Está en la página 1de 12

Encarcelamiento de mujeres.

El castigo
penitenciario de la exclusión social y la
desigualdad de género
Estibaliz de Miguel Calvo
Universidad de Deusto
<estibaliz.miguel deusto.es>

Kartzelaratutako emakumeen profilei kontu Ésta es una aproximación a los perfiles de las
hartzen dien hurbilketa bat da honako hau, mujeres encarceladas, marcados en su gran mayoría
gehienean egoten dira kartzelaratu aurretik gizarte- por la exclusión social previa al encarcelamiento
bazterketaren marka dutela, eta estatus sozial y por la posición social desigual en cuanto a su
desberdina dute emakume izateagatik. Kartzela- condición de mujeres. Con el doble objetivo de
sisteman emakumeak ikusgarri bilakatu eta ikuspegi visibilizar a las mujeres en el sistema penitenciario
feminista-kritiko baten bidez kartzelen inguruko y de aportar una visión crítica feminista que permita
azterlanen joera androzentrikoa amaitzeko xede acabar con el tradicional sesgo androcéntrico de los

ZERBITZUAN 56
bikoitzaz burutu dute azterlana. Bertan aurkezten estudios sobre las cárceles, se presentan algunos
dira modu erdi-egituratuan Langraiz-Okako resultados elaborados a partir de las entrevistas
(Euskadi) kartzelako emakumeen sailean buruturiko semiestructuradas realizadas en el departamento de
elkarrizketen emaitza batzuek, bereziki kontu mujeres de la cárcel de Nanclares de Oca (Euskadi),
hartzen zaielarik ezaugarri sozioekonomikoei. prestando atención a los aspectos relativos a sus
Bertan aztertu dira preso dauden emakumeen bizi- rasgos socioeconómicos. Se han incluido temas
ibilbideak konprenitzeko garrantzitsuak diren gaiak, relevantes de cara a comprender las trayectorias
adibidez, etxebizitzan duten kokapena, amatasuna vitales de las mujeres presas, tales como su posición
edo genero-indarkeria. en el ámbito doméstico, la maternidad o la violencia
de género.

Gako-hitzak:
Kartzela, ikerketa feministak, gizarte-bazterketa, Palabras clave:
familia, genero-indarkeria. Cárcel, estudios feministas, exclusión social, familia,
violencia de género. IRAILA·SEPTIEMBRE 2014

http://dx.doi.org/10.5569/1134-7147.56.05 75

Para presas y sus diferentes perfiles en el contexto de las neutralizar este sesgo individualista. Muchos de los estudios que no ponga tanto el foco en rasgos individuales. y Martín Palomo. 2005. y Viedma y del Val (2012). El yese a las mujeres. de Bilbao. desde la publicación del estudio de Manzanos y Balmaseda (2003). en mujeres gitanas. El presente trabajo pretende Estamos ante uno de los campos menos desarro. 1997. o del rol de las mujeres presas como ción de las mujeres encarceladas (Juliano. tido a una sequía de investigaciones en este campo. 2008). Euskadi). comprensiva sobre el fenómeno de las mujeres excluidas. Son de destacar los atención en nuestro contexto. Almeda y Bodelón (2005). aportar una visión Otros trabajos se han centrado en grupos o proble- crítica feminista que permita acabar con el sesgo máticas interseccionales entre las mujeres encarce- androcéntrico que ha caracterizado tradicionalmente ladas: el Equipo Barañí (2001). entre otros). Seguir hablando de Ribas. 2005) en Cataluña. todos ellos referidos a la población y metodológica que el estudio de las mujeres entre femenina en general. 2007. ZERBITZUAN 56 2001. hasta el punto de que gadores sociales a poner el foco sobre esta realidad. Cruells e Igareda. si se compara con de Canteras Murillo (1990). en general. ha habido rejas tiene para la comprensión de las prácticas de aportaciones por parte de Juliano (2011). existen publicaciones de testimo- las mujeres. sin embargo. Además. y graves consecuencias del encarcelamiento en la vida ser punto de mira de las políticas de control social y de estas mujeres y sus familias. parecen más preocupados tiones de género. 2011. que rompa con los estereotipos y la estigmatiza. Sin embargo. pero refiriéndose de facto a la Observatori del Sistema Penal i els Drets Humans situación específica de los hombres en las cárceles (2006). ha partir del trabajo de campo realizado en el departa.. el estudio criminológico escasa presencia tras los barrotes. Mapelli control formal. en el que se usaron las técnicas de rencias de género (Arostegi et al. Esta ausencia de las trabajos de Almeda (2002.. durante los últimos años hemos asis- en particular. encarcelamiento en los familiares de las personas des del encarcelamiento masculino son aplicables a presas. 1991). especialmente en lo referente a la realidad de las IRAILA·SEPTIEMBRE 2014 mujeres encarceladas en la Comunidad Autónoma 2. Las principales reflexiones de los trabajos menciona- dos han señalado la relación entre la baja proporción El propósito de este artículo. autoras. Tiene el doble sistema penitenciario. Almeda. Miranda y Vega (2005). de Miranda. 2010) como si se inclu. objetivo de visibilizar a las mujeres en el sistema penitenciario y. Finalmente. a los estudios sobre las cárceles. al mismo tiempo. y de las mujeres encarceladas. clase y género que llevan a grandes capas vulne. Jabardo. y sus dife- (Álava. es hacer de mujeres en el sistema penitenciario y las carencias un análisis sobre la situación de las mujeres privadas materiales y de políticas específicas de género para de libertad desde el campo de las ciencias sociales las mujeres encarceladas. Además. 1993). se busca hacer políticas de encarcelamiento (Equipo Barañí. Algunos autores y penal (Manzanos. 2012). 2003) y la asociación Surt mujeres en los estudios sobre las prisiones y sobre (Cruells e Igareda. No obstante. Serrano y Francés. ha descrito los efectos del supone asumir implícitamente que las especificida. 1. De madres y cuidadoras. las Jesús Miranda (2002) –una de las pocas que abarca mujeres presas son menos del 10 % de la población una muestra proporcional de mujeres encarceladas penitenciaria. este trabajo pretende hacer una por las consecuencias del encarcelamiento de los aproximación feminista desde las ciencias sociales niños y niñas (Yagüe. en mujeres extranjeras. en medio de una rica y compleja combinación 76 . Éstos últimos han aportado una revisión de las estadísticas penitencia- Este trabajo de investigación es un acercamiento a rias y han propuesto un sistema de indicadores para los perfiles de las mujeres encarceladas en Euskadi detectar la discriminación por razón de género en el desde la perspectiva de género. podemos afirmar que la literatura científica referente en la que no se ha hecho más que rascar la super- a las mujeres presas es muy reciente y fragmentaria. (2012). 2001. observación participante y se realizaron entrevistas semiestructuradas a 49 mujeres encarceladas. Jiménez y Palacios. el del Defensor las prácticas de control formal podría atribuirse a su del Pueblo Andaluz (2006). Más recientemente. al tiempo que invita a otros investi- llados en ciencias sociales. “el preso” (Gallego et al. se han destacado las rables de la sociedad a padecer exclusión social. por otra parte. sin olvidar cuantitativa no anula la relevancia epistemológica a Imaz (2007). que de las propias experiencias Miguel. ficie. cabe Se presentan aquí algunas ideas clave elaboradas a destacar que la asociación Zubiko. 2010) y que pueda servir de herramienta de las mujeres encarceladas. Introducción No ha sido hasta los últimos quince años que los Estibaliz de Miguel Calvo trabajos relacionados con las mujeres en prisión se El encarcelamiento de mujeres ha recibido escasa han empezado a desarrollar. El estudio de las mujeres encarceladas Vasca. han puesto de relieve la cuestión de las mujeres que esencializan las situaciones particulares. 2002. 2003. En lo referente a las cues. por su parte. esta baja presencia de todo el territorio del Estado español–. En Europa. una aportación crítica a las dinámicas sociales. cubrir ese vacío. la investigación de Mª la abrumadora presencia masculina. elaborado diversos informes sobre las relaciones de mento de mujeres de la cárcel de Nanclares de Oca pareja de hombres y mujeres en prisión. nios de las propias mujeres encarceladas (Cánovas.

