzan
terística forma de percibir la realidad); a publicar hacia 1980) presentan una
"La Segunda República" (de 1950 a literatura caracterizada por la visión
1980, el período más largo de todos, crítica de la sociedad y por el des-
caracterizado por la gran diversidad encanto, con el uso de herramientas
de reformas propiciadas por el adve- narrativas tales como el humor co-
nimiento de la segunda república y rrosivo, la sátira y la parodia de los 221

inter-c-a-mbio, año 5, n. 6 (2008), 213-218 ISSN: 1659-0139


Dra. Ruth Cubillo Paniagua

discursos oficiales, Quesada des- y al nuevo orden social en construc-


cribe cómo está siendo --desde su ción." (Quesada, 2008: 128)
perspectiva-- el cambio de siglo en
Tiquicia, y explica las razones por las No sé en qué año habrá escrito
cuales estos escritores tienen sufi- Álvaro estas palabras, pero cuán ac-
cientes justificaciones para estar des- tuales y pertinentes nos parecen hoy,
encantados de la sociedad en la que a la luz de procesos tan discutibles
les ha tocado vivir; es decir, nos des- como la aprobación del Tratado de
cribe con detalle pero sucintamente Libre Comercio entre Costa Rica y
el doloroso tránsito de la modernidad EEUU, por poner solo un ejemplo.
a la posmodernidad, experimentado
de diversas maneras por cada uno Esta misma cita nos permite ilus-
de nosotros (creo que todos los aquí trar muy bien algo que mencionamos
presentes nacimos el siglo pasado y líneas atrás: la necesidad de que el
tenemos la edad suficiente para ha- crítico literario realice una adecuada
ber sido testigos de ese tránsito). contextualización de los textos que
está analizando; Álvaro tuvo una ex-
Esta visión de nuestra sociedad traordinaria capacidad para realizar
que nos ofrece Álvaro se parece mu- esto porque comprendió muy tem-
cho a él mismo, es decir, resulta un prano que el diálogo (buena ense-
tanto pesimista, desengañada y muy ñanza de Bajtín) con otras disciplinas
crítica. Transcribo unos párrafos del o campos del saber es indispensable
sexto capítulo para que entendamos cuando se quiere efectuar un análisis
mejor a qué me refiero: riguroso de cualquier texto llamado
literario.
"El monopolio del poder, la rique-
za, el cinismo, la corrupción y la impu- Considero que nosotros, como
nidad de los de arriba, contrasta con investigadores de la literatura, de-
el sentimiento de deterioro, malestar, bemos asumir el reto de poner en
impotencia y enajenación de los de práctica esta y otras propuestas de-
abajo. La ausencia de una opción sarrolladas con tanto éxito por Álvaro
alternativa al espectáculo de un país Quesada como investigador.
agobiado por una deuda impagable y
un deterioro vertiginoso, al que las re-
laciones de poder mundial, así como
los grupos dominantes y los políticos
criollos (...) ofrecen como única solu-
ción el "sacrificio" o la venta del país
con ellos como intermediarios, refuer-
zan el sentimiento de enajenación, la
sensación de vivir como un desterra-
do en su propia patria, el rechazo con
222 respecto a los que ejercen el poder

inter-c-a-mbio, año 5, n. 6 (2008), 219-222 ISSN: 1659-0139