Para las cuestiones relativas a violencia y malos 2 De cualquier manera. formación y situación laboral. Además. una ese territorio fue la razón principal para desarrollar de cada tres había nacido en un país extranjero. con lo cual ron del cuestionario del estudio de Miranda (2002) sobre la población las respuestas cerradas fueron completadas con las explicaciones de de mujeres encarceladas en España y las del trabajo de Cruells. casi tres cuartas partes se las cuales entre 60 y 70 eran mujeres. abiertas. la sobrerrepresentación de la El recinto carcelario de Nanclares de Oca (Álava) se minoría étnica gitana entre las mujeres encarceladas abrió en 1982. los actual. mientras que una cuarta parte eran originarias recinto penitenciario que más mujeres albergaba en de otras partes del Estado español. en y los altos índices de consumidoras o exconsumido- 2012. Investigación sobre las mujeres presas La muestra se acerca a las descripciones sociode- mográficas de la literatura científica referida a las en la cárcel de Nanclares de Oca1 mujeres en prisión en lo referente a la alta proporción de mujeres extranjeras. De manera general. 1 Los resultados que aquí se presentan son una parte de la tesis doctoral inédita Relaciones amorosas de pareja en las trayectorias vitales de las mujeres encarceladas. algunas preguntas cerradas que complementaban la información de las preguntas abiertas3.de factores relativos a las políticas sociales. tratos a las mujeres. De esta manera. constituyó la única prisión de cumplimiento ras de droga. 3. Los aspectos concernientes a las relaciones amorosas e íntimas. Esta investigación obtuvo el I como residencia y situación familiar. que sólo se comprende en su totalidad teniendo en recabaron información cuantitativa. las (datos demográficos. fueron tratados mediante preguntas las mujeres presas en la prisión de Nanclares de la abiertas. lo que representó mica de las mujeres. que confirma las conclusiones Penitenciarias. se aporta un aná- pecto a los estudios desarrollados previamente. habrán de ser analizadas desde una perspec- semiestructuradas realizadas a mujeres de la prisión tiva diferente. Universidades e Investigación del situaciones de discriminación a las mujeres recluidas en las prisio- IRAILA·SEPTIEMBRE 2014 Gobierno Vasco concedió una beca de formación de personal inves. localizadas identificaron como payas (no gitanas). ingresos y residencia. Premio Micaela Portilla a la mejor tesis feminista / de género de 2012 situación penal y penitenciaria. Las preguntas cerradas se referían a pareja toman un nuevo relieve en el análisis sobre los diversos aspectos de las vidas de las mujeres presas perfiles de las mujeres encarceladas. que facilite comprender la situación de de Nanclares de Oca. que lisis pormenorizado de las diferentes variables que habían tenido que salvar numerosos obstáculos que entran en juego en las trayectorias marcadas por la la institución penitenciaria ponía a quienes querían vulnerabilidad y la exclusión social. mientras que en un departamento que contaba con dos módulos el resto se identificaron como gitanas. familia Encarcelamiento de mujeres. lo cual suponía toda una novedad con res- minoría cultural. la situación más de 150 horas de trabajo de campo. Seguidamente. de guntadas sobre su etnia. To- las participantes. la grabadora pudo recoger los comenta. a sus situaciones y experiencias. La prisión mitad de ellas eran toxicómanas o habían abusado de Nanclares de Oca. se tuvieron en cuenta las preguntas que se hicie- rios realizados en torno a los distintos aspectos tratados. y en la observación participante las mujeres. perspectiva de género. Se usó la de las mujeres en diversas esferas del ámbito público entrevista semiestructurada. y reinserción social. Para su realización. cuestionario de Manzanos y Balmaseda (2003) “Entrevistas sobre el Departamento de Educación. prácticamente la mitad de condena de las tres erigidas en la Comunidad de las mujeres entrevistadas habían nacido en la Autónoma de Euskadi (CAE). defendida en el Departamento 3 La mayor parte de las preguntas cerradas fueron tomadas del de Sociología 2 de la Universidad del País Vasco. en su mayoría. a su encarcelamiento. laborales. dejando lugar a la captación de significados y la rrens e Igareda (2005) acerca de la violencia contra las mujeres en las contextualización de sus respuestas. familia de origen. las relaciones de género. objeto central de Las páginas siguientes nos acercan a la realidad de la investigación. 77 . con acento en la investigar esta materia. con 470 celdas habitables. de la Universidad del País Vasco. El hecho de que fuera el CAE. de contextos de penitenciario y usar la grabadora durante las entre- exclusión social o marginalización por pertenencia a vistas. y las preguntas cuenta el ámbito privado o doméstico. que hicieron lo propio con información aspectos como la maternidad o las relaciones de cualitativa2. De esta forma. como el poder adqui- El presente estudio se basa en las 49 entrevistas sitivo. Pre- albergaba a entre 700 y 800 personas presas. situación sanitaria y estado de salud. trayectoria laboral. La autorización permitía acceder al de otros trabajos acerca de que las mujeres encar- departamento de mujeres del mencionado centro celadas provienen. El castigo penitenciario de la exclusión social… dinámicas de exclusión. como veremos seguida- mente. estereotipos acerca de las mujeres transgresoras o la educación. 2005). En esta ocasión. relación de pareja) y a aspectos relativos interacción de diversos ejes de desigualdad social. En el caso de la capacidad económica. a través de la asistencia semanal a diferentes acti- será necesario indagar en la distribución de ingresos vidades y espacios de los dos módulos del departa- dentro del hogar para saber de la capacidad econó- mento de mujeres de la prisión. se describen los perfiles de las muje- El acceso a la prisión para realizar el estudio fue res encarceladas en lo relativo a su situación previa concedido por la Dirección General de Instituciones ZERBITZUAN 56 al encarcelamiento. La la investigación en el mencionado centro. y hasta el momento de su cierre. Así. de participación política) ciadas: las preguntas cerradas en cuestionario. determinadas variables. aunque el cuestionario también contenía Oca. nes de la Comunidad Autónoma Vasca” en lo referente a cuestiones tigador durante el periodo 2008-2011. de las drogas en algún momento de su vida. (Salhaketa. con dos partes diferen- (económicas. prisiones de Cataluña.

1. distinguimos tres factores de condición de extranjeras o minorías étnicas. tiene ingresos propios. Entre las que sí lo hicieron. y por tanto. las madres solas son las que están en peor situación. la cárcel Esto muestra la responsabilidad económica que tienen excluye principalmente a colectivos que ya poseían las mujeres encarceladas como sostenedoras del algún rasgo de exclusión. ya diferenciada a hombres y a mujeres. a la exclusión social que conlleva el encarcelamiento. la de adquisitivo. y también en capital simbólico. es importante considerar que. como decimos. culturales (de discriminación) o políticas otra mitad tenía dificultad en mantener el hogar con un (de exclusión de los derechos de ciudadanía)– previa único sueldo. las mujeres entrevistadas vivían en las mujeres. En palabras de una de las participantes: “Ya sabes que Estos rasgos. no se puede negar que las modelo social predominante. pertenecientes a minorías resultó que en la mitad de los casos era la propia étnicas (gitanas. teniendo en nes de clase que sería necesario considerar y revisar. Actualmente. Exclusión social y vulnerabilidad Dentro de la variedad de trayectorias vitales entre las 4. aquellas mujeres ‘cabezas de familia’ y bilidad social. cobran un el sueldo de mierda que gana”. donde Integración y Prisión (Cruells e Igareda. 4. o cuando menos. además. no desfavorecidas de la sociedad siguen siendo efica. mientras que la económicas. Es por ello por lo que. como la maternidad. ya que un número importante de ellas no respondía. destaca que la De esta manera. el hogar y la dependencia económica de la protección excluidas sociales o marginalizadas. significado diferente al tratarse de mujeres. Afirmar esto sería social (Subirats. mientras que la figura femenina de control social y criminalización de las capas más es la cuidadora del hogar y de la prole. La dos mil euros o menos. ellas no siempre conforman una ellos. según el tos. En lo concerniente a las muje- anular la enorme pluralidad de situaciones y contex. social y el encarcelamiento hogar y los hijos e hijas. la vulnerabilidad derivada de su pobreza o En el ámbito económico. sino que también se trata de una desigualdad de poder. El presente apartado pretende justifi. se hará referencia al fenómeno de la exclusión social al carecer de empleos que les permitan sostener el como factor que afecta a las mujeres encarceladas hogar y no existir un tejido de servicios sociales dedi- antes de ingresar en prisión. Pero al mismo tiempo. penales y penitenciarias la ganadora del pan. Por otro lado. una mujer sola no puede llevar una casa. en prestigio y respeta. las mujeres encarceladas. mucha luz. la situación de ganador del pan y la mujer. Ámbito económico caracterizados por la exclusión social. las relaciones de hogares con ingresos bajos o muy bajos. de forma más grave sobre compartida.1. que el binomio ganador de pan / ama de casa que obviar la perspectiva de género en este ámbito describe la distribución tradicional de los hogares no significa observar el fenómeno de manera sesgada y se cumple en el caso de muchas de las mujeres entre- androcéntrica. existe un reparto de roles en que el hombre es el mina ‘exclusión primaria’. la figura masculina es políticas sociales. estructura de hogar ‘tradicional’/patriarcal. que. 78 . Cerca de la exclusión social de diversas personas o grupos –por mitad de las participantes en la investigación conta- la superposición e interrelación de dimensiones ban con más de un ingreso en casa. la pregunta aquellas que ya habían tenido vivencias de fuerte acerca de los ingresos del hogar no solía arrojar ZERBITZUAN 56 exclusión social antes de su ingreso en la cárcel. Así. ya sea solas. Perfil de las mujeres encarceladas: exclusión mujeres encarceladas. 2004). res. propio que las mujeres tienen en el ámbito privado. tante en el sostenimiento económico doméstico. y general. Trayectorias vitales de las mujeres cuenta que no hablamos sólo de una diferente distri- Estibaliz de Miguel Calvo encarceladas bución de roles sociales. No todas exclusión: la pobreza. En cuanto a la distribución de ingresos. las mujeres inmigrantes. 4. el cual se añadirá a la cado a la crianza de las personas dependientes. en este apartado. el ama de casa. en nuestro caso) o toxicómanas es entrevistada la que ingresaba la cantidad principal. experiencia de encarcelamiento como factor que ahonda en la exclusión social. especialmente para En el caso de las mujeres entrevistadas. ya de manera repercute. 4.2. 2005) deno. policiales. las dificultades financieras en aquellas que se encuentran tras las rejas son pobres. lo cual indica un bajo poder criminalización de la pobreza. y especialmente. Esta distribución tradicional/patriarcal de car la necesidad de una aproximación que introduzca distribución de roles parece tener unas connotacio- la perspectiva de género en el análisis. y a ellos hay que añadir otras problemáticas que afectan a En definitiva. en tercera parte tenía ingresos de mil euros o menos. y menos con dos por muchos de los hombres presos. lo cual deberá tenerse en cuenta a la hora de diseñar IRAILA·SEPTIEMBRE 2014 El fenómeno de la exclusión social afecta de manera las políticas penitenciarias y de inserción social. precisamente. son comparti. Así. Esto es lo que el proyecto europeo Mujeres. especialmente si éste era el de la mujer. se puede decir que existe un primaria rasgo que abarca a la inmensa mayoría de ellas: que provenían de estratos sociales bajos o muy bajos. Trataremos estas ellas mismas desempeñaban un papel activo impor- cuestiones más adelante. una constante en el mundo occidental.2. y a menudo pareja o la violencia de género. esto es. vistadas. han experimentado múltiples formas de que cerca de la mitad se encontraba en la horquilla de exclusión social anteriores a su encarcelamiento. Los cálculos basados en los ces en sus objetivos y siguen llenando la cárcel de ingresos del hogar a menudo ocultan la falta de dinero aquellos grupos sociales perdedores en lo económico.

tanto prácticas como simbólicas (ibídem: 26).2. al hablar de mercado laboral: precariedad y trabajos feminizados. 2004: 25-26). relación con las condiciones de vida y trabajo. En la esfera laboral. en el propio estado de salud y en su mediante un empleo relativamente estable. se ocupan casi en exclusiva del trabajo doméstico no 4.2 % en la CAE. las mujeres en el mercado de trabajo. las mujeres acceden al mer.4. yo no se lo pregunté nunca”. trabajando de cocinera. por tanto. como blancos del La falta de instrucción tiene. limpiadora u otras. el estadísticas habitualmente toman el hogar como perfil mayoritario. 2004) menciona que las o prostitutas. o con negocio como autónoma. he estao en un hotel pues. al mismo tiempo.para poder comprender la situación de las mujeres Resulta destacable que una de cada cinco mujeres Encarcelamiento de mujeres. delincuentes La asociación Surt (Gabás. Para comprender mejor la situación laboral de nues- tras protagonistas. Subirats (2004) pone de la máxima de ‘a igual trabajo. maestras). Lo que él ganaba lo digo. Calvo Salvador. Algunas describieron su fuente de desigualdad para las mujeres. y des se manifiestan en el acceso a servicios básicos • quienes estuvieron insertas en el mercado laboral universales. respecto a la posición en el mercado laboral: IRAILA·SEPTIEMBRE 2014 • quienes no tuvieron nunca un empleo. Ámbito laboral su profesión. a fin de cumplir con la responsabilidad de la crianza de los hijos. cerca de la mitad. Finalmente. En segundo lugar. Ejemplo de situación precaria e inestable laboralmente con una ello es la respuesta de una de las mujeres entrevis. especialmente Según Brunet (2009). en trabajos manera que las personas son valoradas socialmente derivados de su cualidad ‘maternal’ (enfermeras. es necesario hablar de empleo. llas que habían trabajado la mayor parte de su vida de esta manera. o sea. según hemos encontrado con tres diferentes situaciones datos del Consejo Económico y Social Vasco (2011). limpieza y cuidados: tada acerca de los ingresos reales del núcleo familiar: “¿Yo? Hago de todo. la mitad.2. por tanto. que denota el desconocimiento de la entrevis. ya que no se cumple nentes sociales básicos. frase muy clarificadora: “He hecho de todo menos la tadas cuando se le preguntó por los ingresos en el calle [prostitución]”. igual salario’: como relieve la dimensión simbólica de la formación. más de una de cada cuatro de las que respondieron afirmó que no tenía ninguna. El castigo penitenciario de la exclusión social… en exclusión social. como el desempleo o la jubilación. en la medida que cuentan con formación académica. he cuidao niños. menos la calle. Mira. que el perfil laboral de las mujeres ZERBITZUAN 56 qué condiciones se da. no hubiesen tenido prácticamente ningún contacto con el mercado laboral (amas de casa. Ámbito sanitario • quienes tuvieron una trayectoria laboral caracteri- En lo referente al ámbito sanitario. queda oculta la distribución de los laboral. Ámbito formativo remunerado o se especializan en tareas domésticas más fatigosas cuando estos trabajos comienzan a El ámbito formativo no sólo proporciona competen- compartirse con sus parejas masculinas (2006: 42). lo que quiere decir para aportar un ingreso adicional al salario del varón que la mayoría poseía un nivel bajo o muy bajo de (ibídem: 15). en sectores como la hostelería. lo que las convierte. nos en el Estado español y de un 10. Generalmente. [ríe] así te “Pues él a mí me daba 600 [euros].3. de trabajadoras de servicios feminizados. dice que ellas tienen “mucho trabajo y poco empleo”. es decir. En cuanto a la adscripción sub- jetiva a algún tipo de profesión. Por 79 . si tenemos en cuenta que vivimos en una sociedad cado de trabajo en condiciones muy específicas como donde el conocimiento y la información son compo- trabajadoras mal pagadas. sin contrato o con ingresos dentro del hogar familiar. estudios. preguntadas cuál era 4.2. como cuida- sino también un mecanismo de articulación de redes dora. es relevante conocer si existe un acceso al mercado laboral. implicaciones acoso sexual. y económico actual y que da acceso a prestaciones contó de manera habitual con contratos de trabajo sociales clave. pero también en Vemos. cias de cara al logro de un empleo. Para casi El empleo no sólo es la fuente principal de ingresos. generalmente en el sector de hostelería. su profesión era feminizada. fue el de aque- unidad de análisis de los ingresos económicos y que. sus trabajos eran hogar. también contri- buye al desarrollo personal y social. por lo general). Dos terceras partes de las participantes en la investi- en trabajadoras a ‘doble jornada’.2. las desigualda- zada por la precariedad. y como quienes gación tenían estudios primarios o de niveles inferio- trabajan en el mercado de trabajo de manera auxiliar res (sin estudios o analfabetas). asistentes sociales. sociales. una de cada tres mujeres aproximada- que es el eje principal sobre el que gravita el sistema mente tuvo una trayectoria estable de empleos. 4. ya que la precariedad laboral participantes está en consonancia con los rasgos también es una potencial fuente de exclusión social descritos acerca de la posición de las mujeres en el (Subirats. pero de manera precaria. lo cual puede ser contratos muy esporádicos. he estado haciendo habita- ciones en el hotel…”. más aun si tenemos en cuenta que en 2007 la población con estudios primarios era de un 15 % Entre las mujeres encarceladas entrevistadas. como trabajadoras a media jornada.

Carecer de redes sociales es. suponían un apoyo a la hora de vistadas entre el grupo de las mujeres extranjeras. nueve tenían un compartidos. Una de cada tres entrevis. proyecto de permanencia en el territorio. Miranda y influencia en la estabilidad de las desigualdades Vega. las enfermedades infec. como pisos mujeres extranjeras de la muestra. que entre ellas son tam- es lo que configura un entorno de reproducción de bién diversos. no solamente la ‘cantidad’. en las cuales intentan cumplir su rol cunstancias.8. una propor- ción algo más baja en comparación con la población penitenciaria extranjera de mujeres en el sistema 4. es de destacar que la a las que se les ha impedido el acceso a una situa- mitad de las mujeres entrevistadas. El análisis se basa en la visión que mujeres que toman decisiones en circunstancias las propias participantes dieron acerca de sus cir. 2005). los trastornos mentales graves y. penitenciarios. miembros plenos de una sociedad. 2005). cuatro de África y tres de Europa. ciertas enfermedades llevan asociadas la 4. 2004: 27). Ámbito residencial penitenciario español. Es necesario romper vas que acarrea. Así. es la reclusión penitenciaria. tiene que Vamos a acercarnos a las redes sociales de las ver con las dinámicas de criminalización de paí- mujeres de la muestra desde la perspectiva de la ses productores de drogas por parte de los países presencia de problemas en la familia de origen y de consumidores.5. con ocho meses [de pueden acceder a terceros grados u otros beneficios embarazo].2. que es el blanco occidental. albergues o pensiones. pero no a su residencia. hacer frente a situaciones de vulnerabilidad o riesgo de exclusión.2. y sobre todo las ción regularizada en el país (Subirats. tal y como destacan las teorías del capital flaco favor hace a la comprensión de un fenómeno social (Bottero. ya que el pante: “[Mis suegros] me tiraron a la calle. Una de las formas cia y alteraciones de la imagen física que provocan más extremas de negar el derecho a la participación secuelas irreversibles (Subirats. otro lado. de una de cada cinco vivió problemas de alcohol. IRAILA·SEPTIEMBRE 2014 Los problemas de trabajo en la familia concurrieron El encarcelamiento de minorías étnicas es una cons- en más de una de cada cuatro. Miranda y Vega [2005]) habían Otras presentaban una gran inestabilidad en cuanto sido detenidas a su paso por el territorio. Las tres mujeres nacidas en Europa tenían 4. una vez y dependencia de familiares que las acogieran en encarceladas. junto con problemas físicos de alguno de los miembros. la interacción de varios problemas propios de esas minorías. Minorías étnicas: las gitanas tadas tuvo algún familiar que abusaba de las drogas. Luego me arraigo territorial constituye el único eje por el que ZERBITZUAN 56 recogieron. mal ambiente y violencia. sin hogar. una de cada cinco contexto y otras no. ni será a causa de rasgos Habitualmente. en general. Precisamente. dos reportaron que se encontraban viviendo ñol y las otras cuatro (las llamadas ‘no-nacionales’ en la calle. Vínculos personales antecedentes de inmigración desde África por parte de sus padres. bien porque Entre las mujeres entrevistadas. 4. La ciudadanía y la participación social significan ciosas.2.6. Este grupo de mujeres extran- jeras presentaba una gran variabilidad. como era el caso de la siguiente partici. Además. es reseñable la algunas tenían un proyecto migratorio en nuestro falta de vivienda propia. No puede ser casualidad. en sí No se trataba de mujeres que se encontraban en mismo un factor de exclusión social. Esto muestra de nuevo la variabilidad Los diferentes vínculos personales. tanto familiares de las trayectorias personales de las mujeres entre- como comunitarios. ya fuera del Las mujeres extranjeras entrevistadas suponían una alcohol o de otras sustancias. Entre estas proyecto migratorio en el territorio del Estado espa- últimas. Por último. se ven impelidas a desarrollar un su casa. como el del tráfico de drogas internacional. seis procedían de América Latina.2. y luego me tiraron. sido engañadas por ‘mafias’. 2004). ni que hubieran falta de apoyo material como por las carencias afecti. con estos estereotipos que habitualmente simplifi- sino la ‘cualidad’ de las redes sociales tiene una gran can realidades complejas (Martín Palomo. eran toxicómanas o en algún momento de su vida habían abusado de las drogas.7. 80 . De entre las se encontraba en situaciones variadas. ya sea por la situaciones de extrema pobreza. más tante en todos los países occidentales (Richie. mayoritariamente riñas. más que la presencia aislada es el hecho de que no pertenecen al grupo étnico de problemas. 2004: 31). bien por las diversas circuns- vivía en casa de los padres y un porcentaje similar tancias socioculturales de procedencia. El análisis victimista y homogeneizador sociales. diferentes problemas. Curiosamente. autóctonas. Ciudadanía y participación social Estibaliz de Miguel Calvo exclusión y el rechazo social de manera particular: tal es el caso de las adicciones. cuarta parte del total de entrevistadas. Del total de mujeres extranjeras. hegemónico. También lo son aquellas restricciones que se imponen a personas extranjeras Pues bien. un engaño en el que se ven envueltas su concurrencia. con cambios habituales de domicilio estaban residiendo en él. lo que tienen en común desigualdades sociales. por Martín Palomo. que más que con el engaño por parte de las mafias. antes de ingresar en prisión. a este respecto. formar parte de la carta de derechos y deberes como las enfermedades crónicas que conllevan dependen. En el hogar familiar se hacían presentes de madres o sus aspiraciones de ascenso social. vitales limitadas. Y luego me recogió mi madre”.

No es que haya nada intrínse- justificar esta visibilización del factor étnico en los camente negativo en dedicarse a los cuidados. der los procesos de empobrecimiento y exclusión social. laboral. la presencia mucho que ver con la pobreza y con las dinámicas de violencia contra las mujeres y las relaciones de de empobrecimiento y limitación de acceso a bienes pareja. cipación. obviar aquí la alta presencia de gitanos y gitanas entre la pobla- ción penitenciaria supone mirar a otro lado respecto 4. y debatiendo acerca de cómo En este apartado. En cualquier pues. podemos afirmar que la maternidad es un 4 El Equipo Barañí (2001) calculó que las mujeres gitanas se en- contraban representadas veinte veces más en las prisiones que en rol que tenía una importante presencia entre estas la sociedad. instancias de control penal (Equipo Barañí. la exclusión social. que logran La tradicional dedicación de las mujeres al ámbito crear una visible cabeza de turco a la que culpar doméstico y al cuidado de las personas dependientes de los males sociales y cierra el círculo vicioso de es un condicionante esencial a la hora de compren- empobrecimiento-criminalización-exclusión. relacional. 2001).3. Tanto es históricas en nuestro contexto social. lo que estudios sobre encarcelamiento. En definitiva. no puede hacerse son un ejemplo de desproporción punitiva en el que más oídos sordos a una realidad clamorosa de mar- entra en juego la construcción del delito. Por tanto. capas más desfavorecidas de la sociedad. Determinados sectores académicos. No se trata de rasgos esenciales de un en el hogar. podemos concluir que las gitanas en las cárce. Maternidad a las dinámicas de criminalización y empobreci- miento de grupos étnicos minoritarios. propone hacer frente a esta cuestión de la manera más honesta posible. y que varían en los diferentes estudios. gitanas y desplegar las herramientas metodológicas y les se encuentran sobrerrepresentadas si tenemos en teóricas necesarias para comprender en profundidad cuenta su presencia entre la población general4. se han género mostrado reacios a destacar el factor étnico en los estudios sobre exclusión social. La mayoría de estas variables se centran en Demasiados trabajos en la academia y fuera de ella las condiciones materiales de vida y revelan que las han adolecido de un etnocentrismo que ha podido mujeres que son enviadas a prisión provienen de las alimentar un imaginario con connotaciones racistas. que se supone individualizado. para llamar la atención sobre las dinámi- no entran dentro de las cuentas oficiales de la econo- cas racializadas del encarcelamiento de mujeres mía. mujeres. aquí se niveles de exclusión o una gran vulnerabilidad social. sociosanitario. se se están incluyendo como ‘cuentas satélites del PIB’. con altos presente aún en la sociedad. nuestra investigación.3. Entre estas dinámicas. y son importantes a la hora de comprender la exclu- sión social femenina desde la perspectiva de género. tal crea desigualdad es el hecho que Izquierdo describe y como he señalado. y no sólo lo nadas con las condiciones socioeconómicas: ámbito relacionado con la marginalización. En primer lugar.En el Estado español. Se ha incluido también el rol de las mujeres sociales. 2005). la media de hijos entre las madres era de dos y medio. sin evitarlas. la pobreza y económico. ha de afrontar la pluralidad de contextos y problemá- dad para medir este fenómeno cuando las estadís. El castigo penitenciario de la exclusión social… de mujeres gitanas entre la población penitenciaria penitenciario’. Finalmente. y de la ciudadanía y la parti- asociar etnia (gitana. las cifras acerca de la presencia tampoco ha de olvidarse el proceso de ‘tratamiento Encarcelamiento de mujeres. ginalización y criminalización que día a día afecta a trucción del delincuente y el carácter selectivo de las miles de personas pertenecientes al pueblo gitano. ticas de las mujeres encarceladas. encuentran las relaciones entre las presas y de éstas gracias al importante trabajo realizado por autoras con las funcionarias en el día a día. En segundo así que los tiempos y costes del trabajo de cuidados lugar. pero sin colaborar con visiones mujeres que influyen en su posición socioeconómica ZERBITZUAN 56 etnocéntricas. en este caso) con criminalidad. grupo étnico concreto. para denunciar las dinámicas como “externalización de costes” (2001: 55-68). Apelan a estudiar Hasta aquí las variables más directamente relacio- aspectos positivos del mundo gitano. de empobrecimiento-criminalización hacia colectivos pues vivimos en una sociedad que ha invisibilizado y que sirven de ‘cabeza de turco’ de los males sociales. la cons. En lo referente a las mujeres de nas a menudo hablan de actitudes racistas por parte de sus compañeras o de las funcionarias. dada la compleji. que hay razones suficientes para a hombres y mujeres. formativo. de hecho. Se hace necesario. ticas oficiales no reflejan la etnicidad. pues. nadas con el ámbito doméstico y la vida íntima de las mente. se abordarán cuestiones relacio- estudiar determinadas cuestiones delicadas social. Ellas sus experiencias. dado el riesgo que existe de residencial. minusvalorado estas tareas a expensas del empobre- y sobre los que se vierte un racismo que tiene raíces cimiento económico y social de las mujeres.1. Rasgos específicos desde la perspectiva de con la problemática de la población gitana. Las mujeres gita- IRAILA·SEPTIEMBRE 2014 como Durán (2005). y cómo éstos influyen de manera diferenciada Parece. Cierto es que los factores implicados en la alta pro. Sólo muy recientemente y de manera marginal (Bahvnani y Davis. para hacer visibles las vivencias de las mujeres caso. al tiempo que su peso era relevante si 81 . Sin embargo. Estos rasgos. apuntados en Cruells e Igareda (2005) porción de personas gitanas en las cárceles tienen son: el rol de las mujeres como madres. Sin embargo. 34 eran madres y cerca de la mitad de éstas tenían más de dos hijos. sensibles 4.

Según tal y como se recoge en la declaración de la ONU. 2005). pero enfa- (Igareda. De esta manera. tanto si se Estibaliz de Miguel Calvo a la familia numerosa. los padres de las modalidad que aún resulta muy difícil de detectar– y criaturas han estado ausentes durante la mayor parte también sexual. con lo cual han sido ellas quienes han la violencia suelen combinarse de manera compleja detentado la responsabilidad de la educación de los (Cruells. a pesar de las diferencias por países y las difi- 5 Hombre ganapán / mujer ama de casa. Además.2. la ONU incluye en el En cuanto a la cuestión de las madres solas. donde predomina como tal la ausencia de matri. donde el Estado de bienestar apenas ha naturaleza (ibídem: 10). y un 17 % Ha sido labor de las académicas y del movimiento reportó abusos sexuales. Este cionalizada por parte del Estado. sino que descendencia eran madres solas y llevaban la mayor incluye todo acto de violencia contra las mujeres que parte del tiempo la responsabilidad principal del se produce en el ámbito público o de manera institu- mantenimiento económico y cuidado de la prole. la violencia contra las mujeres o monio legal (por ejemplo. habitualmente por su compañero o marido. basado en el male-breadwinner . junto con el de la fuente de ingresos. por su parte. tiza su dimensión cultural y social. este apartado probablemente no se Miranda (2002) un 38 % de la población de mujeres habría incluido. 2009). Así. llegado a desarrollarse y está basado en un modelo familiarista de provisión de cuidados y apoyo. En violencia de género no debe identificarse sólo con el presente estudio se ha entendido que una madre las muertes de mujeres a manos de sus parejas o sola es la que lleva a cabo la responsabilidad prin. y tiene entrevistadas no fueron preguntadas sobre cómo en cuenta que se puede producir tanto en el ámbito definían su situación al respecto. de manera que: El fenómeno de la monoparentalidad. no una derivación espontánea de la español. Los estudios referidos a mujeres encarceladas 4. la coacción o la proporcional. cido invisible y sin identificar hasta hace bien poco. Esta violencia puede ser psicológica –una allá del estado civil. en o veinte años. más de la mitad de las que tenían no sólo se circunscribe al ámbito familiar. con tasas En la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia más elevadas que en los estudios sobre la población contra la Mujer de 1993. así como las 88 % de las mujeres entrevistadas. violencia en las prisiones es una constante en los Estados miembros de la Unión Europea. y que puede ser ha utilizado para definir a una madre como sola no perpetrada por el Estado (art. El concepto de violencia de género. hijos y el sostenimiento económico del hogar. Edin y Kefalas. aspecto más dramático y visible de este cipal del mantenimiento y cuidado de la prole.3. encontró que un como resultado un daño o sufrimiento físico. las concepto la violencia psicológica y la sexual. de campo. En un elevado porcentaje. esta violencia era de carácter grave o muy grave. sacándolo de la invisibilidad del que la sobrerrepresentación de mujeres víctimas de ámbito privado (De Miguel. 2005). exparejas. y que llevó a muchas claro que esta forma de violencia es una construc- de ellas a cometer el delito. Torrens e Igareda. es reve- lador de la responsabilidad que detentaban estas Alberdi (2005) parte de este concepto de violencia mujeres en la unidad familiar y la crianza de los hijos. más fenómeno. 2003). que la violencia 82 . así entendido. 1). para dejar proceso de exclusión social. la relevante si tenemos en cuenta que la maternidad denominamos violencia de género para señalar la en solitario constituye un factor determinante en el importancia que en ella tiene la cultura. dos mujeres estaban producen en la vida pública como en la privada embarazadas en la época en que tuvo lugar el trabajo (art. tenemos en cuenta que la media de hijos se acercaba privación arbitraria de la libertad. corresponde con otros casos de la literatura cientí- fica. En estos casos. cultades de medición del fenómeno. dato. tales criterios. contra la mujer al referirse a la violencia de género. en un contexto como el ción social. Al mismo tiempo.woman-housewife5 equivale a la violencia contra las mujeres. El criterio que se familiar como en la comunidad. lo cual ilustra. Violencia contra las mujeres muestran unas tasas de violencia contra las mujeres que parecen mostrar que el colectivo que nos ocupa Si este análisis se hubiese realizado hace quince sufre este fenómeno con especial virulencia. habían sufrido violencia en algún momento de su vida. 2005) encontró social y político. Este tipo de violencia ha permane- encarceladas decía haber sido golpeada alguna vez. 2005). Esto es Al hablar de la violencia contra las mujeres. posterior al citado […] todo acto de violencia basado en la perte- proyecto y alentado precisamente por la necesidad nencia al sexo femenino que tenga o pueda tener IRAILA·SEPTIEMBRE 2014 de profundizar en esas cuestiones. sexual o sicológico para la mujer. en una muestra amenazas de tales actos. ZERBITZUAN 56 es habitual entre las mujeres encarceladas. 2). Torrens e Igareda. Un estudio específico desarro- ONU define violencia contra la mujer como: llado entre la población presa femenina en Cataluña (Cruells. la Asamblea General de la femenina en general. El proyecto Mujeres Inte- feminista nombrar la violencia como un problema gración y Prisión (Cruells e Igareda. Estas diferentes manifestaciones de del tiempo. Además de la violencia física.

En cuanto a la dos en este artículo. la inmensa de pareja en las trayectorias vitales de las mujeres mayoría de las mujeres que manifestaron haber encarceladas. hacia la posición de ZERBITZUAN 56 de las veces estaba causada por una persona que no desigualdad de estas mujeres con respecto a sus era ni su pareja ni un familiar: por su pareja. producirse episodios de violencia física y violencia sexual en diferentes momentos de la vida. las mujeres. Al mismo tiempo. en una parejas (Arostegi et al. de las mujeres. algunas habían sufrido violencia las recompensas afectivas y materiales que reciben. ciliarse’ con éste. marido o compañero sentimental. de que en maltratada por un desconocido mientras estaba en la las relaciones de pareja de las mujeres encarceladas calle ejerciendo la prostitución. aunque diecinueve de ellas reportaron violencia sexual en la parezca bien conocido.. El castigo penitenciario de la exclusión social… las mujeres que han entrado en prisión. no sólo Más allá de la tradicional ‘sospecha’ que las teorías de género/feministas han desarrollado respecto a la construcción social del amor. una vez más. Estas cuestiones necesitan ser analizadas mucho ficada y manifestada por las propias participantes. Aurora fue brutalmente violada y a la conclusión. Aisha vivió durante años encerrada en su casa. Relaciones de pareja de las mujeres Entre las mujeres que respondieron acerca de cuándo encarceladas se produjeron los episodios de violencia y quién se los infringió. diversas autoras han sugerido que las teorías feministas necesitan ‘recon- 6 Los nombres que siguen son todos ficticios. el fenómeno de la violencia contra las mujeres. ción. especialmente Durante las entrevistas. en una de relaciones de pareja de las mujeres encarceladas cada cuatro. se preguntó a las participan. y en casi miento sociológico acerca de las relaciones amoro- uno de cada cuatro casos fueron infringidos por parte sas en contextos de exclusión social y marginaliza- del novio. el citado estudio llega atada a la cama. de entre las mujeres que rasgos significativos que nos dan cuenta de una reportaron abusos sexuales de parte de una persona descompensación entre el papel que desempeñan y no familiar ni pareja. La literatura científica en nuestro contexto ha puesto de relieve otros elementos presentes en las En cuanto a la violencia sexual. se adelantan aquí unas breves notas acerca de las conclusiones Algunos relatos son tan desgarradores que se han extraídas. general. mientras permaneció encerrada en casa. 4. por tanto. empeñan y las recompensas afectivas y materiales sin poder salir.3. el estudio Relaciones amorosas combinación de uso de drogas y violencia. parece que podemos llevaba mujeres a casa. omitido descripciones aquí. Parecen existir en las tercera parte. No obstante.es un elemento presente en las vidas de muchas de por parte de desconocidos. sexual por parte de personas cercanas al entorno Éste es precisamente el foco principal de la investi- familiar. que viven en la calle o que no y si habían sufrido abusos sexuales. y por el padre u otro familiar. La información confían en la protección de la Policía y las autorida- que se ha analizado respecto a la violencia contra des para que las protejan. ya fuese alcohol u otras. gación en que se insertan los resultados presenta- res al ámbito íntimo de las mujeres. como se ha comentado. no se ha llegado a conocer infancia o en la edad adulta. Aunque la exposición exhaustiva de su vida. exclusión social y estigma en violencia en algún momento de su vida. casi dos terceras partes respondieron Aún está por desarrollarse un corpus de conoci- que se produjeron durante la edad adulta. de pareja. 2008). aquellas que se mueven en contextos de exclusión tes si habían sido pegadas o golpeadas alguna vez. Es importante tener en en su magnitud ni en sus consecuencias para la vida cuenta que varios tipos de violencia pudieron produ. Las situaciones de violencia se producen en todos los estratos sociales y en diversas situaciones. rio poner el acento en la vulnerabilidad que experi- mentan ciertos grupos de mujeres. especialmente para aquellas que se cirse en un mismo momento. desprecios y malos de vida y la forma como han planteado las relaciones tratos físicos por parte de sus parejas.3. Patricia6 fue sistemática- mente maltratada y violada por un tío suyo durante Intentando profundizar en las ideas que se apuntan meses. desde marcados rasgos de subordinación IRAILA·SEPTIEMBRE 2014 de género. la pretensión del presente artículo. Blanca fue abusada existen rasgos significativos que nos dan cuenta sexualmente por un hombre mientras dormía en la de una descompensación entre el papel que des- calle. en investigaciones previas. Algunas de las mujeres entre- encontrar algún tipo de nexo entre sus trayectorias vistadas vivieron humillaciones. desarrollado entre 2008 y 2012 (De tenido problemas con las drogas en algún momento Miguel. Es mente por parte de figuras masculinas. y que también pudieron encuentran en circuitos de marginalidad. y se trata de la violencia identi. 2010). mientras su marido la ignoraba y que reciben. dos terceras partes relaciones amorosas de las mujeres encarceladas la habían sufrido en la edad adulta y casi la mitad que se orientan. dado que las experiencias amoro- 83 . más en profundidad para comprender la interacción Veintinueve mujeres manifestaron haber sufrido de factores de género. es necesa- Encarcelamiento de mujeres. manifestaron de los resultados del mencionado estudio excede haber sufrido malos tratos. Todo ello indica cercanía de los perpetrado. Sin embargo. es la referida a malos tratos físicos y sexuales. al tiempo que necesario sacar a la luz un problema que. social y marginalidad.

3. Así. aunque sólo sea de das antes del encarcelamiento. de sus estrategias. el de clara desventaja socioeconómica. uno de cada tres. en los casos en que convivieron género. que viven en la calle o que no confían decisiones. la ruptura de la tradicional configuración familiar. La revisión de los estudios sobre prisión y mujeres presas desde una perspectiva de género parece Dado que la situación de convivencia sólo se había indicar que no se puede seguir obviando la necesidad dado en la mitad de las mujeres entrevistadas. ración y la distancia de los seres queridos. responsabilidad principal de limpiar la casa era de Tampoco se sabe aún explicar cuáles son sus conse- ellas. parejas o familiares. las de una comprensión específica. el argumento a favor de pudiera apreciar sus ambigüedades y posibilidades la adopción de medidas para sacarlas cuanto antes emancipatorias. Estas cuestiones Hemos incluido aquí un análisis de las respuestas necesitan ser analizadas mucho más en profundi- que las mujeres entrevistadas dieron acerca de su dad para comprender la interacción de factores de ZERBITZUAN 56 papel en el hogar. En ese contexto. Por ello. ya que parece cada vez más difícil justificar de prisión. Más de la mitad para aquellas que se encuentran en circuitos de se encargaba de limpiar la ropa. mientras que en casi la otra mitad de los casos cuencias para la vida de las mujeres. una forma de transcender el tiempo de encierro y proyectarse En las trayectorias de vida de las mujeres entrevista- hacia un futuro esperanzado. que las protejan. tanto desde el punto llamada a analizar el encarcelamiento de los hombres de vista cuantitativo como cualitativo. donde a menudo ellas contexto en que se encuentran excluidas socialmente mismas desempeñaban un papel activo importante y fuertemente estigmatizadas. recaía en ambas partes en en la protección de la Policía y las autoridades para dos terceras partes de los casos. Es necesario domésticas aparece claramente inclinado hacia sacar a la luz un problema que. y hogares con ciertos estándares de ‘normalización’ social. La toma de marginalidad. Lo mismo cabe decir de tareas domésticas y de cuidado.4. las penas y el castigo a los hombres. especialmente la responsabilidad era compartida. También es una que requeriría mayor atención. amor se puede entender como una forma de lograr condiciones laborales feminizadas. De esta manera. aparecen situaciones manera temporal y precaria. Las situaciones de violencia se producen en todos los estratos sociales y en diversas situaciones. aunque parezca bien ellas. no se ha llegado a estudiar con detalle. el en el sostenimiento económico doméstico. muy bajos. en lo referente a las cuestiones que implican poder de decidir. el reparto de tareas de la violencia contra las mujeres. sas son una importante fuente de sentido y significa. ganador de pan y ama de casa. De esta manera. Las generalmente penosas condiciones de partida de mizado resulta necesaria una aproximación desde las mujeres antes de su entrada en prisión ponen de una perspectiva más activa de las actrices sociales. manifiesto claramente la criminalización y persecu- de sus sabidurías. Además. y en menos de una marginalidad. Al mismo tiempo. eran las propias mujeres los que se mueven en contextos de exclusión social y quienes lo hacían de manera exclusiva. Sin embargo. los datos concuerdan con la situación teóricas de la perspectiva de género. con las herramientas proporciones aportadas se refieren a números brutos teóricas y metodológicas de los estudios de género. Por ello. general de las mujeres en los hogares españoles. 84 . casi la mitad de las mujeres dijeron que la conocido. ellos no permanecían ausentes. se ción de los sectores más vulnerables y estigmatiza- propuso una lectura del amor amplia y compleja. así ‘corresponsabilidad’. al tiempo que una forma de políticas penitenciarias y de inserción social. El amor puede ser entendido como de los muros de las prisiones se hace cada vez más una estrategia emocional y una transgresión dentro fuerte. 5. precariedad. Rol en el hogar. y en un porcentaje mentan ciertos grupos de mujeres. en un ingresos bajos o muy bajos. más allá de la opresión. 4. a pesar de la lenta la influencia de la masculinidad a la hora de compren- pero progresiva adhesión de los varones a la llamada der el delito. Puede interpretarse como una forma de semejante desproporción entre el daño causado y el unión e intimidad en un lugar en que prima la sepa. a la hora de estudiar un colectivo habitualmente victi. Conclusión Estibaliz de Miguel Calvo dos sociales. por parte de desconocidos. exclusión social y estigma en el fenómeno con su pareja. tercera parte de los casos la responsabilidad era compartida. que dos de la sociedad. es necesa- partido. lo que denota que. ante ‘liberación’ en prisión. Tareas domésticas Destacable es la importante presencia de la violencia de género a lo largo de sus vidas. no sólo El asunto de las cuentas del hogar sí era más com. De cualquier con estas mismas herramientas metodológicas y IRAILA·SEPTIEMBRE 2014 manera. de manera que en casi la mitad de los casos rio poner el acento en la vulnerabilidad que experi- se encargaban tanto ella como él. castigo recibido. como las consecuencias del encierro para ellos. sin embargo. Se reco- amor puede ser entendido metafóricamente como un mienda tener esto en cuenta a la hora de diseñar las ‘cautiverio’ en libertad. y será interesante estudiar en el futuro su papel como es la gran responsabilidad que ellas aún llevan en las padres. especialmente menor. de manera que las cifras que manejamos que desvele las particulares carencias y problemas no pueden ser más que orientativas de una realidad que afectan a las mujeres presas.

M. M. Vasco. ‘malas’ mujeres”. págs. periferia. vida7. Barcelona. Metyel. El castigo penitenciario de la exclusión social… español parecieron empezar a despuntar a partir de dinámicas de género ampliadas como en una lupa. y KEFALAS. contra las mujeres.. (2010): Andar 1 km en línea recta. del poder. et al. (eds. las mujeres tras los barrotes y sus trayectorias de vorecidos en tiempos de crisis. GARCÍA LASTRA.org/cast/ dominación.Los estudios sobre mujeres presas en el Estado Estudiar a las mujeres presas es estudiar las Encarcelamiento de mujeres. (2005): Violencia IGAREDA. GARCÍA DURÁN. del VII Congreso Vasco de Sociología y Ciencia BOTTERO. Londres. E. Á.. (2005): Stratification: Social Division and Política [cederrón].) Género y penitenciaria femenina [<http://surt. (2012): “Relaciones amorosas de — (2002): Corregir y castigar: el ayer y hoy de las cárceles de pareja en las trayectorias vitales de las mujeres mujeres. Andalucía. a no olvidarse de los colectivos más desfa. EQUIPO BARAÑÍ (2001): Mujeres gitanas y sistema penal. por la revisión del presente artículo y sus comentarios. I.. TORRENS. CANTERAS MURILLO. Revista Internacional de Organizaciones. Madrid. Ministerio de Justicia. Consejo Económico y Social [<http://surt. E. dejar de lado la realidad de este grupo de mujeres. Justo es apelar aquí a continuar en perspectiva de género han de llevar su interés hacia esta línea. M. parece haber habido un estancamiento Los estudios sobre la exclusión social desde la en este campo. Marco teórico y metodológico. CONSEJO ECONÓMICO Y SOCIAL VASCO (2011): La Madrid. et al. M. feminista”. M. Análisis de la población en BODELÓN. Sociología y Ciencia Política. 127-150.pdf>]. Madrid. Barcelona. 7 Mi agradecimiento a Raquel Royo Prieto (Facultad de Ciencias Sociales y Humanas de la Universidad de Deusto). Serie: integración y prisión. (2004): Indicadores de género contra la exclusión necesidades de la actividad socioeconómica social. Barcelona. Revista Internacional de Sociología.pdf>]. nº 35. DE MIGUEL. En los últimos años.defensordelpuebloandaluz.) (2005): La cuenta satélite del trabajo LASTRA. en CALVO SALVADOR. nº 3.. y SUSINOS.). nº 3. CRUELLS. Routledge. (dir. (2008): Prisión y género: efectos del País Vasco. ZERBITZUAN 56 encarcelamiento en mujeres y hombres presos y — (2010): “Mujeres excluidas. DE MIGUEL CALVO. La caso de la violencia contra las mujeres”. M. cárcel del siglo XXI que vive el preso. Mujeres en la no remunerado en la Comunidad de Madrid. Aurea. et al. I. Bilbao. El en CALVO SALVADOR. (2006): “Mujeres en los márgenes. (2001): ¿Quién le puso a mi vida tanta cárcel?. 85 . M. Críticas feministas del derecho y IRAILA·SEPTIEMBRE 2014 docs/estudio_final_cast. (coords. Surt de la CAPV. España. (2003): Mujeres encarceladas. Icaria. 13-17. Barcelona. University of California Press. Barcelona. e IGAREDA. Referencias bibliográficas ALBERDI. Madrid. T.es/sites/ La exclusión social desde una perspectiva default/files/mujeres_presas_0. (2009): “Pobreza y exclusión social desde la de libertad en centros penitenciarios de perspectiva de género”. EDIN. Barcelona.. M. Defensor del Pueblo Andaluz [<http:// CALVO SALVADOR. Asociación Vasca de Inequality. adecuación del sistema educativo a las GABÁS. en Actas en su entorno familiar. Ariel. (2005): Violencia: tolerancia cero. A.org/indicadors2/>]. para dar sus frutos más ricos a El compromiso con una sociología crítica no puede principios de la década de 2000. M. E. K. CÁNOVAS. (1990): Delincuencia femenina en Londres. sin embargo. e IGAREDA. págs. Comunidad de Madrid. A. (eds. (2007): “Mujeres reclusas. A. los años noventa. Comunidad de Madrid. Anthropos. encarceladas” [tesis doctoral]. E. págs. A. Zubiko. E. W.. ALMEDA. GALLEGO. mujeres invisibles”. Universidad de Comillas. Bilbao. N. E. Poor Women Put Motherhood before Marriage. (2009): “La maternidad de las mujeres presas”. N.) (2005): Mujeres. DEFENSOR DEL PUEBLO ANDALUZ (2006): Mujeres privadas BRUNET. A. construcción de marcos de interpretación. Sevilla. (2003): “El movimiento feminista y la IMAZ. La CRUELLS. 27-56. Á. Universidad del AROSTEGI. www. Bilbao. (2005): Promises I Can Keep: Why Madrid. Bellaterra. Caixa. Derecho. Informe especial al Parlamento.

C.. (2012): Mujeres en prisión: la sociedad vasca. (2001): Sin vuelta de hoja. J. 189-195. G.. de mujeres a través de su vertiente maternal. y BALMASEDA. nº 2. J. violencias de género. D. y BODELÓN. Sociales. MIRANDA LÓPEZ. M. (2007): Madres en prisión. Universidad la desigualdad: sistema de indicadores de Complutense de Madrid. C. N. M.. 93-106. MAPELLI CAFARENA. et al. Granada. prison”. Ministerio de Trabajo y Asuntos págs. vol. T. ohchr. J. C. Madrid.) (2005): Delitos y fronteras: Mujeres VIEDMA.. (2004): Pobreza y exclusión social. invisible. (1997): Niños y madres en prisión. T. E. placer y trabajo. Mujeres extranjeras en las cárceles.nodo50. Barcelona. Estado de Wonderbra: NACIONES UNIDAS (1993): Declaración sobre la Eliminación Estibaliz de Miguel Calvo entretejiendo narraciones feministas sobre las de la Violencia contra la Mujer [<http://www2. RIBAS. de Oca-Langraitz. ALMEDA. (2012): Mujeres en las cárceles YAGÜE. MARTÍN PALOMO. M.pdf>]. C. MANZANOS. B.org/tortura/varios/ NANCLARES-2005. y PALACIOS. (2011): Presunción de inocencia. ¿para qué?”. Bellaterra. Desarrollo psicosociobiológico de los RICHIE. Voces desde dentro del centro penitenciario de Pamplona. J. Madrid. JABARDO.. Madrid. y SUSINOS. vol. La Caixa. M. Dykinson. Barcelona.. (2004): “Feminist ethnograpies of women in niños residentes en los centros penitenciarios. P. págs. (2002): “Cárceles. (eds. en Política y ZERBITZUAN 56 Sociedad. A. [<http://www. Gobierno Vasco.org/spanish/law/mujer_violencia. discriminación penitenciaria. Barcelona. SUBIRATS. págs. (eds. de la realidad española y europea. (eds. Salhaketa. Feminist Studies. (2005): Rastreando lo Eguzkilore. MANZANOS. nº 7. Donostia. Barcelona. Comares. Madrid. 39. Un análisis Gasteiz. Donostia. 438-450. J. Nanclares JULIANO... 30. Pamplona. C. (1993): “La mujer y sus hijos en prisión”. Sexismo: poder. Contribución crítica e investigación aplicada a SERRANO. Virus. J. 1991. Icaria.). IRAILA·SEPTIEMBRE 2014 86 . JIMÉNEZ. OBSERVATORI DEL SISTEMA PENAL I ELS DRETS HUMANS IZQUIERDO. SALHAKETA (2005): Observando una cárcel. y DEL VAL. (2003): Situación de las mujeres en las cárceles del País Vasco. Anthropos. E. J. Vitoria.htm>]. y VEGA SOLÍS. 377-397. B. Ayuntamiento de Barcelona.) (2012): Condenadas a extranjeras en prisión. (2006): La cárcel en el entorno familiar. Gakoa. (1991): Cárcel y marginación social. págs. Salhaketa Gakoa. Historia de las cárceles de Andalucía. nº 2. y FRANCÉS. Vitoria-Gasteiz. MIRANDA. Madrid.